[Entrenamiento] Mis queridos pupilos...

Edinson_yondaime

Moderador
Registrado
9 Jul 2016
Mensajes
1,367

Al salir de la academia ninja debían ir, siguiendo las indicaciones dada por aquella chica, a través de la plaza central en dirección oeste, atravesando ese majestuoso mercado que allí se alzaba, transitado por mucha gente a esas horas de la mañana. La plaza era un lugar tranquilo, sin ningún altercado, generalmente, por lo que transitar por ella podría demostrar la armonía que se vivía en la aldea, a pesar de todo ((todo ambientado antes del evento)). Al atravesar la plaza llegarían a un edificio cercano al conocido templo de clanes, el cual debían dejar detrás siguiendo un calle en la cual, al doblar a la izquierda, llegarían al hospital de la aldea, en donde se podía ver a través de las ventanas como algunas enfermeras trataban a algunos pacientes, todos procedimientos rutinarios que, en teoría, con sus conocimientos básicos de medicina, debían conocer.

Según las indicaciones, frente al hospital habían unas pequeñas edificaciones en donde algunas casas se alzaban. Una de esas casas era su destino. Cuando se acercaron a tratar de tocar la puerta ésta se abrió al instante y dejo ver a un chico de tez muy pálida, delgado, con un uniforme cuyo chaleco lo revelaba como ninja de grado medio, o chuunin, y que también portaba algunas partes del uniforme médico, aunque modificado. Éste los vio con sus penetrantes ojos amarillos, poseía una mirada que hasta cierto punto intimidaba.

Por su aproximación podía deducir que se acercaban a su domicilio y, cuando abrió la puerta, pudieron divisar que en lo que debía ser el salón había una mesa con algo encima, pero ese algo estaba tapado por una sabana. Podían saber esto porque la sabana estaba a una altura considerable que delataba que estaba tapando algo. Había poca iluminación dentro pero aún así podían ver algunos utensilios médicos desperdigados en una mesa. Aún y cuando quisiera indagar más la puerta fue cerrada de golpe por el shinobi. Pese a lo incómoda que podía ser la escena el sujeto sonrió, mostrando unos colmillos bastante pronunciados mientras los seguía observando. - Esas no son cosas que todos deban ver. Parece que venían a mi domicilio pero tengo prisa. ¿Qué quieren?

((Ficha en el primer post, sería bueno también que pusieran una imagen de su pj, para hacerme una idea.))
 

_cassiel_

NUser
Registrado
25 May 2016
Mensajes
1,092
Al cruzar el umbral de la puerta, me percaté que el rector Dongo no estaba y en su lugar debía atenderme con su indiscreta secretaria. “Uno no puede tener secretos en esta aldea.” Su comentario me molestaba, específicamente, que mi información fuera entregada en presencia de cualquiera, aunque esa persona fuera Mei. Esa encantadora Uzumaki de cabellos rosa, la cual había llegado después de mí. -Debemos estar destinados, no crees, Mei. -Señalé sonriendo. Una actitud diametralmente opuesta a la que recibía la secretaria. Odiaba a las personas que revelaran más de lo que deberían.

-Vamos, Mei. Ya tenemos todo lo que necesitamos. -Señalé, sin agradecer o despedirme.

Salí de la academia sin prisa, analizando las diferentes reacciones de la secretaria y su perturbante sonrisa. “Esa idiota algo tramaba.” Su actuar era muy raro, sobre todo cuando leyó que teníamos conocimientos médicos. Lo que aumentaba mi curiosidad por aquel Chūnin al que deberíamos acudir. “Frente al hospital.” Una ubicación bastante conveniente. -Así que estaremos bajo el alero de otro Chūnin, no Mei. Uno que al parecer tiene un particular interés en el conocimiento de técnicas médicas. Será una experiencia totalmente diferente a la que ya hemos tenido. -Comenté a la Uzumaki, mientras anticipaba lo que venía. -Sin embargo, no sé cómo lo tomará, según parece nos entrometeremos en su misión. Hará de niñero. -Esbocé una sonrisa, sería una situación divertida. –Ahora, Mei, a lo importante. ¿Si vamos juntos, contaría como una cita? Si es así, no me molestaría tardarnos más de lo que deberíamos. ¿Qué dices? -No era ligar, solo tanteaba el terreno.

El recorrido no era el que hubiera preferido, demasiada gente, pero el ideal para pasar el rato en compañía. Dejando atrás la plaza y el mercado lleno de actividad (coronavirus), lo siguiente sería acercarnos al hospital. En frente de este, según las indicaciones de la secretaria, estaría la casa del Chūnin. La cual no fue difícil de hallar. -Te doy los honores. -Bromeé con Mei, pero no alcanzamos ni siquiera a tocar la puerta. Ya que esta se abrió, revelando a un shinobi un tanto particular.

-Espero que eso sea un cadáver, así al menos la visita valdría la pena. -Señalé, sin preocupación, al extraño bulto oculto que se podía apreciar sobre la mesa a su espalda. -Hemos sido asignados a su cuidado por la secretaria de la academia. Le acompañaremos en su misión. -Continúe con calma. -Mi nombre es Eiji Ryuuji, y algo me dice que nuestra experiencia en técnicas médicas es la razón del porqué estamos acá. -Dejé que Mei se presentara por si sola, mientras trataba de analizar más del pálido Chūnin. “Esto será interesante, vislumbro una particular manera de enseñar.” ¿Sería una experiencia gratificante o solo una decepción? Solo había que esperar.

-Sí gustas, podemos fingir ser una pareja. Solo para mayor seguridad, claro está. -Susurré al oído a Mei, divertido. La atmósfera que rodeaba al extraño Chūnin no me molestaba en absoluto.

PV: 150/150
CH: 100/100
PA: 6/6


-EXT: Caminar hasta la casa del Chūnin.


