Misión Rango B: Abatiendo mafiosos

Estado
No está abierto para más respuestas.

Dany_6x6x

NUser
Registrado
5 Abr 2017
Mensajes
2,731
Ubicación
Atras de ti
Aquel ataque solo fue un alardeo o quizás solo para hacer que me enojara más, no quería luchar por ahora con estos tipos ya que siempre elegía a mis oponentes para ir al coliseo cuando eran tipos de la aldea, no podía matar por matar a gente del mismo bando ya que eso me traería problemas para futuro. Si ocurría alguna otra cosa, no me fijaría en ella. - Quiero iniciar ya.- De repente nos desplazamos a nuestra dimensión. Eso solo decía una cosa, era el inicio de todo esto.

-Te espero en el coliseo si tanto te gusta ladrar, espera que sepas morder.- Dándole un repuesta cortante al infeliz de Amoshi que había clavo la mirada en mí y no era el único que se había quedado con las ganas de luchar, pero con ese nivel tendrán que venir todos juntos para hacerme cosquillas, ya que eran patéticos. No tolero a las personas que no tienen un nivel aceptable para creerse fuertes, pero van por la vida creyendo que lo son y terminan muriendo como unos verdaderos perdedores, carente de toda fuerza.

Volviendo al tema principal. Se iba avanzando por los pasillos hasta topar con un grupo de 7 encapuchados, sonando la alarma . -Ya nos descubrieron. - Dije mientras miraba a mi alrededor para saber quiénes eran los más fuertes. Por lo visto la alarme se había activado, sí, pero era de la otra base dando aviso que estaban bajo ataque y eso nos decía solo una cosa, que nos habíamos demorado más que los otros tipos. - Creo que no valoras tu vida.- Aquel tipo que se burlaba de Hana, no sabía que ya estaba muerto y no le han contado.

Nos encontrábamos avanzando ahora solo con Makoto, Leia, Ryas, Kaoru y Akemi. Este último se despidió de Hana, avisando que no tardara, ella se tomaría su tiempo, si la conocía bien le encaba jugar con sus enemigos por momentos. - Te reto Hana, yo seré el que venza más enemigos. - Era mi manera de decirle que se cuidara. Era un pasillo lleno de trampas y barreras. - Bueno, llego el momento de que me involucre más en esto. ¡BYAKUGAN!- Realice el sello del carnero y con ello mande una gran cantidad de chakra a mis venas oculares para dar inicio a la activación de mi gran doujutsu. - Bueno veamos donde están los más fuertes. - Dije mientras miraba todo a mi alrededor, buscando rastros de chakras desde el más pequeño, hasta el más grande para darles casería a todos en ese instante.

-No será mejor que me la dejes a mí. - Comentaba aquello, pero mi compañero se adelantó, pero yo no me quedaría atrás y si llegaba a ella, le daría con toda mi fuerza. Lanzando varios cortes con mi gran arma, cortes de izquierda y derecha terminando con una finta yendo en dirección contraria para así acabar con aquella mujer que tenía una reserva de chakra igual a la de Akemi. - Lo siento quería hacer algo ya. - Si atacaba solo eso diría, ya que me estaba aburriendo, claro que pararía aquello si ella caía con el ataque de Akemi .

Zuko:

200/200
582-5-10-20+6=562/600

PA:8

EXT: Seguir Akemi por todo el lugar
APO: Byakugan [APO,EXT] ( +1 taijutsu y +1 percepción cada tres niveles. Alcance orientativo: 100 m x nivel. Alcance preciso: 20 m x nivel en ((percepción + Ninjutsu)/2). Costo: 20 ch + 15 x turno restante activado.)
Ext: buscar rastro de todos los que estan en el lugar y cuantos en realidad hay ( 12 en percepcion)
EXT:» Katon Ryu: Haro no mai [APO, EXT]
Ext: atacar si la mujer quedaba viva, si no paraba mi ataque y avanzaría con los demas.
Atk:Kumo-Ryū: Uragiri [ATK][FIS] (Daño: 70 + 10 x 4+ 10 x 12. Si conecta: -1 rapidez por tres turnos. Resistencia: - 5% del daño enviado con cada uso)

Le van 260 y 30 elemental de daño
 

martinilimon

Master Crónicas
Registrado
10 Oct 2016
Mensajes
4,598
Los equipos finalmente se habían se habían separado. De la sala colindante escuchabais golpes contra el suelo y las paredes, e incluso desde más lejos podían oírse explosiones. Por vuestra parte fuisteis todos por la mujer. Akemi fue el primero en lanzar en su ataque, y su Zuko le seguiría, pero no resultó necesario. Las agujas de Akemi golpearon contra un cristal rectangular perfecto que se destrozó en un instante.

- Pero si no os había hecho nada. - Se escuchó una voz lamentándose. Una voz dulce, suave y pausada de mujer joven. La silueta dio un paso al frente, dejándoos ver su atuendo y rostro. No era más que una chica de unos 16 años de tez pálida, cabello largo blanco y enormes ojos azulados. Cada vez que hablaba dejaba salir de ella un poco de frialdad hacia el ambiente. Su vestimenta era un Kimono de color blanco y azul.

- Estaba ahí, y ahora no esta. - Dijo Kaoru, sientendose mal por dar aquella información errónea. El suelo bajo vuestros pies cambió de color y rugosidad. Además notabais mucho frío. Estabais sobre hielo que además se amplió a las paredes y el techo, creando dos paredes extras delante y detrás, que impedían abandonar el pasillo.

- Bueno ella tiene razón, estoy en todas partes. - Se crearon decenas de espejos desde el suelo, rodeándoos. La misma mujer apareció en todos. Aquello era lo que habíais destrozado en un primer momento. Zuko, aún con su Byakugan, no era capaz de detectar a la mujer entre los 15 espejos del lugar. El chakra era el mismo, eran clones. O eso era lo que él podría deducir. Pero aquella técnica funcionaba reflejando todo su ser. De igual forma que un espejo refleja tu apariencia, aquellos bloques de hielo reflejaban también el chakra, haciendo imposible detectar su ubicación.

- Yo me ocupo. - Ryas dio un paso al frente, agitando su cabello y empezando a desprender aquellas bolas de energía que tanto os habían hecho sudar, no sirvió más que para impedir que vuestras extremidades se congelasen. - No es posible, solo es hielo. - Se sorprendió de que su técnica no derritiese aquello.

- Querida vas a necesitar más calor que ese para derretir este hielo. Capaz de congelar un volcán en erupción. - Ryas seguía intentándolo pero tenía razón, le era imposible. Mantuvo su técnica, para evitar que murieseis congelados allí dentro. - Bueno. - Todas las figuras se movieron al unísono, mostrando agujas de hielo entre sus dedos. - A mi también me gustan las agujas. - Aquello se convirtió en una lluvia de hielo. Nadie escuchaba nada del exterior, nadie podía percibir nada. Aquella mujer no solo tenía más chakra que Akemi, si no que era un adversario sin igual.





Va un ataque de 1125. Al ser multi-objetivo se divide a cuatro partes iguales. Tota: 281 de daño a cada uno. Sin posibilidad de esquivar nada. Pues cubre toda la zona, de la cual no podeis salir. No con medios normales.

 

Dany_6x6x

NUser
Registrado
5 Abr 2017
Mensajes
2,731
Ubicación
Atras de ti
Ruidos y más ruidos se escuchaba desde el momento que nos separamos. -Se formo la fiesta. - De la sala continua y con los equipos ya separados nos colocamos en modo ofensivo, listo para el ataque y de la sala contigua se escuchaba golpes contra el suelo y las paredes, e incluso desde lejos se escuchaban explosiones. Con Akemi, nos lanzamos a matarla, pero eso fue imposible el ataque de ambos quedo en nada ya que a lo que le dimos era un simple espejos y con ello esto solo se rompió; no le habíamos dado a nada, cosa que me sorprendía ya que engaño a Byakugan, algo que nunca había ocurrido. - Akemi, yo tampoco logro saber dónde se encuentra con exactitud. - Pero por lo que vi esta usaba esos espejos para atacar rápidamente y esquivar los ataques. - Se mueve tan rápido o se tele transporta de espejo en espejo. - Se escucho una voz por la habitación, esta se lamentaba, era una voz dulce, suave y pausada de una mujer muy joven. - Pero sí parece una niña que no hace nada. - Las apariencias engañan eso ya estaba más que claro, era una chica quizás de unos 16 años de tez pálida, de cabello largo y blanco, con unos grandes ojos azules. - Que mujer para rara. - No entendía lo que había hecho pero el lugar, el ambiente entro una frialdad que casi no se aguantaba, pero por ahora podríamos tener resistencia al hielo. - Tenemos que acabar con ella, no quiero morir congelado. - Era lógico que la temperatura bajara a tal grado que mi aliento se viera a simple vista, era algo muy peligroso y debíamos de acabar con ella.

