[Entrenamiento/evento B] Reunión con el consejo [CERRADO]

Estado
No está abierto para más respuestas.

_cassiel_

NUser
Registrado
25 May 2016
Mensajes
1,994
Entrenamiento / evento tipo b, para Rostrevor. Es un tema [CERRADO], la cantidad de usuarios que participen en el tema queda a criterio del creador de dicho tema y en esta oportunidad es fija, 2 integrantes previamente definidos. Queda prohibido postear en el tema para los demás usuarios.
 

Rostrevor

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
3,006
A mis oídos cada uno de los pasos que doy resuena ruidosamente contra los adoquines de la plaza, sin embargo ninguno de los presentes parece darse cuenta; tampoco es que haya mucha gente, principalmente pequeños grupos que se resguardan con sus chaquetas y cazadoras del viento cada vez más frío, como corresponde a la época del año en que nos encontramos. Es tarde, casi la hora de cenar y el atardecer ya se ha comido el día. Miro al firmamento y diviso la luna al alza, parcialmente cubierta de nubes que también opacan la mayoría de estrellas. <<Me pregunto por qué siempre nos citan a primera hora de la mañana o a última de la tarde>> Me digo, estrechando los ojos como si estuviese buscando la respuesta en la distante bóveda azul.

—Se debe a que a estas horas estáis cansados, en ese estado es más fácil cometer un desliz. Así os pillan con la guardia baja —contesta Gamakiri, adivinando mis pensamientos.

—Pues para eso también podrían colmarnos de comodidades y entrevistarnos cuando nos confiemos —me encojo de hombros—. No seamos tan desconfiados, seguramente se trata de una mera cuestión de cuadrar horarios, se trata de gente ocupada.

El batracio no responde, se limita a esconderse entre los pliegues que mi capa forma entre el cuello y el hombro. Ya me hallo justo a la entrada de los cuarteles, en su interior se va a celebrar la reunión aunque todavía es pronto. <<Y Akemi todavía no ha llegado>> Decido esperarle en la puerta para entrar juntos. Una ráfaga de viento revuelve mi pelo que está empezando a crecer salvaje de nuevo, me paso la mano por el cuero cabelludo pensando en que quizá va siendo hora de cortármelo de nuevo y medito calarme la capucha de la capa pues se siente la humedad en el aire y el cielo encapotado amenaza con romper a llover; a mi lado Nimbo se muestra ajeno a tales incomodidades. Miro a mi alrededor buscando la presencia del Uchiha.

Vida: 198/200
Chakra: 500/500
PA: 8

Frz 5 Rap 6 Sig 5 Per 6 Def 5 Pre 6 (8)
AaD 4 Tai 7 Inv 6 Gen 2 Sell 1 Barr 1 Nin 4




Gamakiri (Fue 2, Rap 3, Per 6, Sig 7, Def 1, Pre 1. Elemento Fuego)
Vida/Chakra: 45/45
PA: 4 - 1 = 3

- Extra: esconderse en el hombro de Hanzō
 
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,885
FDI: En presente de nuevo xD

No puedo ver la luna por completo en el firmamento, las nubes que me acompañan durante todo el camino hacia la reunión, ocultando parte del brillo de la hermosa luna. Han pasado ya varios días desde la vuelta de la misión y ya con las pilas cargadas y las heridas sanadas nos mandan a una reunión. "Querran saber con mas detalle lo ocurrido o quizas contarnos algo para una misión futura" En mi mente se barajan varias posibilidades, ninguna muestra una ventaja grand efrente a otra pero ninguna termina de dibujarse como favorita tampoco.

No tardo demasiado en cruzar las calles de la villa hasta llegar al lugar, el distrito Uchiha está algo alejado de todo en general, aunque lo bueno es que me hace siempre poder observar el ambiente de la villa. Ambiente que ha ido cambiando mucho en los últimos meses, idas venidas, cambios de poder, destituciones importantes, no hay barrio o distrito que no tenga algo que contar u opinar sobre lo ocurrido, cada uno lo ve de una forma y eso, si tienes el tiempo para pararte en esos lugares, te hace ver las diferencias que aún hay en la propia villa.