Eiji Ryuuji
PV:
150/150
CH: 100/100
PA: 6 - 1 = 5/6
- Usuario: Cassiel
- Nombre: Eiji - Apellido: Ryuuji
Ficha Interpretativa:

- Descripción Física:
Altura: 177 cm
Peso: 75 kg
Eiji a la corta edad de 16 años, ya supera los 1.77 cm de altura, siendo un joven bastante alto para el promedio entre sus congéneres de la misma edad. Su forma física es óptima, músculos bien formados, más no excesivos. Trabajados al punto de la extenuación, por el riguroso plan de entrenamiento al cual ha sido sometido desde temprana edad.
Viste de manera cómoda, sin prendas de más en su cuerpo, solo las necesarias para sobrevivir. Camiseta y pantalones raídos por el uso. Siendo el calzado el más confortable, adaptado para una mejor tracción y confort. Odia ir descalzo, ícono de un pasado que quiere olvidar.
Sus facciones están bien definidas, pero algo delicadas para su edad. Confiriéndole a su rostro una falsa inocencia, honestidad y honor, cualidades de las que carece totalmente. Sufre de ataraxia, la cual a ratos se refleja en su rostro, otorgándole un semblante sin expresión. Incluso algo curioso. Sus ojos en cambio, son penetrantes, profundas lagunas de aguas claras. Tan fríos como su corazón.
Su cabello lo ocupa casi siempre largo, atado sin preocupación.
- Descripción Psicológica:
Eiji ha pasado por largos periodos de soledad en su infancia, lo que ha moldeado su personalidad a una carente de empatía. Siendo solitario e independiente, práctico y sin remordimientos a la hora de ejecutar una orden. Es una persona serena, que mantiene sus sentimientos a raya, no viéndose nublado por ellos a la hora de optar por una acción. Decidido, capaz de interpretar cualquier papel a la perfección si con ello puede obtener lo que desea. Más no es cruel, sino más bien, sufre de ausencia de sentimientos de culpa o vergüenza, con evidentes problemas de adaptación a las normas sociales y morales.
Por fuera es encantador, cortes y educado, sin miedo a decir lo que piensa o lo que le apetece decir. Pareciendo una persona muy extrovertida que suele caer bien a los demás. Locuaz, lo que implica tener facilidad verbal, siendo un conversador entretenido. Finge tener empatía con la otra persona para que ésta desarrolle confianza en ellos y hacerla más vulnerable, de forma que más tarde pueda manipularla a su antojo.
- Galería:
En proceso…
- Historia:
Un niño, solo, caminando en unas ruinas desconocidas olvidadas por todos aquellos a los que les hacía peso en la consciencia. Sin temor o preocupación evidente, con una serenidad en su semblante que resultaba perturbadora. Fue encontrado por una pareja ANBU que regresaba de una difícil misión, mal heridos; de aparentes tan solo 4 años y con una evidente desnutrición en su haber. Podrían haberlo dejado, pero algo en sus ojos los hizo cambiar de opinión. No era algo que poseía, sino de lo que carecía. No vieron a un niño, sino a una herramienta a la cual afilar.
Por el futuro de la aldea, por la venganza de sus caídos. Por los triunfos robados.

Hoja de Servicio:
- Registro de Servicio
- Aldea: Konoha
- Clan: Hyūga
- Clase: Asesino
- Rango: Estudiante de la academia
- Especialización: Polivalente (Ninja Médico)
- Edad: 16 años

- Entrenamientos: 0
- Misiones:
Rango D:
0
Rango C: 0
Rango B: 0
Rango A: 0
Rango S: 0
- Registro de Capacidades
- General:
Vida: 150/150
Chakra: 100/100
Puntos de Acción: 6

- Características Innatas.
Fuerza: 1
Rapidez: 1
Sigilo: 2
Percepción: 1
Defensa: 0
Personalidad: 0

- Disciplinas.
Armas de Corto Alcance: 0
Armas a Distancia: 0
Taijutsu: 1+1c = 2
Invocación: -2c
Marionetismo: 0
Genjutsu: 0
Técnicas de Sellado: 0
Técnicas Médicas: 1
Técnicas de Barrera: 0
Técnicas Ninja: 1+1c = 2
Elemento Primario: -1c

Ficha Técnica:
- Técnicas Conocidas.
- Las que domina
-
- Técnicas Dominadas.
INNATAS

» Golpe [ATK][FIS] (Daño: 10 x nivel en característica.)
Sellos: no necesita
» Finta [EXT] (Solo cuerpo a cuerpo) (Reducción en la próxima defensa de enemigo: 10% por cada nivel de {[sigilo + rapidez]/2} sobre el nivel de percepción del enemigo).
El usuario mediante ágiles y sutiles movimientos antes de cada ataque busca confundir a rival para hacer menos eficiente su defensa.
Sellos no necesita.
» Esquiva [APO] (Daño mitigado: 1/6 por cada punto de esquiva por encima del enemigo. La esquiva recibe +1 si el ataque se hace a medio alcance y +2 si es a largo alcance)[Nota: Esquiva= (Rapidez + Percepción)/2].
El usuario se vale de su percepción para ubicar la trayectoria de un ataque y de su velocidad para moverse en consecuencia para lograr mitigar el daño de un ataque realizado por el enemigo.
Sellos: no necesita
TAIJUTSU

» Hōka Ranbu [ATK][FIS] (Daño: 10 x nivel en característica.)
La técnica es básicamente un bombardeo de ataques físicos. El usuario primero ataca al oponente con una patada, que es inmediatamente seguido por un golpe y otra patada

TÉCNICAS NINJA

» Bunshin no Jutsu [APO] (cada copia = 15ch. Posibilidad de realizar varias en una acción)
Creas copias ilusorias de algo o de alguien.
Sellos: Tigre → Jabalí → Buey → Perro

» Fuuinjutsu Kai [[EXT] (Necesario un pergamino de sellado. Costo: 10 ch)
Técnica básica con la cual emites una cantidad especifica de chakra para romper un sello realizado previamente por otra persona o por ti, el cual tiene la finalidad de liberar uno o varios objetos sellados dentro de un pergamino de sellado.
Sellos: No necesita.

