Entrenamiento: Un hombre sabio

Estado
No está abierto para más respuestas.

Rostrevor

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
2,579
<<Ni caído del cielo>> Me dije, nada más encontrarme con Akemi; su presencia me venía de perlas, su ofrecimiento era exactamente lo que estaba buscando.

—Hola, cuánto tiempo... pues aquí y allá, viviendo —,repliqué al Uchiha mostrando una gran sonrisa que se mitigó al notar sus prisas. <<¿Aquí ha pasado algo importante y me quiere hacer alguna confidencia o simplemente tiene ganas de echar una cerveza?>> Me encogí de hombros y lo seguí, cualquiera de las dos opciones me valía. <<De hecho, una combinación de las dos creo que sería lo ideal>>. Me dije, asintiendo con satisfacción ante la ocurrencia.

—Grr —. Nimbo debió intuir algo de lo que pasaba por mi cabeza puesto que había un deje de reproche en su gruñido.

—Jo, ni que me leyeses la mente —dije al can, luego interpelé al Uchiha—. ¿A dónde vamos? ¿Y qué es de tu vida, sigues siendo chuunin, no?

No había escuchado nada de un examen de ascenso a rango jounin claro que tampoco se podía decir que yo hubiese sido la persona más atenta, a fin de cuentas era un tipo profundo pero de gustos sencillos, o eso me gustaba pensar. Caminé a su lado, fijándome en las reacciones de aquellos con quienes nos cruzábamos, atento a sus gestos y olores; también con la esperanza de encontrarnos con algún otro conocido.


[FDI: No sé si se podría unir también Ikutsu, o si no puede como director del tema porque ya está sombrero quizá si le apetece participar sin puntuar, así su personaje podría aportar otro punto de vista e información al entrenamiento. Sombrero también puede utilizar pnjs, que hay unos cuantos gennins y chuunins en Konoha.
Un saludo y gracias por el entrenamiento]
 
Última edición:
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,211
-Vamos a un bar que hay por aquí cerca, he escuchado que esta bastante bien.-le dije al Inuzuka mientras observaba con una sonrisa como hablaba con su perro. Siempre me había parecido curioso la habilidad des los Inuzukas para entender los ladridos y mantener una conversación con su can como si de otro humano se tratara-. Si, aun no he hecho nada para que me degraden.-sonreí burlón-. ¿Tan mala fama tenemos los Uchihas por culpa de Hana?-añadí sin poder evitar una pequeña risa al acabar la frase.

A pesar de ser tres frases sueltas probablemente fuera la charla mas larga y distendida que había tenido con Hanzo. Ni siquiera cuando nos encontramos en aquella misión que se complicó, crucé mas de dos o tres palabras. Era posiblemente de la remesa de graduados en la academia, con el que menos trato había tenido.

-Pasa, primer chunnin de la promoción.-dije abriendo la puerta del bar e inclinándome levemente, bromeando con Hanzo-. Esa mesa podría estar bien.-dije una vez ya dentro, señalando una mesa que se encontraba en uno de los laterales del lugar. La taberna tenia un ambiente acogedor. El bar estaba iluminado por la luz de las velas que colgaban cada tres o 4 metros sobre los pilares o las paredes, dando ese tono oscuro pero acogedor que tanto gusta a la gente que considera las tabernas su segundo hogar, las mesas redondas de madera se extendían por toda la parte baja, rodeadas por dos o tres sillas en función de la mesa.

En una de las esquinas se encontraba un divertido músico que cantaba una canción que no había escuchado nunca; hablaba de un calderero curtidor, una canción pegadiza y que se prestaba a que los demás presentes pudieran seguir el tempo de la canción golpeando con las jarras en la mesa.


Ya sentados en la mesa, una lo bastante lejos como para poder hablar sin gritar pero lo suficiente cerca como para poder tener la música de fondo, levanté la mano haciéndole una muestra al tabernero para que nos pusiera algo de beber-. Llevo tiempo sin verte.-le dije retomando la conversación con Hanzo-. No te vi en la ultima asamblea, creo que es la única que te he visto faltar ¿Donde andas metido?.-sonreí mostrándome amigable, no tenía intención de interrogarle, solo iniciar una conversación entretenida.


FDI
He hablado con Iku y quiere en participar, no esta en ninguna misión ni entreno me ha dicho, asíque puedes entrar en calidad de Usuario supongo y llevarte la exp y tal. Aun así si es por hacer el tema mas divertido y ameno, yo no tengo problema alguno que te metas, aunque digan que no te llevas exp.

Haz un post ahora para unirte y ya continuamos el entreno interpretativo. Lets go!!

 

Ikutsu

NUser
Registrado
4 May 2017
Mensajes
923
Ya me habia acostumbrado a trabajar en aquel lugar. No era el más ideal ni mucho menos, pero uno le va cogiendo cariño a aquello que le dedica tiempo. Y aunque lidiar con borrachos era un trabajo con sus altas y bajas muy pronunciadas, no siempre los habia y podía relajarme, tal cual era el caso de hoy.


Me encontraba en el segundo piso, apoyando mis antebrazos a la baranda, lo que me permitía completa visión del local bajo mis narices, absorto en mis pensamientos. “Necesito hacer algo con esto…” pensaba con preocupación “…Podría intentar hablar con ella… siempre me pareció receptiva. ¿Cuál será su posición en todo ese desastre?” Llevaba ya tiempo sondeando aquella idea, pero no estaba seguro de si dar el primer paso. Era algo realmente importante y mi vida podía estar en juego, por lo que meditarlo en demasía se me antojaba bastante lógico.


Un par de clientes recién ingresados al local captaron mi atención de inmediato. Uno lo reconocía de inmediato. Habia participado en un examen chuunin junto a él, y habíamos tenido alguno que otro encuentro en diversas ocasiones. Su can lo acompañaba tal cual esas otras veces. Hanzo Inuzuka iba acompañado de otra cara que, aunque conocía, no lo hacía ni la mitad de bien que al primer Shinobi. “¿Cómo se llamaba?... ¿Akane?... no…¿Akira?... ¿Akemi?... sí, creo que era así” Contra este Uchiha habia luchado alguna vez recién salido de la academia. “Eso fue hace mucho” pensé mientras los veía tomar asiento en una de las mesas del rincón.


Me erguí de inmediato, estirándome un poco, y puse marcha en dirección al primer piso. A la mesa donde se habían sentado ambos shinobis. Quizás motivado por el aburrimiento en el lugar, o simplemente con ganas de entablar una conversación diferente, me acerque a ellos. –Tiempo sin verlos- Anuncie con la intención de no llegar desapercibido. -¿Qué los trae por acá?- Pregunte amablemente, aunque no era muy difícil imaginarse el que, el licor no se servía a raudales en casi ningún otro local que no fuera una taberna.
 

Rostrevor

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
2,579
Pronto pude constatar de que aunque no pasaba por mi mejor momento y me quejaba de mi apariencia, al comparar con los que me rodeaban seguía estando bastante más en forma que los demás. <<Claro, en el distrito Inuzuka están casi todos definidos de tanto correr y entrenar, entre los ninjas comunes o los civiles parezco casi un atleta... ¡un momento! Eso quiere decir que antes Nimbo me ha estado tomando el pelo...>> Miré al perro y negué con la cabeza, su actitud respecto a su compañero humano era deplorable, Nimbo me ignoró con actitud burlona y la lengua colgando de las fauces abiertas. Akemi me contestó, seguía siendo chuunin y no hizo alusión a ningún intento fallido de ascender, eso significaba que al menos no me había perdido una oportunidad de convertirme en jounin.

—Quita, quita, no la mentes —dije en alusión al comentario sobre su compañera de clan e hice el símbolo de la quijada para ahuyentar el mal de ojo—. Los críos Inuzuka de la academia y la gente de Gyogyōchiku creen que si repites su nombre tres veces frente al espejo se te aparece.

Llegamos a la academia y el Uchiha me invitó a pasar.

—¿Es envidia eso que noto en tu tono de voz? —bromeé con él justo cuando me adentraba en el local y asentí ante su elección de mesa. Estaba junto a una de las paredes, así que fui hasta ella y me senté despatarrado en una de las banquetas, pero de forma que quedase de cara a la puerta de entrada y, a ser posible, pudiendo controlar el resto de entradas y salidas dentro de mi campo de visión o con un pequeño giro de cabeza. De tener una ventana cerca miraría por ella. <<Espero que a continuación no cante la cancioncilla del solsticio de invierno esa del elfo... eres elfo, eres elfo, tu puta madre es elfa. Se te mete en la cabeza y no sale>> Volví a asentir a Akemi al escuchar su afirmación y me incorporé en la banqueta cuando mencionó la asamblea—. ¿Una asamblea? Mierda, ni me había enterado... —contesté, rascándome la cabeza azorado —. He estado liado entrenando con Nimbo e incluso hice un pequeño viajecillo a Chimpoki junto a miembros de mi clan pero no pensaba haber estado tan perdido.

Era la segunda vez que el Uchiha preguntaba debajo de qué piedra había estado escondido, sin duda tenía más interés que el de un encuentro casual. Iba a pasar a un tema más serio cuando un shinobi conocido se aproximó a saludar, se trataba de una grata presencia y hasta Nimbo alzó la cabeza al notar su llegada en lugar de limitarse a permanecer acurrucado junto a mi asiento.

