Umarekawatta

Pretoriano

NUser
Registrado
14 Ene 2017
Mensajes
463
Tareni se adentró en aquel lugar que los shinobis llamaban Uma. Era la primera vez que andaba por allí. Vió algunas caras familiares, pero nadie conocido.

Allí estaba el desgraciado que había compartido misión con él días antes. Tareni sonrió al recordar las cosas que había hecho en aquella misión. Bast-san habló sonriente. Qué bueno que estés bien hizo una reverencia frente al chunin pelirrojo que acompañaba al genin.

Estamos aquí para practicar con usted Kira-chan dijo Tareni con una sonrisa, perfectamente consciente de haber cambiado el honorífico a uno femenino. Dice Bast-san que usted es el chunin más cobarde por aquí y pensamos en comprobarlo

El joven genin se ajustó la katana para que él otro la viera y miró a Bast, sin dejar de sonreír ni un instante.


___________
FDI: Pues eso, cuelga cartel y avisa para aceptar.
 

martinilimon

Master Crónicas
Registrado
10 Oct 2016
Mensajes
4,612
Hyoru parecía encontrarse algo cohibido con todo aquello, no le culpaba. Aquella cercanía entre un chico y una chica no era nada habitual, aunque no le veía como un hombre, solo como un ¿amigo?. - Bueno... si quieres venir vale.

Salimos de Uma, y aproveché el trayecto hasta casa para explicarle algunas cosas. - Todo lo que tiene que ver con el raiton, se basa en la velocidad. - Le dije mientras cruzábamos las calles. - Al menos las técnicas que yo hago. Y aunque tengas poca fuerza, cuanto más deprisa vayan tus rayos, más daño haces. ¿Simple no?. - Le pregunté. - No pensaba decirle esto a nadie, pero ya le pregunté a uno sobre la técnica, así que no tengo problema en que tu lo sepas. - Estaba a punto de explicarle que trataba de conseguir mejorando el control sobre el Raiton. - Se supone que hay una técnica que te convierte prácticamente en un rayo. O al menos te da sus atributos. Leí hace tiempo sobre esa técnica, y es mi objetivo desde entonces. Aún no te diré todo sobre ella, pero te ayudaré a dominar el Chidori. - Habíamos llegado al distrito Uchiha, y pronto a mi casa.

Abrí la puerta y le miré. - ¿Quieres agua o algo?. - Le pregunté, la cocina estaba a la derecha, pasado el recibidor, si quería le dejaría pasar hasta ahí. Visualizando entonces una cocina pequeña, pero extremadamente limpia y ordenada. En la encimera, dos platos, dos vasos y dos cubiertos, listos para ser usados. " Si voy a empezar a recibir visitas, quizás debería comprar más " . - Aquello era todo cuanto tenía, aunque para mi sola, y Jayu en ocasiones, era más que suficiente.



FDI: Luego posteo el lapso de tiempo xD
 

Joseking

Moderador
Registrado
26 May 2016
Mensajes
2,389
Finalmente aparecieron los chicos que me habían citado Bast se presentó de forma muy respetuosa y claramente recordaba nuestro enfrentamiento anterior por breve que fuera. Más sin embargo el otro se había presentado de una forma cuando menos singular... Burlándose de mí y además diciendo que bast se burló de mí, por la forma en la que se había presentado Bast podía Intuir que este chico Tareni me mentía. <<Me están retando a un combate y sin embargo me agrede verbalmente de esa forma... ¿Acaso querrá que no me contenga? Eso es muy valiente>>. Pensaba mientras dejaba escapar una sonrisa.

Aun estaba un poco atónito porque Hana había decidido saludarme educadamente, era mucho, pero mucho más de lo que estaba esperando de ella, pero decidí dejar de darle bola al asunto y nuevamente pasar con los muchachos, los mire de arriba a abajo y hablé calmadamente. - Si ha escuchado que soy el chunnin más cobarde es una desicion más que inteligente retarme a mi en el coliseo. Bien hecho Bast investiga a tu enemigo. Quizá intentaba jugar con la paciencia del chico Tareni, quizá no. Pero ambos eran muy interesantes. - Me parece bien, aceptó su propuesta y me enfrentaré a ambos, intentaremos fomentar su trabajo en equipo, díganme loco pero puedo percibir que no es el mejor y sin embargo es la base del entrenamiento gennin. Iré a poner el cartel en el coliseo cuando tengan oportunidad pasen a confirmalo. Hasta ese día, nos vemos. Le dije a los dos chicos sonriendo amablemente antes de retirarme.
 

jamyneitor

NUser
Registrado
29 May 2016
Mensajes
2,820
Ubicación
Viviendo como genin para mantener la integridad
Había disfrutado de mi estadía en casa de Hana, fue una experiencia un tanto nueva para mí, pero aun si me hubiese gustado acompañarla más tiempo después de lograr esa cercanía debía volver a casa y descansar, pues tras toda la faena del día me encontraba bastante agotado.

.....................................................................................................................................​


Dos días pasaron tras la visita a Hana y era hora de ir a Uma pues habíamos acordado vernos con Ryoma para explicase algunas cosas que habían pasado, realmente no tenía demasiados ánimos, pero mi curiosidad había podido más y ahora me encontraba caminando lentamente hacia aquel sitio que solía visitar de manera casual,

A lo lejos en medio del bosque pude ver a Ryoma con una chica muy similar a él, pero de una estatura menor y comencé a caminar muy lentamente sin dar a conocer mi posición de momento, no esperaba que me viesen, no hasta que estuviese ya muy cerca, lo cual me daría incluso tiempo de arrepentirme si deseaba hacerlo al ver que Hana aun no aparecía por el lugar.