» Henge no Jutsu [EXT] (cada transformación=25ch)
Adquieres una apariencia ilusoria a vistas del resto de algo de un tamaño distinto al tuyo (por ejemplo un gorrión o una farola)
Sellos: Perro → Jabalí → Carnero

» Karuto no Tayori [EXT] (Coste: 10ch. Posibilidad de realizar varias en una accion)
Revisas el potencial y status de alguien imprimiéndolo en hojas de papel, o hojas especiales, las cuales se pueden comprar en la Tienda.
Sellos: no necesita

» Kawarimi no Jutsu [DEF] (Cada Kawamiri: 40ch, El siguiente ataque realizado tiene un bono de +1 en sigilo.)
Intercambias el cuerpo del usuario por algún tronco que tengas en tú inventario o un Kage Bunshin para que así el nuevo objetivo reciba los Daños. Haciendo que te pierdas de la vista de tu enemigo por un instante.
Sellos: Carnero → Jabali → Buey → Perro → Serpiente

» Ninpō: Kannon-Gakure [APO] (Coste: 10ch)
El ninja se mimetiza con superficie a su espalda, usando una tela sensible al chakra.
Sellos: No necesita.
TÉCNICAS MÉDICAS

» Chakra Enjintou [ATK][ELM] (Daño: 15 x nivel en característica. Coste: 5ch x nivel.)
El chakra de tus manos se asemeja a bisturís que cortan con precisión al golpear.
Sellos: Tigre → Caballo → Liebre → Rata → Perro

Compañero Animal:
- Galería
Próximamente...

Objetos y Carga Máxima:
- Objetos.
Equipo:
Objetos de carga:

Riñonera Mediana
(Capacidad: 0/15)
Pequeña bolsa para transportar objetos en la cintura.
Nota: Solo hasta objetos pequeños.
*Requisitos: Rango Genin. *

Armas:

Protectores de antebrazo [M]
(Resistencia: 50/50.)
Protector diseñado para mejorar la habilidad defensiva del portador.
*Requiere un EXT para usarse*

Objetos médicos:
Miscelaneos:
Makibishi [D]
(15 de daño)
Formada por cuatro o más púas metálicas afiladas de unos pocos centímetros de largo, esta arma es utilizada como trampa o para lastimar los pies del enemigo en huida.
Tronco [M]
Ideal para cambiarse por él con el Kawarimi no Jutsu.
Bomba de humo [P] (Penalización a la visión de los afectados.)
Llena la zona de humo morado al explotar, tiene diversas utilidades.

- Carga Máxima
Capacidad de carga: 50 + 5 x nivel de Fuerza = 0/55
Carga bolsillos: 2 + 1 x nivel en percepción = 0/3


Carga máxima: 15/58
- Distribución y transporte.
Objetos de transporte y Organización.
Makibishi [D] (15 de daño)
Formada por cuatro o más púas metálicas afiladas de unos pocos centímetros de largo, esta arma es utilizada como trampa o para lastimar los pies del enemigo en huida.
Bomba de humo [P] (Penalización a la visión de los afectados.)
Llena la zona de humo morado al explotar, tiene diversas utilidades.

- Dinero: 2 ryus.
- Experiencia: 10 exp.
- Puntos de Talento: 0
- Bonus de Clase:
 
Última edición:

Ahribitch

NUser
Registrado
25 May 2016
Mensajes
1,539
Habia llegado a aquel lugar con el optimismo de aprender mas de ninjutsu medico, sin duda era un area que estaba dispuesta a especializarme, por coincidencia me habia encontrado nuevamente con Eiji, me fastidiaba pensar que debia compartir entrenamiento con alguien mas, sin embargo Eiji habia mostrado su valia en la prueba y no debia de negar que me agradaba, aunque estaba claro que lo patearia el trasero en ninjutsu medico, mis instructures en la academia me habian dicho que tenia un excelente control de chakra, y un talento nato en la medicina, me llamaban incluso una genio con mucho potencial. Sin duda estaba dispuesta a demostrarlo.

-Supongo, pero no te emociones...
- respondi a su comentario fingiendo indiferencia.

Segui las indicaciones llegando a mi destino, me encontre con un shinobi de apariencia extrana y con vestimentas que deletaban su interes por la medicina, "Menudo personaje, pudieron traerme con otra Kunoichi, se nota el machismo de esta aldea"

-Una cita... acepto- me respondi mientras le agarraba el gluteo derecho para luego apretarlo, no se sentia nada mal, se notaba que se ejercitaba.

Preste atencion al etorno, y aquello que ocultaba bajo las sabanas, Eiji menciono aquello que se me cruzo por la mente, admitiria que aquello me causaba mucha curiosidad.

-Vengo con hambre de conocimiento sobre ninjutsu medico...- respondi coqueta al sujeto extrano -espero tu puedas ayudarme...- di una sonrisa

Eiji se le estaba subiendo el machismo a la cabeza, pero quien se creia para pensar que yo necesitaba seguridad, yo no era ninguna delicada flor, ni necesitaba un hombre para sentirme protegida, podia lidiar con cualquiera incluso si tuviera un aura extrana como el chunin de en frente

-Eiji-sama me haces sentir segura...-afirme en su oido en un tono seductor que se transformo en ironico al pellizcarle el gluteo que solo momentos atras le habia acariciado, tras eso le abrace uno de sus brazos fingiendo timides y estrujandolo entre mis pechos, como toda "dama en apuros", sin duda tomara su merecido cuando vea mi talento medico.

-Por cierto cual es tu nombre? y a que te dedicas? - pregunte al chunin

Ext: Presentarse con el Chunin
Ext: toquetear a Eiji
Ext: Tratar de poner cachondos a Eiji y al doctor

Mei - Ahripink [2,11]

- Usuario:
Ahripink
- Nombre: Mei - Apellido: Uzumaki
Ficha Interpretativa:​
- Descripción Física:
Spoiler
16 de edad, piel blanca ojos verdes, cabello rosa oscuro, cuerpo curvilineo y rostro de gran belleza..
- Descripción Psicológica:
Spoiler
Amable, de buen character, segura de si misma, coqueta,, llena de objetivos ninja, quiere demostrar que las kunoichis pueden ser tan Fuertes como los shinobis..
- Galería:
Spoiler
- Historia:
Spoiler
Desde muy pequena siempre fue una kunoichi muy talentosa, a pesar de sus logros en el ninjutsu, nunca recibio el reconocimiento de su padre al ser mujer, estando opacada por la sombra de su hermano, que a pesar de ser menos talentoso que ella, la estima de su padre hacia el siempre fue superior. Por dicha razon ella decidio expolotar su talento y demostrar a su familia que las kunoichis pueden ser tan buenas o mejores que los shinobis..
Hoja de Servicio:​
- Registro de Servicio
Spoiler
- Aldea: Konoha
- Clan:Uzumaki
- Clase: Medico
- Rango: Estudiante de la academia
- Especialización:Genio (Medicas)
- Edad: Entre 17 y 18 años

