[Evento B/A] Se busca, y se encuentra

Estado
No está abierto para más respuestas.

Lergand

Moderador
Registrado
25 May 2016
Mensajes
2,182
Ubicación
Sevilla
daNin":2knvifa2 dijo:
Nombre del Evento: Se busca, y se encuentra.
Usuarios Implicados: Jimmy, Summ y DaNin
Personajes Implicados: Sayonara baby y Sakura Kurosawa.
NPCs Implicados: (Opcional) Mandaría información por privado más adelante, se iría desarrollando en la parte B.
Temática: Relacionarse, investigar y combatir.
Objetivo: Unos robos de cada vez mayor importante y rudeza implican a un usuario de comadrejas del clan Itachi. Sakura quiere descubrir al culpable y hacerle pagar el mal uso de este clan de invocaciones.
Tipo de Evento: Evento B/A
 

daNin

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
1,857
Sayonara nos había ofrecido su casa y yo a cambio le daba alimento, entrenamiento, y entretenimiento. En lo cual yo salía ganando con creces, pues aunque la vegetariana comiera como una lima a causa del entrenamiento y gastara cinco veces más pelotas de lo que había previsto, la riqueza de conocer las habilidades de su mokuton y el honor de enseñarla el rasengan junto a los pequeños eran impagables.

Esa mañana, tras un primer entretenimiento fuimos al mercado a reponer provisiones. Iba en manga corta, allí siempre iba en manga corta. El día era claro, y el sol calentaba nuestra piel, una sensación poco habitual en acero: - La ensalada Sayonara estaba deliciosa, un par de días por semana sería sensacional que nos la volvieras a preparar, y además nunca había probado tantas recetas con verdura fresca, gracias. Nos había abierto un mundo de preparaciones y mezclas. - ¿Qué te parece si ahora intentamos someter los alimentos a los distintos tipos de cocinado? .Le propuse: - Cocido, tostad o, a la brasa, al vapor, frito... Hay muchas formas de hacer las verduras, en la tienda podríamos preguntar Le ofrezcí.

Llegamos a la verduleria y el dependiente nos recibe con una sonrisa sincera, debemos de ser de sus clientes más habituales, está entrado en años pero el trabajo de peso lo mantiene en forma lo que lo convierte en un aparente casi cuarentón, le pediré a Má que le evalúe, un capricho no le desagrada.

Dejé el carro en un lateral e hicimos la compra bajo la supervisión del amable tendero que iba y venía para cobrar a los clientes. Tras seguir, o no, algunas de sus recomendaciones, iba a guardar lo comprado en el carro, cuando por su pesó vi que llevaba una coliflor y un ramo de plátanos.- Han debido de caerselo dentro a algún cliente. Afirmé y lo dejé sobre la mesa, pagué el resto y salimos cargadas de la tienda. - ¿Te animas a comprar utensilios de cocina?. Obviamente irían a mi cuenta pues eran para nuestro disfrute.
 

JimmyMcNulty

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
3,773
Ubicación
Una cabaña de madera
Sakura-sensei estaba contenta con mi cabaña y yo con su compañía y habilidades culinarias. Además, estaba más que contenta porque, si ganaba la segunda ronda, me compraría libros sobre la construcción de edificios y algún que otro recetario.

-Gracias, pero yo te las tengo que dar a ti por cocinar tan bien y tan variado. La verdad es que la carne vegetal está, más que rica, riquísima. Y dicen que las plantas en general son buenas para el correcto funcionamiento del intestino... -que se lo digan a las vacas, por ejemplo.

Llegamos al mercado y allí un señor mayor nos atendió. Era muy simpático y sabía muchas cosas sobre mis congéneres vegetales. Le pregunté muchas cosas:

-¿Sabe usted cómo preparan el sake de ciruela? ¿Y de dónde nacen las granadas, de las bombas? ¿Y cómo sabes si esto es un plátano o una banana? Porque "oro parece", pero "plata no" es... ¡Ahora que recuerdo, había un famoso haijin que fue samurai también y que vivió debajo de un banano! Recuerdo uno de sus poemas: "banano fresco / viene el verano rojo / frutas doradas..." -Me dispersé, como siempre.

El tendero no supo decirme qué podía ser cada cosa, pero me contestó que el sake es una bebida que yo no puedo probar por ser menor de edad, que las granadas nacen de un árbol llamado granado, y que un plátano y una banana y el plátano son el mismo perro con diferente collar, o sea, que eran lo mismo.

Bueno, me quedé contenta. También tenía ganas de probar la carne vegetal ya fuera frita, asada, tostada o troceada. Igual me la comería, e igual de buena estaría.

"-Necesitas alimentarte mucho para crecer más", me solía decir Kahana.

Alguien se había olvidado una coliflor y un manojo de plátanos, pero Sakura los dejó en su sitio. Yo pensé en aquel momento que porqué no podríamos llevárnoslos, siempre con gula y tragando saliva, pensando en lo bien que se sentiría mi panza con esas cosas dentro, pero desistí, tampoco quería agobiar a Sakura-chan.

Me preguntó por si quería algún cubierto. La verdad, no lo había pensado, puesto que siempre comía con las manos.

-¿Es eso que utilizan los monjes para doblarlos? Cucha..rra... ¡Cuchara, eso! -exclamé-. ¡Y cuchillos y tenedores! Aunque esos parecen más armas que otra cosa. Pues no sé, tendría que pensármelo... ¿Por qué no? Me interesa tener una cuchara para mí misma y comer así mucha sopa juliana -concluí.
 

Summlaris

NUser
Registrado
31 Ago 2017
Mensajes
3,058
Con los 4º de final en la mente, y tras ganarle a Tenmaru Senju, el Uchiha había decidido entrenar. No importaba en absoluto quien fuera su rival, había tenido suerte de no enfrentarse a Zerion ni a Sakura, pero había visto las ramas de los enfrentamientos. Si conseguía pasar las rondas pertinentes, antes o después tendría que vérselas con alguno de los dos.

"Y pimba y pumba y toma esa y toma katón! Kutchyose not jutsu...ataca, BAHAMUT"

Como siempre que volvía de entrenar, su mente divagaba sobre invocaciones increíbles y poderes mas allá de la imaginación. Aquel día no iba a ser diferente. Había decidido ir a entrenar a un lugar algo mas alejado que de costumbre, por los alrededores de la villa del cristal, para hacer una carrera de fondo más larga y dura.

Quizá fue el destino lo que le hizo llegar, absorto en sus pensamientos, a la zona del mercado de Garasugakure. No pensaba echar un vistazo hasta que reconoció dos figuras que le resultaron familiares.

-¡¡¡EH SAKURAAA!!! ¡SAYOOOO!-Gritó mientras se acercaba corriendo.

Allí estaba sus compañeras, y a la vez, dos de sus posibles rivales en el torneo. La figura de Sakura era inconfundible para el Uchiha, y la de Sayo prácticamente también. La recordaba de aquella fiesta en la mansión, como alguien extremadamente peculiar. A pesar de que había sido, indirectamente, la causante de todo el revuelo con Iori y Asuka, Ryu recordaba haberse reído mucho con su comentario. Ambas le caían genial, así que no podía pasar por allí sin dignarse a saludar.

-Ei, ¿que hacéis vosotras por aquí? ¿Preparándoos para el torneo quizá? Sabéis que...¡Le gané al Senju! me imagino que lo sabréis.

Hizo una pausa para mirar fijamente a Sakura.

"Probablemente ella gane el torneo"

Luego observó a Sayo. A ella no la había visto pelear y le intrigaba que tipo de habilidades tendría. En realidad, de Sayo le intrigaba todo, incluso su apariencia real. Nunca había podido verla bajo sus ropajes.
 

daNin

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
1,857
El tendero demostró una enorme paciencia con Sayonara, la cual era como si se hubiera criado en una higuera alejada de todo, y ahora estuviera conociendo el mundo por primera vez. Me resultaba realmente sorprendente lo competente que era para el combate y las lagunas que tenía para desenvolverse en el día a día. El hombre resolvió sus dudas una a una con naturalidad mientras yo me esforzaba por no mostrarme descortés carcajeándome con sus ocurrencias.