—¡Ryoma! Ven, siéntate —le invité antes de saber si Akemi estaba conforme, pero ni siquiera me paré a pensarlo. Bien era cierto que el Uchiha y yo habíamos sido compañeros de promoción y examen, incluso habíamos participado en una de las misiones más complicadas que había vivido. <<A quien quiero engañar, casi todas se han complicado sobremanera>>, pero con Ryoma había enfrentado peligros y luchado codo con codo contra enemigos, eso formaba un vínculo de hermandad diferente; el vínculo entre hermanos de sangre, entre compañeros—. ¿Tú también fuiste a la última asamblea del foro? ¿De qué fue la cosa, me perdí algo importante?

Aunque estábamos apartados miré alrededor para asegurarme de que nadie nos escuchaba y añadí:

—No sé si es paranoia mía pero me ha parecido que la gente está un poco más alterada de lo normal, ¿tiene que ver con lo que se habló en la asamblea o quizá ha pasado o está por pasar alguna otra cosa importante?

Me volví a recostar y esperé a que contestasen, eligiendo ellos la forma en que preferían abordar cada una de las cuestiones.
 
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,211
Reí para mi al ver como Hanzo bromeaba con la magnitud de las obras de Hana, aunque una parte de mí dudaba de si estaba de broma o en serio. Nos sentamos en la mesa y Hanzo me contó haber estado inmerso en el entrenamiento y un viaje a Chimpoki, junto a algunos miembros de su clan-. Yo también estuve algo perdido, así que tampoco creo que te hayas perdido tanto.

Añadí unos pocos segundos antes de ver como Ryoma se acercaba, otro de los gennins de la misma remesa. De este sabía aun menos que de Hanzo, compañero de misiones de Chonan y Argimn, se había graduado como chunnin en la ultima convocatoria de examen, junto a Kira y Takeshi-. Pues ponernos un poco al día, vamos únete.- le invite-. Ambos hemos estado algo perdidos últimamente, seguro que puedes contarnos algo interesante que haya pasado por aquí.

Hanzo se mostró eufórico ante la aparición de Ryoma, parecía que a diferencia de mí, el si había compartido mas tiempo o un mayor vinculo con él. Me giré a tiempo para ver como desde mi espalda se acercaba el tabernero-. ¿Que les pongo muchachos?-dijo al captar la atención de los tres. El hombre mostraba una barba negra algo alborotada y una media melena de pelo liso.De su delantal, algo sucio como era de esperar, sacó un pequeño papel donde apuntar por si la comanda se hacía mas larga de lo normal-. Para mí lo mismo que a esos hombres de ahí.-señale a la mesa mas cercana al músico, la que seguía el compás de la canción dando con la jarra en la mesa-. Parece que les gusta.-añadí sonriendo.

-Esta bien.-me devolvió la sonrisa-. ¿Y ustedes?-preguntó a Ryoma y Hanzo.

Esperé hasta que ambos hubieran pedido y tras ver como el camarero se marchaba retome la conversación-. Fue algo movida, pero bueno, eso no es nuevo. Se presentó a los nuevos chunnin entre ellos el aquí presente.-señale con un movimiento de cabeza a Ryoma, mientras golpeaba con ambas manos la mesa, intentando imitar un redoble de tambores-. Cosa que Hana y compañía no pudieron dejar pasar para quejarse públicamente de la forma de llevar el examen, de la fuerza, etc. Hay cosas que no cambian por mucho que te ausentes.- sonreí mientras el tabernero ponía en la mesa mi bebida y lo que pudieran haber pedido Hanzo y Ryoma.

-Luego la cosa se puso mas seria.-proseguía al ver como se iba el tabernero-. Hokage informo de que teníamos mas conocimientos sobre los moradores de la niebla, dice conocer su origen y su objetivo.-la conversación se tornó algo mas seria-. Desde ese momento el ambiente se puso mas tenso en la asamblea, Hokage pidió voluntarios para una misión de reconocimiento, una misión algo peligrosa y no se si Ryoma se dio cuenta.-dije preguntándole mas directamente-. Pero en ese momento vi rostros de reproche y clara animadversión por el Hokage y su decisión. No se que esta pasando en los círculos altos, pero esas caras y la tensión en las ultimas reuniones no tiene buena pinta, algo no pinta bien.

Me quedaba por contarle el tema de la aparición de Kenji y los avances de Monteadentro, pero era un buen punto para pausar la conversación, el malestar interno de la villa, aquella reunión con Taisho, quizás mis compañeros también supieran cosas importantes.


FDI

Pues ya hablo con Joseking, así que para aclarar, Rost e Iku, estáis en este post en calidad de user y yo de chunnin. Todo bien, todo correcto y todos ganamos exp xDD

Pd. " no se si Ryoma se dio cuenta." En el evento dijo Edi que para darse cuenta de ello necesitabas un 5 en percepción, no se lo que tenias Iku así que rolean en función de ello.


 

Ikutsu

NUser
Registrado
4 May 2017
Mensajes
923
Tras saludarlos, Hanzo se levantó a mi encuentro con un saludo lleno de energía, invitándome a tomar asiento. -¡Seguro!- conteste –Tenia bastante tiempo sin saber de ustedes- comente refiriéndome a la pareja de shinobi y can, el cual parecía estar atento a mi presencia. Si me lo permitían, acariciaría la cabeza del Nimbo, justo detrás de las orejas a modo de saludo. Akemi no puso peros a que me uniera a la mesa, por lo que lo mínimo que podía hacer era extenderle la mano ofreciendo un buen apretón de manos.

Ya sentados, la conversación fluyo de manera inmediata, y el Uchiha se encargó de pedir bebidas. Hice un gesto con el pulgar hacia arriba al tabernero para hacerle entender que estaba de acuerdo con el pedido. Hanzo, por su parte, comenzó a exponer sus inquietudes sobre la situación general de la aldea. Una vez más, el Uchiha pico adelante y fue el primero en responder, haciendo alusión a mi asenso a Chuunin y luego dejando caer su punto de vista.

-Vamos, tarde o temprano tenía que ascender. Una lástima que no pude hacerlo en la misma promoción que tu- dije algo apena refiriéndome al Inuzuka. –Y si, también estuve en la última asamblea, aunque como sabrás no debo de gozar de buena reputación en ellas, puesto que mi opinión y la de los de arriba suelen ser bastante opuestas. - Me crucé de brazos y me recosté sobre la silla, estirando las piernas y tomando una posición más cómoda y relajada.

Continuando con el tema, Akemi menciono la animosidad vista durante la asamblea. –Pues recuerdo haber visto malestar entre los Akimichi, alguien pregunto dónde estaba Torifu y más de uno de su clan se puso a la defensiva. Juro Uzumaki intento hablar, pero fue eclipsado por algo nunca antes visto en una asamblea, o al menos yo no lo habia visto: El mismísimo Hokage hablando en persona...- Ahora, ahondando aún más en la pregunta del Uchiha –...No mucha gente parecía emocionada por la idea de que un grupo saliera a investigar a la base de los moradores de la niebla. Particularmente me ofrecí a participar en dicha misión puesto que estoy cansado de estar acá sentado esperando a que los bichos esos decidan invadirnos nuevamente… ya hemos perdido demasiado con nuestra libertad y eso sin empezar siquiera a contar todas las vidas apagadas por este conflicto...- Trataba de evitar que la tristeza se apoderara por completo de mi tono de voz.


-Sin embargo, no todo fue malo- Una vez se daban las malas noticias, tenían que seguir las buenas. –Al parecer se encontró otro asentamiento humano en el exterior, con el cual hemos establecido una alianza…. ¿Cómo era que se llamaba? - pregunte a Akemi, puesto que solía dárseme mal recordar nombres. –Y eso no fue todo, encontraron con vida a Kenji Hyuga, no se si lo conocen, y ya se encuentra de regreso en la aldea, aunque lastimosamente aún no he podido verle- Me habia emocionado bastante relatar aquello. Hasta ese momento, sentía que Kenji habia dado su vida por mí, por lo que no podía evitar sentirme culpable. Sin embargo, estaba vivo y sano, por lo que en algún momento tenía que encontrarlo y, como mínimo, agradecerle. Sabía que Akemi no tendría idea de mi relación con aquel Hyuga, pero no tenía la más mínima idea de si Hanzo sabía algo, puesto que recordaba haber preguntado a Amy Hyuga por Kenji durante el mismo examen chuunin en el que habia participado con el Inuzuka, pero no recordaba con exactitud que le habia dicho o si habia alguien más alrededor.


-Ahora, a pesar de las buenas noticias, no se puede evitar sentir la tensión en el ambiente. Las mencionadas diferencias entre los distintos líderes de clan y que el Hokage empezara a tomar las riendas en la asamblea por primera vez, me hace pensar que las cosas allá arriba están mucho más inestables de lo que parecen…- Claro, que no tenía intenciones de mencionar como Juro Uzumaki y Maha Nara estaban dispuestos a mermar el poder de Torifu Akimichi. Ni Hanzo, ni Akemi estuvieron en aquella reunión, y aquello tenía que haber sido por alguna razón.


-Pero bueno, no todo puede ser nosotros hablando. Cuéntame, ¿Dónde has estado y como te ha ido? ¿alguna misión importante en el exterior? - Pregunte al Inuzuka, dejando que la conversación continuara su curso.

____________________________

FDI: Ryoma si se dio cuenta de eso. Lo que no paso fue el perception check de 6 sobre la salud del Hokage. Akemi logro verlo?
 