- Tranquilos, esperemos el momento exacto para atacar. - Hablaba mientras trataba de calmar a Kaoru, ya que se estaba sintiendo mal por no poder darnos más información o si nos daba algo era errónea. - Tranquila, se mueve tan rápido que no logramos ver donde está en realidad. - La única manera que existe para pararle era creando un daño potente y en zona que no pudiera esquivar en ningún momento, también tan potente para destruir los espejos, que eran el método de escape para todo ataque enviado sea evitado.

no me creía el cuento de que estaba en todas partes, aquellos espejos que se crearon desde el suelo y rodeándonos a todos tenía mucho que ver. - Ahora se refleja en todos ellos. -Lo sabía... - Usaba un elemento y era el hielo, el mismo elemento del tipo con el que me enfrente, pero este era un nivel aun superior que el de aquel tipo. - Esta mujer es aún más fuerte que aquel sujeto. - La situación era complicada y por ahora solo debíamos atacar hasta encontrar el real, cosa que me era imposible de momento ya que mi Byakugan se encontraba inútil en ese instante. - Clones, espejismos o real, no me importa mucho la verdad, solo quiero acabar con ella. - Aquella mujer pelirroja quiso hacerse cargo de todo, pero no le fue muy bien que digamos su habilidad no nos fue de ayuda, sus esferas que producían un calor tan intenso no fueron de utilidad, aquello no logro ni soltarle una gota de agua, con eso solo decía una cosa que eran muy resistente al calor y la única manera de salir de esto era rompiendo los espejos o eso era lo que creía en ese instante.- Elijan un espejo y romperlo, si pueden atacar a varios mucho mejor, no perdamos tiempo acá. - Esperando que me entendieran, pero lo que quería decir era que nos juntáramos esperando así que estos siguieran lo que decía.

De repente todos los reflejos se movieron y estas mostraban agujas de hielo entre sus dedos. - Esten preparados, se viene la repuesta de ella. - Conocía de mis habilidades y no temía por mi vida, pero la de las demás era algo terrible si estas no podían controlar aquello que sería enviado en momentos, de Akemi no me preocuparía, sabia de lo que era capaz.

Dicho por la mujer que era amante de las agujas llego a nosotros una lluvia de estas, tan peligrosas que podrían matarnos era una lluvia de agujas contante que no pararía hasta que uno muriera o todos. - Ahora. - Realice mi maniobra defensiva, acumule chakra en las palmas de mis manos a tal punto que se volvió visible, mi respiración también lo era en ese momento. - Uff... - Mi aliento era visible mientras giraba veloz mente cubriendo cualquier abertura que existiera en mi defensa Hyuga.

-Ahora ataquen, vamos Akemi no te quedes atrás. - Alentaba a mis compañeros a tratar de acabar con esa mujer de hielo, también lanzando un kunai para que este pudiera atacar. Su habilidad era algo increíble lo que había logrado en ese instante, nos tenía acorralado a todos, pero yo jamás me iba a dejar intimidar por nadie otra vez, me junte con los demás, para así tener un mejor impacto y colisión de nuestros ataques que, sin necesidad que Akemi me lo diga me colocaría espalda con espalda para atacar. Realice todos los sellos correspondientes y con eso lance mi ataque, no sin antes imbuir de chakra mi kunai para que este tuviera mayor daño al ser lanzado en zona a los espejos a toda velocidad esperando acabar con ella o reduciendo así una manera de escapar, porque era simple si no tenía más espejos no podría moverse tan rápido o lo que sea que haga para zafar todos los ataques.

También trataría de ver más allá, quería saber cómo les estaba yendo a los demás, esperaba ver a través de esa pared que ahora se encontraban recubiertas de hielo y que, también fluida una gran cantidad de chakra, lo que me indicaba que aquella mujer había gastado una gran cantidad de sus reservas, lo que no duraría mucho para la batalla si realizaba algo así otra vez.

Zuko:

200/200
562-40-50-60-15+6=403/600

PA:8

DEF:» Shugohakke Rokujūyon Shō [DEF][ELM] (Defensa: 20 x10+ 15 x 6. Coste 20ch + 2ch x 10. Requiere Byakugan activado) 290-281= 9 no entra daño
EXT: Lanzar Kunai a Akemi
EXT:» Chakura Nagashi [EXT] (Hasta 50ch introducido = aumento del daño. Dura dos turnos.)
EXT: Byakugan [APO,EXT] ( +1 taijutsu y +1 percepción cada tres niveles. 15 x turno restante activado.)
Ext: atacar si la mujer quedaba viva, si no paraba mi ataque y avanzaría con los demas.
Atk:» Kage Shurinken no jutsu [ATK] (Medio alcance)(Área de efecto: caudal de múltiples proyectiles. Daño = 70 + 20 x 6 + 10 x4. Coste: 10ch x6) 230 en zona
 

Sombrero de paja

Master Crónicas
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,415
Mis agujas perforaron lo que al parecer no era carne humano, sino un mero reflejo, un espejo. Una voz delicada y aguda resonó por la sala y el suelo comenzó a cambiar-. Permanecer alerta.-avisé a mis compañeros mientras que Zuko le quitaba hierro al error de Kaoru, por llamarlo de alguna forma, pues ni el Sharingan ni el Byakugan habían podido discernir tampoco entre reflejo y realidad.

Unos extraños espejos empezaron a formarse por toda la sal mientras la temperatura iba bajando pese a los esfuerzos de Ryas por evitarlo. Nunca había visto una técnica como esa, no era la primera vez que veía un ataque elemental de hielo, pero el uso de este como apoyo y control de masas era una técnica de mucho mas nivel que aquellos lobos helados en mi ultima misión en solitario. Zuko estaba callado, mas de lo normal, el debía de estar pensando lo mismo que yo, aquella tía no era una gennin recién graduada.

La chica se declaró fan de las agujas, en respuesta a mi ataque anterior, estaba en todos los espejos y de todos sobresalió una mano con agujas. Agujas que salieron disparadas hacia nosotros. Venían de todas direcciones, de todos lados, no había forma de esquivar aquel ataque, no me quedaba otra que usar mi Jikudan. Hice mi cuerpo intangible en el momento en las agujas se aproximaron a mí, haciendo que todas y cada una de ellas pasar por mí cuerpo, como si no hubiera nada allí-. Juntémonos.-dije mientras recogía el Kunai que me había lanzado Zuko-. ¡¡Espalda contra espalda, cargaros todos los espejos que podáis!!

Saqué con mi mano izquierda 2 sellos explosivos y los pegué en el kunai. Apunté a un rango de espejos distinto al de Zuko para intentar acabar con todos los posibles y lancé el kunai al centro de uno mientras repetía los sellos de mi amigo Hyuga. Una lluvia de kunais se abalanzaron sobre los espejos, espejos que ademas de recibir el impacto de las armas, recibirían también el daño de la explosión, explosión de los sellos que detonaría en el momento exacto para impactar en los máximos espejos posibles y sin darnos a nosotros mismos.

Había gastado un poco mas de la mitad de mi chakra, notaba como mi cuerpo empezaba a pesar mas, quizás usar dos veces el jikudan no había sido la mejor opción para mi reserva de chakra. "Espero que no haya mucho mas como ella" Pensé mientras ingería una de mis Hyorogan. Si la pelea se alargaba mucho mas, iba a estar complicado.

96/100
290/500

Ext: Ms 13-12 -10ch -5pv
Def
: Jikudan -50 ch
Ext:
Coger el kunai de Zuko
Atk: Kage Shurinken no jutsu [ATK] (Medio alcance)(Área de efecto: caudal de múltiples proyectiles. Daño = 15 + 140+ 80= 235. Coste: 70ch)
Ext: Detonar sellos +100 ELM
Ext: Tomar Hyorogan +50ch
 

martinilimon

Master Crónicas
Registrado
10 Oct 2016
Mensajes
4,598
La respuesta defensiva de ambos resultó eso, individualista por vuestra parte. La joven Nara no disponía de una técnica de semejante envergadura, sin embargo Ryas hizo el trabajo de ambas. Empleando una bola de energía para cada una de ellas. Los pequeños fragmentos se calentaron hasta convertirse en poco más que agua mansa, mojando a las dos kunoichis pero sin producir ningún tipo de daño.

El ataque de Zuko se produjo en línea recta, aunque llevándose consigo varios espejos. Los cuales se vieron aún más afectados, pues la pelirroja seguía emitiendo aquel calor abrasador. Y si bien por ella misma no bastaba, el conjunto fue suficiente para romper los 4 espejos frontales, así como la pared que os impedía el paso a las estancias siguientes. Akemi estaba punto de realizar su movimiento pero se vio completamente bloqueado. - ¡No!. - Su sombra y la de Kaoru se había fusionado, y aunque solo se mantuvo un instante le bastó para advertir de porque había hecho su movimiento. - No sabemos si esto aguantará una explosión. - Sabías que el suelo sobre vuestras cabezas era muy blando. Y que había varias decenas de metros sobre vosotros. Provocar una gran explosión allí, podría derrumbar la estancia y enterraros vivos.

Fue entonces cuando Zuko, gracias a su Byakugan pudo observar todo el lugar desde allí hasta el final. He incluso localizar una habitación oculta, que aparentemente no tenía comunicación con el resto del lugar. Delante, las habitaciones dejaban de estar vacías. Y parecían dividirse como un distrito comercial por secciones. La habitación más próxima estaba llena de marionetas. Tanto en estanterías como tiradas por los suelos varías piezas de las mismas. Había tres personas allí. Uno sujetaba la marioneta con sus propias manos. Otro apoyado junto a una estantería, desde las cuales partían unos hilos de chakra hasta la del frente, donde había otra marioneta completamente armada; y el tercero de ellos estaba sentado en el suelo, con una extremidad de las mismas, como si la estuviese arreglando. Sus niveles de chakra eran irrisorios, no lograban alcanzar la mitad del poder de Zuko.

