[Entrenamiento] Recuperando la memoria

Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,959
La recepcionista te miraba sin saber muy bien que hacer o que decir, estaba claro que estabas angustiada y que una parte de ti no sabía de que hilo tirar o por donde sacar información pero ella no sabía de ti mucho mas que lo que pudiera poner en tu informe.

Akemi escucho algo que no esperaba escuchar, hacía mucho desde la ultima vez que el recién nombrado jounnin no escuchaba esa voz, parecía mas angustiada y nerviosa de lo que el mismo recordaba aunque habían pasado años. Pudiste ver como un chico que debía de tener una edad similar a la tuya salía de un pasillo contiguo a la recepción donde pedias que alguien te conociera. tenía el pelo blanquecino y un cuerpo entrenado, no era musculoso en exceso pero podías notar que su cuerpo no era el de un bibliotecario.

-¿Akane?-pregunto con una sorpresa que no se molestaba en esconder-. ¿Cuándo has salido del hospital?-aquel peliblanco parecía saber quien eras y saber mas de lo que te había pasado-. Ven acompáñame fuera.

El joven hizo un gesto a la recepcionista como dejando claro que se encargaba de ti, pudiste notar cierto alivió en el hermoso rostro de la recepcionista, parecía que él gozaba de cierto renombre en aquel lugar.

Te pidió que lo acompañaras fuera del edificio para que pudierais hablar sin ningún tipo de impedimento y que calamaras un poco tus nervios. Desandasteis el camino que habías recorrido para llegar a la recepción y al salir del mimo edifico te guio hasta llegar a un pequeño banco cubierto por la sombra de un enorme y frondoso árbol-. ¿No te acuerdas de mi?.-al parecer había escuchado parte de lo que habías dicho dentro de la oficina-. Soy Akemi, Akemi Uchiha.-era del mismo clan clan tu, y por la forma con la que te miraba parecía esperar que recordaras algo mas con su presentación.


FDI- Entrenamiento para @Natasha Barnes

Bueno pues eso, bienvenida de nuevo xD Pongo a Akemi sin llevarme ningún tipo de recompensa por el tema simplemente por petición tuya y por darle sentido a tu vuelta al ruedo, cualquier pregunta, duda o lo que necesites, mp o wpp, sin problema.
 
Registrado
25 Abr 2018
Mensajes
349
Ubicación
la playa
La recepcionista no le daba respuesta a sus demandas y sentía que iba a perder la cabeza. Se estaba enloqueciendo. Ya no actuaba como ella misma. ¿Desde cuándo Akane se había vuelto tan... emotiva? Siempre había sido fría, distante, y jamás se dejaba dominar por sus emociones. Pero desde que había salido de ese hospital ya no se reconocía a sí misma. Estaba a punto de largarse a llorar allí mismo cuando un joven apareció frente a sus ojos, un enviado del destino para evitar el escándalo que Akane estaba a punto de hacer, y dirigió su mirada hacia él. En el momento que sus ojos grises se conectaron con los orbes color turquesa del chico, un escalofrío le recorrió el cuerpo. Lo conocía. Estaba segura de eso. No lograba recordarlo, a pesar de que estaba haciendo el esfuerzo de concentración más grande de su vida, pero su cuerpo había reaccionado a él. No había dudas de que había sido parte de su vida.

Por la forma en la que el joven de cabello blanco le habló se dio cuenta de que no estaba errada. Él la conocía también. ¡Eran conocidos! Estaba desesperada por pruebas de que había existido en este tiempo que faltaba de su memoria, y allí la tenía. En él.

—Sabes quien soy... —suspiró, aliviada. Estaba tan emocionada que no le respondió, dejándose llevar y siguiéndolo afuera. Tenía muchas preguntas que hacerle. Mientras caminaban juntos, lo miraba por el rabillo del ojo, tratando de no parecer muy obvia. Era atractivo, y esos ojos... eran los ojos más hermosos que había visto en su vida. Y sabía en su corazón que los conocía.

Se sentó junto a él en un banco, y siguió con la vista fija en sus ojos, intentando recordarlo. Sin embargo, a pesar de que se presentó, no aparecía en sus recuerdos.

—Akemi, —susurró, como si pronunciar el nombre ella misma pudiera ayudar de alguna manera. —Lo siento, mi memoria... no está funcionando bien. Lo último que recuerdo es haberme graduado como Gennin. Después no sé lo que ocurrió. Me dijeron que fue un accidente en el examen Chunnin, que me dejó inconsciente en el hospital, y... ha pasado ya tanto tiempo. No tengo donde vivir, mi casa está en ruinas, tampoco tengo dinero, y no recuerdo nada de mi entrenamiento como ninja. No sé qué sé hacer. Es... yo...

Me aterra. Todo esto me aterra.

Pero no se atrevía a decirle al chico lo que sentía. No sabía cómo lo conocía aún, y no sabía si eran amigos. Lo malo de no tener sus recuerdos era que todos tenían una ventaja sobre ella, ya que podían conocer cosas sobre ella que ni ella misma sabía, y usarlas en su contra. Así lo razonaba: tenía que andar con cuidado. Pero este vacío que sentía por dentro la devoraba y la dejaba sin aire, le apretaba el pecho, y sentía sus propios latidos en sus oídos... tratar de explicar lo que sentía le resultaba imposible, no lograba expresarlo. Le faltaba algo. Había perdido una parte de sí misma. No podía vivir así. Respiró hondo un par de veces, agarrando el banco con tanta fuerza que si no estuviera hecho de piedra lo hubiera quebrado, pero no podía mantenerse bajo control.

—Mira, —comenzó de nuevo, su respiración volviéndose algo entrecortada. —Siento que algo falta. Lo siento por dentro. Y necesito tenerlo de vuelta. Sé que no me comporto así con normalidad, ¡pero nada de esto es normal! ¡Quiero mi vida de vuelta! Lo entiendes, ¿verdad? Necesito eso. Es mi memoria. Necesito pruebas de que viví como ninja, que existí, que fui alguien.

Los ojos se le llenaron de lágrimas e intentó tragárselas, pero no había caso, no podía controlarse. No cuando se sentía así. Desbordada. Inútil. Perdida.

—Por favor, Akemi, —le rogó con la voz quebrada, —tienes que ayudarme a recuperar lo que perdí. Por favor dime que puedes ayudarme.

No sólo se refería a que la ayudara a recordar sus técnicas ninja, también que la ayudara a recuperar su vida. En este momento nada tenía sentido. Tenía la vista borrosa por la angustia y las lágrimas, y por instinto, sin poder controlarse, lo tomó del brazo. Y fue en el momento que su piel hizo contacto con la de él que sintió cómo una electricidad le recorría todo el cuerpo y era golpeada por un torrente de recuerdos. Su primer encuentro, su primer entrenamiento, su primer beso... eran sus recuerdos con Akemi. Pero no estaban todos. Había piezas del rompecabezas que aún faltaban.

—¿Akemi? —preguntó, esta vez reconociéndolo. Se mordió el labio, nerviosa pero emocionada. —Creo que ya sé qué es lo que tengo que hacer.

Y sin pensarlo dos veces lo agarró de la ropa, y lo acercó hacia ella a la fuerza, besándolo en busca de sus recuerdos perdidos. Llevaba años sin sentir esos labios junto a los de ella, y fue como que le lanzaran un balde de agua fría por la forma en la que recuperó parte de su memoria. Lo soltó de golpe, intentando procesarlo todo.

—Recuerdo, —dijo, emocionada, buscando lo mismo en los ojos del ninja. —Sólo a ti. Sólo recuperé mi memoria de los momentos que compartimos, pero aún así... —sonrió, sus lágrimas ahora de felicidad, sabiendo que no todo estaba perdido para siempre. Pero de pronto, la angustia la invadió de nuevo. —El médico nunca mencionó que yo hubiera tenido visitas en el hospital cuando le pedí ayuda para recuperar mi año perdido. ¿No fuiste a verme?

Se puso de pie, y se tambaleó un poco, incapaz de acostumbrarse a tantas emociones distintas en menos de cinco minutos. Ahora tenía por un lado esperanza, plenitud, y por otro lado desconsuelo. ¿Acaso Akemi nunca había ido a visitarla, después de todo lo que habían vivido juntos? O quizás sí la había visitado al principio, pero luego se había dado por vencido con ella. ¿Y si ahora estaba comprometido con otra chica o algo? Bueno, ellos nunca habían tenido algo serio de todas formas... pero, ¿cómo había recuperado sus recuerdos con él por un beso si no había sentimientos entre ellos? Hubiera sido imposible. Tantas preguntas se formulaban en su cabeza, la invadían y no la dejaban pensar con claridad. Cerró los ojos y respiró hondo, intentando calmarse, antes de darse media vuelta y mirar a Akemi de nuevo.

—Da igual, olvídalo, —decidió, intentando sonar lo más sensata posible, intentando que sus emociones dejaran de controlarla—necesito que me entrenes, Akemi. Tú conoces mis habilidades mejor que nadie, y yo al parecer he olvidado gran parte de ellas. Necesito volver al ruedo.

- Usuario:[/B] Natasha Barnes

- Nombre: Akane- Apellido: Uchiha

Ficha Interpretativa:


- Descripción Física:

Tiene estatura media y cuerpo atlético. Normalmente viste con un chaleco atado al frente de cuero reforzado, pantalones ajustados y botas altas con tacón. En sus caderas carga un cinturón con toda clase de objetos útiles en batalla, incluyendo armas. Cuando está en las afueras de Konoha viste una larga capa negra con capucha, evitando que se le vea el rostro. Usa la bandana de Higakure atada en su muslo izquierdo. Siempre utiliza ropa oscura para camuflarse en los árboles y las cuevas, su atuendo llamando la atención lo menos posible.


Su cabello natural es negro y lacio pero se lo tiñe de rojo intenso. Si bien entiende que podría significar una debilidad en batalla, lo usa largo por la mitad de la espalda. No está acostumbrada al combate cuerpo a cuerpo de todas formas. De piel clara, se le notan pecas en la nariz y los pómulos. Sus ojos son grises, y tiene aspecto juvenil.


- Descripción psicológica:
Sin escrúpulos. No permite que sus sentimientos se interpongan en sus misiones, y está dispuesta a cumplir órdenes moralmente cuestionables. Se rige por sus propias reglas éticas. Cumple sus objetivos de forma metódica y ordenada, nunca avanzando sin un plan. Si falla o comete un error no puede evitar la autocrítica. La ninja en la que desea convertirse no comete errores, es eficiente y se le puede confiar con información clasificada.


