Laboratorio Genético y Dojo Prohibido

Ikutsu

NUser
Registrado
4 May 2017
Mensajes
1,200
Los rumores de un grupo de practicantes del arte de la espada habían llegado a mis oídos. Impulsado en parte por la curiosidad, en parte por el deseo de mejorar, fui en búsqueda de ellos. "Solo espero que no la caguen como esa vez en el laboratorio prohibido..." un segundo muy tarde cai en cuenta de mi error. "¿te arrepientes de mi hermano?" un tono burlon estaba escondido en tan adoloridas palabras. "No es eso y lo sabes. No me vas a manipular en comprarte helado de nuevo". Hiroka se estaba convirtiendo en toda una mujer hecha y derecha.

Asi, nuestros pies nos llevaron al laboratorio prohibido, ellos deberían tener la información que buscaba. -Me gustaría encontrar a los practicantes de las artes de las espadas, lanzas y arcos.- dije con decisión.



FDI: Mi cuerpo esta listo. Me pido samurai y el -1h va a marionetismo. Jamy: Jodete. Fui primero xD
 

Spudermon

NUser
Registrado
3 Ene 2018
Mensajes
647
Las noticias volaban un grupo de descendientes de los samurais del país del hierro habían se habían dado a conocer. -¿Samurais? Qué cosa tan interesante, debo ir a conocerlos. - Con eso en mente les busqué por toda la villa hasta que los encontré en la nueva comunidad que habían formado dentro de Konoha. Allí se encontraba Ryoma, aquel tipo tan excepcional que me derrotó con sus armas.

-Buenas, soy Akimichi Spuder, quisiera que me instruyeran en su noble arte en las armas.- Dije mientras saludaba solemnemente. Miré si reconocía a alguien más en aquel lugar, esperaba que estos tipos me enseñaran técnicas que jamás había imaginado.

FDI1: Penalizador -1h genjutsu, cambiarlo por kaguya
FDI2: pues comienza el proceso de transformación de mi pj, estaba por triturarlo, pero me renta más ir poco a poco y cambiar las cosas a medidas que salgan los regalos de aniversario y navidad xD
 
Última edición:

jamyneitor

NUser
Registrado
29 May 2016
Mensajes
2,801
Ubicación
Aquí, por que puedo
Me encontraba entrenando cerca de un lago cuando note a un extraño sujeto con armadura acercándose. Mire atrás, directo a su posición, el tipo llevaba un par de armas y se acercaba a mi lentamente sin parecer una verdadera amenaza.

- Hyoru-san, lo hemos estado investigando y queremos que se una a nuestra disciplina, creemos que un espadachín como usted podría seguir nuestra doctrina – dijo con voz clara y pronto se fue sin decir nada más, sin darme mayores explicaciones. Solo se fue del lugar dejándome con muchas preguntas.

Di por terminado mi entrenamiento y me lace en su búsqueda, no tarde demasiado en llegar a un extraño dojo que parecía ser manejado por un viejo de barba blanca, nada más llegar el hombre se giró a mí pero sin abrir los ojos y de sus labios salieron algunas palabras – Tu debes ser el joven Hyoru, ven aquí y muestra lo que sabes hacer con tu arma –

Me lance al ataque pero fui detenido enseguida y acto seguido un ataque vino a mí, apenas si logre ver la estocada y cubrirme desenvainando mi segundo arma mientras aun sostenía en el aire la primera tras haber sido rechazada y no poner recomponerme a tiempo. Mi segunda arma había hecho pedazos, pero había salido ileso.

- esa forma de desenvainar ha sido increíble, apenas logre notarla – dije sorprendido y entonces el hombre volvió a hablar – Hemos elegido bien, no cualquiera puede ver y descifrar mi técnica de desenvaine tan rápido, será un honor entrenarte en el arte samurái – dijo el viejo adentrándose en la puertas tras el dojo mientras le seguía.

_________________________

Pido samurai, con el penalizador en Marionetismo
 

martinilimon

Master Crónicas
Registrado
10 Oct 2016
Mensajes
4,584
Era temprano, sin embargo necesitaba hablar con Tsurumi Mitsu sobre algo que hacía tiempo le había estado dando vueltas, especialmente tras ver a Bast en acción. No tardé demasiado en llegar al laboratorio, y preguntar por ella o su encargado, a quien plantearía mis dudas.