- Entrenamientos: 0
- Misiones: 0
Rango D: 0
Rango C: 0
Rango B: 0
Rango A: 0
Rango S: 0
- Registro de Capacidades

Spoiler
- General:
Vida: 50/50
Chakra: 200/200
Puntos de Acción: 6

- Características Innatas.
Fuerza: 0
Rapidez: 0
Sigilo: 0
Percepción: 1
Defensa: 1
Presencia: 0 + 1c = 1


- Disciplinas.
Armas de Corto Alcance: 0 - 1c = 0
Armas a Distancia: 0
Taijutsu: 0
Invocación: 0
Marionetismo: 0
Técnicas de Sellado: 1 + 1c = 2
Técnicas Médicas: 2
Técnicas Ninja: 0
Genjutsu: 0 - 2c = 0
Elemento: 0
Reputación y Títulos:​
- Reputación
Spoiler
- Títulos
Spoiler
Ficha Técnica:​
- Técnicas Conocidas.
Spoiler
- Las que domina
- Las que vaya descubriendo durante sus misiones (es responsabilidad del usuario solicitarlo al final de la misión)
- Técnicas Dominadas.
Spoiler
» Protegerse [DEF][ELM] (Defensa: 15 x nivel en característica.)
(Requisitos: 1 en defensa.)
Sellos: no necesita

» Bravata [EXT] (Reducción del daño del próximo ataque enemigo: 5% por cada nivel de presencia por encima de {[presencia + defensa]/2} del enemigo)
El usuario hace gala de su presencia para ejercer presión sobre el enemigo entorpeciendo así sus movimientos ofensivos.
(Requisitos: 1 en presencia)
Sellos: no necesita

Chakra Enjintou [ATK][ELM] (Daño: 15 x nivel en característica. Coste: 5ch x nivel.)
El chakra de tus manos se asemeja a bisturís que cortan con precisión al golpear.
(Requisitos: 1 en característica.)
Sellos: Tigre → Caballo → Liebre → Rata → Perro

Shīringumasen [APO] (Necesario contacto físico con el sello. Coste: 50ch. 1 nivel en característica superior al nivel del sello y conocer la técnica, o 3 niveles más al nivel del sello en Percepción)
Eliminas un sello canalizando tu chakra en los dedos y presionando sobre éste. Sin embargo te será imposible romperlo sin conocer el funcionamiento del sello.
(Requisitos: 2 en característica)
Sellos: Tigre

» Chakra no Chēn no Sasu [ATK][ELM] (Multiobjetivo)(Daño: 30 por cadena. Coste: 10ch por cadena. Máximo 1 cadena por nivel. Alcance 2 metros x nivel)
El Uzumaki utiliza su chakra para dar consistencia a unas cadenas, las cuales lanza a su enemigo para efectuar un golpe directo.
(Requisitos: CLAN Uzumaki y 2 en característica + 20 exp)
Sellos: no necesita.
Objetos y Carga Máxima:​
- Objetos.
Spoiler
Objetos que hayas comprado.
- Carga Máxima
Spoiler
Capacidad de carga: 50 + 5 x nivel de Fuerza =
Carga bolsillos: 2 + 1 x nivel en percepción =

Carga máxima:
- Distribución y transporte.
Spoiler
-Bragas
- Dinero. 300 ryos
- Experiencia.
- Puntos de Talento.
- Bonus de Clase:
20% de descuento en el precio de compra de objetos curativos y en la posada.
 

Edinson_yondaime

Moderador
Registrado
9 Jul 2016
Mensajes
1,367
El shinboi los observaba detenidamente con sus amarillentos ojos. Pese a las intenciones de la kunoichi al hacer algunos movimientos un tanto peculiares, estos no parecían afectar al chuunin que parecía desconocer lo que hacia, en cambio se vio un poco interesado en lo dicho por Eiji. - Si de verdad fuese un cadáver, ¿Qué harías? ¿Qué crees que significaría eso? - El chuunin de tez pálida se dio cuenta de su emoción y trato de disimularla volviendo a su posición original. - Mi nombre es Takeshi, soy uno de los mejores científicos de la aldea y mi especialidad es el área médica. Aún no me haz dicho tu nombre. Bien, si van a acompañarme en mi misión, síganme. - Dijo, mientras comenzaba a caminar en dirección hacia el hospital.

Viéndolo de espaldas, parecían un chico normal, sin embargo, vieron como algo se movió levemente en sus ropajes, no podían descifrar que era y fue solo una milésima de segundo, quizá sus habilidades no eran lo suficientemente altas para poder descubrir de que se trataba, claro que siempre podrían preguntar. - Ambos tienen conocimiento en ninjutsu médico. - Le escucharon decir, aunque parecía hablar para sí mismo. - Quizá puedan ser mis pupilos. - Seguía hablando para sí mismo. Entraron al edificio, siguiéndolo, los trabajadores no parecían reparar en su presencia o, más bien, parecían ignorarla, había algo en el aura que emanaba que no era de fiar.

Sin mediar palabra alguna con la secretaria tomó una carpeta que había junto a ella y cruzó a mano izquierda, siguiendo un largo pasillo que desembocó en unas escaleras que bajaban hacia el sótano. Allí, ante una puerta, había un cartel con la inscripción "Morgue". Entraron junto con él en el lugar, en donde había un cadáver puesto sobre una mesa destapado, y otros dos a lo largo de la habitación, tapados por unas sábanas. - Bien, dicen tener conocimientos médicos pero primero deben demostrarlo. No necesito que me demuestren que peguen fuerte ni nada de eso, nosotros no hacemos eso, necesito que me muestren su sed de conocimiento. - Takeshi comenzó a colocarse unos guantes y, aunque poseía un bisturí en la mesa de operaciones, usó su chakra para crear uno y abrir al sujeto en la zona del abdomen.