Hanzo esta en la puerta esperándome, él y su can, lo cierto y verdad es que en el estado que estaba al acabar la misión no pude saber mucho mas de lo que le había ocurrido a él, pero si que sabía que no compartía del todo la vista de Dongo sobre devolver dolor y viendo como había intentado evitar matar a Amida hasta último momento, quizás hubiera hablado con su rival mas de lo que lo había hecho yo con el mio.

-Llegas pronto.-digo para romper el hielo con una sonrisa-. ¿Te han dicho que esperes fuera?

No se muy bien si me esta esperando o si le han dicho que me espere, pero sea cual sea me enterare en pocos segudos.
 

Rostrevor

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
3,006
FDI: En presente de nuevo xD
No quieres reconocerlo pero te gusta

Dejo que tu describas o escojas al segundo consejero.


Y en estas que llega Akemi, sonriente. Lo veo llegar desde lejos, a fin de cuentas su cabello rubio ceniza es llamativo y toda una rareza entre los Uchiha, habitualmente morenos.

—Buenas —saludo mientras se aproxima—. Naah, que he preferido esperar a que llegases; ya sabes como son los del consejo, una vez que entremos seguramente todo se volverá muy serio y formal —desde luego no es mi ámbito—. ¿Qué tal estás? Terminaste bastante extenuado —ya ha pasado un tiempo desde nuestra misión pero nos habíamos empleado a fondo, sobretodo él, y en ocasiones no basta con dos o tres semanas para recuperar las energías y sanar las heridas.

Miro hacia el interior, el tipo de recepción nos está mirando a su vez, seguramente su turno está por acabar y está deseando que entremos para hacer lo que vayamos a hacer, terminar e irse a casa. Suspiro.

—Será mejor que entremos —comunico a mi compañero. Pregunto en recepción y mientras el varón busca la información en la agenda sonrío a la kunoichi que ocupa la otra plaza en la barra de atención al público. En un momento dado ella levanta la vista de los documentos que maneja, resopla y sigue a lo suyo. <<Está cansada>> Decido, como única explicación plausible a semejante debacle. El shinobi confirma nuestra cita y nos guía por el edificio hasta una sala situada dos plantas más arriba. Con un escueto "esperad aquí hasta que os avisen" se marcha.

—¿Cómo crees que les habrá ido a Amaya y Yukin? —pregunto a Akemi mientras esperamos—. Confío en que mejor que la última vez, supongo que una vez que entren en Monteadentro y sean vistos por los ciudadanos será mucho más difícil hacerlos desaparecer de nuevo, el punto crítico es superar a los centinelas que custodian la entrada a la villa —imagino que esperarán a que en uno de los cambios de guardia haya centinelas que los conozcan o que al menos no sean leales al culto. <<Cht, no me gusta darle vueltas a las decisiones que tomo. Suelo tomar riesgos y optar por la compasión y al final siempre dudo de si me habré equivocado. ¿Debería haberlos traído a Konoha? ¿Debí apresar la primera vez a Yukin?>>

Justo después de que responda Akemi la puerta se abre y aparecen Loki, Ami y Shin abandonando el interior. Saludo a la Hyûga y el encapuchado hace un gesto deferente con la palma de la mano hacia la puerta abierta para invitarnos a entrar.

—Ya podéis pasar —nos comunica, con esa sonrisa burlona suya y a la que nunca he encontrado gracia—. Buena suerte.

—¿Acaso crees que la vamos a necesitar? —le respondo, imitando su forma de expresarse y mostrando a mi vez una sonrisa lobuna.

—¿Cómo?

—¿Qué?

—¿Eh?

Cabeceo en su dirección, con el semblante arrugado como preguntando sin palabras un nuevo "qué". Nuestras miradas se cruzan, ninguno la aparta. Así permanecemos, los dos sonrientes a nuestra manera y con Hyûga Ami observándonos desde un lado, situada a medio camino entre ambos. La muchacha alterna la mirada de uno a otro con un gesto de extrañeza, a medio camino entre la indignación y la estupefacción.

—¡Por todos los Kamis, parad este absurdo y vámonos! —Shin deja escapar el aire y accede, nos hace una pequeña inclinación de cabeza a modo de despedida y comienza a irse. Ha sido el primero en rendirse, así que me regodeo en mi fútil victoria y lo sigo mirando con mi sonrisa característica hasta que se marcha. En ese momento me doy cuenta de que Ami me sigue observando, negando levemente con la cabeza y armándose de toda la paciencia con que una madre regaña a su niño pequeño; por disculpa compongo un encogimiento de hombros y una sonrisa traviesa. Por un instante ella también sonríe por lo que al final juzgo que en realidad ha sido una victoria en toda regla—. En fin, hasta la próxima misión Hanzô, si no nos vemos antes en los bares.

