La taberna

¿Qué tipo de concurso preferirías primero?

  • 1. Trivia (Concurso de preguntas y respuestas sobre el juego)

    Votos: 3 30.0%
  • 2. Lore (Concurso de creación de PNJ, bestiario, lugares. etc.)

    Votos: 6 60.0%
  • 3. Relatos (Concurso de relatos temático, p. ej: Tanabata, Halloween, Navidad, etc.)

    Votos: 0 0.0%
  • 4. Cartas (Concurso de cartas magic 2.0)

    Votos: 1 10.0%

  • Votantes totales
    10
  • Encuesta cerrada .

Numa

Master Interpretación
Registrado
6 Feb 2017
Mensajes
567
Yo siempre quise hacer evento con Alex para ver a su Hyuuga en acción u.u
 

Numa

Master Interpretación
Registrado
6 Feb 2017
Mensajes
567
Doble juken para todos hijos del maíz!!! hahaha

Pero bueno, solo era una idea ya que mi pj no tuvo una figura tipo sensei u.u
 

Numa

Master Interpretación
Registrado
6 Feb 2017
Mensajes
567
Encontré esta participación mía de un viejo concurso de San Valentín :ura:

Al final donde pone días y x numero eran hojas del diario de mi pj que puse así tratando de que dieran un poco de contexto diferente a la historia.

Un fin de semana con Umiko-san

La bienvenida

A diferencia de las expectativas de Kouki, ella no era la única esperando a los visitantes, habían demasiadas personas, tantas que la misma chica había optado por apartarse del grupo y esperar en un rincón oscuro y menos poblado esperando que los demás se fueran pero para su sorpresa cada Shinobi de luna se reunía con alguna otra persona, así era cada uno tenía su anfitrión , entre que los demás platicaban y se relacionaban, la rubia solo se asomaba de vez en cuando buscando entonces quien sería a quien ella escoltaría. Entre la multitud alcanzo a ver a alguien, alguien que parecía reconocerla al encontrarse sus miradas. Solo lograba ver su rostro y parte de su torso, era una persona joven, bastante alta con rasgos delicados y un hermoso cabello, era ¿guapo? todo su ser llamaba la atención, y no pudo evitar sonrojarse. Como era costumbre desviaba la mirada pero había algo, una fuerza poderosa que la obligaba a regresar la vista una y otra vez, cada vez, incluso cuando comenzó a abrirse paso entre la gente, acortando la distancia hasta que logro ver su cuerpo entero. Esa persona era una chica, ¡UNA CHICA! Entonces ¿Por qué su corazón no bajaba su ritmo acelerado?, al contrario se enloquecía con cada paso que daba a su dirección.

Kouki se presentó entre susurros y frases incompletas pero era tiempo de hacer algo importante, pero la presencia de la chica no le permitía recordarlo, solo pensaba es hora de… es hora de…

La hora de… ¿Comer? Umiko le había preguntado donde encontrar comida así que Kouki la llevo a un pequeño restaurante no muy conocido, esperaba que le gustara la privacidad. La atención era la mejor, cada detalle era cuidado por una pareja dueña del local, aunque por alguna casualidad esta vez el pequeño local estaba lleno. La mente de la rubia solo podía pensar en que lo había arruinado todo, quería pasar un momento agradable a su lado pero lo había arruinado y de qué manera, apenas conocía cosas que no le gustaban y la había arrastrado a una de ellas.

A pesar de todas sus preocupaciones sin darse cuenta el local se despejo y volvía a ser el lugar tranquilo que quería mostrarle, tan tranquilo que podía disfrutar de la compañía de Umiko-san, en ocasiones dirigía su mirada a su rostro, al hermoso azul de sus ojos y cabello y a su cuello, en ocasiones ella se daba cuenta y le dedicaba una sonrisa tan cálida que le ponía la sangre a punto de estallar en todo su rostro y bueno también en el resto de su cuerpo.

En ocasiones miraba los delicados labios de Umiko moverse con cada bocado inundando su imaginación de besos, besos tiernos, besos ardientes, besos indecentes. No podía pensar en otra cosa, tratando de despejarse volteaba a otros lugares hasta que se encontró a la pareja de dueños, parecían tener una linda relación llevando a su mente a viajar de nuevo imaginándose en una relación de amantes con la peliazul.

Por alguna razón fuera lo que fuera que tenía que hacer no debía ser importante, no tanto como pasar un momento juntas.