No es una persona particularmente amistosa, pero no por eso le molesta tener compañía (especialmente si la necesita para llevar a cabo un cometido). Se lleva particularmente bien con los gatos, y siempre alimenta los que encuentra vagando por las calles de Konoha. Que tenga reglas algo sanguinarias no quiere decir que no necesite contacto humano de vez en cuando. La soledad puede enloquecer hasta al ninja más brillante, y ella no deja de ser una adolescente (aunque se crea madura para su edad, y tenga razón). Cree que no hay lugar para el romance en su vida, sin embargo sueña con un ninja que la acompañe a cumplir sus metas en la vida. Por ahora, sin embargo, no puede permitirse distracciones. Tiene que demostrar su valor a los demás ninjas de la aldea para realizar las actividades de reconocimiento y eliminación de peligros legalmente. Además, aunque le cueste admitirlo, aún tiene mucho que aprender.


- Galería:







- Historia:

Nació en Konoha, hija única de una ninja que dedicó su vida a deshacerse de las posibles amenazas a Konoha. Su madre siempre consideró que la paz en la que se encontraba la aldea era demasiado frágil para confiarse. Faltaba de casa durante mucho tiempo, meses en ocasiones, recorriendo el Bosque de la Muerte y los alrededores, y a veces siguiendo las huellas de ninjas renegados. Su objetivo era deshacerse de todo aquel que pudiera poner en peligro la aldea, y la tortura era considerada una opción.


Akane creció prácticamente sola, excepto cuando su madre no estaba trabajando y aprovechaba para entrenarla. La entrenó como a una adulta, pretendiendo que siguiera sus pasos, protegiendo Konoha desde las sombras y con métodos poco ortodoxos. Sin embargo, con la muerte de su madre a sus 12 años, Akane dejó de aprender por su cuenta y comenzó a entrenar de forma oficial. Con 16 recién cumplidos se propuso mejorar sus habilidades para convertirse en Gennin. No le interesaba el título, sino la reputación y el permiso para ir en misiones de exploración y exterminación de amenzas en los montes de los alrededores. Deseaba cumplir los deseos de su madre y seguir sus pasos.


Luego de lograr su objetivo y convertirse en Gennin, decidió probarse para Chunnin. Fue una decisión demasiado apresurada ya que acabó perdiendo la conciencia en medio de una de las pruebas y las acciones de su compañero le ocasionaron daños tan graves que perdió la memoria. Pasó mucho tiempo internada en el hospital, en estado de coma, hasta que un día finalmente despertó. Sus recuerdos, lamentablemente, no estaban con ella. Había olvidado los últimos dos años de su vida.


Hoja de Servicio:

- Aldea: Konoha

- Clan: Uchiha

- Clase: Ilusionista

- Rango: Gennin

- Especialización: Polivalente Asesino

- Edad: 18


- Entrenamientos: 3

- Misiones:

Rango D:

Rango C:
1

Rango B:

Rango A:

Rango S:


- General:

Vida: 50/50

Chakra: 200/200


- Características Innatas.

Fuerza: 0

Rapidez: 1

Sigilo: 1

Percepción: 5

Defensa: 1

Presencia: 0


- Disciplinas.

Armas de Corto Alcance: 2

Armas a Distancia: 2

Taijutsu: 0-1h= 0

Invocación: 0

Marionetismo: 0-1= 0

Técnicas de Sellado: -1c

Técnicas Médicas: -2c

Técnicas Ninja: 2 +1c = 3

Genjutsu: 2+2o= 4

Elemento: Katon 2 +1c+1o = 4

Origami: 0




Reputación y títulos:

Reputación.

- Oficina de misiones: 35

- Villa y ciudadanos: 10

- Altos mandos: 0

- Clan: 10

Titulos

-Gennin De Konoha.(+10)



Ficha Técnica:

- Técnicas Conocidas.

Todas las dominadas y las siguientes:


Genjutsu

♦Magen: Kokoni Arazu no jutsu [ATK, ATK] (Coste de Activación: 20ch y 5ch por turno activado restante)

Realizas una técnica que cambia el paisaje de forma para la vista de tus enemigos.

(Requisitos: 2 en característica + 10 exp)

Sellos: Rata → Carnero


Armas de proyectiles

♦Disparo [ATK][FIS] (Daño: daño del proyectil)

Lanzas con tu arma de largo alcance un proyectil hacia tu objetivo.

(Requisitos: 1 en característica, Aguja y Cerbatana/Haridoku)

Sellos: no necesita


Técnicas médicas

♦Shōsen Jutsu [EXT] (Curación = chakra gastado. Máximo 20ch x nivel)

Reúnes chakra curativo entre tus manos formando una pequeña esfera brillante que pasas sobre áreas lesionadas, curando así las heridas leves.

(Requisitos: CLASE Ninja Médico y 1 en característica + 10 exp de compra si no se es de la clase requerida)

Sellos: Buey → Tigre



Técnicas ninja

♦Kagemane no Jutsu [ATK,ATK] (Distancia: 2 metros x nivel + 1 metro x nivel en personalidad. Si conecta: inmovilización enemiga. Coste: 20ch y 10ch x turno restante activado)

Extiendes tu sombra sobre cualquier tipo de superficie y una vez que entra en contacto con la sombra del objetivo ambas se combinan, capturando al objetivo en el acto, quien se verá forzado a imitar los movimientos del usuario.

(Requisitos: CLAN Nara y 2 en característica)

Sellos: Rata


- Técnicas Dominadas.

Técnicas innatas

♦Protegerse [DEF][ELM] (Defensa: 15 x nivel en característica.)

(Requisitos: 1 en defensa.)

Sellos: no necesita


♦Finta [EXT] (Solo cuerpo a cuerpo) (Reducción en la próxima defensa de enemigo: 10% por cada nivel de {[sigilo + rapidez]/2} sobre el nivel de percepción del enemigo).

El usuario mediante ágiles y sutiles movimientos antes de cada ataque busca confundir a rival para hacer menos eficiente su defensa.

(Requisitos: sigilo 1, rapidez 1)

Sellos no necesita.


♦Esquiva [APO] (Daño mitigado: 1/6 por cada punto de esquiva por encima del enemigo. La esquiva recibe +1 si el ataque se hace a medio alcance y +2 si es a largo alcance)[Nota: Esquiva= (Rapidez + Percepción)/2].

El usuario se vale de su percepción para ubicar la trayectoria de un ataque y de su velocidad para moverse en consecuencia para lograr mitigar el daño de un ataque realizado por el enemigo.

(Requisitos: 1 en rapidez, 1 en percepción)

Sellos: no necesita


Técnicas ninja

♦Bunshin no Jutsu [APO] (cada copia = 15ch. Posibilidad de realizar varias en una acción)

Creas copias ilusorias de algo o de alguien.

(Requisitos: 1 en característica)

Sellos: Tigre → Jabalí → Buey → Perro


♦Kaifū no Jutsu [EXT] (Necesario un objeto sellado en un pergamino de sellado. Coste: Objeto [D] y [P]: 5ch. Objeto [M] y [G]: 10ch. Objeto [MG]: 20ch. Posibilidad de sacar varias con una acción).

Técnica básica con la cual emites una cantidad especifica de chakra para romper un sello realizado previamente por otra persona o por ti, el cual tiene la finalidad de liberar uno o varios objetos sellados dentro de un pergamino de sellado.

(Requisitos: 1 en característica)

Sellos: No necesita


♦Henge no Jutsu [EXT] (cada transformación=25ch)

Adquieres una apariencia ilusoria a vistas del resto de algo de un tamaño distinto al tuyo (por ejemplo un gorrión o una farola)

(Requisitos: 2 en característica)

Sellos: Perro → Jabalí → Carnero


♦Karuto no Tayori [EXT] (Coste: 10ch. Posibilidad de realizar varias en una acción)

Revisas el potencial y status de alguien imprimiéndolo en hojas de papel, o hojas especiales, las cuales se pueden comprar en la Tienda.

(Requisitos: 2 en característica)

Sellos: no necesita


♦Kawarimi no Jutsu [DEF] (Cada Kawamiri: 40ch, El siguiente ataque realizado tiene un bono de +1 en sigilo.)

Intercambias el cuerpo del usuario por algún tronco que tengas en tú inventario o un Kage Bunshin para que así el nuevo objetivo reciba los Daños. Haciendo que te pierdas de la vista de tu enemigo por un instante.

(Requisitos: 2 en característica)

Sellos: Carnero → Jabali → Buey → Perro → Serpiente


♦Chakura Nagashi [EXT] (Hasta 50ch introducido = aumento del daño. Dura dos turnos.)

Una técnica que inyecta y hace fluir chakra a través de un arma, incrementando la potencia de la misma.

(Requisitos: 2 en característica y arma ampliable con técnicas + 10 exp)

Sellos: no necesita


♦Hien Maru [DEF][ELM] (Para armas de corto alcance: defensa = resistencia del arma + 15 x nivel en Defensa + chakra gastado x 1.5. Para armas de largo alcance: defensa = daño del arma + 15 x nivel en Defensa + chakra gastado x 2. Máximo 10ch x nivel en característica. mínimo 20 ch.)

Introduces chakra en tu arma, formando un escudo a su alrededor que te permite protegerte de ataques elementales. Tratándose de armas arrojadizas, lanzas el arma creando un escudo a cierta distancia.

(Requisitos: Chakura Nagashi, 3 en característica y 2 en armas de corto alcance/armas de largo alcance + 10 exp de compra)

Sellos: no necesita


Armas de Corto Alcance

♦ Estocada [ATK][FIS] (Daño: daño del arma.)

Realizas un golpe directo hacia tu oponente con tu arma.

(Requisitos: 1 en característica)

Sellos: no necesita


♦ Bloqueo con Arma [DEF][FIS] (Defensa: resistencia del arma + 15 x nivel en defensa.)

Interpones tu arma en el ataque.

(Requisitos: 1 en característica.)

Sellos: no necesita


Armas a distancia

♦ Lanzamiento [EXT][FIS] (Daño: daño del arma. 1 arma + 1 cada tres niveles))

Atacas a distancia con un arma arrojadiza.

(Requisitos: 1 característica.)

Sellos: no necesita


♦ Lanzamiento de Bloqueo [EXT][FIS] (Defensa: daño del arma, 1 arma + 1 cada tres niveles))

Desvías un ataque usando tus armas a distancia.

(Requisitos: 1 característica.)

Sellos: no necesita


Genjutsu

♦Kori Shinchū no jutsu [APO] (Área amplia)(Coste 20ch y 10ch por cada turno restante)

Sumerges a tus rivales en un genjutsu que los hace perder su sentido de ubicación y los pone a caminar en círculos.

(Requisitos: 1 en característica)

Sellos: Carnero


♦Magen: Kokoni Arazu no jutsu [APO] (Coste de Activación: 20ch.)

Es un jutsu que cambia la apariencia de un objeto o área cercana con el fin de desorientar al oponente, el elemento es fijo dentro del entorno y no sufre cambios.

