[Evento A/B] Conducta hostil

JimmyMcNulty

Moderador
Registrado
24 May 2016
Mensajes
4,532
Ubicación
Una cabaña de madera
Nombre del Evento: Conducta hostil
Usuarios Implicados: MartiniLimon y DaNin
Personajes Implicados: Asuka y Sakura
NPCs Implicados: En principio no
Temática: Los pergaminos del bestiario llegan a las vida común del consejo de Acero y Sakura pronto decide descubrir todas las opciones que este recurso le ofrece. Entrena con su amiga y discípula Asuka cuando decide mostrarle algunas invocaciones. Pero algo no va bien, algunas de ellas, lejos de ofrecer ayuda a sus invocadores están agresivos, distantes y claramente hostiles y un misterio se abre ante ellas por lo que procederán a convocar a todo tipo de seres para descubrir sus patrones, determinar su actitud y encontrar una causa para estos cambios.
Objetivo: Continuar con el entrenamiento , dar profundidad al bestiario de acceso por pergamino, resolver problemas inmediatos, enfrentar criaturas, descubrir causa, etc.
Tipo de Evento: A/B.
 

daNin

Master Interpretación
Registrado
24 May 2016
Mensajes
2,067
Apariencia.

El consejo de Acero había desarrollado un amplio territorio donde cientos de variedades de especies coexistían en aparente paz, era un recurso muy valioso pues dichas criaturas una vez convocadas por sus miembros a través de pergaminos especiales ayudarían a estos con las tareas que les suministraran y algunas eran la mar de interesantes.

Había recibido un catalogo y comprobado su funcionamiento con algunas de ellas y salvo por la saturación inicial que hacia que a veces las criaturas no pudiesen acudir a la llamada, me pareció un recurso la mar de práctica y esperaba poder convocar poderosas criaturas dado mi nivel actual, aunque de momento pospuse esta experiencia para así compartirla con Asuka.

Nos citamos frente a un puesto ambulante de ramen con el pretexto de mantener un entrenamiento supervisado en iryonjutsu lo cual aunque no era el motivo principal para quedar con mi amiga siempre tenia mucho peso.

El día era frío por supuesto, pero mucho menos de lo que estábamos acostumbradas, no iríamos a las montañas nevadas pues para practicar ninjutsu medico estar parada mejoraba considerablemente su concentración.

Cuando llegó la saludé mostrándole mi alegría al verla: - Asuka Suzu ven aquí. Le pedí antes de abrazarla. - ¿Cómo va tu día? Estás preparada para decantar la balanza entre la vida y la muerte? Los peces esperan que sí. Bromeé con ella.


- Pero antes veamos tu brazo, nunca des un trabajo por acabado hasta que lo esté. Le pedí juntando mis manos frente a ella.
 

martinilimon

NUser
Registrado
10 Oct 2016
Mensajes
5,717
Ubicación
Un oscuro infierno de soledad
- ¡Ah... ah... Achus!. - Aunque ya había amanecido, seguía siendo temprano y permanecía en la cama. Pese a que la temperatura no había variado mucho de una noche a otra, había pasado algo de frío. Aún con la misma manta de siempre. Me levanté, y fui directa a la ducha, un baño caliente era lo que me mejor me venía. Había quedado con Sakura-Sama para continuar con nuestro entrenamiento, y estaba muy ilusionada.

Como hacía frío, decidí ponerme un abrigo de color blanco por encima de mi ropa. Ya en la calle, el vaho salía de mi boca, pero aún así, la ducha había servido para entrar y ahora mantener el calor. Habíamos quedado frente a un puesto de Ramen, así que fui allí sin entretenerme. Algunas personas se giraban para saludarme, y yo les devolvía el saludo con un sonrisa, pese a que no me gustaba ser el centro de atención.

Aún no había llegado, y ya podía verla desde la distancia, con aquella larga melena pelirroja, siempre me fijaba en su pelo, al igual que a mi, le gustaba tenerlo bien brillante y limpio. " Que guapa " . - Fue lo siguiente que pensé. Ella siempre resaltaba por encima de todos, quería terminar de pegar el estiron y ser más como ella.

Me llamó desde la distancia, usando mi nombre, pero sin ningún tipo de sufijo. Eso hizo que saltaran todas mis alarmas. " ¿Sakura-sama? ¿Sakura-senpai? ¿Sakura-san? " . - ¡No sabía como dirigirme a ella!. Lo peor es que me esperaba con los brazos abiertos, me acerqué como me dijo, recibiendo su tierno abrazo. - Buenos días. - Respondí. Llamarla sensei mientras me abrazaba, hubiese quedado muy extraño.

- Va muy guapa, sensei. - Dije finalmente, una vez me hubo soltado. " ¿Porqué la trato de usted?". Ya la había fastidiado. - Ese gorro es muy lindo. - Traté de disimular. De su conjunto, ero lo que más encajaba con mi estilo infantil, me quedaba tanto por madurar. - ¿Peces?. - Pregunté sorprendida. - ¿Vamos de pesca?. - Quizás había escuchado mal lo que me decía.

- Ah, mi brazo. - Eso si lo entendí. - Pues esta bien. -Me quité solo un lado del abrigo, y dejé que lo examinara. - Me he roto los brazos más de una vez. Ya parece hasta que se curen solos. - Quería quitarle importancia a lo que había dicho, pero realmente decir aquello, solo afirmaba mi aún poca experiencia.