Rostrevor

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
2,579
—Cerveza, una jarra, y a ser posible algo para picar —dije al tabernero. Luego escuché como Akemi felicitaba a Ryoma y éste relataba su parecer respecto al examen—. No le des muchas vueltas, lo importante es que tienes el rango y lo mereces; mi enhorabuena. Trabajaste bien en el anterior examen, yo no lo habría conseguido sin tí; si no fuese por nuestra desastrosa organización de cara a afrontar la prueba final y el enfrentamiento con aquellos infernales erizos la cosa hubiese sido bien diferente.

Luego les escuché hablar sobre la reunión de la asamblea, sobre unos aliados y sobre Huyga Kenji. <<Ese tiene que ser el shinobi sobre el que se refería Yukin>>. Mi rostro se ensanchó con una gran sonrisa.

—Antes de continuar, permitid que os interrumpa pues resulta que tengo información que aportar —en parte me estaba haciendo el interesante, lo reconozco—. Durante mi última misión oficial Nara Kira y yo fuimos enviados a explorar tierras ignotas más allá de las ruinas de Neokonoha y el Bosque de la Muerte. La expedición en sí fue un fracaso —hice un gesto de fastidio— no hallamos más que ruinas y ninguna señal de civilización aparte de las conocidas. Sin embargo lo interesante ocurrió durante el trayecto: Rescatamos a un shinobi de unos mutantes arácnidos, resultó proceder de Monteadentro —dirigí una mirada significativa hacia Ryoma, ese era el nombre que le faltaba—. No se trata de un simple asentamiento, es otra villa ninja y su origen también se remonta a supervivientes de Neokonoha, así que tenemos una buena base a partir de la cual edificar una alianza perdurable. Me habló del superviviente de Konoha, me alegro de que ya esté de vuelta aunque no había tenido trato anterior con él, ¿vosotros lo conocíais?

Me interesaba todo lo que podría haber visto aquél Hyûga, había experimentado la vida en otra villa ninja y sin duda tendría cosas increíbles que contar. Tras escuchar las respuestas me puse más serio cuando continué en incluso moderé un poco el volumen de mis palabras, no era tema de broma.

—Sin embargo no todo es positivo, ¿sabéis sobre Dharna? Al menos Akemi y yo ya nos hemos enfrentado varias veces a ellos en el pasado. No sé de dónde vienen o qué buscan exactamente pero sus tentáculos se extienden dentro de los muros de Konoha... y también bajo los muros de Monteadentro. La familia de Yukin había sido secuestrada y él extorsionado por estos individuos. Nos enfrentamos a Dharna y Yukin pudo regresar a Monteadentro, pero más allá de salir con vida y terminar nuestra misión de exploración no sacamos nada nuevo. Creía que tras el examen de ascenso, las horas de entrenamiento y mis aventuras me había vuelto más fuerte, que había recortado terreno con ellos, pero nada más lejos de la verdad: nos superaron con facilidad, incluso con más facilidad que en otras ocasiones; quizá no valga para ésto... Como siempre actuaban por parejas, hablaban de modo críptico y sus habilidades eran extraordinarias: uno podía moldear criaturas de arcilla que luego hacía explotar y el otro era capaz de alterar su estructura hasta volverse completamente líquido —meneé la cabeza recordando la estrategia y como mi ataque había fallado al atravesar el cuerpo líquido de mi oponente.

Esperé un tiempo razonable por si mis compañeros tenían algo que añadir y volví a cambiar de tema, regresando a la actualidad de la villa.

—Torifú, el enfrentamiento interno entre facciones, el malestar entre los altos cargos... es posible que todo responda a la misma explicación: Paranoia. La incursión de los Moradores de la Bruma nos hizo mucho más daño del que parece, que pudiesen infiltrarse en la villa; conseguir que algunos de los nuestros cambiasen de bando u obtener tanta información previa con la que planificar su asalto debe haber creado mucha inseguridad entre los "mandamases", ¿En quién confiar? ¿Quién será un traidor y quién no? Si a eso sumas que Dharna también se ha infiltrado, a los incendiarios de Caos Calculado y que tenemos a nuestra propia organización terrorista doméstica, pues no me extraña que haya tanta desconfianza entre los altos cargos, de hecho imagino que estarán pensando en orquestar una criba para destapar y quitar de en medio a todos los disidentes que puedan estar trabajando en contra de los intereses de la villa. Pongamos por ejemplo a Torifú y los Akimichi, es cierto que se sacrificaron para salvar a los Nara y a los civiles, quizá a toda la villa, pero, aunque Torifú no se hubiese recuperado todavía de sus heridas, ¿Porqué no aclarar su situación, a qué se debe tanto secretismo? —por un instante aguardé pensativo—. A lo mejor vieron algo entre los mutantes, quizá a los Moradores de la Bruma. Quizá tampoco saben en quien confiar y simplemente no quieren que sus enemigos sepan hasta que punto son vulnerables después de sufrir cuantiosas pérdidas y su más poderoso ninja resultar herido —hice una mueca—. Pero precisamente la actitud de los altos cargos, el secretismo Akimichi y las tensiones provocadas por aquellos a los que pierde la ambición no hacen otra cosa que fomentar la desconfianza y la división, precisamente cuando más unidos necesitamos estar, no me extrañaría que Phoenum o alguno de los arribistas estén fomentando todo esto en su provecho. ¿Vosotros qué creéis, puedo estar en lo cierto? ¿Pensáis que alguien llevará a cabo algún movimiento peligroso dentro de poco?

Me volví a recostar en la banqueta, apoyado contra la pared, casi sin darnos cuenta la situación se había vuelto ominosa y las risas habían quedado atrás. <<Ahora no me extrañan los cuchicheos y gestos contritos, la gente simplemente debe haber recapacitado sobre todo esto y muchos de ellos desde la perspectiva de indefensión de un civil, tan solo pueden esperar a verlas venir>> De repente tenía la boca seca, deseé tener la birra ya en mis manos.
 
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,211
FDI- Sip, en la asamblea y en el evento de Argimn, el Hokage se nos muere.... T_T
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------​

Pare un segundo en reflexionar. Lo cierto era que nunca había tenido ningún tipo de confrontación con el Hokage o con alguna de sus decisiones, a diferencia de Hana, Argim o el allí presente, Ryoma. Yo no tenía razón alguna para una confrontación contra él, y mucho menos para iniciar una revuelta violenta en su contra.

-Puffff.-hice una mueca que revelaba la cantidad ingente de información que mi mente estaba procesando con la intervención de Ryoma y de Hanzo. Había estado en una reunión privada con Taisho, el líder aburame. Era consciente de que en la villa se habían o se estaban formando bandos, bandos a favor y en contra del Hokage-. No se si se llevara pronto o tarde, pero tengo la sensación de que algo va a pasar y espero que sea de forma pacifica, porque la villa esta muy dividida en este momento.-dije mientras daba un sorbo largo de mi jarra-. Si se hace en una asamblea o en un foro no debería haber problema, pero si las cosas se ponen tensas tendremos una autentica guerra dentro de los muros.

Mire un segundo a Ryoma, intentando medir bien mis palabras, no quería ser yo el primero en liarla.

-En mas de una asamblea has dejado clara tu postura y en alguna ocasión subiendo mas el tono de lo normal.-miraba a Ryoma con tez seria-. He de admitir que tus intervenciones siempre estaban precedidas o seguidas por quejas o espectáculos de Hana, Roy o Argimn y eso puede que haya hecho que tome menos enserio tus ideales o mejor dicho, que vea excesiva tu postura contra el Hokage. Yo personalmente no tengo nada en contra de él, nada para atacarlo como habéis hecho vosotros.-dije dejando claro mi bando-. Pero aprovechemos este fortuito encuentro ¿Que decisión o decisiones a tomado Hokage para que estéis tan molestos?

Un fuerte coro de aplausos corto la conversación. El músico había acabado por aquella noche, o al menos había decidido tomar un descanso, haciendo que todos los ebrios fans le dedicaran una efusiva muestra de su admiración. Me giré hacia Hanzo para hablar también sobre algo que había sobre Dharma.

-No hace mucho me tope también con una pareja de ninjas excepcionales. Fueron capaces en pocos minutos de dejar fuera de combate a Hana y acabar con la ninja medico que nos acompañaba.-no eran necesario entrar en detalle de como había muerto Akame-. Eran capaces de alterar la dimensión y viajar a una especie de mundo alternativo. De no haber dominado la técnica de tele-transportación, Hana y yo no estaríamos hoy aquí. No se muy bien si eran de Dharna o no, pero uno de ellos poseía el Sharingan... No se hasta donde se extiende la sombra de todas estas organizaciones, pero pelearnos entre nosotros y empezar una guerra interna solo les beneficiara a ellos.

En este punto no quedaba mucho mas que decir, Ryoma y Hanzo darían su punto de vista, la percepción que tenían de como afectaban las decisiones que tomaba el Hokage sobre el futuro de la villa; Kurowashi, Moradores de la bruma, todo el tema de los Akimichis y especialmente el tema de Torifu y todo esto sin contar con las cosas que yo podía no saber o podían escaparse a mi conocimiento. Era el momento de saber un poco mas sobre la villa, de conocer cosas que le habían ocurrido a mis compañeros y que podía o no, cambiar mi percepción sobre el Hokage, Hokage que por alguna razón ya había comprobado en dos ocasiones, que se encontraba bajo algún tipo de enfermedad o estado físico deplorable. ¿Estaría relacionado de alguna forma con la situación actual de la villa?
 