- Quiero que investiguen y me digan la causa de la muerte de esos dos cadáveres. Pueden hacerlo en grupo, individual, atacarse para resolver los dos sin darle opciones al otro, lo que quieran, pero tienen 10 minutos (un post) para ello, así que apresúrense. - Mientras hablaba el chuunin, sin mirarlos, introducía su mano dentro de aquel sujeto y comenzaba a revolver sus tripas. Los dos cadáveres del fondo tenían una hoja en el inicio de sus camas, en ambas decía "trauma craneal". Si revelaban el cuerpo de aquellos sujetos ambos eran exactamente idénticos, ambos tenían además una herida similar en la parte derecha de su cabeza, como si les hubiesen golpeado con algo sumamente pesado. Además, poseían un corte hecho a la altura del corazón y una cicatriz, cm de una operación, en la parte baja del abdomen. Fuera de eso, no había más nada fuera de lo común. Por donde comenzar a buscar, era su decisión, pero debían hacerlo rápido.

((Evaluaré más que nada interpretación, los resultados los daré en el turno siguiente.))
 

_cassiel_

NUser
Registrado
25 May 2016
Mensajes
1,092
-Un cadáver es una oportunidad, ... -Dije enigmáticamente sin intención. Ser un ninja médico era algo que no apreciaba en su totalidad, no me unía ningún juramento hipocrático a la profesión. En síntesis, la vida no me interesaba, mi interés estaba en poder quitarla de la manera más eficiente posible y para ello se debía tener conocimiento del cuerpo humano. “Quitar vidas sin que estás se den cuenta de que dejaron este mundo, convirtiéndose en patéticas almas en pena.” Sería el pináculo de mi existencia. - …significaría que puede otorgarme algo que los demás no pueden. -Continúe esbozando una sonrisa.

El Chūnin se presentó como Takeshi, “uno de los científicos más importante de la aldea”. -Interesante. -Susurré. Su aseveración denotaba confianza en su trabajo, sin caer en la arrogancia. Ya que no era “él científico”, sino uno de ellos. Lo que significaba que no desconocía el conocimiento de sus pares.

Mientras analizaba todo aquello, sentía como Mei palmaba una de mis nalgas con impaciencia, tratando de tomar la iniciativa que a ratos podría sentir que perdía. “Es algo impulsiva.” Deduje. No obstante, su comportamiento me era entendible, tendría relación con su inherente necesidad de mostrar su valía y lo más importante, que ningún hombre la dejaría atrás. “Inocencia.” Medité divertido tras su afirmación. -Fingir algo que no eres, no es atractivo. -Respondí en susurros, mientras disfrutaba de sus generosos pechos en mi brazo. -No me disgusta tu persona, yo no necesito de ti ni tú de mí. -Continúe aprovechando que el Chūnin avanzaba. No lo había perdido de vista en ningún momento y gracias a eso, logré percibir algo extraño. “Qué fue eso?” En un instante creí ver algo diferente en su cuerpo. Mi ceño bajó en respuesta. “Será mi imaginación?” Decidí dejarlo pasar, mientras me enfocaba en Mei. -Ahora, algo me dice que podemos ser muy buenos compañeros. -Insinúe, acercando mi rostro al suyo, mientras la miraba profundamente a los ojos. Con mi mano libre, sin vergüenza, acariciaba con suavidad uno de sus pechos en respuesta a su osada conducta previa. Dejando que el Chūnin se nos adelantara un par de metros en consecuencia.

-Te lo dejo a tu consideración. -Señalé, avanzando tras el Chūnin. Con Mei en mi brazo o sin ella.

Una vez en el camino no respondí a ninguno de los desvaríos de Takeshi, solo continúe tras él en silencio. Observando su espalda con detenimiento, intentando volver a percibir ese destello de anormalidad, pero sin éxito. No hubo cambios una vez entrado al edificio, ni miradas indiscretas o saludos cordiales, solo una evidente tendencia a ignorar la existencia del Chūnin. “Les disgusta porque le temen.” Cavilé divertido. Llegamos al mostrador al poco avanzar, donde Takeshi tomo un archivo de la recepcionista y siguió su camino como si ella no existiera. “Interesante.” Decidí imitarlo, girando a la izquierda sin cruzar miradas o mediar palabras con nadie. Me era más a gusto, mantener mi máscara era agotador a ratos.

Comenzaba a envidiar la vida del Chūnin. “No.” Medité arrepentido. De nada servía un asesino con pocas habilidades sociales. “Su personalidad destaca de forma errónea.” Afirmé.

La morgue termino siendo nuestro destino final, lo que no me sorprendía en realidad. “Desde un inicio algo me decía que iba a terminar en este lugar.” Takeshi cruzó el umbral con soltura, evidenciando que no era la primera vez que pisaba aquel recinto. Lo seguí emocionado, con mi curiosidad a flor de piel. Dejé de observar al Chūnin y comencé a prestarle atención a lo que me rodeaba. En frente había un cadáver acostado sobre una cama, a la vista de cualquiera que viniera a este lugar. “Hay dos más.” Conté las dos camas con bultos cubiertos bajo sábanas.

Las indicaciones de Takeshi eran concisas, debíamos investigar la causa de muerte de ambos cuerpos. “Da igual de que murieron, solo importa que lo hayan hecho.” Me dije, mientras me mantenía por algunos minutos a un costado del Chūnin, observando su proceder. El chakra había tomado la forma de un bisturí, el cual había utilizado para abrir al desdichado. “No es difícil.” Me repetía a mí mismo. Tras retirar un par de guantes del mismo lugar que lo había hecho Takeshi, me acerqué al cadáver que no había escogido la Uzumaki. Deteniéndome en la información colocada en su cama. “Trauma craneal.” Leí, mientras me ajustaba los guantes y quitaba la sábana que lo cubría. -Oh, pobre desgraciado. ¿Qué te hicieron? -Me burlaba. -Esto dice que tu muerte fue de un fuerte traumatismo craneal. ¿Lo compartes? Ahora, puede que se hayan equivocado, así que es mi deber cerciorarme no crees. -Ironicé esbozando lo que parecía ser una sonrisa. Había tomado el resguardo de colocarme de espaldas a Mei, no quería miradas indiscretas.