- Así es Sayonara, todos deberíamos tener nuestras propias cucharas. Afirmé mirando trascendente al horizonte como si de un derecho inalienable se tratara. Un reconocible grito despertó mi interés generándome al instante una sensación de camaradería y contagiándome de su entusiasmo. Esperé a que se acercara para responder y cuando lo hizo cogí su mano y golpeé su hombro conbtrario con firmeza: - Por supuesto que lo vi. Ryu Uchiha. Tuviste una labor sensacional, la capacidad de recuperación del senju era sensacional y su jutsu de ramas me hizo pensar que realmente te había sacado una ventaja definitiva pero nada de eso, saliste triunfal y te ganaste el favor de los allí presentes, un combate trepidante y sensacional. Le rasqué la cabeza con cariño. - Estás progresando mucho, ese jutsu de fuego y esa forma de combatir... Frunci el ceño - ¿Has estado copiando técnicas en el torneo Ryu? Tu manipulación del taijutsu me resulta particularmente familiar. Desdibujé la presión de mi gesto: - Puedes quedartela, te sienta bien y no es que sea de mi propiedad siendo justos.

- Por cierto, volviendo a tu pregunta. Vamos a preparar una sopa juliana en la cabaña de Sayonara así que quedas invitado, si ella te ofrece sitio en su mesa, claro. Sino comerás de picnic. ¿Tienes tu propia cuchara? Nos dirijimos a comprar una olla y algunos cubiertos. ¿Nos acompañas?

La ferretería estaba cerca de allí, al entrar resaltaban un montón de cuchillos que poseía colgados en la pared, no eran para nada ornamentales sino que parecían bien capaces de sesgar hasta el hueso sin dificultad: - Bonitos cuchillos parecen muy bien afilados. La herrera sonrió: - Puedes estar segura que así es, son el orgullo de esta familia de herreros ¿Veníais por ello? Afirmó expectante.
- En realidad buscaba una olla de cocina y algunas cucharas, pero estoy segura que la calidad del metal y su trabajo también será excelente en los objetos romos. Fijo que me clavan.

Encontré lo que buscaba y me hice con ello, no necesitaba nada mnás, pero al salir de la tienda me quedé con muchas ganas de comprar un reputado cuchillo y pensé una opción intermedia. - Esperadme chicos, voy a preguntarle cuanto costaría afilar mi cuchillo.Este ejemplar lleva conmigo desde antes de que llegara a la luna de la villa de la Luna, así que un afilado no le vendrá mal.Cuando volví a entrar ella estaba examinado una de las piezas de la pared y sacándola lustre. La dejo en la mesa y me atendió. Miro la estructura y la disposiciñon del peso del cuchillo y llegamos a un acuerdo monetario, tras la comida volvería a por ello. Me despedí y volví con mis compañeros, hablamos animadamente hasta el lugar donde la comida se llevaría a cabo.


Preparamos la sopa y la dejamos reposar, su olor parecía delicioso. Mientras hablamos sobre la casa de Sayonara y sus capacidades: - Pues sí, la construyó ella misma, no eres el único que avanza deprisa Ryu, esta chica tiene un potente ninjutsu como habrás podido comprobar, y no solo con su elemento mokuton, no te quepa duda que para el examen de acceso nos va a sorprender ¿sabéis que será en unas pocas semanas?. Afirmé esperando ver su reacción ante tan importante evento.
 

JimmyMcNulty

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
3,773
Ubicación
Una cabaña de madera
Un chico rubio como el verano que, de primeras no conocía, llegó gritando desde lejos... ¿De qué me sonaba? Sí, creo que sí, fue aquel que hace un año más o menos vi en la fiesta de la mansión, donde le expliqué algo sobre una técnica suicida. Vino todo emocionado porque le había ganado a su rival, un Senju de Reigakure que usaba mokuton como yo.

-¿Eres Ryu, no? Buen combate contra esos genin de Reigakure. El primero era un bocazas de cuidado, y este... bueno, digamos que yo soy mejor con el elemento madera que él -me jacté, obviamente mintiendo. No estaba segura de mi habilidad real si no luchaba contra ese Tenmaru-. ¿Tú eres aquel de la fiesta, no? ¡Estamos en la misma villa y es raro que no nos hayamos encontrado! Eso es que te han dado mejores misiones que a mí, que solo me dejan las cacas de los perros y los vómitos de los borrachos, ¡estoy segura! Y como dice Sakura-chan, te puedes venir un rato a la cabaña si quieres, ¡pero necesitarás una cuchara o si no no podrás comer!

Entonces fuimos a una ferretería donde había montones de armas, con y sin filo. Pensé que si me metiera una cuchara en la boca bien me podría cortar la lengua, y me reí, pero pronto comprendí que eso no podría ser así. Mientras Sakura-chan miraba qué adquirir, yo miré a Ryu... Y pensé también en él, en lo que estaría haciendo allí. Sentí algo en mi interior que me impelía a relacionarme con él de una manera, digamos, "especial". Era como un sentimiento de nostalgia mezclado con algo de rivalidad, pero no sabía de dónde podría provenir...

-¿Pegas puñetazos igual de fuertes que los de Sakura? -le pregunté a Ryu-. A juzgar por lo que vi en las repeticiones de los combates, así es, ¿no? El chaval Senju se quedó hecho un trapo, y encima esa técnica de fuego... ¿Cómo tubérculos formaste ese dragón de fuego? Aunque creo que en la siguiente ronda no lo tendrás tan fácil, igual que yo... -pensé en Sakura, mi hipotética rival en tercera ronda-. Te tocaría luchar contra la chica mona que se vuelve verde como yo, la tal Asuka, o contra el marionetista de Tsukigakure... Mi antiguo sensei dice que lo conocía y que antes era un debilucho, pero que ahora se volvió fuerte y puede ser la sorpresa del torneo, aunque la verdad, creo que tú le podrías ganar con esos ojos rojos tuyos y metiéndole un puñetazo a cada trozo de madera muerta que sacara -la verdad es que despreciaba un poco las marionetas. No dejaban de ser cadáveres muy bonitos y complejos, pero que no tenían alma.

Cuando Sakura hubo comprado todo, recordó que podría afilar su cuchillo allí, en la rueda de la ruda ferretera.

-¡Vale, te esperamos! -le dije, entonces al encontrarme sola con Ryu, le dije, con vergüenza: -Oye... E-esto... ¿podrías enseñarme una cosa? -le dije, e hice una breve pausa-. A lo mejor no llego a luchar contra ti en el torneo, cosa bastante probable, pero la verdad es que me gustaría vértelos p-por favor... -entonces no dije más. Me daba muchísima vergüenza decirlo.

No dije nada más. Y así, Sakura-chan salió de la ferretería contenta y con un cuchillo bien afilado y volvimos a mi cabaña, a comer mucha sopa juliana. Ryu podría ver cómo era, una amplia casa que había construido mediante mi técnica de la prisión de los cuatro pilares y un uso bastante inteligente por mi parte de elemento madera. Tenía dos habitaciones, zona para comer y zona para dormir, chimenea, una puerta y dos ventanas laterales. Seguro que le gustaba, Además, habíamos entrenado hasta la extenuación el Rasengan y teníamos a Ryu como invitado... ¿qué cosa podría ir mal?