“Ya estoy aquí, será mejor que siga avanzando” Me dije sin detener mi paso y luego mire a la chica al lado de Ryoma “Separada de él, parece una chica normal” solté un suspiro y una vez lo suficientemente cerca de ellos levante la mano a modo de saludo y para llamar un atención – Ryoma-san Me gustaría esperar a Hana antes de hablar … - dije manteniendo cierta distancia mientras mi ojos viajaban hacia la extraña chica y no dejaba de verla analizando todo a detalle, pues realmente no entendía nada, mi vista parecía seguir al frente, pero podía verla de reojo y no perdida detalle de su comportamiento (6 sigilo, 6perc).

De pronto y ante lo descortés que podría ser examinarla de esa manera sin siquiera presentarme decidí hablarle a la chica con algo de nerviosismo – Gusto en conocerla, soy Hyoru Hyuga – dije de la forma más amable que pude y algo sonrojado por la vergüenza que sentía sobre todo por recordar que había pensado que Ryoma era la pareja de chonan antes de saber la existencia de su gemela, quien posiblemente fuese la verdadera pareja del otro chuunin.
 

martinilimon

Master Crónicas
Registrado
10 Oct 2016
Mensajes
4,612
Seguía dándole vueltas a la cabeza, incluso días después de aquello, Hyoru había estado en casa, y me preocupaba que hubiera dado aquel paso. Incluso de camino a la reunión pensaba en ello. En Uma, lo vi a él, junto con quien debería darme unas explicaciones claras.

- Vale, vayamos al grano. - Dije sin tan siquiera saludar, eso que había visto me resultaba demasiado extraño como para andar con rodeos. - Tu. - Señalé a la chica. - Saliste de él. - Señalé a Ryoma. - Y tu, ¿la llevas dentro? . - Era una forma simple de explicar lo que había visto. - La verdad es que mi pregunta es simple, osea he visto a algunos Shinobis hacer clones de ellos mismos, y la apariencia se puede cambiar. ¿Nos estas engañando de alguna forma, o es algo distinto? Que espero respondas. - Ya lo había dicho todo.
 
Registrado
24 Feb 2019
Mensajes
44
Ajá, ya eres mía. Salté, por enésima vez, incansable, hacia una mariposa que revoloteaba por el bosque, ahora huyendo de cierto animal que la perseguía.

Hacía buen día, así que nos permitieron salir de las perreras para jugar un rato a las afueras de la villa. Cuando aquel insecto se cruzó ante mí, lo tuve claro. Quería capturarlo y ver sus colores de cerca. ¡Pero era un bicho escurridizo! ¡Ya llevaba varios minutos intentándolo sin éxito!

Por supuesto, los adultos se habían quedado atrás. Eran un par de lentos.

Finalmente, la mariposa dio un giro brusco, por lo que yo también giré lo mas rápido que pude, solo para toparme con un grupo de cuatro sin pelajes.

Oh,oh. ¿Velocidad? Alta. ¿Distancia? Pequeña. ¿Tiempo para frenar? Poco. Estaba a punto de hacer pluf contra esos sin pelajes. Así que decidí usar mi agilidad ¡y zas! dí un par de saltos para esquivar a la primera pareja, un macho ciego de ojos blancos y una hembra de cabellera negra, y luego ¡ziusss!, aterricé y me deslicé derrapando entre la otra pareja, esa de un macho y una hembra parecidos.

Acabada la peripecia, miré a mi alrededor, y ¡ah! ¿Donde estaba la mariposa? La había perdido. Me había dirigido hacia aquél grupo para escaparse. ¡Que insecto mas inteligente! Me la había jugado.

¿?

Algo llamó la atención de mi olfato. Un leve detalle que no se le escaparía a mi ávida mente. Aquella pareja de sin pelajes tenía un olor básicamente idéntico. Me acerqué hacia el macho y olfateé su pata (lo que alcanzaba con mi altura), para luego moverme hacia la hembra y hacer lo mismo.

Efectivamente, ¡tenían el mismo olor! Nunca había visto eso. Ni siquiera dos miembros de la misma camada eran tan idénticos. Que cosa mas curiosa.

Me senté, aún estando al lado de la hembra violeta. Había perdido al insecto, así que entablaría conversación con esos sin pelaje y saciaría mi curiosidad mientras tanto.

-Guau- pregunté, curioso sobre cómo es que olían tan igual.
 

Ikutsu

Master Crónicas
Registrado
4 May 2017
Mensajes
1,220
Ya teníamos un rato esperando cuando por fin los invitados de aquella conversación habían llegado. Todos menos Bast, que quizás no se había enterado o quizás no le interesaba. El primero fue Hyoru, el cual dubitativamente se acercó a nosotros. –Buenas Hyoru, por mi está bien- respondi ante su petición de esperar a la Uchiha. Posteriormente se presente ante Hiroka. Ella giro hacia él y se le acerco. Coloco su cara muy cerca a la de Hyoru, mirando muy de cerca a sus ojos blancos. –Yo soy Hiroka Aragi. ¿Por qué tus ojos son asi? Son diferentes a los de todos los demás. ¿acaso esa mujer te los lastimo? ¿quieres que la mate por ti? No es que necesite muchas más excusas para ello- bombardeo la pelivioleta al Hyuga.

