Laboratorio Genético y Dojo Prohibido

Ikutsu

Master Crónicas
Registrado
4 May 2017
Mensajes
1,351
Los rumores de un grupo de practicantes del arte de la espada habían llegado a mis oídos. Impulsado en parte por la curiosidad, en parte por el deseo de mejorar, fui en búsqueda de ellos. "Solo espero que no la caguen como esa vez en el laboratorio prohibido..." un segundo muy tarde cai en cuenta de mi error. "¿te arrepientes de mi hermano?" un tono burlon estaba escondido en tan adoloridas palabras. "No es eso y lo sabes. No me vas a manipular en comprarte helado de nuevo". Hiroka se estaba convirtiendo en toda una mujer hecha y derecha.

Asi, nuestros pies nos llevaron al laboratorio prohibido, ellos deberían tener la información que buscaba. -Me gustaría encontrar a los practicantes de las artes de las espadas, lanzas y arcos.- dije con decisión.



FDI: Mi cuerpo esta listo. Me pido samurai y el -1h va a marionetismo. Jamy: Jodete. Fui primero xD
 

Spudermon

NUser
Registrado
3 Ene 2018
Mensajes
757
Las noticias volaban un grupo de descendientes de los samurais del país del hierro habían se habían dado a conocer. -¿Samurais? Qué cosa tan interesante, debo ir a conocerlos. - Con eso en mente les busqué por toda la villa hasta que los encontré en la nueva comunidad que habían formado dentro de Konoha. Allí se encontraba Ryoma, aquel tipo tan excepcional que me derrotó con sus armas.

-Buenas, soy Akimichi Spuder, quisiera que me instruyeran en su noble arte en las armas.- Dije mientras saludaba solemnemente. Miré si reconocía a alguien más en aquel lugar, esperaba que estos tipos me enseñaran técnicas que jamás había imaginado.

FDI1: Penalizador -1h genjutsu, cambiarlo por kaguya
FDI2: pues comienza el proceso de transformación de mi pj, estaba por triturarlo, pero me renta más ir poco a poco y cambiar las cosas a medidas que salgan los regalos de aniversario y navidad xD
 
Última edición:

jamyneitor

NUser
Registrado
29 May 2016
Mensajes
3,041
Ubicación
Viviendo como genin para mantener la integridad
Me encontraba entrenando cerca de un lago cuando note a un extraño sujeto con armadura acercándose. Mire atrás, directo a su posición, el tipo llevaba un par de armas y se acercaba a mi lentamente sin parecer una verdadera amenaza.

- Hyoru-san, lo hemos estado investigando y queremos que se una a nuestra disciplina, creemos que un espadachín como usted podría seguir nuestra doctrina – dijo con voz clara y pronto se fue sin decir nada más, sin darme mayores explicaciones. Solo se fue del lugar dejándome con muchas preguntas.

Di por terminado mi entrenamiento y me lace en su búsqueda, no tarde demasiado en llegar a un extraño dojo que parecía ser manejado por un viejo de barba blanca, nada más llegar el hombre se giró a mí pero sin abrir los ojos y de sus labios salieron algunas palabras – Tu debes ser el joven Hyoru, ven aquí y muestra lo que sabes hacer con tu arma –

Me lance al ataque pero fui detenido enseguida y acto seguido un ataque vino a mí, apenas si logre ver la estocada y cubrirme desenvainando mi segundo arma mientras aun sostenía en el aire la primera tras haber sido rechazada y no poner recomponerme a tiempo. Mi segunda arma había hecho pedazos, pero había salido ileso.

- esa forma de desenvainar ha sido increíble, apenas logre notarla – dije sorprendido y entonces el hombre volvió a hablar – Hemos elegido bien, no cualquiera puede ver y descifrar mi técnica de desenvaine tan rápido, será un honor entrenarte en el arte samurái – dijo el viejo adentrándose en la puertas tras el dojo mientras le seguía.

_________________________

Pido samurai, con el penalizador en Marionetismo
 

martinilimon

Master Crónicas
Registrado
10 Oct 2016
Mensajes
4,806
Era temprano, sin embargo necesitaba hablar con Tsurumi Mitsu sobre algo que hacía tiempo le había estado dando vueltas, especialmente tras ver a Bast en acción. No tardé demasiado en llegar al laboratorio, y preguntar por ella o su encargado, a quien plantearía mis dudas.

