Umarekawatta

Azad

NUser
Registrado
25 Ago 2018
Mensajes
735
Caminar por uma era relajante, siempre ayudaba a despejar la mente, pero particularmente también era siempre donde se pactaban los combates que me llevaban a quedar hecho un coladero en el coliseo. Esta mañana al menos pintaba ser distinta, hasta el momento no había visto a nadie, y la verdad era que así lo prefería, me sentía frustrado, habíamos fallado rotundamente una misión que se suponía debía ser simple.

Tras caminar un buen rato, soltando un buffido de frustración de vez en cuando me deje caer en el zacate. Viendo al cielo coloqué mis brazos detrás de la cabeza y de repente estaba noqueado.

Tal vez habían pasado 10 minutos o 2 horas, pero el sobresalto con el que me levante me dejo desubicado, -¿Dónde estoy?, pensé inmediatamente, tratando de ubicarme, tras cerrar los ojos y respirar hondo recordé que me había quedado dormido en la grama, -Eso estuvo muy raro de mi parte, pensaba mientras seguía contemplando el cielo, -Bueno a caminar, me dije poniéndome de pie.

Poco tuve que caminar hasta que vi a una cara conocida. Me acerqué hasta el árbol donde estaba Asta y me senté a un lado, dejando una distancia prudente, -¿Qué tal, cómo va todo?, le decía tranquilo.
 

Pretoriano

NUser
Registrado
14 Ene 2017
Mensajes
1,120
Había sido una semana intensa para Tareni. Después de la fracasada misión en la escuela y el percance en el mercado durante la navidad. Estaba de nuevo en Uma para refrescar sus pensamientos.

Allí estaban Bast y Asta. Soltó un bufido. No eran ni los más interesantes ni los más agradables. Especialmente el mentado Asta, al cual últimamente se lo encontraba cada dos por tres. Se acercó a ellos, tenía un saldo pendiente con Bast.

¿Qué hacéis por aquí, inútiles?

Antes de que respondieran, empujó con fuerza a Bast. Detestaba a aquel genin siempre correcto, sólo ver su cara de tranquilidad le producía desprecio.



___________
 

Joseking

NUser
Registrado
26 May 2016
Mensajes
2,686
Llegaba a Uma despues de mi enfrentamiento con Bast, el si me habia logrado herir, también por la naturaleza temeraria de mis ataques durante ese enfrentamiento, en el momento que comencé a pelear tomando distancia la pelea se inclino de un solo lado, pero habia recibido un mensaje de un viejo amigo, que decía que quería verme. - Ya viene un poco retrasado. Pensaba mientras caminaba por el gran arbol un poco alejado de todos los que estaban por ahi.

Me decidí sentar mientras esperaba, me habia cansado de caminar. <<Akimichi Spuder... solo puede significar una cosa que quiera verme, quiere pelear conmigo>>. Pensaba bastante dubitativo, era un ninja de mi generación y en algún punto mi rival, constantemente me habia superado hasta el momento de mi ascenso, pero en este punto no estaba seguro de tener una oportunidad contra el en combate.
 

Spudermon

NUser
Registrado
3 Ene 2018
Mensajes
941
Hacía relativamente poco tiempo había logrado una victoria moral contra un chunin. Si quería hacerme más fuerte debía seguir entrenando en combates reales contra oponentes que me superaran.

Tras los eventos en el asalto a los moradores de la niebla mi impresión sobre mí mismo había cambiado. Me sentía capaz de todo, pero sentía que me faltaba algo. Si quería poder ascender mínimo debía ser capaz de plantarle combate a los shinobis más fuertes que conocía. Con ese motivo le pedí una reunión al chunin que me salvó la vida.

Salí de casa armado hasta los dientes. Cuando llegué al punto de reunión ya estaba allí esperándome. -Buenas, gracias por aceptar mi invitación.- Clavé mi rodilla izquierda al suelo y mirando hacia abajo realicé mi petición. -Te debo mi vida y no quiero resultar egoísta, pero debo pedirte otro favor. Si no quiero volver a llegar a la misma situación, necesito hacerme más fuerte. ¿Aceptarías un duelo oficial? - Alcé una mirada llena de seguridad, que clavaría directamente en sus ojos. Esperaba que aceptase. -Esta será la última vez que veas mi vulnerabilidad.- Me levanté esperando por la respuesta del chunin con el que ya me enfrenté hace mucho tiempo. cuando ambos éramos genin.