Comencé por imitar el jutsu de Takeshi; conocía la técnica. Ejecuté los sellos lentamente tratando de moldear y acumular el chakra en mi mano izquierda y formar el esbozo de la hoja de un bisturí. “No es difícil.” Volví a repetir. Mi mente se había vaciado de toda presunción, entrando en un estado de completa concentración y contemplación. Había puesto toda mi atención en mi mano izquierda, pero a ratos sentía sin razón como el chakra por extraño que pareciera, se acumulaba en mis ojos. “Mis venas, mis huesos.” Deliraba. -Lo logré. -Susurré en calma. Había realizado lo que parecía ser una cuchilla con mi chakra. -Servirá, no te preocupes. -Dije con confianza al cuerpo.

Realicé una incisión profunda que iba de su garganta hasta su entrepierna, abriéndolo por la mitad. Poco a poco ganaba familiaridad con la técnica y mis cortes se hacían más precisos. “No es difícil.” Pensé, divertido. Con cuidado separé sus costillas, y saqué uno a uno sus órganos, ordenándolos por tamaño sobre la cama, de menor a mayor, tras haberlos estudiado previamente con detenimiento. Lo había vaciado completamente. Dejando solo un cascarón vació, pero no era suficiente. “Tendré que descuartizarte.” Me dije, probando la agudeza de mi hoja al separar sus cuatro extremidades del torso. “Nada por aquí.” Medité. -Ya no necesitas tu cabeza, cierto. -Señalé, separando su cabeza del cuerpo, para posteriormente cortarla por la mitad, desde la barbilla hasta la nuca. Teniendo cuidado de no dañar el cerebro, el cual luego retiraría con cuidado y colocaría en su posición correspondiente dependiendo de su tamaño.

Al haber separado todas las piezas, volvería a analizar cada una de ellas. Comenzando por las dos partes del cráneo, externa e internamente. Luego el daño del trauma dejado en el cerebro. Continuaría con la herida dejada por el corte a la altura del corazón, analizando qué tan profundo era, qué tipo de arma fue utilizada y el corazón mismo, en caso de ser golpeado por ella. Seguiría con la cicatriz bajo su vientre, analizando cuándo fue realizada esa herida dependiendo del estado de la cicatriz, y si algún órgano fue afectado por aquel trauma.

Cada órgano volvería a ser estudiado, cortado y vuelto a estudiar, para ser cortado nuevamente en partes cada vez más pequeñas. No sabía cuanto tiempo había pasado, pero seguiría haciéndolo hasta que el Chūnin o Mei me detuvieran. Y si no lo hicieran, seguiría separando el cuerpo en más partes. Sacándole los ojos, la lengua, separando el pene de los testículos, abriendo su estómago para analizar lo que habría comido previo a su muerte, sus intestinos, sacando sus dientes, sus uñas, etc. Seguiría, ya no en busca de qué murió, sino complaciendo mi total curiosidad.

PV: 150/150
CH: 100/100
PA: 6/6

-EXT: Caminar detrás del Chūnin, poniendo atención a su persona.
-ATK: Chakra Enjintou [ATK][ELM] (Daño: 15 x nivel en característica. Coste: 5ch x nivel.)
El chakra de tus manos se asemeja a bisturís que cortan con precisión al golpear.
Sellos: Tigre → Caballo → Liebre → Rata → Perro
-EXT: Manosear a Mei, sin que esta se percaté de mi acción, hasta que ya sea muy tarde para evadirlo. (Sig: 2)
-EXT: Desmembrar el cuerpo, separar sus órganos y ordenarlos por tamaño. Cortándolo en partes cada vez más pequeñas.
-EXT: Investigar cada herida, cada parte del cuerpo cortada y cada órgano. Pieza por pieza.

Eiji Ryuuji
PV:
150/150
CH: 100 - 5 = 95/100
PA: 6 - 6 = 0/6
 
Última edición:

Ahribitch

NUser
Registrado
25 May 2016
Mensajes
1,539
-Mi nombre es Mei del clan Uzumaki- Me presente ante el chunin para luego seguirlo. Mientras caminaba habia estado haciendo de las mias con Eiji, y todo aquello lo motivo a hacer lo mismo con mis senos, lo deje tantear un poco, cuando se habia confiado demasiado le di una palmada en su mano -atrevido- fingi estar ofendida.

Nos habia llevado hasta la morgue, aquello no me entusiasmaba en lo absoluto, pero estaba dispuesta a seguir el camino medico debia sobreponerme a ese obstaculo, los cadaveres era algo con lo que debia lidiar y aquello no era opcional. El chunin dio las instrucciones y los cadaveres estaban a nuestra merced para la autopsia forense.

Eiji se me adelanto y fue directamente por uno de ellos, se le veia muy entusiasmado,yo por el otro lado decidi inspeccionar el segundo, Habia leido mucha informacion acerca del ninjutsu medico, el control de chakra era algo primordial tanto para la sanacion como el uso ofensivo, debia ser muy precisa para obtener buenos resultados.

Las heridas eran evidentes, pero los detalles tras ellos representaban la diferencia. -Tienes una mascarilla y guantes?, no quiero tener contacto a una posible toxina- le comente al chunin, la higiene era primordial.

Tras sentirme preparada me acerque a la herida de la cabeza para notar el dano cusado en el craneo, queria ver si el corte habia sido limpio o violento, de tal manera podia determinar si posiblemente habia sido por un arma o por cualquier otro ninjutsu agresivo, de igual forma revisaria el corte en su corazon y la cicatriz de su abdomen. Tras ello abriria los ojos para observar el estado de sus pupilas y notar alguna hemorragia causada por un posible traumatismo.

La inspeccion superficial estaba completada, pero ahora debia ir mas alla, concentre chakra en mis manos y la pase sobre su pecho, usaria mis habilidades sensoriales para identificar residuos de chakra y los danos interno, pero estaba consciente de que apenas era una aprendiz y mis habilidades estaban muy limitadas. Debia hacer una inspeccion mas invasiva, concentre mi chakra nuevamente y cree bisturis de chakra procediendo a cortar desde a cercania de su hombro izquierdo al derecho, dibujando una linea recta debajo de sus claviculas para luego hacer un segundo corte desde la mitad de la primera linea hasta el resto del esternon y parte del abdomen, formando una "T".