—¡Así será! —confirmo con seguridad y me despido de mi antigua compañera. La contemplo unos segundos mientras se marcha y entonces me justifico con Akemi— El Shin ese se cree muy listo y va de gracioso, de vez en cuando hay que tocar un poco las narices a tipos así. —me encojo de hombros.

Nos adentramos en la sala, en su interior la iluminación es un tanto más tenue que en el pasillo. Hay lámparas de gas y tapices en las paredes además de dos ventanas en la pared opuesta, los tapices muestran momentos clave de la historia de Konoha, algunos los reconozco y son más nuevos, otros están deshilachados en los bordes o presentan daños por lo que supongo que pueden ser reliquias pertenecientes a Neokonoha. Me llama la atención uno de ellos que muestra un gran incendio en lo que parece la plaza de la villa con tres figuras idénticas de ojos rojos como causantes de la explosión y un grupo de ninjas oponiéndose.
Un largo escritorio domina el centro de la estancia, tras él se sientan dos personas ataviadas como consejeros. Una de las figuras lleva el sombrero cónico puesto y por el momento su rostro permanece oculto en sombras, el otro es un anciano al que le escasea el pelo cano; un joven anodino y que me resulta un tanto espeluznante permanece pacientemente de pie tras él: su asistente. El chico nos mira y ladea la cabeza de forma harto inquietante.

—Bienvenidos, por favor cierren la puerta y acomódense —nos dice. El movimiento de sus labios nos resulta apenas imperceptible tanto a Akemi como a mí aunque su voz suena clara, limpia... y desprovista de toda emoción. Hago caso y cierro la puerta, pero no hay más sillas y salvo una mesita y un archivador la sala no cuenta con más mobiliario así que nos toca permanecer de pie frente al escritorio. <<Acomódense, ja>> Nimbo se revuelve inquieto junto a mi pie y le empujo con la pierna para que se comporte.

—Empecemos, imagino que estarán deseando acabar. Por favor, para hacerlo oficial digan su nombre y rango —prosigue el anciano, abriendo una carpeta con folios manuscritos con anotaciones en los bordes y a pie de página. No consigo leer lo escrito—. Señor Akemi, repita las órdenes de la misión facilitadas por Uchiha Dongo y cuales de los objetivos, en su opinión, cumplieron de forma exitosa. ¿Considera usted que alguna de las órdenes era inapropiada o estaba fuera de lugar?

Y así comienza la entrevista.

Vida: 198/200
Chakra: 500/500
PA: 8

Frz 5 Rap 6 Sig 5 Per 6 Def 5 Pre 6 (8)
AaD 4 Tai 7 Inv 6 Gen 2 Sell 1 Barr 1 Nin 4




Gamakiri (Fue 2, Rap 3, Per 6, Sig 7, Def 1, Pre 1. Elemento Fuego)
Vida/Chakra: 45/45
PA: 4 - 1 = 3

- Extra: esconderse en el hombro de Hanzō
 
Última edición:
Registrado
30 Jun 2016
Mensajes
1,885
Al llegar Hanzo esta de buen humor, al igual que yo no estara demasaido contento con la hora elegida o el propio secretismo y seriedad de la reunión pero no nos queda otra, por lo poco que voy conociendo del Inuzuka parece un joven de moral firme pero tranquilo y amable en el dia a dia, los inuzukas que he conocido tienden a ser mas salvajes o alocados pero Hanzo es como el agricultor que se acuesta bajo la sombra de un frondoso árbol y deja el tiempo pasar.

-Creo que me puse al límite más veces de las que debía en esa misión.-sonrió-. Pero bueno, salvo alguna molestia muscular esta todo bien, si no pasa nada en breves iré a otra misión.-las molestias que siento no son lo suficientemente fuertes como para impedirme seguir creciendo y mejorando-. Si, pasemos.-confirmó al Inuzuka.