Después de un rato de haber estado la sopa preparada, me lancé a comer como una descosida, probrando mi nueva cuchara, regalo de Sakura. Entonces, después de un poquito, cuando tenía la cuchara en la boca y tragaba un buen sorbo de caldo, que Sakura soltó una bomba:

-¿El examen de ascenso a grado medio? ¿El chuunin, verdad? Tenía entendido que hacía muchos años que no se celebraba... He leído mucho en los periódicos de "Casa-macetero" y sé que en ellos participaron muchas leyendas de hoy en día, como Warui Garou, que es el Godaime Haganekage, Ryou Narai, Umiko Koritaiyo o Taimu Kohi, entre otros... ¡Estoy ilusionada entonces si es así! ¡A mí me encantaría participar! ¿Quién te lo dijo? ¿Hay algún requisito especial para participar?
 

Summlaris

NUser
Registrado
31 Ago 2017
Mensajes
3,058
Ryu sonrió ampliamente ante los halagos de Sakura, como cuando a un niño pequeño le felicitan por hacer sus deberes.

-Gracias, gracias-Dijo con el pecho henchido de orgullos.

Cuando la kunoichi insinuó que le había copiado el estilo de taijutsu, su gesto se ensombreció para poco después volver a relajarse al darse cuenta de que no se lo decía a modo de reproche.

-Sinceramente, si te lo copié...jejeje ¡ventajas del sharingan! Enserio, me flipó como concentrabas el chakra antes de pegar, creí que me vendría genial ser capaz de hacerlo para combinar esos golpes potenciados con la previsión de movimientos de mi sharingan...y ¡oye! funcionó. Así que supongo que debería darte las gracias, indirectamente puedo usarlo gracias a ti, así que...¡gracias!

Acto seguido se dirigió a Sayo.

-Ryu Uchiha, efectivamente, nos conocimos en aquella fiesta en la mansión, tu broma me metió en un buen lio, pero fue graciosa no te preocupes. Gracias por las felicitaciones, la verdad es que Kinnosuke es un bocazas pero yo también lo provoqué un poco jaja-comentó rascándose la nuca-Tanto el como Tenmaru son buena gente.-Calló ante su comentario sobre el uso del mokuton, no podía confirmarlo ni desmentirlo, así que no se pronunció. Si que lo hizo cuando ambos le ofrecieron acompañarles a casa de Sayo.

-Pues...que demonios, ¿por que no? Aunque no tengo cuchara...¡la compraré con vosotras! Su abuela estaba acostumbrada a que no llegase a la hora prevista, así que no se preocuparía. Las acompañaría, así podría conocerlas algo mejor y, quizá, obtener alguna pista sobre como derrotar a Sakura en el torneo, si es que llegaba a cruzarsela. Con suerte, si se hacían muy amigos, incluso podría pedirle que si rindiera y le dejara ganar.

Al llegar a la ferretería Ryu compró su cuchara rápidamente, y salió para fuera. Cuando quiso darse cuenta, Sakura había ido a preguntar algo de un cuchillo y se había quedado a solas con Sayo, quien le comentó por encima que le habían parecido sus combates en el torneo.

-No sabría decirte...pero sí, creo que damos unas hostias parecidas, la verdad es que en taijutsu somos unas bestias. El dragón lo hice entrenando mucho la verdad, es la técnica de Katón mas poderosa que tengo.-Hizo una pausa, puede que estuviese revelándole información a un posible adversario. Al instante le restó importancia, Sayo estaba en la rama de Sakura, era poco probable que llegase a cruzarsela.- La siguiente ronda...la pasaré.
-Hizo otra pausa cuando se dio cuenta que su férrea voluntad y convicción podía sonar a ego desmedido.-Creo que la pasaré quiero decir jeje. Tu también estuviste espectacular en tu ronda, el cambiazo con la losa fue una genialidad- Lo pensaba de verdad, así que la halagó con una sonrisa.

Iba a preguntarle por como se veía ella en el torneo cuando le contestó ella misma sin necesidad de hacerle la pregunta. Era consciente de que probablemente no se cruzaran. Lo que le pidió a continuación exaltó al Uchiha repentinamente.

"¿¡Quiere que le enseñe los cojones!?"

Segundos después se calmó. No tenía sentido que le estuviera pidiendo ver sus testículos, seguramente se refería al Sharingan.

-No estoy muy seguro de a que te refieres...pero me imagino que es a esto.-Respondió mientras el doujutsu de los Uchiha se manifestaba en sus ojos.

Cuando Sakura salió, sus ojos regresaron a la normalidad y continuaron el camino hacia la casa de Sayo. Era increíble lo que aquella chica lograba con el Mokuton. Quizá no estuviera tan equivocada al compararse con Tenmaru. Comió la sopa que previamente habían preparado antes de hablar.

Tu casa es increíble Sayo, y tu también. No sabía que quedaban tantos Senjus con vida...¿Por que eres Senju verdad? Ningún no Senju puede usar el Mokuton...-Había algo que estaba pensando desde hacía un rato, y Ryu no se callaba nada si no consideraba que fuese a dolerle al receptor del mensaje- Además, te lo tengo que decir, me pasa algo contigo, siento algo extraño cuando estoy cerca tuya. No si es una paranolla mia, enserio, es una mezcla entre ternura y...¿ganas de ganarte? Es muy raro, pero la cosa es que me paso lo mismo con Tenmaru. Solo me pasa cuando estoy cerca de los Senju. Se que fueron rivales de los Uchiha pero esta sensación...no creo que eso la justifique.

Hizo una pausa para coger aire.

-Se que creces rápido, tienes un potencial de locos. Espero poder enfrentarme a ti algún día, me da a mi que no va a ser en el torneo-
Dijo sonriendo-No te sientas mal, esta cabrona nos va a eliminar a ambos.La ultima frase la dijo mirando a Sakura, con tono completamente amable.

Cuando escuchó sobre el examen de chunin, casi estuvo a punto de atragantarse.

-¿¡TAN PRONTO!? Eso Sakura, cuentanos los requisitos, no tenía ni idea.

No sabía si le gustaba la noticia, ansiaba convertirse en chunin mas que nada, pero le habría gustado estar mas preparado de lo que ahora sabía que estaría cuando se enfrentase al examen.
 

daNin

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
1,857
El Uchiha lucía con orgullo ante su meteórico desarrollo, se estaba convirtiendo en uno de los favoritos para ganar este torneo y con, sus potentes jutsus y su buen nivel del sharingan, no era para menos. Mi vista estaba más puesta en Zerion, pues era mi rival directo si superaba a Sayo y el a sus rivales, su reidengan

Las capacidades del espadachin y de Sayonara eran muy distintas aunque era muy probable que en lo referente al dominio del mokuton esta le ganara, aunque en uno contra uno... El chico era muy duro de pelar. Perdió así que de momento no lo sabríamos, pero con lo que estaba avanzando Sayo para el chunnin habría que tener su aspirancia muy en cuenta.

El comentario de Sayonara no me molestó especialmente, con el tiempo había aprendido a aceptar que cad uno tiene un desarollo más o menos rápido y yo era una corredora de fondo, tardaba mucho en lograr mis objetivos y eso hacía que los tomará más en serio y los perfecccionará más. Sin embargo tenía claro que debía defender igualmente mi honor: - ¿Cómo que igual de fuertes? Vale que soy una mujer y mi constitución me limita algo, pero llevo años poniendome en forma y perfeccionando mi técnica para que ahora quieras ganarme solo porque la empiezas a dominar. Negué con la cabeza a la apreciación de Sayonara. - Puede que después de la sopa podamos hacer unas pequeñas demostraciones de fuerza si Ryu gusta, pero no es lo mismo en frío que un combate de verdad, y no voy a enseñarle más técnicas de la cuenta por muy bueno que sea copíandolas en el momento. Afirmé sería antes de romper a sonreír. - A partir de ahora intentaré que las ganes sr. Uchiha Ryu.