Responsabilidad

Muy temprano de mañana Kouki había sido llamada, al parecer el pequeño detalle que había olvidado era dar informe, llevaba horas siendo castigada, lo que empezó con un ¿Por qué no te presentaste? Escalo rápidamente a un ¿Crees que a algún otro se le olvido? Y siguió hasta ¿Para qué diablos crees que le sirve a la villa una cría como tú? A saber si así era el encargado o había tenido un mal día y que se desquitaba con Kouki, lo que habría sido fácil de soportar a cualquier persona pero no a ella, no pudo contener sus lágrimas y esto solo empeoro el asunto, hasta el punto de que las propuestas de que abandonará la vida ninja sonaran cada vez más a una orden, además ella misma sabía que había hecho mal las cosas solo por su propio interés.

Hasta que ella apareció en el cuarto, a pesar de su femineidad se veía tan imponente como un caballero al rescate. Ojala pudiera ser como ella, tenía que pedirle que le enseñara a ser igual de fuerte que ella.

El encuentro

Al levantarse se sentía torpe, escribir todas esas cosas en su diario. Se pensó varias veces arrancar las hojas pero no podía hacerle eso a su amigo diario, simplemente se alisto para volver a encontrarse aunque esta vez sería diferente hoy entrenarían juntas como Kunoichis.

Kouki fue muy temprano por Umiko incluso había llegado varios minutos antes de lo acordado, demasiados, por lo que la espera fue larguísima sobre todo por las ansias que tenia de volverla a ver. Cuando por fin llego se veía increíble, deslumbrante, sin duda Umiko era una persona que se veía bien con lo que se pusiera. Esta vez sus ropas eran muy femeninas y mostraban las curvas de su cuerpo alterando el corazón de Kouki después de todo ya la aceptaba a pesar de ser chica, ¡No! Le gustaba aún más por esto, le causaba conflictos pero sentir que su amor era prohibido le hacía desearlo con más fuerzas.

Por un tiempo solo se sentó a observarla y después de entrenar por un largo rato la Kunoichi se ofreció a ayudar a Kouki con su manejo de la espada, al principio el entrenamiento era normal, combatían, Umiko le señalaba sus errores y le mostraba la forma correcta. Mientras le mostraba lo buenas que eran sus habilidades la mente de la rubia divagaba de nuevo, sin importar si eran chicas o no alguien como Umiko no se fijaría en alguien como Kouki, ni de lejos tenía posibilidades con ella, pero esas miradas que intercambiaban y sus cuerpos moviéndose en respuesta uno del otro por la pelea, acalorándose y comenzando a sudar, en ocasiones Kouki creía haber notado a su compañera dar pequeños vistazos a ciertas “zonas” de su cuerpo pero era imposible, alguien con su cuerpo no se fijaría en los pequeños atributos de la rubia. Llego el momento en que ambas dejaron de pensar y se enfocaron en el combate, obviamente una de ellas no luchaba con todo su potencial, en ocasiones se hacían pequeños cortes pero siempre en zonas no letales, pero con sus miradas fijas esta vez en los ojos de su oponente esa lucha fue demasiado intensa, se pasaron de sus límites por mucho y sin darse cuenta hasta caer rendidas.

Esa noche tuvo un sueño extraño, soñó con Umiko-san en su cuarto despertándola con un apasionado beso sin darle tiempo de reaccionar, movía hábilmente sus labios e incluso su lengua dejándola desmayada. Sin duda el mejor adiós en toda su vida.




Jueves día X0

El día de hoy me fue encargada una misión ¡¡¡¡¡SUPER GUAY!!!!! emmmm… perdón, una misión importantísima, hoy recibiré en la aldea a un pequeño grupo de shinobis proveniente de Tsukigakure, llegaran entrada la tarde y se marcharan el lunes en la madrugada. Bien, es hora de dormir pero estoy tan emocionada que tengo miedo de no lograr pegar pestaña en toda la noche.



Viernes dia X1

Hola, esto… las cosas no salieron como las esperaba, pero estuvo bien, pude conocer a Umiko-san, es apenas un par de años mayor que yo y es tan elegante, divertida, guapa…

A Umiko-san también le es difícil estar entre mucha gente, no creí que pudiéramos tener algo en común. Es tan agradable y yo soy tan mala llevando platicas que de seguro la aburro, al ir caminando los chicos se le quedan viendo al contrario de mí que pasó desapercibida, y es tan segura en todo lo que hace mientras yo…

Bueno, aun así hoy pase uno de los mejores días de mi vida, pude comer junto con Umiko-san aunque creo que lo arruine todo, espero poder compensarla, aun así ella no se molestó conmigo, es una gran persona. Quisiera poder verla sonreír todo el tiempo aunque recordarlo tampoco está nada mal…

Después de comer le mostré algunos lugares de la villa y pudimos platicar un montón, nunca había hablado con ninguno de mis compañeros en la academia de este modo.