- Esta puta me ha cabreado. Seguid vosotros. - Ryas estaba convencida de poder acabar con esa mujer en solitario. Y si bien había resultado una adversaria formidable, no parecía poder crear más espejos. Su técnica se había visto mermada. - Vamos. - Os increpó. Entonces el suelo se movió, si alguna había luchado contra Kira posiblemente ya había experimentado aquellos efectos. Unos 30 metros después de iniciar le movimiento, se creó un río de lava que os impedía el paso de nuevo. - ¿Crees que tu sola podrás conmigo? Eres mona, pero ingenua. - El combate seguía entre las dos kunoichis. Pero quizás era el momento de confiar en ella, y continuar los tres. Antes de que todos en la base tuvieran tiempo para armarse.

- Podemos seguir recto hasta el final. Los otros ya pasaron las salas iniciales. - Kaoru seguía enfocada en sentir todos los chakras del lugar. - Recto desde aquí, girando a la derecha y luego a la izquierda llegaremos al final del lugar casi sin encontrar resistencia. - Se refría únicamente a la habitación de los marionetistas. Aunque eso significaba que el resto de compañeros debían dar mucho más, pues ellos se encontrarían con el grueso de los enemigos. - Podemos quedarnos Zuko y yo. - Kaoru dio la opción a Akemi incluso antes de llegar a la habitación. Si Akemi seguía sus indicaciones podría llegar hasta el final, donde podría encontrarse una segunda salida, y en caso negativo solo tendría que volver limpiando desde allí.

De seguir la ruta, las salas estarían vacías. Con muebles, estanterías y alfombras pero sin gente ni artefactos. Con excepción del destino. Las demás si se encontrarían con diferentes peligros, así como zonas especificas de armas, medicinas e incluso proyectos nuevos. Pero avanzar por allí sin Kaoru, sin conocer las capacidades de los shinobis enemigos y sin saber si había más pasillos trampa, sería un autentico suicidio.




FDI: Sombrero, sumate 70 de chakra. Y sigues teniendo los sellos. Argimn me enseñó que usar sellos bajo tierra supone matarte.
 

Sombrero de paja

Master Crónicas
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,415
El ataque de Zuko consiguió abrir una apertura en los cristales de aquella mujer, apertura que nos dio salida para seguir adelante. No preste atención a la salida pues primero había que acabar con aquella usuaria de hielo pero al parecer los planes de Ryas eran otros. Guardé los sellos en el bolsillo una vez la técnica de Kaoru se cancelo pero antes de terminar con una técnica, fui presa de la siguiente.

Ryas con el ego herido nos había lanzado con una especie de río de lava hacia el pasillo-. Pero no tardes, reina.-bromeé con ella al escuchar como quería encargarse de ella sin nosotros, no me hacia gracia dejarla atrás con semejante enemigo pero a fin de cuentas, tampoco podíamos entretenernos ahí, debíamos de seguir hacia adelante-. Bueno, sigamos.-dije poniéndonos en marcha los tres que quedábamos fuera de aquella contienda, Zuko, Kaoru y yo.

Usamos el radar de Kaoru para girar por varios pasillos hasta llegar la entrada de una habitación en la que al parecer era la ultima donde quedaban enemigos-. Entramos juntos, salimos juntos.-dije negándome a su petición-. Ademas sin ti no sabría salir de aquí de una pieza ¿Listo Zuko?- sonreí pícaro a mi compañero-. ¿Ya solo quedamos tu y yo, vas a volver a perder?-dije haciendo alusión a que en la ultima misión acabe derrotando a mas enemigos que él.

Entre en la sala junto con ellos listo para acabar con mis enemigos. La sala estaba llena de marionetas. Tanto en estanterías como tiradas por los suelos y tres enemigos en ella. Uno sujetaba la marioneta con sus propias manos. Otro apoyado junto a una estantería, desde las cuales partían unos hilos de chakra hasta la del frente, donde había otra marioneta completamente armada; y el tercero de ellos estaba sentado en el suelo, con una extremidad de las mismas, como si la estuviese arreglando.

Elegí el mas cercano a mi y haciendo gala de mi velocidad me abalancé sobre el con la intención de golpear su cara con toda la fuerza de mi cuerpo. Esperaba que Zuko hiciera lo mismo que yo y eligiera al mismo enemigo, si les pillábamos por sorpresa, uno caería de primeras. Tras esto me colocaría cerca de Kaoru, ya había tenido que ser defendida por Ryas en la sala anterior, no había pensado en la posibilidad de que no pudiera defenderse sola en aquella ocasión pero no volvería a pasar. Me posicione junto a ella para poder saltar con el jikudan de ser necesario.

94/100
330/500

Ext: Ms 13-12 -10ch -5pv
Ext:
Correr por los pasillos
Atk: Dainamikku Entorī [ATK][FIS] 100+260= 360 FIS -20ch
Ext
: Volver con Kaoru
 

Dany_6x6x

NUser
Registrado
5 Abr 2017
Mensajes
2,731
Ubicación
Atras de ti
Aquí cada quien se valía por sí mismo y si no tenían como defender serian una baja. - Esa Nara va a ser una carga. - Aquella mujer debió pensar bien las cosas por suerte aquella pelirroja le salvo la vida ya que pudo con el daño enviado para ambas. Usaba esas bolas de fuego, tan llenas de energía que ahora si podían calentar los cristales, derritiendo les en agua.

Mi ataque en línea recta pudo acabar con varios espejos, lo cuales se vieron aún más afectados por lo que la mujer hizo que era un calor abrazador, pero con eso no era suficiente, pero nos dio una brecha para poder salir y con ello esa se quiso quedar luchando con la chica de los cristales. - La última vez que alguien uso un sello se nos vino todo abajo. - Claro esa persona era yo, no me fue muy bien estuvimos por morir y si no hubiera sido por Jacky no hubieras estado para contarlo otra ida.

Gracias a mis ojos pude ver todo el lugar desde donde estábamos hasta el final y también una habitación oculta que aparentemente no tenía comunicación con el resto del lugar. - En esa dirección existe una habitación oculta. - Señalando en donde se encontraba la habitación. Las que estaban delante dejaban de estar vacías y parecían dividirse como un distrito comercial con muchas secciones.

-Vamos. - Comentaba a mis 2 compañeros restantes, ya que la Nara quería quedarse y dejar que Akemi se adelante. Algo que no íbamos a dejar pasar. En una de esas habitaciones, vi varios tipos con marionetas cada quien dedicando su tiempo a reparar y revisarlas en su debido tiempo. - Ese camino es el más fácil. - Ahora solo seguiría a Akemi y con ello me sumaría al ataque, con mi máxima velocidad.

Akemi bromeaba con algo que no entendía de que el mato a más enemigos en la misión anterior y eso era algo que yo no recordaba. - ¿Te has golpeado la cabeza?- Entramos en esa sala y con eso solo acumule chakra en mis manos para lanzar varios golpes veloces para acabar con uno de ellos, ya que vi como Akemi iba por uno de tres, ahora solo quedaba que la Nara se cargara al otro que quedaba libre.

Golpeaba una y otra vez al cuerpo de mi oponente, para terminar con ello mande chakra elemental en mis puños para aumentar mi poder de ataque, también liberando una gran cantidad de poder del sello. - Llego la hora de machacarlos a todos.- El sello maldito se extendió por todo mi cuerpo dándole a mi piel una tonalidad rojiza con una apariencia monstruosa y mi chakra con una tonalidad visiblemente negra.

- Vamos rápido aun no me conformo con esta pelea. - El sello potencia mi ira a montones y con eso si no lograba dominarle en algún momento perdería el control de mi cuerpo, convirtiéndome en una bestia en un momento, por ahora solo seguiría con ello y con eso acompañaría a mis dos compañeros a donde esto se dirijan.




Zuko:

200/200
403-15-15-20-10+6=349/600

PA:8

Apo: » Katon: Hiken[APO][ELM]20 físico
Apo: » Juin: Fukanzen no Jōtai Ni [APO, EXT]20 de daño elem+1 en rapidez y +1 en fuerza
EXT: Byakugan [APO,EXT] ( +1 taijutsu y +1 percepción cada tres niveles. 15 x turno restante activado.)
Ext: Atacar a uno y seguir con el grupo
Atk: » Hakke Sanjūni Shō [ATK][FIS] (Daño: 20 x nivel + 10 x nivel en percepción. Si conecta: El rival sufre -10pv por Daños Internos por 2 turnos.
Coste: 15ch. Requiere Byakugan activado) 320

360 de daño y 20 elemental
 

martinilimon

Master Crónicas
Registrado
10 Oct 2016
Mensajes
4,598
Todo iba rodado, aunque quizás esos cambios bruscos de temperatura había provocado algún desajuste en vuestros cerebros, pues lo que a vosotros os pareció un sin fin de pasillos y habitaciones vacías, no fueron más que unos instantes en línea recta. Akemi terminó con el primero de los enemigos, y Zuko con el segundo, pese a que estos trataron de interponer las marionetas a los ataques, no tuvieron ni la destreza ni el tiempo suficientes para hacerlo. Aquel que quedaba, fue atrapado por la sombra de la Nara, y visteis como esta ascendía por su cuerpo, comprimiéndose como una serpiente con sus víctimas, hasta que finalmente su corazón se detuvo.

Todo hubiese terminado ahí, si Zuko no hubiera perdido el control. El marionetista ya estaba muerto, aquello era innecesario. Cuando su puño finalmente atravesó su cráneo, salpicando la estancia, la chica se asustó. Y salió corriendo por el camino de la derecha, hacia una zona que aún no era segura. Pero Zuko podría ver que tanto Hana como Zarza se aproximaban, tendría cobertura.



