[Mision: Rango C] Cabos sueltos.

Joseking

Master Crónicas
Registrado
26 May 2016
Mensajes
2,375
Misión llevada por Ikutsu en calidad de colaborador para Jamyneitor.
Pasaré al final para puntuar y estaré al pendiente de la trama. Diviértanse. :3
 

Ikutsu

NUser
Registrado
4 May 2017
Mensajes
1,206
Antes de poder llegar al escritorio del shinobi que se encargaba normalmente de las asignaciones, fuiste abordado por un sujeto en un traje a la medida, muy bien vestido y pulido. –Hyoru Hyuga- anuncio el hombre deteniéndose frente a ti. –El señor Taisho Aburame espera que pueda honrarlo con su presencia en estos momentos- Se quedó allí frente a ti, parado con las manos a su espalda y su espalda totalmente erguida, como si se tratase de un soldado a la espera de ejecutar la siguiente orden.

El sujeto seguiría allí de pie frente a ti hasta que accedieras a aceptar la invitación que te estaba ofreciendo. –Muy bien, por favor sígame- Sin perder ni un segundo, el sujeto se dirigió a las afueras del edificio, manteniendo un paso constante y decidido, no lo suficientemente rápido como para dejarte atrás, pero tampoco lo suficientemente lento como para caminar a tu lado. No importa que le preguntaras o dijeras, tampoco parecía muy dispuesto a intercambiar palabras contigo.

Comenzaron a surcar las calles centrales de la aldea. Podías notar como la gente buscaba apartarse del camino del sujeto mientras que el avanzaba sin titubear ni vacilar en lo más mínimo. No tardaron mucho en llegar a su destino a pesar del gran tráfico en las calles. El sol indicaba que debían de ser cerca de la una de la tarde, por lo que mucha gente estaba regresando a sus trabajos. El destino no te era del todo desconocido, e incluso parecía ser un sitio que Taisho Aburame frecuentaba bastante: El restaurante Sazón.

Al igual que la última vez que estuviste allí, un mesón grande de madera con forma de L conectado con la barra era el principal atractivo del local. La decoración era bastante sobria y sencilla, lo que a su vez daba un aire pulcro y sofisticado. Varias mesas de todos los tamaños poblaban el local, y en una de ellas, la más cercana a una de las esquinas, lograste encontrar a tu benefactor; Taisho Aburame.

El hombre de gran tamaño se encontraba sentado solo en una mesa suficientemente grande como para albergar una familia de seis personas. Dicha mesa estaba repleta de todo tipo de comida, desde carnes, pescados, pastas, vegetales, frutas hasta todo tipo de postres fríos y calientes. El Aburame no había prestado atención alguna a tu llegada, mientras devoraba ávidamente un plato de dumplings.

La mesa estaba rodeada por cuatro shinobis, todos vistiendo trajes muy parecido al del hombre que te había traído. Este último hizo un ligero gesto de cabeza a sus compañeros, los cuales respondieron de la misma manera. –Tome asiento por favor- rompió el silencio para ofrecerte una silla en la otra punta de la mesa, directamente frente al Aburame.

Aun si te sentabas, el líder del clan no haría reparo de tu presencia. ¿Quizás deberías decir algo?




FDI":48iylyxi dijo:
Primero que nada, pido disculpas por la tardanza, ya que hace un buen rato que tendría que haber abierto esto, pero entre una cosa y la otra (MADURO COÑO DE TU MADRE) no se me había hecho posible. En fin, ya conoces el procedimiento: ficha en el primer post, dudas, quejas, nudes y sobornos por privado, y a divertirse que es lo que espero que suceda.
[floating left]
[/float]Aburame Taisho: Taisho es conocido por todos por ser un hombre locuaz y afable, que siempre sabe cuales son las palabras adecuadas para agradar. Un político nato. Sin embargo no es persona del gusto de todos y ha tenido algún que otro encontronazo público con Rein Saenza, Akimichi Torifu, Uzumaki Juro y Akimichi Zane
Afiliaciones: Konoha (Político, "chaquetero", glotón) y Clan Aburame(Conocido, adulador)
Rango ninja: Chuunin

 

jamyneitor

NUser
Registrado
29 May 2016
Mensajes
2,804
Ubicación
Viviendo como genin para mantener la integridad
Antes de lograr solicitar una misión fui interceptado por un sujeto que no conocía de nada. El sujeto llevaba un traje a su medida, sin duda algo bastante costoso y elegante, estaba tan limpio y pulcro que casi podía decirse que el traje era nuevo o al menos ante alguien poco conocedor de la sastrería aquel traje no tenía detalle alguno que demostrase que había sido usado con anterioridad.

“¿Taisho me busca?” no tenía idea de lo que sucedía, a veces Taisho parecía muy confiable y otras veces algunas de las cosas que decía me hacían dudar de él. No estaba seguro de aceptar, pero al ser uno de los líderes de clan tampoco podía negarme, además siempre podía ayudarme aquello a acercarme al clan de Karin. Sonreí levemente ante la idea de que aquello me facilitase un poco el acceso al clan de los insectos, sobre todo cuando hace no mucho tiempo había conseguido la dirección de la peli azul.

Asentí a la palabras del hombre, no sabía bien como contestarle de forma correcta por lo contradictorio que sentía ante Taisho, pero sabía que debía ser respetuoso dadas las relaciones de clanes y el honor de los míos – El honor de ser llamado es todo mío – dije mientras seguía al sujeto por las calles a una buena velocidad, no muy rápida como para llevarme al límite, pero tampoco era un paso lento como el que sería de una persona normal.


Durante todo el camino no hubo ningún intercambio de palabras, lo único destacable había sido como la gente parecía abrirnos pasó como si el hombre impusiera respeto o incluso miedo o algo más que no podía identificar, no de momento al menos. Fuese lo que fuese, al hombre aquello no parecía importarle; el solo se mantenía avanzando a paso firme y sin titubear obligándome a hacer lo mismo. Pese al cumulo de gente en las calles llegar a nuestro destino fue algo fácil y rápido, la posición del sol indicaba que recientemente había pasado el mediodía lo cual explicaba el porqué del cumulo de gente, algunos posiblemente habían salido a comer, otros debían volver a sus trabajos y demás.

Frente a mis ojos pude ver el restaurante llamado “Sazón”, el mismo lugar donde vi por primera vez al rechonchete líder del clan aburame y donde al parecer lo toparía por cuarta vez, puesto que ya lo había visto en 2 lugares más, el puente sur en mi primer misión juntos a Kira y en el sector C durante la invasión. Algo nervioso entre al lugar, no sabía bien que debía hacer, menos cuando pude notar que no había mucha gente más en el lugar, por lo que quizás era el único genin llamado al lugar.

Cercano a una de las esquinas estaba ahí, Aburame Taisho, engullendo un plato de dumplings. La mesa donde se encontraba podría fácilmente albergar a 6 personas, pero solo estaba él y bueno, sus guardias como la última vez.

El hombre que me había traído al lugar hizo un gesto de cabeza a sus compañeros y estos lo devolvieron casi al instante. No tardaron demasiado en hacerme tomar asiento frente al líder de los aburames, sabía que debía decir algo ya que este no había dicho nada y parecía ignorar mi presencia, pero también sabia por la última vez que a Taisho no le gustaba hablar mientras comía, por lo cual esperaría un poco. Al menos hasta que acabase de comer el plato que ahora mismo devoraba.

- Taisho-san, me complace haber sido llamado ante usted – dije recordando un poco el cómo debía actuar en una situación así y esperaba haber dicho las palabras correctas, pero estaba algo inseguro ante ello, pero necesitaba controlarme aun sin usar mi doujutsu – Si no es mucha molestia, ¿podría informarme la razón de dicha invitación? – dije demostrando la educación brindada por mi clan, esperando no haber hecho algo mal. Tras ello solo esperaría el momento en que me dieran la información que necesitaba.

- Usuario: jamyneitor
- Nombre: Hyoru - Apellido: Hyuga
Ficha Interpretativa:

- Descripción Física:
16 años.
Es un joven de tez blanca, cabello poco debajo de los hombros, tomado en una pequeña coleta. Su estatura es de 1.75 metros, sus ojos blancos característicos de su clan y en su brazo izquierdo una gran cicatriz hecha por su propia katana cuando era joven y entrenaba sin supervisión a sus 5 años. Suele llevar una camiseta blanca y shorts negros, acompañando su vestimenta por las típicas sandalias ninja.

Al volverse genin y conseguir su bandana, decidió portarla en el brazo izquierdo cubriendo la cicatriz de su niñez y solo en combate la retira de su brazo, para colocarla en su frente.

Logo de la bandana ninja http://i.imgur.com/M092pT5.png?2
- Descripción Psicológica:
Es un joven serio; aunque de pequeño era demasiado hiperactivo y alegre. La desaparición de su padre en las afueras de Konoha hizo que se volviera más reservado, por lo que no suele soltarse tan fácilmente y cuando alguien logra pasar la barrera que se puso ante los demás, tiende a ponerse nervioso e incluso llega a tartamudear e incluso si se siente sobre expuesto tiende a ser agresivo.

Cuando habla con los demás, solo dice lo que considera necesario, pero intenta evitar los monosílabos por considerarlo algo un poco molesto. También debido a no haber tratado mucho a otras personas en su infancia le cuesta respetar un poco ciertos límites, incluido el espacio personal en ocasiones muy específicas, mas es algo que solo hace por descuido y sin intención alguna.

Siente la responsabilidad de cuidar a su madre, ocupando el lugar de su padre muerto en ese aspecto, temiendo dejarla sola. Aunque en el fondo es su propio miedo de morir como su padre o quedar el completamente solo al no tratar demasiado a otra gente fuera de su familia.

Al haber tratado casi solamente con gente del clan Hyuga, suele sentir fácilmente confianza ante miembros de su clan, pudiendo ser un poco más abierto con ellos que con las demás personas. Siente además cierto respeto por los Inuzukas debido a las historias que le contaba su padre; historias en las que Hyugas e Inuzukas colaboraban en las investigaciones fuera de los muros.

Debido a su crianza es muy respetuoso con las jerarquías, pese a no compartir en muchos casos las opiniones y tiende a preocuparse un poco cuando ve que otros no respetan dichas jerarquías. Le contraria bastante el descubrir cosas muy opuestas a lo que ha conocido mediante las historias de sus padres o escuchadas en el clan Hyuga.

Puede ser más abierto con personas que hayan compartido alguna situación riesgosa con el, como han sido Roy Inuzuka, Spuder Akimichi o bien con gente que le han apoyado en combates como Jingin Nara y Takeshi. Además de todo sufre un enamoramiento de Karin Aburame.

Anexo tras la Mision C:
[spoiler2]Tras dejar morir a una mujer en su primera misión C, Hyoru sufrió un terrible trauma que enfocaría en salvar a la siguiente persona que pudo con la intención expiar esa muerte, mermando con ello un poco la culpa. Enfocándose así en salvar a una joven llamada Diana sin pensar en las consecuencias de esto. Con los días las pesadillas de la muerte que aun carga lo atormentarían, tranquilizándose a sí mismo por salvar otra vida, pero pesándole el tener que ocultarle al clan, que había ayudado a infiltrar a la chica que salvo y ahora siente es su responsabilidad mantener con vida, mientras se convencía que la joven era totalmente inocente.

La razón de querer mantener a salvo a la chica en futuras ocasiones no es por interés en ella, es por un motivo infantil de no sentirse tan mal una muerte que pudo haber evitado si no fuese por su incapacidad. Por lo que queriendo alejar las pesadillas se creó una responsabilidad con la joven que infiltraron en la villa[/spoiler2]

- Galería:


- Historia:
Toda su vida ha vivido con la principal regla que todos los niños viven en konoha “No salir de konoha hasta no volverse un ninja muy capaz”

0 a 6 años

Vivía en una pequeña casa en la zona de la aldea que suelen habitar los hyugas, solía ver los entrenamientos de su padre llegando a sentir una gran admiración por él y pidiéndole a partir de sus 3 años que le entrenara, logrando que finalmente lo hiciera, pero al tener misiones su padre debía salir y un día el pequeño Hyoru de 5 años de edad decidió entrenar solo con una vieja espada que colgaba en el pequeño dojo de su hogar, durante el entrenamiento debido a su falta de control en kenjutsu mientras hacia una pirueta su arma se le soltó e hizo un giro de 180 para golpear con fuerza su brazo izquierdo, para su fortuna el grito de dolor del pequeño fue escuchado por su madre quien lo llevo al hospital para tratarlo.

Unas semanas después de salir del hospital; Hyoru volvió a tomar la espada, esta vez para hacer una promesa a sus padres de que no la usaría a estar listo y con una sonrisa sincera pidió la guardasen en un baúl hasta que el estuviese listo.

8 a 10 años

Hyoru finalmente mostraba avances en su entrenamiento; pudiendo realizar el principal ataque de su clan y otras maniobras básicas, lo cual lo hacía sentirse muy feliz y siguió entrenando durante algunas semanas.

La desaparición de su padre; el pequeño hyuga hyoru vio partir a su padre a una misión como siempre solía hacerlo, se despidió de el con una sonrisa y deseo ver su regreso. Pasaron 6 meses y tras cumplir sus 10 años finalmente perdió la esperanza de volver a ver a su padre.

10 a 11 años

Hyoru se recluyo en su cuarto durante largos y pesados meses, solo salía a comer para que su madre no se sintiera tan mal al verlo tan distante y diferente al pequeño que vivía entrenando y sonriendo cada que lograba hacer algo que consideraba nuevo.

12 a 15 años

Ya no era el mismo niño pequeño, hyoru ahora se había vuelto mas frio y distante, solo ante su madre podría mostrar pequeños destellos del niño que fuera hasta la triste perdida de su padre.