(Requisitos: 1 en característica + pagar 10exp de compra)

Sellos: Rata → Carnero


♦Magen: Hanachiri Nuko [APO, EXT] (Coste: 20ch + 10ch por turno restante activado. Apertura de otras técnicas)

Es un jutsu con el que el usuario divide su cuerpo en varios XXXX, separándolos en grupos y dispersándolos; esta técnica se puede tanto para huir como para acercase al adversario, reagrupándolos en frente o detrás del enemigo, sorprendiéndole.

(Requisitos: 4 en característica, 10 exp de compra)

Sellos: Rata


♦Magen: Sokubaku no Gensō [ATK, APO] (Medio Alcance)(Inmovilización enemiga. Coste: 20ch + 5ch por turno restante)

El usuario crea una ilusión donde factores del entorno como enredaderas o arboles, entre otros, salgan del suelo para retener los pies del objetivo impidiendo así que este consiga desplazarse libremente.

(Requisitos: 3 en característica + 10 exp)

Sellos: Perro → Serpiente → Mono.


♦Shikumi no jutsu [APO] (Reducción del daño enviado del enemigo durante los siguientes 3 turnos: 30 x nivel. Costo: 10 x nivel en característica).

Con esta técnica haces que tu rival visualice su propia muerte haciéndole perder la concentración debido al terror que le causa la escena.

(Requisitos: 4 en característica, 10 exp de compra)

Sellos: Carnero


♦Neko genjutsu [ATK][FIS] (Cada amenaza: 20 daño al ch, costo: 5ch. Máximo 2 amenazas x nivel)

Este genjutsu hace que la víctima sea atacada por muchos animales o armas de sombras, a elección del usuario, de múltiples tamaños que vienen de todas las direcciones.

(Requisitos: 4 en característica, 10 exp de compra)

Sellos: Carnero


Elementos

♦Katon: Hōsenka no Jutsu [ATK] [ELM] (Largo alcance)(Multiobjetivo. Cada bola, Daño: 15. Coste: 5 ch. Nº bolas = nivel en katon. Si golpea el objetivo recibirá 10 puntos de daño extra por quemaduras al siguiente turno)

Técnica de las llamas del fénix, con la que el usuario crea varias bolas de fuego de pequeño tamaño y las expulsa por la boca para atacar a uno o varios objetivos.

(Requisitos: 1 en característica)

Sellos: Serpiente → Tigre → Buey → Liebre → Tigre


♦Katon: Hibashiri [ATK, APO] (Área: zona a medio alcance) Daño: 25 x nivel. Coste: 5ch x nivel y 10ch por turno restante activada. Máximo un turno por nivel)

El usuario manipula las llamas para crear un círculo de fuego con el que encerrar a sus enemigos para impedir que huyan o causarles daño en caso de que lo intenten, a menos que utilicen medios poco convencionales.

(Requisitos: 2 en característica + 10 exp)

Sellos: Tigre


♦Katon: Gokakyuu No Jutsu [ATK][ELM] (Largo alcance)(Área de efecto: Si hay afinidad elemental o nivel 6 en característica, explosión a corto alcance. Daño: 35 x nivel. Coste: 10 + 10ch x nivel. Si conecta, 20 daños por quemaduras al siguiente turno)

El usuario acumula chakra en su interior y lo expulsa por la boca en forma de una gran bola de fuego que se propulsara a largo alcance hasta su objetivo, destruyendo todo cerca del punto de impacto. Los usuarios expertos o que dispongan de afinidad elemental podrán crear bolas de mayor tamaño.

(Requisitos: Katon: Hōsenka no Jutsu, 3 en característica + 10 exp)

Sellos: Caballo → Serpiente → Cabra → Mono → Jabalí → Caballo → Tigre


♦Katon: Ryuuka No Jutsu [ATK, ATK][ELM] (Corto alcance o largo alcance con un medio para dirigir las llamas)(Daño: 25 + 25 x nivel. Coste: 10ch x nivel y 30ch por turno restante activada)

El usuario acumula chakra en su pecho y lo expulsa, transformándolo en fuego y creando una llamarada continua que calcinará todo lo que se encuentre inmediatamente delante de él, aunque podrá guiar las llamas hasta un objetivo más lejano por medio de un objeto que los una, como por ejemplo una cuerda o un cable. Esta técnica obtiene resultados óptimos contra objetivos inmovilizados. Mientras que el usuario no cambie de posición podrá mantener activa la técnica, causando daños continuos

(Requisitos: Katon: Gokakyuu No Jutsu y 3 en característica + 10 exp)

Sellos: Serpiente → Dragón → Conejo → Tigre


♦Katon: Haijingakure no Jutsu [DEF][ELM] (Defensa: 10 x nivel + 25 x nivel en defensa. Coste: 10ch x nivel. Daño: 10 + 2 x nivel. + 1 sigilo durante 1 turno. Aleja al atacante 1m x nivel)

El usuario se protege y amasa chakra de naturaleza ígnea en su interior, luego lo libera delante suya, calentando el medio donde se encuentre y provocando una explosión de vapor que confunde y rechaza al enemigo.

(Requisitos: 4 en característica + 20 exp)

Sellos: Serpiente.


Objetos y Carga Máxima:

- Objetos.

▪ Mochila pequeña (Capacidad: 0/15)


▪ Estuche porta-objetos (Capacidad: 10/12)

▪ Kunai x 2 [P] (Corta y larga distancia. Daño: 15. Resistencia: 30/30.)

Un kunai normal utilizado por los ninjas.

Precio: 30 ryōs

▪ Tarjeta de papel [D] x 4

Tarjeta con diversos usos, uno de ellos imprimir información con chakra.

Precio: 2 ryōs

▪ Bomba de humo [P] (Penalización a la visión de los afectados.)

Llena la zona de humo morado al explotar, tiene diversas utilidades.

Precio: 40 ryōs


▪ Riñonera Mediana (Capacidad: 8/15)

▪ Yonha Shuriken x 4 (ampliable con técnicas) [P] (Larga distancia. Daño: 15.)

Shuriken de cuatro aspas

Precio: 15 ryōs


▪ Vaina para gran espada (Capacidad: 0/18)


▪Vaina para ninjato (Capacidad: 6/6)


Ninja-to[M] (Daño: 30. Resistencia: 70/70.)

Espada especial de uso ninja, normalmente empleado por su tamaño sencillo y simple que no dificulta el movimiento. Precio: 110 ryōs


▪ Colgante de Rubí (+1 Elemento Fuego)

▪ Capa del ilusionista (+ 2 genjutsu, - 1 marionetismo)


- Carga Máxima

Capacidad de carga: 50 + 5 x nivel de Fuerza = 50

Carga bolsillos: 2 + 1 x nivel en percepción = 7




Carga máxima: 18/57


- Distribución y transporte.

▪ Mochila pequeña (Capacidad: 15/15)

Pequeña mochila para llevar a la espalda con una capacidad moderada de carga.

Nota: Extraer objetos de este contenedor cuesta un [EXT].

Precio: 25 ryōs


▪ Estuche porta-objetos (Capacidad: 12/12)

Contenedor para distribuir armas arrojadizas, pequeñas herramientas y medicinas. Se puede fijar con correas a la cintura o al muslo.

Precio: 20 ryōs


▪ Riñonera Mediana (Capacidad: 15/15)

Pequeña bolsa para transportar objetos en la cintura.

Nota: Solo hasta objetos pequeños.

*Requisitos: Rango Genin.*

Precio: 30 ryōs


▪ Vaina para gran espada (Capacidad: 18/18)

Vaina con correas regulables para poder colgarla cruzada a la espalda o a la cintura, sirve para transportar todo tipo de espadas a dos manos.

Nota: Solo para transportar espadas grandes.

Precio: 25 ryōs


▪Vaina para ninjato (Capacidad: 6/6)

Vaina especialmente diseñada para transportar ninjatos, espadas cortas o dagas largas. Sus correas regulables permite portarla a la espalda en vertical, cruzada, en horizontal o a la cintura. Nota: Se pueden almacenar objetos pequeños en lugar del arma. Precio: 15 ryōs



 
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,959
Akemi te miraba con cierta tristeza en sus ojos, no podías recordarlo, al menos no en ese momento pero para el era duro ver como en tu mirada no encontraba ningún tipo de sentimiento o de recuerdo hacia el, su mirada parecía trasmitirte tanto que hasta te agobiaste por no poder responder a lo que fuera que hubieras tenido con él. No fue hasta que vuestros cuerpos se tocaron que no fuiste capaz de recordar algo, no era todo lo que habías perdido, ni mucho menos, pero los recuerdos llegaron a tu cuerpo como si de un rayo se tratara sobrecogiéndote.

Akemi medio sonrió al ver el cambio en tu mirada pero antes de que pudiera decir nada o hacerte ningún tipo de pregunta lo agarraste del chaleco y lo lanzaste contra tus labios. El Uchiha no opuso ningún tipo de resistencia y dejo que sus labios se juntaran con los tuyos, al principio con timidez pero poco a poco con mas pasión y deseo, su mano se acercó para tocar tu cabello pero antes de que llegara lo apartaste al ser asaltada por mas y mas recuerdos.

-Claro que fui, pero llevas casi dos años en coma.-Akemi pareció de sorprenderse del propio tiempo que hacía que habías estado desaparecida-. Fui a verte y no una vez ni dos, pero no parecía haber mejoría.-notabas la sinceridad del Uchiha-. Y luego todo cambió, muchas cosas han cambiado en la villa desde tu ausencia.-su rostro pareció ponerse mas serio-. Aunque este no es un lugar para hablarlo, ven.-Akemi te agarró de la mano con tranquilidad, no quería que te sintieras incomoda ahora que parecías estar agobiada por todas las ideas que saltaban desordenadas en tu mente-. La primera vez marea.-te avisó.

El suelo bajo vuestros pies empezó a girar, y dejaste de sentir el banco bajo tu cuerpo, era como si giraras sobre ti misma y antes de que pudieras darte cuenta todo había dejado de dar vueltas y estabas en los brazos de Akemi en un lugar muy extraño-. Te voy a bajar.-dijo con una sonrisa cómplice en el rostro, sus ojos te miraban fijamente, ahora de color rojo intenso, conocías ese Dojutsu, era el Sharingan, aunque su dibujo era distinto, como mas avanzado. Poco a poco dejándote en el suelo con cuidado, consciente de que podías estar algo mareada o confusa por el salto.