- Estuve aquí hace bastante tiempo. - No era necesario presentarme, en la villa era más que conocida. - Tardé un tiempo en controlar el sello, pero ahora que soy consciente de lo que me rodea, me he percatado de la fuerza de las técnicas. - También ayudó el estudio sobre el Senjutsu que había realizado. - Hace poco vi a un chico, alguien que mezclaba sus elementos a nivel celular. Consiguiendo algo mucho más poderoso. ¿Es por algún trabajo de aquí? ¿Como puedo conseguir eso con mi Raiton y Katon? . - Tenía claro que buscaba, pero necesitaba respuestas.



FDI: Pues eso, pido el Bakuton y me coloco el -1h en Barrera. Aprenderé esto mediante un entrenamiento, cuando acabe mi misión. Gracias a quien actualice.

FDI2.0: Ya te actualizo Jammy.
 

Argimn

Master Crónicas
Registrado
6 May 2017
Mensajes
1,190
Salí una mañana del hospital de la aldea de donde usualmente me encontraba con mi madre sus colegas médicos para aprender más sobre medicina ninja. Mis conocimientos sobre la recuperación de heridas por medio del chakra estaba en un punto intermedio, y me indicaron de que podría avanzar más allá al menos que mi afinidad para los jutsu médicos fuese mayor, pero no esperaba que mi chakra fuese a permitirlo - Bueno, solo tengo que buscar las manera de aplicar los conocimientos médicos que tengo - Dichos conocimientos no aplicaban solamente para la sanación, saber cuales partes del cuerpo eran más susceptibles a causar muerte instantánea, o parálisis momentánea también eran cosas que podían venir útiles.

Fue por eso que me dirigí al laboratorio genético. La última vez me había realizado una operación donde me había implantado unos ductos por donde podría hacer circular el chakra y darle presión al aire para volverlo una cuchilla, o en teoría era eso lo que me explicaron los doctores, pero hasta el día de hoy no había sido posible para mi lograrlo - Las cantidades de chakra que requiere son mayores a las que poseo - Mis reservas de chakra eran menores que las de muchos ninjas, posiblemente a causa de que mi padre no pudiese moldear chakra, aunque no estaba dispuesto a decir que esto era una debilidad, ni tampoco su culpa; pues aún siendo como era, logró salvar la vida de mi madre una vez.

Al entrar en el laboratorio, encontré a Ohaka Yoshiro, uno de los mejores ninjas médicos de la aldea. Era un sujeto un tanto excentrico, pero con conocimientos incalculables, y justamente por eso le detuve y le comenté sobre mis inquietudes, y me recomendó someterme a una operación en el laboratorio que me permitiría implantarme un saco de veneno de un animal, el cual haría que mi sangre se volviese altamente tóxica - Eso podría ser un tanto riesgoso para mis allegados - Le comenté, a lo que me respondió que tendría que vivir de ahora en adelante con una máscara antigás para no envenenar a otros, y que mis únicas posibles parejas serían otros con mis mismas condiciones... Siendo lo último algo que no me interesaba, y viendo que lo primero no era un mayor problema, decidí someterme a la operación que me recomendaba el ninja médico.

- Con esto espero ser inmune a la toxicidad de la niebla -

Era algo que realmente esperaba lograr conseguir, ya que aún recordaba muy bien los estragos que había causado en mi sistema respiratorio la única vez que la inhale.

Pregunté si sería posible remover los ductos de chakra, ya que mis reservas no me permitían darles uso; se me indicó que no habría problemas, pero tendría que pasar un buen tiempo en cama de reposo por las 2 operaciones.

- Un pequeño precio que pagar por algo tan conveniente -



Pues eso, me pido el Kagerou en sustitución a Sonido. Dejaré el -1h en Elementos.

Gracias a quien actualice.

P.D.: Martin, ya te pongo el Bakuton XD
 

Kaedelol

NUser
Registrado
10 Jul 2017
Mensajes
721
Tras los eventos de la invasión del Hokage, no pude evitar volver al cementerio central donde se volvió más violenta la revuelta. Observaba cómo el paraje que había sido desolado por una explosión, luego por la técnica del Akimichi para que no nos siguieran emboscando que le pedí realizar... La violenta reacción de Rein haciéndonos volar a todos por los aires tampoco había ayudado mucho.

Paseaba por el cementerio observando cómo la reconstrucción había comenzado, pero aún quedaban lápidas partidas con un extraño grabado. Pero no llamaron demasiado mi atención, y continué evaluando los daños de la zona: Debo buscar una manera de controlar a un enemigo como Rein… pero ¿cómo podría detenerlo? Estaba claro que con mi fuerza física no era una opción.