Sayonara siguió elogiando a Ryu y hablando de sus rivales, ahjora que la mencionaba recordaba a esa niña, ahora sería toda una mujer pro cuando entrenamos ambas eramos aún jóvenes, en cuanto a lo del amrionetista: - Sayonara suenas despechada con las marionetas, es un arte muy bonito, y además no todas son de madera. Afirmé dejando que viera una parte de mi plateada amiga. Mis dedos apenas se movian dada la sutileza requerida para los leves movimientos de su cabeza y cuerpo.
Descripción física: Es una cadena de plata de casi 10 m. de largo (+4 complejidad) con una cabeza alargada de la que sobresalen cuatro colmillos, con una abertura y un kunai en forma de lengua en su interior que puede mover a voluntad.

Medidas: 10 metros de largo incluyendo cabeza.

Complejidad base: Sumatorio del número de trampas, así como otros modificadores de la complejidad como puede ser el tamaño. La adición de funciones incrementaría la complejidad total.

Trampas o habilidades:
Mordisco de títere: El marionetista es capaz de controlar a su marioneta de forma que muerda de forma potente. Esto no es todo, si el marionetista tiene los medios adecuados ya se puede traer de casa los 'dientes' de la marioneta envenenados.
Taladro interior: La marioneta saca de su cuerpo un taladro de metal de una potencia variable según el Kugutsujutsu del usuario. En los primeros niveles se asimilará a un taladro normal capaz de atravesar madera y similares, aún así conforme más diestro sea el usuario en Kugutsujutsu más potencia tendrá el taladro.
Cesto de plata: La cadena recorre el cuerpo de la usuaria o de la víctima bloqueando el ataque o constriñendo a la víctima. Requiere de una gran fuerza para soportar el peso ya que aunque no sea muy gorda, son un total de 10 metros de cadena de plata.
- Os presento a Nagini una práctica extensión de mi cuerpo aunque algo ruidosa. Es bastante rudimentaria Ryu, golpea, muerde, se enrolla y perfora, pero combinada con el raiton me ha demostrado su eficacia contra rivales lentos, y no es tu caso. Me encogí de hombros. Podía enseñársela con tranquilidad.


Se me subieron los colores ante el comentario de Ryu- Vaya, vaya asi que estás convencido de llegar a la final para cruzarte conmigo, ¿no? . Le sonreí complacida por que reconociera mi nivel. - Sin embargo no deberías menospreciar a Zerion Reiden, su dojutsu al igual que el tuyo me va a impedir utilizar las seguras técnicas de infiltración. Su genjutsu es tan letal o más que el mío y va a ser un rival más reñido de lo que cualquiera de los dos creeis. A Sayonara podrás verla demostrar su valor contra mí. Estoy seguro que va a ser un combate espectacular aunque espero que mi desarrollo del elemento rayo y los genjutsus, así como mi habilidad con la katana me den algunas ventajas que me permitan salirme con la victoria, pero espero que no te lo pierdas.

Posteriormente les hablé del chunnin y para mi sorpresa Sayonara conocía un montón sobre el mismo: - Unas pocas semanas teniendo como perspectiva que el último fue hace una década, pero antes de acabar el torneo tened por seguro que se dará la noticia y en menos de un mes se llevará a cabo. Pero no digáis como lo sabéis por mí ya que solo me han llegado filtraciones y no deberíamos saberlo. les expliqué esperando su discreción.

Tras la rica comida, antes de volver a por mi cuchillo que ya estaría terminado en la tienda decidí satisfacer su curiosidad:- Se me ocurre una prueba sencilla, con mi dominio del doton crearé dos menhires iguales y los lanzaremos lo más lejos que podamos desde la misma posición y los golpearemos hasta hacerlos añicos ¿Te parece bien Ryu?.

Afirmé cogiendo lo que mis brazos podían separarse como referencia y alargando la roca hasta una planta que se encontraba entre ambos lados. - No vale usar carrerilla.Afirmé. Era realmente pesado. No había hecho esto antes pero creía que podría lanzarlo varias decenas de metros. La segunda parte también me preocupaba pero igual de difícil sería para ambos.

Fdi. Summ interpreta con libertad el lanzamiento y la resistencia de la roca, Sakura lo hará muy similar. Quizá un poco más amplio si Ryu no controla el palmetazo pero por mi parte los pondría parejos. Al siguiente turno volvemos al mercado, donde un npc nos espera, .Fdi.
 

JimmyMcNulty

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
3,773
Ubicación
Una cabaña de madera
A Ryu le gustó mi cabaña, cosa por la que me elogió, y me sentí avergonzada, igual que cuando me había enseñado el Sharingan. Y entonces, en la comida, aseguró que sentía ganas de luchar contra mí...

-Es posible que tenga genes Senju ya que puedo usar Mokuton, aunque no me apellide así -le dije a Ryu-. Para mí el apellido no es tan importante como el nombre -me reafirmé-. Ryu es un buen nombre, que te define a la perfección. Amarillo, ojos rojos furiosos de lagarto gigante, fuerte... Sakura también lo es: cerezo delicado y bello, de cabello rojo y poderosa como la misma primavera...

Pero, ¿y Sayonara Baby? Bebé lo era, pero ¿por qué Sayonara? Ella sentía que la llamaran "adiós" quedaba un poco triste y absurdo, pero le gustaba su nombre. En verdad encajaba con su personalidad de planta marginada (a la vista de otros, no a la suya propia). Además, "Sayo" no era para nada feo.

Sakura desveló más información sobre el examen, pero no demasiada. Daba igual, yo me conformaba. Y le contesté entonces sobre Nagini, su marioneta, que no me parecía nada vulgar o fea.

-Es que cuando estaba en "casa-macetero" entrené muchas veces contra maniquíes manipulados mediante chakra. Como no sabía que no podían hablar aunque se movieran les preguntaba, pero jamás me hicieron caso. Entonces comprendí que solo eran muñecos sin voluntad, movidos por simple programación...

Me pregunté si eso mismo era yo: una marioneta. No podía saberlo.

Después de la comida Sakura le propuso hacer a Ryu una sencilla prueba: lanzar un menhir y romperlo, o eso entendí. Me recordó a Oberikkusu, un personaje de un famoso cómic donde unos antiguos ninjas bebían una poción mágica que les otorgaba superfuerza y así podían luchar contra el invasor samurai, aunque el personaje que más me gustaba era Idefikkusu, un pequeño perro blanco y negro.

-¡Vale! Yo ejerceré de árbitro -dije, toda contenta.
 

Summlaris

NUser
Registrado
31 Ago 2017
Mensajes
3,058
Cuanto mas hablaba Sakura, menos entendía Ryu. Los razonamientos de la genin se le escapaban totalmente. Debió parecerle una osadía el hecho de que el Uchiha comentase que sus golpes eran similares, sin embargo, consideraba una amenaza a Zerion y a Sayo.

"Debe estar intentando confundirme de cara al torneo"

Si, eso debía ser. Zerion era una amenaza para cualquiera, pero el los había visto pelear a ambos y sabía que Sakura era la genin mas fuerte de la aldea, la mas fuerte que había visto nunca. Sayo, por su parte, tenía un potencial increíble, pero en sus circunstancias actuales no tenía absolutamente ninguna posibilidad de ganarle a Sakura. ¿Como era posible que fuese tan humilde en unos aspectos y de repente saltase de esa forma por algo evidente? Ryu era mas débil que ella, era consciente, pero a nivel de fuerza física, tenía la técnica totalmente pulida. Si había visto su combate era imposible que no se hubiese dado cuenta.

-Oh claro claro, perdona, en realidad Sakura golpea mucho mas fuerte que yo.

"Mentira"

No era cierto, no por lo que el había visto, pero si Sakura realmente lo creía, mejor. Si lograba llegar a la final podría sorprenderla.

Sonrió ante la descripción de Sayo sobre su nombre. Aquella chica tenía ocurrencias realmente graciosas, y el símil con el dragón le había gustado especialmente.