Ikutsu

NUser
Registrado
4 May 2017
Mensajes
923
Hanzo poseía más información referente a la otra villa descubierta, Monteadentro, otra villa creada por sobrevivientes de la antigua Konoha. Lo cual era sorprendente, ya que por lo que sabía, éramos el único asentamiento humano grande existente en el mundo… hasta ahora. –Sí, lo conozco…- Afirme enérgicamente cuando pregunto por el sobreviviente. -…Kenji Hyuga, sino fuera por él, hoy no estaría acá hablando con ustedes. – complete, en tono mucho más serio.


Para lo que no estaba preparado, era para todo lo que nos empezó a contar el Inuzuka. Monteadentro, Dharna, Caos Controlado, Phoenum. Tanto aliados, como enemigos, la cantidad de organizaciones o grupos, dentro y fuera de la aldea, me tomo por completa sorpresa. ¿Cómo era posible que no supiera de nada de esto? O bien la información estaba bien guardada y con intenciones de mantenerla en secreto, o simplemente necesitaba dedicarle más tiempo a los cotilleos y noticias en la aldea.


Antes de poder abordar las preguntas de Hanzo, Akemi hizo su intervención, enviándome otras tantas interrogantes. –Pues la verdad, verdad, contra el Hokage, no tengo nada- Dije tranquilamente -¿Cómo puedo tener algo contra alguien que básicamente nunca ha estado allí? Con el respeto que se merece claro está. Todos hemos estado en muchas asambleas, y casi siempre, el que las dirigía era Torifu o Norou. Si el Hogake se encuentra en buena salud, como parecía estarlo en la última asamblea en la que si hablo, ¿Por qué no hizo absolutamente nada hasta ahora? Mis quejas fueron, son y serán encontra del Lider Akimichi- Hice una pequeña pausa para dejar que mis palabras se asentaran en ambos Shinobis.


-Me imagino que ustedes saben el incidente por el cual encarcelaron a Kurowashi.- sin dar tiempo a que alguno dijera algo, continúe -Desobedeció órdenes y fue a rescatar a un grupo de estudiantes de la academia que se encontraban en las afueras de la aldea y fueron asaltados por moradores de la niebla. Ese grupo de estudiantes de la academia estaba compuesto por: Nara Argimn, Shirahama Chonan y su servidor acá presente. Fuimos guiados y posteriormente abandonados en el campo tras una emboscada de los seres de la niebla por un Jounin, Nara Satsujin, si el mismo que encontramos borracho haciendo destrozos por la aldea una noche ¿te acuerdas Hanzo?. De no haber sido por la acción de Kurowashi y su grupo de “desobedientes”, y más concretamente de Kenji Hyuga, quien se encargó de liberarme de un ser de la niebla que estuvo a punto de abrirme un agujero en la cabeza, tres estudiantes de la academia hubieran muerto ese día en el campo. - Era difícil no volver a sentir rabia al recodar todo lo sucedido.


-Lo que paso después seguro lo conocen. Nara Satsujin fue degradado, mientras que Kurowashi fue encarcelado. Ahora, mi pregunta es: ¿Quién merece un castigo más severo? ¿Aquel que abandona a tres jóvenes a su suerte para que mueran mientras huye, a pesar de que su trabajo era protegerles, o aquel que arriesga el físico y su trabajo para salvar vidas? Sin embargo, lo que realmente decidió que el castigo de Kurowashi fuera más severo, a pesar de que el mismo Inuzuka fue participe de detener la primera invasión de la niebla aquella noche hace ya mucho tiempo, fue una sola cosa: Política. No es secreto para nadie que Kurowashi y Torifu tenían ideas distintas, y recuerdo haberlos visto chocar en alguna asamblea. Así que para que Torifu se afianzara aún más en el poder, le convenía sacar al Inuzuka del camino. Claro, que al final de cuenta esta es mi opinión no más, pero como se han ido dando las cosas, me es difícil pensar en otra razón. Ademas, ¿Cuál es el empeño en Torifu en obviar a los moradores de la niebla y no actuar en consecuencia? ¿Por qué tuvimos que esperar a que Torifu estuviera ausente y que el Hokage tomara las riendas para empezar a actuar en contra de los moradores? ¿Sera que por fin el Hokage se dio cuenta de su error en dejar que Torifu llevara las riendas de la aldea por tanto tiempo? Nada más piensen en todo lo que tuvo que pasar para que por fin decidiéramos enfrentarnos abiertamente a una amenaza que se pasea por nuestra casa cuando y como le da la gana…-


Me detuve un momento a respirar y a calmarme, no quería dejarme llevar por aquel sentimiento de malestar e ira. –Como dije, mi problema no es con el Hokage, mi problema es con Torifu y su modo de llevar la aldea. Mi problema es ver cómo ha llevado a la aldea y la mayoría de sus habitantes a tragedia tras tragedia sin proponerse a actuar ni una sola vez en su contra. Es como Kurowashi dijo alguna vez: Estamos en guerra y nosotros somos los únicos que no lo sabemos. O no lo sabíamos, hasta que por fin el Hokage decidió abrir los ojos. – Tenia rato hablando ya, por lo que me tomaría un descanso, tome mi jarra y tras levantarla al aire en señal de “brindis” procedí a tomar un buen trago.
 

Rostrevor

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
2,579
Akemi y Ryoma hablaron de la situación de la villa, cada uno tenía su opinión y Ryoma estaba bastante convencido de su postura; sin embargo el Uchiha primero habló sobre su más reciente encuentro con Dharna <<¿Capacidad para transporte interdimensional? Me hago demasiado viejo para esta mierda>> Jamás había imaginado que un ninja pudiese obtener semejante poder, y estaba en manos de Dharna, aunque por fortuna también en posesión de uno de los nuestros; debo reconocer que Akemi adquirió cierto respeto a mis ojos tras saberlo.

—¿Sharingan? Déjame adivinar, un tipo al que le gusta ir encapuchado, no muy alto. También apareció al final de nuestra lucha en el subterráneo bajo Chiponki, ¿recuerdas? Me pregunto qué habrá sido de la chica originaria de allí y que vino con nosotros, Akame o Akane, me caía bien —me estaba desviando del tema principal—. Respecto al Uchiha, sé que es una buena pieza y que domina el katon. Durante nuestro primer enfrentamiento asesinó sin miramientos a su propio compañero después de que lo derrotásemos en lugar de rescatarlo, tras semejante muestra de camaradería uno pensaría que su organización está condenada a autodestruirse y sin embargo ahí siguen, no sólo persisten sino que cada vez la diferencia de poder respecto a nosotros parece haberse incrementado, a este ritmo nunca los alcanzaremos.

Continuamos la charla y Ryoma mencionó a cierto shinobi del clan Nara que gozaba de buena reputación dentro de algunos círculos y de muy mala dentro de otros.

—Sí, me acuerdo de Nara Satsujin, menudo patán, jeje —dije, aunque una gota de sudor resbaló por mi sien puesto que a mí mismo no me habían pillado en circunstancias similares de milagro. Me decía a mí mismo que había madurado y ya no desfasaba tanto durante mis sesiones de ocio, pero internamente temía que sólo era cuestión de tiempo que me despertase de nuevo en algún granero o habitación ajena entre vapores etílicos.

Dejé que ambos continuasen sin volver a interrumpirles hasta que terminaron, después contesté en primer lugar a Akemi.

—No, no tengo nada en contra del Hokage. Si bien es cierto que algunas cosas se podrían haber hecho de forma diferente pero no es que yo sea precisamente un experto y, la verdad, tampoco se me ocurre nadie más apto para dirigir la villa en este momento... y lo que me preocupa es que no pienso eso precisamente porque crea que se trata de un dirigente estupendo, sino por el carácter o intenciones de los candidatos.

Miré a Ryoma e hice una pausa para, por una vez, escoger mis palabras; no quería que lo que iba a decir se malinterpretase o generase una disputa, que no tenía porque, pero en temas de política, religión o quien es el ninja más poderoso las emociones solían dispararse.

—Respecto a lo que dices sobre Torifú y la pregunta acerca de Satsujin, también tiene otra lectura. ¿Y si los Moradores de la Bruma en lugar de entretenerse con vosotros hubiesen venido directamente hacia Konoha, o y si os hubiesen superado rápidamente? No sabemos de donde vienen, cuales son sus intenciones o de lo que son capaces, vuestro encuentro bien podría haber sido una trampa y en realidad tratarse de un ataque encubierto a la villa. Si eso fuese así la acción de Kurowashi nos hubiese condenado ya que abandonó la protección de la muralla y puso en riesgo la villa al completo para conocer las capacidades de los Moradores de la Bruma y rescataros; me alegro de que lo hiciese pero era un riesgo que no estaba autorizado a correr —tocaba hablar del Nara, resoplé, era increíble la suerte que tenía aquél Nara—. En cuanto a Satsujin, se portó como un irresponsable con vosotros, pero ya fuese porque huía para salvar la vida o porque seguía los protocolos, el caso es que al venir directo a Konoha y dar la alarma salvó a la villa y cumplió con lo establecido —hice un gesto apaciguador con los brazos—. No me malinterpretéis, entiendo tu postura Ryoma, y me alegro de que las cosas saliesen como salieron y que Hyûga Kenji sea un héroe<<Un agujero en la cabeza...>> Sufrí un escalofrío, debió ser una experiencia terrible—. También comparto la postura de Kurowashi, necesitamos saber más sobre esos seres de la Niebla para aprender como combatirlos, igualmente creo que el castigo a Kurowashi, teniendo en cuenta las circunstancias, el resultado y sus intenciones, fue desproporcionado y que no se ajusta la los tiempos que vivimos. Más que nunca necesitamos en nuestras filas shinobis como él pero...