-Hiroka, ¿Qué te he dicho de andar diciendo eso de matar personas? - le reclame. Sin embargo, antes de poder continuar con aquel reproche, Hana había llegado. Hiroka se puso alerta al escuchar a la Uchiha y se podía notar dispuesta a luchar y defenderse. –Sí, es un gusto verte a ti también Hana.- Dije a modo irónico, que ella fuera totalmente maleducada, no quería decir que yo tenía que serlo. – Y si, ella se… ¿hospeda?... en mi cuerpo, y no, no es ninguna clase de clon ni nada por el estilo. De hecho, me parece que el origen es muy parecido a eso que tú has hecho en el combate…-

Antes de continuar, un pequeño can se acercó a nosotros, olisqueando a ambos. Hiroka, lo observo y de inmediato se agacho a intentar acariciarlo y jugar con él. -¡Este es un perro ¿no?!- pregunto contenta, olvidándose momentáneamente de la Uchiha y del Hyuga. –Sí, es un perro, un cachorro por lo visto. Es básicamente un perro bebe. Ten cuidado por si intenta morderte- Respondí a mi gemela, la cual hasta ahora nunca había tenido la oportunidad de interactuar con un cachorro. Aproveche la distracción para volver a la conversación anterior.

-Hace mucho tiempo, fui al laboratorio prohibido en busca de cierta habilidad. Si esa habilidad tuya de transformarse la adquiriste allá, ya que no parece algo que pueda suceder de forma natural, deberías saber que muchas de las habilidades que puedes adquirir, requieren que te implanten un gen de algún clan o individuo que poseyera dicha habilidad. La habilidad que quería era la arcilla explosiva. Pero con el pasar de los días, tras la implantación, lo que se suponía debía pasar, no pasaba. -

Hiroka, quien estaba intentando sacarle al máximo con su primer encuentro con un cachorro, intentaba acariciarle detrás de las orejas, como había visto a algunas personas en la aldea hacer, no sin demostrar tener cierta preocupación de que el cachorro le mordiera la mano.

-Por el contrario, tiempo después comencé a oír una voz en mi cabeza. Una voz que día a día se volvía más inteligente y eso me preocupaba. Por eso mismo fui al laboratorio a ver qué había sucedido. Resulto que me habían implantado el gen equivocado: el gen Soma, o el gen de los “demonios gemelos”. Esa voz que comenzaba a escuchar en mi cabeza, era ella, Hiroka, que apenas se estaba formando en mi cuerpo. - Relataba mi historia con tranquilidad.

-Y es así, como tiempo después, Hiroka se convirtió en parte de mi vida. Según los genes, es mi hermana, pero dado que se desarrolla y creció dentro de mí, a veces siento que es como una hija… es algo sumamente difícil de explicar cómo se siente si les soy sincero- confesé algo frustrado. –En el laboratorio me dijeron que ella iría aprendiendo de lo que yo ya aprendí, además de su desarrollo “natural” por decirlo de alguna manera. Así que, por eso, para algunas cosas, es como una niña pequeña. - dije haciendo referencia a como Hiroka se había distraído por completo con el cachorro.

-Y bien... ¿Alguna otra pregunta? - No tenía problema con ellas, a decir verdad. -¿Me equivoco al pensar que tu transformación del otro día tiene algo que ver con el mismo laboratorio?- aproveche a interrogar a Hana.
 

jamyneitor

NUser
Registrado
29 May 2016
Mensajes
2,820
Ubicación
Viviendo como genin para mantener la integridad
Me había presentado más que nada por cortesía con la hermana de Ryoma, pero lo que sucedió después no fue muy de mi agrado, ella se había colocado sobre las puntas de sus pies colocando su rostro justo frente a el mío, mi cara se puso roja pese a que intentaba ocultarlo, esa cercanía era algo a lo que no estaba acostumbrado. Suspire buscando no pensar en ello y responder las preguntas que me había realizado, pues era incomodo hacerlo, pero sería grosero no responder.

- No, no deberías atacar a Hana, ella no ha hecho nada… - dije algo nervioso – sobre mis ojos, bueno… eso es por la genética del clan Hyuga - respondí más calmado al hablar de algo relacionado a mi doujutsu y de forma general y no tanto de mí en concreto.

Hana llego al lugar y con ello Hiroka se puso alerta pese al regaño de Ryoma, yo por mi parte decidí distraerme con algo más para alejar de mi mente la pequeña invasión a mi espacio personal y fue en ese momento cuando una mariposa paso cerca de nosotros y logre atraparla entre mis manos sin lastimarle, ocultándola con ello de un pequeño perro que la seguía. Una vez que el cachorro se distrajo con Hiroka decidí soltar aquel bello insecto y dejarle volar lejos en total libertad. Una sonrisa se dibujó en mi rostro recordando a una joven Aburame que se albergaba en mi corazón.