-Y que es lo que dice tu nombre, ¿Sayo?- Preguntó entretenido

Escuchó la conversación sobre las marionetas que tenían sus compañeras mientras contemplaba la Nagini de Sakura. Una cadena de unos 10 metros de largo con una cabeza en la que se entreveían grandes colmillos. Según le dijo, solo valía con rivales lentos, pero el Uchiha sería precavido. En cuanto al aspecto ético de la conversación, no se pronunció. No le gustaban las marionetas, pero por razones distintas a las de Sayo. Ryu las veía como una trampa, una triquiñuela, y siempre le había gustado mas el poder puro y directo.

Si que contestó a las preguntas que posteriormente le hizo Sakura.

-Oh bueno, tengo la suerte de no tener a Zerion ni a Sayo en mi cuadrante, así que no tengo porque preocuparme por ellos. Quizás el Reiden logre ganarte, se bien de lo que es capaz con los Genjutsus. Sayo tiene un elemento como el Mokuton y un talento acojonante...pero como he dicho, si tuviese que apostar ahora mismo todo mi dinero por alguien, creo que tu ganarás tu rama. En cuanto a mi rama...bueno, la Hyuuga y Asuka van a ser difíciles...pero creo que puedo pasar. ¿No estaría nada mal ser finalista del torneo eh? Se bien que no lo ganaré.

No era mentira, Ryu la había visto pelear, o ella o Zerion llegarían a la final de su rama, y sería muy muy complicado ganarle a cualquiera de los dos.

Cuando le ofreció el reto de las piedras y Sayo se ofreció a ser arbitro, el Uchiha aceptó de inmediato. Tenía ganas de demostrarle que sus golpes sí que eran comparables.

"No Ryu, no...¿por que perder el factor sorpresa en el torneo?"

Hizo el ademán de coger el Menhir e intentar levantarlo. Pesaba. Pesaba mucho, pero era capaz de lanzarlo. Sin embargo, se limitó a perpetrar una actuación en la que intentaba levantar la roca sin lograrlo, gimiendo y haciendo ruidos de esfuerzo permanentemente.

-Uffffffffffffff! Imposible, me rindo, me rindo-Dijo fingiendo jadear.-Tenías razón Sakura, aún me falta mucho por avanzar.
 

daNin

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
1,857
Escucvhé las descripciones de Sayonara y miré Ryu algo sonrojada: - Eres toda una poeta Sayonara, han sidop unas descripciones preciosas. Sin embargo son las personas las que damos forma a los nombres y no estos a nosotros, y Sakuras hay muchas, pero Sayos solo conozco una y puedes darle el significado que quieras. Le apremié. - De momento he visto que significa curiosa, tenaz, trabajadora incansable, inocente, constructora, social... Apoyé mi mano en su hombro. - Creo que has optado por valores muy buenos para que tu nombre deba ser recordado. Le reconocí.

Sayo me explicó el motivo de su disgusto con las marionetas y su ingenuidad era siempre divertida: - Tendrían que habértelo advertido, no eran muy simpáticos en casa-macetero. Sí, son herramientas, algunas pueden ser autómatas pero la mayoría son movidas por humanos y tienen una parte de ellos y de sus ingenieros y fabricantes, ¿verdad Ryu que los marionetistas suelen implicarse en su trabajo? . Le recordé nuestra reciente colaboración con un marionetista de acero.

- Asuka es dura, pero como tu dices con Sayo, creo que podremos vencerlas si nos empleamos a fondo, Iori Hyuuga es una luchadora cabal y competente, hemos compartido algunas misiones en Acero y entrena duramente así que puede haber alcanzado un buen nivel, sus ojos eliminan el factor sorpresa y su ninjutsu y taijutsu de clan son efectivos, confió en tus posibilidades y sinceramente creo que tienes muchas opciones de estar en la final pero no me perdería vuestro duelo puede sufrir un rápido desenlace por cualquiera de las partes. Le avisé.- Los Reiden tienen algún tipo de problema heredado con los uchihas como estos parecen tenerlos con los senjus, y Zerion estaba mucho más deecidio a ganar en su segundo encuentro, pero podrás verlo luchar contra mi, no quizá de la forma el que desease pero no puedo ir tan de frente como supongo que tu lo harías, si quiero ganarle debo preparar el entorno a mi favor y romperle los esquemas. Como sea si me ganas o no verás de lo que ambos somos capaces y podrás usarlo en el duelo final.


Levantar la piedra suponía un esfuerzo pero tenía claro que nuestras fuerzas eran parejas y si yo me veía capaz el lo sería, por eso me sorprendió que no se mostrara capaz de lanzarla. Accedí a este hecho hasta haber tocado mi piedra y comprobar el peso de mi creación. Al elevarla vi, que el uchiha no estaba mostrando todo su poder y entendí que era una estrategia para el combate. La tiré a pocos centímetros y afirmé: - Por bien poquito Ryu, tendremos que esforzarnos mucho más la próxima vez, mamón. Le comenté sin reproche en mi voz, mientras esperaba a que la pobre kunoichi juez emitiera su veredicto: - Cuando uno de los dos acabe el torneo podríamos entrenar juntos, en cualquiera de los casos estos combates serán una dosis de humildad a nuestras capacidades y necesidad de mejora, y creo que tienes suficiente nivel para ayudarme a mejorar antes del chun... de las pruebas de graduación.



[...]

Al acabar volvimos a la herrería, no sabía si eran mis sensaciones por la anterior aspereza de Ryu o realmente la gente me miraba mal. No pensé en ello, relamente no me mlestaba lo de Ryu, las competencias eran así, pero esperaba que él se viera seducido por dar el máximo y demostrar que era tan fuerte como yo, o quizá simplemente no era un ejerccio para él, quizá su musculatura no estaba acostumbrada a levantar menires y yo estab creando un mundo sin necesidad, no era relevante, Ryu era mi amigo y había sido mi compañero en algunas misiones y sabía que era de confianza esto no cambiaba eso. Al llegar al local la herrera no se encontraba en el mostrador, donde si había un hombre de aspecto extraño sentado que nos miró sorprendido.

Se levantó y nos repasó uno a uno, era bastante guapo gracias a su confianza y aplomo a pesar de su juventud: - Qué ven mis ojos, Sakura Kurosawa, Ryu Uchiha y Sayonara Babe. Tres competentes luchadores del torneo a los que buscaba. Dijo ofreciendo una mano y al dársela besó la mía.- Kukumuxo Lysander, antiguo pirata al servicio de la policía de Kagegakure, encantado de conocerte.
Kukumuxo repitió la cortesía con los otros dos se dejaran o no ser besados y tras ello explicó su motivo allí.

Ryu y sakura notaron la presencia de la herrera en la puerta mirando de refilón: - Ayer acontecieron dos robos en dos de las tienda y ambos apuntan a que ambas sustracciones se produjeron por tu parte Sakura Kurosawa, puedes colaborar o esperar que mis hombres te capturen (obviamente no me voy a enfrentar a vosotros yo solo solo, consideradme un mediador), pero se me ha ordenado que analice tus recuerdos y compruebe tu implicación y creéme que pareces culpable. ¿No te habrás encontrado por casualidad una pieza de artesanía familiar con forma de cuchillo y unas frutas y verduras? Quizá podamos llegar a un acuerdo si las restauras.

No me lo podía creer: - ¿Estás de broma?. Decir que no lo necesitaba no me serviría de nada, la gente no robaba por necesidad y él lo sabría bien: - No he robado ninguna de esas cosas y puedes leer mi mente si lo deseas, pero solo el último día, mis recuerdos pertenecen a la alianza ¿lo entiendes?. Le amenacé, no quería un fan leyéndome la vida.