Hice una pausa para frotarme los ojos, no estaba acostumbrado a pensar tanto sobre temas importantes. Apoyé los codos en la mesa y me rasqué la barba.

—Como decía, nuestro líder... porqué para mí sigue siendo el líder Inuzuka... sabía cuales serían las consecuencias de sus actos; de hecho con el paso del tiempo empiezo a pensar que su verdadera intención era provocar un cambio en la forma de pensar y proceder de la villa aún a costa de su propio bienestar y estoy seguro de que esos rumores sobre que los Moradores de la Bruma podrían haber hecho la incursión para rescatarlo en lugar de secuestrarlo son rotundamente falsos. —Al pronunciar esa última frase compuse un mirada fiera, desafío que prolongué quizá unos segundos más de los necesario—. Respecto a Torifú, no me encaja que hiciese lo que hizo por política. No me parece un arribista. Mira lo que hizo durante la incursión, no dudó en sacrificarse a sí mismo y al clan Akimichi con tal de salvar a la aldea, y el resultado es que después de tanto pugnar con Norou y los Hyûga por ser el clan más influyente de Konoha sus fuerzas se vieron tan mermadas que ya no están en condiciones de disputar tal posición. Bien es cierto que no comulgo con todas las chorradas que predica acerca del eslabón más débil y que sólo los fuertes tienen cabida dentro de las fuerzas ninja del clan, pero me pregunto si la cadena que formaron los Akimichi durante la incursión hubiese resistido de no ser por todo esto —negué con la cabeza—. No, me temo que Torifú lo hace todo por honor, por su propia visión del honor, en ocasiones glorioso y digno de ser recordado, en otras una versión retorcida y deplorable. Igual que creo que en realidad no tiene ningún enfrentamiento político o personal con Kurowashi, sino que simplemente se trata de un ser demasiado obtuso y cerrado como para no aplicar a rajatabla leyes y tradiciones. Un vestigio del pasado, terriblemente firme y poderoso, pero al mismo tiempo corto de miras.

Había hablado demasiado sobre cosas importantes para mi gusto, hice una mueca y me acomodé un poco en la banqueta.

—Resumiendo, que no creo que el verdadero problema sean el Hokage o Torifú, sino nuestra falta de unidad contra todos los frentes que nos amenazan, ya sean Phoenum, Dharna o los Moradores de la Bruma. Los que realmente me preocupan son aquellos que pretenden aprovecharse de la situación actual para medrar en el poder, para escalar posiciones. He escuchado que se han organizado reuniones secretas donde se ha conspirado de verdad, incluso se rumorea que hay algunos que aspiran a un golpe de estado... No, el Hokage aunque inseguro y quizá un poco timorato parece perseguir el bien de Konoha, igual que Torifú, quien además iría de frente y sin transgresión alguna a la ley, su honor se lo prohíbe; creo que él simplemente espera que su poder y ejemplo hagan que el resto reconozcan su valía y, llegado el caso si es necesario, le alcen a una posición más elevada; me parece que ni siquiera es capaz de darse cuenta de que el resto no ven las cosas de la misma manera que él.

Akimichi Torifú demasiado conservador en su estrategia y autoritario en exceso, Inuzuka Kurowashi demasiado atrevido, un Hokage falto de fuerza en la toma de decisiones, líderes Aburame y Uzumaki que no me daban buena espina... ¿Y las líderes Yamanaka y Uchiha, qué pensaban ellas? Tampoco estaba seguro sobre el liderato del clan Nara, igual que no sabía hasta que punto Hyûga Norou se preocupaba sólo por su clan, por su propio beneficio o quizá también tenía en mente el bien de Konoha por encima de todas las cosas.

—Cht, ¿Dónde está mi cerveza? Tengo la boca seca.
 
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,211
FDI. Este entrenamiento esta explotando mi mente xD

PD. Rost: " sonreí mientras el tabernero ponía en la mesa mi bebida y lo que pudieran haber pedido Hanzo y Ryoma. " Eso puse hace dos post, no tengo problema en que interpretes que aun no te ha llegado la bebida, es por si se te había escapado xDDD
-----------------------------------------------------------------------------------------------
-Si, lo recuerdo.-me puse mas serio, con matices de tristeza en mi voz-. Akame... Ella fue la ninja medico que pereció a sus manos.-la imagen de la cabeza de Akame dando vueltas, separada de su cuerpo, me golpeó de sorpresa-. Conmigo solo uso Taijutsu, no domino todos los secretos de la disciplina pero hizo algún tipo de jutsu que lo volvió rojo, como si estuviera hirviendo y alcanzó una velocidad inhumana. De no haber sido un dos contra uno, habría acabado con él, solo alcancé a herirlo de gravedad y aprovechar el caos para huir con Hana.-una parte de mí aun se arrepentía de no haber acabado con aquel desgraciado en su dimensión.

Me quedé unos segundos en silencio, bebiendo de mi jarra, que ya había bajado hasta un poco de la mitad, mientras miraba y escuchaba a Ryoma. Normal que tuviera odio o rencor hacia el Hokage y Torifu, si hubieran encarcelado al hombre que me salvo la vida y posteriormente dejado que fuera secuestrado por seres de la niebla, yo también estaría enfadado. Aunque al igual que Hanzo, no compartía su punto de vista, al menos no totalmente.

-Ahora entiendo tu postura Ryoma.-dije concesivo-. Al igual que Hanzo, opino que hay varias formas de encarar todo tema, respeto tu opinión como puedo llegar a respetar la de Torifu, y al igual que tu estoy de acuerdo en que hay cosas que tienen que cambiar.-no era mentira, a pesar no haber sido especialmente afectado por las decisiones de las asambleas, no haber estado inmerso en algún acto trascendente, o tener especial enemistad con ninguno de los altos cargos, había decisiones tomadas por ellos que no compartía, decisiones que yo habría tomado de una forma distinta, con un enfoque distinto.

-La cosa es ¿Como podemos cambiarlas? Muchas de las mentes de los altos cargos, ya sean del consejo o de los lideres de clan, aun tienen demasiado presente los terrores del pasado, tienen miedo de salir de la villa, de buscar el origen del problema, muchos siguen pensando en hacer más y más fuertes los muros y pasarnos las vida dentro de ellos.-recordé algunas de las respuestas de las primeras asambleas y todos los murmuros y quejas que se escuchaban cuando se proponía cualquier tipo de misión de exploración-. Esas mentes no atienden a razones, por mucho que les hables o las discutas, si siguen teniendo miedo a salir no van a salir, ni a buscar la base de los moradores, ni a rescatar a Kurowashi y mucho menos a explorar zonas peligrosas sin garantías. Por eso yo entreno, por eso yo me esfuerzo día a día por ser fuerte, por ser el mas fuerte. No importa lo elocuentes que sean tus palabra o tus ideas, todos habéis visto lo que han cambiado tus intervenciones o las de Chonan o Hana en la asamblea, nadie hace caso a unos gennin o chunnin cualquiera, y ahora recuerda lo que pasa cuando habla Taisho, Elicia o Torifu.

Bebí de un trago lo que faltaba de bebido en mi jarra y la dejé contra la mesa haciendo algo de ruido.

-Seré tan fuerte que liderare el clan Uchiha y entonces mi palabra se escuchara, mis ideas y pensamientos no se enmudecerán bajo los miedos y dudas de los altos cargos y protegeré Konoha y mi clan de moradores, Dharma, Phoenum y quien se ponga delante.

Deje oportunidad a mis compañeros al tiempo que otra oleada de aplausos agradecía al músico el volver a subirse a la pequeña tarima y comenzar a tocar otra cancioncilla de ritmo pegadizo y fácil de seguir.
 

Ikutsu

NUser
Registrado
4 May 2017
Mensajes
923
-Me sigue sorprendiendo la cantidad de información acerca de todas las distintas organizaciones que hay a nuestro alrededor- dije con notable sorpresa. –Sé que los altos mandos no quieren que toda la información se filtre, pero todo shinobi debería saber algo al respecto sobre ellas, así podríamos actuar mejor en consecuencia. - Si alguna vez me tocaba enfrentarme a alguno de los shinobis que ya habían mencionado mis compañeros de bebida, iba a hacerlo con extrema cautela conociendo ya parte de sus habilidades.

–Lo más común que me he encontrado en mis exploraciones a la antigua Konoha han sido los tritones, los mismos que nos encontramos en aquel examen chuunin. Han demostrado que son capaces de organizarse, comunicarse, forjar armas, preparar medicina, utilizar tácticas de combate y chakra. También los he visto huir de la niebla… para mi podrían ser una excelente alianza en contra de estos últimos. Mientras más seamos en esa lucha, mejor que mejor- Aunque aquello ultimo seguramente me lo habrían escuchado decir en alguna de las asambleas, sentía que no podía quedarme sin aportar un poco en el tema de hallazgos en las afueras. –Oh, y si alguna vez llegan a conseguir unos sellos defensivos pegados en alguna parte de las ruinas de Konoha, cuidado al intentar despegarlos, o podrían terminar luchando contra copias viscosas de ustedes mismos… la clase de cosas que podían hacer antes no dejan de impresionarme tampoco-

La conversación continuo su rumbo y para bien o para mal, los tres concordábamos en algo: Las cosas necesitaban un cambio. El problema era el cómo. Eso sí, tres shinobis bebiendo y charlando en una pequeña taberna, dudosamente iban a lograr algo. Sin embargo, aquella reunión no era para planear un golpe de estado, rebelión o mucho menos, estábamos haciendo exactamente para lo que se habia diseñado aquel negocio: Charlar y beber.