 

daNin

Master Interpretación
Registrado
24 May 2016
Mensajes
2,067
Venía un poco marimandona hoy, el iryonjutsu exigía mucha disciplina y al igual que habían sido muy estrictos en mi formación, trataba de transmitir la misma rigurosidad aún intentando volver ameno el proceso de aprender, tarea que sería sencilla dada la magia del proceso, pero cada vez más aburrida y frustrante a causa de la reiteración de pesadas y exigentes tareas sin apenas éxito.

Pero para trabajar esa desilusión ya tendríamos tiempo, hoy descubriría un medio para obtener resultados y aunque estos en mi primer día fueron ínfimos, la sensación de adquirir esa capacidad sanadora aún hoy me resultan motivadores y esperaba que esto mismo se diera con Asuka.

Había logrado que la monje dejara de tutearme con tanta parafernalia y no ocultó su malestar cuando ese viejo hábito volvió aunque la tuteara. Salió bien al paso hablando sobre mi ropa y acepté restarle toda la importancia que de seguro ella le estaba dando a una simple acción reacción, simplemente yo la llamaba con su nombre completo y un tono de autoridad y ella respondía con formalidad, nada que mi hijo no hiciera ya con dos años. Pensé divertida: - ¿De verdad te gusta? Me alegro. Sonreí segura que a pesar de todo no lo diría por decir. - Aunque sea un entrenamiento me gusta probar looks diferentes, la rutina es fundamental pero la monotonía creo que es prescindible y en ninjutsu médico la repetición es muy importante. La previne.




Le comenté sobre los peces y reí con su comentario sobre su obtención. - Eso no supondría un gran reto para ti Asuka-chan. Los mantengo en pergaminos adecuadamente sellados, tendrás qué donarles chakra médico o chakra de vida como algunos los llaman para que puedan no solo sobrevivir sino moverse hacia el agua. Es un proceso algo cruel pero eficaz, la vida de los demás depende de nuestra capacidad para curar y proteger y la de estos peces dependerá de la tuya. Dije en tono solemne antes de cambiar mi gesto para sonreír de forma mucho más agradable: - Y esa fue mi primera lección para encaminarme a ser ninja médico. Bromeé con ella. - Pero dado que tu vas más encaminada a ser un tanque regenerativo a una sanadora de apoyo, creo que debemos adaptar dicha responsabilidad. Mi sonrisa se hizo mucho más amplia.

- Aún así debes permanecer concentrada Asuka chan.La miré notando algo extraño en ella, sin duda había sido mucha carga, pero aunque no debiera ser tan estricta con ella no había pensado que dicha importancia fuera excesiva. - ¿Estas bien?. Dije posando mis manos sobre las de ella.
 

martinilimon

NUser
Registrado
10 Oct 2016
Mensajes
5,717
Ubicación
Un oscuro infierno de soledad
-¡Claro!. - Respondí enérgicamente. - Siempre vas muy guapa, ojala tuviera yo ese sentido para la moda. - Suspiré. - Ojalá ir un día de compras con ella. - Me tapé la boca con las manos, muerta de vergüenza. Aquello tenía que haber sido un simple pensamiento, pero lo había expresado en voz alta. - ¡Yo no quería decir eso! . - Grité nerviosa. " Por favor, tierra trágame ". - Cuando pensaba que hacía progresos en mi forma de tratarla, metía la pata hasta el fondo.



Me quedé callada, haciendo lo que me decía. Me costaba mirarle a la cara después de aquello. Escuchaba sus indicaciones, y pese a ello, me armé de valor para preguntar sobre el método de entrenamiento. - No me gusta hacer sufrir a los animales. - Expresé tímidamente. No sabía hasta que punto aquello estaba bien. Pero acepté hacerlo, si todos habían aprendido así, debía aceptarlo.

Empecé a practicar. - Quiero aprender todo lo que pueda de usted, de ti. - Me corregí. - No quiero ser alguien que se quedé atrás curando, mientras los demás van al frente. Pero tampoco quiero tener un único estilo. Primero quiero aprender a cuidarme sola, y una vez que sepa como hacerlo, no tengo problema en aprender como hacerlo con los demás. Si tu quieres enseñarme. - Dije con una sonrisa un tanto infantil. Momento en el que el pescado que tenía frente a mi, sobre el pergamino, se estremeció un poco, dándome un coletazo en la cara. Quizás visto de fuera, fuese gracioso, para mi no.

Si bien la medicina no era mi fuerte, llevaba todo el día sintiendo ciertas molestias, y eso no pasó desapercibido para Sakura-sama. - Estoy bien. - Mentí, volviendo a centrar mis esfuerzos en el pescado. Al utilizar mi chakra de forma tan continuada, podía notar como todo mi cuerpo se estremecía. Aunque lo peor de todo, era el dolor de cabeza que lo acompañaba, el cual se hacia más notable con el paso de los minutos.

Detuve mi entrenamiento, mirando al suelo. ¡¿Como podía decirle aquello a Sakura-Sama?!. - Yo estoy con.... bueno estoy... - Sakura me había aceptado como más que su alumna, su amiga. Pese a ello, decirle los días en los que estaba.... ¡era mi sensei!. - Solo me duele un poco la cabeza. - Terminé por decir. - ¿Podemos parar unos minutos? . - Nunca pedía permiso para interrumpir un entrenamiento, siempre aguantaba hasta el final, pero realmente, si no descansaba un poco, mi cabeza explotaría de seguir usando chakra tan seguido.
 
Arriba