Aunque mi propuesta hubiera sido tan formal, no estaba enfadado con el mundo, si le apetecía comentarme cualquier tema no dudaría en quedarme un rato más hablando.
 
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,960
Llevaba meses sin pasar por aquel lugar, la tranquilidad y belleza del sitio enamoraba a todos los que allí llegaban, mas por alguna extraña razón, un sitio tan hermoso y pacifico como ese se había vuelto un lugar asiduo para pactar combates y enfrentamientos en el coliseo. Llevaba tiempo sin batirme en duelo con nadie y habia desarrollado numerosas habilidades mas haya de mi dojutsu y mi velocidad y quería un rival para comprobarlas.

No sabía nada de Hana, ni tampoco de Zuko, Asta estaba aun demasiado verde como para un combate justo, necesitaba un chunnin, alguien fuerte y de habilidades interesantes. Kira fue el primero que llego a mi mente, no hacía mucho habíamos realizado una misión juntos y sabía de que era capaz el Nara pero siempre mantenía un perfil bajo en el coliseo, no le gustaba batirse con luchadores como Hana o yo y usaba los combates mas como entrenamiento que como retos.

Takeshi, Ryoma, Argimn o incluso Chonnan, todos chunnins pero ninguno interesado en los combates y entonces recordé algo-. ¿Spudermon verdad?-pregunté al ver al Akimichi hablar con Kira-. Estoy buscando a Kaedelol Aburame, ¿Sabes donde puedo encontrarlo?.-no había pensado en él en primera instancia porque posiblemente fuera el chunnin con el que menos trato tuviera, tan solo había luchado con él una vez y se rindió al poco de empezar el combate. No conocía mucho sobre el clan pero si había escuchado que lo conmemoraron con un titulo en la invasión de konoha, debía de ser alguien poderoso.

FDI- Combate sexy con kaede
 

Kaedelol

NUser
Registrado
10 Jul 2017
Mensajes
816
Tras los destrozos que causamos Spuder y yo con nuestro combate, me dirigía a comprobar que habían retirado los cadáveres de mis insectos. No me interesa que una especie local mutase por alimentarse del chakra que tenían mis insectos fallecidos y desarrollasen un gusto especial por la carne de kikaichu.

De camino a la zona de combate era inevitable pasar por la zona donde se reunían los ninjas, allí pude ver la roja capa de Spuder y más gente que se encontraba posiblemente compartiendo tiempo y entrenando. Me acerqué para saludar y pude escuchar como Akemi Uchiha se encontraba buscándome: Pensaba que con tu jutsu de teletrasporte con el que tomaste al Hokage te permitía aparecer ante cualquier persona - había llegado al árbol. Spuder y Kira estaban a lo suyo y llamé la atención del chuunin. ¿estás buscando poner a punto tus habilidades antes de salir contra los mutantes? Si es así, nos vemos en el coliseo cuando quieras, debemos dar nuestro máximo potencial

FDI: Justificación para luchar: entrenamiento para el evento ya pasado, ya que la asamblea no ha cerrado.
 

Joseking

NUser
Registrado
26 May 2016
Mensajes
2,686
- No me debes nada. Le dije a Spuder que tenia la idea errada de que le habia salvado la vida. - Debí haber estado ahí desde el principio comandando al escuadrón B, debí enviar a Takeshi con mi invocación a la villa y yo seguir adelante, cometí tantos errores que es imposible enumerarlos y les falle como sub capitán del escuadrón B. En ese momento apreté mi puño. - Debí estar codo a codo dando apoyo desde el principio conmigo no fuéramos llegado a esa situación. Le decia al Akimichi.