Había retomado sus entrenamientos, no con la emoción de antes, pero si con el deseo de honrar la memoria de su padre al que tanto admiraba. A sus 13 ya portaba por fin la vieja katana familiar que desde ese día se volvería su fiel compañera. 14 años tenía cuando decidió pedir entrar a la academia y su intento por graduarse vendría finalmente a sus 15 años.

15 años

El festival de Samaín, en el día de honrar a los muertos el pequeño Hyoru había ido con su madre al cementerio donde pasaron casi todo el día. Más de noche tuvo que ir a una taberna para pasar el rato, por orden de su madre.

En la taberna, Hyoru solo se acordaba de su padre y añoraba volver a hablar con él, solo le llamaba la atención poder reconocer a algún Inuzuka y el partir de ahí, pero los sucesos extraños que empezaron a pasar le obligaron a quedarse a investigar para ver que su madre estuviese segura y una vez se dio cuenta de que todo estaba bien para él y su familia quiso dejar el tema lejos, pero había hecho una desafortunada promesa de ayudar.

Un modesto número de shinobis y Hyoru comenzaron a seguir los destrozos dejados por un monstruo, el caos y desorden los llevo a cruzar las murallas internas, siendo la primera vez que el pequeño Hyuga las cruzaba y eso lo hacía sentir aterrado. Al final llegaron a un granero, solo para descubrir que el monstruo, no era más que un shinobi del clan Nara que sería degradado a estudiante de la academia y pese a haber sido solo una mala broma, el suceso marcaria al Hyuga por ser la primera vez que salía más allá de esos muros.

Graduación y primer salida de los muros exteriores

Los días pasaron desde que Hyoru pidió su prueba y el día de realizarla llego cuando un halcón llegase con la carta que marcaría una nueva evolución en su vida y esa etapa iniciaría en el aula número 23. En el Aula conoció a Hyuga Takahe, el supervisor de la prueba y la primer persona que le preguntaría a Hyoru de su pasado mostrándole lo vulnerable que era al hablar de su padre y cosas personales, llegando incluso a llorar frente al sensei.

En el aula conoció y hablo con una chica llamada Karin, de la cual sufrió un leve enamoramiento por su forma tan misteriosa de ser, relación que no iría más allá de una palabra y pedir ser amigos.

La parte final se dio en el patio de la academia, primero golpeando a unos muñecos de paja, la prueba de ataques físicos no represento mayor problema. Fue la prueba en armas a distancia donde tras un fallido plan, Hyoru se recluyo tras darle unas palabras de disculpas a Jingin, un joven Nara y otras más para Karin Aburame, la chica que le había llamado bastante la atención en el aula.

Tras meditar algunos minutos, hyoru y tres aspirantes más fueron llamados para la parte final del examen. Un combate 2 vs 2 era la última parte de dicho examen; las parejas fueron: Hyoru y Jingin vs Yugo, un joven rubio perteneciente al clan Yamanaka y Karin.

El combate se partió en 2 cuando Karin detuvo a Jingin y lo mantuvo alejado de Yugo volviendo la batalla del Hyuga contra el Yamanaka un mano a mano. La potencia de los ataques de Yugo con su enorme katana, eran tal que con el segundo golpe logro herir a Hyoru, quien lleno de furia y con la adrenalina a tope logro superar el dolor para lanzar un ataque que lograría desarmar al rubio egocéntrico que era su oponente. Tras ello un ataque viento de Jingin se dispuso a impactar al rubio, pero fue detenido por la acompañante del sensei dándole así fin al combate.

Karin, Jingin y Hyoru tras el combate tuvieron una amena plática y aunque los que más hablaron fueron el Nara y el Hyuga, la Aburame se mantuvo con ellos hasta la hora de la despedida. Tras ello dejaron de verse algunos días, en los cuales debían esperar para recibir las noticias de su graduación.

Al graduarse tomo la bandana de la vieja Higakure, para demostrar que sería un shinobi como su padre, pero que no tomaría exactamente el mismo camino.

Entrenamiento con Roy.

En proceso…


Hoja de Servicio:
- Registro de Servicio
- Aldea: Konoha
- Clan: Hyuga
- Clase: Asesino
- Especialización: Elementalista
- Rango: Gennin
- Edad: 16

- Entrenamientos: 3
- Misiones: 1
Rango D: 4
Rango C: 2
Rango B: 0
Rango A: 0
Rango S: 0
Prueba de ascenso a gennin considerada como entrenamiento.
- Registro de Capacidades
- General:
Vida: 100/100
Chakra: 320/320

- Características Innatas.
Fuerza: 2 +1o = 3
Rapidez: 5 + 1o = 6
Sigilo: 4 + 1o = 5
Percepción: 5 +1o = 6
Defensa: 3 +1o = 4
Personalidad: 2 +1o = 3

- Disciplinas.
Armas de Corto Alcance: 4+2= 6
Armas a Distancia: 4-1= 3
Taijutsu: 4 + 1c + 2o= 7
Invocación: 0 - 2c -1o = 0
Marionetismo: 0
Técnicas de Sellado: 0
Técnicas Médicas: -1o
Técnicas Ninja: 3 + 1c +2o = 6
Genjutsu: 0
Elemento Raiton: 1 - 1c+1o = 1
Elemento Suiton: 0 +1o= 1

- Talentos
Rastreador: el personaje puede usar percepción para interpretar señales y seguir a objetivos a largas distancias.
Perspicaz, nivel 1: se considera que el personaje posee un nivel más en percepción para hacer el cálculo al comprender el funcionamiento de técnicas y detectar su tipo.


Reputación y títulos:
Reputación.
- Oficina de misiones: 120
- Villa y ciudadanos: 40
- Altos mandos: 40
- Clan: 40
Titulos
-Gennin De Konoha.(+10)
-Defensor de Konoha.(+30)


Ficha Técnica:
- Técnicas Conocidas.
- Las que domina más las siguientes:

Taijutsu:
» Gōken [EXT, EXT]
» Shishi Rendan [ATK][FIS]

Medic Nin.
» Chakra Enjintou [ATK][FIS]
» Chakra no Bogyo [DEF][ELM]
» Houritsu Kyuushu [ATK][ELM]

Ninjutsu:
» Hien Maru [DEF][ELM]

Genjutsu:
» Kasumi Jūsha no jutsu [APO, EXT]

Fuuton:
» Fuuton: Atsugai [ATK][ELM]
» Fūton: Kamaitachi [ATK/DEF][ELM]

Raiton:
» Raiton: Denkō Noroshi [ATK][ELM]

Técnicas de clanes:
Aburame:
Invocacion.
» Pacto con Kikaichū [APO]

Ninjutsu
Mushiokuri [ATK + ATK(INV)][ELM]

Akimichi:
Taijutsu
» Kyojin o Fuku [ATK][FIS]
Ninjutsu:
» Bubun Baika no Jutsu [APO,EXT]

- Técnicas Dominadas.
INNATAS
» Golpe [ATK][FIS] (Daño: 10 x nivel en característica.)
(Requisitos: 1 en fuerza.)

» Protegerse [DEF][ELM] (Defensa: 15 x nivel en característica.)
(Requisitos: 1 en defensa.)
ARMAS DE LARGO ALCANCE
» Lanzamiento [EXT][FIS] (Daño: daño del arma. 1 arma + 1 cada tres niveles))
Atacas a distancia con un arma arrojadiza.
(Requisitos: 1 característica.)
Sellos: no necesita

» Lanzamiento de Bloqueo [EXT][FIS] (Defensa: daño del arma, 1 arma + 1 cada tres niveles))
Desvías un ataque usando tus armas a distancia.
(Requisitos: 1 característica.)
Sellos: no necesita

» Kawara Shuriken [ATK][FIS] (Ataque de área, caudal de múltiples proyectiles. Daño: 20 x nivel en armas a distancia + 15 x nivel en ninjutsu. Coste: 10ch x nivel en característica.)
Gracias a su chakra el ninja hace levitar y arroja cualquier objeto que pueda ser utilizado como un proyectil contra su objetivo.
(Requisitos: 3 en característica y Kage Shurinken no Jutsu + 20 exp de compra.)
Sellos: Tigre → Dragón → Rata → Caballo → Tigre
ARMAS DE CORTO ALCANCE
» Estocada [ATK][FIS] (Daño: daño del arma)
Realizas un golpe directo hacia tu oponente con tu arma.

» Kumo-Ryū: Uragiri [ATK][FIS] (Daño: daño del arma + 10 x nivel en característica + 10 x nivel en percepción. Si conecta: -1 rapidez por tres turnos. Resistencia: - 5% del daño enviado con cada uso)
Inicias el movimiento ofensivo pero en el último momento fintas y realizas un rápido giro, engañando a tu enemigo y atacando donde no lo espera.
(Requisitos: 4 en característica + 10 exp de compra.)
Sellos: no necesita

»Arremetida [EXT][FIS] (Daño: daño del arma. Máximo uno por turno)
Te permite empuñar dos armas al mismo tiempo y acompañar el ataque del arma principal con una estocada del arma secundaria.
(Requisitos: Dos armas cuerpo a cuerpo, 2 en característica, 2 en rapidez + 10 exp)

» Bloqueo con Arma [DEF][FIS] (Defensa: resistencia del arma + 15 x nivel en defensa)
Interpones tu arma en el ataque.

» Bloqueo Mejorado [DEF][FIS] (Defensa: resistencia del arma + 20 x nivel en defensa.)
Rechazas el ataque con mejor habilidad, recibiendo tu arma menos daños.
(Requisitos: 3 en característica + 10 exp de compra.)
Sellos: no necesita
TAIJUTSU
» Combo de Golpes [ATK][FIS] (Daño: 10 x nivel)
Propinas una combinación de puñetazos y patadas a uno o más oponentes que se encuentren cerca.
(Requisitos: 1 en característica)

» Konoha Reppū [DEF][FIS] (Defensa: 10 x nivel + 10 x nivel en defensa)
Evitas el ataque rival con un barrido giratorio que levanta el aire alrededor.
(Requisitos: 2 en característica + 10 exp)
Sellos: no necesita

» Kage Buyō [EXT] (Reducción de distancia: 2m x nivel en característica. Coste: 10ch.)
Sigues a tu objetivo igualando los movimientos de su cuerpo con la finalidad de acercarte a corta distancia. Muy útil para evitar interposiciones.
(Requisitos: 2 en característica + 10 exp de compra.)
Sellos: no necesita

CLAN HYŪGA
» Jūken [ATK][FIS] (Daño: 20 x nivel. Si conecta: el rival perderá 5ch. Coste: 5ch. Requiere Byakugan activado)
Emites chakra por las palmas de las manos o los dedos al golpear, dañando los órganos internos del oponente o los puntos de unión de los canales de chakra.
(Requisitos: CLAN Hyūga, Byakugan y 2 en característica + 10 exp)
Sellos: no necesita

Hakke Sanjūni Shō [ATK][FIS] (Daño: 20 x nivel + 10 x nivel en percepción. Si conecta: el rival perderá 5ch. Coste: 15ch. Requiere Byakugan activado)
Gracias a tu capacidad de ver la red de chakra del enemigo debido al byakugan, logras realizar una sucesión de golpes que bloquean treinta y dos tenketsu en el cuerpo del rival, pudiendo mermar su capacidad de usar chakra. El chakra se expande bajo los pies del Hyūga formando un círculo de adivinación de treinta y dos pasos justo en el momento de atacar.
(Requisitos: CLAN Hyūga, Jūken y 4 en característica + 20 exp)
Sellos: no necesita

» Shugohakke Rokujūyon Shō [DEF][ELM] (Defensa: 20 x nivel + 15 x nivel en defensa. Coste 20ch + 2ch x nivel. Requiere Byakugan activado)
Emites un hilo de chakra por cada mano con los cuales creas un escudo que te defiende de los daños. Gracias a tu flexibilidad y rápidos movimientos puedes cubrir cualquier punto a tu alrededor.
(Requisitos: CLAN Hyūga, Jūken y 4 en característica + 20 exp)
Sellos: no necesita
TÉCNICAS NINJA
» Bunshin no Jutsu [APO] (cada copia = 15ch. Posibilidad de realizar varias en una acción)
Creas copias ilusorias de algo o de alguien.
(Requisitos: 1 en característica)
Sellos: Tigre → Jabalí → Buey → Perro

» Orenge no Jutsu [EXT] (transformación = 20ch)
Adquieres la apariencia ilusoria de algo del entorno o de otra persona, con un tamaño similar al tuyo.
(Requisitos: 1 en característica)
Sellos: Perro → Jabalí → Carnero

» Karuto no Tayori [EXT] (Coste: 10ch. Posibilidad de realizar varias en una acción)
Revisas el potencial y status de alguien imprimiéndolo en hojas de papel, o hojas especiales, las cuales se pueden comprar en la Tienda.
(Requisitos: 2 en característica)
Sellos: no necesita

» Kawarimi no Jutsu [DEF] (Cada Kawamiri = 40ch)
Intercambias el cuerpo del usuario por algún tronco que tengas en tú inventario o un Kage Bunshin para que así el nuevo objetivo reciba los Daños.
(Requisitos: 2 en característica)
Sellos: Carnero → Jabali → Buey → Perro → Serpiente

» Chakura Nagashi [EXT] (Hasta 50ch introducido = aumento del daño. Dura dos turnos.)
Una técnica que inyecta y hace fluir chakra a través de un arma, incrementando la potencia de la misma.
(Requisitos: 2 en característica y arma ampliable con técnicas + 10 exp)
Sellos: no necesita