El hombre no quedó contento con lo que encontró: - No coinciden, o la tuya o la suya han sido manipuladas. Afirmó mirando sin tapujos al uchiha - O alguien os está buscando problemas. Volvió de nuevo a mirarle a él. - Te has llevado un cuchillo, ella lo vio, y las frutas que mencionaste al dependiente han desaparecido, ellas lo vieron, ¿alguna idea de como paso? . El silencio se reinó unos segundos. Dependía de vosotros que este cesara.
 

JimmyMcNulty

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
3,773
Ubicación
Una cabaña de madera
Ryu me preguntó, curioso, qué era lo que mi nombre podría sugerir, pero de pronto no supe qué contestarle... ¿Qué era yo, cómo me podría definir a mí misma? Sakura, elogiosa y cariñosa como siempre me había demostrado hasta entonces, me definió en una sucesión de palabras a cada cual más preciosa y valiosa que la anterior... Si no se me veían ya los colores a causa de la vergüenza era por culpa de mis abultados ropajes, que ocultaban parte de mi rostro...

-¡Sakura-chan! -exclamé. Unas lágrimas se escapaban de mis ojos, intentando querer fluir por mi espinoso rostro-. ¡Eres tan buena!

Acto seguido la abracé, no me pude contener. Ni siquiera Kahana me hubiera dedicado unas palabras tan bonitas como aquellas: "curiosa, tenaz, trabajadora incansable, inocente, constructora, social". Entonces le solté a Ryu, con una sonrisa y toda contenta, henchida de felicidad:

-¡Sakura-chan tiene razón, hazle caso! Sayo es todo eso y será mucho más, ¡ya verás!

La marioneta de Sakura, Nagini-chan, era una cosa extraña, hecha de hierro; no me agradaba mucho, estaba demasiado traumada por mis vivencias en la casa-macetero: aquella cosa podría haber sido fabricada con mucho mimo, sí, pero no podía hablar. Las plantas crecían por sí mismas, no eran producto de la fabricación artificial de ningún ser humano o ente extraño. Dependían del viento, el sol, el agua, factores muy concretos para vivir, pero ellas respiraban, sentían, se podía decir que tenían "vida". Un elemento inorgánico como una cadena de hierro... Lo veía difícil.

-Intentaré verlo de otra manera -le dije finalmente.

Entonces Ryu y Sakura se enzarzaron en un debate sobre el torneo del señor sonriente, cosa que a mí no me interesaba mucho ya que el poder no era objeto de mis deseos, e ignoré casi todo lo que decían mientras que por mi mente rondaba la melodía que me había dedicado Sakura-chan durante el entrenamiento. "Midorisobe" (Greensleves: "mangas verdes"), descubriría que se llamaba en un futuro no muy lejano.

[...]​

Al ver que Ryu no se lo tomaba en serio comencé a reir como una maceta mecida por el viento de poniente.

-¡Ja, ja, ja, ja! Ryu, tú eres un dragón de ojos rojos, no puede ser que no tengas fuerza para agarrar ese pedrolo y lanzarlo lejos, ¡ja, ja, ja, ja!

Sakura-chan parece que le siguió el juego, pero no hizo ademán de querer presumir mucho, por lo que lanzó el menhir-pedrolo a poca distancia.

-¡Proclamo a Sakura Kurosawa como vencedora del duelo! -grité, toda seria.

[...]​

Volvimos a la tienda de los cuchillos, aunque esta vez nos pasamos por el mercado con más pausa. Yo fui viendo alguna de las ropas que había expuestas en algunos escaparates, pero se me hacían todas demasiado complicadas y hechas de tejidos ajenos a mi cuerpo: de hecho, todo lo que llevaba estaba hecho de fibra vegetal, por supuesto. Bueno, todo menos la parte metálica de mi protector frontal que me acreditaba como kunoichi y las herramientas ninja que usaba en mi día a día...

En el mostrador no estaba la simpática ferretera, sino que se encontraba un chico espigado, de pelo negro y aparentemente lo que llamarían las macetas andantes una "belleza", pero cuando besó la mano de Sakura y se mostró, cómo era: "seductor", se me revolvieron las entrañas: Cucurucho Lysander dijo que se llamaba, que era un segurata de por allí y encima acusaba a Sakura de haber sustraído carne vegetal y un arma para matar carne vegetal.

Me callé, aunque a veces era impulsiva, Cucurucho solo quería hacer su trabajo, así que lo dejé hacer. Cosas de segurata, supuse. Buscó en los recuerdos de Sakura-chan y no encontró nada.

-Ryu... -le dije susurrando a mi compañero al oído, aunque para ello me tuve que subir a una silla que había por allí suelta-. ¿Tu crees que Cucurucho es un impostor? A mí así me lo parece. Eso de que Sakura ha robado carne vegetal y un cuchillo es mentira... -entonces no me pude aguantar más y exclamé, esta vez a Cucurucho-: ¡Sakura-chan no es una ladrona! Aunque yo ayer pensé en llevarme plátanos y manzanas para comérmelas en secreto, pero no lo hice. Sakura solo volvió un rato a la tienda para afilar su viejo cuchillo que tiene desde que era un pequeño brote de cerezo y no trajo nada más que eso... ¡La señora de esta tienda puede confirmarlo! ¿No es usted un segurata, señor Cucurucho? ¡Pues actúe y busque a la testigo! Además, ella es también sospechosa se haber sustraido todo eso, ¿o no?

No quería acusar a nadie en caliente, y menos de aquella manera, pero es que no me quedó otro remedio: la ferretera también era sospechosa...
 

Summlaris

NUser
Registrado
31 Ago 2017
Mensajes
3,058
Ryu se percató que el comentario de las marionetas de Sakura iba referido a su reciente misión con las marionetas de luz, así que asintió con la cabeza. La efusividad de Sayo ante la descripción de Sakura le hizo enternecerse, la chica Senju tenía una inocencia envidiable, no parecía estar movida por las motivaciones típicas que regían las acciones de los ninjas, incluso las de el mismo.

-No os quitaré los ojos de encima-Le dijo a Sakura sobre su pelea con Zerion.-Cuando acabe el torneo, estaré encantado de entrenar contigo...necesito ser mucho mas fuerte que ahora.

No sabía para que lo necesitaba o porque tenía esa obsesión con el poder y el reconocimiento, pero lo necesitaba, eso era lo importante.

-¡Y contigo también!-Añadió dirigiéndose a Sayo.-El Mokutón de Tenmaru me dio problemas, saca ramificaciones por todas partes, es muy versátil, necesito quiero acostumbrarme a el.

Meditó un poco sobre el comentario de Sakura, la rivalidad de los Reiden con los Uchiha...¿Sentiría Zerion hacia el lo mismo que el sentía hacia los Senju? No importaba ahora, Zerion o Sakura, Sakura o Zerion, uno de los dos sería su rival en el hipotético caso en que llegase a la final. Con suerte se descalificarían en un doble KO en su pelea.

"Eso si que sería bueno"

Tanto Sakura como Sayo se habían cuenta de que Ryu no usaba todo su poder, la pelirroja tampoco lo hizo, lanzando la piedra a una distancia media. Era capaz de más y el Uchiha lo sabía, asi que cuando Sayo dio por vencedora a Sakura, se limitó a sacar su media sonrisa característica y empezó a andar hacia la ferretería.

Una vez allí, se dio cuenta de que no estaba la chica de antes y en su lugar había un hombre de cabello negro y ojos rojos. Sus vestimentas y su sombrero delataban que era claramente un pirata como el mismo reconoció a continuación. Un antiguo pirata en realidad, ahora al servicio de la policía. Sus palabras no le gustaron en absoluto. No le gustó que acusara a Sakura, y tampoco que acusara a Ryu con la mirada.

La conversación con Sakura había levantado alguna suspicacia en Ryu, pero cuando vio como la acusaban injustamente todo aquello se desvaneció. Era una compañera de Acero y había demostrado ser una persona de confianza, la rivalidad quedaba muy lejos del compañerismo que había entre ellos.