Si seguís a la chica

Si Zuko seguía a la chica en aquel estado, no haría más que complicar la situación. En cambio Akemi la podría tranquilizar, pero eso no sería antes de llegar a la entrada de un salón amplio, ligeramente superior a los anteriores. Estaba lleno de armas de todos los tamaños, pero antes de localizar a ningún enemigo, por otro de los pasillos legaron Hana y Zarza. La ropa de la primera estaba llena de sangre, que no era suya. Aparentemente sin ningún tipo de herida. En cambio la segunda tenía su espada rota.

- Que suerte. - Esta pasó sin esperar a nadie, buscando un repuesto. Hana os vio, hablando con su típico tono de superioridad. - Que. ¿Os divertís? . - Pero no todo podía ser tan sencillo. Todo empezó a bribar. Un enorme chakra se condensaba. - Nos encargamos. - El cuerpo de la Uchiha se cargó de chakra eléctrico, lista para luchar. Quizás su ego no le permitía darse cuenta de que lo que venía era más peligroso de lo que realmente podían afrontar.



Si os quedáis

De todas direcciones empezaron a llegar encapuchados. Eran muchos, realmente todos con una sola excepción, que se encontraba en la sala final. 28 shinobis, muy bien entrenados, que tenían claro lo que hacer. - Sois los últimos. - Por las palabras de uno de ellos, habían eliminado a vuestros compañeros. Sin embargo debía estar equivocado. - Más quisieras. - Tras Hana, aparecieron Makoto y Leia. Algunos se sorprendieron, la explicación no llegaría en ese momento.

Entonces la batalla comenzaría. Armas volando por todas partes, combinaciones de viento y rayo. Un autentico caos. En algún punto de todo aquello, Zarza caería. Makoto sería la siguiente, pues en aquellas circunstancias no podía utilizar su mejor técnica defensiva. [Os van 200 de daño Fis + 50 ELM a cada uno. 7 de esquiva]



Si nunca habíais ido allí [similar a iros antes del ataque, pero interpretando a la Nara también]

Dejasteis que la chica se marchara, y Zuko pudo ver como Hana era la primera en recibirla. Algunos enemigos se congregaban en su ubicación, pero no parecían ser una amenaza que no pudiesen controlar ellas. Al seguir vuestro camino, llegasteis al final. El lugar era muy diferente al resto de la caverna.

- ¿Porque interferís?. -El suelo tenía una decoración especial, las paredes estaban adornadas con bonitos cuadros. La luz era mayor que en el resto de las estancias, pues varias antorchas estaban bien distribuidas. Las paredes, hasta la fecha de piedra, estaban vestidas con madera de roble, color caoba. Había algunas vitrinas, con objetos de coleccionista en su interior. E incluso dos estatuas de tamaño real de dos personas que ninguno podía reconocer. Sin embargo hubo algo que llamó la atención de Akemi.

Había un cuadro apaisado tras la figura del hombre, cuyo chakra rivalizaba con el vuestro fusionado. Unos ojos en espiral sobre un fondo negro, ya los había visto. - Todo son problemas. Por tu culpa ya fracasamos una vez. - Aquellas acusaciones eran para Zuko. - Soy consciente de que no estoy en disposición de negociar. No esperad, creo que si lo estoy. Dejad que me marche, y vuestros amigos vivirán. Y no hablo solamente de los que están aquí. Digamos que en la otra incursión, no han tenido tanta suerte. - Hablaba de que el equipo de Masaru había fracasado. Quizás aquel era el motivo por el cual aún no se habían comunicado. - Bueno, si me disculpáis. - Se colocó el sombrero, su bufanda y agarró el paraguas dispuesto a marcharse. Había que eliminar a todos, pero allí había demasiados secretos e incertidumbres.




 

Dany_6x6x

NUser
Registrado
5 Abr 2017
Mensajes
2,731
Ubicación
Atras de ti
Los tres acabamos con los enemigos Akemi con sus agujas y la Nara con sus sombras, creando una habilidad que vi usar por Kira algo con las sombras nada impresionante de momento. El lugar tenía un sinfín de pasillos y habitaciones, la cual pasamos todas en un instante.

Perdí el control delante Kaoru y Akemi en donde me encontraba en una situación incómoda ya aquello que hice fue innecesario ya que mi puño atravesó el cráneo enemigo dejándolo así fuera de combat. Su cara quedo irreconocible por dicho ataque violento, todo esto era causado por estar bajo la influencia del sello maldito y con ello asustando a la Nara la cual salió corriendo al verme en mi forma Juinjutsu. – Que débil son algunos, ¿no lo crees? – No tenía nada más que decir, pero había causado un habiente muy tenso lo cual también se debía a la expulsión de chakra violento a culpa del sello maldito.

Ella al salir corriendo se separo de nosotros y llego a una de las zonas en donde se encontraba Hana con alguien más. – No te preocupes se encuentra bien, se topo con Hana. – No comenta nada mas ya que no vi la necesidad de decirle que varios enemigos de poca monta se acumulaban donde ellas se encontraban, pero nada que Hana y las demás no pudieran controlar. – Con ella en su grupo no tiene problemas en sobrevivir. Quizás pronto se nos una con Hana. – Ya continuando nuestro camino y al llegar al final del lugar, lo cual era muy diferente al resto de la nueva, - Esto es muy extraño. – Comentaba y note que era un lugar muy especial, algo elegante. – Y esa vos. – Se escuchaba a alguien y no lo note, ero quizás había evitado que lo detectara de alguna forma.

Estábamos en una sala muy elegante, algo especial con muchas cosas que serian de lujo o para distraer a una mente con un coeficiente muy alto, algo de tontos de libros por así decirlo. Aquel tipo nos preguntaba el porqué de nuestra interrupción en su base. – Queríamos saludar, ¿tu que crees? – Note la vestimenta de este tipo y era alguien muy elegante para formar parte de una banda de mafiosos por lo visto este quizás sea el jefe de todo esto. – Debe ser el premio gordo. – Un tipo raro a lo igual que sus ojos que parecían a los que tenia el tipo de nuestra misión anterior, el cual nos visitó para ser exacto, visito a mi compañero yo solo estaba en ese lugar de casualidad.

-Vez lo mismo que yo. – Me refería a sus ojos esperando a que Akemi entendiera a lo que me refería y la similitud de ambos. -Este tipo si es poderoso, no se parece en nada a los demás y debemos tener cuidado, su chakra es superior al tuyo y el mío juntos. – Se pego el discurso típico de villano de serie, algo que a mí me daba igual, pero a mi compañero no. – Bajas existen siempre y sobre todo en misiones de este tipo. – Fui muy crudo y directo sin mostrar empatía a la perdida de compañeros ya que este pensamiento era algo que llevaba desde hace mucho tiempo, perdí todo interés de salvar a alguien que no se merecía, más bien aquí aplicaba la ley del mas fuerte y esa era algo que se aplicaba en todos lados ya seas de la niebla o del lado enemigo.

Esto era algo que no sabia Akemi y es algo que se enteraría pronto pero ahora las cosas eran simple para mi acabar con aquel tipo y que Akemi se preocupe por las bajas. – A mi con eso no me podrás parar. – No sabia si era por el sello que tenia o era por todo lo sucedido, quizás algo tenia que ver por como pensaba.

No espere ninguna orden y de inmediato me puse al ataque con todo lo que tenía. – Venimos a charlar o a luchar, espero que me digas tu nombre antes de morir aquí. Bueno te diré el mío ya que si mueres sabrás quien acabo contigo y mi nombre es Hyuga Zuko. – Lanzaba golpe, tras golpe repitiendo la misma secuencia violente del anterior ataque en donde aplaste el cráneo de aquel tipo, esta vez sin que nadie temiera por su vida, no existía ningún motivo para controlarme y al final todo se reduce a esto yo dándome de golpes con todo ser que crea que es fuerte y al final nadie me saciara la sed , no llegare a maestro. - Mi chakra esta por la mitad, creo que estoy siendo muy descuidado con ello. - Lo cual era el momento de meter la mano a unos de mis bolsillos y sacar una píldora de chakra para así recuperar algo.

Zuko:

200/200
349-15-15-10-10+6,5=305+50=355,5/650

PA:8

Apo: » Katon: Hiken[APO][ELM]20 físico
Ext: » Juin: Fukanzen no Jōtai Ni [APO, EXT]20 de daño elem+1 en rapidez y +1 en fuerza
EXT: Byakugan [APO,EXT] ( +1 taijutsu y +1 percepción cada tres niveles. 15 x turno restante activado.)
Ext: Atacar al del sombrero y seguir alerta ( 9 en rapidez y 12 en percepcion.
Ext: tomar pildora +50 de ch
Atk: » Hakke Sanjūni Shō [ATK][FIS] (Daño: 20 x nivel + 10 x nivel en percepción. Si conecta: El rival sufre -10pv por Daños Internos por 2 turnos.
Coste: 15ch. Requiere Byakugan activado) 320

360 de daño y 20 elemental
 

Sombrero de paja

Master Crónicas
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,415
Los enemigos cayeron antes de que pudiera si quiera darme cuenta de que había empezado la pelea. Zuko, con ganas de poder pelear desde que entramos y presa de aquel sello que le hacía volverse algo mas violento, al igual que Hana, se ensaño un poco de mas con un enemigo ya abatido. Kaoru al ver tal espectáculo salió corriendo despavorida. Por un momento pensé en seguirla, no me terminaba de gustar dejarla sola con tanto enemigo rondando por ahí, pero teníamos que seguir, teníamos que vaciar toda aquella base.