» Hien [APO] (Para armas de corto alcance: máximo 10 x nivel en caracteristica x 1.5 = aumento de daño; dura dos turnos. Para armas de largo alcance: máximo 5 nivel en caracteristica x 2 = aumento de daño; dura un turno)[Una sola vez por turno]
Aumentas el poder ofensivo de un arma de cualquier tipo haciendo fluir chakra a través de ella. El chakra es tan denso que se hace visible, materializándose y transformándose a su vez en una extensión de los bordes afilados del arma.
(Requisitos: CLASE Guerrero, explorador o asesino, Chakura Nagashi, 4 en característica y 10 exp (20 exp si no es de la clase requerida)
Sellos: no necesita

» Hien Maru [DEF][ELM] (Para armas de corto alcance: defensa = resistencia del arma + 15 x nivel en Defensa + chakra gastado x 1.5. Para armas de largo alcance: defensa = daño del arma + 15 x nivel en Defensa + chakra gastado x 2. Máximo 10ch x nivel en característica. mínimo 20 ch.)
Introduces chakra en tu arma, formando un escudo a su alrededor que te permite protegerte de ataques elementales. Tratándose de armas arrojadizas, lanzas el arma creando un escudo a cierta distancia.
(Requisitos: Chakura Nagashi, 3 en característica y 2 en armas de corto alcance/armas de largo alcance + 10 exp de compra.)
Sellos: no necesita

» Kai [APO] (Desactivas algún efecto que afecte a tú cuerpo o mente. Necesario saber lo que te pasa (mediante Percepción). Coste: 30 + 5ch o - 5ch x nivel de diferencia entre características (tuya y del rival). Gasto mínimo 10ch)
Una vez que descubras el dicho efecto, puedes cancelarlo con una explosión de Chakra.
(Requisitos: 3 en característica + 10 exp)
Sellos: Tigre

» Kage Shurinken no jutsu [ATK] (Medio alcance)(Área de efecto: caudal de múltiples proyectiles. Daño = daño del arma + 20 x nivel + 10 x nivel en armas a distancia. Coste: 10ch x nivel)
Lanzas un arma tipo shuriken y realizas una serie de sellos para crear múltiples clones tangibles de dicha arma
(Requisitos: 3 en característica, 2 en armas de largo alcance + 20 exp)
Sellos: Carnero → Rata → Pájaro → Jabalí → Tigre

» Utsusemi no jutsu [APO, EXT] (+ 1 sigilo. Coste: 10ch y 5ch por turno restante activado)
Gracias a tu control del chakra proyectas la voz de forma que comienza a ser escuchada desde diferentes direcciones, evitando así que conozcan tú ubicación exacta.
(Requisitos: 4 en característica + 10 exp)
Sellos: Tigre

CLAN HYŪGA
» Byakugan [APO,EXT] (+1 percepción cada dos niveles, +1 taijutsu. Coste: 20ch + 2ch x nivel y 15ch x turno restante activado)
El Hyūga activa su dōjutsu el cual le permite expandir su sentido de la vista, obteniendo así mayor percepción de cuanto le rodea y una gran precisión al realizar sus movimientos.
(Requisitos: CLAN Hyūga y 3 en característica + 10 exp)
Sellos: Carnero

Objetos y Carga Máxima:
- Objetos.
▪▪ Elf Blade [G/E] (Especial. Ampliable con técnicas. Daño: 40. Resistencia: 110/110.)
Una espada de tamaño corto que conseguida cerca de Monteadentro. Es ligera y tiene una empuñadura verde bastante cómoda.
Precio: 250 ryōs
[spoiler2]
[/spoiler2]
▪ Gran Katana [MG] (Daño: 60. Resistencia: 130/130.) [Ampliable con técnicas]
Sable de gran tamaño y equilibrio que permite usarla con velocidad a cambio de perder algo de daño y resistencia en comparación.
▪ Katana: Luna Creciente [G/E] (Especial. Ampliable con técnicas. Daño: 40. Resistencia: 110/110.)
Una katana vieja con los kanjis “Luna Creciente” grabados en su hoja, los kanjis están algo gastados, pero son fácilmente visibles para aquellos con doujutsu.
Precio: 250 ryōs
▪ Intercomunicadores [D]
Te permiten comunicarte por radiofrecuencia con tus compañeros aunque estén alejados varios cientos de metros.
▪ Bomba de humo [P] (Penalización a la visión de los afectados.)x2
Llena la zona de humo morado al explotar, tiene diversas utilidades.
▪ Bomba de luz [P] (-1 percepción y penalización a la visión de los afectados durante un turno.) x2
Una bomba que se activa con el chakra o al golpear una superficie con fuerza, produciendo un destello que ciega al enemigo durante cierto tiempo, ayudando a escapar.
▪ Fūma Shuriken [G] (Larga distancia. Daño: 50. Posibilidad de recuperación del arma.) [Ampliable con técnicas]
*Requisito: 3 en Armas a Distancia*
Un shuriken de cuatro aspas rectas de gran tamaño, con mayor potencia destructiva.
Precio: 50 ryōs
» Seguro de vida. Seguro que garantiza cuidados y una indemnización en caso de que el ninja sea recuperado con necesidad de recibir cuidados intensivos. (Para que el seguro sea válido deberá constar en la ficha del personaje al inicio de misión)
▪ Píldora del soldado [D] (+1 Rapidez y +1 Fuerza durante 3 turnos. No se apilan.) x2
Precio: 100 ryōs
▪ Hyorogan [D] (Incremento del nivel de chakra en 50.)
Píldora especial compuesta de poderosos estimulantes que incrementan temporalmente tu capacidad de chakra, además de reponerlo. Ingerir más de una puede ser contraproducente para tu cuerpo.
Precio: 200 ryōs
Sello explosivo[D] (50 de daños) x3
Papeles especialmente diseñados para ser adheridos a otras superficies, estos podrán ser detonados por el usuario.
Precio: 100 ryōs

Objetos de mejoras
▪ Guantes del luchador (+ 2 taijutsu, - 1 técnicas médicas)
▪ Calzado de cuero (+ 1 rapidez, + 1 sigilo)
▪ Bandana Negra (+ 1 percepción, + 1 fuerza)
▪ Armadura Ornamentada (+ 1 defensa, + 1 personalidad)
▪ Pergamino del Ninja(+ 2 Técnicas Ninja, -1 Invocación)
▪ Brazales de espadachin ( + 2 armas de corto alcance, - 1 armas a distancia)
▪ Colgante de Pirita (+1 Elemento Rayo)
▪ Colgante de Aguamarina (+1 Elemento Agua)

- Carga Máxima
Capacidad de carga: 50 + 5 x 3; nivel de Fuerza = 65
Carga bolsillos: 2 + 1 x6; nivel en percepción = 8


Carga máxima: 65

- Distribución y transporte.
Objetos de transporte y Organización.
▪ Vaina para espada (Capacidad: 10/10) Contiene la Elf Blade
Vaina con correas regulables para poder colgarla cruzada de la espalda, en horizontal o a la cintura. Sirve para transportar katanas y otros tipos de espadas.
▪ Vaina para gran espada (Capacidad: 18/18) Contiene Gran katana Resistencia 130/130
Vaina con correas regulables para poder colgarla cruzada a la espalda o a la cintura, sirve para transportar todo tipo de espadas a dos manos.
Nota: Solo para transportar espadas grandes.
▪ Vaina para espada (Capacidad: 10/10) Contiene la Katana: Luna Creciente
Vaina con correas regulables para poder colgarla cruzada de la espalda, en horizontal o a la cintura. Sirve para transportar katanas y otros tipos de espadas.
▪ Correas para otras armas medianas (Capacidad: 10/10) Contiene Fūma Shuriken, en la cual van colocados 3 sellos explosivo
Correas regulables con fundas para transportar pergaminos o todo tipo de armas medianas excepto espadas. Se pueden fijar a la espalda o cintura.
Precio: 16 ryōs

▪ Estuche porta-objetos (Capacidad: 7/12)
Contenedor para distribuir armas arrojadizas, pequeñas herramientas y medicinas. Se puede fijar con correas a la cintura o al muslo.
▪ Bomba de humo [P] (Penalización a la visión de los afectados.)x1
Llena la zona de humo morado al explotar, tiene diversas utilidades.
▪ Bomba de luz [P] (-1 percepción y penalización a la visión de los afectados durante un turno.) x1
Una bomba que se activa con el chakra o al golpear una superficie con fuerza, produciendo un destello que ciega al enemigo durante cierto tiempo, ayudando a escapar.

Bolsillos 6 espacios: (8/8)
▪ Intercomunicadores [D]
▪ Píldora del soldado [D] (+1 Rapidez y +1 Fuerza durante 3 turnos. No se apilan.) x2
Precio: 100 ryōs
▪ Hyorogan [D] (Incremento del nivel de chakra en 50.)
Píldora especial compuesta de poderosos estimulantes que incrementan temporalmente tu capacidad de chakra, además de reponerlo. Ingerir más de una puede ser contraproducente para tu cuerpo.
Precio: 200 ryōs
▪ Bomba de humo [P] (Penalización a la visión de los afectados.)x1
Llena la zona de humo morado al explotar, tiene diversas utilidades.
▪ Bomba de luz [P] (-1 percepción y penalización a la visión de los afectados durante un turno.) x1
Una bomba que se activa con el chakra o al golpear una superficie con fuerza, produciendo un destello que ciega al enemigo durante cierto tiempo, ayudando a escapar.

- Dinero. 99 ryos
- Experiencia. 2 exp
- Puntos de Talento. 2
Al final si lo he hecho antes de ir al trabajo XD
 

Ikutsu

NUser
Registrado
4 May 2017
Mensajes
1,206
El Aburame no había escuchado tus palabras, o eso era lo que aparentaba, puesto que hasta que el ultimo dumpling no desapareció bajando por su garganta no dio ninguna señal de que había registrado tu llegada. Dejo el plato en la mesa, y los cubiertos a un lado del mismo, luego tomo con toda la delicadeza que podía permitirse una servilleta y procedió a limpiarse la boca.

-¡Ah, mi buen joven!- Exclamo por fin, dejando la servilleta de tela perfectamente doblada justamente de donde la había tomado. –Es un placer ver jóvenes emprendedores aceptando una invitación como la mía. ¿Te gustaría pedir algo? Yo invito mi buen Hyuga- Su tono de voz era amable, tanto que podía llegar a sonar empalagoso. También dejaba claro con aquella pregunta que no tenía intención alguna de compartir algo de todo lo que había en la mesa.

Si llegabas a pedir algo, uno de los hombres de Taisho se dirigiría a la barra a confirmar tu pedido, para luego volver de inmediato a su lugar. De lo contrario, Taisho procedería de inmediato a responder tu pregunta. –Hoy en día mi querido joven, hay mucha gente mala en este mundo. Por ellos estamos como estamos en la actualidad, y lo peor es que crecen y se expanden como la mala hierba por todos lados si se deja desatendida. El trabajo de nosotros, los que amamos la paz y deseamos intentar regresar a una vida pacifica, es encargaros de esta mala hierba y cortarla de raíz- Sus palabras iban cargadas de confianza y convicción.

-Lo peor de eso joven shinobi, es que estas malas hierbas pueden creer aun en el medio de los más hermosos jardines, y pueden hacer que hasta las flores más bellas del jardín pierdan la lucha por recursos y nutrientes, acabando de esta forma con su vida. Toda una tragedia, ¿no crees? - La postura del hombre mientas hablaba era impecable: Su espalda se encontraba totalmente erguida, te miraba directamente a los ojos, intentando llevar sus palabras directo a tu corazón usando las ventanas del alma y de sus labios cada una de las palabras salía de forma perfecta y sin ninguna sombra de duda.

-¿Qué pensarías si te digo que una de estas malas hierbas se encuentra creciendo en nuestro pequeño jardín llamado Konoha? Más importante aún, ¿Qué dirías si estas malas hierbas estuvieran absorbiendo la vida de la flor que representa al Clan Hyuga?- Taisho hizo una pausa para que las implicaciones de lo que te estaba contando se asentaran en ti. Si habías pedido algo con anterioridad, en este justo momento uno de los empleados del local lo traería a tu mesa, pasando entre los hombres de Taisho con un poco de nerviosismo, para luego retirarse a la cocina rápidamente. No había nadie más en el local aparte de Taisho, sus hombres y tú, por lo que el hombre no parecía querer entrometerse en lo que sea que hayan estado discutiendo.

-Se te hace conocido el nombre de Satoshi Hyuga?- Pregunto Taisho mientras que casi al unísono uno de sus hombres te colocaba al frente una carpeta con una foto de la persona en cuestión.


Se trataba de un hombre de alrededor de los 50, su caballera se había tornado totalmente gris al igual que sus cejas, mientras que sus ojos blancos denotaban muy rápidamente su linaje Hyuga. Frente a ellos descansaban un par de lentes de media montura. Aunque no conocías al hombre, habías escuchado que se trataba de una especie de investigador médico. –Quizás hayas escuchado alguna que otra cosa buena sobre este individuo, pero la verdad es que él es una de esas malas hierbas que atentan contra la buena salud de nuestro preciado jardín. – Podías notar la discordia en su voz cuando hablaba sobre Satoshi, obviamente no era alguien que le cayera particularmente bien.

-En el distrito D de la aldea, al sureste de Higaminami, muy cerca de la muralla exterior, se encuentra un pequeño edificio. Me gustaría que alguien con tus logros y habilidades pueda ir hasta allá y obtener más información del lugar. Estoy seguro de que no me creerías si te dijera lo que sucede Alli… lo que este “doctor” hace con los de su mismo clan… ¿Cuento con tu apoyo joven Hyuga?- Taisho aguardo en silencio por tu respuesta.