Además. Dije poniendo mi mano en el hombro de Spuder. - No te subestimes a ti mismo, ambos sabemos que tu eres bastante mas fuerte que yo. Le dije al Akimichi intentando sonreír, no era fácil yo sentía que les habia fallado a todos en el escuadrón B y E, pero parecía ser que ellos no lo veían de esa forma y ese paralelismo inverso no me dejaba de comer la cabeza, era como tener un crédito que no merecía.

-Acepto el reto Spuder, gracias por tomarme en cuenta. Posteriormente llegaron Kaedelol y Akemi los mire a ambos, guardaba muy buena relación con los dos, pero con Kaedelol habia vivido ya un par de experiencias y siempre parecía ser que estábamos en la misma pagina, pensábamos de forma similar, excepto por nuestra relación con Hyoru. - Eh, que bueno veros por aca. Dije poniendo mi puño para que los chocásemos. - ¿Akemi que ha pasado en tu grupo? en el nuestro la cosa fue complicada pero gracias a ellos dos. Dije señalando a Spuder y Kaedelol. - Se logro contener la situación. Decia a Akemi a espera de saber que habia pasado en el escuadrón A.
 

_cassiel_

NUser
Registrado
25 May 2016
Mensajes
2,014
Mis pasos me llevaron a Umarekawatta, era un lugar sereno que evocaba paz y tranquilidad, pero que a la vez era el favorito de diferentes ninjas para pactar combates “amistosos”, en los que compartirían experiencias y medían egos. Una ironía en sí misma.

Las veces que había venido había terminado en el escenario del coliseo, como una burda entretención para las masas. Un circo en donde éramos el espectáculo. Estaba claro, los ninjas habían perdido el respeto que merecía este lugar simbólico, pero en cierta forma, quitando todo ese misticismo, solo era un árbol enorme, un matón del bosque, nada más. Otra forma de ejemplificar que, en este mundo, el fuerte pisa al débil.

“Se adecua al fin que le han dado.”

Llegué a paso cansino, meditando las vivencias dispares de este último tiempo, por un lado, había vuelto vivo de la expedición, un gran logro, y por otro no había podido cuidar a un grupo de imberbes. “Que desgracia.” Esto me divertía, una situación jocosa, hilarante, la cual me mostraba mis flaquezas. Había errado, mi mente no estuvo en sus cabales ese día. Dejé que la situación me afectara, un error. Quedaba aprender de mis errores.

Me paré en seco, había mucha más gente de la normal ese día en Umarekawatta. Ignoré a la mayoría, pero no pude obviar al último grupo. “Bast, Tareni y Asta. ¿Qué harán acá?” Mi última misión fue en compañía de este grupo variopinto. Los alcance a oír, a cada uno de ellos, hablaban de combatir. “Otra vez.” Tareni y Bast eran asiduos combatientes, con más derrotas que victorias, pero seguían intentándolo. “¿Debería?… no he comprobado mi nivel. Experiencia práctica es necesaria.” Dije mientras cerraba mi mano y la contemplaba. —Bueno, bueno, están allá a donde vaya. Yo también me uno al espectáculo. —diría una vez me hubiera decidido, medirme contra otros genin más fuertes que yo podría ser fructífero.
 
Registrado
25 Abr 2018
Mensajes
361
Ubicación
la playa
Cuando el médico le dijo que ya había sanado y se podía ir del hospital, no sabía cómo responder. Había pasado tanto tiempo... y ella ni siquiera se había enterado. En su memoria recolectaba fragmentos de su prueba de graduación como Gennin, pero después, no había nada. Oscuridad total. Sin embargo, evidentemente el tiempo había pasado, y lo notaba en su rostro, que ya no era el de una niña. Le había preguntado al médico cuándo recobraría la memoria, pero éste le respondió que esa era una pregunta muy difícil de contestar. La amnesia era una patología que todavía no se terminaba de comprender, fácil de diagnosticar pero difícil de predecir. "Puede ser que de a poco vayas recobrando la memoria hasta que recuperes todo, puede ser que sólo vuelvan fragmentos o puede ser que nunca recuerdes nada", le había dicho el ninja médico. Y no, no existía ninguna técnica que él pudiera utilizar para ayudarla a recordar.