-No tengo ni idea-Le contestó a sayo en el mismo tono susurrante-Pero aquí pasa algo muy raro.

-Eh tu, Lysander-Dijo ahora en voz alta.-¿De verdad piensas que nos molestaríamos en robar un cuchillo y dos piezas de fruta? Somos shinobis de Acero, tenemos dinero para comprar eso sin ningún tipo de problemas. Evidentemente, nos han tendido una trampa.

"O nos la estás tendiendo tu"

Hizo una pausa para mirarle de arriba abajo antes de añadir.

-¿Que es lo que quieres de nosotros? Incluso si las hubiésemos robado, no vendrías aquí para castigarnos por eso. ¿Verdad?
 

daNin

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
1,857
Kukumuxo Lysander nos escuchaba sin perder detalle. Obviamente ante sus insistencia ambos amigos saltaron a defenderme, el tipo miró fijamente a Sayonara mientra su falta de profesionalidad era reprochada, pero nada le recriminó. Las últimas palabras de la Sayo me dejaron algo sorprendida y cuando vi que el hombre se echaba la mano a la espalda supe que él también lo había captado, yo no llevaba mi cuchillo.

El hombre escuchó a Ryu pacientemente, entonces lo sacó y se lo mostró a Sayonara, iba a hablar cuando yo le interrumpí. - Gracias, ya veo que a pesar del malentendido le ha devuelto su filo. Grité para que la herrera pudiera oirlo.


Una voz respondió desde dentro: - Di mi palabra y acepté un pago. No tenía alternativa. Le explicó con sequedad y aspereza.

Respecto a la acusación implícita en mi cuchillo respondí:- No he encontrado dicha arma ni dichos productos. Si has visto mi llegada a casa lo sabrás. No reconoceré lo que no he hecho. Asi pues, cómo dijo mi compañero ¿Qué vas a hacernos?

El hombre dió un paso atrás.- Como ya te dije, solo vengo a mediar, no te culpo de lo sucedido pero las pruebas están en tu contra. Informaré a la policía de esta villa y les pasaré el relevo. Os aclaró.- No creo que hayáis sido vosotros, pero sed cautelosos.


Invoqué a Mimi. - Mimi es mi invocación más sensible y perspicaz, si alguien nos merodea para encasquetarnos sus robos lo sabra. Lo miró y asintió.

Tras ello miro a Ryu a los ojos antes de responderle sin asomo de tensión: - En cuanto a tu pregunta, lo cierto es que sólo pasaba por aquí, diría que vi la necesidad y me impliqué, pero no es así. El torneo ha movido bastante dinero y conoceros de primera mano era un lujo que no podía desperdiciar. Lo he pasado en grande con vuestros combates. Por otro lado ser combatientes os pone en el ojo de mira, pueden pasaros por alto muchas cosas pero en cuanto acabe el torneo os usaran de ejemplo de castigo. No os arriesgueis. Le recomendó.

Se quitó el sombrero, hizo tres reverencias y me devolvió mi cuchillo antes de marcharse. Desde la distancia le hablé a la herrera. - No se que ha visto, pero yo no robé nada, gracias por su trabajo lo llevaré con honor y cuando capture al responsable, le haré comprobar su filo en su carne. Esperaba que eso le agradara.

Sali afuera, habíamos levantado un gran alboroto y varios mirones esperaban nuestra salida. Esperé a refugiarme en un pasillo aislado para comunicar a Mimi y mis compañeros la situación. Me alisé nerviosa e incómoda el flequillo antes de hablar. - No se quien quiere ensuciar mi nombre pero le ha salido realmente bien. No he intuido que estaba, quizá pueda mover cosas a distancia como un usuario de arena, o quizá sea un verdadero as en la ocultación, pero yo no he sentido nada, y he visto esas frutas y ese cuchillo. No al llevarlo en el carro como Sayo afirma que lo vió, sino cuando estaba la herrera limpiándolo. Ha tenido que actuar en nuestras narices ¿cuál podría ser su siguiente paso?. Les dije a los tres. Mimi me miró y después de tantos entendía las preguntas que vendrían: - No, ni idea de quien es, y no tengo nada suyo para que le sigas el rastro ni me falta nada a mi. Hice memoria. - No, no veo como seguirle pero espero que se acerque.

Miré a Ryu. - Creo que si algo se le pasa por alto al olfato y oido de Mimi podrían verlo tus ojos. ¿Podrías acompañarme un par de días? Aunque sea solo a comprar. Junte mis manos y le rogué poniendole morritos. - Quiero pillar a ese desgraciado.
 

JimmyMcNulty

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
3,773
Ubicación
Una cabaña de madera
Ryu me había susurrado hacía un rato que él no sabía nada de lo que estaba pasando y que todo era muy raro. El señor policía aseguró que no buscaba nada de nosotros y que solo quería hacer bien su trabajo, a lo que afirmé convenciéndome de todo lo que decía. Me bajé de la silla y le pedí disculpas con una reverencia.

-Disculpe usted por haberle acusado de no realizar bien su trabajo, señor Cucurucho -dije-. Espero que pronto pueda encontrar a ese ladrón.

Después nos elogió (¡los tres éramos famosos a causa del torneo!), a lo que le di las gracias y me despedí de él, asegurándole que no me iba a arriesgar a hacer nada sospechoso o precipitado. De hecho, ese no era mi modo de actuar: por ejemplo, una cosa es sentir la tentación de robar un trozo de carne, y otra hacerlo. Existe una línea muy delgada entre ello, pero una línea muy clara y definida.

Salimos del local con rumbo incierto, la verdad es que el asunto del policía me había dejado mal cuerpo y escuchaba con atención las palabras de Sakura-chan. Sospechaba que querían defenestrarla, quizá por ser una de las favoritas a ganar el torneo, pero de paso también quería molestar a Ryu, puesto que el dragón de ojos rojos también tenía posibilidades de alzarse con la victoria final.

-Puede ser que haya sido una horrenda casualidad y el ladrón solo estuviera de paso, aprovechara nuestra presencia allí y se llevara lo que necesitaba por falta de chapas -apunté-. , pero si existe la posibilidad de que quieran mancillar tu nombre como kunoichi, podría haber sido cualquiera. Dudo que el Señor de las Sonrisas, el Árbitro Misterioso y cualquiera que esté a sueldo suyo haya querido fastidiarte, puesto que para él somos fábricas de chapas básicamente. Que tu honor se viera manchado le perjudicaría a él, igual que a nosotros. Por otra parte, podría ser cualquiera que hubiera acudido como público o, incluso, allegados o participantes del torneo que nos tengan mucha envidia... A saber, Sakura-chan.

Pensé en ese sentido: nuestros rivales... ¿Habría alguno que hubiera contratado a alguien para que nos involucrara en el robo? ¿Kin'nosuke Hanagaki y Tenmaru Senju por parte de Ryu? No, no creo. Eran buena gente según había visto. Y Yuki Murasaki y Bast Uchiha quedaban descartados por parte de Sakura, a una porque ya la habíamos conocido más a fondo días atrás y había entrenado con nosotras y a Bast porque parecía un samurai del todo honorable. Fumiko era rápida, pero no sería tan rastrera, había hablado mucho con ella y no era mala persona para nada, y Kurenashi Yamanaka era una robadora de chapas pero ¿de carne vegetal? No sé, no sé. Lo más probable era que un fan quisiera un autógrafo mío y se llevara un plátano como recuerdo, pero se le olvidó que se lo firmara...

En esas vimos pasear por las calles de la calle comercial a las hermanas Murasaki, que parecían entretenidas mirando un puesto de bisutería. Yuki Murasaki se probaba pulseras y anillos mientras que su hermana Etsuko Murasaki la estaba aconsejando lo mejor que podía. Entonces la pequeña se comenzó a probar gafas de sol de montura rosa y lentes espejadas y que quedó del todo maravillada.