El sonido del corte huesos y cartes era nauseabundo pero a la vez emocionante, su cuerpo nos relataria las causas de su muerte. Levante la piel y musculo cercana a sus heridas del pecho y parte baja del abdomen, Trataria de ver el estado de sus organos vitales, posibles restos de coagulos de sangre formados por algunas heridas internas, y sobre todo descubrir si debajo de aquella cicatriz hubiese un signo de cirugia en el pasado o falta de algun organo.


PV:50/50
CH: 190/200

2 En medicas

[ATK][ELM] Chakra Enjintou (Daño: 15 x nivel en característica. Coste: 5ch x nivel.)
El chakra de tus manos se asemeja a bisturís que cortan con precisión al golpear.
(Requisitos: 1 en característica.)
Sellos: Tigre → Caballo → Liebre → Rata → Perro

Ext: pedir equipo de proteccion guantes y mascarilla
Ext: concentrar chakra para detectar restos de chakra
Ext: Observar con detalles las heridas para tener alguna idea real de la causa de su muerte
 
Última edición:

Edinson_yondaime

Moderador
Registrado
9 Jul 2016
Mensajes
1,367
Una vez todos tuvieron sus instrucciones cada uno eligió un cadáver y se puso a hacer lo propio, dentro de sus capacidades y distintas inclinaciones. Ante la pregunta de utensilios por parte de la kunoichi, que se había identificado como Mei, perteneciente al clan Uzumaki, Takeshi le señaló la misma mesa de operaciones de donde él había obtenido los suyos. Luego de ello ambos estudiantes comenzaron con sus distintos procedimientos.

Por su parte, aquel de grisáceos ojos se dispuso a crear un bisturí con su chakra, luego de concentrarse mucho en ello, y comenzó su tarea haciendo cortes a diestra y siniestra por todo el cuerpo, mirando detenidamente cada corte, cada extremidad, cada órgano del cuerpo de aquel sujeto. Su examen minucioso no le daría muchas pistas, más que todos los órganos parecían estar en perfecto orden aunque, por el impacto, su cerebro poseía una parte destruida y que comenzaba a pudrirse, cm si hubiese pasado demasiado tiempo de su muerte.

Por su parte Mei, una médico más dedicada, comenzó examinando el cuerpo superficialmente. Pudo notar así que el golpe dado en el cráneo parecía venir de un arma pesada, como un mazo, y que efectivamente parecía ser lo suficientemente fuerte como para afectar el cerebro y quitarle la vida al paciente. Dentro, todos los órganos parecían estar intactos, pero cerca del bazo en donde estaba la cicatriz, que examinada detenidamente parecía ser a causa de una cirugía, había un pequeño punto amarillo en el órgano casi imperceptible.

Aquel que en ese momento viera a Takeshi lo vería dejando todo como estaba y causando que el chakra filoso que antes habían visto en su mano cambiara a uno de color verdoso que paso por encima del abdomen del cadáver causando así que el tejido cortado se regenerara, causando un cierre limpio y sin problemas. Luego de eso los enfocó, aunque realmente los había estado mirando casi todo el tiempo. Primero se acercó silenciosamente hacia Mei, observando los finos cortes que hacía y el limpio trabajo que realizaba. Asintió, pero no emitió ningún sonido, desde su posición enfocó a Eiji, aún desmembrando al cadáver. Le hizo señas a la kunoichi para que esperara un momento mientras caminaba lentamente mojándose los labios hacia el shinobi.
- Interesante lo que haz hecho aquí. ¿Haz descubierto algo inusual? - Los ojos amarillentos del chuunin brillaban viendo el cuerpo desmembrado por toda la habitación. - Me has impresionado con tu sed de conocimiento. - Dijo, colocando su mano en tu hombro, sin embargo pudiste notar como a través de este contacto comenzabas a perder chakra, te sentías cansado y comenzabas a mostrar síntomas de fatiga, sin embargo todo esto cambió al cabo de unos pocos segundos pues pudiste sentir como recuperabas la fuerza y las energías, como si tu chakra fuese devuelto a tu cuerpo.

El chuunin no se detuvo allí, se acerco al cadáver que el mismo se había encargado de examinar y se puso a su lado. - Aunque pocos lo ven así, las técnicas médicas nos dan un abanico de opciones interesante. Existe una dualidad, entre aquellos que usan las técnicas para revitalizar a alguien, incluso hacer que regrese a la vida aunque estuvo al borde de la muerte. - Cuando dijo esto tocó al cadáver el cual lentamente comenzó a levantar su torso hasta quedar sentado en la mesa de operaciones. Sus ojos eran blancos, claramente los nervios de sus ojos no funcionaban del todo bien y no le permitían enfocar nada. - Pero también sirve, con los conocimientos necesarios, para saber como terminar la vida de alguien. - Dicho esto realizó un tajo rápido usando el bisturí de chakra que decapitó el cadáver, el cual cayó de bruces nuevamente en la mesa. Su bisturí no era como el de antes, era mucho más largo y también se veía más filoso. - Incluso podríamos detener algún proceso del cuerpo de nuestro oponente, o volver a poner en marcha el de nuestro aliado. En resumen, somos capaces de tener la vida de los que nos rodean en nuestras manos. - Aunque su discurso parecía enfocado a otra cosa, una sonrisa maquiavélica se formo en sus labios cuando hizo referencia a poseer tener la vida de otra persona en sus manos.

- Bien, he visto lo que quería ver. La verdad, que ambos sean idénticos y que hayan sido asesinados de la misma forma no nos dice mucho, pero sus cicatrices y la manipulación aparente en su sistema nos dice claramente algo, experimentaban con ellos. - Dijo, esta vez de manera firme. - Mi misión es descubrir quien fue, y con qué fin. Puede que no lo descubra hoy, pero cada vez estaremos más cerca. ¿Alguno tiene algo que agregar sobre su examen a los cadáveres? - En dicho momento, cualquier información podría ser crucial.

Dijeran algo o no, Takeshi les indicaría entonces seguirlo fuera del lugar, más allá de los límites del hospital, de vuelta a la calle. Comenzó a caminar hacia el lado este de la aldea. - He notado que parecen conocerse de antes. - Dijo, extrañamente parecía más elocuente que antes. - Por tus rasgos deduzco que perteneces al clan Hyuuga, y tu me indicaste que eres miembro del clan Uzumaki. Conozco bien shinobis de dichos clanes pero todos somos diferentes. Además de las técnicas médicas, ¿poseen alguna otra habilidad? - Todo esto lo decía mientras caminaba plácidamente por la aldea, sin inmutar su rostro mirando a todos los transeúntes. Fue entonces cuando pudieron volver a divisar que algo en sus ropajes se movía durante un milisegundo, y nuevamente desapareció.