[float=left]
[/float]Aburame Taisho: Taisho es conocido por todos por ser un hombre locuaz y afable, que siempre sabe cuales son las palabras adecuadas para agradar. Un político nato. Sin embargo no es persona del gusto de todos y ha tenido algún que otro encontronazo público con Rein Saenza, Akimichi Torifu, Uzumaki Juro y Akimichi Zane
Afiliaciones: Konoha (Político, "chaquetero", glotón) y Clan Aburame(Conocido, adulador)
Rango ninja: Chuunin



Distrito D:
 

jamyneitor

NUser
Registrado
29 May 2016
Mensajes
2,804
Ubicación
Viviendo como genin para mantener la integridad
Tuve que esperar a que Taisho Aburame acabase su último dumpling para que comenzase a hablar, por suerte pese a que parecía que no me había escuchado, lo había hecho y finalmente respondía mi pregunta, pero antes me invitaría a pedir algo de comer. – Agradezco su ofrecimiento, pero he comido pensando que saldría de misión y no podría comer más de momento – Era cierto, de momento no tenía nada de hambre y no quería sentirme pesado en caso de tener que salir en una misión real.

Su voz empalagosa de inicio cambio a una llena de confianza, la cual me hacía creerme sus palabras pese a que aún tenía cierta desconfianza en el por anteriores encuentros levemente sospechosos, como el que se diera aquel día que buscábamos los secretos del agua envenenada.

Entendía lo que el hombre me decía, sabía bien como había personas malas incluso dentro de la misma konoha, pero no esperaba que dijese lo siguiente. “¿Un Hyuga?” mi cara mostro gran asombro e incredulidad dejando de lado mi total seriedad.- Es imposible – deje salir en un susurro incrédulo, realmente no creía que aquello pudiera ser real. Esperaba que aquello no fuese un ataque a mi clan o algo raro.

Tras un tiempo para pensar, intentando asimilar lo dicho por el abúrame, pero sin creérmelo del todo supuse que lo mejor era seguir en aquello, si se trataba de una farsa, la descubriría yo mismo evitando que se manchase el nombre del clan, pero de no serlo, no sabía cómo debía tomar aquello, pero no debía preocuparme, puesto que estaba muy seguro de los ideales del clan y aquello no podía ser más que un invento.

Satoshi Hyuga, ese era un nombre que apenas si conocía, había quienes hablaban de unas investigaciones médicas, pero nada de que fuese de mi interés hasta ahora. Ante mis ojos, en este momento tenía una carpeta con su foto en ella, era un hombre mayor, de unos 50 años que ocultaba sus ojos blancos tras unas gafas, su cabello era gris; y si debía juzgarlo por su apariencia, parecía ser un hombre inofensivo.

Según las palabras del líder Aburame, mi congénere Hyuga hacia investigaciones con gente de mi clan y no eran para nada buenas, así mismo me dio la dirección donde podría encontrarle mientras buscaba convencerme hablando sobre mis logros y habilidades, pero lo que me convenció realmente de hacerlo, no era otra cosa que limpiar el nombre de mi clan.

- Me haré cargo… - dije decidido, pues aquello afectaba al clan y no podía dejar que siguiera sucediendo. – Si me permite, me gustaría arreglar esto cuanto antes – dije esperando poder alistarme para realizar la misión “Debo hacerlo sin ser visto, si todo es falso, una investigación podría molestar al médico y si es real… no, no puede serlo” me decía en la mente, mientras pensaba en la dirección dada esperando poder marchar hacia ella.

Hyoru Hyuga
Pv: 100
Ch: 320

PA: 8-2= 6

Extra: Asimilar todo lo que me dicen (6 perc, 3 perso)
Extra: Pedir permiso para retirarme (3perso, 6rap)
 

Argimn

Master Crónicas
Registrado
6 May 2017
Mensajes
1,108
FDI: Well, i take it from here. Lets have fun XD


- ¡Claro mi buen muchacho! - dijo el Aburame mientras hacía un gesto con la mano para despedirte - Solo espero de ti lo que haría cualquier otro en tu posición -

La zona suroeste de Higaminami cercano al río, se encontraba un edificio que parecía pequeño desde la lejanía por el follaje que lo cubría, pero mientras más se acercase, el Gennin notaría que era mucho más grandioso de lo que el líder Aburame había dado a entender. Constaba de dos plantas, y una de las mismas daba completamente al río. Su estructura de madera tradicional con pilotes de madera altos, enterrados en suelo trabajado, que servían de soporte para una terraza en el segundo piso. La terraza, así como la estancia del piso inferior que daba también al río, tenían acceso al edificio mediante shōji.

La luz inundaba la zona delantera de la casa en ambas plantas, pero si buscaba por los alrededores, Hyoru notaría que la luz del primer piso solo iluminaba la parte delantera de la casa, no la que daba al río.


En la puerta principal se podía distinguir una persona de pie, posiblemente un guardia. Si utilizaba su Byakugan, el Hyuga notaría otro guardia en la terraza del segundo piso, caminando de un lado a otro a paso lento y tranquilo. Ninguno portaba de bandana o chaleco.

Si se acercaba a la puerta principal a hablar con el guardia y preguntar por el doctor Satoshi, el guardia lo correría diciendo que el doctor no recibía a nadie sin cita previa, y que para concertar una cita tenía hablar directamente con el doctor, cuando él quisiera hablar con alguien.

Dicho esto, le entregaría una tableta con una hoja de papel en la que podían observarse muchos nombres escritos, cada uno debajo del anterior, con sus respectivas direcciones quizá para que el doctor pudiese enviar la solicitud para concretar la cita. Solo pocos nombres estaban tachados y la lista de espera era bastante amplia; y gracias a sus dotes, Hyoru notaría que el papel y la tinta usada en la última tachadura tenían ya un buen tiempo.



Distrito D:
 

jamyneitor

NUser
Registrado
29 May 2016
Mensajes
2,804
Ubicación
Viviendo como genin para mantener la integridad
[FDI: Estoy algo perdido de donde ubicar emocionalmente a mi pj. Sin duda debo actualizar eso mas seguido para que con leer la ficha tras perderme un tiempo lo pueda ubicar fácilmente, pero supongo al ser antes del chunin y con lo que me he leído de acá, solo desconfía un pelin de Taisho por ciertos sucesos, pero esta bien con la villa y altos mandos y etc.

Gracias por tomar la mision y espero poder ser activo a partir de hoy.]



Aun no creía que lo que me decían pudiera ser real, pero debía averiguarlo con el mayor sigilo posible, no podía dejar que nada se supiera o ensuciar la imagen del doctor sin razón. Pese a que si escuche lo último dicho por Taisho, no le preste demasiada atención y simplemente me prepare para realizar mi tarea.

Aun con la confusión y duda en mi mente, me dirigí al suroeste de Higaminami, ahí, cerca del rio pude ver un edificio pequeño, o al menos esa era la impresión que daba al verse cubierto por los arbustos dada la lejanía. Nada más lejos de la verdad aquella primera impresión, pues mientras me acercaba pude ver como aquello era una especie de casa de dos plantas, una de ellas llegaba incluso al río, hecha completamente de madera, con pilares enormes que la sostuvieran, los cuales estaban clavados fuertemente al suelo para mantenerla firme en la tierra, evitando el movimiento en caso de que la superficie fuera muy blanda e incluso podían sostener la terraza del segundo piso.

Impresionado por la arquitectura, finalmente vi un par de puertas shōji, una de ellas daba entrada a través de la terraza, mientras que la otra hacía lo propio con la estancia. Sabía que debía investigar un poco, pero antes de usar algún jutsu o demás, debía pensarlo bien. “No puedo dejar constancia de que vine, no importa si no saben si estoy de misión o no, pero si hay más de un Hyuga, usar un jutsu de ilusión seria aun peor”. Termine descartando de momento el uso de henge no jutsu.

Pude ver las luces de la primera planta e investigando desde lejos, estas parecían solo estar encendidas al frente, no dejando ver de momento lo que hubiese detrás, dejando así en misterio lo que hubiese en el lado del rio.

“Intentare sentir primero las presencias cercanas antes de usar mi doujtsu” pensaba siendo lo más precavido posible. Me concentre en sentir las presencias conforme avanzaba, así como en cambiar levemente mi apariencia ocultando la cicatriz con mi bandana volteada para que no se viese el símbolo de la aldea, así mismo la ocultaba también bajo mi manga. Revolví mi cabello y las pequeñas coletas a los lados de mi cara los eche para atrás en un pobre intento de trenza, esperando que aquello me ayudase a lucir muy diferente.

Acercándome a la puerta principal daría con el guardia del lugar, quien nada más preguntarle por el doctor me echaría básicamente del lugar, no sin antes indicarme cómo funcionaba el proceso y entregarme una tablilla. “Es todo lo que tengo, así que debo usarlo” pensé examinando los nombres en el papel fingiendo que me anotaba, poniendo cualquier nombre de algún compañero y combinándolo con el apellido Hyuga, pero realmente solo quería aprenderme los nombres, pero sobretodo prestando mucha atención en el último que había sido tachado, al parecer ya hace bastante tiempo, puesto que la tinta no solo estaba completamente seca, si no que se veía avejentada por el tiempo.

“Investigare a esas personas y luego volveré. Si es necesario, entonces si usare mi Byakugan” pensaba mientras dejaba la tablilla con mis ‘datos’, puesto que no creía que pasar por ser elegido en la lista fuera a funcionar, por ello tampoco me moleste en poner una ubicación falsa. Aunque la que había puesto tampoco estaba habitada, pues era la vieja casa de Kira, donde a día de Hoy nadie vivía al haber sido secuestrada de ahí Diana y quedando el lugar un tanto dañado.

Con la mente puesta en los nombres de la lista me prepare para empezar una rápida investigación.


Hyoru Hyuga
Pv: 100/100
Ch: 320/320

PA: 8-5= 3

Extra: Cambiar un poco mi apariencia (6 perc, 5sig, 3perso)
Extra: Intentar saber la posicion de los guardias y gente en la casa (6perc, 6nin)
Extra: Memorizar los nombres en la lista y las direcciones, poniendo énfasis en el ultimo en ser tachado (6perc)
Extra: Alistarme para empezar la investigación, primero por la gente de la lista.
Extra: Dirigirme a la dirección de la ultima persona tachada
 

Argimn

Master Crónicas
Registrado
6 May 2017
Mensajes
1,108
Cuando el Gennin intentó percibir si había más personas dentro de la estructura, solo pudo percibir que en el piso inferior había una persona en la instancia inmediatamente siguiente a la entrada principal. El resto del piso parecía vacío, aunque el joven Hyuga no podía descartar la posibilidad de que hubiese individuos que ocultaban su presencia dentro.

Le parecía percibir presencias en el piso superior, pero eran leves... casi tenues.

Luego de leer la lista, el joven pudo notar que todas ellas se encontraban dentro del Distrito Hyuga, por lo que el tiempo de viaje le hizo llegar ya entrada la noche, por lo que encontró solo una casa con iluminación que indicaba que había alguien despierto en el interior.

Si se decidía a llamar, encontraría a una señora mayor quien se presentaría como la madre del Hyuga anotado en la lista. Al preguntarle por su hijo, está se pondría algo triste y te diría que tiene tiempo sin verlo, ya que se había estado quedando en la casa del doctor que Satoshi desde hace algún tiempo, y no lo había visto; sólo había sabido de él a través de las cartas que le enviaba ya que no podía visitarlo porque sus piernas ya no eran las de antes.

Al terminar de hablar con la anciana, el Gennin notaría que si decidía regresar a la residencia del doctor, llegaría poco antes del alba, justo cuando la oscuridad era más acentuada.

Si decidía entrar al recinto, usando cualquier método a su disposición, notaría que el piso inferior constaba mayormente de cuartos tradicionales donde recibir invitados; todos ellos momentáneamente sin muebles posiblemente retirados por el personal de servicio, quedando solamente biombos o pinturas en algunas paredes.

El segundo piso constaba de habitaciones con futones, mesas con tazas de té y platos con restos de comida... todo indicaba que esas habitaciones estaban habitadas, o lo habían estado hasta hacía poco.

Primer piso:


Segundo piso:
 

jamyneitor

NUser
Registrado
29 May 2016
Mensajes
2,804
Ubicación
Viviendo como genin para mantener la integridad
Intentando detectar las presencias en la casa, pude notar unas pocas presencias leves en la parte superior, como si se desvanecieran. En el piso inferior no pude encontrar demasiado, solo sentía una presencia en la sala más próxima a la de la entrada, no podía de momento encontrar algo más, pero tampoco podía descarta que hubiese alguien más dentro escondiendo su chakra y presencia por completo.

“No cualquiera podría esconderse tan bien, pero no puedo asegurar nada aun” pensé viéndome obligado a retirarme de momento y cumplir con la tarea que tenía en mente.

Los nombres en la lista me llevaron todos y cada uno al distrito Hyuga, sin duda el patrón era claro y por tanto posiblemente la falsa dirección que había puesto seria descartada por estar fuera del complejo Hyuga.

No importando aquello, sabía lo que tenía que hacer y era encontrarme con algún familiar o incluso la propia persona de la lista. Buscando entre las direcciones que recordaba, solo pude encontrar una de ellas que tuviese las luces encendidas demostrando que aún había alguien despierto.

Me acerque a la puerta y toque un par de veces, tras esperar un poco de tiempo salió una mujer anciana perteneciente a mi clan. Decidí preguntarle por el nombre en la lista y resulto ser su hijo, ella me comento que llevaba un tiempo sin verlo debido a que se estaba quedando donde el doctor Satoshi. Desde ese momento me perdí un poco de la plática, si dicho hombre estaba ahí debía ser alguna de las presencias leves que sentí.

“Ha hablado con el mediante cartas, pero si estas fueran falsificadas… por su edad no ha podido ir y no puede asegurar que el este bien…” mis dudas sobre el doctor aumentaban. Era raro que de estar bien un hijo no visitara a su madre, al menos yo no podría preocupar tanto a mi madre de esa manera si pudiese visitarla.