-No lo se la verdad.-Hanzo saca a debate el tema de Yukin y Amaya-. Espero que esten bien, pero te miento si te digo que no me preocupa el hecho de que secuestren a una familia en Monteadentro así como si nada.- no terminó de sacar de mi mente esa idea, la ultima misión había cambiado mi percepción de algunas cosas que imaginaba mas tranquilas. Al poco de entrar salen un grupo de tres shinobis de la sala donde vamos a entrar nosotros, reconozco de primeras a Ami Hyuga y a pesar de conocer de vista tambíen a los otros dos, no caigo en sus nombres. Hanzo les dedica unas muecas y bromas y al final se marchan por donde nosotros acabamos de entrar.

-Yo lo suelo solucionar en el coliseo.-bromeo con Hanzo cuando me habla de Shin.

Al entrar dos consejeros nos esperan tras la mesa, nos piden que cerremos la puerta y nos acomodemos antes de que empiece la entrevista. Hanzo se adelanta y me da tiempo para ver un poco mas a fondo la sala. La sala está tenuemente iluminada, hay lámparas de gas y tapices en las paredes además de dos ventanas en la pared opuesta, los tapices muestran escenas y batallas, puedo intuir a que hacen mencion alguno de ellos pero nunca he sido bueno en historia. Por la forma y aspecto de los tapices deben ser bastantes años mas viejos que Hanzo, que yo y posiblemente que los consejeros que hoy tenemos enfrente.

-Akemi Uchiha, Chunnin.-respondo presentandome-. Nuestra misión tenía tres objetivos a cumplir: Investigar las zonas de la Casa de Te y las Termas, Localizar a Yukin y su familia y ayudarles y recabar información sobre los grupos implicados en el secuestro de Yukin para ir un paso por delante de ellos.-cuando empiezo a hablar veo como el consejero oculto tras el sombrero se lleva la mano derecha a este retirandolo. Es un chico de melena rubia de ojos claros, su barba de dos días le cubre toda la parte inferior de la cara dándole un aspecto más adulto en comparación con nosotros. Su gesto es serio pero en los ojos se le ve interés por mis palabras-. Investigamos la zonas encontrando en mi caso un intercambio de prisioneros y en el de Hanzo a uno de los integrantes de Dharna, rescatamos a Yukin y su familia y los devolvimos a Monteadentro y recabamos información sobre los grupos.

Bien es cierto que podíamos haber sacado mas información pero entre la ventaja numérica de los enemigos y la autoinmolación de todos ellos al ser derrotados, bastante era lo que habíamos conseguido, aunque claro, yo no voy a decírselo al consejero-. No, las ordenes eran apropiadas al menos bajo mi punto de vista, Hanzo sabía todo lo necesario del tema para actuar y a mí supongo que me encargaron la misión por mi poder, no estaba muy informado de todo lo que acontecía hasta que me llamaron al despacho del rector y luego Hanzo me guío.

Estaba repitiendo un poco lo mismo que había dicho en el informe pero algo se traen entre manos los consejeros y quiero ver por donde llevan la conversación antes de decir mas.
 

Rostrevor

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
3,006
—Me da a mí que ese no es de los que luchan en el coliseo —comento a Akemi en referencia a Shin—. Disfruta demasiado haciéndose el misterioso, guardando secretos; seguro que es de los que no muestran sus ases en la manga.

Poco después ya nos encontramos en plena entrevista. Comienzan las formalidades y el Uchiha se adelanta en responder.

—Inuzuka Hanzō, chuunin, mejor de la promoción —contesto a mi vez.

Las primeras preguntas van dirigidas a mi compañero así que aguardo en silencio procurando no perder detalle de cuanto me rodea. <<¿Inapropiada? ¿De qué van? Espero que el politiqueo de la villa no nos esté salpicando a través de las misiones, bastante tenemos que aguantar ya>> Akemi no contesta nada nuevo, el anciano compone una pose de cordialidad en todo momento mientras que el joven se mantiene preocupantemente inexpresivo a su espalda; se da cuenta de mi escrutinio y ladea la cabeza ligeramente al mirarme. El gesto me recuerda al de un cuervo. Estrecho los ojos y miro al otro consejero, aparte de su respiración y silencio no noto nada más. El anciano también debe de echar algo en falta pues cuando termina la respuesta de Akemi lo mira esperando que añada algo más pero el otro consejero persiste en su mutismo.