Si mirabas a los lados verías una estancia poco iluminada, podías ver con claridad todo a unos 20 o 30 metros y poco a poco se iba oscureciendo, no había una fuente de luz clara pues el cielo era oscuro pero sin estrellas ni firmamento, pero tampoco había ningún tipo de luz a la altura del suelo, era raro-. Nunca llegaste a conocer esto. Esta es mi dimensión, solo yo puedo entrar aquí, un lugar perfecto para hablar sin miedo y de lo que sea.-Akemi parecía haber desarrollado poderes nuevos-. Como te decía afuera, mientras dormías el líder del escuadrón Anbu dio un golpe de estado derrocando al Hokage, Torifu fue humillado públicamente y la villa esta algo revuelta, no todos están conformes con como se hizo.

Akemi ando un poco alejándose de ti-. En tu examen ascendieron Kaedelol, Kira, Ryoma y Takeshi.-parecía darte mas información para ver si ibas recordando algo-. Y bueno, a mi me acaban de nombrar el decimo tercer jounnin de la villa.-Akemi sonrió, aun sin saberlo era la primera que veía al Uchiha manifestar alegría despreocupada por el ascenso. Como seguramente supieras solo habían habido doce jounnin en la villa de la hoja desde que te graduaste y el había sido el primero de las promociones que conocías, algo que obviamente le hacía sentirse orgulloso.

-Bueno, ¿Qué recuerdas?

Podías preguntar por todo el tema político de la aldea o pasar al entrenamiento de habilidades, el jounnin te daba la opción de elegir.

FDI- Uso la tecnica del jikudan de nivel 8(la voy a comprar en cuanto gaste la exp que tengo en la ficha) por el trasfondo del propio entreno.
 
Registrado
25 Abr 2018
Mensajes
349
Ubicación
la playa
Entonces Akemi sí se había rendido con ella. No lo culpaba. Dos años en coma era mucho tiempo para seguir esperando a alguien, e incluso los médicos parecían sorprendidos de que hubiera despertado. El pronóstico no era bueno. Sin embargo aquí estaba, despierta, sólo que con amnesia. Al menos una parte se había curado... ¿acaso debía besar a todos los ninjas de Konoha hasta recuperar la totalidad de lo que había perdido? Sonrío ante lo ridículo que sonaba eso. Lo de Akemi había sido especial, y estaba segura de que ambos lo sabían.

No tuvo tiempo de expresarle lo que estaba pensando, sin embargo, porque pronto Akemi la tomó de la mano y todo empezó a dar vueltas. Impactada, Akane cerró los ojos, se sentía caer y caer, su único cable a tierra la mano de Akemi. El estómago se le revolvió y pensó que iba a vomitar o desmayarse en cualquier momento, pero tan rápido como había comenzado terminó y se encontraba estable de nuevo, segura en los brazos del ninja. No pudo evitar sonrojarse un poco, pero se sintió estúpida y volvió a poner su semblante de seriedad. Era una ninja, no una niña enamorada, y era hora de que empezara a comportarse como una.

El Sharingan de Akemi había cambiado. Y según él, eso no era lo único. ¿Qué tanto podría haber pasado en dos años? No era tanto tiempo.

De pie, y segura de que el suelo no volvería a moverse, comenzó a observar sus alrededores. No parecía un lugar de verdad. Era oscuro, el sol había desaparecido, y podría pensar que habían viajado en el tiempo y ahora era de noche, pero tampoco había luna ni estrellas. A su alrededor no veía nada. No había nada para ver. Sólo estaban ella y Akemi, y le resultaba extraño que a él podía verlo con claridad a pesar de que no había ningún foco, ninguna estrella, nada que los iluminara.

—¿Esto es un genjutsu? —preguntó, frunciendo el ceño. Dio una vuelta alrededor de Akemi, acostumbrándose al lugar. El ninja pronto le explicó que estaban en otra dimensión. ¿Cómo era eso posible? —¿Tienes tu propia dimensión? ¿Cómo funciona? Deberías decorarla más. Está algo vacía.

Si Akane tuviera una dimensión para ella misma habría lagos, bosque, rosas y animales silvestres. Eso tenía en mente mientras Akemi le explicaba los últimos sucesos de la villa. La realidad era que nunca se había interesado demasiado en la política, consideraba que era pura corrupción y quería mantenerse alejada. Poco le importaba quien gobernara mientras ella pudiera hacer de las suyas. Quería seguir acumulando poder para poder seguir los pasos de su madre, protegiendo Konoha de las amenazas. Y quizás, si algún día era lo suficientemente poderosa, ella misma se haría cargo de la aldea y cambiaría el sistema maldito. Una sonrisa se dibujó en su rostro al imaginarse a sí misma como la mujer más poderosa de la aldea. La borró rápidamente. Esos pensamientos no sólo eran ponzoñosos, también peligrosos. Ella quería proteger la aldea, no adueñarse de ésta. Se miró las manos. Si no controlaba estos impulsos..

—¿Y el golpe de estado en qué me afecta? —preguntó, curiosa. —¿Puedo seguir haciendo misiones, patrullar, entrenar? Me da igual quién gobierne.

Akemi le informó entonces quiénes se habían convertido en Chunnin.

—No me suenan sus nombres, —respondió. —¿Debería conocerlos?

Claro que debía conocerlos, habían hecho el examen con ellos, pero quizás no eran verdaderos conocidos sino gente que había visto al pasar.
Sonrió al escuchar que estaba en presencia de un jounnin recién nombrado. Realmente se alegraba por él. Las otras personas nunca le habían importado demasiado, pero por alguna razón Akemi había dejado una marca en ella y no podía evitar alegrarse por él. Quiso abrazarlo, pero no se atrevió. Habían pasado dos años. Ya nada era lo mismo.

—Me alegro mucho por ti, de verdad, —dijo al fin, acercándose un paso hacia él. —Te has vuelto realmente poderoso.

Aunque no quisiera admitirlo, ese poder le resultaba atractivo. Frunció el ceño. De nuevo esa sed de poder. No, no era sed de poder. A todo el mundo le resultaban atractivos los hombres con poder, ¿verdad? Era normal.

Ante su pregunta, se encogió de hombros.

—Sólo a ti, Akemi. Las cosas que hicimos juntos. Las veces que entrenamos. Así que eso significa que recuerdo mi habilidad en genjutsu y mi dominio del katon, además de algunas técnicas, pero... —le mostró las manos, preocupada. —No estoy segura de poder ejecutar las técnicas de nuevo. No recuerdo todo lo que sé, pero de lo que sí recuerdo, temo no poder hacerlo bien.

Entonces se le acercó y lo tomó de los brazos, aprovechando para sentir la dureza de sus músculos.

—Ese beso, recordar contigo... —se mordió el labio. —Creo que fue especial. Pero, Akemi, no estoy aquí por eso. Es verdad que han pasado dos años. Imagino que habrás conocido otras chicas, no lo sé... no importa. —Lo miró fijamente. —Lo que importa es que tengo que entrenar. Y tú puedes enseñarme. Así que, por favor, hazlo.
 
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,959
-El nuevo Hokage valora mucho mas el poder que el anterior. Llevando tanto tiempo fuera de servicio dudo que puedas hacer algo mas allá de misiones de rango D.-respondió el jounnin a tu pregunta sobre en que afectaba el golpe de estado-. Desde que subió al poder todo esta un poco revuelto, te iras dando cuenta enseguida.- Akemi te miro curioso al ver que no conocías a nadie de los que te había nombrado, aunque alguno de ellos habían participado en misiones contigo-. Por lo menos a Kira deberías, pelo rojo, amable y correcto, participaste con él en una misión.-Akemi intentaba ayudarte a recordar.

-No te preocupes por eso, nadie ha ocupado tu lugar.-dijo Akemi con una sonrisa cómplice mientras se alejaba de ti hasta estar a unos diez metros-. Vale, empecemos por lo básico, antes de pasar a katon o genjutsu tenemos que ver como va tu manipulación del chakra, llevas mucho tiempo sin practicar, primero cógele el ritmo otra vez a controlar tu chakra.

El Uchiha realizó una secuencia de cuatro sellos; Tigre, Jabalí, Buey y Perro. Una copia idéntica de él apareció a su lado junto a una nube de humo-. Una de las técnicas básicas que aprendiste en la academia ninja, una copia ilusoria de ti, no tiene cuerpo.-Akemi movió una mano traspasando el cuerpo del otro Akemi, demostrándote que era algo solo visual-. No tiene sombra, no emite sonido y no puede hablar, es útil para engañar pero para poco mas.-Akemi te daba toda la explicación consciente de que en algún momento podrías recuperar la memoria sobre el funcionamiento de la misma, quizás lo hiciera simplemente para forzarte a recordar.

Volvió a realizar otra serie de sellos, aunque la segunda vez fueron tres sellos; Perro, Jabalí y Carnero. El cuerpo del jounnin cambió al instante por uno mucho mas femenino, sus músculos ejercitados se convirtieron en brazos y piernas que no habían hecho ejercicio en mucho tiempo, se había convertido en una copia tuya-. Otra que debes saber.-la voz de Akemi no se había cambiado a pesar de si haberlo hecho su apariencia-. Adquieres la forma de algo o alguien, pero al igual que con el clon es algo ilusorio, la voz no cambia y si alguien entra en contacto contigo se dará cuenta de que el cuerpo que ve no es el mismo que siente.-Akemi se había acercado a ti y cogió tu mano.

Se la llevo a donde en teoría debían estar las tetas de tu copia ilusoria, pero en vez de notar un seno de las mismas características del tuyo notaste que lo que tocabas era el pecho de Akemi, un pectoral de hombre-. Vamos prueba tu.-dijo la Akane falsa alejándose unos metros de ti para darte tu espacio, Akemi quería ver tu dominio y manipulación del chakra, cualquiera de las dos técnicas le valía.
 
Registrado
25 Abr 2018
Mensajes
349
Ubicación
la playa
Suspiró ante la revelación de que no podía hacer más que misiones rango D. Otro corrupto en el poder. Si ella estuviera a cargo las cosas serían muy diferentes. La sed de poder de los demás ninjas sería castigada y se verían obligados a hacer las misiones que ella les asignara, no lo que ellos quisieran. Pudo sentir cómo fruncía el ceño mientras procesaba lo que se le acababa de ocurrir. ¿En qué demonios estaba pensando? Ella no estaba a cargo de la aldea en este momento, no era más que un peón, y si se implementaba algo como lo que estaba pensando le iría muy mal. Si ella estuviera a cargo, bueno, ella sabría qué era lo mejor para los demás.

Dejando de lado la política, siguió intentando recordar lo que había olvidado, pero no había caso. Tal vez debía encontrar a todas esas personas y hablar con ellas directamente, el contacto físico le había resultado con Akemi.