Salió del hospital desorientada, sin saber a donde ir, y se encaminó a su casa. Sin embargo, cuando llegó, casi no la reconoció. El rojo ladrillo del frente casi no se veía debajo del musgo, la humedad, y... ¿esos eran graffittis? La ira la invadió. ¿Cómo se atrevían...? ¡Su propiedad! Tenía la desventaja de vivir en una zona alejada del centro, rodeada de árboles y no demasiado iluminada. Eso seguramente había favorecido que desfiguraran su fachada. Sin embargo, recién al acercarse a unos diez metros se dio cuenta de lo peor de todo. Un árbol con un tronco enorme se encontraba aplastando su casa, habiendo partido el techo al medio, y habiendo atravesado la mitad de la pared. ¿Cómo demonios había ocurrido eso? Sin duda había sido una tormenta terrible. Los ojos se le llenaron de lágrimas y se dio media vuelta. No tenía sentido intentar entrar a su antigua casa ahora. No era más que escombros. Ni siquiera tenía forma de repararla, no tenía ahorros, no tenía trabajo...

Sus pasos la alejaron más y más de la zona de viviendas, y se dejó llevar, deambulando por la aldea. Tenía un millón de pensamientos cruzándole la cabeza. ¿Dónde viviría ahora? ¿Cómo podría trabajar si ni siquiera estaba segura de qué habilidades tenía? ¿Tendría que aprender a ser ninja de nuevo? Con el ceño fruncido por la preocupación que la acechaba, se fue adentrando en el bosque, donde los árboles se volvían cada vez más altos y frondosos, y la luz del sol apenas lograba atravesarlos. Este lugar lo recordaba, y le generaba una extraña sensación de nostalgia. ¿Sería este un lugar que solía frecuentar en sus años perdidos? Un gato negro se acercó a ella y se le refregó en las piernas. Akane se agachó a acariciarlo. El pequeño felino respondió con agrado, ronroneando, antes de seguir su camino. Sin duda este era un lugar que conocía.

Entre las sombras podía distinguir algunas siluetas de quienes suponía eran ninjas, y decidió sentarse en una raíz tan ancha como ella misma. Quizás si se quedaba aquí, en un lugar que sentía que conocía, comenzaría a recordar. Además, no era como que tuviera otro lugar a donde ir.
 

Ikutsu

NUser
Registrado
4 May 2017
Mensajes
1,517
Emoción, alegría, expectación. Ya había estado allí antes, pero nunca por su cuenta. La figura frágil y femenina se movía por entre la vegetación, disfrutando de una libertad que no tenia hasta ahora. No era que no se le permitiera ser libre, pero ella sabia que tenia que regresar cada tanto: Su condición así lo ameritaba. E igual no podía dejarlo solo, no a él. Jamás ni nunca.

Sin embargo, no era momento de pensar en eso. Era momento de explorar, de pasear, de conocer nuevas experiencias, no importaba si aquello incluía perderse en aquella pequeña zona boscosa. ¿Se encontraría a alguno de sus conocidos? ¿Cómo reaccionarían al ver que estaba sola? ¿Qué tretas podría jugarles? Pensaba una y otra vez mientras avanzaba a paso ligero.

¿Qué es eso que esta allí? Se cuestiono. Tras acercarse un poco se dio cuenta que no era un “eso”, sino un “quien”. A medida que recortaba la distancia podía notar que no se trataba de alguien a quien conociera personalmente, sin embargo, en su mente un nombre comenzó a sonar, no producto de sus recuerdos, sino de los de él.

Decidida, se acerco a la chica sentada en la raíz del árbol. Obviando toda posible regla o acuerdo no escrito sobre el espacio personal, coloco su cara muy cerca a la de la pelirroja. No parecía tener mucha mas edad que ella misma. Claro, eso si se tomaba en cuenta la edad que ella misma aparentaba, dado que en realidad era muchísimo mas joven de lo que se podía llegar a creer.