—Bien —prosigue el anciano, que deja escapar un suspiro—. Centrémonos un poco en los miembros de Monteadentro —me doy cuenta de que continúa dirigiéndose al Uchiha—. ¿Cuál cree usted que es su doctrina? ¿Y su composición al operar? Me refiero a cómo se estructuran, si estaba claro quien tomaba las decisiones y el grado de independencia de los subordinados.

Son cosas que bien podría haber respondido yo, pero al no hablar conmigo espero a que se pronuncie Akemi. <<Quizá él apreció algo diferente que yo>> Tras escuchar la respuesta del Uchiha el anciano se recuesta y fija la mirada con intensidad en mi compañero. Entrecruza los dedos, todo indica que va a preguntar algo importante. No resulta ser una, sino varias preguntas.

—¿Opina que el culto tiene mucha influencia o poder dentro de Monteadentro, suficiente para hacerse con el poder... quizá con un poco de ayuda externa? ¿Cuál cree que sería la mejor manera de establecer una alianza con este culto, qué podrían querer a cambio?

Noto como la ira comienza a crecer en mi interior y me cuesta la vida misma contenerme. Me digo que no se trata de lo que estoy pensando, sino que hay un interés y una intención diferente pues a lo largo de mis experiencias como shinobi he descubierto que a menudo las cosas no son lo que parecen; sin embargo me encuentro apretando los puños con tanta fuerza que me clavo las uñas en la palma de las manos.

Vida: 198/200
Chakra: 500/500
PA: 8

Frz 5 Rap 6 Sig 5 Per 6 Def 5 Pre 6 (8)
AaD 4 Tai 7 Inv 6 Gen 2 Sell 1 Barr 1 Nin 4




Gamakiri (Fue 2, Rap 3, Per 6, Sig 7, Def 1, Pre 1. Elemento Fuego)
Vida/Chakra: 45/45
PA: 4 - 1 = 3

- Extra: esconderse en el hombro de Hanzō
 

Rostrevor

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
3,006
Transcurren los segundos con lentitud, tan espesos como la tensión imperante en el ambiente sin que la intensidad de la mirada del anciano decrezca ni Akemi responda. La silente liza entre los dos protagonistas continúa y tanto el impávido muchacho que acompaña al anciano como el consejero del rostro semioculto se suman a la contienda sin ceder una pulgada, tan animados como la mesa de caoba, inerte testigo de la titánica batalla. Yo, por mi parte, alterno la atención entre cada uno de los presentes por lo que queda claro que si alguien va perdiendo la lucha de miradas soy yo. Nadie responde, nadie cede. Observo mudo de palabra e ideas con una cuestión rondando por mi incrédula mente: <<¿Qué coño está pasando, me habré perdido algo?>>

Nimbo bosteza y se tumba a mis pies, indiferente a las voluntades en colisión. Sonrío, al menos sé quien va ganando.

Vida: 198/200
Chakra: 500/500
PA: 8

Frz 5 Rap 6 Sig 5 Per 6 Def 5 Pre 6 (8)
AaD 4 Tai 7 Inv 6 Gen 2 Sell 1 Barr 1 Nin 4




Gamakiri (Fue 2, Rap 3, Per 6, Sig 7, Def 1, Pre 1. Elemento Fuego)
Vida/Chakra: 45/45
PA: 4 - 1 = 3

- Extra: esconderse en el hombro de Hanzō
 

Rostrevor

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
3,006
<<Pues aquí seguimos>> Medito, observando a unos y otros contemplándose en silencio. Enarco una ceja y me pregunto qué pensará el otro consejero de la situación. <<Lo mismo está sobando>> Hago otro esfuerzo en intentar adivinar sus rasgos, incluso intento captar la oscilación de su cuerpo al respirar para tratar de dilucidar si se trata de movimientos acompasados propios de alguien sumido en un apacible sueño o por contra está atento a lo que acontece a su alrededor. <<Desde luego que lo que parecía interesante está dejando de serlo>> Me digo, consciente de que la actitud de los presentes no ha cambiado.

—Awoo —deja escapar perezosamente Nimbo a mis pies, desde luego que él no se deja intimidar por los egos de los presentes.