No había tiempo que perder. Akemi le había mostrado dos técnicas básicas que ella recordaba, pero no estaba segura de poder realizarlas. Había pasado tanto tiempo... pero si quería cumplir sus metas tenía que volver a ser la de antes. Determinada, cerró los ojos y se focalizó en sentir su chakra. Fluía por todo su cuerpo, desde la punta de los dedos de sus pies a su cabeza, alimentado por una fuente en su pecho. Lo sintió en todos lados, tomando su propia forma, mientras realizaba la misma secuencia de sellos que había visto usar a Akemi. Apretó los ojos con más fuerza mientras forzaba a su chakra a seguir recorriendo todo su cuerpo, y en su mente imaginó cómo se formaba una copia de sí misma frente a ella. Su chakra fluctuó cuando acabó de realizar los sellos y abrió los ojos.

Si lo había logrado, debería haber una copia de sí misma entre ella y Akemi. De pronto se miró las manos. Le salían pequeñas chispas de un color azulado, casi transparente, y sentía que hormigueaban.

—¿Akemi? —llamó. —No sé qué ocurre, es como que... no puedo controlarlo... esto... —cerró los ojos con fuerza de nuevo y volvió a imaginar su chakra en el interior de su cuerpo, y lo forzó a estabilizarse. —Olvídalo. Debe ser que hace mucho tiempo no hago esto.

Se mordió el labio. Se había convertido en una novata. De nuevo. Esto había pasado de ser una experiencia agradable a algo que ya la estaba avergonzando.

—Mejor pasemos a técnicas un poco más avanzadas, —insistió. —Sé que puedo hacerlo, sólo necesito controlar mi chakra. Tal vez mis emociones estén influyendo también...

PV = 70/70
CH = 185/200
PA = 3/6

[EXT] Concentrarse
[APO] Bunshin no Jutsu (CH=15)

▪ Mochila pequeña (Capacidad: 0/15)


▪ Estuche porta-objetos (Capacidad: 10/12)


▪ Kunai x 2 [P] (Corta y larga distancia. Daño: 15. Resistencia: 30/30.)

Un kunai normal utilizado por los ninjas.

Precio: 30 ryōs

▪ Tarjeta de papel [D] x 4

Tarjeta con diversos usos, uno de ellos imprimir información con chakra.

Precio: 2 ryōs

▪ Bomba de humo [P] (Penalización a la visión de los afectados.)

Llena la zona de humo morado al explotar, tiene diversas utilidades.

Precio: 40 ryōs


▪ Riñonera Mediana (Capacidad: 8/15)

▪ Yonha Shuriken x 4 (ampliable con técnicas) [P] (Larga distancia. Daño: 15.)

Shuriken de cuatro aspas

Precio: 15 ryōs


▪ Vaina para gran espada (Capacidad: 0/18)


▪Vaina para ninjato (Capacidad: 6/6)


Ninja-to[M] (Daño: 30. Resistencia: 70/70.)

Espada especial de uso ninja, normalmente empleado por su tamaño sencillo y simple que no dificulta el movimiento. Precio: 110 ryōs
 
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,959
Intentaste dar tu mejor esfuerzo concentrando el chakra, pero como Akemi había supuesto, dos años sin amasar o usar tu chakra era demasiado para cualquiera, necesitabas mas tiempo, mas practica-. No podemos pasar a algo mas avanzado si no dominas esto.-Akemi parecía reacio a pasar de nivel-. Si fallas haciendo un bunshin como mucho te cansas un poco mas y desperdicias algo de chakra, si amasando fuego en tu interior te puede explotar en la cara.

Akemi te conocía, mas de lo que pensabas y menos de lo que le gustaría y sabía lo cabezona que podías llegar a ser cuando se te metía algo entre ceja y ceja. Te miró consciente de que sus insistencia te molestaría-. Hagamos algo antes de pasar al siguiente nivel.-el jounnin sacó uno de sus kunais y te lo lanzó de tal forma que llegara a ti con el filo orientado hacía él, por si por lo que fuera no eras capaz de cogerlo o tus músculos aun no habían recuperado la velocidad.

-Concentra tu chakra, en el arma.-Akemi sacó otro junai y lo mostro frente a ti-. Imagina tu chakra como un rio, visualiza el agua viajando desde tu pecho hasta el brazo y después como baja por todo el brazo hasta llegar a la mano.-mientras lo iba narrando su vista seguía el recorrido de su cuerpo hasta llegar a su mano y finalmente al kunai. El kunai adquirió una especie de cubierta de chakra que envolvía toda la parte con filo del arma, haciéndola aun mas peligrosa.

-Concéntrate, demuéstrame que estas lista para el siguiente nivel.-te dijo con un tono de animo en su voz.
 
Registrado
25 Abr 2018
Mensajes
349
Ubicación
la playa
—Nada me va a explotar en la cara, —se quejó. —¡No soy una novata!

Este entrenamiento la estaba haciendo sentir cada vez más molesta, consigo mismo y con Akemi. Quizás no era ella el problema, sino Akemi que no era un buen maestro. Sí, seguramente debía ser eso. Aún así, era todo lo que tenía por ahora, de forma que no le quedaba más opción que seguirle el ritmo.

Lo miró agarrar un kunai y lanzárselo en dirección a ella, de forma tal que Akane frunció el ceño mientras imaginaba la trayectoria que el kunai haría por el aire y colocó su mano en el lugar donde debería atraparlo. Cuando sintió que era el momento, cerró el puño con fuerza. Una ligera puntada de dolor le recorrió el cuerpo desde la punta del dedo índice hasta el estómago y se mordió el labio con fuerza para no emitir sonido. Al mirar lo que había pasado se dio cuenta de que había atrapado el kunai, pero había colocado la mano de tal forma que su dedo hacía contacto con el filo. Una gota de sangre cayó al piso. Akane cambió el kunai de mano y se limpió el dedo en el pantalón, a la vez que hacía lo mismo con el kunai, cuidadosa de no cortarse. Esperaba que Akemi no hubiera visto eso, pero sabía que le estaba siguiendo cada movimiento y sin duda lo habría hecho.

—Los reflejos están algo oxidados, —comentó, intentando que Akemi no lo viera como algo demasiado grave. —Pero no importa, pronto dominaré todo esto de nuevo.

Prestó atención a la explicación que Akemi le daba acerca de qué hacer con el kunai. Le parecía bastante básico, pero si esto era lo que tenía que hacer para que Akemi la ayudara con sus técnicas más avanzadas... bueno, lo haría.

Volvió a colocar el kunai en su mano derecha y cerró los ojos. Tal y como Akemi le había indicado, imaginó su chakra fluyendo desde la fuente en su pecho hacia el brazo, bajando por el antebrazo, la muñeca y finalmente llegando a su puño. Concentró la mayor parte de chakra posible en su mano a la vez que se esforzó por trasladarlo al mango del kunai y luego al filo. Pudo sentir cómo una gota de transpiración cayó desde su sien, pero la ignoró, llenando el arma con su chakra. Cuando abrió los ojos, vio el kunai resplandecer de un color azulado.

—¿Lo ves, Akemi? —sonrió con orgullo. —Lo he hecho.

Sin pensarlo dos veces, se lo lanzó directo al medio del pecho.

—Ahora enséñame algo que valga la pena, o me gastaré todo mi chakra en estupideces.

PV = 70/70
CH = 180/200
PA = 3/6

[EXT] Atrapar el kunai
[EXT] Chakura Nagashi (CH=5)
[EXT] Lanzamiento (DAÑO=20)

▪ Mochila pequeña (Capacidad: 0/15)


▪ Estuche porta-objetos (Capacidad: 10/12)


▪ Kunai x 2 [P] (Corta y larga distancia. Daño: 15. Resistencia: 30/30.)

Un kunai normal utilizado por los ninjas.

Precio: 30 ryōs

▪ Tarjeta de papel [D] x 4

Tarjeta con diversos usos, uno de ellos imprimir información con chakra.

Precio: 2 ryōs

▪ Bomba de humo [P] (Penalización a la visión de los afectados.)

Llena la zona de humo morado al explotar, tiene diversas utilidades.

Precio: 40 ryōs


▪ Riñonera Mediana (Capacidad: 8/15)

▪ Yonha Shuriken x 4 (ampliable con técnicas) [P] (Larga distancia. Daño: 15.)

Shuriken de cuatro aspas

Precio: 15 ryōs


▪ Vaina para gran espada (Capacidad: 0/18)


▪Vaina para ninjato (Capacidad: 6/6)


Ninja-to[M] (Daño: 30. Resistencia: 70/70.)

Espada especial de uso ninja, normalmente empleado por su tamaño sencillo y simple que no dificulta el movimiento. Precio: 110 ryōs
 
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,959
Akemi dejo escapar una sonrisa al ver como te cortabas con el kunai, aunque antes de que pudiera decir nada respondiste una excusa que debió valer al jounnin pues no comentó nada. Se quedo en silencio mientras te concentrabas, mientras dejabas que tu chakra bajar, que pasar por tu cuerpo y que llegara al kunai, este adquirió una hermosa cubierta de chakra. Lo habías conseguido y tu alegría se mostró sin ningún tipo de ataduras, aunque tenías claro lo que querías, querías subir el nivel.

-Esta bien, pasemos al Katon.-Akemi agarro el kunai al vuelo y lo guardo-. Yo no domino ese elemento, así que la clase será teórica, puedo decirte como lo hacías antes.- al parecer el Uchiha aun recordaba las técnicas que habías usado dos años atras-. Katon: Gokakyuu No Jutsu.-dijo el nombre de la tecnicas-. Esta técnica la dominabas, es una gran bola de fuego que se expulsa por la boca, debes amasar el chakra en tu interior, mezclarlo con tu naturaleza elemental y expulsarlo por la boca; los sellos para realizarlo son Caballo, Serpiente, Cabra, Mono, Jabalí, Caballo y Tigre.

Akemi dio unos pasos atrás para que pudieras apuntar a donde quisieras, no parecía que pudieras romper nada en aquel lugar, así que podrías intentarlo en cualquier dirección y trayectoria que no pillara al Uchiha por el medio.
 
Registrado
25 Abr 2018
Mensajes
349
Ubicación
la playa
No pudo evitar la sonrisa que le iluminó el rostro cuando Akemi finalmente anunció que entrenarían lo que ella quería. Sabía que nunca había sido la clase de persona que mostraba sus emociones tan abiertamente, pero por alguna razón despertar del coma la había cambiado y ya no podía contenerse como antes. Además, se sentía cómoda con Akemi. Sabía que no la juzgaría si dejaba de ser la kunoichi seria y formal que mostraba ante los demás. De todas formas se detuvo a considerar que tenía que volver a entrenarse en eso de mantenerse impasible en presencia de otros ninjas o civiles. Era la personalidad que había adoptado y la que debía expresar para ser tomada en serio. Odiaba la idea de que la vieran como una niña inútil.