-No pareces ser como él te recuerda- dijo sin más la peli violeta -En términos generales, no pareces estar muy bien- comento una vez más, mientras procedía a rodear a la chica sentada, intentando determinar su estado actual. -¿Qué se hace en estas situaciones? ¿Debería llamar a un médico o algo? - pregunto con total honestidad.



FDI: Momento de complicar un poco las cosas xD
 
Registrado
25 Abr 2018
Mensajes
361
Ubicación
la playa
¿Dónde vas a vivir ahora? No tienes dinero para pagarte un hotel. Ni para reparar tu casa. ¿Piensas quedarte todo el día aquí sentada esperando que la memoria te vuelva mágicamente? Seguro eras una ninja mediocre de todas formas. ¿Crees que alguien te extrañó? Nadie estaba allí cuando te dieron de alta en el hospital. Se olvidaron de ti. O nunca hiciste amigos.

Estaba completamente perdida en esos pensamientos destructivos que se negaban a dejarla en paz cuando de pronto se encontró cara a cara con una chica que prácticamente se le había tirado encima. Estaba demasiado cerca, y eso a Akane no le gustaba. Estaba segura de que a esta joven no la conocía de antes, porque cualquiera que la conociera sabría que con ella el espacio personal se respetaba o se respetaba. Estaba a punto de pedirle que se alejara cuando ésta le habló.

—¿A quién te refieres? —respondió, confundida. Frunció el ceño. Ese comentario sobre su estado actual era bastante grosero. Claro que no se veía bien, lo sabía, se había mirado al espejo antes de irse del hospital. Tenía ojeras y le habían crecido las raíces. Además estaba quebrada y no tenía dónde dormir. Así que obviamente no lucía tan radiante como la chica de cabello violeta que estaba frente a ella.

—Claro que no me veo bien. Evidentemente no me conoces, —gruñó. —¿Quién eres y qué quieres?
 

Ikutsu

NUser
Registrado
4 May 2017
Mensajes
1,517
-Normalmente mi hermano ayuda a otros cuando no se ven bien- replico la pelivioleta encogiéndose ligeramente de hombros. –¿Tu no haces lo mismo? - pregunto mientras se paraba frente a su interlocutora, inclinándose ligeramente hacia adelante, tratando de mantener al mínimo la diferencia de altura.

Una sonrisa pícara se dibujó en su cara –Por supuesto que no nos conocemos. Sin embargo, mi hermano sí que te conoce- respondió divertidamente. –Se puede decir que soy nueva por acá. Me llamo Hiroka, Hiroka Aragi- le ofreció la mano a la pelirroja. –Un gusto en conocerte Akane Uchiha- dijo con una sonrisa.

Ya con las introducciones fuera del camino, Hiroka se coloco en cuclillas delante de ti, asegurándose que su vestido no revelara nada que no deba ser revelado, y mirándote fijamente volvió a la ofensiva con las preguntas: -Y bien, ¿Por qué no te encuentras bien?-
 
Registrado
25 Abr 2018
Mensajes
361
Ubicación
la playa
¿Su hermano? Entonces realmente no conocía a esta chica. Suspiró aliviada. Detestaba pensar que alguien la conociera y ella no reconociera a la otra persona. ¿Qué clase de ventaja podrían tener otros ninjas sobre ella si la conocían más de lo que se conocía a sí misma? Sin embargo, en este caso no importaba. La chica sólo parecía conocerla a través de otra persona y además no se mostraba agresiva en absoluto.

—No, no me meto en los asuntos de los demás, —contestó malhumorada. —Un gusto en conocerte también, supongo.

De pronto, frunció el ceño y se encendieron alarmas en su cabeza. ¿Cómo sabía su nombre si no la conocía personalmente? Algo no cerraba. Debió haberse dado cuenta antes. Si hacía casi dos años no andaba por Konoha, y de pronto alguien venía y la reconocía, pero decía no conocerla realmente... ¿qué pasaba?

—¿Cómo sabes quien soy? ¿Sólo por los relatos de tu hermano pudiste ubicarme? Debe haber muchas pelirrojas desgraciadas en Konoha.

Todo era sospechoso. Tal vez ella estaba paranoica porque su estado de amnesia le generaba demasiada inseguridad, pero aún así esta chica tenía algo raro. Y Akane averiguaría qué era.