Me despedí de la amable anciana de la forma más amable que pude y me dispuse a volver donde se encontraba Satoshi Hyuga.

El alba se encontraba próxima, la oscuridad total me cubría, pero no duraría demasiado, debía buscar una forma de ocultarme y no sabía bien como, pues no podía adentrarme en una serpiente como Takeshi, ni tampoco crear ilusiones como Kira.

“Quizás el genjutsu de Kira no serviría, si alterara el chakra de todos lo notarían, pero una ilusión…” pensé con una sonrisa, tenía una idea, podía cambiar mi apariencia usando muy poco chakra y seguir ocultándome aun si llegaba el amanecer. Lo mejor era convertirme en un pequeño roedor o animal que pudiese entrar sin ser apenas notado por las personas en el interior.

Una vez decidido el animal que seria, de preferencia uno que rondase los alrededores, pues si decidía ser algún insecto quizás me atacarían para matarme, por lo que necesitaba algún animal difícil de notar que estuviese en los alrededores. Tras transformarme decidí espiar un poco la parte inferior, pero realmente mi objetivo estaba en el segundo piso donde había sentido las leves presencias antes.

La parte inferior constaba de cuartos tradicionales para recibir a los invitados, pero extrañamente estaban sin amueblar, como si hubiesen sido recientemente removidos todos y cada una de los muebles dejando todo vacío salvo por algunos biombos y pinturas en la pared, lo cual sin duda me dejaba claro que solo perdía el tiempo ahí.

La segunda planta se veía un tanto diferente, en ella había futones y restos de comida en una clara señal de que alguien había estado en el sitio recientemente dándome la oportunidad de encontrar un rastro.

Debía buscar bien, incluso pasar por las puertas corredizas moviéndolas con el mayor cuidado, pero de momento solo buscaría en el lugar donde me encontraba, revise las luces en el techo, algunas cortinas que había alzadas entre otras cosas, pero lo importante era ver que había en los futon, ahí debía haber algo, quizás residuos de chakra o algún olor que pudiera rastrear. Aunque sin duda mi olfato no era el mejor, un poco entrenado si estaba. Comencé con mucho cuidado revisando los futones, sobre todo los más cercanos a la mesa con comida, así en caso de que alguien apareciese podía fingir que tomaba los restos de comida como lo haría cualquier animal salvaje. Aunque realmente prefería mantenerme totalmente oculto y esconderme en caso de que alguien se acercase.

De momento rebuscaría cualquier rastro que pudiese seguir, necesitaba algo concreto antes de verme obligado a usar otras habilidades que pudiesen delatar mi presencia.

Hyoru Hyuga
Pv: 100/100
Ch: 320-25= 295/320

PA: 8-6= 2

Extra: Decidir con mucho cuidado cual es la mejor criatura en la que me transformare (6perc, 6nin, 5sig, rastreo)
Extra:» Henge no Jutsu [EXT] (cada transformación=25ch) Convertirme en algún roedor
Extra: Revisar la planta baja y buscar como subir al segundo piso (6perc, 6nin, rastreo y 5sig)
Extra: Tener cuidando moviéndome conforme a mi tamaño real para no mover algo indebido, cuidando que el movimiento de la ilusión se vea real también (6perc, 6nin, 5sig, 3perso)
Extra: Rebuscar con cuidado cualquier pista entre los futones del segundo piso (6perc, 6nin, rastreo y 5sig)
Extra: Estar atento a cualquier persona que pudiese acercarse (6perc, 6nin, rastreo y 5sig)

En mi ficha figura el Orenge, pero la misión es después del cambio del Orenge por el Henge, así que he usado el Henge, ya que el Orenge ya no existía al momento de pedir la misión y para muestra el cambio de mis otras técnicas de ninjutsu.
 

Argimn

Master Crónicas
Registrado
6 May 2017
Mensajes
1,108
El joven roedor Hyuga decidió buscar en el piso superior cualquier pista sobre sus compañeros de clan desaparecidos. Revisó desde el techo hasta los cuartos abiertos con puertas abiertas que no requiriesen delatar su tamaño real... Cuando no descubrió nada útil, procedió a hacer uno de una técnica de rastreo mejor empleada por los Inuzuka, pero perfectamente aplicable por cualquier ninja; el olfato.

Percibió el aroma corporal de uno de los ocupante de los futones, un leve olor a jazmín mezclado con el olor de antisépticos, el cual salía de la habitación en la que se encontraba, y ponía rumbo al piso inferior. Sin embargo, cuando se disponía a salir, el guardia del piso superior llegó hasta la habitación donde se encontraba y se detuvo en la puerta, no había notado su presencia, eso era seguro, ya que le estaba dando la espalda. Pocos segundos después llegó un mujer, posiblemente un miembro del servicio y la dueña de la presencia que el Hyuga percibió horas antes.

Ambos individuos se encaminaron en una conversación que parecía extenderse por buen rato, justo en la puerta donde el Hyuga se encontraba. Si intentaba salir por alguna otra puerta, de seguro notarían que su presencia, y lo que realmente no era. Podía intentar atacarles, aunque el resultado era incierto... o podía optar por esperar hasta que terminasen de hablar.

- ¿Qué a sido ese ruido? - Dijo el hombre más para si mismo que para alguien más - ¡KYA, un ratón! - Gritó la mujer - No hay ratón capaz de mover tanto una puerta, ¡¿quien eres, ninja?! -

El guardia avanzó directamente hacía el joven Hyuga, y desenfundó una katana y realizó un corte horizontal a media altura, tratando de alcanzar al Gennin (Van 100 daño FIS).

- ¿Qué sucede allí arriba? - Se escuchó desde el piso inferior, muy seguramente el guardia de la puerta - Contesta Touma -

-¡Fudō-san ayuda, hay un intruso! - Gritó la mujer en respuesta.

Del piso inferior se escucharon pasos que se desplazaban a la carrera, y subían por la escalera, llegando al pasillo del segundo piso en pocos segundos.

(Opción 2.A)

La pareja se encontraba completamente distraída, por lo que no vieron el ataque que se les aproximaba. El hombre cayó inconsciente, pero la mujer pereció en el ataque, claramente no estaba entrenada, y el ataque sorpresa fue mucho más de lo que su cuerpo pudo soportar.

El Gennin tenía vía libre para desplazarse por el piso superior y ponerse en marcha hacía el piso inferior donde su olfato le indicaba se había dirigido el dueño del rastro que perseguía.

- Touma, ya es momento de cambiar de guardia, baja - Se escuchó desde el piso inferior, muy seguramente el guardia de la puerta - Contesta Touma, no te hagas el sordo -

El ruido de pasos indicó al Gennin que el portero venía en camino, si se apresuraba, podría bajar al piso inferior sin que lo encontrase. Podía optar por esperar e intentar emboscarlo, pero no tenía la certeza de que eso resultase (Sospecha de que algo no va bien al no responder Touma).


(Opción 2.B)

La pareja se encontraba completamente distraída, por lo que no vieron el ataque que se les aproximaba. El hombre cayó inconsciente, pero la mujer, al no ser atacada comenzó a correr gritando por ayuda - ¡Fudō-san ayuda, nos ataca un loco! -

Del piso inferior se escucharon pasos que se desplazaban a la carrera, y subían por la escalera, llegando al pasillo del segundo piso donde había caído derribado el primer guardia. El portero cubrió a la mujer, la cual bajó corriendo por las escaleras. El Hyuga dejó de percibir su presencia pocos segundos después.

- Pagaras por lo que has hecho, intruso - El odio en la voz del hombre era palpable.

Avanzó directamente hacía el joven Hyuga, y desenfundó una katana, realizando un poderoso corte horizontal que ocupaba todo el ancho del pasillo (Van 100 daño FIS).

La pareja habló por lo que pareció ser más de una hora. El sol había salido y el Hyuga percibió varias presencias que aparecían en la casa, pero no desde la dirección donde él ubicaba las puertas del frente, o trasera. Al menos otras tres personas habían aparecido por arte de magia en la casa.

- Touma, ya es momento de cambiar de guardia, baja - Se escuchó desde el piso inferior, muy seguramente el guardia de la puerta.

- Allí voy, Fudō - Respondió el hombre al frente del Gennin, quien luego agregó - Nos vemos en la noche, Yukina -

- Hasta más tarde, Touma-san - Respondió la mujer.

Ambos emprendieron el camino hasta el piso inferior. El Hyuga podía optar por seguirlos y aprovechar la oportunidad de descender mientras ellos guiaban el camino.

Habían pasado unas cuantas horas desde que el Hyuga había probado bocado, y la noche entera en vigilia le comenzaba a pesar, podía optar por intentar conseguir algo de comer en la cocina, a la cual su olfato podría guiarle. O podría decidir aguantar de momento y seguir con su investigación del piso inferior.
 

jamyneitor

NUser
Registrado
29 May 2016
Mensajes
2,804
Ubicación
Viviendo como genin para mantener la integridad
Un aroma un tanto femenino llego a mis narices, se trataba de un dulce olor a jazmín, aunque mezclado también con antisépticos. Dicha fragancia salía de la habitación, llevando seguramente a la planta baja, ir ahí podría delatar mi presencia, pero no tenía muchas más opciones. “Debo salir con mucho cuidado”.

Mis planes fueron interrumpidos cuando un guardia llego a la puerta impidiendo el paso, no parecía haberse percatado de mi presencia, pues me daba la espalda, pero salir frente a el sería prácticamente imposible, no tardó mucho en unirse a él una chica, la dueña sin duda de la presencia que había sentido antes o eso era la conclusión más lógica a la que podía llegar de momento.

Una plática comenzó entre las 2 personas, el guardia y la muchacha de servicio, no sabía bien que hacer, si salía en un momento así me sería muy difícil seguir ocultando mi presencia y aquello dificultaría la misión, sobre todo cuando todo lo que hacía era en absoluto secreto. Me mantuve oculto esperando que la pareja acabase de hablar, mientras el tiempo corría pensaba en noquearlos, pero aquello podría llamar mucho la atención y de momento eso no era una opción.

“Satoshi puede ser inocente y de serlo lo probare, limpiare su nombre o bien, descubriré lo que hace y evitare que manche al clan” me decía mentalmente para lograr aguantar el tiempo suficiente sin atacar a nadie o delatar mi presencia. De momento no planeaba a atacar a nadie, pues no había pruebas de que fueran culpables de nada y ante mis ojos estaba un simple guardia y una mujer de limpieza.

El sol comenzaba a salir y el cansancio en mi era algo notable, por suerte ya había estado en misiones que duraban más de un día sin dormir, solo esperaba aquello no se extendiese mucho más, pues podría empezar a costarme, pues a diferencia de algunas de esas misiones, no llevaba entre mis cosas alimento alguno.

“Han aparecido nuevas presencia, eso es imposible… a menos que usasen una técnica como el Hiraishin, pero eso sería aún más raro…” aquello me daba mala espina y no quedaba otra que investigar y lo mejor que podía hacer era esperar el momento idóneo para salir a hacerlo.

El cambio de guardia me daba una oportunidad bastante buena y no solo eso, había aprendido el nombre del guarid ay la chica, quizás podría usar eso a futuro. Aproveche cuando Touma y Yukina bajaban con la promesa de verse en su turno de noche nuevamente y los seguí al piso inferior, mi investigación podía seguir ahí, pero debía tener más cuidado, mi estómago pedía alimento y eso no era nada bueno, podía investigar la cocina, pero eso podía hacer que fuese descubierto, además aun había algo más que despertaba mi curiosidad, buscar la ubicación de las presencias que habían aparecido de la nada.

“Esto tendrá que bastar para reponer mis fuerzas de momento y saciar mi hambre” dije tomando un Hyorogan, sabía que aquello solo engañaría un momento a mi estómago, pero era lo mejor que tenia de momento y no quería perder el rastro fresco que había sobre las presencias que recién habían aparecido.

Lleve a mi boca la píldora y la deguste como si fuese el mejor manjar que jamás hubiese probado, esperaba que eso además de darme un poco de energía extra calmase un poco el hambre que empezaba a apoderarse de mí. Esperando que eso funcionase, solo quedaba seguir con mi investigación.

Hyoru Hyuga
Pv: 100/100
Ch: 295+50= 345/370 = 320+50

PA: 8-6= 2

Extra: Mantenerme oculto el tiempo suficiente para salir a escondidas (6perc, 6nin, 5sig, rastreo)
Extra: Mantener el henge y la nocion de mi tamaño real (6perc, 6nin, rastreo y 5sig, 3perso)
Extra: Bajar oculto aprovechando que Touma y Yukina bajan (6perc, 6nin, 5sig, 3perso)
Extra: Calmar mi hambre con un hyorogan (6perc, 6nin, rastreo y 5sig) [+50ch]
Extra: Buscar las presencias que aparecieron de la nada e ir a investigar (6perc, 6nin, rastreo y 5sig)
Extra: Moverme sigilosamente

Objetos usados:
-1 Hyorogan
 

Argimn

Master Crónicas
Registrado
6 May 2017
Mensajes
1,108
FDI: Disculpad el retraso, tuve problemas con el internet este fin de semana.

El joven Hyuga hizo gala de sensatez y paciencia al esperar toda la noche en vela para no causar un alboroto que pudiese perjudicar a los que, a estas alturas, parecían ser inocentes de toda acusación.

Mientras bajaba y devoraba una píldora de combate como placebo para calmar su hambre, el Gennin percibió el leve aroma a jazmín y antisépticos proveniente que había detectado en uno de los futones del segundo piso. Si decidía ir tras el olor, descubriría a un grupo de cinco personas todos vestidos con batas de doctores, en una de las salas que había revisado del primer piso que había revisado anteriormente. Si hacía memoria de sus clases en la academia el joven de ojos blancos recordaría que el rastreo de objetivos por presencias no era preciso y podía verse afectado por cosas tan simples como una pared.