Tras aquello me dedique a escuchar todo lo que Ryoma decía, incluso la parte donde veía a momento a su hermana como su hija, no quería decir mucho, solo alternaba mi mirada entre ambos hermanos – Alteraciones genéticas – susurre con cierta molestia, pues no estaba muy de acuerdo con ello, sobre todo cuando se tenía tan poco cuidado, pues Ryoma hablaba de como por error había acabado con la modificación genética equivocada.

- Asi que eso es lo que hacen algunos por más poder, deberían tener más cuidado – dije sin más con una leve molestia y luego mire a Hana – Si el sello es similar debiste decirlo, hubiera buscado una mejor forma de apoyarte, me alegra que al menos lo controles mejor – dije ocultando cierta molestia que sentía.

“Así que es como una niña, eso explica un poco las cosas” dije mientras pasaba mi mirada de Hiroka al can que estaba con ella, algo en ese cachorro me decía que no era un perro normal.
 

Sombrero de paja

Master Crónicas
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,420
Mi ultimo combate había sido un fracaso, el equipo rival había acabado rindiéndose al poco de empezar el combate uno por un mal control de su reserva de chakra y el otro abrumado por las posibilidades en contra, fuera como fuese, no había podido pelear y tampoco había podido probar como eran mis enemigos ene una pelea, así que, con mas ganas de probarme, me encaminaba hacía Uma, el lugar de pacto de combates por antonomasia, ningún sitio mejor que aquel para convertir lo que en principio era un día normal y sin problemas, en una pelea en el coliseo con espectadores gritando, ataques volando y dinero moviéndose

En uma solo estaba Ryoma, Hyoru y Hana, los dos primeros no solían ser muy peleadores, solo me había enfrentado en una ocasión a cada uno de ellos y no sabía tampoco como abordar el tema para que aceptaran el combate, así que me limite a acercarme y saludar.

-Que te trae por aquí Hyuga Hyoru.-dije mirando al Hyuga-. ¿Sabemos algo de Hana?-dije haciendo no que no veia a la Uchiha-. Estaba pensando en ir al coliseo a pelear con alguien fuerte o de mi clan o algo de eso¿Crees que Hana podria darme pelea?

Mi compañera de clan y rival, habíamos estado peleando prácticamente desde que nos graduamos y si alguien daba buena pelea junto a Zuko era ella.
 

Dany_6x6x

Amonestado
Registrado
5 Abr 2017
Mensajes
2,734
Ubicación
Atras de ti
Otro día rutinario en una rutina que últimamente no estaba dando ningún placer, era solo ir a misiones y acabarlas sin problema alguno. - Que aburrimiento, quizás deba darme un descanso de todo esto. - De momento hasta las ganas de ir por un combate se iban perdiendo quizás porque luchar con alguien que no sienta lo mismo que yo, no tenia sentido alguien que no sentía esa sensación de gloria recorriendo tu cuerpo era una sensación que jamas sabría como explicarla pero si sabría como vivir la ya que es algo que he hecho desde que tengo uso de razón: luchar para vivir, luchar hasta morir para seguir adelante, luche para que mi padre no me matara, luche para que me aceptaran en el clan pero aun no es lo suficiente, aun debo ser mas fuerte.

Caminaba sin rumbo y en ocasiones me perdía en mis pensamientos. -Nada tiene sentido si no se muere en combate, llenando de gloria mi camino hacia el otro mundo. - Era un sin sentido en todo momento pero de repente me vi llegando a la zona del gran árbol. - Que carajos... - Mi subconsciente me había traído hasta y al tanto ir perdido en mis pensamientos note como llegaba a esta zona y en ella se encontraban varios los cuales por el momento no tomaría en cuenta ya que buscaría un lugar para entrenar un momento
 

martinilimon

Master Crónicas
Registrado
10 Oct 2016
Mensajes
4,612
Estaba a punto de recibir una respuesta cuando un perro llegó al lugar sin ningún tipo de control, cayendo sobre la otra chica. Había tenido suerte, pues si hubiese dado conmigo habría salido de allí de una patada.

La chica habló antes que Ryoma, lo hizo con Hyoru, aunque parecía amenazarme. - Siendo una mujer, no deberías amenazar a otras. - Le recriminé. Pero no había nada más que decir, hasta conocer todo lo que sucedía allí, y así recibí las respuestas por parte de Ryoma, y lo que parecía ser interesante y perturbador, se concentró más en aquello último. Además Hyoru parecía molesto por ocultarlo aquello sobre mi, que Ryoma no había tenido ningún reparo en desvelar. " Psch"

- Si, mi transformación viene de ahí, y aunque me ha dado algunos problemas, ya he superado esa fase. - Tenía control total sobre el sello tras los entrenamientos, ya no suponía un problema. - Pero no estamos aquí para hablar de eso. Si ella entonces es como dices, ¿ es libre? . - Era la pregunta que más interés tenía en que fuese respondida. - Salió de ti, ¿pero ella puede tener su vida? ¿O esta ligada a ti?- Si la respuesta era la segunda pregunta, aquello era esclavitud. Y no había comparación entre mi sello, y su genética, lo suyo era demoníaco. - Has hablado de su desarrollo. Si mentalmente es una niña pequeña que tiene que aprender, no creo que pasar las 24 horas del día contigo, sea lo más apropiado. Debería pasar tiempo con una mujer. - No me estaba ofreciendo para aquello, aunque si me veía en la tesitura de hacerlo, lo haría.