Akemi dio de inmediato su punto de vista de cómo generar el cambio: Siendo más fuerte que el resto. También comento sobre cómo le gustaría liderar su clan. –Ser fuerte no está mal, siempre y cuando tus demás habilidades también progresen. Sino, terminaras siendo fuerte como Torifu, pero igual de ciego como el- Aconseje tranquilamente. –Ahora, no sé cómo se sienta eso de querer ser un líder de clan, puesto que no pertenezco a ninguno. Pero te aseguro que no está mal la idea de plantarse a quien no quiera y poder expresar todo lo que uno siente sin miedo alguno.-

Los aplausos estallaron en pos del músico que habia seguido con su labor durante todo este tiempo de charla. Afortunadamente la música amortiguaba los sonidos de las conversaciones en las mesas, lo que daba cierta privacidad a cada mesa a hablar de lo que gustasen, sin miedo a que oídos ajenos se entrometieran.

-Esto no está mal…- dije cambiando el tema –No siempre tenemos la oportunidad de sentarnos a hablar y beber tan tranquilos, sin necesidad de estar enfrascados en un combate o misión. Hace sentir como si todo estuviera bien… a pesar de que tenemos un montón de organizaciones que nos quieren ver hundidos. Aun no supero ese descubrimiento- volví a mi jarra de cerveza, terminando todo lo que quedaba de un trago, y simulando al Uchiha, coloque la jarra en la mesa con cierta fuerza.



-¿Otra ronda?- pregunte animado.
 

Rostrevor

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
2,579


PD. Rost: " sonreí mientras el tabernero ponía en la mesa mi bebida y lo que pudieran haber pedido Hanzo y Ryoma. " Eso puse hace dos post, no tengo problema en que interpretes que aun no te ha llegado la bebida, es por si se te había escapado xDDD
No me dí cuenta, no :slow:
Pues hago como si a Subotai le acabase de llegar
Eso sí, tres shinobis bebiendo y charlando en una pequeña taberna, dudosamente iban a lograr algo.
Jaja, ayer estaba pensando en esto. Probablemente tú no lo sepas, pero es muy de Españoles arreglar el mundo en un bar... por supuesto, todo se queda en el bar
—Muchas gracias —por fin llegó mi cerveza, justo a tiempo de recibir la mala noticia por parte de Akemi—. Mierda, así que al final tampoco logré salvarla a ella... —me llevé una mano a la cabeza, pensaba que tras las desgracias de su pareja, hermano y la misteriosa desaparición de los habitantes de Chiponki, y después de todos los esfuerzos por redimirse ante Konoha por fin la muchacha había encontrado su lugar y yo había colaborado a que lo consiguiese. Sin embargo había acabado siendo otra víctima más de aquellos que jugaban con nosotros como si fuésemos peones en un tablero y yo no había estado allí para impedirlo. <<Probablemente mi presencia tampoco hubiese cambiado nada>>Tú al menos conseguiste herir a ese malnacido, yo no estuve cerca de lograrlo. Por Akame. —Alcé mi jarra y bebí un largo trago.

Ryoma mencionó a los tritones, los recordaba bien.

—Creo que tienes razón —le respondí—. Si conseguimos superar las diferencias culturales, además de las dificultades comunicativas pienso que podrían ser de gran ayuda. Viven en las ruinas del lugar de origen de nuestros ancestros, están en contacto con nuestra herencia, nada más que por la ayuda que nos podrían prestar para estudiar nuestro pasado ya merece la pena una alianza con ellos. Además, están envueltos en el misterio: ¿De dónde son, como han llegado a ser lo que son? ¿Han evolucionado hasta alcanzar su estado, son el resultado de un experimento o han derivado de mutaciones provocadas por la niebla? Quizá conozcan a otros seres similares, en una ocasión me encontré con unos humanoides erizos, no los del examen, que no eran agresivos y poseían una rudimentaria capacidad de habla.

Respecto a las pegatinas lo anoté mentalmente <<Otra trampa más>> Debía de tratarse de algún tipo de ninjutsu de sellado o barrera, aunque resultaba sorprendente como era capaz de hacer una lectura del chakra que la despegaba y creaba una copia viscosa de sí mismo. <<¿Cómo te vences a tí mismo? Espero que no posean intelecto>> Decidí hacer una pequeña aportación en el momento.

—Al norte de las ruinas de Neokonoha, más allá de la torre de avanzadilla, hay unos hongos gigantes en el bosque que esparcen esporas venenosas de efecto lento, cuando te das cuenta tu raciocinio y sentidos ya se encuentran embotados y, tan lejos de la villa, eso puede resultar fatal.

Comenzamos a hablar sobre como cambiar las cosas, por mi parte hacía ya un tiempo que había dominado el Shishi Rendan, que era menos estresante para el cuerpo e igual de eficaz que el tsuga, puede que incluso más puesto que sentía que últimamente ya no causaba tanto efecto con la técnica; y sabía que había otras técnicas de taijutsu bastantes más eficaces que las desarrolladas en secreto por mi clan. <<Estamos muy atrás, me pregunto porqué seguimos restringiendo su enseñanza a los miembros del clan si en la academia te enseñan técnicas mejores y con menos riesgo para el cuerpo>> Por lo menos tenía una idea de en qué dirección ir y en cual no. Los otros tenían sus propias ideas acerca de volverse más fuerte e incluso alguno parecía estar lográndolo, yo mismo había ganado cierta influencia pero no había logrado nada con ella y me sentía personalmente estancando <<A pesar de todos los palos recibidos no me pega ser tan derrotista, quizá se deba a lo a gusto que he estado estas últimas semanas>>.

—Concuerdo con Ryoma, volverte poderoso sólo te servirá como una herramienta para que te tengan un poco más en cuenta, pero lo importante es obtener influencia. Para eso es necesario hacer méritos, cumplir objetivos, volverte mejor en todos los aspectos y, algo que algunos olvidan, hacer mejores a los que te rodean, que es algo que una organización como Konoha sin duda valorará. Obtener sólo poder pero no sentido común te convertirá, en el mejor de los casos, en una herramienta de la que hacer uso y prescindir si es necesario, aunque no en alguien cuya opinión tener en cuenta; en el peor de los casos puede que lleguen a considerarte un peligro tanto para tí, como para los que te rodean o para ellos —negué con la cabeza, seguro que si lo pensábamos todos conocíamos algún ejemplo de poder sin control—. En cuanto a lo otro, pues sí, quedarnos sentados sin hacer nada o simplemente fortaleciendo nuestras defensas a la larga no sirve de nada; de la misma manera arriesgarnos a lo loco tampoco. Hay que encontrar un equilibrio, un crecimiento sostenido que seamos capaces de afrontar y, en mi opinión, la forma más eficaz de lograrlo es establecer alianzas fuertes y fiables, que es el objetivo en el que creo que deberíamos estar centrándonos sin dejar de lado la investigación de nuestros enemigos, el fortalecimiento de las defensas ...y ya puestos, limpiar nuestra casa: la tontería esta de Phoenum ya ha durado demasiado.

El músico retomó su labor, tenía las manos ocupadas así que alcé la jarra en su dirección a modo de agradecimiento—. ¿Conocéis algún contacto en los cuarteles u otro ninja que pueda informarnos un poco más sobre todas estas organizaciones? Quizá podríamos hacerle una visita cuando salgamos de aquí.

Di otro trago a la jarra, Akemi y Ryoma ya estaban terminando las suyas y a mí todavía me quedaba un tercio.

—Sí, ve pidiendo —respondí a Ryoma al tiempo que me apresuraba para apurar la bebida y ponerme a su nivel. Hizo un comentario respecto a nuestra actividad actual y yo añadí el mío propio—. Tienes razón, en ocasiones nos centramos tanto en sobrevivir que nos olvidamos de vivir. Sin ratos como este acabaríamos obsesionándonos y perdiendo nuestra humanidad.
 
Última edición:
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,211
-El sentido común daba por hecho que ya lo tenía.-dije bromeando, fingiendo que las palabras de Hanzo me habían herido cual flecha. Ser líder de clan implicaba y requería de aptitudes mas complejas que simple poder, yo era consciente de ello, pero la política, la influencia el don de palabra, de poco vale si cuando acudan en tu ayuda te escondes-. No seré yo él que se oponga a eso.-sonreí mientras levantaba la mano señalando al camarero que queríamos los tres una ronda mas.

-Es difícil a veces pensar en pasarlo bien cuando lo que te rodea es turbio.-contesté a Hanzo-. Aunque podría acostumbrarme a esto.-añadí recostándome sobre mi silla.