Las personas salieron de la sala, y en su andar hacía el segundo piso, desfilaron al frente de donde el joven Hyuga se encontraba lo que le confirió la posibilidad particular de observar a todos los presentes y descubrir quien era el dueño del aroma. Una mujer morena, de piel tostada y ojos blancos, de contextura esbelta y atractiva; y con cansancio marcado en el rostro encabezaba la fila de personas que se dirigían al segundo piso.


Podía seguirles para intentar descubrir algo de ellos, o podía volver a inspeccionar el piso inferior, ya que algún lado tuvieron que entrar esas personas al edificio.

Independientemente de lo que decidiese, el cambio de guardia ocurrió. Touma y Fudō fueron reemplazados por cuatro guardias, y Yukina le cedió su puesto a otras dos mujeres quienes se dispusieron con prontitud a cocinar y limpiar. Los guardias se dividieron, quedando uno en la puerta, reemplazando a Fudō, otro fue al segundo piso, posiblemente a cubrir la ronda de Touma, otro fue a la puerta trasera del primer piso, y el último parecía hacer rondas entre el primer y el segundo piso.

Si iba al segundo piso, el Gennin podría alcanzar a escuchar alguna conversación sobre los estudios y experimentos no progresando del todo bien, y que el deterioro de los pacientes comenzaba a ser notorio. Aunque le tomaría un tiempo subir hasta el segundo piso con sigilo mientras evitaba a las patrullas de la nueva guardia.

Si se dedicaba a estar en el primer piso en busca de pistas sobre el paradero anterior del grupo de individuos, se percataría que una de las mujeres que sustituyó a Yukina se encontraba limpiando, lo que podría destruir los rastros que le facilitarían encontrar el punto de entrada del grupo.
 

jamyneitor

NUser
Registrado
29 May 2016
Mensajes
2,804
Ubicación
Viviendo como genin para mantener la integridad
Al bajar pude detectar el olor a jazmín que había detectado en los futons. Me deje guiar por mi nariz tal cual había entrenado en algunas misiones y logre toparme con al menos 5 individuos que no parecían notar mi presencia, al menos de momento. Estos sujetos habían salido de una sal aunque había revisado antes, lo que me dejaba claro que algo hacia fallar mi rastreo, quizás alguna pared fuese de algún material que me dificultase sentir las presencias o incluso era tal la limpieza del lugar que incluso el rastro más minúsculo era borrado.

Las personas salieron de la sal y prácticamente desfilaron ante mí, permitiéndome descubrir a la dueña del aroma que antes había sentido. Se trataba de una mujer morena de ojos blancos, unos muy similares a los míos, tanto que solo podía indicar que ella era una Hyuga, o al menos eso era ante mis ojos.

Mientras decidía si seguirles o buscar en el piso inferior sentí nuevamente una punzada en el estómago, aun tenía algo de hambre y aun habiendo aumentado mi chakra necesitaba algo más, saque un nuevo placebo de mi bolsillo y lo tome, era algo más propio como alimento, pero no quería consumirlo aun. Sin embargo no tenía ganas de hacerlo.

Trague en silencio la píldora de soldado con lo cual ahora no solo mi energía espiritual (chakra) había sido restaurada y aumentada, si no también mi fuerza física lo cual me ayudaba mantenerme despierto. Mi leve retraso dio tiempo para que el cambio de guardia se diese y debía detenerme a pensar un tiempo cómo actuar ante estos cambios.

Un guardia se ubicó en la puerta principal cubriendo a Fudō, el segundo cubriría las rondas de touma, otro más se movería hacia la puerta trasera y finalmente el cuarto parecía hacer rondines entre el primer y segundo piso. Lo cual dejaba más descubierto el segundo piso, sobre todo cuando el guardia que viajaba entre ambos pisos bajaba al primer piso dejando a solo un guardia en la parte de arriba.

No había duda que debía subir al segundo piso y empezar por ahí, quizás deshacerme de algún guardia y suplantarlo. Subí con el mayor sigilo posible pegado a uno de los muros evitando toparme con algún guardia en el camino, pues no quería chocar con él, incluso comenzaba a plantearme el caminar sobre el techo aun con mi disfraz de roedor.

Logre subir sin muchos problemas y logre escuchar algunas cosas sobre los experimentos que no parecían estar progresando y que incluso los pacientes comenzaban a mostrar deterioro muy notorio. Casi suelto un gruñido de enojo, pero logre retenerlo en mi garganta tras darme cuenta que Taisho tenía razón en parte de lo que decía y debía lograr ver aún más de lo que estaba pasando ahí. Sin embargo moverme era difícil con la cantidad de guardias que había.

“Si pudiera deshacerme de ellos fácilmente con un genjutsu esto sería rápido” pensé extrañando a mi compañero del clan Nara. Además debido a que ni el, ni Takeshi estaban conmigo, debía ser yo mismo quien diseñara una estrategia. Me coloque en un sitio donde no estorbase a nadie y comencé a pensar en lo que debía hacer, talle levemente mis ojos y me di cuenta que no había muchas opciones, debía eliminar 1 a uno a los guardias, por lo menos a aquellos que se movían por los pisos, pues los que estuviesen en un sitio fijo no eran mayor problema para moverme dentro del recinto.

Pensé en usar mi byakugan, pero era un recinto donde había Hyugas, por lo que quizás había algo capaz de mermar el poder de mi doujutsu, pues además Satoshi investigaba a miembros del clan y eso incluía seguramente al Doujutsu del clan, por lo que en favor de mantener mi chakra oculto decidí no usar de momento no activar el poder escondido en mis ojos.

Debía pensar como eliminar a los guardias sin matarlos de preferencia, necesitaba buscar el momento adecuado para dejarlos fuera de combate. Camine sobre lentamente siguiendo al guardia del segundo piso mientras esperaba el momento justo, cuando el segundo guardia bajase, pues; si lograba hacer el ataque al guardia de arriba, justo mientras el otro se iba tendría más tiempo para esconder el cuerpo y pensar también en como recibir al siguiente guardia cuando volviese.

Siguiendo a mi víctima como un depredador altamente sigiloso contuve la respiración por completo y me movía lentamente mientras esperaba el momento idóneo para atacar, Una vez que sintiese bajar al otro guardia atacaría al de arriba, soltaría el aire para respirar normalmente mientras saltaba a máxima velocidad sobre mi presa para no darle tiempo de actuar. El bombeo de mi sangre se volvió normal y mis músculos recuperaron su fuerza ayudando a la tarea de moverme con gran velocidad.

Mi ataque se trataba simplemente de un rápido golpe en la nuca para buscarlo dejar inconsciente, necesitaba golpear con la fuerza suficiente y en el punto correcto para que no cayese muerto, por eso las técnicas para incapacitar que había aprendido eran muy necesarias. En caso de lograr mi cometido, debía actuar rápido y esconder el cuerpo del guardia en un sitio que no fueran a revisar fácilmente.

Hyoru Hyuga
Pv: 100/100
Ch: 345/370

PA: 8-8=

Extra: Subir al segundo piso con mucho cuidado y escuchar sobre los experimentos (6perc, 6nin, 5sig, rastreo)
Extra: Mantener el henge y la noción de mi tamaño real (6perc, 6nin, rastreo y 5sig, 3perso)
Extra: Tragar una píldora de soldado para mantenerme despierto y renovar mis fuerza (6perc, 6nin, 5sig) [+1rap, +1fue]
Extra: Estar alerta de los movimientos de lo guardias y esperar el momento adecuado para realizar mis movimientos (6perc, 6nin, 5sig, rastreo, 7rap)
Extra: Controlar mi respiración y latidos mientras avanzo sobre el guardia para no ser detectado y soltarlos para atacar con mas rapidez y fuerza buscando sorprender a mi presa (7rap, 5sig, 4fue)
Ataque: » Combo de Golpes [ATK][FIS] (Daño: 10 x7= 70)
Extra: De lograr dejar inconsistente al guardia buscar donde esconderlo. (6perc, 5sig, 7rap, 4fue)

Objetos usados:
-1 Hyorogan, -1 pildora de soldado
Revisando mi ficha, acá aun no tengo las técnicas asesinas y si las compre después, es lo que tiene no haber jugado en un buen rato, pero ya he hecho el post y la verdad creo es lo que haría Hyoru, aunque sin tener la técnica de asesino cambio lo de hacer golpe por combo de golpes para un daño extra, pero no queriendo matar al guardia. Y ni modo a ver como sale jajaja

Espero pronto ser mas activo y pues recuperar el nivel de los post, que siento a este le falta. Gracias por esperarme
 

Argimn

Master Crónicas
Registrado
6 May 2017
Mensajes
1,108
La escena sería extraña para cualquier observador: un ratoncito cayendo del techo que, con un giro de su cola, golpeó a un guardia en la base de la nuca y provocó que este último cayese inconsciente en el piso de madera, con un ruido seco que se escuchó considerablemente alto debido al silencio y la quietud reinante en la residencia.

El joven Hyuga sabía que tendría menos tiempo del calculado debido al ruido, quizá debió pensar en sujetar al guardia luego de noquearlo. En todo caso, logró arrastrarlo a una de las habitaciones vacías que había visto la noche anterior (otra escena peculiar, de un pequeño roedor arrastrando a un hombre adulto corpulento), y tendría varios sitios donde tratar de esconder al guardia inconsciente.

No tendría mucho tiempo para pensarlo, puesto que unos pasos pesados comenzarían a escucharse a los pocos segundos de haber logrado introducir al guardia a la habitación. Un fuerte olor a comida le llegaría gracias a su olfato. Si decidía verificar su procedencia vería que la responsable era una de las mujeres que había reemplazado a Yukina que llevaba varios servicios de comida en bandejas de madera. Cinco en total.

La mujer se dirigió hasta donde la mujer con olor a jazmín y sus acompañantes se encontraban, se detuvo, se arrodilló, colocó las bandejas en el suelo, abrió una de las puertas corredizas con cuidado, ingresó las bandejas y se alejó luego de cerrar la puerta. Era el típico servicio tradicional de las casa de estadía, el cual se caracterizaba por respetar la privacidad de sus huéspedes... pero también podría significar que la mujer tenía miedo de enterarse de cualquier cosa de la que hablasen dentro de esa habitación.

Luego que la mujer se retirase, el Gennin sabría que no quedaría mucho tiempo para que el segundo guardia hiciese su ronda, de hecho, había posibilidades de que la mujer informase que no lo había visto en su puesto, y esto pusiese en alarma los otros guardias. De no haber consumido una píldora de soldado, el olor a comida había hecho rugir su estomago del hambre.

A partir de aqui, el joven Hyuga tendría varias opciones:

Podía saber a quien correspondía cada voz a través de la puerta, solo sabía que habían tres hombres y dos mujeres. Podía escuchar ruido de porcelana y como el olor a comida mitigaba.

- El sujeto N°3 alcanzó el límite al igual que los sujetos N°1 y N°2; sin mejoría visible - escucharía de una voz masculina.

- El sujeto N°4 sigue el mismo patrón que los tres anteriores; ya con esto podemos confirmar que esta dosis no sirve - otra voz masculina haría tal comentario.



Opción 1A
En medio de la conversación, el otro guardia subiría, y comenzaría sus rondas. El Gennin podía escucharlo subir las escaleras, pero como curiosidad era más grande, se quedó a escuchar el resto de la conversación dentro de la habitación.

- Bien usaremos esos resultados como patrón. Duplicaremos las dosis con los sujetos del 5 al 8 y con los sujetos del 9 la 12 usaremos media dosis - dijo una voz femenina.

- Hm esos son todos los sujetos de prueba que tenemos disponibles, si no obtenemos resultados con ellos tendremos que solicitar más - dijo por lo bajo una tercera voz masculina.

- No tenemos alternativa, se que los riesgos son altos, pero debemos conseguir resultados pronto. Comenzaremos esta noche - repitió la mujer.

- Solo espero que nadie nos descubra aún - dijo una última voz femenina a modo de plegaria.

Al llegar al segundo piso y no encontrar a su compañero el guardia se pondría en alerta, y al notar al ratón en la puerta de la habitación, descubriría el engaño de inmediato; por lo que avanzaría en pos del Gennin realizando un tajo descendente con su arma con mucha potencia (115 de daño FIS).

-¿Qué sucede allí fuera?- se escucharía gritar a una mujer desde la habitación con bastante fuerza como para que se escuchase en toda la casa.


Opción 1B
En medio de la conversación, el otro guardia subiría, y comenzaría sus rondas. El Gennin podía escucharlo subir las escaleras, priorizando el anonimato, podía retirarse de la puerta y buscar un lugar donde esconderse.

Al llegar al segundo piso y no encontrar a su compañero el guardia se pondría en alerta. Revisaría todos los cuartos con máximo cuidado hasta dar con su compañero inconsciente.

-¿¡Oye, que a pasado!?- le diría golpeandole en la cara para despertarlo.

- ¿Quién eres tú? ¿Qué haces aquí? - La mujer con olor a jazmín encararía al Gennin y mientras hablaba, realizó una serie de sellos manuales con los que formó una especie de cuchilla de chakra en una de sus manos - ¡¡Guardias, hay un intruso!! -

Luego de dar la voz de alarma, la mujer se abalanzaría contra el Gennin buscando asestarle un tajo con la cuchilla de chakra (90 de daño ELM) y tratando de sacarlo de la habitación y alejarlo de los otros, quienes huirían hasta el fondo de la misma.

El Gennin podría escuchar como los guardias venían por las escaleras, y llegarían al segundo piso en cuestión de segundos.

Si decidía bajar detrás de la mujer, el Gennin notaría que, al pasar por la sala que había revisado con anterioridad, la otra mujer se encontraba restregando la misma, quitando manchas de tierra con forma de pisadas del suelo.