—Mmm, no lo sé, —respondió a su última pregunta. —Tal vez tú puedas decírmelo, ya que pareces saber tanto sobre mí.
 

Ikutsu

NUser
Registrado
4 May 2017
Mensajes
1,517
Una sonrisa picara se dibujo en la cara de Hiroka al ver la confusión de su interlocutora. -¿relatos? No.- Dijo moviendo la cabeza de lado a lado suavemente. - Recuerdos. - respondió de una manera que dejaba al aire mas dudas que respuestas. -Y no te preocupes, no conocemos muchas pelirrojas en la aldea, así que me parece que eres la única pelirroja desgraciada de la aldea- dijo jocosamente.

-Solo se lo que él sabe- declaro Hiroka mientras se erguía de pie. -Lo ultimo que supo de ti fue que te habías desmayado en el ultimo examen chuunin y desde entonces no te ha visto más- Hiroka había llevado su dedo indicie hasta sus labios, cubriéndolos de forma perpendicular, dándose pequeños golpecitos, como si aquello le ayudara a pensar.

-Siempre se preguntó que te había pasado, pero no consiguió información sobre ti. – Añadió, seguido de una pequeña pausa mientras te observaba, intentando analizar mas de ti. De un momento a otro una muesca de dolor se dibujo en la cara de Hiroka. Duro un par de segundos nada más, pero bastaría para que te dieras cuenta de que algo había sucedido.

La peli violeta cambio su atención hacia su mano, mientras que comenzaba a abrir y cerra el puño frente a ella. -Parece que el tiempo se ha alargado solo un poco- dijo más para sí misma que para hacer conversación. -¿La distancia tendrá algo que ver?- se pregunto sin dejar de verse la mano. Finalmente levanto la mirada, mirando fijamente a Akane. -¿Tu que opinas?- pregunto inocentemente.
 
Registrado
25 Abr 2018
Mensajes
361
Ubicación
la playa
¿A qué se refería la chica de cabello violeta con recuerdos? Akane se sentía cada vez más perdida. Si estaba confundida y molesta porque le faltaba parte de su memoria, el aire misterioso con el que le hablaba la joven sólo empeoraba eso. ¡Quería respuestas! Esto no la ayudaba en absoluto. Parecía raro y sobrenatural.

—¿Y quién es tu hermano? —preguntó Akane al fin. Quizás escuchar el nombre ayudaría a refrescar su memoria. —No me ha visto más porque he estado en el hospital. Apenas me dejaron salir hoy, desperté hace dos días.

¿Cómo era posible que el hermano de la chica hubiera buscado información sobre ella y no la hubiera encontrado? Si estaba hospitalizada, ¡no escondida! No era tan difícil saber su paradero. Le parecía que no eran más que excusas. Sin embargo, si este hermano sabía acerca de ella, quizá podía ayudarla con su problema de memoria...

Sus pensamientos se vieron interrumpidos cuando la cara de la chica se vio contorsionada por... ¿dolor? ¿Qué demonios ocurría ahora?

—¿Pasó algo? —preguntó, frunciendo el ceño. Después de un largo rato de ser examinada, ahora era Akane la que examinaba a Hiroka. La chica comenzó a hablar, pero para Akane no eran más que incoherencias. No entendía a qué se refería. —¿Qué opino sobre qué? ¿Qué ocurre? ¡Deja de generarme más dudas, ya tengo bastantes!

Molesta, se dio media vuelta para alejarse de ella. Ya era suficiente de hablar con alguien que sólo la confundía cada vez más.
 
Registrado
2 Mar 2017
Mensajes
1,239
Otro día pasaba en mi vida, pero estaba estaba algo mas contento, acababa de ganar mi primer combate en el coliseo y encima contra los miembros de mi grupo de misiones. Pensaba que iba a ser un combate totalmente diferente, pero bueno seguramente, querían probar algo nuevo o simplemente no se esperaban mi fuerza. No les había demostrado mucho, pero al parecer no pudieron parar mi embestidas. Necesitaba volver a combatir, quería seguir combatiendo, necesitaba volver a experimentar esa adrenalina que sentí en mi combate contra Eiji y Bast.