Zuko me confirmó con su Byakugan que Kaoru había llegado a juntarse con Hana y una parte de mi se despreocupó-. Bueno, pues nos quedamos solos.-dije mirando a Zuko-. Acabemos esto de una vez.-le dije antes de ponernos de nuevo en marcha. Saqué la cerbatana mientras corríamos para recargarla, había tirado seis agujas contra uno de los espejos, aun me quedaban treinta y cuatro si no contábamos las seis que estaba recargando en ese momento.

No tardamos demasiado en en llegar a una sala distinta a las demás, la decoración y distribución era distinta, mucho mas bonita y elegante-. Atento Zuko.-dije cuando escuche una voz. Delante nuestro un hombre con los ojos en espiral se mostró, su chakra era muy superior al mio y al de Zuko, ese si que debía de ser el jefe de todo el cotarro. Increpó a Zuko por ser la segunda vez que jodia sus planes, debía de ser por eso que Zuko estaba dentro de esta misión desde el principio.

-Bueno, pues si han tenido menos suerte, usaremos tu mutilado cadáver como intercambio.-añadí en respuesta a las palabras de aquel tipo y me lancé a por el de la misma forma que Zuko. Zuko era rápido pero yo mas, antes de que este llegara a ponerse cuerpo a cuerpo con el enemigo, me escoré un poco usando mi velocidad para lanzar las 6 agujas de la cerbatana a mi enemigo, que sumadas al futuro ataque de Zuko harían un daño nada despreciable, no sería los suficiente como para matarlo, pero podríamos ver que nivel tenia aquel individuo.

92/100
325/500

Ext: Ms 13-12 -10ch -5pv
Ext
: Correr por los pasillos
Ext: Recargar la cerbatana
Ext: Correr hacia un lado para poder lanzar las agujas in drale a zuko (13 rapi)
Atk: Kō Seido no Satsuei [ATK][FIS] (Daño: 240 + 320= 560FIS. Si conecta: -1 a fuerza, percepción o rapidez cada 3 niveles, no acumulables más de tres veces.)
 

martinilimon

Master Crónicas
Registrado
10 Oct 2016
Mensajes
4,598
Pensasteis que era buena idea dejar a Kaoru con Hana, bueno cada quien con su conciencia. Ya habíais demostrado que vosotros disparabais primero y preguntabais después, pero aquello no podía funcionar siempre, y esa sería una de aquellas excepciones. Nada en el atuendo de aquel hombre era casual. Akemi disparó las agujas contra él, y estas fueron repelidas por otras disparadas desde el paraguas. Por otro lado, Zuko se lanzó con un ataque directo, que fue repelido de la misma forma, sin embargo este llegó a conectar un leve golpe sobre su cara.

- ¿Eso es todo?.
- No le habías hecho el menor efecto. Ese paraguas había soltado 20 agujas de forma ininterrumpida para defender vuestro ataque, aunque se había vaciado. Sin embargo este caminó tranquilo hacia su mesa, dejando su gorro y bufando en la misma. - Entiendo que no me vais a dejar marcharme, y esto se alagará. - Abrió uno de los cajones, y empezó a cargar su arma, hasta un máximo de 25. El arma tenía capacidad para más, pero tal como le visteis coger de nuevo el paraguas, su fuerza no le permitía levantarlo.

- Creo que podemos llegar a un entendimiento. ¿Queréis dinero? Puedo marcharme tranquilamente, organizar mis negocios y daros un par de semanas de calles limpias. Vosotros os ganáis una pasta extra y una fama merecida. Y cuando vuelva a mis negocios nadie tiene porque saber nada de esto. Alguien pudo seguir mis pasos. - Era una oferta muy buena aquella que os ofrecían. Pero no había demasiado tiempo para pensarlo.

El hombre miraba al escritorio, sin mantener contacto visual con vosotros. Además sentíais como alguien se aproximaba, aún estaba lejos, era un chakra frío. Aquella mujer del hielo, aún conservaba vitalidad. Pero no podíais notar el de Ryas.



PV: ¿? - 20
CH: ¿?

DEF: » Kasa no Kōto [DEF][FIS] (Defensa: daño de las agujas + resistencia del arma + 15 x nivel en característica + 15 x nivel en defensa. Coste: 3ch x aguja. Si la resistencia llega a 0, el arma se rompe.) [20 agujas. Defensa sin contar la resistencia de 995]

APO: Recargar el arma.

EXT: Ofrecer un trato, con bastante personalidad. [7]
 

Sombrero de paja

Master Crónicas
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,415
-Empiezas la negociación con aires de superioridad, intentando chantajearnos con la vida de nuestros compañeros y ahora usas dinero y fama.-dije mientras recargaba mi cerbatana-. Después de este ataque ¿que sera?¿Mujeres?¿técnicas secretas?.- el enemigo había perdido toda credibilidad para mi en aquel momento, intentaba agarrarse a lo que fuera para salva el pellejo, no me creía que hubieran matado a Masaru, como no me creía que si lo dejábamos ir todo fuera bien. Aquel hombre no saldría de esa cueva con vida, al menos no lo haría si yo podía evitarlo.

-Sigamos dándole, en algún momento se quedara sin agujas.-le dije a Zuko cuando vi como arrastraba el paraguas lleno otra vez de agujas.

Teníamos que acabar con el rápido, pues pude notar como un chakra helado se acercaba a nosotros. Las dudas pasaron por mi mente por un segundo, nadie se había comunicado por el intercomunicador en toda la invasión, había dado por hecho que todo estaba yendo bien pero ese chakra no me gustaba-. Chicos, ¿todo bien por allí?- dije por el intercomunicador-. ¿Hana, Ryas, Kaoru, Fungus?-no sabía nada de ninguno de ellos-. Zuko, vamos.-llevábamos muchas misiones ya juntos, no hacia falta que dijera mas, el también habría sentido el chakra helado y podría estar llegando a la misma conclusión que yo.

Salí corriendo hacia el enemigo dejando camino libre a Zuko tras de mi y salté hacia un lado a pocos metros de la mesa, vaciando mi cerbatana sobre él. Aunque esa vez no me alejaría, me quedaría a 5 metros de esta. Aproveche el envite de Zuko para recargar de nuevo con otras 6 agujas mi cerbatana, estando tan cerca de él, si volvía a cargar el paraguas podría dispararle antes de que lo llenara por completo y así quizás herirle mas de gravedad.

90/100
320/500

Ext: Ms 13-12 -10ch -5pv
Ext
: Recargar la cerbatana
Ext: hablar por el intercomunicador
Ext: Correr hacia el enemigo y quedarme a 5 metros de la mesa (13 rapi)
Atk: Kō Seido no Satsuei [ATK][FIS] (Daño: 240 + 320= 560FIS. Si conecta: -1 a fuerza, percepción o rapidez cada 3 niveles, no acumulables más de tres veces.)
Ext: Recargar la cerbatana
 

Dany_6x6x

NUser
Registrado
5 Abr 2017
Mensajes
2,731
Ubicación
Atras de ti
Akemi charlaba con el tipo, por lo visto no se ha tomado nada bien las palabras de este al que he preguntado su nombre y ni siquiera tuvo la amabilidad de dármelo. - Bueno no importa continuemos con lo nuestro. - Note como Akemi se movía rápidamente, también note como un chakra gélido venia hacia nosotros, pero aún se encontraba lejos, pero lo que no pude ver era el chakra de la pelirroja, quizás no logro sobrevivir. - Todos caen tan fácil, no pueden resistir hasta que acabemos con todos. - Se notaba lo débiles que eran todos nuestros aliados y ya nos encontrábamos en una gran desventaja, con eso de que el otro equipo había caído.

-Dinero y demás tonterías cosas innecesarias en esta vida en donde lo que importa es vivir y ser fuerte. - Él pudo resistir todo con el uso de un arma lanzando varias agujas para amortiguar casi todo el daño menos algo del mío y con eso me indicaba que tarde o temprano iba a caer hasta que se le acabaran las municiones.

Akemi se lanzó al ataque primero y yo le seguí realizando la misma secuencia de ataques, pero esta vez le daría un par de cosas a mi compañero ya que saque tres kunais y dos de estos se los di al lento de Akemi. - Ten potencia tus ataques con esto. - Le lance dos kunais para que las usara y esta vez que no fuera con un sello o terminaríamos enterrados por un descuido de él. Ataque tras ataque no dejaba ninguna abertura, no quería que me tomara desprevenido en ningún momento.

Akemi se intentaba comunicar con los demás, pero ante la repuesta de alguna debíamos esperar y concentrarnos en el oponente que se encontraba aun intacto, solo con un pequeño rasguño que fue causado por mi gran ataque y Akemi aun no lograba ocasionar algún daño. Era un sujeto de temer pararla gran combinación de ataques potentes de corta y larga distancia era algo digno de admirar pero veremos cuánto tiempo más podrá seguir con aquello. - Ya has entendido lo que haremos. - Esperaba que me siguiera ya que mi intención era meter chakra en el kunai para potenciar nuestro siguiente ataque y acabar con el de una vez por todas.