Bueno al final la deje en el cuarto que habían preparado para ella y nos volveremos a ver mañana.

Tengo que contártelo, no puedo evitarlo me gusta Umiko-san.





Sabado X2

Perdóname por escribir esto pero desde el principio este día fue todo un desastre, me lleve un regaño horrible y lo peor de todo es que en todo tenían razón. ¡NO! Lo peor de todo fue que Umiko-san se presentó de la nada y se ha llevado parte del castigo cuando no era su culpa, ¿Cómo supo dónde estaba?, ¿Me pregunto si lo habrá hecho para ayudarme?

Después de todo eso, me sugirió ir a unas aguas termales para desestresarnos, acepte sin pensarlo aunque después me moría de la vergüenza, además pensé que ver a Umiko-san de esa manera me ayudaría a dejar claro que era una chica y nada se podría dar entre nosotras pero esto que siento va más allá de si es una chica o si fuera un chico, me enamoré de ella tal cual es.



Desearía que Umiko-san pudiera enamorarse de alguien como yo… de mí.



Domingo X3

Ha valido la pena todo lo de ayer, hoy tuve el más maravilloso día con Umiko-san, y pudimos hacernos más cercanas, me dijo que afuera del cuarto que le dieron se junta demasiada gente y no pasa desapercibida. Es cierto llama mucho la atención, para poder compensarla por lo que la he hecho pasar la invite a dormir en mi apartamento, para que no tuviera que molestarse por la gente, me ha costado mucho lograr decirlo pero no podía dejar pasar la oportunidad, primero le ofrecí la cama pero ella se negaba a “despojarme” de ella, no quedaba otra solución así que por esta noche las dos dormiremos juntas, después de todo, siendo ambas chicas, nada malo puede pasar.
 

Kashi

Master Interpretación
Registrado
5 Nov 2017
Mensajes
511
Mis personajes antiguos, porque esta no es la primera vez que me sumo al juego, hace rato que dejaron de existir. Además de que no llegaron a mucho porque antes no tenía tanta paciencia como tengo ahora. Tendría que ver los personajes de otras personas para ver si alguno vale la pena, la verdad.
 

Numa

Master Interpretación
Registrado
6 Feb 2017
Mensajes
567
Pues si mis pjs antiguos llegan a ser npc los usaré yo XD

Brew fue atraído por el yuri y se sabe :ura:
Ok, no. Les traigo algunas otras historias que guardé para que se entretengan.


Sentimientos inesperados

“El momento había llegado. Me llevó un largo tiempo lograr reunir el valor necesario para poder declararme a la persona que en ese momento se encontraba frente a mí.

Sus ojos permanecieron fijos en los míos por unos instantes. Parecía que no esperaba que le dijera que me gustaba. No tardé en ponerme nervioso, y una sensación de dolor empezó a manifestarse en mi garganta. Hay gente que suele describirlo como si tuvieran un nudo en la garganta, pero en mi caso, me sentía como si me hubiera tragado una piedra y ésta, aparte del dolor, me asfixiara.

Parecía que los segundos pasaran tan lentos como si fueran horas, pero en realidad apenas debía de haber pasado un minuto desde que me confesé, hasta que repentinamente “mi amor” reaccionó de manera nerviosa y atropellada, o tal vez no tan exagerado. No estaba muy seguro de ello, porque su respuesta se convirtió en el golpe más duro que había recibido en toda mi vida, tanto que provocó que perdiera incluso la noción de lo que estaba pasando. Pues aunque me habló por unos instantes más, no fui capaz de oír nada, era como si repentinamente me hubiera quedado sordo.

Ni tan siquiera logré percatarme de que se alejaba de mí, hasta que ya se había alejado varios metros. Por un momento, traté de alzar un brazo hacia delante, en un vano gesto de evitar que se fuera, pero sentía que mi cuerpo no tenía ningún tipo de fuerza.

Ya no había nada que hacer, la persona que me gustaba, me había dado calabazas, y al mismo tiempo me había negado que pudiera haber jamás ninguna posibilidad. Con un suspiro, me dirigí hacia el hospital para seguir ayudando a tratar a los pacientes, después de todo a causa de la guerra con Fubukigakure, cada vez había más y más heridos procedentes de diversas villas.