Mientras aquello tenía lugar, llegó Akemi. Se fue directo a conversar con Hyoru, como si yo no estuviera allí, retándome. " ¿Es idiota? No, solo quiere picarme ". - Solté un leve suspiro. Divertido. - He mejorado tanto mi capacidad para ocultarme, que incluso puedo pasar desapercibida ante la gran visión del poderoso Akemi. - Dije con ironía. - Hace poco que hemos salido de un combate. - Le señalé a los presentes. - No me interesa demasiado un combate contigo ahora. Estamos aquí hablando unas cosas y tengo intención de entrenar un poco con Hyoru. - Aquello no era todo el motivo, pero si la mayoría. Sin embargo Hyoru parecía dispuesto en embarcarse nuevamente en otro combate, de modo que los planes quedaban pospuestos.

- Sois un dolor de cabeza total. - Suspiré, viendo como podía arreglar eso. - Mi reputación en el coliseo esta por los suelos, y nadie va a dar un duro por un combate entre nosotros donde cualquiera puede ser objetivo de cualquiera. Pero a la gente le va el espectáculo. - Tenía una idea aproximada de que hacer. - Cuando más gente ha visto los combates ha sido siempre por algún enfrentamiento con morbo, ¿porque no buscáis a algún Hyuga? A zuko mismamente. Una lucha entre clanes. Yo no iré a tope, estoy entrenando una técnica. De ese modo vosotros tenéis vuestro combate y yo no pierdo mi tiempo. - Aquella era la oferta.
 

Ikutsu

Master Crónicas
Registrado
4 May 2017
Mensajes
1,220
-¿Genética Hyuga?- fue lo único que alcanzo a decir Hiroka a Hyoru antes de irse a jugar con el perro, con una notable cara de confusión. En su emoción por el cachorro no escucho la respuesta de Hana. La Uchiha cedió con lo de la transformación siendo producto de alguna alteración genética. Eso al Hyuga no parecía haberle hecho mucha gracia y se lo recrimino, a lo cual la kunoichi solo respondió con un “ya lo superé”.

-Libre eh…- repetí mientras miraba a mi gemela distraída con el cachorro. –Pues sí, a medida que termine su desarrollo es capaz de separarse de mi por mucho más tiempo. Sin embargo, lo que me dijeron en el laboratorio cuando pregunte algo similar, es que cada tanto tendría que regresar conmigo, ya que sus genes no soportarían estar demasiado tiempo fuera de mi por si sola. Desconozco los detalles científicos de la situación, pero el resumen es que cada tanto tiempo tiene que volver conmigo o le traerá problemas de salud- respondí conpreocupacion.

Hana inmediatamente comento el hecho de que Hiroka debería pasar tiempo con otras mujeres. –Lo he pensado, y ciertamente tienes razón en ello. Siempre está mi madre, aunque no estoy seguro como se tome el hecho de tener una hija de repente… no es algo que vaya a digerir fácilmente. Del resto, no me opondría a que tenga contacto con otras mujeres…- hice una pequeña pausa observando a la Uchiha. “¿Seria Hana un buen ejemplo para Hiroka?” una punzada en el pecho me decía que no, pero, por otra parte, no eran muchas las Kunoichi que conocía, y de las que, si conocía, hacía tiempo que no veía a ninguna por acá.

-… de hecho, hay muchas cosas en el desarrollo de una mujer que estoy seguro no tendré ni idea de cómo enfrentar. - con cada vez más preocupación notable y palpable, me rasque la parte posterior de la cabeza. La conversación hizo una pausa mientras alguien más se unía a esta, se trataba de Akemi, el cual parecía estar buscando un combate con la Uchiha o el Hyuga. –Saludos Akemi ¿Cómo está todo? - salude cordialmente.

Escuchar a lo lejos aquel nombre basto para que Hiroka se olvidara del perrito y volteara hacia nosotros. -¿Akemi?... ¿es ese el del asunto de la taberna? - dijo para sí misma, curiosa, por lo que le prestó atención al resto de la conversación. Cuando menciono Akemi menciono lo del combate, Hiroka se levantó y hablo. -¡Eh, pelo blanco!- llamo a Akemi. –Cuidado con ella…- dijo apuntando amenazadoramente a Hana –… es una mujer-demonio que se lleva a los hombres a su casa y los consume. ¡El otro día se llevó a mi amigo aquí y se comió sus ojos! ¡Mira por ti mismo! - su mano paso de Hana a Hyoru, apuntando a sus ojos, con sus dedos a escasos centímetros de la cara de este. -¡Blancos! ¡No hay nada!-

No pude evitar sentirme avergonzado por el comportamiento de Hiroka, por lo que bajé la cara, mirando al piso. Lo que tampoco pude evitar, fue la sonrisa que se había formado en mis labios a causa de sus palabras. “Ahahahaha le ha tirado con todo…” Aproveche que con la cabeza no podían verme reir, pero no deje que aquello durara mucho y levante la cabeza nuevamente, suprimiendo la sonrisa y poniendo cara de serio. –Hiroka, por favor. no debes decir cosas así- le reclame. Ella solo se giró hacia mí y dijo: -No quiero que ella lastime a alguien mas hermano- dijo de forma solemne.
 