-¡Hola, hermanas Murasaki! -grité sin consideración por la gente que nos rodeaba. Salí corriendo hacia ellas-. ¿Qué tal, qué os contáis?

Yuki nos vio a través de las gafas de sol y alzó las manos moviéndolas agitadamente. Nos invitaba a que la acompañáramos en su aventura consumista.

-¡Hola, Sayo-chan! ¡Hola, Sakura-chan! ¿Y ese quien va con vosotras es Ryu Uchiha! ¡Guaaaau, no esperaba ver a tres aspirantes al torneo de la paz pasear juntos como si nada! ¿No os para la gente para que les firméis un autógrafo? Yo estaba haciendo las últimas compras antes de volver a mi villa... ¿Y vosotras, qué os contáis? ¿Cómo están Eyren y Rey, Sakura-chan? ¿Y tu mamá?

Me reí y la abracé, saludándola a la vez que le daba un abrazo a Etsuko, que se quedó un poco avergonzada de mi actuación.

-Vamos, vamos, que no hace tanto que nos vimos, Sayo-chan -dijo-. Nos quedan horas antes de que volvamos de nuestro viaje, así que estábamos aprovechando y salimos un rato del hotel a dar un paseo de última hora... -Etsuko vio a Ryu y se alegró-. Es un placer conocerte, Ryu-san -le dijo al Uchiha-. ¿Crees que estás preparado para convertirte en chunin? -preguntó con cierto aire de misterio.

Entonces le conté a Yuki lo que nos había pasado hacía un rato:

-Un señor segurata que se llamaba Cucurucho Lysander nos quería detener en la casa de la señora herrera y quiso interrogar a Sakura-chan -dije-. Se ve que alguien que nos tiene envidia nos quiere acusar de robo, pero como era mentira nos ha dejado libres... ¿Tú sabes quién puede haber sido? -le pregunté a Yuki.

Ella negó con la cabeza e hizo un sonido de negación mientras se quitaba las gafas de sol. Etsuko dijo:

-Podría haber sido cualquiera, hay muchos ladrones en estos días por la ciudad a causa del torneo...
 

Summlaris

NUser
Registrado
31 Ago 2017
Mensajes
3,058
Ryu escucho atentamente las explicaciones de Lysander y las alegaciones de sus compañeros mientras observaba la pequeña comadreja que acababa de invocar Sakura.

"Mimi ehh...invocaciones, marionetas, taijutsu, ninjutsu, genjutsu..."

La chica era buena en todo, sus aspiraciones para ganar el torneo se tornaban cada vez mas difíciles.

Ryu Uchiha para servirla señoría-Contestó con una sonrisa a la petición de Sakura.-Estoy con Sayo, lo mas probable es que si alguien quiere joderte la reputación sea alguno de tus rivales del torneo...o alguien a quien no te hayas enfrentado todavía y pretenda descalificarte antes de que suceda, tendremos que llevar cuidado-Añadió.

"Descalificada ehh, no es una mala idea"

Si Sakura eliminaba a Zerion y luego era descalificada, las opciones del Uchiha de obtener la victoria total en el torneo aumentaban considerablemente. Intentó no pensar en eso, no sin sentirse antes asqueado consigo mismo. ¿Cuanto le importaba el poder? ¿Estaría dispuesto a traicionar a una compañera por la victoria?

"Claro que no"

Quería creerlo, tenía que creerlo. Además realmente deseaba ayudar a Sakura a resolver el entuerto, así que se agarro a ese sentimiento. La aparición de las hermanas Murasaki le ayudo a deshacerse de esas turbias ideas. Una de ellas le sonaba, era Yuki, la primera rival de Sakura en el torneo. No obstante fue la segunda, Etsuko, la que se dirigió a el.

-Bueno, nunca sabe uno cuando esta realmente preparado pero...si.-Dijo contestando a la pregunta. Fue entonces cuando se le ocurrió una idea.

-Espero que esto me ayude a convertirme el Chunin.Lo dijo activando el Sharingan. Era cierto, pero lo que esperaba realmente es que su Doujutsu le ayudase a analizar a aquellas chicas, quizá podría descubrir algo extraño, algo que las delatase...se habían convertido en sospechosas potenciales para Ryu.


Sharingan Nivel 3 aspas (Req. Dominio del Chakra [Alto], Dōhijutsu [Alto], Chakra Abrumador [Medio]): En éste nivel el usuario puede ver claramente la imagen de los próximos movimientos tanto de su alrededor como de sus rivales basándose en las ligeras tensiones que producen los cuerpos al moverse. Pudiendo así, sincronizar los ataques del usuario con la imagen proyectada de sus enemigos. Además de lo anterior, consigue la habilidad de distingir el chakra del rival pudiendo por ejemplo detectar jutsus de invisibilidad, diferenciar clones de una persona real, ver técnicas ocultas bajo tierra, etc.

30 huecos-3=27 huecos
 

JimmyMcNulty

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
3,773
Ubicación
Una cabaña de madera
Ya que daNin tarda un poco en hacer su post, retomo yo la actividad
Etsuko esbozó una media sonrisa al ver el Sharingan de Ryu.

-No eres el primer Uchiha que ha pasado por los exámenes de ascenso a grado medio y que se han confiado por poseer una línea de sangre característica, ni creo que seas tampoco el último, aunque sea cierto que ya queden muy pocos... -señaló-. Está muy bien que confíes en el poder que el Sharingan te otorga, pero no bases tu estrategia solo en ello. -remarcó como si fuera una profesora demasiado repipi-. Aunque, para ser sincera: he visto alguno de tus combates y está claro que tienes potencial de sobra. Eso sin tener en cuenta diversos factores: suerte, ambientales, variables diversas que puedan darse... En este torneo, diría yo, todo es más sencillo al tratarse solo de una única prueba clara: 1 vs 1. En el examen todo eso puede cambiar, y a lo mejor puede que no te guste.

Sayo se perdió ante tanta palabrería, pero apuntó con su omnipresente positividad:

-Eso no importa, Murasaki-san, ¡arrollaremos a quien se nos ponga por delante y nos haremos con el rango que necesitamos para avanzar, ya verás!

-¡Lo mismo digo! -apuntó Yuki.
 

Summlaris

NUser
Registrado
31 Ago 2017
Mensajes
3,058
"¿Que mas Uchiha lo han intentado?...Bueno, no eran yo. ¿Que no se lo confíe todo a mi sharingan? Soy muy consciente de eso. ¿Factores ambientales? ¿Suerte? Ninguna de esas nimiedades va a impedir que me convierta en un Chunin."

Ryu había estado escuchando a Etsuko con una media sonrisa de suficiencia permanente en su cara.

"Tu no tienes ni idea de quien soy yo"


-Claro, muchas gracias por los consejos, Etsuko. Los tendré en cuenta.

No había visto nada extraño con su Sharingan, así que si querían encontrar al causante de intentar ensuciar el nombre de Sakura, tendrían que buscar en otro lado.
 

JimmyMcNulty

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
3,773
Ubicación
Una cabaña de madera
Etsuko miró desafiante a Ryu y lo invitó a ir con él...

-¿Qué te parece si entrenamos durante una hora juntos en uno de los campos de entrenamiento que ha dispuesto la corporación de Mr. Teth tras el hotel? -le dijo-. Has suscitado mi curiosidad: así sabré si tienes el nivel suficiente para convertirte en chunin o no...

Y, así, Ryu dejó a Sayo y Sakura solas en pos de buscar mejorar su nivel con la maravillosa Etsuko Murasaki. Entrenar con ella era un honor que no podía dejar de desaprovechar. Incluso Sayo se sintió un poco celosa por él...

-¡No nos dejes abandonadas, Ryu! Vuelve pronto... -se despidió.
 
Estado
No está abierto para más respuestas.
Arriba