La taberna estaba bastante animada, las cancioncillas del músico hacían levantarse a los clientes de un lado para otro saltando, bailando unos abrazados a otros y siguiendo el tempo con palmas o golpes de jarra, todos parecían pasárselo bien, bueno, casi todos; en una de las esquinas había un grupo de tres hombres con semblante serio y con una pizca de molestia y enfado en su rostro al mirar a los clientes que les revoloteaban a pocos metros, de un lado para otro(5 percepción para notarlo) de echo uno de ellos tenía la jarra tan apretada que los nudillos se le marcaban como si tuviera el puño cerrado(7 en percepción)

-Y bueno, que no sea todo serió y trascendente.
-mire a Hanzo y Ryoma-. Contadme cada uno la anécdota mas graciosa que os ha pasado en servicio. Todos tenemos técnicas chulas, habilidades espectaculares y contamos nuestras hazañas, pero eso aquí no vale, quiero algo que os haya pasado que me haga reírme.-dije con una amplía sonrisa al tiempo que el tabernero se acercaba cambiando nuestras jarras por otras tres, tan llenas que al tocar la mesa algunas gotas sobrepasaron el borde descendiendo por la cara exterior de la jarra.

No me imaginaba a Hanzo o Ryoma contando algo escabroso o vergonzoso, era una buena forma de dejar de ser el Uchiha, Inuzuka y Sin clan serios que estábamos acostumbrados a ser.
 

Ikutsu

NUser
Registrado
4 May 2017
Mensajes
923
Las experiencias, consejos y vivencias de uno y otro eran compartidas de manera natural, formando un ciclo de retroalimentación y comunicación. Hanzo menciono a los hongos que nos habíamos encontrado en nuestra ultima exploración. –Creo que nos encontramos con esos hongos ya. Cruzamos esa ruta hace poco y observamos algo de niebla, por lo que de inmediato nos colocamos las máscaras de gas, sin embargo, uno de nosotros tuvo problemas con la suya, y al cabo de un rato empezó a gritar que era atacado por un tigre, que el resto de nosotros nunca encontramos. Esa es la clase de cosas que la aldea debería indicar a todos los shinobis antes de partir a una misión. –

El asunto de tener poder sin tener conocimiento quedo zanjado cuando Hanzo lo equiparo a ser una herramienta. Akemi se lo habia tomado de buena manera, y de inmediato todos habíamos concordado en tener una segunda ronda. Mientras pedíamos la otra ronda, me gire hacia el tabernero para verificar la orden y darle a entender que a pesar de estar allí no significaba que dejaba de trabajar. Otras tantas veces habia bebido mientras estaba trabajando y al final terminaba cumpliendo de igual manera, por lo que no resultaba un problema. A lo lejos, del otro lado del establecimiento, me pareció ver a una mesa donde las caras se habían tornado demasiado serias, pero decidí ignorarles de momento, seguramente estaban envueltos en alguna discusión seria, como ya habia pasado otras tantas veces.

Con la nueva ronda de alcohol en la mesa, la conversación comenzó a tomar tonos más ligeros, en especial cuando el Uchiha pregunto por alguna anécdota graciosa por la cual hubiéramos pasado. –Vaya, es difícil pasar por algo gracioso estando fuera de los muros- comente pensativo. Tome la jarra recién traída y di un sorbo más o menos grande mientras intentaba buscar algo que cumpliera con el requisito. –Hmmm, va, tengo una, pero no quiero luego que se retracten ustedes, ¿ok? ¿Conocen a Kira Ipakku? Fue uno de los graduados en el mismo examen chuunin en el que ascendí. El caso fue que pactamos a un combate de entrenamiento y fuimos al coliseo a por todo el papeleo y burocracia, y como seguro sabrán, a veces los combates se tornan un tanto… inusuales. –

Hice una pequeña pausa, seguida de otro sorbo de licor, para poder aguantar lo ridículo de aquel relato mío. –El caso fue, que terminamos siendo llevados a una piscina de algo que parecía ser aceite… pero no aceite de cocina, no señor. Parecía un aceite de esos que usan para los masajes. Por lo que todo estaba bastante resbaloso… y como si no fuera poco, justo antes de ser lanzados a aquella piscina, fuimos despojados de la mayoría de nuestro ropaje. Al parecer el encargado del combate, y su novia quien también se encontraba allí, tenían alguna especie de fetiche con todo aquello. Debo decir que, aunque gane aquel combate, no me siento muy orgulloso de mucho de los movimientos y ataques realizaos ese día. Afortunadamente no paso más allá de un rato de bochorno. -

Terminado aquel relato, impulsado un poco por los efectos des-inhibidor del alcohol, volví de nuevo a la jarra dando otro sorbo para mantener el ambiente. –Muy bien Hanzo, te toca- dije casi de inmediato, para no terminar siendo el único en auto inmolarse con sus historias.
 

Rostrevor

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
2,579
Según contó Ryoma, él mismo ya se había cruzado con los hongos venenosos. Asentí cuando lo comentó, los síntomas descritos coincidían con los que nosotros sufrimos, aunque mi mascarilla y las que improvisé para el resto nos salvaron de sufrir una reacción más fuerte. Ninguno de los dos contestó a mi pregunta, así que supuse que ninguno de los dos tenía un contacto al que acudir.

—Gracias.

Las vervezas habían llegado, tomé la mía, empecé a beber y escuché el cambio de conversación de Akemi y la anécdota de Ryoma. Visualicé la situación y me resultó inevitable espurrear la cerveza al demostrar ser incapaz de contener la risa.

—Jajajajajjjajaja —convulsas y sonoras carcajadas retorcieron mi cuerpo hasta el punto de verme obligado a depositar la cerveza sobre la mesa y enjugar mis lágrimas—. Perdona, perdona, no pretendía hacer mofa, pero sí que conozco a ...je... Kira; shinobi muy serio y digno él, dispuesto a convertirse en líder de clan y tomar decisiones que influirán sobre hombres y mujeres, y ...ja... el solo imaginarlo en ...jejeje... semejante situación, jajjaja... ayy, perdón de nuevo. Me hubiese gustado ver su cara.

No era la primera vez que perdía la compostura, si no era necesario no solía disimular o contener mis emociones... además, sentaba bien reírse a mandíbula batiente de vez en cuando. Hice un alto para recuperar la respiración y miré alrededor para observar si había llamado demasiado la atención, aunque a fin de cuentas estábamos en una taberna, ¿qué más daba? No pude evitar percatarme de tres individuos que miraban con cara de malas pulgas a cualquiera que se les acercase demasiado. <<No les habrá gustado la actuación del juglar... o quizá he sido yo, bah, que les den>> Me dije, ignorándolos y regresando a la mesa, aunque una lucecita en mi cabeza se encendió: en realidad los tipos de la esquina parecían querer privacidad más que otra cosa y su actitud me resultó similar a la de la pareja de terrorista de Phoenum que detecté justo antes de los atentados del festival. Decidí que les echaría un ojo de vez en cuando.

—No os preocupéis, he realizado misiones con Hyûga Zuko e Inuzuka Raiden por compañeros de equipo. He visto cosas que no podré olvidar, he observado hechos que ningún ser humano debería presenciar; la cordura de mentes más débiles que la mía hubiese sido puesta a prueba en semejantes situaciones —exageré, negando con la cabeza e intentando componer un gesto compungido a pesar de la sonrisa; me temo que fracasé en el intento. <<¿Y a quién quiero engañar? A buen seguro que yo soy el peor de todos. Hecho de menos a esos dos>> Sonreí para mis adentros, tenía varias anécdotas que contar aunque al haber sido mencionado Kira a mi mente acudió una en la que él también estaba presente. Me aclaré la garganta—. En una ocasión luché contra tres críos, tres cadetes de la academia... y usé una merluza a modo de arma, igual que si fuese un nunchaku, fue una actuación sublime —moví un poco los brazos para escenificar un par de giros y cambios de mano de un nunchaku-pescado imaginario hasta que levanté mi diestra por encima de mi hombro y la abrí— hasta que la traidora merluza escapó entre mis dedos y salió volando, dejándome sin más remedio que rendirme ante tres críos debido a la peligrosidad de las armas que enarbolaban: lubinas viscosas y malolientes. Jejeje, los cabrones se lo han contado ya a todo oído en Gyogyōchiku o la academia que se preste a hacerles caso. Adiós a mi carrera política...

[FDI]Escena → http://narutouchiha.com/temas/mision-rango-c-moonlight.5960/page-2#post-495641 [/FDI]

Me encogí de hombros, recuperé la cerveza de la mesa y desvié mi mirada hacia Akemi, le tocaba a él y estaba por ver si sería capaz de superarnos. Podía haber contado otra anécdota, de hecho a mi mente también acudió una durante mi primera misión oficial en la que había movido ficha disimuladamente para ver si Akame querría quedar conmigo pero la chica sólo tenía ojos para Uchiha Sahin. Rememoré su sonrisa y el recuerdo me entristeció, esa luz se había apagado y el mundo ahora era un poco más oscuro. Bebí para disimular mis nefastos pensamientos, no quería agriar el ambiente de nuevo ahora que estábamos entre risas. <<Confío en que por lo menos Sahin esté bien y prosperando, tengo que hacerle una visita un día de estos>>
 
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,211
Escuche como Ryoma comenzaba a relatar su historia. Poco a poco mi rostro se iba tornando divertido, intentaba aguantar las ganas de reírme mientras imaginaba al presente y al serio de Kira, shinobi con el que había compartido tiempo en el pasado y había ganado mi amistad rápidamente, serió y formal, la sola idea de imaginarlo lleno de aceite y peleando de forma poco ortodoxa con Ryoma me divertía demasiado. Aguanté la risa con todas mis fuerzas hasta que Hanzo, con menos contención que yo, comenzó a reirse con fuerza-. Jajajajajaja.-reí ya sin poder oponer resistencia a lo divertido que me parecía aquella situación-. Si, la cara de Kira debió ser un poema, jajaja.-dije mientras secaba alguna lagrima de la risa en la comisura de mis ojos.