Una vez en el hospital, no tardé en confirmar lo que sospechaba al ver los viajes continuos del personal, y la gran cantidad de heridos que se encontraban en las camillas para ser tratados. Y como era de esperar, tan pronto como uno de los médicos me vio entrar, me derivó a uno de los pacientes para que lo tratara.

El paciente era un chico de cabello rojizo, que tenía un ligero vendaje alrededor del pecho y la cintura. Las vendas prácticamente se habían vuelto del mismo tono escarlata que su cabello, al ser teñidas con la sangre que manaba de lo que parecía ser un profundo corte en su pecho.

Rápidamente me puse en movimiento para tratar esas heridas, y administrarle diversas píldoras de sangre para mantenerlo con vida. Finalmente y tras un par de horas, logré cerrar completamente la herida y lo llevé a la primera habitación libre que encontré. Después fui a tramitar su ingreso en el hospital y a seguir tratando pacientes. La verdad es que sin contar que tenia el corazón destrozado, fue un día realmente duro.

Al día siguiente empecé mi ronda por el hospital lo más temprano posible, para evitar pensar en que esa persona me había rechazado. Después de revisar una docena de habitaciones, la siguiente que tocaba era la del chico pelirrojo al que había tratado. Aún seguía inconsciente, aunque era normal después de haber salido de un estado tan crítico.

Nadie sabía nada de él en el hospital, por lo que el chico sin nombre probablemente fuera extranjero. Lo observé por unos instantes, y al notar que su piel estaba totalmente descubierta hasta el ombligo, decidí acercarme y cubrirle mejor con la sabana. Probablemente a pesar de estar inconsciente se hubiera movido y se hubiera destapado.

La habitación estaba tan silenciosa, que se podía oír claramente el roce de la sabana contra el pecho del muchacho. La verdad es que había que reconocer, que su cuerpo estaba tonificado y sus músculos se marcaban claramente tanto en su abdomen, como en el resto de su cuerpo.

Y en ese momento, hice algo que jamás me hubiera imaginado. Miré hacia la puerta que permanecía cerrada, y de nuevo miré al chico esta vez tomando una silla. Quizás fuera por la angustia, o por saber que estábamos solos, pero en cualquier caso decidí contar a ese chico inconsciente todo lo que sentía, fue extraño pero de alguna manera resultó algo liberador.

Pasaban los días, y el paciente sin nombre seguía inconsciente, por lo que decidí hablar un poco más con él sobre lo que sentía por esa persona. Con el tiempo, hablar con el chico se convirtió en un hábito, a pesar de que sabía que no me respondería y quizás ni tan siquiera me entendiera, pero aun así, al hacerlo lentamente me iba sintiendo mejor.

Mis monólogos proseguían día a día, y finalmente ya era capaz de sonreír gracias a esos momentos que pasaba con ese paciente. Por otra parte, empecé a ir desarrollando una gran curiosidad que se incrementaba cada vez más. Ya había llegado un punto en el que le había hablado de todo, incluso de mis problemas para poder dialogar con las mujeres, pero de mi silencioso oyente no sabía nada. La curiosidad empezaba a carcomerme por dentro y deseaba que finalmente el chico despertara, para poder saber como sería su voz, el color de sus ojos, su nombre, quien era... Desafortunadamente, el día en que debía despertar aún no había llegado.

Un miércoles, como otro cualquiera, fui de nuevo a verlo durante mi ronda, y me senté quedándome en silencio sin saber que decir en esa ocasión. Tenía tanta curiosidad, que ya ni tan siquiera era capaz de hablar de mis cosas, lo único que lograba era pensar en él. En como debía ser su vida, y en tantas otras cosas respecto al paciente.

Mientras seguía haciéndome preguntas mentales, su mano se salió de la cama, quedando totalmente descubierta y colgando, por lo que decidí tomársela y volver a ponerla en la cama. Pero tan pronto como se la cogí y noté su calidez, me quedé inexplicablemente quieto, mientras mis ojos se quedaron fijos en su rostro. Y por un momento me quedé embelesado viéndolo, mientras una gran duda surgía en mi corazón por primera vez.

Era tan cálido y por alguna razón al verle descansar tan plácidamente me parecía hermoso. A diferencia de con las chicas, con un hombre, no me sentía nervioso, ni tartamudeaba. Era una locura, pero me preguntaba, si tal vez sentir algo por un chico no estaría mal, sino que seria algo agradable y tranquilo.