Continué caminando hacia el cementerio del sector B, tras los eventos con los mutantes y luego la toma de poder del Niidame no había tenido ocasión de observar cómo había quedado la zona. Además de los daños de la explosión, aquí parecía que había mucho movimiento, las múltiples huellas no habían sido limpiadas y observando la zona uno podía imaginarse que algo había pasado, aunque desconocía el qué.

El Niidaime… su mirada y su extraño poder deben provenir de algún lugar. Al igual que con Rein, no es alguien con quien pudiera siquiera imaginar confrontar. Los destrozos aquí eran menos evidentes y pude observar como los trabajos de reconstrucción aquí eran mas avanzados. Un trio de sepultureros hablaba al fondo con una carreta a sus espaldas, pero de nuevo un extraño símbolo llamó mi atención. Se trataba del mismo que había visto en el cementerio centra. Esta tumba estaba intacta y además una ofenda había sido realizada hace poco. Junto a unas velas encendidas que alumbraban el atardecer, un ramo de rosas con espinas, una botella de sake que golpearía la cabeza a más de uno, unas armas filadas y ornamentadas con decoraciones, un libro reposaba apoyado en la lápida.

Tras juntar las manos y dedicar un pensamiento a la persona que había fallecida, me senté apoyado contra la lápida y tomé el libro, iluminado por las velas y comencé a leerlo por el lomo del libro:

- “Los caminos del Shinkirou” – el título era directo, así que lo abrí y comencé a leerlo mientras caía la noche y los sepultureros parecían alejarse. El ambiente húmedo y lúgubre acompañaba a las historias sobre héroes que tenía el libro. Era un viejo manual que ensalzaba las figuras de la legión Kantai: Jijojuten, Zouchouten, Komouken y Bishamonte.

La luna sobre la noche despejada dio un alivo a mis cansados ojos y acompañó la lectura. Las personalidades de los héroes me recordaban a varios compañeros de la villa, algo inevitable. Este Zouchouten es clavado a Zuko Hyuga, impasible guerrero siempre listo para actuar. Otros siempre más calmados como Takeshi venían a mi mente cuando Komouken actuaba.

Los primeros rayos de sol comenzaron a iluminar la muralla este cuando cerré la tapa y devolví el libro a su lugar. Muchas gracias – dije haciendo un gesto de respeto a la lápida, y me marché a mi casa dispuesto a recuperar las horas de sueño perdidas.

Quizá pasar una noche en el cementerio o las historias que había leído, pero algo estaba haciendo que no pudiera pegar ojo. Podría aprender mucho de esa armada para tener un conocimiento a la hora de conquistar territorios. La guerra contra los mutantes debía realizarse tarde o temprano, y como chuunin tengo la obligación de saber dirigir allí fuera a un grupo de guerreros. Las tácticas de la legión tendrían la respuesta. Me marché corriendo hacia la biblioteca para buscar más libros sobre ellos. Una vez allí, comencé a recopilar todos los pergaminos y manuales que encontraba, aunque no eran demasiados. Junto a uno de los pergaminos, un trozo de papel cayó al suelo. Al recogerlo pude leer:
  • Si estás buscando contactar con ellos, ven a verme. Una dirección venía adjuntada junto a una firma para mi inteligible
¿Tendría relación la legión con la dirección a la que debía acudir? Dudé un poco, ya que parecían divagaciones propias de un fanático, pero decidí acudir allí, y no tardé en volver a reconocer el registro de habilidades ocultas: el dojo prohibido.

Al entrar allí y dar mis datos, el personal de administración detuvo la solicitud. Constaba como apuntado en los entrenamientos del jutsu oculto del sonido, aunque no había asistido nunca. Por mi falta de trabajo, no parecía que mereciese obtener otra habilidad, por lo que me anticipé a su rechazo:

- Respecto a ese tema, siento decirles que abandono mi formación como ninja del sonido de momento. Estamos apunto de afrontar una guerra con el enemigo y debo buscar tácticas bélicas de expertos en conquista. Saqué la nota y la puse sobre el mostrador: Busco a quien firmó esta nota, necesito saber cómo puedo hablar con ellos.

Mis brutas maneras habían hecho que con mi emoción, terminase golpeando la mesa: La mera idea de poder hablar con ellos me facilitaba mucho el proceso de lectura de los pergaminos. El mensaje estaba claro: Por favor, díganme con quién debo dirigirme para contactar con la Legión Kantai!