Azad

NUser
Registrado
25 Ago 2018
Mensajes
425
Pasarse por Uma nunca era algo tranquilo, por mas que lo que se buscara fuera un poco de paz bajo la sombra de algún árbol, y esta vez no había sido la excepción, el calor que proyectaba el sol era insoportable, era de esos días que una piscina caería de perlas, y por Dios que yo vivía con calor perpetuó, pero la cosa estaba complicada.

Llegue algo sudado cuando encontré a la mayoría de ninjas con los que había compartido en algún tipo de combate o misión, -¿Estará Ryoma?, no solo me habían dejado como un colador hecho mierda, las enfermeras me habían comentado el chisme de que del cuerpo de este había salido una mujer -¿Qué putas?.

Al ver lo que parecía una joven jugando con un perro me pareció algo mas tranquilo, lejos de los problemas y combates de siempre, -Que bueno que hay paz para estos momentos, pensaba mientras buscaba al chunnin. Poco duré buscándolo, -Ryoma, dije en voz alta para captar su atención, primero quiero saber como hizo tantos clones de tierra para saltarse mi lava, me interesa, tal vez yo podría aplicar la misma técnica, segundo y lo mas importante, ¿cómo es eso que una mujer salió dentro de su cuerpo?, solo escuche el chisme pero no se si es verdad, terminaba de decirle.
 

_cassiel_

NUser
Registrado
25 May 2016
Mensajes
1,175
Me había graduado de la academia al fin, por lo que, mi vida como ninja comenzaba como tal. Estos días el pan se sentía más sabroso y los días más brillantes. “Son como mini vacaciones.” Y así lo consideraba, mis tutores dejaron de exigirme repetir mis ejercicios básicos como lo habían hecho toda mi vida, solo dejándome con un “ya no podemos hacer más nada por ti, elige tu propio camino”. Era como un pájaro que dejaba el nido. Claro, no era de esas típicas aves, sino de esos lagartos de sangre fría que se comían los huevos y los reemplazaban con los suyos propios, esclavizando a esas pobres aves a alimentar a esa voraz criatura. Yo sería esa cría y mis tutores esas “pobres” aves, que de pobres no tenían nada, en este cuento ellas mismas habían robado el huevo. “Referencias mierdas, por Dios. De verdad, pensé todo eso.” Las idioteces abundaban en mi mente últimamente.

Y así sin darme cuenta, había llegado al bendito árbol, predilección de muchos ninjas o simples mortales que gustaba del cantar de los benditos canarios. No era que no me gustara el lugar o los canarios, sino la gente que siempre circulaba por los alrededores. “Tan abundante.” El misticismo del lugar los llamaba como moscas a la mierda. Sí, era un símbolo, el árbol tenía gruesas raíces que pudieron robar el sustento de sus congéneres, como el matón del bosque, y así se había convertido en el más grande y dominante del lugar. Cosa que a la gente le gustaba comparar con la aldea y como resurgiríamos en la adversidad con más fuerza. “Como la mala hierba, esa era la verdad.” Me imaginaba a la madre tierra con la mano en la frente, diciendo, “todavía no mueren, ¡que tengo que hacer!”. Ni la niebla y sus bizarras criaturas habían podido con la aldea, todavía.

Rodeaba el árbol sumido en mis desvaríos cuando divise a alguien conocido. “Hiroka.” Como no recordarla, era la chunin tsundere con complejo de hermano. Y al nunca mal ponderado, Ryoma Aragi, quién se había cargado mi mejor calzado con su prueba de graduación. “Odio el lodo.” No quería volver a pasar por lo mismo.

No estaban solos, claro, aquí la gente suele juntarse entre sí. No conocía a más nadie de su grupo y tampoco importaba mucho, eran todos irrelevantes. La única que no lo era, era la otra kunoichi a su lado. “Interesante.” Debería ser otra chunin difícil de tratar. Hace mucho tiempo había aprendido que no había que juzgar un libro por su portada, y claro, esa kunoichi de cabello castaño, delgada y estatura media, no se veía dominante, sin embargo, lo peor era considerar que solo por eso no te podía dar una paliza. “Si las kunoichis fueran como Mei, todo sería más fácil.” Dejé de lado cualquier idea que tuviera, las mujeres tienen ese sexto sentido que raya en la paranoia y no quería dar una mala impresión.

Bajé el ritmo de mis pasos, para poder escuchar lo que decían antes de ser notado. Fingiendo estar pendiente del estúpido árbol y los benditos canarios. - ¡Puf! JAJAJAJAJA. -Me detuve a carcajadas, no pude contenerme. -Mujer demonio… se los lleva y los consume… ¡BLANCOS! -Repetía, mientras disfrutaba de los comentarios de Hiroka. Era tan inocentemente graciosa que era insufrible. “Pobre Ryoma, adiós vida amorosa.” Es tan interesante, TAN INTERESANTE. “La adoro.” Quiero abrirla, me dejaría su hermano.
 

Dany_6x6x

Amonestado
Registrado
5 Abr 2017
Mensajes
2,734
Ubicación
Atras de ti
Luego de varios días y sucesos que marcaron la aldea, decidí ir por otro combate. - Espero que este dure más que el otro. - Arregle mis cosas y marche hacia la zona a paso lento. - Hoy parece que es un buen día para luchar. - Era un día cálido en la mañana, parecía que nada malo podía suceder por el momento, aunque uno nunca sabe que podía suceder.