La ultima vez conseguí un combate contra estos personajes en Umarekawatta, así que sin pensármelo dos veces puse rumbo a aquel lugar magnifico. En unos cuantos minutos me plante en aquel maravilloso lugar que siempre me había traído tranquilidad y paz espiritual. Pude ver a lo lejos como habían dos chicas hablando en aquel lugar, no había nadie mas, así que no quise ser inoportuno y me senté en uno de los arboles que estaban cerca de ellas. Gracias a mi suerte las chicas no se fijaban mucho en mi, bueno ni chicas ni chicos, aunque últimamente, había mejorado mis relaciones, pero aun me quedaba bastante para tener la confianza en mi mismo de hablar con plena confianza.

Una vez ahí sentado me coloque en modo de reflexión con mis katanas apoyadas en mi y saque mi cartel. En ese cartel se podía leer claramente-Busco combate-. Ahora solo me faltaba que alguien que lo leyera y decidiera tener el valor de pelear contra mi. Solo deseaba que no me tocara alguien como Akemi, seria un combate muy desigualado.
 

Pretoriano

NUser
Registrado
14 Ene 2017
Mensajes
1,120
Tareni estaba en Uma de nuevo. Siempre que andaba por allí terminaba combatiendo en el coliseo, frecuentemente con Bast o Kira, generalmente estos combates eran casualidades, usualmente producto de la ira, pero esta vez era diferente. Estaba por allí en busca de Eiji, su compañero de misiones.

El hyuga era una rata débil, que rehuía el combate directo y sólo sabía refugiarse en la espalda de los demás o eso pensaba Tareni hasta el momento. Por eso debía comprobarlo, en el último combate lo había sorprendido. Era el mundo al revés, él había sido vencido por aquel debilucho. Debía solucionarlo cuanto antes, demostrar frente a todos quién mandaba.

Camino por el lugar mirando a todas partes, buscando al susodicho, había más gente de lo habitual, algunas caras desconocidas, vio al genin que recién conocía sentado por allí, pero no le prestó atención, hasta que descubrió una cabellera roja que conocía muy bien.

El Nara pelirrojo



___________
 

Joseking

NUser
Registrado
26 May 2016
Mensajes
2,686
Llego a mi Tareni, lo vi, sabia lo que quería, volver a enfrentarse conmigo, nuestra diferencia de nivel no era un impedimento para el, su idea era pelear conmigo hasta derrotarme era un sujeto necio pero bastante constante y era algo a tomar en cuenta. Antes de que este me dijera cualquier cosa le hable yo. - Si tareni, si quiero pelear contigo, pon el cartel en el coliseo. Los combates con el eran sumamente satisfactorio el aumento de nivel entre combate y combate era notorio, yo no era un ninja que me centrara en combates sino, búsqueda y captura, el era todo lo contrario, sin duda en algun momento podria igualarse a mi pero era muy pronto para saberlo.
 

Ikutsu

NUser
Registrado
4 May 2017
Mensajes
1,517
Las palabras de Hiroka parecían incomodar y hasta molestar a Akane, y eso divertía un poco a la peli violeta. Sus habilidades sociales no eran malas, pero no podía evitar sentir cierta satisfacción al molestar a los demás. Cuando la pelirroja se giró para retirase, Hiroka volvió a hablar. -Si te vas a ahora, no le conoceras. Quizas sepa algo mas de ti.- dijo con la misma sonrisa burlona de hacia rato.

Había tirado la carnada, era momento de ver si Akane picaba.



Un fuerte pinchazo recorrió mi brazo. Sabía de muy buena fuente que a ella también. Ya había pasado mucho más tiempo del acostumbrado, y aunque en un principio representaba un avance comparado con veces anteriores, aun no era suficiente. “Tenemos que juntarnos” fue mi respuesta mental a aquel evento. Y sabía que ella pensaba igual.