Luego de que esto sucedió, el chuunin, esperando aún sus respuestas, comenzó a desvariar. - Es del mismo clan que Hyoru. - Decía, mientras caminaba a paso apresurado. - Ella es del clan de Iria, recuerdo leer sobre unas cadenas. - Algunas personas miraban extrañadas como el shinobi hablaba consigo mismo. - Podría hacer algo con el poder de sus clanes.
 

_cassiel_

NUser
Registrado
25 May 2016
Mensajes
1,092
“No es difícil.” Me seguía repitiendo. Una frase ya sin sentido, un mantra que mantenía mi mente enfocada. Estaba tan abstraído que había olvidado qué era lo que debía hacer, ni con quién estaba o dónde estaba. Tampoco tenía empatía por el cuerpo frente a mí, ningún interés en quién era o que había pasado con él. Era un simple recipiente de carne, un objeto con el cual podía experimentar y saciar mis ansias de conocimiento, puliendo así mis técnicas médicas. Su cuerpo desmembrado tan solo era un medio para un fin.

De pronto. “Mi chakra.” No había notado cuando el Chūnin se había acercado a mí, pero una sensación súbita de drenaje inundo todo mi ser con su llegada. Mis ideas estaban algo desparramadas cuando me percate de su mano en mi hombro y el entumecimiento que me producía. “Mierda.” Había salido del letargo del que estaba gracias a Takeshi. Y tal como llegó, la sensación de agotamiento se fue y con ella volvió mi chakra. – ¿Qué técnica es esta? -Balbuceé sin esperar respuesta. Me había agotado y revitalizado en cosa de segundos, todo era tan extraño.

El Chūnin volvió junto al cuerpo que estaba analizando, mientras nos hablaba de la importancia de un ninja médico. Bajo su perspectiva, las técnicas médicas determinaban la vida y la muerte de una persona. Nuestro conocimiento era un arma capaz tanto de matar como de preservar la vida. Incluso de detener o interferir ciertos procesos en el cuerpo de algún enemigo. “Tener la vida de los que nos rodean en nuestras manos.” No era algo que me desagradaba, al contrario, había optado por la rama médica por razones similares. -Interesante. – Murmuré. Las acciones de Takeshi lo eran. “Reanimar un cadáver te da un sinfín de posibilidades.” Pensaba, mientras observaba como el Chūnin hacía que un cuerpo muerto se moviera a voluntad. No estaba interesado en sus acciones precisamente o en qué punto quería ejemplificar, era la técnica que utilizaba la que llamaba mi atención. Para ser más claro, jamás aceptaría una ideología distinta a la mía, sin importar de quién o de dónde viniera, solo el poder me atraía. No el gratuito, sino el que se obtenía por uno mismo.

Después de ser consultado por el cuerpo que estaba analizando, recordé todo lo que había estado elucubrando mientras divagaba abstraído. -Tras diseccionar el cerebro, este muestra evidentes señales de un daño severo. El golpe destrozó una gran porción de este, presentando claras señales de descomposición. Lo que es raro, considerando el estado de su cuerpo y de sus otros órganos. -Señalé mientras tomaba uno de los órganos de la cama y lo comparaba con el cerebro del difunto. -El cuerpo ha sido utilizado para experimentación, lo que me implica que posiblemente su cadáver a sido previamente reanimado por un ninja médico. No somos muchos, lo que acorta nuestra lista de culpables. -El perfil estaba comenzando a tomar forma. Era todo lo que tenía para decir, de igual forma mi atención no estaba en buscar pistas, solo en saciar mi propia curiosidad.

El intercambio de deducciones no duraría mucho. Dudaba que lo que dijéramos, tanto yo como Mei, fuera de mucha ayuda para el Chūnin en comparación a lo que podría recopilar con su experiencia y conocimiento en técnicas médicas. Y sin más preámbulos, nos instó a que lo siguiéramos fuera del hospital. Tomando rumbo hacía el este de la aldea.

-Senior Takeshi, se equivoca, no pertenezco al clan Hyuga. -Sonreí. Me divertía que se equivocará en algo tan simple. “¿Mis rasgos?” Una deducción basada solo en algo tan trivial, era irrisorio. Claro, aceptaba que mis ojos tenían un leve parecido a los del clan Hyuga, pero su tonalidad era totalmente diferente, como el cielo y el mar. Aunque no era la primera vez que me lo decían, por lo que incluso barajaba la posibilidad de utilizar la confusión como intimidación si se daba la oportunidad en alguna misión. El clan Hyuga aun generaba temor en los enemigos de la aldea. -Taijutsu. -Dije contestando su última pregunta. Dejaría a Mei responder si nos conocíamos desde antes o no.

Notaba que el Chūnin balbuceaba demasiado para sí mismo. “Un síntoma de trastorno mental, quizás.” O una carencia de habilidades sociales alarmante. “A Mei, no le hará nada de gracia ser utilizada.” Pensé divertido por su último comentario. Lo que quedaba claro, era que tenía contacto con varios ninjas de diversos clanes. Entendiendo el funcionamiento de sus técnicas núcleo. “Su conocimiento es diverso.” Meditaba, mientras observé nuevamente el mismo extraño evento en su cuerpo. Un movimiento anormal de algo bajo su atuendo. “Ya no es solo mi imaginación.” Que ocurriera nuevamente, era señal de que algo pasaba con su cuerpo. ¿Una invocación, quizás? ¿O una mutación? Sabía de cierto laboratorio que experimentaba con genes perdidos. Lo seguía expectante, no por la misión, sino por los misterios que habitaban en su propio ser.


PV: 150/150
CH: 95/100
PA: 6/6

-EXT: Caminar detrás del Chūnin, poniendo atención a su persona y a la sexy Uzumaki.

Eiji Ryuuji
PV:
150/150
CH: 95/100
PA: 6 - 5 = 5/6
 
Última edición:
Arriba