Ya caminando lo suficiente vi como a lo lejos se iba notando la gran zona, como se notaba aquel gran árbol de amplio tamaño de momento al llegar no me encontré con nadie algo raro ya que este lugar siempre está poblado de personas, algunas para socializar y otras como yo para buscar una buena pelea. - Tengo que esperar y ver qué sucede. - No quedaba más, sabía que pronto alguien aparecería y esa era mi única opción.
 

Joseking

Moderador
Registrado
26 May 2016
Mensajes
2,389
Después de mi combate anterior estaba bastante preocupado. <<Esos dos gennins me presionaron al punto de tener que usar una de mis mejores defensas... si fueran trabajado en equipo quizá hubieran conseguido lastimarme>>. Eso me daba vueltas en la cabeza, sin duda alguna me habia oxidado en lo relacionado a los combates, debía buscar un oponente uno fuerte que me presionara al máximo como lo hizo Chonnan hace algún tiempo, donde estuvo apunto de ganar en repetidas ocasiones.

Al llegar a Umarekawatta vi la respuesta a mis preguntas frente a mis ojos, se trataba de Zuko Hyuga, el ultimo combate que habia perdido habia sido contra el, y desde ese entonces yo no habia mejorado demasiado... era la persona que tenia que buscar para practicar así que no dude y me acerque a el. - Hola Zuko... ¿tu siempre estas buscando combates no? estas interesado en llevar uno a cabo, estoy bastante fuera de practica y un enemigo fuerte me puede venir bien. Le decía mientras me rascaba un poco la cabeza en señal de "nervios" aunque fueran fingidos.


Entonces lo mire un poco mas decidido. - ¿Que dices, aceptas? Le decía mientras cruzaba mis brazos.
 

Dany_6x6x

Amonestado
Registrado
5 Abr 2017
Mensajes
2,734
Ubicación
Atras de ti
De la nada salto un Chunin con el cual había combatido ya hace mucho tiempo y si en esa ocasión me lleve una gran sorpresa, quizás ahora sea igual. - Que tal Kira. - Dije con el mismo animo que me hablo. - Claro siempre estoy listo para luchar. - Ya sabía a qué venia todo y era bueno, por lo menos este combate será más llamativo que los dos últimos que fueron un fiasco.

-Entonces nos vemos en el coliseo. - No dije nada más, esperé a ver si algo mas tenía que decirme. - En nuestro combate anterior gane por un pelo. - Claro eso pensé, pero si él se hizo más fuerte, yo también así que aquí vamos Chunin versus Genin nuevamente.
 

jamyneitor

NUser
Registrado
29 May 2016
Mensajes
2,820
Ubicación
Viviendo como genin para mantener la integridad
Hiroka había ignorado mucho de lo que dije para ponerse a jugar con el can, por lo que no me quedo de otra que escuchar de lo que Hana y Ryoma hablaban, la Uchiha había dicho que supero lo del sello, pero aquello no me convencía del todo, le había visto descontrolarse más de una vez, pero no diría más sobre el tema de momento.

De pronto llego Akemi y no puse demasiada atención, Hana había arreglado todo con él y zuko, sobre un combate, a lo cual no tenía muchas intenciones de aceptar, pero tampoco iba a objetar nada, solo que ahora deseaba enfocarme en el tema por el cual había venido.

- Hiroka-chan - dije con molestia mientras veía su mano moverse frente a mis ojos mientras decía que Hana era quien me los había robado. Talle mis sienes intentando no perder el control sobre aquella ofensa al legado de mi padre, quizás no estaba del todo feliz con los miembros del clan, pero jamás dejaría que el legado del hombre que me dio la vida fuese manchado por burlas como esas.

- Puedo ver perfectamente – Dije mientras Ryoma reprendía un poco a Hiroka, pero entonces, cuando todo parecía calmarse pude escuchar una risa a lo lejos mientras recitaba la palabra blancos y no pude evitar molestarme ante aquello. Alce mis manos y mire levemente a Hiroka – Señorita, le pido que por favor no hable así del legado de mi padre – aquello lo dije intentando no ser grosero, pues se trataba de una chica con la mentalidad de una niña pequeña y quizás podría causarle algún daño, pero aun así quería liberar mi enojo y el fisgón que se burlaba a lo lejos era la victima perfecta.

Acerque mi mano derecha con sigilo y apenas estuvo cerca, una pequeña shuriken salió de un dispositivo oculto bajo la manga de mi camisa, para caer en mi mano derecha y ser lanzada a escasos centímetros del fisgón llegando a rozar incluso su mejilla en caso de que nadie lo evitara (7sigilo).

- Si vas a reírte de alguien, al menos ven y da la cara – dije una vez que el shuriken fuese detenida por alguien o bien se clavase en algún tronco tras el chico que se reía a lo lejos.

El solo hecho de hacer aquello había liberado un poco del enojo que sentía, por lo que, si no había una nueva agresión, dejaría que las cosas siguieran su rumbo nuevamente a una conversación más calmada, donde intentaría hablar con Hiroka para que entendiese la situación.

- No soy bueno en medicina ni esas cosas, pero podría decirse que mis ojos son como usted – dije a Hiroka aun algo molesto – Son una alteración genética, solo que lo mío es algo transmitido de generación en generación… Quiero suponer que a usted no le gustaría que insultaran a su hermano o a su madre. Pues para mi es similar, ya que estos ojos son mi legado familiar – informe a la chica esperando que finalmente pudiese entender, pues tampoco estaba seguro de poder explicárselo de otra manera y ademas debía vigilar que el chico que estaba lejos no buscase atacar en venganza.