PD: Visto que es posible, y con mucho dolor en mi corazón:

- Rechazo a la habilidad de sonido y remuevo el -1h del elemento principal (me encanta la rama y volveré)

- Adquiero la habilidad Yurei y pongo el -1h en marionetismo

Gracias quien actu.
 

Azad

NUser
Registrado
25 Ago 2018
Mensajes
444
Si bien nunca me había arrepentido de la decisión tomada años atrás tras someterme al primer experimento, todavía recordaba el dolor que había sentido ese día, era algo que me recordaba el hecho de que todo tiene un costo y el colmo era que había llegado a mis oídos que habían podido desarrollar un nuevo fuego.

Podría ser únicamente un chisme, o una broma para tentarlo a uno y claramente que había mordido el anzuelo, -Voy a darme una vuelta por el laboratorio o no, era algo que tenía pensando. Agarrando fuerzas y tratando de dejar los chismes caminé hasta el laboratorio, una vez estuviera en el lugar me acercaría al recepcionista, -Buenas tardes, he escuchado unos rumores de un nuevo tipo de fuego, es esto cierto y si lo era, me gustaría someterme al procedimiento.

me pido aokaton, me pongo el -1h en barrera
 

Edinson_yondaime

Master Crónicas
Registrado
9 Jul 2016
Mensajes
1,495
Mi cuerpo era receptáculo de muchas alteraciones. Entendía que para poder entender ciertos experimentos debía practicarlos en mi mismo. Precisamente por eso, luego de que recientemente hubiese estado investigando las diferentes naturalezas elementales presentes en el chakra y hubiese descubierto mi afinidad por el elemento fuego, comencé mi investigación más a fondo sobre el tema. En uno de los tantos libros que leí, absorbiendo el conocimiento sobre la combustión y como el oxígeno es esencial para la creación del fuego, comencé a preguntarme sobre su alteración. - Si puedo controlar el oxígeno del entorno... Ya puedo hacerlo dentro de los organismos... ¿Que tan distinto será? - Mi mente divagaba conforme leía.

Fue así como di con una habilidad de antaño, en donde la manipulación del oxígeno del entorno le permitía al shinobi hacer las llamas más puras, sin embargo, fue lo siguiente que leí lo que llamó mi atención. - Las llamas del mundo de los muertos... el fuego del renacimiento. - Era una habilidad que me llamaba, todo lo que rodeaba a su poder gritaba mi nombre y lo mejor, no necesariamente tenía que alterar mis genes, aunque sin embargo lo hice, eso hacía todo más fácil.

Inserté en mi organismo una muestra que tenía afín al elemento Katon, ayudando así a mi manipulación del mismo. El control del oxígeno iría ya dado por mi capacidad, cosa que había aprendido gracias a mis habilidades médicas. Sin embargo, entendería pronto que el control elemental era sumamente diferente a lo demás que conocía. Dichas llamas eran poderosas, potentes, tanto que solo ensayar por primera vez con ellas causó que la temperatura de mi antebrazo aumentara a tal punto que la epidermis comenzó a chamuscarse, desprendiéndose de mi brazo y causándome así una quemadura de tercer nivel. - Vaya.

Usé mis habilidades médicas para curar mi herida, sin embargo y aunque el dolor se fue, la herida no cicatrizó por completo. - Mmm, que interesante. - Así veía el poder que me podía conferir, lo dañino que podría ser pero también lo que le podría costar a mi cuerpo. - Debo mejorar mi resistencia antes de pensar en usarla. - Me gustaba, poco a poco las cosas parecían comenzar a encajar en donde debían.


Con esto abandono origami, y pido la habilidad de elemento avanzado Aokaton.
Dejo el penalizador donde está, en AcA.
Actualizo a Azad y me actualizo.
 

_cassiel_

NUser
Registrado
25 May 2016
Mensajes
1,292
Había transcurrido algunos días desde que me había graduado y ya habían sucedido varias situaciones que me habían mostrado mis debilidades y carencias. No era solo un problema que se pudiera suplir con entrenamiento, necesitaba fuertes habilidades que me destacaran del resto. Y aquello solo podía lograrlo en un solo lugar, el Dojo Prohibido. En realidad, no era la única opción, pero era la que más me interesaba. Necesitaba de aquellas habilidades olvidadas de la antigua Neokonoha, que venían con un bajo porcentaje de supervivencia, pero con una destreza sin igual al dominarlas.