Zuko:

200/200
355,5-10-10-15-50+6,5=277/650

PA:0/9

Apo: » Katon: Hiken[APO][ELM]20 de daño elem
Ext: » Juin: Fukanzen no Jōtai Ni [APO, EXT]20 de daño físico +1 en rapidez y +1 en fuerza
EXT: Byakugan [APO,EXT] ( +1 taijutsu y +1 percepción cada tres niveles. 15 x turno restante activado.)
Ext: Lanzar 2 kunais a Akemi
Ext: tomar pildora de soldado +1 en fuerza y rapidez ( 7 en fuerza y 10 en rapidez )
Ext:» Chakura Nagashi [EXT] +50 al kunai
Atk: » Hakke Sanjūni Shō [ATK][FIS] (Daño: 20 x nivel + 10 x nivel en percepción. Si conecta: El rival sufre -10pv por Daños Internos por 2 turnos.
Coste: 15ch. Requiere Byakugan activado) 320

360 de daño y 20 elemental
 

martinilimon

Master Crónicas
Registrado
10 Oct 2016
Mensajes
4,598
Ante las amenazas del hombre, Akemi decidió contactar con cualquier miembro de su equipo que pudiese responder. Hubo un instante de silencio, hasta que Amoshy respondió. - Por aquí de fabula capitán. Hace 10 minutos que han dejado de llegar cuerpos. Entre Makoto y Hana nos han dejado aquí en la entrada a 21. - Fue entonces cuando Makoto se coló en la conversación. - Todos respiran. - Quería dejar claro que si alguno moría, no era cosa suya, pero estaban noqueados, y tardarían horas en despertar. Entonces se escuchó un golpe fuerte, y la siguiente en hablar fue Hana. - Quizás no todos respiren. Lo siento. Por cierto, tengo algo tuyo. - Teníais la seguridad de aquellos equipos se encontraban bien, aunque algunos seguían limpiando la abse. Además con Zarza y Hana, estaba Kaoru, sana y salva.

Con aquellas confirmaciones, os armasteis de valor, atacando al hombre, que rectificó con su defensa. - Solo un idiota repite una acción, buscando un resultado distinto. - Haciendo aquello no podríais sobrepasar su defensa. En esa ocasión ni siquiera el ataque de Zuko le afectó. Su puño lo golpeó, pero el chakra se esfumó al dar con su piel. Como si hubiese una barrera a su alrededor.

El comunicador volvió a funcionar, aunque la voz que escuchasteis, se escuchaba doble. A vuestra espalda. - Parece que no todos se encuentran muy bien. - La mujer del hielo tenía a Ryas sujeta del pelo. La había llevado hasta allí arrastrando. Estaba consciente, al menos tenía los ojos abiertos, pero era una muñeca a su merced. La ropa estaba rasgada, y tenía multitud de agujas clavadas por todo su cuerpo, las cuales tapaban la salida de sangre. La levantó en peso, obligando a apoyarse en sus maltrechos pies. Y creó una aguja que sujetaba entre sus dedos, marcando la vena de su cuello, aunque sin llegar a perforar.

- Querida mía. No era necesario llegar tan lejos. Lo cierto es, que estaban a punto de dejarnos marchar. - Hizo un gesto con la mano, buscando el pecho de Zuko, simplemente para apartarlo, además de repetir su movimiento de forma muy lenta introduciendo las agujas en su paraguas. No podíais evitar esa acción, era el curso natural de los acontecimientos.

- Mi oferta sigue en pie. Nosotros dos nos vamos, y vuestro equipo sale con vida. Todos. - Había algo claro, podríais ganar aquello. La chica de hielo tenía su chakra bajo mínimos, Ryas la había llevado al límite. Pero os resultaría imposible salvarla a ella, no había forma humana de interponerse a ese golpe. Debíais valorar que era más importante, la vida de alguien, o el éxito de la misión. Ellas os miró desafiante, mientras hundió unos milímetros la aguja en la carne, solo un leve espasmo por parte de Ryas os confirmó que sentía el dolor pese a su estado. Su muerte sería horrible.
 

Sombrero de paja

Master Crónicas
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,415
FDi- Esperemos que el 13 de velocidad valga la pena jajajaja


Todos respondieron por el intercomunicador, la salida estaba controlada, así como las salas intermedias, todos menos Ryas. Aunque no todo eran buenas noticias pues nuestro ataque se repitió teniendo aun menos éxito que el primero. Aquel hombre era fuerte y parecía no tomarnos en serio, eso loso podía significar que era mas fuerte aun de lo que podía imaginar. Intenté contestar las palabras que nos dedico pero antes de que pudiera contestar escuche por el radio algo que no me gustaba.

Me giré a tiempo de ver como por el mismo pasillo que habíamos venido nosotros aparecía la chica de hielo con Ryas arrastrando de los pelos. "Mierda" Pensé al ver como la situación giraba de golpe, Zuko y yo podríamos quizás con el enemigo, pero con Ryas apresada y la chica de hielo,los números no nos favorecían.

La chica helada sacó una aguja y presiono el cuello de Ryas con ella, mientras que aquel tipo nos daba un ultimátum. O les dejábamos escapar y Ryas vivía o podíamos evitarlo y Ryas moría, como shinobi mi decisión hubiera sido sencilla, luchar hasta la muerte, pero como líder de escuadro y chunnin, debía de priorizar mi equipo a lo demás. Pero dejarlos escapar no me parecía una opción, debía salvar a Ryas y luego matar a esos tipos-. Esta bien.-dije girándome para la chica helada y Ryas, sin hacer ningún movimiento sospechoso-. No se como has vencido a Ryas, pero mas te vale que alejes es aguja de su cuello.-le dije a la chica helada, no me importaba lo que dijera o su respuesta, solo quería una apertura.

Era rápido, el mas rápido y aquella mujer estaba desgastada y casi sin chakra, solo necesitaba que hablara, que perdiera un instante en pensar y articular palabra, y en ese momento, con mi máxima velocidad y haciendo uso de mi ninjutsu saltaría a ellas, saltaría tan rápido que para sus ojos me teletransportaría, si mi plan salía bien y rezaba porque así fuera, sería capaz de tocar a Ryas antes de que ella pudiera apretar la aguja y en ese momento saltar a mi mundo, saltar lejos de la chica helada.

Una vez en mi mundo si todo había salido bien, comprobaría el estado de salud de ryas muy rápido y si no había nada de vida o muerte volvería para enfrentarme a los dos enemigos, estos enemigos no eran para dejar a Zuko solo.

88/100
260/500

Ext: Ms 13-12 -10ch -5pv
Ext
: Shunshin no Jutsu [EXT](Dezplazamiento: 2m x ((nivel en característica + nivel en Rapidez)/2). -5ch
Def
: Jikudan -50ch
Ext
: Si todo sale bien, volver al mundo humano para el 2 vs 2
 

Dany_6x6x

NUser
Registrado
5 Abr 2017
Mensajes
2,731
Ubicación
Atras de ti
Akemi pregunto cómo estaban las demás, respondieron sin problema alguno dejando bien claro cómo iban y que ya estaban por terminar algo que era a favor de nosotros por el momento, pero de repente ya teníamos otro problema más. - En serio, no pueden durar ni un minuto sin ser apaleados. - Vi como la pelirroja se encontraba en un estado demacraste y bueno la mujer de hielo se encontraba en mal estado, pero en mí, tirando del cabello de Ryas por todo el lugar. - Bueno, tranquila. - Sonreía me daba igual si mataban a aquella ya que para mí una baja es una baja sobre todo con alguien que no es allegada a mí.

Note como amenazaba en matarla si no dejamos ir a su jefe y a ello, esto solo indicaba que se encontraban acorralados. - Bueno, pero tranquilos. - Mentía y trataba de disimularlo muy bien ya que entendía la situación. - Imagino que Akemi intentara algo. - Sabia de la velocidad de él y con eso actuaria en el momento justo para actuar. - Ahora... - Pensé cuando vi que Akemi se movió y aquel tipo del sombrero intento moverme colocando su mano en mi pecho algo que no permite ya que con toda mi fuerza empleada por toda esa circulación de poder del sello en mi cuerpo iba a ser mesclada con la puerta de chakra aumentando aun mi potencial destructivo.

-Es tu fin.- Era una cuestión de suerte y habilidad ya que no sabíamos si íbamos a salvar a la chica, pero lo que si sabíamos era que no dejaríamos escapar al jefe ni por toó el oro del mundo, ni en un segundo. -Te tengo. - Dije mientras agarraba su brazo con toda mi fuerza para que no escapara, golpeando si pie de base para desequilibrarlo. -No te escaparas. - Con eso atacaba al brazo que se encontraba desarmado, el brazo que no tenía el paraguas para que este no interfiriera en mi llave o palanca al brazo en el suelo.

Ya teniendo en el suelo al tipo aplique esta llave la cual se usa con frecuencia para desarticular uno de los dos brazos del adversario, lo realizo con suma rapidez, estirándolo hacia el suelo entre nuestras piernas, levantando ligeramente la pelvis hacia arriba jalamos el brazo hacia afuera, una de las propulsoras de dicha técnica ya que la utilizaba mucho en sus combates para acabar con su rival. La técnica provoca la hiperextensión del codo, causando gran dolor, que inmoviliza y daña los músculos y ligamentos. Era posible huir de mis garras , pero su brazo saldrá dañado. - No intentes nada o te quedaras sin brazo y para ti también es, si te mueves ahora se muere. - En la posición en que me encontraba me era fácil llevar mis piernas para aprisionar su cuello con ellas llevando así a un punto en donde lo estrangularía si se movía.

Por lo visto habían servido aprender este tipo de pelea, aunque no era mi preferido, pero aprenderlas fue buena idea ya que con el no permitiría escapar a alguien que necesito para sacar información, torturándole hasta el final para que así hable y con eso solo me dedique a esperar a que llegue Akemi y no me descuidaría por nada en el mundo de mis oponentes, así me atacaran no soltaría su brazo.