Extra: Lanzamiento (20 de daño a 7 sigilo, 8 sigilo a media distancia) [Realizado con 6rap]

Usado:
Mecanismo de arma oculta. (Capacidad 2/2)
▪ Shuriken [P] (Larga distancia. Ampliable con técnicas. Daño: 20.)
 

martinilimon

Master Crónicas
Registrado
10 Oct 2016
Mensajes
4,612
El tema del combate pasó al olvido una vez se pactó, centrando nuevamente la atención en Ryoma y todos los que estaban allí. Incluyendo al extraño perro, que seguía dando vueltas por la zona. Me quedé escuchando sobre su desarrollo, y la conversación posterior con Hyoru. " Supongo que su hermano le contó algo de mi ". - La chica parecía tener un cierto odio hacia mi, diciendo todo tipo de cosas raras.

- Quizás si tengo algo de demonio. - Dije mirando fijamente a Hiroka mientras dejaba salir un poco de poder del sello, rodeándome de una cierta aura negra y marcas en la zona izquierda de mi cara llegando hasta el ojo, para después desaparecer y volver a la normalidad. - Pero no me como los ojos de nadie. - Cambié mi expresión, quizás la había asustado con aquello, algo lógico. - Aunque en principio no deberías tener miedo de mi. - La chica no sabía como funcionaba el mundo, y buscarse enemistades con otras mujeres era lo último que debía hacer.

El tema de la conversación se torció un poco, dada la forma en que Hyoru se tomó el comentario de ella sobre sus ojos, así como la intromisión de otras personas. " Parece que esta vez, no soy yo la que inicia la acción " . - Hyoru lanzó un Kunai hacia un chico próximo, el cual nunca había visto por allí. "No le dará " . - La trayectoria estaba ligeramente desviada, tan solo era para asustar.

- Tu.
- Le dije desde la distancia. - No esta bien escuchar las conversaciones ajenas. - Estaba a su espalda, me había desplazado en un instante, sujetando sus manos con fuerza impidiendo cualquier movimiento por su parte; infligiendo un gran dolor en sus articulaciones si intentaba cualquier movimiento. - ¿Que te parece si te presentas?. - Prácticamente lo arrastré hasta el grupo, soltándolo en el centro del mismo.



EXT: Intentar hacer amistad con Hiroka [ 4 presencia]

EXT: Shunsin hasta Eiji [10 rapidez]

ATK: Inmovilizarlo [ +5 fuerza]

EXT: Llevarle hasta Ryoma, Hyoru y Hiroka

EXT: Pedirle, AMABLEMENTE, que se presente [Presencia 4]
 

_cassiel_

NUser
Registrado
25 May 2016
Mensajes
1,175
Mi risa imprevista no fue pasada por alto por los presentes, lo cual había echado por tierra mi deseo de pasar desapercibido. “Que lío.” Observaba al de los ojos blancos, especialmente molesto. No dándome tiempo de decir nada, notaba como algo rozaba mi mejilla, dejándome un corte. “Eso fue rápido.” No había advertido ninguna acción en mi contra, pero por las palabras posteriores del Hyuga, quedaba claro que había sido él. -No hay sentido del humor en estos tiempos al parecer. -Decía a modo de romper el hielo, mientras me tocaba la reciente herida con mis dedos. “Tiene habilidad.” -No quería ofenderte, a modo de disculpa; no me reía de ti, me reía de la situación en la que estás inmerso. -Explicaba a los presentes, sin percatarme que tras de mí, la llamada bruja roba-ojos me inmovilizaba. -Lo mismo va para ti, señorita. Y te corrijo, no es ajena, he sido invitado por el Senior Aragi y su encantadora hermana, Hiroka. -Ilustraba mientras era llevado a la fuerza hasta el grueso del grupo, liberándome en medio de este.

-Lo que no está bien, es el acoso hacía mi persona, ¿o es su costumbre aprovecharse de un genin recién ascendido? -Dije mientras estiraba mis adoloridas articulaciones. -No porque sea una bella y fuerte mujer, le da derecho a sobrepasarse conmigo. -El abatimiento de la situación lo reflejaba mi rostro, cualquiera que no entendiera incluso podría pensar que la kunoichi me había abusado. Lo cual era verdad, pero de igual forma podía ser malinterpretado. -No sería extraño que pusiera una acusación en su contra, pero no lo haré, la verdad es que me gusta su personalidad. -Continúe divertido, retomando mi sonrisa normal.

-Senior Aragi, Hiroka. -Me incline a modo de saludo. -Que buen día para hacer amistades, mi nombre es Eiji Ryuuji. Espero disculpen mi mala primera impresión, pero no pude evitar responder a los hilarantes comentarios de Hiroka. No lo tomen como un ataque personal, al contrario, solo fue un inocente desliz de mi parte. -Concluí, como si nada hubiera pasado. La marca en mi mejilla, era la única señal en mi persona que indicaba lo sucedido. No estaba molesto o indignado, tampoco quería vengarme, había solo curiosidad en mi mirada. “Ese es el famoso byakugan. No veo el parecido.” Pensé al mirar al Hyuga.
 
Arriba