Me interesaban dos, una que podía tener una sinergia sin igual con mis actuales y futuras habilidades. Y otra que me daba la habilidad de alcanzar alturas inimaginables. “Me equivocaré.” No sabía, pero de algo estaba seguro. Las deseaba. No solo a las habilidades, me interesaba el proceso en sí. Deseaba ser testigo de la alteración genética a manos de ninjas expertos. ¿Qué secretos guardaban tras aquellos muros poco llamativos? Era lo que descubriría cuando mis habilidades médicas estuvieran a la altura.

Era un edificio que pasaba desapercibido al lado del Templo de clanes y el Hospital de la villa. Sin perder más tiempo, entré decidido al lugar. Tanto el laboratorio como el dojo prohibido estaban bajo la supervisión de la misma persona. “Tsurumi Mitsu.” Una persona interesante. —Mi nombre es Eiji Ryuuji, quiero aprender la habilidad Origami. —Dije al llegar junto a la primera persona que estuviera en el interior, llámese recepcionista o científico a cargo de recibir a los interesados.

Me pido la habilidad de Origami, y la penalización -1 en marionetismo. Gracias.
 

Sombrero de paja

Moderador
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,569
Aquel laboratorio era un completo desastre para mi, primero había probado con los genes de origami y había sido un completo fracaso, después intentaron potenciar mi habilidad con el suiton y no solo no habían conseguido potenciarla, sino que habían conseguido que mi chakra rechazara el implante bloqueandome el uso de técnicas acuáticas.

-Sea lo que sea que habéis hecho conmigo no funciona, ni con el papel ni con el agua.-dije entre molesto y frustrado-. No se como pero buscad que es lo que encaja conmigo, cual es el poder que mi cuerpo acepta, no quiero tener que volver a pasar por este lugar después de esta ocasión, tardad lo que tengáis que tardad, pero no falléis.

Ya no daba mas oportunidades a aquel lugar, si se equivocaban una vez mas, si mi cuerpo volvia a rechazar la operación, nunca mas pisaria aquel lugar, aquella era la ultima oportunidad.

FDI- he comprado pildora moldeadora y al perder suiton, pierdo suika auto, asique hago change de habilidad, Jiton por Suika. Y el -1h a barrera gracias, os quiero.
 

Silver_Tiger

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
4,745
Ubicación
Ni yo lo sé
Estaba en el bosque que estaba cerca del distrito Inuzuka contemplado las estrellas. Pensando que debia ser más fuerte si queria sobrevivir a afuera de los muros de Konoha. Pero la pregunta ¿como?

Debia ser un pilar y estar a altura de mis compañeros animales. Ellos confiaba en mi y por eso debo estar a altura.

Derrempente vi una estrella fugaz en el cielo. Según lo que me habia contado mi hermana Anna. Lo que vieran una estrella fugaz podia pedir un deseo y ese cumpliria.

No creía mucho en ese cuento. Pero ¿porque no intentar? Deseo ser más fuerte. con lo suponia no pasó nada. Ya era hora de ir a casa. Asi que agarré a Wolght y me fui a casa.

El mañana siguiente en el desayuno. Jin contento me presentó un libro con simbolos raro.

Hey, mira el libro de compré de los recién llegados. Es de astrologia, ciencias naturales y ocultismo. Menciona lo que son capaces de lograr si te unes y aprendes de ellos.

Ahi comprendí un poco lo que dijo mi hermana con la estrella fugaz. Capaz los deseos no se cumplan al pie de la letra pero el destino te da oportunidades para que tus deseos se hagan realidad.

((Pido Onmyōdō, me pongo -1 en Barrera. Lloro felicidad. Raiden al fin tiene una habilidad :_)))
 
Última edición:

Argimn

Master Crónicas
Registrado
6 May 2017
Mensajes
1,190
Había ido al laboratorio genético ya que me habían indicado que pasase luego de unos días para verificar que mi cuerpo no estuviese rechazando el trasplante de saco de veneno de salamandra negra. No hubo forma que aceptasen un no por respuesta, ya que tenía quien cuidase de mi durante mi recuperación - Estoy muy seguro que lo que desean es tener datos sobre el proceso y como está evolucionando mi cuerpo; la preocupación mi estado de salud es secundario acá realmente - No podía recriminarlos siendo honestos, no luego de que hubiesen cometido tal equivocación con los genes que implantaron en Aragi-san y el resultado - Hiroka-san, ¿eh? - Había consultado el caso con mi madre quien me había comentado que no era el primer caso de un gemelo con esas condiciones, y se trataba de Goro y Mitsuhide Akechi, de los doce Jounnin de la aldea.