Su rostro se tornó grave de nuevo mientras se concentraba y escuchaba con atención las palabras de su mentor. Recordaba esa técnica. La explicación del jounnin simplificaría el asunto, pero eso no significaba que le resultaría fácil. Esto era mucho más que concentrar chakra. Tendría que moldearlo para que tomara la forma de su elemento. Y debía expulsarlo por la boca sin quemarse. Estaba aprendiendo todo de nuevo, sólo que esta vez era de forma mucho más rápida que antes. No había tiempo que perder. Ya había perdido dos años, no podía desperdiciar ni un segundo más de su vida.

Con resolución, asintió con la cabeza y se colocó mirando hacia un costado. Tenía sólo el vacío frente a ella. Juntó las manos frente a su pecho y fue realizando los sellos uno a uno, despacio y teniendo cuidado de no equivocarse. Temía que si no lograba demostrarle a Akemi que era capaz de hacer esto el ninja suspendería el entrenamiento y la mandaría a descansar. Fallar no era una opción. El chakra que estaba acumulado en su pecho comenzó a ascender por su esófago, su faringe, y finalmente llegó a su boca. Concentrada, comenzó a transformar ese chakra en fuego puro. Imaginó un fuego infernal, que calcinaba, flameaba y no se apagaba. Al terminar la secuencia de sellos con el del tigre no pudo evitar que los ojos se le llenaran de lágrimas por el ardor que sentía en su interior, le quemaba la garganta, y bajaba hasta su estómago dejando un camino abrasador. Pero no era momento de rendirse. Apretó las manos una contra la otra y sopló, expulsando el fuego que había estado creando en su interior, sin detenerse.

Finalmente, colapsó, y soltó el sello para agarrarse el estómago. Respiraba de forma agitada y ruidosa, pero no se dejó caer al piso. Era una ninja. Era capaz de hacer esto. Tanta concentración y manipulación de chakra la estaba agotando. Sabía que aún tenía mucho chakra en su interior, podía sentirlo, pero era rebelde y no estaba conectado adecuadamente con ella. Manipularlo para que tomara la forma que Akane deseaba tomaba mucho trabajo. Había un terrible desequilibrio. Después de unos segundos se reincorporó y volvió a prestarle atención a Akemi.

Levantó una ceja mientras miraba a su mentor. Era una invitación silenciosa a escuchar su opinión.

Por supuesto que ocultó las quemaduras que tenía en la boca.

PV = 70/70
CH = 130/200
PA = 3/6

[EXT] Concentrarse
[ATK][ELM] Katon: Gokakyuu No Jutsu (CH=50) (DAÑO=140)

Mochila pequeña (Capacidad: 0/15)


▪ Estuche porta-objetos (Capacidad: 10/12)


▪ Kunai x 2 [P] (Corta y larga distancia. Daño: 15. Resistencia: 30/30.)

Un kunai normal utilizado por los ninjas.

Precio: 30 ryōs

▪ Tarjeta de papel [D] x 4

Tarjeta con diversos usos, uno de ellos imprimir información con chakra.

Precio: 2 ryōs

▪ Bomba de humo [P] (Penalización a la visión de los afectados.)

Llena la zona de humo morado al explotar, tiene diversas utilidades.

Precio: 40 ryōs


▪ Riñonera Mediana (Capacidad: 8/15)

▪ Yonha Shuriken x 4 (ampliable con técnicas) [P] (Larga distancia. Daño: 15.)

Shuriken de cuatro aspas

Precio: 15 ryōs


▪ Vaina para gran espada (Capacidad: 0/18)


▪Vaina para ninjato (Capacidad: 6/6)


Ninja-to[M] (Daño: 30. Resistencia: 70/70.)

Espada especial de uso ninja, normalmente empleado por su tamaño sencillo y simple que no dificulta el movimiento. Precio: 110 ryōs
 
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,959
Akemi te miró en silencio mientras ejecutabas la sucesión de movimientos y sellos necesarios para realizar tu técnica, era obvió que te estaba costando volver a pillar la practica o el ritmo que tenías antes del coma, pero lo intentabas y sin saberlo, a Akemi le valía con eso. Tras los segundos que necesitaste para amasar tal cantidad de chakra y transformarla en fuego, una gran bola de fuego salió de tu boca y se perdió en la inmensidad del mundo del Uchiha.

Intentaste fingir tu dolor o quemaduras y o bien eras muy buena actriz o bien Akemi no quiso hacer mucho hincapié en ello-. ¿Cómo te has visto?-el tenía de seguro una impresión u opinión propia, pero prefería saber la tuya-. No hace falta que te diga lo que ya sabes, eres lista y sabes que esta mal y que esta bien, pero no te preocupes, solo necesitas mas practica para volver a ser la mujer fuerte que eras.-te dedicó una sonrisa, el jounnin era consciente de la cantidad de emociones que debías de estar sintiendo y no quería añadir nada por su parte que pudiera complicarte mas la situación, si es que era posible.

-Esta es la única técnica que recuerdo haberte visto usar, no puedo ayudarte mucho mas por ahí, pero te recomiendo recuperar el toque con esa técnica y luego revisar el rollo de técnicas del dojo, puede que muchas las recuerdes con simple entrenamiento y sino al verlas ahí quizás las recuerdes.-Akemi quería ayudarte mas pero no había mucho mas que pudiera hacer salvo supervisarte y enseñarte lo que dominaba-. En lo que si que puedo ayudarte es en el genjutsu.

-Una de las primeras técnicas de genjutsu es el Magen: Kokoni Arazu no jutsu, es un genjutsu sencillo que nos valdrá para entrenar.
- Akemi se acercó a ti hasta estar a unos siete u ocho metros de tu posición-. Primero la teoria: Un genjutsu es básicamente enviar tu chakra a la mente del enemigo para hacerle ver cosas que no existen, hacerle ver ilusiones.- el jounnin realizo el sello de la rata y del carnero-. Esta técnica es muy circunstancial y te permite crear objetos estáticos, sin movimiento ni vida, te valdrá para alguna trampa pero poco mas, cuando domines esta técnica podrás conseguir mejorarla y crear ilusiones con vida y movimiento.-una pared con pinchos se formó a medio paso de ti, tapando al Uchiha por completo.

El muro te impedía verlo, dándote al mismo tiempo una utilidad mas que podía tener ese tipo de técnicas-. Pero es una simple ilusión no ofensiva, nadie se vera herido si toca esos pinchos y descubrirán entonces que algo no va bien.-si dabas un paso o estirabas la mano notarias que no había nada donde debía de esta la pared de pinchos-. El genjutsu es sobre todo engaño, tendrás ventaja mientras obligues al enemigo a actuar creyendo todo lo que hagas, si haces ilusiones irreales o algo que lleve a pensar que esta en una ilusión perderás casi toda tu ventaja.

-Antes de seguir, ¿has entendido todo esto? Antes de pasar a la practica aprovecha para preguntarme cualquier duda.
 
Registrado
25 Abr 2018
Mensajes
349
Ubicación
la playa
—Creo que tengo un problema con mi chakra, —respondió a la primera pregunta de Akemi. —Antes, mi chakra era parte de mí, éramos uno, pero ahora siento como que es algo que está allí y puedo controlarlo, pero... es como que me falla la conexión. No sé si me entiendes, —sacudió la cabeza, frustrada, —es como que mi chakra se ha vuelto rebelde. Como que se ha separado de mí.

Con un suspiro, asintió a lo que Akemi le decía de que volvería a ser fuerte. Nunca había sido fuerte, pero apreciaba que él intentara animarla. Se acercó un poco, dejándose llevar por sus impulsos, y posó las palmas de sus manos en su pecho.

—Gracias, Akemi, —suspiró, levantando la vista y perdiéndose en sus ojos. —En serio.

La cercanía era reconfortante, y por un momento olvidó que estaba teniendo problemas para manipular su chakra, su amnesia, todo. Sólo estaban ellos dos.

Pero no podían quedarse así para siempre.

Contra su voluntad, se alejó unos pasos y escuchó lo que su mentor tenía para enseñarle. Recordaba lo básico de los genjutsus, lo que no recordaba bien era qué genjutsus podía hacer y cómo funcionaban. Por suerte Akemi era experto en eso.

Observó con atención cómo Akemi realizaba el genjutsu que le estaba explicando y de pronto un muro se interponía entre ellos. No le parecía una ilusión demasiado útil en el sentido de que cualquier ninja que supiera lo que estaba haciendo se daría cuenta de que se trataba de un genjutsu, pero podría usarla contra enemigos que no fueran ninjas. Lo más difícil de los genjutsus, para Akane, siempre había sido encontrar la forma de usarlos.

Lentamente dio unos pasos hacia adelante, con su mano derecha levantada y vio cómo ésta atravesaba la pared de pinchos. Maravillada por lo real que se veía, siguió caminando y la atravesó por completo. De nuevo estaba frente a Akemi, terminando de escuchar su lección teórica sobre el uso de genjutsus.

—Lo he entendido todo, sensei, —sonrió Akane con picardía. —Pero este genjutsu es muy básico y poco útil en combate. Sólo puedo usarlo en circunstancias muy específicas. ¿Qué tal si intentamos algo más complejo?
 
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,959
-Es un genjutsu muy limitado, solo te valdrá para engañar a alguien que no espere ser victima de un genjutsu y pocas veces podrás sacarle partido en una pelea en el coliseo.- Akemi se quedó unos segundos pensado en tu petición, como dubitativo, a fin de cuentas no habías hecho mas que saber la teoría, no habías probado a enviar tu chakra a la mente del jounnin.

-Como te decía antes, ese es el genjutsu básico, de ahí, con practica y esfuerzo podrás desarrollar nuevos jutsus y mejorar tus ilusiones.- el Uchiha realizo de nuevo los mismos sellos que había hecho antes-. Este por ejemplo es como por así decirlo, el segundo nivel.- estiró la palma frente a ti y viste como una llama de un palmo de tamaño se formaba en su mano, era hermosa, de color purpura con tonos dorados-. Como ves, esta ilusión tiene vida.-podías ver como la llama se movía con total naturalidad en su mano-. Puedes oírla y sentirla.-escuchabas como el fuego chisporroteaba en la mano de Akemi. Este te miró y sopló la llama, al momento notaste como si un aire cálido y acogedor abrazara tu cuerpo-. Y con algo mas de practica, podrás hasta herir a tus enemigos con las ilusiones.

Akemi cerró la mano y el fuego desapareció al instante, aunque nunca había estado ahí, estaba solo en tu mente-. Los genjutsus tienen mas o menos poder en función de quien los use, el limite esta en tu imaginación y tu habilidad y solo el entrenamiento podrá hacerte superar tus propios limites.- Akemi te miró con un gesto de disculpa, era consciente de que tu querías pasar a jutsus chulos y poderosos, pero no hacía mas que darte teoría y consejos poco alentadores-. Prueba tu, envía tu chakra a mi mente y enséñame que se te ocurre.