Al fondo de la habitación donde se encontraba una de las pinturas que los decoraban, la pared estaba movida y a través de esta se encontraba un pasillo oscuro descendente. Podía detallar que se encontraba iluminado, ya que desde el interior llegaban retrasos de luz.

La mujer se encontraba al frente de la puerta secreta limpiando las huellas.

Seria complicado burlar a la mujer y entrar al pasillo, pero de hacerlo, notaria que el mismo comenzaba se encontraba hecho de madera, con una escalera de caracol que descendía. Al descender lo que parecerían ser unos dos pisos, los escalones de madera daban paso a escalones de tierra húmeda escarbados en la pared del túnel.

Al llegar hasta el fondo, según el calculo del Gennin serían unos 4 pisos de profundidad, notaría otro túnel cerrado por una reja metálica e iluminado por antorchar que se extendía unos pocos metros y giraba hacía la derecha.

Podía escuchar lamentos leves viniendo del fondo del pasillo.

Mujer con olor a jazmín y antisépticos:




Habitación del segundo piso:




Sala del primer piso:




Túnel subterraneo:
 
Última edición:

jamyneitor

NUser
Registrado
29 May 2016
Mensajes
2,804
Ubicación
Viviendo como genin para mantener la integridad
Mi ceño se frunció ante mi error, no había tomado en cuenta el ruido que causaría el guardia al caer “Solo lo meteré en un cuarto, un ropero y me moveré lejos” me dije sabiendo que me quedaba poco tiempo para actuar.

No pudiendo dejar que viesen a un pequeño ratón arrastrar a un guardia, metí al hombre en un cuarto que había visto antes y busque algún sitio para meterlo. Una vez realizado aquello y guiándome por el olfato Salí a verificar que alguien se acercaba.

Una de las mujeres que habían reemplazado a Yukina venía con una bandeja de comida, para ser más preciso, con cinco platos de ellos, por lo que casi que me volvía a dar hambre de solo verlo y agradecía haber comido la píldora de soldado “La próxima vez debería traer algo de comida por si la misión se alarga” me dije mientras mi curiosidad me hacía acercarme más a donde la mujer estaba dejando el servicio de comida.

El cuidado que con el que dejo las cosas, era claro que algo pasaba adentro, tanto cuidado a la privacidad era extraño y quería saber que pasaba ahí dentro, la curiosidad jugaba bastante conmigo, pero sentía que de momento tenía tiempo. Me moví hacia la puerta y me mantuve lo más cerca posible para escuchar, pero si ser detectado, por un momento pensé en abrir la pequeña puerta por donde habían entregado el alimento, pero desistí de hacerlo, lo mejor era tener cuidado con ello.

Agazapado me mantuve escuchando, aquello parecía importante, 3 hombres y 2 mujeres hablaban sobre los resultados de sus experimentos. Apenas si entendía algunas cosas, pues su forma de hablar parecía más a la de un médico, que a como solía hablar yo con las demás personas, sumado a eso el ruido de la porcelana distrayéndome un poco terminaba no ayudándome a entender, por lo que debía concentrarme completamente en escuchar atentamente.

El segundo guardia subió haciendo sus rondas, aun tenía algo de tiempo, pero no sabía cuánto y sentía que estaba por descubrir algo vital, si me alejaba de ahí perdería la oportunidad de hacerlo. “Consumí una píldora de soldado, eso me ayuda a moverme más rápido” me dije para convencerme que tenía tiempo aun, pero aquello fue un error.

Lo que las personas decían dentro era tan interesante que había logrado que perdiese la noción del tiempo. Sin duda había descubierto algo importante para mi misión, pero aun necesitaba saber exactamente qué resultados buscaban esas personas, pero lo que me había quedado claro era que parecía no importarles cuantos pacientes sacrificaban con tal de obtener resultados pues si fallaba lo que estaban por hacer buscarían más sujetos de prueba.

Mi tiempo se había agotado y el guardia que había subido segundos antes, ahora se abalanzaba sobre mí, no tenía tiempo que perder y comencé a girar mi cuerpo levantando una pequeña cortina de aire con mi cola de ratón, la cual se convertiría en mi pierna rápidamente y detendría por completo el arma, pero no sin antes haber sufrido un pequeño corte, que por suerte era un mero rasguño comparado con los golpes que solía recibir.

Aquella interrupción me había molestado, pero sabía que era mi culpa. Aun así me encontraba bastante molesto, incluso más por lo que había escuchado, pero necesitaba encargarme rápidamente del guardia frente a mí rápidamente y pensar un plan de escape si no quería que mi infiltración se complicase al tener a todos siguiéndome.

Lo primero que se me ocurrió fue lanzar una bomba de humo mientras escuchaba a mis espaldas una pregunta desde el cuarto que antes había espiado. Lo peor era que la voz podía escucharse quizás por toda la casa y eso era algo muy malo para mí.

No había tiempo y ahora además, e mi perspectiva ese hombre frente a mí no era un santo, algo le hacían a la gente de mi clan y por tanto no habría remordimiento en matarle. Solté un suspiro de molestia y tome el arma acomodada en mi costado izquierdo para lanzar un tajo falso esperando que el guardia al cubrirse perdiese un poco la visión de mi ataque real, el cual sería un tajo ascendente con mi elf blade, el arma con la que casi siempre solía empezar mis verdaderos ataques. Si aquello no bastaba para matarle no quedaba otra opción que darle un golpe a la garganta con la segunda arma aprovechando que mi primer ataque debería haber roto completamente su defensa y así, con ello poder acabarlo.

Si con mi ataque daba muerte a mi oponente, entonces debía hacer algo rápido. Necesitaba fingir que yo era uno de los guarida y el sujeto un intruso al cual había podido neutralizar, pero no podía pensar claramente en cómo hacerlo, no era bueno en genjutsu y solo me quedaba intentar una cosas, debía usar un doble henge, uno en mí mismo y otro en él, esperando que el humo me diese la cobertura suficiente mientras realizaba esto.

Realizando los sellos de manos necesarios para el Henge me transforme en uno de los guardias, aquel que estaba tirado frente a mí, para acto seguido tocarlo a él y transformarlo en un ninja invasor, pero a falta de conocer a demasiada gente, lo transformaría en un shinobi que no merecía ni una pisca de respeto, pues siempre había hecho cosas horribles sin ser castigado y una de las que más me molestaba era el cómo había tratado a Karin Aburame durante nuestro ascenso a genin. Con la imagen de Yugo yamanaka en mente, decidí transformar al guardia en aquel rubio al que tanto odiaba aun sin estar muy seguro de si esto resultaría, pues era la primera vez que intentaba usar el henge en alguien más.

Tras aquello debería explicar lo sucedido, pero no lo haría inmediatamente, pues aun necesitaba saber qué tipo de voz debía usar como guarida y tenía pocas referencias sobre ello o incluso ninguna realmente.

Hyoru Hyuga

Pv: 100-5= 95/100
Ch: 345-50= 295/370

PA: 8-8= 0

Defensa: » Konoha Reppū [DEF][FIS] (Defensa: 10 x7 + 10 x4= 110-115= me dan 5)
Extra: Lanzar bomba de Humo (7rap, 5sig, 6perc)
Ataque: » Kumo-Ryū: Uragiri [ATK][FIS] (Daño: 40 + 10 x6 + 10 x6= 160. Si conecta: -1 rapidez por tres turnos. Resistencia: - 5% del daño enviado con cada uso) -8 re resistencia a elf blade
Extra: »Arremetida [EXT][FIS] (Daño: daño 40. Máximo uno por turno) [Lo realizo con 5 en sigilo]
Extra:» Henge no Jutsu [EXT] (cada transformación=25ch) Convertirme en uno de los guardia
Extra:» Henge no Jutsu [EXT] (cada transformación=25ch) Convertir al Guardia en Yugo Yamanaka, un crio insoportable [No se si funcione al usarlo en otro, pero por intentar XD]

Segundo turno de la pildora de soldado (7rap, 4fue)

Objetos usados:
-1 Hyorogan, -1 píldora de soldado, - 1 bomba de humo.

Elf Blade [G/E] (Especial. Ampliable con técnicas. Daño: 40. Resistencia: 110-8= 102/110.)
 

Argimn

Master Crónicas
Registrado
6 May 2017
Mensajes
1,108
El joven Hyuga pareció olvidar sus clases de la academia sobre los principios fundamentales del Henge no Jutsu. Esta era una técnica que servía únicamente para su persona, y no podía ser aplicada a objectos inertes, como al cadaver que estaba tocando por lo que el chakra que moldeó para ello se perdió parcialmente (Recuperas 15ch de los 25ch usados).

Sin darle tiempo para más nada, la puerta de la habitación se abrió y de ella salió la mujer con olor a jazmín con una cuchilla de chakra color azulado en su mano derecha, y su rostro desfigurado con un doujutsu activado que el Gennin conocía a la perfección.

- ¿Qué es lo que ocurre aquí? - La mujer vio Gennin disfrazado, y luego al cadaver, y de regreso al Gennin, y posteriormente arrugó el entrecejo - Eres un intruso y un asesino -

Ni bien había terminado de decir esas palabras cuando pasos veloces llegaron desde el piso inferior viniendo en dirección de las escaleras, para que en menos de unos instantes apareciesen los dos guardias que quedaban en el recinto, uno armado con dos espadas, y otro con un arco corto.

- Minori-sensei, por favor, retroceda - dijo el guardia del arco antes de soltar la flecha que tenía en la cuerda apuntando directamente a los pies del joven Hyuga (100 de daño FIS con 4 de Esquiva).

- No, no se puede perdonar a este homicida - respondió la mujer a la advertencia del guardia, e inmediatamente lanzó un tajo con la cuchilla de chakra que tenía en su mano derecha (120 de daño ELM con 3 de Esquiva).

- Tsk, que mujer tan necia - el guardia de las espadas gemelas se abalanzó con rapidez sobre el Gennin, realizando un tajo horizontal de gran poder con ambas espadas como una tijera gigante (140 de daño FIS con 4 de Esquiva).



Resumen: 240 de daño FIS y 120 de daño ELM.

Mujer con olor a jazmín y antisépticos:




Habitación del segundo piso:




Sala del primer piso:




Túnel subterraneo:
 

jamyneitor

NUser
Registrado
29 May 2016
Mensajes
2,804
Ubicación
Viviendo como genin para mantener la integridad
El engaño había fallado, lo había hecho como una medida desesperada olvidándome de algunas cosas básicas por la desesperación. Eso se acumulaba a los errores que había cometido el día de hoy. Sin darme más tiempo, la puerta se había abierto y tras ella la mujer de olor a jazmín hizo acto de presencia portando en sus ojos el Byakugan, un doujutsu que anulaba por completo la bomba de humo, pues podía ver a través de ella y seguramente también a través de mi disfraz.

Lanzo algunas acusaciones a mi persona, pero no podía considerarla a ella como algo diferente a lo que me acusaba, después de todo había oído como usaban a algunas personas para sus planes, importándole poco que fuesen seres humanos. Por un segundo gire mi vista a ella, para acto seguido saltar hacia atrás, unos pasos me habían alertado de lo que venía y pude esquivar a tiempo una flecha que se acercaba peligrosamente hacia mí. Mientras escuchaba al guardia intentar que la mujer se apartase, pero esta simplemente hizo caso omiso y se abalanzó sobre mí tras decir que no podían perdonarme.

Los siguientes golpes impactaron de lleno en mi cuerpo o eso es lo que parecía, pues aun tras el ataque, el cadáver en el suelo tenía una apariencia similar a la mía. Sin embargo quien yacía en el suelo, era el guardia muerto del cual había tomado la apariencia apenas unos segundo atrás. Había hecho uso de otra técnica básica, pero esperaba esta vez que el uso de sus fundamentos fuese el correcto. Sintiéndome con suerte decidí pasar rápidamente a la ofensiva.

- No quisiera acabar con ustedes, pero no puedo permitir que sigan con lo que están haciendo acá – dije con enojo mientras realizaba mientras sacaba un arma que llevaba encima de ella al menos 3 sellos explosivos. – Si Hacen algo estúpido morirán – dije rápidamente mirando a la Hyuga – Explícame que es lo que hacen aquí y quizás desista de matarlos… - dije intentando no dejarme llevar del todo por la furia de lo que hacían con mis congéneres.

De todos los que estaban frente a mí, ella era la única persona que realmente no deseaba matar, no pretendía hacerle daño a alguien de mi clan, como si parecían hacerlo en este lugar. La venas de mis ojos empezaron a ensancharse nada más realizar un sello, con ello pretendía ver todos los movimientos de mis oponentes y actuar en consecuencia. Sabía que de atacarlos terminaría matando también a la chica y en el fondo no quería hacerlo.

- Un movimiento en falso y atacare con todo lo que tengo – amenace a los presentes mostrando nuevamente el arma y esperando que no hiciera algo todo o acabaría con todos con una sola técnica, el jutsu; el Kage Shurinken no jutsu. Mis ojos analizaban todo y mi oído se mantenía.

“Si debo atacar, deberé correr de la explosión, si no quiero acabar conmigo mismo junto con ellos” pensé recordándome algo tan básico, pues necesitaba moverme muy rápido y no seguir cometiendo errores.