Luego de terminar mi revisión, me encontré con que habían incluido nuevas artes al Dojo Prohibido mientras me encontraba en recuperación, y al revisarlas noté que podía sacarle provecho a ambas - Ser capaz de dejar mi cuerpo me daría una gran posibilidad de recolectar información, y con la ayuda de Al'nair podría mantener mi cuerpo a salvo - Eso en lo referente a la habilidad llamada Yurei - La otra habilidad parece más enfocada en dar apoyo, lo cual es usualmente mi rol en el grupo con Shirahama-san y Aragi-san - Ambas maestrías presentaban sus ventajas, pero ya tenía una idea clara de lo que necesitaba.

- ¿Quién imparte los conocimientos de esas artes místicas de Wu Xing? -

Pregunté a la recepción, y me dirigí rumbo a donde me indicaron. Mis capacidades de combate no iban enfocadas en intercambios de golpes directos, era más de usar artimañas para vencer a mis oponentes, y esa habilidad de Wu Xing parecía ser ideal para mi.



Bueno eso, me pido Onmyōdō, y me pongo -1 en Barrera (me ha dolido tener que hacer esto).

Actualizo a Pajas, a Silver y a mi.
 

Kluh

NUser
Registrado
1 Jun 2016
Mensajes
797
Ubicación
Seichi Marījoa
Quizás estuviese loca. Era un concepto que cada vez se asemejaba más a su persona. Solo le faltaba escuchar voces, ya que sentía siempre no estar sola. <<¿Qué es esto?>> Se preguntaba cada vez que experimentaba aquella sensación. De escalofríos, de miedo, de terror. ¿Era posible compartir cuerpo con alguien? ¿Era posible estar acompañada por algo? Preguntas que constantemente se repetían en su interior.

Mantenía el silencio. No compartía tal sentimiento. Algunas veces sentía la presión sobre su hombro, otras en cambio, sentía solo el aire arremolinado sobre su rostro. Le era difícil explicar, le era imposible comprender. Así que por un tiempo se aisló. Pero no cesó. Seguía experimentando todas aquellas sensaciones e incluso comenzó a escuchar voces. Solo una voz. Suave, con una amplia resonancia, como si lo abarcase todo. Una voz femenina, cuyas palabras parecían formarse en una lengua incapaz de comprender. Pero de suma importancia.

Así que se dirigió al único lugar en konoha que le podría dar una explicación. Un lugar donde los avances se daban en todos los campos por igual. Donde no existían misterios qué resolver o misterios sin investigar. Y preguntó. - ¿Qué me pasa? - expresaba tener ante la posibilidad de locura - No estoy loca, no estoy... - repetía como desesperación ante el inevitable resultado.

- No lo estás. - la respuesta más dulce que había escuchado. - ¿Has oído hablar de los Seishin? Son espíritus de la naturaleza. - comenzó a explicar. - Es posible que la voz que escuches sea debido a uno de ello. Aunque me sorprende que seas incapaz de verlo. - se colocó la mano en la barbilla, pensando, y continuó la explicación. - Quizás apenas estés despertando la habilidad, apenas se esté desarrollando en tí. ¡Eso lo explicaría, claro! - chocó la base del puño contra su mano abierta y comenzó a rebuscar entre sus máquinas al tiempo que continuaba la explicación. - Por eso eres incapaz de entender su lengua. Tendrás que trabajar los elementos Yin-Yang y conocer los fundamentos de Wu Xing - matizaba ya con certeza.

- Con algo de tiempo serás capaz de ver y comprender la voz que escuchas. - asentía fervientemente aunque aún se podía ver algo de incertidumbre en su rostro. - Sin embargo.... - hizo una pausa importante. - ...me temo que la sensación de compartir cuerpo con alguien puede deberse a otros motivos. - la tensión ante esa respuesta se expresó en un silencio rotundo. Urielle contenía la respiración. - Existen varias efectos que lo podrían producir, pero si no me puedes detallar nada más, no puedo darte la solución. - se detuvo para ver si Urielle añadía detalles a lo que experimentaba, pero no hubo respuesta. - Si te sigue pasando, los efectos serán cada vez más visibles y descriptibles. Vuelve cuando eso ocurra. - Concluyó y se marchó con premura. Como si estuviesen en medio de una investigación.


Adquiero Onmyōdō en sustitución de Ninpō: Chōjū Giga.
Dejo el -1h en marionetismo.
 
Última edición:

Pretoriano

NUser
Registrado
14 Ene 2017
Mensajes
580
Era una tarde soleada. Tareni se acercó al edificio donde se encontraban los laboratorios y el Dojo prohibido. Había algún ajetreo en el lugar, más del acostumbrado.