Y por alguna razón que no era capaz de explicar, mientras me preguntaba como sería estar con un chico, tal y como había visto a tantas parejas en la realidad, lentamente me fui acercando hacia el rostro del pelirrojo, hasta que mi frente y la suya se encontraron.

Mi corazón empezó a palpitar más rápido al estar tan cerca de él, e instintivamente cerré mi mano entrelazando mis dedos con los suyos, mientras poco a poco mis labios se acercaban a los de él y mi brazo libre se apoyaba en su pecho para no perder el equilibrio.

Mis ojos se empezaron a cerrar y por la cercanía entre nuestros rostros comencé a ser capaz de notar el calor de mi propio aliento al rebotar éste en la tersa piel del chico. Finalmente mis labios estaban por tocar los suyos… Cuando de repente, una mirada adormecida de ojos escarlata se manifestó, al mismo tiempo que noté un apretón en mi mano.

En ese momento, el instante mágico, pasó a ser de terror, el paciente acababa de despertar justo cuando nuestros labios estaban a punto de rozarse. Me aparté bruscamente de él, mientras aún se encontraba aturdido, y salí rápidamente de la habitación para poder calmarme.

Finalmente la pequeña burbuja en la que me había encontrado hasta ese momento había estallado. Era cierto que él había despertado, pero eso solo significaba que abandonaría el hospital. Ya no lo vería más. Sin importar lo que pasara ya no había nada que hacer. Ya no tenía nada que perder.

Pero sí había algo que podía ganar. Sonreí levemente siendo consciente de que era prácticamente imposible, pero que al menos, incluso si no lo lograra podría saber la respuesta de aquellas preguntas que había estado haciéndome durante tanto tiempo. Tras respirar un par de veces, finalmente entré de nuevo a la habitación para poder saber que pasaría.”

-Bueno, pues esa es toda la historia. Puede que quieras reírte, pero en fin. Ahora que has despertado y que lo sabes todo. ¿Cuál es tu respuesta?-

En ese momento, el pelirrojo se abalanzó hacía mí, con lo que consiguió que ambos termináramos cayendo al suelo, quedando yo boca arriba y el encima de mí. Por un momento pensaba que pretendía estrangularme, pero lejos de hacer eso, acercó su rostro hacia el mío lentamente, mientras nuestras respiraciones se aceleraban.

Notaba su aliento húmedo y caliente en mi rostro, mientras sus labios se aproximaban cada vez más. Cerré lentamente los ojos para poder sentir mejor el beso. Y tras unos instantes, una sensación cálida y húmeda se extendió por mis labios, para a continuación, pasar a mis mejillas y finalizar en mi nariz.

Sentía como si mariposas revolotearan en mi interior en ese momento al finalmente haber recibido el beso... No, espera. ¿Humedad cálida? En ese momento me percaté de que realmente no era ningún beso, sino que me estaba lamiendo. De repente abrí los ojos para reclamarle, y en ese momento lo entendí todo.




"Inserte aquí imagen de Kazoku(cosita, mascota toda cute de Senk)"



-¡Kazoku, ya va, ya te preparo el desayuno!- Sí, al parecer me había quedado dormido y Kazoku había lamido mi cara para despertarme.

Al mirar a mi izquierda me percaté de que junto a los pergaminos de medicina que tenia esparcidos en la cama, pues había estado estudiando hasta quedarme dormido, se encontraba un dibujo de esa persona.

Sonreí amargamente, mientras tomaba con mimo y cariño el dibujo y lo dejaba en la mesa para que no se arrugara. Aún no había sido capaz de declararme, y el sueño había sido producto de mis miedos por si terminaba rechazándome, además de ese pelirrojo que debía haber sido producto de mi imaginación.

Tras un suspiro fui a la cocina a preparar el desayuno de Kazoku y el mío propio. El día acababa de empezar y había mucho que hacer. Pero aun así, no pude evitar pensar que si me gustaran los chicos tal vez todo seria más sencillo.

Hot Hot Hot

Joder, ¡JODER!

Al parecer a su antigua villa le había parecido gracioso poner precio a su cabeza, y lo que había empezado siendo una pacífica visita a Reigakure, para hablar con todos aquellos con los que no había tenido ocasión de despedirse, acabó convirtiéndose en una cacería. Igual no iba a ser buena idea entrar así como así a la villa, pero ya era tarde.

Suerte que había crecido allí, pues conocía unas aguas termales al aire libre que le servirían para descansar de aquél ajetreado día, y pensar algún plan para intentar volver mañana a Reiga.

[...]