- Estuve aquí hace bastante tiempo. - No era necesario presentarme, en la villa era más que conocida. - Tardé un tiempo en controlar el sello, pero ahora que soy consciente de lo que me rodea, me he percatado de la fuerza de las técnicas. - También ayudó el estudio sobre el Senjutsu que había realizado. - Hace poco vi a un chico, alguien que mezclaba sus elementos a nivel celular. Consiguiendo algo mucho más poderoso. ¿Es por algún trabajo de aquí? ¿Como puedo conseguir eso con mi Raiton y Katon? . - Tenía claro que buscaba, pero necesitaba respuestas.



FDI: Pues eso, pido el Bakuton y me coloco el -1h en Barrera. Aprenderé esto mediante un entrenamiento, cuando acabe mi misión. Gracias a quien actualice.

FDI2.0: Ya te actualizo Jammy.
 

Argimn

Master Crónicas
Registrado
6 May 2017
Mensajes
1,095
Salí una mañana del hospital de la aldea de donde usualmente me encontraba con mi madre sus colegas médicos para aprender más sobre medicina ninja. Mis conocimientos sobre la recuperación de heridas por medio del chakra estaba en un punto intermedio, y me indicaron de que podría avanzar más allá al menos que mi afinidad para los jutsu médicos fuese mayor, pero no esperaba que mi chakra fuese a permitirlo - Bueno, solo tengo que buscar las manera de aplicar los conocimientos médicos que tengo - Dichos conocimientos no aplicaban solamente para la sanación, saber cuales partes del cuerpo eran más susceptibles a causar muerte instantánea, o parálisis momentánea también eran cosas que podían venir útiles.

Fue por eso que me dirigí al laboratorio genético. La última vez me había realizado una operación donde me había implantado unos ductos por donde podría hacer circular el chakra y darle presión al aire para volverlo una cuchilla, o en teoría era eso lo que me explicaron los doctores, pero hasta el día de hoy no había sido posible para mi lograrlo - Las cantidades de chakra que requiere son mayores a las que poseo - Mis reservas de chakra eran menores que las de muchos ninjas, posiblemente a causa de que mi padre no pudiese moldear chakra, aunque no estaba dispuesto a decir que esto era una debilidad, ni tampoco su culpa; pues aún siendo como era, logró salvar la vida de mi madre una vez.

Al entrar en el laboratorio, encontré a Ohaka Yoshiro, uno de los mejores ninjas médicos de la aldea. Era un sujeto un tanto excentrico, pero con conocimientos incalculables, y justamente por eso le detuve y le comenté sobre mis inquietudes, y me recomendó someterme a una operación en el laboratorio que me permitiría implantarme un saco de veneno de un animal, el cual haría que mi sangre se volviese altamente tóxica - Eso podría ser un tanto riesgoso para mis allegados - Le comenté, a lo que me respondió que tendría que vivir de ahora en adelante con una máscara antigás para no envenenar a otros, y que mis únicas posibles parejas serían otros con mis mismas condiciones... Siendo lo último algo que no me interesaba, y viendo que lo primero no era un mayor problema, decidí someterme a la operación que me recomendaba el ninja médico.

- Con esto espero ser inmune a la toxicidad de la niebla -

Era algo que realmente esperaba lograr conseguir, ya que aún recordaba muy bien los estragos que había causado en mi sistema respiratorio la única vez que la inhale.

Pregunté si sería posible remover los ductos de chakra, ya que mis reservas no me permitían darles uso; se me indicó que no habría problemas, pero tendría que pasar un buen tiempo en cama de reposo por las 2 operaciones.

- Un pequeño precio que pagar por algo tan conveniente -



Pues eso, me pido el Kagerou en sustitución a Sonido. Dejaré el -1h en Elementos.

Gracias a quien actualice.

P.D.: Martin, ya te pongo el Bakuton XD
 

Kaedelol

NUser
Registrado
10 Jul 2017
Mensajes
670
Tras los eventos de la invasión del Hokage, no pude evitar volver al cementerio central donde se volvió más violenta la revuelta. Observaba cómo el paraje que había sido desolado por una explosión, luego por la técnica del Akimichi para que no nos siguieran emboscando que le pedí realizar... La violenta reacción de Rein haciéndonos volar a todos por los aires tampoco había ayudado mucho.

Paseaba por el cementerio observando cómo la reconstrucción había comenzado, pero aún quedaban lápidas partidas con un extraño grabado. Pero no llamaron demasiado mi atención, y continué evaluando los daños de la zona: Debo buscar una manera de controlar a un enemigo como Rein… pero ¿cómo podría detenerlo? Estaba claro que con mi fuerza física no era una opción.