Se miró las manos y asintió para sí. Necesitaba coger algo de valor para lo que estaba a punto de hacer. Ya había estado allí en el pasado y ahora portaba una habilidad extraordinaria, su cuerpo de agua era un bendición, aunque también le reportaba algunos inconvenientes.

Como fuera, estaba allí para someterse a una nueva intervención, incrementar su poder aún más.

En días recientes había notado cambios sustanciales en su chakra. Ahora era capaz de moldear chakra de fuego, algo completamente nuevo para él. A la par de este proceso había experimentado un descenso considerable en su capacidad de percepción del chakra, aunque no era capaz de asegurar que ambas circunstancias estuvieran conectadas.

Tengo cita con el Doctor

Dijo en la recepción. En pocos minutos estaba listo para entrar al salón donde lo someterían a la peligrosa modificación genética. ¿Cuán poderoso sería después de aquello? Era imposible descubrirlo sin arriesgarse.




___________
FDI: Pues eso, Solicito Futton, Genes Han. Con la nueva mecánica al tener 4 niveles en Suiton y 2 en Katon, automáticamente llego al nivel 3 en Futton. Gracias al que me actualice. -1 en marionetismo.

Edit: gracias @Kluh.
 
Última edición:

_cassiel_

NUser
Registrado
25 May 2016
Mensajes
1,292
Tras la asamblea me percaté de ciertos detalles que estaban fuera de lugar, no recordaba haber visto a ninguno de los ancianos decrépitos en la reunión. Lo que me parecía extraño, considerando que su lealtad para con la aldea rayaba en el fanatismo. “No hay lógica en esto.” No había que olvidar que habían sido ANBU en su juventud y aunque ahora estuvieran retirados, debían poseer cierto prestigio dado por sus servicios meritorios. “Extraño.” Incluso comenzaba a cuestionar su presencia en cualquier otra asamblea. O participar, siquiera, en el golpe de estado apoyando a algún lado.

“Habrán sido olvidados por la aldea o se ocultan por alguna razón.” No entendía. “Da igual.” No era necesario que ahondara en ello, por ahora solo eran especulaciones y así se mantendría por un buen tiempo, no tenía cabida para otra cosa que no fuera prepararme para la incursión en curso.
…​

Había sido llamado por los viejos decrépitos, con urgencia, interrumpiendo mi labor como ayudante médico. - ¿qué querrán? -Lo desconocía. Ni siquiera sospechaba la razón de su repentino interés, desde que me dejaron a mi suerte se habían mantenido en silencio.

- ¡Llegas tarde! -Oí apenas cruzado el umbral de la residencia, lo que me era normal, una bienvenida afectuosa era lo último que esperaba de ellos. Era la voz de Musashi Danzō, el más enérgico de los viejos seniles, mantenerse activo era la principal razón de que conservara la musculatura de su cuerpo aún vigente considerando la edad que aparentaba. También era el encargado de instruirme en taijutsu y el que menos odiaba de todos ellos, a pesar de haberme inculcado a golpes la disciplina que consideraba necesaria, con él al menos sabía a qué atenerme.

Mire de reojo a ambos lados de la habitación, esperando no dar con la persona que menos quería encontrarme al volver. - ¡No está, pero dice que te extraña! JAJAJAJA. -Señaló Musashi, su carcajada hacía eco en la habitación. “No te creo.” Debía estar por aquí escondida, lo intuía, observándome en las sombras como siempre lo hacía. Divertida por mi actitud vacilante y mi intento de aparentar serenidad. Nada se escapaba a su vista.

La residencia era enorme, al menos 25 metros separaban la entrada de la mesa en donde se encontraba Musashi bebiendo el té sobre futones. Diversos pilares tallados adornaban la habitación e incluso un pequeño estanque de estilo zen. Era una construcción antigua, pero bien cuidada, poseía las comodidades necesarias para cualquier familia acomodada, pero desde afuera solo era una casona que se caía a pedazos. –He venido, ¿qué desean? -Dije aun de pie, no quería alargar la velada.

No hubo respuesta alguna de Musashi por unos largos segundos, que solo sirvieron para tensar el ambiente. -Primero, siéntate. -Indicó rompiendo el silencio incómodo, al tiempo que daba un sorbo sonoro a su té. -Toma. -Dijo, entregándome un pedazo de papel. -Quiero que moldees tu chakra y lo dirijas a tu mano, específicamente al papel que te acabo de entregar. ¡Hazlo, rápido! -Ordenó.