Le dí un trago a mi bebida pausando un poco las risas al tiempo que observaba como Hanzo se había percatado de la presencia de la mesa del fondo, una mesa donde los integrantes mostraban un gesto muy poco acordé a los que se solían ver por aquel lugar, sus caras estaban muy lejos de mostrar alegría, tranquilidad o diversión. No sabía a que se debían esos rostros pero no le dí demasiado importancia, unos ceños fruncidos en un bar no era algo para que tres poderosos chunnins se alarmaran, al menos no para que yo me alarmara.

Cuando Ryoma acabó su anécdota fue Hanzo el que siguió. La anécdota, me resultaba extrañamente familiar, como si la hubiera vivido, quizás fuera por la calidad de los detalles con que la contaba Hanzo o quizás otra cosa, pero me resultaba extrañamente familiar-. El Gran Hanzo Inuzuka, primero de su ascenso a chunnin, derrotado por niños y lubinas.-reí bromeando-. Esos niños debían de ser prodigios, si nos hubieran cogido a Ryoma o a mí aun estaríamos en el hospital, jajajajaja.-no era un intento de burla, simplemente ganas de broma, bromas empujadas en parte por la ya casi jarra y media que había bebido.

-A vuestro lado la mía no tiene ninguna gracia.-dije arrepintiéndome de haber sugerido aquel tema-. Pero bueno, un trato es un trato.-añadí dándole un nuevo trago a la jarra, dejando algo mas de dos dedos de bebida-. La mía no fue tan divertida, aunque a mi en su momento me hizo reírme mucho de mi amigo Ras.-dije recordando los tiempos en los que salia de misión con el inuzuka-. Estábamos en una misión dentro de la villa, la misión era algo asquerosa pero muy sencilla, había algo en las alcantarillas que tenía a los vecinos intranquilos, así que nos mandaron ahí a sacar o limpiar lo que fuera que fuese.-empecé la historia poniéndolos un poco en contexto la situación.

-Hasta ahí todo normal, la cosa resulto que la clienta que nos había encargado tal trabajo tenía una hija hermosa, de estas bellezas que no puedes ni pensar con claridad cuando te mira.-dije guiñándoles un ojo, acogiéndome a la seguridad que ambos conocían el sentimiento al que me refería-. Bueno, total, que Ras se pasó toda la misión hablando de ella, pensando en ella y deseando acabarla para ir a hablar con ella. Tres o cuatro peleas después y varias muertes de ratas, nos vimos obligados a salir de la alcantarilla embadurnados de residuos y heces, algo que no le deseo a nadie.- admití con cara de asco-. Y allí, para suerte de mi amigo Ras, al salir de la alcantarilla, nos aguardaba su amada, amada que al verlo aparecer con ese hedor.-paré un segundo para aguantarme la risa-. Os juro que no he visto una cara de repulsión tan grande en mi vida, jajajajajajja.-reí-. Pobre Ras, podría ver claro el segundo en el que se le partió el corazón...

-Como lo echo de menos...
-admití cambiando la risa por una sonrisa nostálgica, mientras bebía lo que quedaba de jarra.

FDI- Akemi se queda algo nostálgico, momento idóneo para que cualquiera d elos dos sugiera una nueva idea para proseguir la conversación, estoy a la espera de que Edi me confirme algo para el siguiente post, así que este post corre a cargo vuestro xD
 

Ikutsu

NUser
Registrado
4 May 2017
Mensajes
923
Por más que lo intentaron, ambos chuuin no pudieron aguantar la risa ante la historia que les habia contado, y no era para menos, seguramente yo hubiera hecho lo mismo en esa situación. –Fue una situación bastante extraña, pero al final salimos vivos. Con la moral un poco trastocada, pero en una pieza- comente alegremente.


Acto seguido, Hanzo comenzó su relato de cómo fue acorralado por unos chicuelos blandiendo diferentes tipos de formas de vida marina. Esto incluido, su propia mímica de como habia perdido su propia arma marina. –¡jajajajajajaja!- estalle de la risa. Para alguien como yo, que se dedicaba a entrenar y luchar con armas, la idea de luchar blandiendo pescados era sumamente ridícula y cómica. –Ya sabemos que las lubinas son mejores armas que las merluzas entonces- ¿Quién lo diría? Hasta de las historias más cómicas se podía aprender algo.


Cuando fue el turno de Akemi, su historia no trataba de sí mismo, pero sí de su compañero Inuzuka, con el cual me habría enfrentado alguna vez, y de cómo su corazón fue roto tras ser remojado en aguas residuales. –jajajajaja, ¡pobre!, diecn que el amor es ciego, pero al parecer no se puede decir lo mismo de su olfato- ciertamente aquella no era la mejor forma de presentarse ante una dama, y mucho menos si buscabas ganar su favor.


-Esa historia me hace preguntarme…- hablaba con un tono un poco más serio que el utilizado durante las anécdotas y risas de hacia segundos, pero no lo suficiente como para ser el tono lúgubre y tenso de hacia una jarra de cerveza atrás -…Somos conquistadores del rango chuunin, y exploradores de las afueras… pero… ¿cómo van esas conquistas del corazón? - una gran sonrisa se dibujó en mi cara. Aprovecharía para hacer un par de preguntas que estaba seguro no preguntaría de otra manera.


-Al no ser miembro de un clan no me queda muy claro esto, pero ¿Son las chicas de los clanes muy diferentes a las chicas que no pertenecen a uno? Pregunto porque, yo por lo menos, no recuerdo haber visto a una chica Inuzuka ¿Son muy recatadas o algo por estilo? - Aquella pregunta iba específicamente dirigida a Hanzo. –Y por otra parte, espero que no todas las Uchihas sean como Hanna… ya basta y sobra con una de ellas. Que por cierto… ¿Ha habido algo entre ustedes? - Esta otra, era bastante obvio que era para Akemi, e iba cargada de curiosidad honesta.


-Por mi parte no he tenido suerte en ese campo. Ya saben lo que dicen, suerte en el exterior, mala suerte en el amor. Pero les juro que hay más de una razón por la que no me molestaría que me llamaran “Ryoma Yamanaka”- exclame con picardia mientras me acomodaba lo mas cómodo posible en la silla de la posada, estirando mis piernas al máximo y recostándome en el respaldar, acudiendo al resto de mi jarra de cerveza mientras esperaba interesado que mis compañeros atendieran mis dudas.
 

Rostrevor

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
2,579
No pude evitar hacer una mueca al escuchar la anécdota de Akemi, que no versaba sobre sí mismo, sino sobre otro Inuzuka, Ra's. <<Pobre>> Nuestro desarrollado olfato nos hacía sensibles a los olores fuertes y aquél viaje por las alcantarillas debió perseguirle unos cuantos días aún incluso por mucho que se duchase.

—¿Dónde se mete Ra's? hace tiempo que no lo veo. Creo que esa no fue su única visita a las alcantarillas, me parece recordar que otra expedición al submundo plagado de deshechos repercutió en el rescate de algunas muchachas y vagabundos que habían sido secuestrados... no estoy seguro de si me lo contó Zuko, otra persona o lo ley en el periódico; por cierto, ¿No hace mucho tiempo que no publican nada? —comenté distraído.

Iba a llamar tramposo a Akemi por no contar algo suyo cuando Ryoma cambió de tema y pasamos al siempre sugerente tema de los intereses románticos, con un movimiento de muñeca hice girar la cerveza en el interior de la jarra y respondí con una media sonrisa, haciéndome el interesante.

—Soy una víctima en los campos de batalla del corazón, me seducen, juegan conmigo y luego me rompen el corazón sin miramientos —hice un gesto con la mano como si dejase caer algo al suelo—. Jeje, la verdad es que creo que ligaba más en la academia que de gennin o chuunin, quizá se deba a que soy demasiado exigente —mentira, bien es cierto que no había nadie especial en mi vida, pero lo que es gustar me gustaban todas, T O D A S... bueno, quizá salvo Hanna, a pesar de que yo era víctima fácil muy borracho tendría que ir para que pasase algo con semejante espécimen terrorífico.

Ryoma confesó estar a dos velas y mostró predilección por las féminas del clan Yamanaka, aunque tenía curiosidad por las chicas de otros clanes. <<Éste que quiere es expandir su coto de caza>> Dí otro par de tragos a la jarra, apenas me quedaba birra.

—En todas partes hay de todo: guapas, feas, simpáticas o bordes... si bien es cierto que por pequeñas diferencias culturales y genéticos pueda haber pequeñas diferencias entre chicas de diferentes clanes; por ejemplo, las del clan Inuzuka suelen ser un poco salvajes, como a mí me gustan, pero al mismo tiempo creo que el gusto se encuentra en la diversidad y en toda mujer es fácil encontrar algo que admirar, ya sea un ingenio afilado, cuerpo de escándalo, una mirada misteriosa, gusto artístico o la simple y llana poesía de una sonrisa —me encogí de hombros, gustaba disfrutar de la compañía de otras personas, para todo había su momento. Me puse serio y enarqué una ceja al tiempo que miré a Akemi—. Ni se me ha olvidado ni lo voy a dejar pasar. ¿Con Hanna? ¿En serio? Estás loco. —Negué con la cabeza y apuré lo que me quedaba de cerveza.
 
Estado
No está abierto para más respuestas.
Arriba