Continué caminando hacia el cementerio del sector B, tras los eventos con los mutantes y luego la toma de poder del Niidame no había tenido ocasión de observar cómo había quedado la zona. Además de los daños de la explosión, aquí parecía que había mucho movimiento, las múltiples huellas no habían sido limpiadas y observando la zona uno podía imaginarse que algo había pasado, aunque desconocía el qué.

El Niidaime… su mirada y su extraño poder deben provenir de algún lugar. Al igual que con Rein, no es alguien con quien pudiera siquiera imaginar confrontar. Los destrozos aquí eran menos evidentes y pude observar como los trabajos de reconstrucción aquí eran mas avanzados. Un trio de sepultureros hablaba al fondo con una carreta a sus espaldas, pero de nuevo un extraño símbolo llamó mi atención. Se trataba del mismo que había visto en el cementerio centra. Esta tumba estaba intacta y además una ofenda había sido realizada hace poco. Junto a unas velas encendidas que alumbraban el atardecer, un ramo de rosas con espinas, una botella de sake que golpearía la cabeza a más de uno, unas armas filadas y ornamentadas con decoraciones, un libro reposaba apoyado en la lápida.

Tras juntar las manos y dedicar un pensamiento a la persona que había fallecida, me senté apoyado contra la lápida y tomé el libro, iluminado por las velas y comencé a leerlo por el lomo del libro:

- “Los caminos del Shinkirou” – el título era directo, así que lo abrí y comencé a leerlo mientras caía la noche y los sepultureros parecían alejarse. El ambiente húmedo y lúgubre acompañaba a las historias sobre héroes que tenía el libro. Era un viejo manual que ensalzaba las figuras de la legión Kantai: Jijojuten, Zouchouten, Komouken y Bishamonte.

La luna sobre la noche despejada dio un alivo a mis cansados ojos y acompañó la lectura. Las personalidades de los héroes me recordaban a varios compañeros de la villa, algo inevitable. Este Zouchouten es clavado a Zuko Hyuga, impasible guerrero siempre listo para actuar. Otros siempre más calmados como Takeshi venían a mi mente cuando Komouken actuaba.

Los primeros rayos de sol comenzaron a iluminar la muralla este cuando cerré la tapa y devolví el libro a su lugar. Muchas gracias – dije haciendo un gesto de respeto a la lápida, y me marché a mi casa dispuesto a recuperar las horas de sueño perdidas.

Quizá pasar una noche en el cementerio o las historias que había leído, pero algo estaba haciendo que no pudiera pegar ojo. Podría aprender mucho de esa armada para tener un conocimiento a la hora de conquistar territorios. La guerra contra los mutantes debía realizarse tarde o temprano, y como chuunin tengo la obligación de saber dirigir allí fuera a un grupo de guerreros. Las tácticas de la legión tendrían la respuesta. Me marché corriendo hacia la biblioteca para buscar más libros sobre ellos. Una vez allí, comencé a recopilar todos los pergaminos y manuales que encontraba, aunque no eran demasiados. Junto a uno de los pergaminos, un trozo de papel cayó al suelo. Al recogerlo pude leer:
  • Si estás buscando contactar con ellos, ven a verme. Una dirección venía adjuntada junto a una firma para mi inteligible
¿Tendría relación la legión con la dirección a la que debía acudir? Dudé un poco, ya que parecían divagaciones propias de un fanático, pero decidí acudir allí, y no tardé en volver a reconocer el registro de habilidades ocultas: el dojo prohibido.

Al entrar allí y dar mis datos, el personal de administración detuvo la solicitud. Constaba como apuntado en los entrenamientos del jutsu oculto del sonido, aunque no había asistido nunca. Por mi falta de trabajo, no parecía que mereciese obtener otra habilidad, por lo que me anticipé a su rechazo:

- Respecto a ese tema, siento decirles que abandono mi formación como ninja del sonido de momento. Estamos apunto de afrontar una guerra con el enemigo y debo buscar tácticas bélicas de expertos en conquista. Saqué la nota y la puse sobre el mostrador: Busco a quien firmó esta nota, necesito saber cómo puedo hablar con ellos.

Mis brutas maneras habían hecho que con mi emoción, terminase golpeando la mesa: La mera idea de poder hablar con ellos me facilitaba mucho el proceso de lectura de los pergaminos. El mensaje estaba claro: Por favor, díganme con quién debo dirigirme para contactar con la Legión Kantai!



PD: Visto que es posible, y con mucho dolor en mi corazón:

- Rechazo a la habilidad de sonido y remuevo el -1h del elemento principal (me encanta la rama y volveré)

- Adquiero la habilidad Yurei y pongo el -1h en marionetismo

Gracias quien actu.
 
Arriba