Zuko:

200/200
277-10-15-40+6.5/650

PA:1/9

Apo: Realizar un candado al brazo libre para que no escape el sujeto para inmovilizarlo 9 en fuerza y 11 en rapidez
Ext: Golpear el pie de base para que pierda el equilibrio y asi tener una mejor ventaja para inmovilizarlo 9 en fuerza y 11 en rapidez
Ext: » Juin: Fukanzen no Jōtai Ni [APO, EXT]20 de daño físico +1 en rapidez y +1 en fuerza
EXT: Byakugan [APO,EXT] ( +1 taijutsu y +1 percepción cada tres niveles. 15 x turno restante activado.)
Apo: » Hachimon Tonkō: Shōmon [APO,EXT] (+2 fuerza, +1 defensa, +1 rapidez. Coste: 40ch y 15ch + 5pv x turno activada.)
Ext:» Resistir hasta que llegue Akemi.

+1 en fuerza y rapidez por pildora
En total tengo 9 en fuerza , 11 en rapidez y 12 en percepcion
 

martinilimon

Master Crónicas
Registrado
10 Oct 2016
Mensajes
4,598
Estaba claro que fracasar la misión, no era una opción para vosotros. Sin embargo, abandonar a un compañero, tampoco lo era. Y en aquella tesitura fue cuando decidisteis actuar, era todo o nada. La acción de Akemi fue la primera en efectuarse, y bastó. Sirvió para esfumarse de allí con Ryas, sangraba y estaba muy grave, no aguantaría demasiado sin asistencia médica. [2 turnos hasta su muerte]

Zuko, no había tenido tanta suerte. Su fuerza estaba en el límite para sujetar al criminal. No consiguió derribarlo, aunque si apresar su brazo [1 turno inmovilziado] - Eres fuerte, ¿pero podrás aguantar? . - Estabas sudando, ese incremento de fuerza, pasaba factura a tu cuerpo, y él no era tonto. La cuestión sería que se quebraría antes, sus huesos o tu espíritu.

El pasillo se convirtió rápidamente en un hervidero de gente yendo y viniendo, eran vuestros compañeros. - Que romántico, estos son los últimos. - Hana llegó la primera, viendo la escena entre Zuko y el hombre. Esta se había quitado uno de sus guantes y anudado al brazo izquierdo, estaba todo rojo, y la sangre seguía saliendo. Zarza, Makoto y Leia llegaron justo después, acompañando a Kaoru. Makoto esta bien, pero su cabra iba en brazos. Tenía las patas muy mal. Zarza se había quedado sin arma, además se podía ver a simple vista que su hombro no estaba bien colocado. Leia, solo parecía llevar sucia la ropa, aunque suficiente para cabrearla.

- Esta bien, nos rendimos. ¿Puedes soltarme? . - Era una pregunta hacia Zuko. La mujer de hielo no parecía tan convencida, pero no tenía mayor opción. - Ahora nos llevareis ante vuestros superiores, haremos el paripe, pagaré mi fianza, y estaré en casa para cenar. - Tenía muy claro como funcionaba el sistema judicial, casi parecía estar riéndose de vosotros. En ese momento, podríais matarle, vuestro siguiente ataque sería indefendible. O le podíais dejar vivir.

Debíais salir de allí, todo estaba terminado. Contactar con Masaru y comprobar como había ido por aquel lado. Curar a los heridos era también una prioridad. Tanto Makoto como Leia se ofrecerían, al llegar a la salida Amoshi buscó golpear a Makoto. - Zorra inutil. - [100 FIS 4 esquiva]. Ella no se esperaba aquello, así que le resultaría imposible defenderlo. Su mano izquierda estaba de color negra, y le faltaban 3 dedos, tras dar el golpe, o ser detenido se explicaría.

- ¡Había uno consciente! . - Al tratar de juntarlos para el transporte, que aún no sabíais como se iban a llevar de allí tantos cuerpos pues la cifra había subido a 43, uno de ellos lo atacó con un kunai. Era fácil suponer que se trataba de aquel que tenía la cabeza grapada a la pared, atravesando el ojo con el mismo. Vuestro compañero no podría volver a utilizar sus dotes con el sonido.
 

Dany_6x6x

NUser
Registrado
5 Abr 2017
Mensajes
2,731
Ubicación
Atras de ti
Logré inmovilizar al oponente, pero esto no era por completo y no por mucho tiempo ya que mi fuerza estaba al límite, para sujetarlo y lo peor es que no pude derribarlo por completo. – Como dije te romperé el brazo si sigues hablando. – Era lo único que podía hacer y decir para evitar que realice alguna maniobra. - ¡Cállate!- Me molesto sobre lo que dijo, que ni espere dos veces que a lo último que dije yo tire de su brazo tan duro que mi intención era tirar de este hasta que escuchar algo romperse y ya con ello no daría tantos problemas ya que se encontraría indispuesto de uno de sus brazos.

-Por fin. Como han demorado Hana. – Respondía a la Uchiha que se tardo mas de lo que creía, ya que su presencia fue la primera en notar y así fue como de a poco comenzaron a llegar todos o casi todos al lugar en donde nos encontrábamos con Akemi. – Como digas. – Note su estado y este no era el que esperaba, ya que uno de sus brazos se encontraba herido. – Mira como sangras. – Con aquel comentario me burlaba de su estado, para así continuar con lo mío, pero antes de eso comenzaron a llegar los demás integrantes de este grupo y comunicando que ya habían acabado con todos los mafiosos, aquellos compañeros no se encontraban en tan buenas condiciones, claro algunos no todos.

-Por lo menos han logrado sobrevivir a todo esto, no son tan debéis. –
Pensé mientras escuché toda la basura que salía de la boca de quien era el jefe de toda esta banda de mafiosos. – Claro, tienes razón. Te suelto, pero antes otro recuerdo. – Volví a tironear su brazo, el cual esperaba dejar inútil para toda su vida, con aquel movimiento que con ello aquel bastardo, me recordaría toda su puñetera vida, ahora regresando con la mujer de hielo, con ella fue más fácil ya que con su estado actual no podía hacer nada mas y opto por seguir a su jefe en esa rendición, pero con una cara de disgusto.

- Te volveremos a cazar si eso pasa y esa vez no solo será el brazo roto, recuérdalo bien. – Ganas de matarlo no me faltaban, pero hacer algo como eso en alguien que ya se había rendido no era algo bien visto, pero era lo que tenia que hacer por el bien de la misión. – Como quisiera arrancarle la cabeza. – Por ahora solo era de esperar a que el jounin se comunique con todos para así saber que a los de la otra invasión les fue tan bien como a nosotros. – Bueno Akemi no nos fue tan mal, ¿no lo crees? – A comparación de los demás, que, si se encontraban heridos o golpeados, lo único bueno era que no encontraba con la sorpresa de alguna baja del equipo y eso era una misión realizada con éxito completo.

De repente uno de los integrantes el cual se había quedado atrás en la salida busco golpear a Makoto. – Que haces fracasado. – Dije todo enojado e influenciado por el sello. Corrí hacia ella a salvarla de aquel ataque directo a ella, el cual no le daba tiempo para defenderse, pero a mi si, gracias a mi gran velocidad me interpuse entre ella y el ataque, cubriendo la cara con mis brazos para así aguantar el golpe, resistiendo solamente con mi cuerpo, sabia que era resistente ya que al hacer eso solo sentí un pequeño cosquilleo, nada grave no me causo mucho, así que no era nada para asustarse.

– No existe ningún motivo o excusa para atacar a un compañero. –
Observé y vi que este se encontraba en muy mal estado sobre todo su mano izquierda, que por lo que vi no la podrá usar más, con la pérdida de 3 dedos y con ese color ya perdió la mano. – Si te han herido es por tu culpa, no por la de ella o de algún otro integrante, ser débil es tu problema y no busques culpar a otros por tu falta de poder. Así que deja de llorar y de culpar a otros, ve a que te atiendan. – Salve a Makoto gracias a mi gran velocidad y aguante ya que no permití que algo como esto pasara delante de mi pero ahora solo era cuestión de esperar al líder del otro grupo y a Akemi para informar la situación de la misión.

Zuko:

200-5+6=200/200
218,5-10-15-40+6.5=185/650

PA:1/9

Apo: Interponerse 11 en rapidez, asi que me alcanza y me sobra para realizar con éxito al interponerme y la defensa individual
Def: Protegerse:15*7=105-100=5 no entra daño
Ext: » Juin: Fukanzen no Jōtai Ni [APO, EXT]20 de daño físico +1 en rapidez y +1 en fuerza
EXT: Byakugan [APO,EXT] ( +1 taijutsu y +1 percepción cada tres niveles. 15 x turno restante activado.)
Ext: » Hachimon Tonkō: Shōmon [APO,EXT] (+2 fuerza, +1 defensa, +1 rapidez. Coste: 40ch y 15ch + 5pv x turno activada.)


+1 en fuerza y rapidez por pildora
En total tengo 9 en fuerza , 11 en rapidez y 12 en percepcion
 

Sombrero de paja

Master Crónicas
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,415
En anteriores post...

-Volveré enseguida, no te preocupes.-le dije a Ryas antes de saltar de nuevo con Zuko. No me gustaba dejar a Ryas en aquel estado sola, pero si no ayudaba a Zuko podía no ser la única que estuviera en mal estado.



Cuando volví todo estaba mucho mas controlado de lo que esperaba. Zuko había conseguido retener a aquel hombre de un brazo y a juzgar por el sonido que había escuchado al poco de llegar, le acababa de romper el brazo. Por mi parte me quede junto a la chica de hielo evitando cualquier movimiento. Mi cerbatana estaba cargada, y a esa distancia, antes siquiera de que intentara moverse, estaría muerta-. Tienes suerte de que Ryas vaya a salir de esta.-dije acercándome a su oído mientras veía como Hana y compañía se acercaban-. Porque si no lo hiciera.. destrozaría cada parte de tu cuerpo con esas agujas que te gustan tanto.-susurré para que solo ella lo escuchara.