Con aquel objetivo en mente, me dirigía hacia el lugar donde estaría. Ya lo habíamos hablado: Iría un rato a pasear a la zona de Umarekawatta y luego volvería. Pero algo parecía haberla distraído. No podía decir que no lo esperaba del todo, pero ya debería estar un poco mas consciente de sus alrededores, así que a menos que haya pasado algo, no tendría por qué haberse distraído por tanto tiempo.

Aquel sitio siempre era un punto de reunión para los diferentes operativos de la aldea. No los culpaba, era un lugar para relajarse, alejado de todos los problemas exteriores, a pesar de que en cuando en cuando se generaba algún problema allí mismo.

Esta vez no había mucha gente, pero las pocas personas que estaban llamaron mi atención de maneras diferentes. La primera se trataba de la persona que estaba buscando: Hiroka se encontraba charlando con una chica. Chica que fue la segunda persona en llamar mi atención: Akane Uchiha, a quien no había visto desde aquel examen chuunin en el que había ascendido. El ultimo era un chico que portaba un par de Tachis, las mismas que portábamos Hyoru y yo. “¿Otro estudiante?” pensé con curiosidad mientras instintivamente llevaba mi mano derecha a la guarda del Tachi que colgaba de mi cintura.

Pero primero, era lo primero. Me acerque a mi gemela para verificar su estado de salud. -Si, yo también sentí ese pinchazo- respondió de inmediato, como si pudiera leerme la mente. -Eso significa que aun no podemos pasar tanto tiempo separados. ¿Quieres aguantar un poco más? - pregunte lleno de preocupación. -No te preocupes hermano, puedo aguantar. Ahora ¿qué me dices de ella? No se acuerda de ti, al parecer no le causaste buena impresión hermanito- Hiroka hacia referencia a Akane, quien estaba a punto de partir.

Acostumbrado a las puntas e indirectas de mi hermana, no me preocupe por su tono, pero si me gire hacia la Kunoichi en cuestión. -Akane ¿Cómo estás? ¡No te veo desde el examen chuunin! ¿Cómo te ha tratado la vida en todo este tiempo? – Aunque no conocía tanto a la Kunoichi, podía decir que al menos mal no nos llevábamos.

No le quitaría el ojo al tipo de los tachis. Tenia un cartel en donde ponía que buscaba combate. No lo conocía, pero el hecho de que portara esas armas tan especificas llamaba mi atención. Cuando tuviera el chance, iría a conversar con el al respecto.
 
Registrado
25 Abr 2018
Mensajes
361
Ubicación
la playa
Estaba a punto de irse lejos de la chica de cabello violeta, pero las palabras que salieron de su boca la forzaron a detenerse y quedarse en el lugar. Dándose vuelta para darle la cara de nuevo, la miró con molestia.

—Bien, ¿dónde está entonces? —demandó.

Su pregunta tuvo respuesta cuando llegó un joven al lugar, que por el color de su cabello no podía ser otro que su hermano. Sin embargo, al verlo, los recuerdos no aparecían. No tenía idea de quién era. Hasta donde Akane sabía, jamás lo había conocido. Hablaban entre ellos como que Akane no existiera, y ella los observaba completamente absorta en su conversación. ¿No podían separarse mucho tiempo? ¿Acaso estaban malditos o algo por el estilo?

No tuvo tiempo de seguir pensando en ello, porque de pronto el chico fijó sus ojos en ella y la saludó como si la conociera. Sabía su nombre.

—Yo... —comenzó Akane, sin saber cómo explicar lo que ocurría. —Lo siento, estuve en coma mucho tiempo. Al parecer fue un golpe que recibí en el examen. Y he perdido gran parte de mi memoria. No te recuerdo.

Sin embargo, aunque no recordaba, había algo que sentía que le generaba confianza. Era como que su subconsciente le estaba diciendo que podía confiar en él. Sabía que lo había conocido. Y al parecer habían sido buenos recuerdos.

—¿Hay algo... —se mordió el labio, iba a pedir algo extraño—, que puedas decirme acerca de mí? Si me conociste como ninja, ¿puedes decirme cómo era yo en ese tiempo? Sólo eso, y no te molestaré más.
 
Arriba