Hyoru Hyuga
Pv: 95/100
Ch: 295+15= 310-72- 60?= 178/370

PA: 8-8= 0

Defensa: » Kawarimi no Jutsu [DEF] (Cada Kawamiri = 40ch) [Me cambio con el cadaver del Guardia y espero aparecer fuera de rango de la explosión si debo causarla Realizado con 7rap y 6perc]
Apoyo: » Byakugan [APO,EXT] (+3 percepción, +1 taijutsu. Coste: 20ch + 2x6= 32ch y 15ch x turno restante activado)
Extra: Lanzar Una amenaza, sobre acabar con todos y cumplirla si no hacen caso (3presencia, 9perc)
Ataque: » Kage Shurinken no jutsu [ATK] (Medio alcance)(Área de efecto: caudal de múltiples proyectiles. Daño = 50 + 20 x6 + 10 x3. Coste: 10x6= 60ch) [Solo si hacen algo tonto como intentar atacarme o deciden no reponderme]
Extra: Detonar los 3 sellos estando fuera de su rango (6nin, 9perc, 7rap)

Tercer turno de la píldora de soldado (7rap, 4fue)

Objetos usados:
-1 Hyorogan, -1 píldora de soldado, - 1 bomba de humo, - Fūma Shuriken y 3 sellos que van pegados en ella.

Elf Blade [G/E] (Especial. Ampliable con técnicas. Daño: 40. Resistencia: 110-8= 102/110.)
Hice muchos arreglos a cosas de la ficha después de la misión, pero antes no, como lo de los sellos, me la he autoliado y a ver si logro salir del lió aprovechando que Hyoru le daría una oportunidad a la chica antes de acabar con todos, pese a su enojo.
 

Argimn

Master Crónicas
Registrado
6 May 2017
Mensajes
1,108
FDI: este turno voy a trollearte un poco para avanzar la trama, que si destruyes la casa realmente el castigo sería peor, eh.



Se podría decir que el joven Gennin, estaba haciendo gala de las capacidades que lo llevaron a ser convocado para un examen de ascenso a Chunnin, utilizando una técnica de reemplazo de manera impecable para escapar del ataque enemigo. El cadaver del guardia, de haber sido más potentes los ataques, habría sido cortado en cuatro pedazos debido a los multiples cortes. La sangre, se esparció por todo el pasillo mientras el joven reaparecía en el cuarto donde había escondido al guardia inconsciente (Nunca especificaste a donde te trasladabas con el Kawarimi).

El joven Hyuga vio como sus perseguidores bloqueaban la puerta, por lo que sacó otra de sus armas aparte de su confiable espada, con la que amenazó a sus oponentes (NOTA: ok, acá voy a dejar pasar esto porque es un error que se debió corregir al actualizar la ficha. El Fuma Shuriken es un arma Grande [G], no puedes tenerlo en el objeto de transporte en el que lo tienes actualmente porque es para objetos Medianos [M] como dice la descripción del mismo. Acabo de revisar en tu ficha actual y el error persiste, por lo que asumo que en otros temas en los que participes con esa ficha, el error también está. Quedará del master de dicho tema donde este objeto este participando decidir si te permite usarlo o no, ¿ok?).

Los soldados parecían dispuesto a moverse sin importarles nada, pero fueron detenidos por la Minori - Detenganse, tiene sellos explosivos suficiente para destruir la casa entera - Los guardia obedecieron, pero le lanzaban al Gennin miradas iracundas - Bajen sus armas. Coloquenlas en el suelo - La orden tomó desprevenidos a los guardias, quienes luego de unos segundos obedecieron. Con mucho cuidado y con movimientos lentos como quien trata de no espantar a una fiera salvaje, los guardias dejaron las armas en el piso.

- Auch, mi cabeza - Una voz se escuchó de detrás del Gennin - ¿Qué está ocurriendo aquí? - El guardia que el Gennin había noqueado había despertado, y observaba extrañado la situación - Con un demo... -

Situación se sucedió con rapidez veritiginosa, el Gennin se dispuso a arrojar su arma y realizar los sellos para su técnica, a la vez que los guardias hacían lo propio. Cada uno de ellos realizó la misma secuencia de sellos (Tigre → Palmada) y desde el suelo se elevaron capaz transparentes de chakra en forma de semi esferas, dejando al joven Hyuga. El su ataque quedo atrapado entre las capas, pero más cerca de él que de los enemigos, y al detonar los sellos, el efecto de la explosión fue tal que destruyo las capas, pero no sin que primero estas hiciesen rebotar la onda expansiva hacía dentro... afectando al Hyuga quien no tuvo tiempo para defenderse (80 de daño elemental indefendible).

El daño sufrido por el shinobi de la hoja era demasiado grande (Inmovilizado por 2 turnos debido a lesiones graves y -5pv por turno); los guardias que había erigido las barreras se encontraban inconsciente, pero la mujer estaba intacta luego de haberse escudado detrás un escudo de chakra de color verde.

- Rayos, ¡necesito ayuda acá! - bramó la mujer, y del pasillo llegaron los dos hombres y dos mujeres que se encontraba con la mujer - Ustedes tres, encárguense de sanar a los guardias, tú, ayúdame a llevarlo al quirófano -

La otra mujer y dos hombres se pusieron a curar a los guardias sin chistar, y último de los tres hombres se acercó junto a Minori y tomó al joven Hyuga, cada uno por un brazo, y se lo llevaron a rastras, bajando por las escaleras, hasta una de las salas del piso inferior. La mujer hizo callar con la vista a las mujeres de servicio y se dirigió hasta una de las paredes con pintura tradicional que el Hyuga había visto al escabullirse el día anterior.

Un panel secreto fue movido, y un pasillo tenuemente iluminado fue revelado, al entrar en el notó que el mismo se encontraba hecho de madera, con una escalera de caracol que descendía. Cuando descendieron lo que parecerían ser unos dos pisos, los escalones de madera dieron paso a unos escalones de tierra húmeda escarbados en la pared del túnel.

Al llegar hasta el fondo otro túnel cerrado por una reja metálica e iluminado por antorchar que se extendía unos pocos metros y giraba hacía la derecha. La mujer sacó una llave del bolsillo de su traje médico, y como pudo abrió la reja. Avanzaron por el pasillo hasta llegar a una bifurcación; siguieron recto, ignorando el otro pasillo. Al cabo de pocos pasos llegaron hasta una sala con dos camas y varias mesas auxiliares donde sobre las cuales había distintos utensilios médicos. Una de las camas estaba completamente manchada de sangre.

- Vamos a colocarle allí - dijo Minori señalando la otra cama. Una vez en la cama, el hombre se agachó a recoger una correa, y se la pasó a la mujer, quien a su vez la amarró del otro lado. Repitieron el proceso cuatro veces con lo que dejaron al Gennin bien amarrado (Necesario 5 de Fuerza para liberarte); una vez hecho, ambos retrocedieron varios pasos, y desde una posición relativamente segura, la mujer habló - No tienes ni idea de lo que has hecho, criminal -

El odio y desprecio de la mujer era notorio. Se giró encaminandose a la salida y se marchó, seguida por el hombre. Dejando al joven Hyuga abajo, a merced de sus heridas.



Minori (Mujer con olor a jazmín y antisépticos):




Habitación del segundo piso:




Sala del primer piso:




Túnel subterraneo:




Quirófano:
 

jamyneitor

NUser
Registrado
29 May 2016
Mensajes
2,804
Ubicación
Viviendo como genin para mantener la integridad
[FDI: Tanto tiempo fuera me tiene oxidado, un trolleito viene bien para ponerme bien las pilas. Además los shinobis deben aprender de sus derrotas y fallos.

Además creo que has sido algo generoso, estoy acostumbrado a cosas peores y creía que ya estaba muerto por lo que hice.]

El movimiento del kawarimi había sido más lejos de lo esperado, no solía recorrer esas distancias, pero quizás la fuerza extra por la píldora de soldado había hecho que mis cálculos no fuesen correctos, pese a ello, mi plan seguía en pie y parecía funcionar cuando Minori hizo que los guardias bajasen las armas pese a que aquello parecía molestarlos bastante.

Nuevamente algo fuera de mis cálculos sucedió, detrás de mí, el guardia que había dejado inconsciente se levantó obligándome actuar. Lance con rapidez el arma y lo siguiente que paso fue bastante extraño, los guardias realizaron una barrera totalmente desconocida para mí. Se trataban de esferas semitransparentes de chakra que salían del suelo y sin dar crédito a ello y por la inercia de la situación detone los sellos. Las capaz cedieron, pero la explosión fue tal que me golpeo con gran furia dejándome muy mal herido, incluso sentía que estaba por perder la consciencia, pero no fue así.

El Byakugan dejo de momento mis ojos, pero podía ver y oír todo, los guardias parecían haber quedado inconscientes, pues los atendían a ellos rápidamente. La mujer por su parte parecía intacta y daba indicaciones sobre qué hacer. “Quizás tome demasiado rápido una misión como esta” pensé molesto, pues no había practicado demasiado sobre infiltración.

Pese a mi precaria situación no todo era malo, la mujer pidió ayuda a un hombre y me llevaron hacia abajo, calmaron un poco las cosas con su gente y quizás creyéndome inconsciente o simplemente subestimando mi aguante me guiaron hacia el quirófano donde parecía hacer sus experimentos.

Tras una de las pinturas que antes había visto, un pasaje se habría tras el accionar un panel secreto. Seguimos por un pasillo de madera hasta llegar a unas escaleras de caracol, yo intentaba aprenderme todo, con algo de suerte, aun si no salía de ahí, podría usar alguna frecuencia del intercomunicador de mi bolsillo para informar a alguien de afuera lo que habría descubierto.

Bajamos el equivalente a al menos dos pisos de alto, las escaleras de madera dieron paso a escaleras de tierra húmeda, un lugar que al menos para mí era un tanto escalofriante. En la parte inferior el túnel avanzaba unos pocos metros antes de girar hacia la derecha. De no ser por las antorchas y la tenue luz de estas, me hubiese sido difícil ver la reja frente a mí, sin duda comenzaba a desfallecer debido a mi estado actual.

Tras lograr entrar por la reja seguimos recto, no importando una bifurcación que habíamos visto, pero que sin duda, de poder escapar debería revisarla. Tras ser arrastrado algunos pasos más, fui finalmente depositado en unas camas, alguna de ellas manchadas de sangre.

Ya en cama, comenzaron a colocarme algunas correas sin que pudiese oponer resistencia e incluso de estar en buen estado dudaba poder zafarme, por lo que debía esperar a que se fueran e idear algo, quizás podría aprovechar alguna de mis armas de aun tenerlas. Aunque tampoco sabía bien como lograría hacer aquello.

Aun desangrándome un poco me dispuse a reconocer lo que traía conmigo, esperaba tener aun el arma a mi espaldas y ambas a los costados, pero aun si las tuviera el sacarlas de sus fundas no iba a ser una tarea fácil. Necesitaba algo más que un milagro para realizar esa hazaña estando tan herido.

Cerré los ojos y me dedique a intentar ignorar el dolor y centrarme en las correas que tenía sobre mí, quizás pasar algo de chakra y expulsarlo contra ellas podría hacer algo, pero de momento solo debía ver si tenían algún punto débil y revisar que tanto podía mover mis manos.

“Debo intentar alcanzar algo útil o ver como soltar estas cosas” me decía a mí mismo, pero mi cuerpo apenas si respondía debido al daño recibido. De momento quería buscar la manera de escapar antes de que volviese aquella mujer que me había llamado criminal, pese a que sus actos parecían tan o mas ilícitos que cualquiera que yo hubiese realizado

Hyoru Hyuga
Pv: 95-80-5= 10/100
Ch: 178/370

PA: 8-8= 0

Todo el Turno: Ser arrastrado al quirófano y quedarme atrapado en la cama, viendo como puedo zafarme (6perc, 3fue, rastreo, 6nin)

Objetos usados:
-1 Hyorogan, -1 píldora de soldado, - 1 bomba de humo, - Fūma Shuriken y 3 sellos que van pegados en ella.

Elf Blade [G/E] (Especial. Ampliable con técnicas. Daño: 40. Resistencia: 110-8= 102/110.)
 

Argimn

Master Crónicas
Registrado
6 May 2017
Mensajes
1,108
[FDI: Último turno de la Inmovilización Física.]

El joven Hyuga se encontraba en una situación en la que todos aquellos que viven de la batalla se encuentran al menos una vez: su cuerpo recuperándose del entumecido producido por el dolor y los golpes, y a su vez, debilitándose por esa misma cantidad de daño recibido… sabía que tendría una, y solo una oportunidad de salir con vida del predicamento en el que su curiosidad lo había metido, cual gato atraído a una trampa ninja.

Las correas de la mesa en la que se encontraba iban de un lado de la cama a otro en una sola dirección, pero estaban pensadas para un adulto; sus captores, en el intento de tratar de ajustar las mismas en una posición que le impidiese utilizar las manos, dejaron las correas sin el agarre que deberían tener para inmovilizar enteramente al paciente (Ganas +1 en Fuerza para liberarte. Tienes 4 de los 5 requeridos).

Al lado de la cama se encontraban varias mesitas auxiliares usada en el hospital de Konoha, por lo que estaba seguro que en ellas se encontrarían medicinas que podría utilizar para tratar temporalmente su maltrecho cuerpo (Solo si has asistido al hospital sabrás identificarlas, sino, serán cualquier otro tipo de mesa. Si has ido al hospital, encontrarás un Zōketsugan y unos ungüentos para quemaduras (este último te dará +10pv); si nunca has ido al hospital, y revisas las mesas en busca de cualquier cosa, solo encontraras el Zōketsugan… Aunque esto no te servirá para este turno, lo coloco para no olvidarlo luego XD).

Por el pasillo de entrada llegaban voces amortiguadas. No podía saber exactamente si provenían del pasillo de la escalera, o del otro pasillo que había logrado visualizar mientras era arrastrado hacía el quirófano… Solo podía saber que tendría poco tiempo para planear sus movimientos.



(Vale, turno 100% interpretativo igual que el anterior, pero dependiendo de tus acciones podrás lograr o fallar tu misión.)

Minori (Mujer con olor a jazmín y antisépticos):




Habitación del segundo piso:




Sala del primer piso:




Túnel subterraneo:




Quirófano:
 
Arriba