Me alejé un poco de ella para recibir a mis compañeras y compañeros, todos heridos, ensangrentados o sucios, pero vivos, todos vivos. Hana llegó la primera, justo cuando Zuko soltaba a aquel hombre-. Pues por tu bien espero que te quedes en casa, no tendremos misericordia una segunda vez.-secundé las palabras de Zuko, no hubiera tenido problema en matarlos a ambos, pero vivos valían mas que muertos.

-Salgamos de aqui.

Guié a todos los compañeros fuera de aquel laberinto de estancias, todo estaba lleno de sangre y cuerpos sin vida, habíamos sido mas eficientes de que lo que seguramente aquellos dos esperaban. No me separé ni un segundo del hombre y la chica de hielo, cerbatana en mano, listo para acabar con su vida al mas mínimo movimiento. Todo el camino fue tranquilo hasta llegar al final, donde Amoshi intentó acabar con la calma atacando a Makoto. Al parecer esta le había enviado un cadáver que no estaba tan muerto y había pillado a este desprevenido, error de él, aunque por el estado de su mano, no podía culparle por el enfado.

Zuko se movió antes de que yo pudiera intervenir cortando el golpe en el momento-. Amoshi, Zuko.-dije serió-. La misión aun no ha acabado, os lo dije antes y os lo repito, si queréis pegarse con algún compañero, lo haréis en el coliseo no aquí.-añadí mirando a Amoshi-. Vayamos rápido a la villa, Ryas, Zarza y tu necesitáis de un medico.-dije empujando a la chica de hielo para que siguiera andando-. Hana, Zuko. No le quitéis los ojos de encima.-señale al hombre con la mirada.

Emprendimos el camino listos para llegar al Dojo Saenza, pasando antes por el hospital para dejar a quien fuera necesario, en primera instancia Ryas y Amoshi y si los primeros auxilios de Makoto y Leia no bastaban a Zarza, tras eso iríamos al Dojo Saenza para encontrarnos con Masaru y el orador-. Tranquila, ya estamos en el hospital.-le diría a Ryas al sacarla de mi dimensión-. Cúrate, Reina.-sonreí intentando trasmitirle un poco de calidez antes de dejarla en manos de algún medico.

FDI- En el caso de llegar al hospital en este turno, pues usaría jikudan para sacarla, sino pues al siguiente. La idea es que los heridos se queden ahi y los demas llevemos a los malos con los de la misión.
 

martinilimon

Master Crónicas
Registrado
10 Oct 2016
Mensajes
4,598
- No te he visto llevar ningún prisionero y tampoco he visto cuerpos por el camino. Quizás nosotras hemos hecho más que tu. - Respondió Hana ante el comentario de Zuko, completamente fuera de lugar por otro lado, no era momento para ver quien había hecho más o menos. Mientras tanto, Zuko aprovechó para herir de forma deliberada al señor Katsubasa. Ya se había rendido, y hubo queja por parte de Leia y Makoto, fieles seguidoras de las normas. - Eso es abuso. - Dijo esta última. Ordenándote cesar en un intento, como superior tuyo que era. - O lo diré en el informe. - Añadió. Cruzándose de brazos.

Akemi, quien parecía tener un ira similar a la de Zuko, fue más sutil. Acercándose a la mujer de hielo para que solo esta pudiese escucharle, lo que se malinterpreto entre varios de los presentes. Aunque nadie dijo nada, simplemente unos murmullos, un leve desvío de la mirada de aquellos que observaban.

Tras finalmente reunir a todo el equipo, solucionar los conflictos, y decidir lo que hacer, subisteis por las escaleras hasta el exterior. Como llevar a tanta gente a la villa, sería un problema, pero un problema que no sería responsabilidad vuestra. En la puerta se encontraba Damian. Tenía un gesto serio, algo que contrastaba claramente con lo que habíais visto en la reunión.

- Vosotros. - Se dirigió a todos los Genins, sin excepción. - Esperad aquí. Ahora vendrán para ayudaros con lo que corresponda. - Parecía estar informado de lo sucedido, o al menos, intuía que el resultado era favorable, similar a lo sucedido en su otra ubicación. - Makoto, informarás sobre la misión en la oficina, ya te están esperando. - Luego se dirigió a Akemi. - Tu vendrás conmigo. - Miró a Hana, como si aquello también fuera con ella, pero no la llamó.



ZUKO

Hubo un tiempo de paz, unos minutos en lo que todo se mantenía tranquilo. Tus compañeros se habían dedicado a sentarse, tomar el sol y despreocuparse en aquel campo de arroz mientras llegaban los refuerzos. Estos llegaron 15 minutos después de la partida de Akemi y Damian.

- Venimos a recoger los paquetes. - Aquella era la forma habitual para referirse en aquellos casos. - ¿Alguno que pueda ser de utilidad? . - Preguntaba si alguno se encontraba consciente. Tras la respuesta negativa, empezaron a envolver en rollos a los noqueados. Serían transportados como fardos en una carreta, todos apilados como si fueran simple basura.

- La misión ha terminado. Vuestro capitán esta en el hospital . - Si alguno decidía ir allí, podría encontrarse con Akemi en la salida, este podría contarle lo sucedido. Sin embargo nadie parecía muy preocupado. - ¿Y el dinero? . - Zarza solo estaba interesada en conocer cuando le pagarían por aquel trabajo. - Lo podéis recoger en la oficina. - Respondió con cierta molestia. Hana se acercó a ti. - Si quieres ir con Akemi, yo te llevo tu parte ahora. - Ella no iría al hospital, pero te daría la oportunidad de ir. - No te voy a robar, además queda registrado. - Era posible que no te fiases de ella para darte tu dinero, pero era cierto que aquellos tramites quedaban registrados, y su reputación no la ayudaba en absoluto.

FDI: Puedes ir y hablar con Akemi, o recoger tu dinero.



AKEMI

Damian no te dijo nada durante todo el camino, incluso si llegabas a preguntar por lo sucedido, este no hablaría. No hasta la puerta del hospital. - Lo que veas y escuches, desde este punto, es todo confidencial. - Aquello podía tomarse como una amenaza, algo grave podía ocurrirte si alguien se enteraba de aquello. - Esto es algo que solo conocemos un par de personas en toda la villa, pero Masaru parece confiar en ti. Y por tu expediente, se ha decidido darte la oportunidad. - Estabas a punto de ver algo que era considerado secreto de estado.

Al entrar en la primera planta del hospital, la recepción, no viste nada anormal. Un par de enfermeras, y algún auxiliar atendiendo en recepción. Algunas personas con síntomas gripales y poco más, estaba claro que aquello no era el secreto que debías guardar. Pero en lugar de coger las escaleras hacia arriba, las cuales llevaban a las habitaciones de planta, bajaste para aquellas que llevaban a las UCIS.

La mayoría estaban vacías, en otras había gente con quemaduras o partes del cuerpo arrancadas. Algunos, los conocías. Formaban parte del grupo de Masaru. Fue entonces cuando te diste cuenta de que Damian cojeaba. Al final de aquella planta había una sala cerrada, custodiada por Hayato, Rein y Niels. Tres Jounins asegurándose de que nadie entrara allí sin permiso.

- ¿Como vas?. - Preguntó Hayato a Damian. - Aguanto. - OS abrieron la puerta y por fin lo viste. Una sala doble separado por un enorme vidrio. Masaru estaba en la cama, conectado a una maquina y atado con cuerdas. Gritaba, aunque no se oía nada. Le faltaba el brazo derecho hasta el hombro, y la misma pierna hasta la rodilla. En su pecho parecía ser visible una cara, de la que brotaban hojas. Había 4 médicos allí, tratando de estabilizarlo, así como el encargado del laboratorio genético. No te permitieron entrar ahí.

- Gracias Damian, nosotros nos ocupamos a partir de aquí. - Quien habló era Dongo. Estaba acompañado de Elicia, la líder de tu Clan. Damian salió de la habitación, dejándote solo con ellos. - Cuando consiguieron traer a Masaru, repetía lo mismo. "Sharingan, gravedad, Akemi " Las heridas de Masaru son imposibles de producir. Le han arrancado las extremidades a nivel celular. Ninguna técnica conocida puede hacer eso. - Dongo le cedió la palabra a Elicia, o más bien esta le interrumpió. - Según los que han vuelto, al principio todo era normal. Ningún objetivo les plantó batalla, eran todos iniciados en el armamento, nada que no pudiesen solucionar. Pero según se adentraban en los túneles empezaron a pasar cosas extrañas. Cosas que podrían tener algo que ver con un Sharingan. Pero no tiene ningún sentido. Antes de venir he leído las inscripciones antiguas. - Hablaba de aquello que solo el líder y algún Uchiha de alto rango tenían permitido hacer. - Y no se menciona la gravedad en ningún sitio. Ni nada que pueda causar eso. - Golpeó el cristal.

Un árbol gigantesco surgió del pecho de Masaru. Uno de los médicos lo corto e introdujo en un pergamino con la misma celeridad, mientras otro se tiraba sobre él, usando una técnica de lava que calcinaba todo su pecho. Seguía gritando, las correas parecían estar a punto de romperse.

- ¿Tienes alguna información que nos pueda ayudar? - Terminó Dongo, por matizar. Dijeses lo que dijeses, o no hablases en absoluto, podrías salir de allí tras ello.

FDI: Ultimo turno gente
 
Estado
No está abierto para más respuestas.
Arriba