Ya sabías la teoría y sabías hasta donde podías llegar con el jutsu dominabas, solo quedaba imaginar que querías hacer que el jounnin viera en su mente y trasmitirlo a través de tu chakra.


FDI- Akemi no domina ninguno de los otros genjutsus que tienes comprados salvo el primero y el que te esta explicando, así que no tiene mucho sentido que te explique como funcionan los otros y los que tengo yo comprados son todos nivel chunnin, así que tampoco puedo enseñartelos xD
 
Registrado
25 Abr 2018
Mensajes
349
Ubicación
la playa
Akane levantó una ceja mientras Akemi continuaba con su explicación teórica de los genjutsus. Al parecer no se había visto afectado en lo más mínimo por el hecho de que ella se le había ido encima. No lo había besado de nuevo, pero sí habían estado muy cerca. Derrotada, su atención volvió al entrenamiento cuando Akemi le mostró una llama color púrpura en su mano, como si fuera un jutsu de fuego... pero era un genjutsu. Se acercó a observarla de cerca, verla moverse como si fuera de verdad, admirando no sólo la destreza en genjutsus de Akemi sino también la belleza que había creado. Cuando la sopló hacia ella se sintió cálida, pero era una sensación superficial, porque su corazón se enfriaba lentamente, aunque Akane no se diera cuenta. La realidad era que le molestaba un poco que la metiera en genjutsus como si nada y ella ni siquiera se enterara. Se sentía bastante vulnerable. Además, ¿qué tan poderoso se había vuelto Akemi mientras ella estaba en coma?

Asintiendo cuando Akemi le dijo que intentara ella con sus genjutsus, decidió probar algo. Por un lado, quería nivelar un poco el campo de juego y aprovechar la oportunidad para divertirse, y por otro lado, necesitaba saber qué tanto poder estaba manejando Akemi en este momento. La carcomía la curiosidad. Era curiosidad... ¿o algo más?

—Antes de empezar, quiero hacer esto, —susurró, y se acercó a él mientras se bajaba un poco el chaleco de cuero, resaltando sus pechos que amenazaban con salirse si ella se lo seguía bajando. Cuando llegó a él, lo tomó por detrás del cuello y lo acercó a ella, besándolo como nunca antes lo había hecho. Era un beso enérgico y apasionado, y Akane se dejó llevar mientras le pasaba la lengua por el labio inferior, pidiéndole permiso para volverlo más intenso. Mientras lo mantenía con los labios pegados a los de ella, su mano derecha empujándolo desde la nuca, usó la mano izquierda para llegar a su estuche portaobjetos y sacar una tarjeta de papel. Sin dejar de besarlo, presionando sus cuerpos uno contra el otro, realizó el jutsu para imprimir el poder de Akemi en su hoja de papel. Mordiéndole el labio inferior para que no se diera cuenta de lo que había pasado, guardó la tarjeta de papel de nuevo en su estuche portaobjetos. Luego la analizaría.
Habiendo terminado su misión, con un último beso se separó de Akemi. Se quedó quieta unos segundos, algo agitada, antes de dar unos pasos hacia atrás y subirse el chaleco de nuevo.

—Creo que ya fue suficiente de eso, —sonrió Akane, segura de que este rato de besos le había servido para dos cosas: distraer a Akemi y saber más de él. —Ahora pasemos a lo importante.

No sabía qué la había llevado a engañar a Akemi de esa manera, especialmente considerando que tenía sentimientos por él, pero... sabía que él no le estaba mostrando todo su poder. Y quería... no, necesitaba, saberlo. Además, podía justificarse en que preguntarle directamente podría ser considerado ofensivo o grosero. No quería que Akemi pensara que ella sólo estaba interesada en él porque era poderoso. Y estaba segura que también lo había distraído lo suficiente para hacerlo caer en un genjutsu.

Akane entonces fijó sus ojos en los de Akemi, y sin dejar de mirarlo, concentró el chakra en su interior y lo moldeó, forzándolo a invadir la mente de Akemi. Proyectó la ilusión que estaba creando en su cabeza, haciéndola llegar a su entrenador a través del chakra que tanto le costaba controlar, imaginando cómo su propio chakra se apropiaba de las neuronas de Akemi para hacerlo ver lo que ella quería que viera. Mientras tanto, realizaría los tres sellos necesarios para ejecutar el genjutsu. Si funcionaba, Akemi podría ver cómo del suelo oscuro de su dimensión emergía un líquido negro que comenzaba a formar un charco bajo sus pies, pero si intentaba moverse no podría separarse, ya que era pegajoso. Lentamente subiría alrededor de sus zapatos, como un chicle derretido de color negro que no dejaba de ascender y envolver sus pies. Se vería incapaz de moverse. Podría levantar los pies, pero no separarse del líquido negro extraño, que no lo dejaría caminar.

—Parece que no tienes mucho control de tu propia dimensión, —comentó Akane en tono burlón, aunque evidentemente Akemi sabría que se trataba de un genjutsu.

Siguió proyectando imágenes en su mente, ahora que estaba controlando mejor su chakra, y sabiendo la ubicación de Akemi, cerró los ojos e imaginó cómo su propio chakra de color azulado viajaba en dirección del jounnin y se apoderaba de su mente. Abrió los ojos, confiada en su capacidad de hacer esto bien, y realizó el sello de la rata. Entonces le hizo ver a Akemi cómo ella, con su cuerpo frente al suyo, se deshacía en cientos de pétalos negros. Al no haber viento en la dimensión, los pétalos caerían al piso y se amontonarían allí hasta desaparecer. Mientras tanto Akane aprovecharía para acercarse a su entrenador por detrás sin ser vista. Akemi sólo podría ver cómo a sus espaldas la figura femenina de su alumna volvía a tomar forma a partir de los mismos pétalos negros en los que se había deshecho. Si miraba hacia atrás, vería cómo Akane le sonreía, tan cerca de él que casi se tocaban y sacaba un kunai para ponérselo al cuello.

—¿Qué tal hasta ahora? —preguntó.

PV = 70/70
CH = 80/200
PA = 0/6

[EXT] Karuto no Tayori (CH=10)
[ATK] Magen: Sokubaku no Gensō (CH=20)
[APO] Magen: Hanachiri Nuko (CH=20)
[EXT] Amenazar con kunai

Mochila pequeña (Capacidad: 0/15)


▪ Estuche porta-objetos (Capacidad: 10/12)

▪ Kunai [P] (Corta y larga distancia. Daño: 15. Resistencia: 30/30.)

Un kunai normal utilizado por los ninjas.

Precio: 30 ryōs

▪ Tarjeta de papel [D] x 3

Tarjeta con diversos usos, uno de ellos imprimir información con chakra.

Precio: 2 ryōs

▪ Bomba de humo [P] (Penalización a la visión de los afectados.)

Llena la zona de humo morado al explotar, tiene diversas utilidades.

Precio: 40 ryōs


▪ Riñonera Mediana (Capacidad: 8/15)

▪ Yonha Shuriken x 4 (ampliable con técnicas) [P] (Larga distancia. Daño: 15.)

Shuriken de cuatro aspas

Precio: 15 ryōs


▪ Vaina para gran espada (Capacidad: 0/18)


▪Vaina para ninjato (Capacidad: 6/6)


Ninja-to[M] (Daño: 30. Resistencia: 70/70.)

Espada especial de uso ninja, normalmente empleado por su tamaño sencillo y simple que no dificulta el movimiento. Precio: 110 ryōs
 
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,959
Akemi no pudo ni responder al beso que le regalaste, sus labios se fundieron con los tuyos sin oposición alguna, jugaba con tus labios y tu lengua mientras tu jugabas con las tarjetas de chakra, el no se inmuto, quizás no lo supiera, quizás no le importara, fuese como fuera, no se movió del sitio hasta que tus labios se separaron de los suyos-. ¿Ya?.-bromeó el jounnin cuando dejaste claro que el beso había finalizado y que era momento de pasar a la practica.

Tu estabas decidida y empezaste a realizar tus técnicas, tu chakra llegó a la mente del Uchiha sin oposición y poco a poco viste como Akemi iba mirando a los lados siguiendo lo que habías dibujado en su mente. Lo viste sonreír divertido cuando intentaste molestarlo por tu dominio de su dimensión, hasta que desapareciste y apareciste a su espalda, este se giró hasta estar cara a cara contigo, tenía una sonrisa enorme, parecía divertirse mucho con tu genjutsu.

De repente notaste como algo frio toco tu cuello por detrás, al girarte podrías comprobar con sorpresa como Akemi sostenía un kunai sobre tu cuello de la misma forma que lo habías hecho instantes antes. Si volvías a mirar al otro lado verías como donde estaba el Akemi al que habías sorprendido se desvanecía en cientos de pétalos idénticos a los tuyos-. Yo creo que la controlo bastante bien.-te respondió con una sonrisa mientras miraba a tus pies. Sobre tus piernas viste el mismo liquido que habías imaginado para inmovilizar al Uchiha, solo que ahora te inmovilizaba a ti.

Akemi retrocedió unos pasos dándote unos segundos para pensar como era posible que tus propias técnicas se hubieran vuelto contra ti. Habías visto como Akemi había sido inmovilizado y presa de tus técnicas pero de alguna forma que no podías explicar ahora eras tu el propio objetivo y el estaba totalmente libre, mientras que tu seguías presa de aquel liquido inmovilizador-. ¿Qué tal hasta ahora?.-se burló de ti.
 
Registrado
25 Abr 2018
Mensajes
349
Ubicación
la playa
Akane habría saltado en el lugar por lo sorprendida que se vio cuando sintió el frío del kunai en el cuello, pero no podía. Estaba inmovilizada, sujetada al piso por ese líquido viscoso negro que ella misma había imaginado. Akemi, parado detrás de ella, se burlaba. ¿Estaba metida en su propio genjutsu? ¿Cómo era posible? Bueno, si era su propio genjutsu, tendría que poder salir de él...

Ignorando a Akemi, que seguía burlándose de ella, cerró los ojos y concentró el chakra en su mente, intentando focalizarlo para devolverse a sí misma a la realidad. Imaginó sus neuronas, con sus sinapsis alteradas, e intentó normalizarlas con su propio chakra. Su esfuerzo de concentración le significó gotas de sudor en la frente, y cuando estaba segura de que había vuelto todo a la normalidad, abrió los ojos para encontrarse en la misma situación.

¡No era justo! Este genjutsu había sido idea de ella y realmente le había costado hacerlo. Akemi debió haber caído en él por más tiempo, y sin embargo, se las había arreglado para, de alguna forma, devolvérselo. ¿Cómo era posible? Fue entonces que se dio cuenta. Los ojos de Akemi eran de color carmesí.