Horas después, el agua caliente de las termas reflejaba la luz de la luna, y Sachiko jugaba con ella, metida hasta la barbilla en la piscina exterior. Cerca de allí flotaba una cubeta de madera, con una toalla seca y una botella de porcelana blanca. Y todos sabemos qué clase de bebidas contienen esos recipientes. Bueno, al parecer todos menos Sachiko, que ni siquiera fue capaz de reconocer el sabor del alcohol, a pesar de haberlo probado ya antes.

Quizás fue porque quería entrar aún más en calor, dado que la parte que quedaba fuera del agua recibía el frío de la noche. O quizás porque era incapaz de aceptar que la que había sido su villa le hubiese puesto precio a su cabeza; y alguien le había enseñado que beber servía para olvidar las penas. Maldito el día.

Pero vamos, que el caso era que tras vaciar la botella, las mejillas de Sachi se sonrojaron y empezó a jugar con el agua, como si fuese un bebé que ve el líquido elemento por primera vez. La cabeza se le quedó como en una nube, y simplemente empezó a divertirse. Y en esos momentos en los que prefieres que nadie te vea, otra persona entró en las termas. Y si la muchacha ya de por si era de querer conocer a los demás, pues con unas muchas copas de más, ni te cuento. Se acercó a la nueva chica (porque no eran unas termas mixtas, no jodamos) haciendo el clásico movimiento de la medusa ahogada, hasta que más o menos llegó a su lado.

- HolAAAa – dijo, claramente sin poder controlar si quiera el tono de voz -. mI nOMbre es SACHIko, ¿Y Tú?

La chica nueva, una rubia que aparentaba la misma edad, murmuró algo como “Kouki” y se apartó cohibida, como era normal, aferrándose a la toalla que le tapaba el cuerpo y que estaba usando incluso bajo del agua. Detalle que por algún casual no se le pasó a la chuunin.

- Se te VAA mojar la toaLLA, ¿SABES? – dijo Sachi, muy inteligente ella -. DAme.

Después de eso empezó a forcejear con la muchacha. Jolines, Sachi solo quería ayudarla, ¿Es que no veía que estaba mojando la toalla? Además, ¿Qué más daba la toalla? Estaban solas.

- AHHHHHH, tienes vergüenZA – comentó entonces, asintiendo con la cabeza, como si hubiese descubierto el secreto mejor guardado del planeta -. ¿PUH QUÉ? No hay chicos aQUÍ. HOMBRES. Ellos seGUro que intentarÍAN ESpiarNOs, buagh. Algunos dan asCOo, como sus COLGAjos. LOS menean por AHÍ como si fuera algo POR EL que sentirse orgullosos... - empezó a desvariar, despotricando por doquier, hasta que al final volvió a mirar a la rubia y sonrió -. Pero tú no eres un hombre, ¡POR ESO ME GUSTAS!

Y sin más ni más se abrazó a la pobre chica, que no tenía ni de lejos la fuerza para soltarse de Sachiko, la cual había empezado a menear la cabeza, acariciándola contra el cuello cual gato mimoso. Sólo le hacía falta ronronear. Poco a poco pareció ir calmándose, pasando del estado alterado que le provocaba el alcohol a una lenta morriña, pero aun así no se soltaba de la rubia.

- Hummm... Eres tAAAAn suave. Nunca he ENTEndido por qué a alguNAs chicas les gustan OTRas chicAS – empezó, volviendo a divagar de nuevo -. Es RAro. Pero supongo que LAS cHIcas somos cáLIDAs... Se está A GUStito – dijo, mientras intentaba encontrar una posición, usando a la pobre Kouki de cojín, que no hacía más que ponerse más y más roja -. Además, ME Gusta, porque EreS como YO, ASÍ sin mUCHo – dijo, dándole una suave palmada, sin pudor alguno, al pecho de la chica, para luego reírse ella sola; luego se puso seria y se inclinó sobre la rubia -.oYE, ¿CrEEs que el bESo de una CHIca sabRÁ distINTO al DE uN chicO?

Se quedó mirando fijamente la boca de Kouki, mientras la curiosidad se apoderaba de ella. No pasaría nada por probarlo, ¿Verdad? Se acercó lentamente, sin prácticamente ser consciente de lo que estaba haciendo (ya sabéis, efectos del alcohol), hasta que finalmente dejó de ser consciente del todo y todo se fundió en negro.

Aunque no sin antes notar algo cálido, y dulce.

[...]