Sabía lo que hacía, quería identificar mi naturaleza elemental, pero no entendía por qué su repentino interés. -Suiton. -Dije sin ánimo de iniciar el ejercicio. - ¡SOLO HAZLO! -Era extraña su vehemencia.

Discutir era impráctico, no eran de aceptar razones distintas a las suyas. Especialmente Musashi. “No hay cerebro, solo músculos.” No quedaba de otra que hacer lo que me pedía, aunque sabía el resultado: el papel se humedecería. Y así fue.

-Dámelo. -Dijo apenas verme terminar. -JAJAJAJA. Suiton. ¡Kazue estaría orgullosa, cada día te pareces más a ella! JAJAJAJA. Y ni siquiera es tu madre. Tu eres huérfano. JAAJAJAJA. Espera aquí. -El eco de su risa siguió escuchándose tras dejar la habitación, dejándome en vilo. “Dales vida y salud, no quiero que se mueran por vejez, quiero matarlos yo mismo.” Elucubraba, mientras miraba las distintas escenas de dioses en las tallas de los pilares y cuadros de la habitación.

-Forzaremos tu naturaleza. -Escuché de pronto detrás de mí, reconociendo aquella melosa voz muy bien. Mi cuerpo se tenso de inmediato, congelándome instantáneamente, no pudiendo siquiera darme la vuelta y lo prefería, no quería verla. Tampoco oírla. -Suiton está bien, pero lo que necesitas ahora es poder. Y hemos escogido la opción perfecta para ti. Cuando Musashi termine contigo, lleva está nota al laboratorio genético, te están esperando. -No podía identificar de donde provenía su voz, la escuchaba en todas partes. De pronto, una nota comenzó a caer frente a mí, despacio, ingrávida. -No mueras. -Dejé de percibir su presencia, pero aun seguía petrificado. “Esta aquí, en mi sombra o en las sombras de mi cercanía.” Divirtiéndose con mi actuar. Me mantuve inmutable, oyendo como retumbaba el mundo a mi alrededor y mi sangre corría desenfrenada por mis venas. El caer de una gota de sudor impactando la mesa me sacó del transé en el que estaba, y la leí. Era su letra, pulcra y elegante. -Aokaton. -Era lo que decía.

Me pido el elemento avanzado Aokaton, y la penalización -1 en Armas de Corto Alcance. Gracias.
He dejado el code de mi ficha con todos estos cambios.
 
Última edición:

Ikutsu

Master Crónicas
Registrado
4 May 2017
Mensajes
1,351
Un mensaje llego a mí de parte del dojo prohibido. Aquel era el lugar en donde había sido implantado con el gen que había traído Hiroka hasta mí. Por un momento me preocupé, puesto que supuse era algo relacionado con mi Gemela, y quizás algún problema con esta, pero para mí alivio, al llegar a allá me informaron que la razón del mensaje era otra muy distinta.

“Así que lo que quieren es un conejillo de indias…” pensé tras escuchar la explicación de lo que querían hacer. No me gustaba ser tratado como uno, pero la curiosidad de lo que me ofrecían me mantuvo en aquel edifico pensando un buen rato.

Tras unirme al clan Yamanaka y haber pasado por los respectivos procedimientos y entrenamientos básicos del mismo, si sentía como mi capacidad para moldear mi elemento había disminuido. Aun no sabía si era parte del proceso, si volverían, ni nada. Por lo que el valor de aquella invitación se incrementaba. No muchos individuos dentro de la aldea cumplían con los requerimientos necesarios para dicho gen.

Habían utilizado una muestra de mi cuando lo de mi último implante para medir la compatibilidad de mi organismo con aquello, y resulto ser que era compatible. Era por eso que se habían puesto en contacto conmigo y me ofrecían esa oportunidad. “Que deberíamos hacer?” pregunte a Hiroka, puesto que aquello era una decisión que también le afectaría a ella. “Hagámoslo hermano. Me gustan los juguetes nuevos y ciertamente este es uno nuevo e interesante”

Eso terminaba de cerrar una decisión que, de por sí, estaba bastante cerca de ser cerrada.

Me acerque a la doctora líder de aquel laboratorio, lleno de decisión y convicción, y le informe el resultado de aquella petición. –Sí, estamos dispuestos a aceptar los genes portadores del elemento acero-



FDI: hoooolaaaaa vengo a completar mi frankenstein de personaje, siendo el primero (JA!) en pedir Koton. El negativo va a ir en barrera. Dios sabe que lo intente pero no lo soporte, adios barrera. En el dojo dejo el compilado de los cambios!
 
Arriba