—¡¿Utilizaste el sharingan para engañarme?! —exclamó, indignada. No era justo que siempre saliera perdiendo con él. Además, ahora no podía hacer nada. ¿Qué sentido tenía atacarlo si estaba en un genjutsu y lo sabía? —¡Este es mi genjutsu, crea los tuyos propios! ¿Acaso no tienes ideas que andas robando las mías? Y sácame de aquí, no puedo salirme sola.

Se cruzó de brazos y lo miró con el ceño fruncido, molesta por lo que había ocurrido. Pero aún así, ella tenía una ventaja. Había averiguado todo sobre él sin que se diera cuenta. Si Akemi accedía a sacarla del genjutsu o no, daba lo mismo, buscaría en su estuche portaobjetos y sacaría la tarjeta de chakra con los datos de Akemi para analizarla.

—No te creas un dios aún, —le diría. —Sigues siendo un hombre. Y, como todos, no se dan cuenta de nada si tienen un par de tetas enfrente.

Con esas palabras y una sonrisa pícara, le mostraría la tarjeta de papel que tenía en sus manos.

PV = 70/70
CH = 80/200
PA = 4/6

[EXT] Intentar salir del genjutsu
[EXT] Analizar tarjeta de papel con datos de Akemi

Mochila pequeña (Capacidad: 0/15)


▪ Estuche porta-objetos (Capacidad: 10/12)

▪ Kunai [P] (Corta y larga distancia. Daño: 15. Resistencia: 30/30.)

Un kunai normal utilizado por los ninjas.

Precio: 30 ryōs

▪ Tarjeta de papel [D] x 3

Tarjeta con diversos usos, uno de ellos imprimir información con chakra.

Precio: 2 ryōs

▪ Bomba de humo [P] (Penalización a la visión de los afectados.)

Llena la zona de humo morado al explotar, tiene diversas utilidades.

Precio: 40 ryōs


▪ Riñonera Mediana (Capacidad: 8/15)

▪ Yonha Shuriken x 4 (ampliable con técnicas) [P] (Larga distancia. Daño: 15.)

Shuriken de cuatro aspas

Precio: 15 ryōs


▪ Vaina para gran espada (Capacidad: 0/18)


▪Vaina para ninjato (Capacidad: 6/6)


Ninja-to[M] (Daño: 30. Resistencia: 70/70.)

Espada especial de uso ninja, normalmente empleado por su tamaño sencillo y simple que no dificulta el movimiento. Precio: 110 ryōs
 
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,959
-Jajajajaja.-Akemi se rio al ver tu indignación, parecía divertirle tu frustración aunque estaba claro que no lo hacía con maldad-. Eso es lo mas importante, necesitas saber como salir de los genjutsus, como has visto no eres la única que sabe usarlos.- Akemi formó el sello del tigre-. Esta técnica se llama Kai, liberas tu propio chakra por tu cuerpo hasta tu mente haciendo que esta salga del genjutsu, pero hay dos cosas a tener en cuenta para que un Kai sea exitoso.- Akemi levanto el dedo índice para enuméralas, esa debía de ser la primera-. Que te des cuenta de que estas en un genjutsu, si no eres consciente de la ilusión no pensaras en usar el Kai.- levantó el segundo dedo-. Que seas superior a tu rival, los genjutsus se van debilitando conforme el tiempo pasa, pero aun así si tu poder no es superior al del ejecutor no podrás salir.

Akemi te dio unos segundos por si quería intentar liberarte por tu cuenta del genjutsu y si lo intentabas o no, el lo acabaría deshaciendo-. El sharingan es un arma poderosa y muy útil para los genjutsus, sigue creciendo como ninja y te enseñare todo su potencial.- Akemi se acercó a ti cuando aun tenías los brazos cruzados y ceño fruncido y te tocó el brazo por el lateral. Notaste como el mundo volvió a dar vueltas por un instante y como ambos salíais de nuevo al mundo mundano. El jounnin se alejó un poco por si te habías mareado y observo con una sonrisa como sacabas la tarjeta con sus datos.

-Si, digamos que no me he dado cuenta.-el Uchiha tenía una sonrisa burlona, bien podría estar tirandose un farol por no admitir que lo habías engañado o simplemente era cierto y su percepción había superado tu estrategia embaucadora. Fuera como fuese no lo molestaba lo mas mínimo-. ¿Qué tal? ¿Sigo siendo un hombre?¿Tu hombre?.-la ultima pregunta iba por otro lado y parecía ser la que mas le importaba al jounnin.


FDI- Penultimo post.

Consigues la información con el Karuto, cuenta que ves mi ficha actual.

Como master una simple aclaración, por diferencia de percepción tu estrategia de la tarjeta no abría funcionado, es decir, si solo miramos los números tu sigilo no es lo suficiente, pero el buen uso de la interpretación y la situación te puede salir bien depende de que momento y lugar.
 
Última edición:
Registrado
25 Abr 2018
Mensajes
349
Ubicación
la playa
Akane asintió ante la explicación del uso de la técnica Kai para salir de los genjutsus. Ahora que había recuperado parte de su memoria, y con ello los recuerdos de los anteriores entrenamientos con Akemi, sentía que la parte teórica era un poco repetitiva. Ya habían pasado por esto, ¿no? No hacía falta aprenderlo de nuevo. De todas formas se quedó callada porque temía que si seguía quejándose él la mandaría a enseñarse sola. Le parecía más importante lo que había mencionado del Sharingan, sin embargo. Ya era hora de que Akane lo tuviera. Era una Uchiha después de todo.

Mareada y esforzándose por no tambalearse, volvió al mundo real y sus ojos recorrieron el paisaje. La segunda vez cambiando de dimensión ya no se sentía tan horrible como la primera. El sol sin duda estaba brillante, y sonrió un poco al sentir la brisa en el rostro. Le agradaba la privacidad que ofrecía la dimensión de Akemi, pero prefería las sensaciones que la realidad tenía para ofrecerle.

Observando la tarjeta que tenía entre sus manos, tardó unos segundos en enfocar, y luego los ojos se le abrieron como platos. No podía creer lo que estaba viendo. Sus ojos grises alternaban entre mirar la tarjeta con los datos de Akemi y mirarlo a él. ¿Sería posible que Akemi hubiera manipulado los datos...? No. Había visto su poder. Era todo verdad. Nunca se había imaginado que una persona pudiera albergar tanto poder, y sin embargo aquí estaba, frente a ella. Ahora que sabía que era posible, algo se había despertado en su interior. Ambición. Sed de poder. Quería ser tan poderosa como Akemi y aún más. Y quizás así finalmente podría cumplir con su objetivo de proteger la aldea. Sólo ella sabía cómo hacerlo. Tenía que tomar las riendas y hacerse cargo de la seguridad de los aldeanos. Pero para eso tenía un largo camino por recorrer.

Dejó pasar unos segundos mientras meditaba su nueva meta en la vida. Lo que había hecho era más que salir del coma. Había renacido. Esta Akane no era la misma ninja de hacía dos años.

Finalmente arrugó el papel en sus manos y lo dejó caer al piso.

—No importa, —se encogió de hombros. —No importa si eres poderoso o débil, Akemi. Al menos no es importante para mí.

No estaba segura de si le estaba diciendo la verdad o no, pero le pareció que era lo que tenía que decir. Tenía sentimientos por él, pero no podía negar que le agradaba que manejara tanto poder.

—Si me quieres de vuelta, —respondió a su última pregunta—. Sí, estoy aquí para ti. Pero muchas cosas han cambiado, me imagino. Por ejemplo, mi casa está destruida y estoy endeudándome en un hotel. ¿Te sobra una habitación?

PV = 70/70
CH = 80/200
PA = 5/6

[EXT] Deshacerse de la tarjeta de papel

Mochila pequeña (Capacidad: 0/15)


▪ Estuche porta-objetos (Capacidad: 10/12)

▪ Kunai x2 [P] (Corta y larga distancia. Daño: 15. Resistencia: 30/30.)

Un kunai normal utilizado por los ninjas.

Precio: 30 ryōs

▪ Tarjeta de papel [D] x 3

Tarjeta con diversos usos, uno de ellos imprimir información con chakra.

Precio: 2 ryōs

▪ Bomba de humo [P] (Penalización a la visión de los afectados.)

Llena la zona de humo morado al explotar, tiene diversas utilidades.

Precio: 40 ryōs


▪ Riñonera Mediana (Capacidad: 8/15)

▪ Yonha Shuriken x 4 (ampliable con técnicas) [P] (Larga distancia. Daño: 15.)

Shuriken de cuatro aspas

Precio: 15 ryōs


▪ Vaina para gran espada (Capacidad: 0/18)


▪Vaina para ninjato (Capacidad: 6/6)


Ninja-to[M] (Daño: 30. Resistencia: 70/70.)

Espada especial de uso ninja, normalmente empleado por su tamaño sencillo y simple que no dificulta el movimiento. Precio: 110 ryōs
 
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,959
FDI- Perdona por la espera, con todos los cambios y tal he estado algo desentendido de mis labores. Volvemos al lio. Ultimo post y cierro y puntuo.


Akemi sonrió al escuchar que lo que habías visto en la tarjeta o todo lo que te había mostrado no había hecho que te alejaras de él-. Mi casa solo tiene una habitación, aunque podemos ver como nos organizamos.-su sonrisa picara denotaba que la idea de compartir casa contigo no le desagradaba, a fin de cuentas por muy fuerte que fuera, seguía siendo un hombre-. Aunque antes tengo que terminar un encargo ¿En que hotel te hospedas?.-el Uchiha espero hasta que le hubieras dado una respuesta.

-Pues hagamos eso, cuando acabe todo esto me pasare por ahí y ya vemos, supongo que tendrás que coger tus cosas o lo que tengas.- Akemi parecía ilusionado por la idea, quizás fuera un violador en potencia aunque seguramente se debiera mas al hecho de ver a su amada fuera de la cama del hospital después de tantos meses-. Ah que se me olvidaba.-se acercó a una velocidad muy parecida a la que habías visto en la tarjeta y te cogió entre su brazos, plantándote un beso-. Nos vemos enseguida.

Añadió el jounnin mientras se separaba de ti, te sonrió y desapareció frente a tus ojos. El pelo se te movió por el aire que había levantado el jounnin frente a ti pero no importaba, el entrenamiento o lo que hubiera sido eso había acabado. Ahora sabias mucho mas de ti y mucho mas de él, solo quedaba ir al hotel y plantearte si de verdad querías dar el paso que significarte ir a la casa de un hombre que poco mas conocías salvo el sabor de sus labios y el poder de sus brazos.
 
Arriba