Cuando volvió a abrir los ojos las estrellas aún brillaban en el cielo, pero ella ya no estaba en el agua, aunque lo cierto es que tenía las termas al lado. Al parecer Sachi había perdido el conocimiento, debido al calor de la piscina y al alcohol, y probablemente Kouki la había sacado de allí antes de huir, porque allí no había rastro de nadie.

A saber cuánto tiempo había pasado, pero debía haber sido bastante, teniendo en cuenta que notaba la cabeza más despejada (despejada, sí, pero con un dolor curioso). Y con la cabeza aclarada recordó lo que había hecho. ¡Oh por la Diosa! Pero... ¿En qué momento se le había ocurrido? Además, ¡Con una chica! ¡Ella jamás se había sentido atraída por una chica! ¿Por qué había querido besarla entonces?

Se ruborizó, recordando lo sucedido. Pero aquello no era todo, había algo más, sentía una mezcla de vergüenza y orgullo infantil, algo que le cosquilleaba por dentro. Se miró la mano, recordando que la había abrazado, y la sintió caliente, al igual que el resto del cuerpo que había estado en contacto con ella. Y los labios... Se llevó la mano a la boca y la acarició con las yemas de los dedos. ¿Al final la había besado? Un suspiro atravesó sus dedos, mientras e corazón se le aceleraba y sentía una sensación cálida subir por su cuerpo.

Igual las chicas no estaban tan mal después de todo, pensó mientras se le dibujaba una tímida sonrisa.

VERSOS INMORTALES

Día 0. (Verso 1)-Génesis. Que vi a la luna bajar del cielo y transformarse en una hermosa joven cuyos ojos eran casi como el fuego de un dorado amanecer; sólo que sin mucho brillo. Me dijo que azul era su nombre; entonces los astrales y cristalinos ojos de un alma inmortal le miraron por primera vez sin recelo alguno, los míos.

Día 1. (Verso 2)-Poema de los átomos. Oh, los átomos bailan como esferas de luz a su alrededor y comienzan a desplegarse lentamente hacia mí con una sonrisa; era como una tormenta en las alturas, confundiendo mis sentidos bajo esa invitación nocturna, sin embargo yo jamás caería ante su encanto.

Día 2. (Verso 3)- Aullido del viento. No son sus alas las que se despliegan hacia las nubes, es el viento quien acaricia su espalda mientras ella juega con mis hebras, ofreciéndome caramelos como tonta, no sé si odiarla o alabarla, lo más seguro que ninguna de las dos, su fuerza no era tanta, ni su belleza menos.

Día 3. (Verso 4)-Distorsión de la realidad. Como una bruma ella se acercó nuevamente a mí, en la misma escuela, el mismo lugar sentadas a lado la una de la otra y su pupitre estaba más justo detrás del mío, queriendo ser mi amiga pero mi corazón por alguna razón no se lo permitiría.

Día 4. (Verso 5)-La sombras que corrompen. Estaba yo de noche mirando la luna por la ventana, acordándome de ella. Era buena chica, pero muy empalagosa e inocente… entonces, de repente allí estaba ella, apareció sobre la calle y me miró como una sombra tenebrosa, imponía su siniestro encanto pero no lo suficiente como para corromperme.

Día 5. (Verso 6)-Presagio inminente. Aquella noche durmió en mi casa… dijo que no tenía donde ir, pues en el sillón de mi padre la puse a dormir. Todo estaba bien hasta que esa misma noche me levanté por un vaso de agua y ella se posó tras de mí acariciándome el cabello, casi en susurros de un mal presagio dijo; hermosa niña, ¿Por qué pasas de mí?”.

Día 6. (Verso 7)-Los murmureos de los estudiantes. Seguía escribiendo en secreto, anoche ni pude dormir, las cosas que se hablaban en los pasillos eran culpa de ese ángel caído; murmuraban que éramos dúo, que era mi hermana, pero lo peor murmuraban que la amaba, más podíamos ser… una pareja linda de lesbianas.

Día 7. (Verso 8)-El sonido de la perdición. Que ya no paraba de reír, me sentía feliz, los chicos con flores en mano venían a mí y besaban mi mano ¡Oh! Aquello me ponía de un color carmesí; es cuando entonces una pequeña ira inconcebible percibí, mire hacia la puerta y en silencio la vi; es cuando ella estampó la puerta y se acercó peligrosamente a mí y así… fue como clavo sus labios en los míos, ¡Qué vergüenza sentí! Me aparté y no pude seguir.

Día 8. (Verso 9)-Miradas. Aquel acontecimiento al día siguiente repercutió y me moralmente me mató, ella estaba sentada sobre mi puesto muy cómoda y bufada, pero de mí no se salvaría y enojada la agarré con fuerza del cabello y al piso la lancé diciendo; ¡No te sientes donde no te corresponde… hija de lo ajeno.

En ese momento ni siquiera un verso al día siguiente, tenía ganas de escribir. Ella se levantó tranquila del piso y rompió a llorar lágrimas de caramelo.

¿Por qué? ¿Porque… eres… así conmigo? Sólo quiero ser… ser tú amiga, pensé que un beso te haría volver en sí, Quiero que recuperes el amor perdido…

Yo no he perdido nada y jamás seré tu amiga, ni más allá, entiéndelo, no seas ilusa. El amor ni la amistad te abandonan, quienes fallan son las personas y si me quieres a mí, te advierto que no debiste venir aquí, porque tu corazón… lo voy a matar, porque así nací.


Entonces prefiero morir intentándolo… ¡La amistad y el amor merecen una oportunidad!

No busques lo que puedes encontrar, si así deseas la muerte entonces, te prometo que te ha de llegar…

Y entonces todos los chicos del salón se asustaron de mí y se apiadaron de ella, oh… ya habían descubierto que serian mis juguetes y que los haría sufrir, una sonrisa malvada se dibujó en mí, ese día me fui de clases y no volví hasta dos días que en mis pensamientos me sumergí.

Día 11. (Verso 10)-Apocalipsis. Un día antes del día doce, ella apareció en la casa como fantasma con una guadaña, transformada en muerte llena de odio y compasión, extraña mezcla. Pero eso no me asustó porque y procedí a reír.

¿A qué vienes por mí de ilusa nuevamente?

Es tu última oportunidad para amarme…Hiese…déjame mostrarte el amor y la amistad.


¿Amarte? Por supuesto… lo estuve pensando y ayer me arrepentí, eres tan dulce y tan mona que cualquiera te amaría pero no sería porque seas así, créeme me perderías igual de fácil como llegaste aquí o eso, o ser infeliz.

Ella se acercó inocente a mí y por error dejo su guadaña abrazándome y un último beso me dejé dar, en ese momento mi sorpresiva Katana le metí, sí, directo al vientre y en dos la partí, ni tiempo a gritar le di, pero seguro que le gusto sentirme así…

Día 12. (Verso 11)- Fin. Aquella noche pasión le di y recibí, la muerte me hacia vivir, pero la sangre de aquella hermosa niña corrió frente a mí, entonces me di cuenta que en otra vida la amaría con mi corazón vuelto un frenesí. Me enamoré de su belleza y besé la frente de su cadáver, así que una pequeña frase en su tumba le escribí antes de sepultarla:

Te amo y este será nuestro Feliz San Valentín.
 

Shieru

Nuevo NUser
Registrado
15 Abr 2020
Mensajes
13
Gracias ¿Qué tal todo por estos rumbos?

Ando yo por acá viendo que tal los roles, aunque en uno todavía no me responden así que paso a darle una miradilla por aquí ¿Por donde debería empezar para ver que hay?
 

Numa

Master Interpretación
Registrado
6 Feb 2017
Mensajes
567
Bienvenido Shieru, ponte cómodo y avisas si necesitas algo o si quieres comentar algo :^^:
 

Numa

Master Interpretación
Registrado
6 Feb 2017
Mensajes
567
Oigan... y Shieru? :cry:

Las cosas se están moviendo por masters aunque aquí no lo parezca porque nadie habla :ura:
Estamos debatiendo una pequeña sorpresa y se viene el examen chunin así que estén atentos.
 

Kashi

Master Interpretación
Registrado
5 Nov 2017
Mensajes
511
Dale un tiempo, seguro va a volver. No creo que se haya espantado por lo que pasa en este lugar porque aun no le dimos tiempo de ver nuestras peculiaridades (?)
 

Numa

Master Interpretación
Registrado
6 Feb 2017
Mensajes
567
Pues la palabra apocalipsis si que puede espantar :ura:
 

martinilimon

Master Crónicas
Registrado
10 Oct 2016
Mensajes
4,796
Para apocalipsis el chunin, que va a ser una criba. El torneo es una nadería comparado a esto xD
Eso, tu ponme a pegarme con gente. Que tengo ganas de cargarme mas uchihas, y ganar notoriedad. [Que sigo esperando mi siguiente combate por cierto]

Podriais enrollaros y regalar algo de exp. En plan por actualizar la hsitoria del personaje con acontecimientos del ultimo año os damos 20 puntos.
 
Arriba