Doy otra oportunidad a los allí presentes y tras ella decido imitar al cánido y busco un lugar y postura más cómodos. Al no encontrar sillas ni lugar donde tomar asiento decido desplazarme hasta la pared junto a la puerta y apoyar el peso de mi cuerpo contra ella. Al verse desguarnecido Nimbo protesta y me dedica una mirada airada, yo me encojo de hombros y le sonrío; al final él se levanta y trota para volver a tumbarse a mis pies. Cruzo los brazos y observo a los demás pero no obtengo cambio, al menos no al principio. No me queda otra que seguir esperando.

Vida: 198/200
Chakra: 500/500
PA: 8

Frz 5 Rap 6 Sig 5 Per 6 Def 5 Pre 6 (8)
AaD 4 Tai 7 Inv 6 Gen 2 Sell 1 Barr 1 Nin 4




Gamakiri (Fue 2, Rap 3, Per 6, Sig 7, Def 1, Pre 1. Elemento Fuego)
Vida/Chakra: 45/45
PA: 4 - 1 = 3

- Extra: esconderse en el hombro de Hanzō
 

Rostrevor

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
3,006
La oscura superficie de la mesa de caoba está veteada por surcos más claros que siguen un patrón irregular característico de las maderas nobles. Ha sido barnizada para resistir el embate del tiempo y su uso continuado por aquellos funcionarios y ninjas que a lo largo de los años han realizado sus actividades sobre tan noble mueble. <<Me pregunto que usos poco ortodoxos le habrán dedicado, ¿Alguno de los abueletes se habrá dejado llevar por la pasión con alguna moza sobre la mesa?>> Cuestiono, más fruto del aburrimiento que de verdadera curiosidad.

Paseo la mirada por la superficie del mueble hacia algo más interesante: los papeles que en sus manos sostiene el consejero de mayor edad. <<Porque del otro consejero es imposible adivinarla y a saber cuál será el cargo o función del chaval extraño de ahí atrás>> Sin embargo el consejero manipula los documentos con habilidad y experiencia adquirida a lo largo de innumerables repeticiones y los coloca justo en un ángulo en que me es imposible captar su contenido, así que al final no tengo más remedio que conformarme con admirar los reflejos atrapados por la barnizada superficie de la oscura mesa.

A mis pies Nimbo se pone a roncar, achucho con la pierna al can con intención despertarlo y que guarde un mínimo de decoro. Se resiste, insisto y al final lo logro. Me gano una mirada de reproche antes de que el sabueso vuelva a acomodarse, intuyo que en poco tiempo los ronquidos volverán a comenzar.

Vida: 198/200
Chakra: 500/500
PA: 8

Frz 5 Rap 6 Sig 5 Per 6 Def 5 Pre 6 (8)
AaD 4 Tai 7 Inv 6 Gen 2 Sell 1 Barr 1 Nin 4




Gamakiri (Fue 2, Rap 3, Per 6, Sig 7, Def 1, Pre 1. Elemento Fuego)
Vida/Chakra: 45/45
PA: 4 - 1 = 3

- Extra: esconderse en el hombro de Hanzō
 

Rostrevor

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
3,006
El tiempo sigue transcurriendo, ¿cuánto? No sabría decirlo. Bien podrían haber sido segundos, minutos, meses o incluso años pues los primeros me parecían transcurrir tan lentos como los segundos, éstos como los terceros y así. <<Ahora entiendo porque dicen que el tiempo es relativo. ¿Será igual para el resto de los presentes? Lo dudo, más bien lo que es relativo es la percepción del paso del tiempo para cada uno en cada determinada etapa o, como en este caso, momento. De ahí que de críos esperar el paso de un año nos parece algo enorme y con el paso de los años los meses van cayendo casi sin que nos demos cuenta... bueno, hoy precisamente ese no es el caso>> Vuelvo a pasear la mirada por los presentes, preguntándome qué hago aquí. <<¿Para qué me habrán hecho venir? Quizá como método coercitivo o disuasorio, a lo mejor como detonante. Quién sabe, diría que ni ellos.>> La única conclusión a la que puedo llegar a tenor de como está transcurriendo la reunión es que yo no soy la persona de interés, sino mi compañero. <<Algo debió pasar durante la misión una vez que nos separamos, algo de lo que no me informó Akemi ni Yukin o sus familiares; algo importante. Pero, ¿qué podrá ser? y... ¿Cómo se han enterado, tendrán algún medio que desconozco para monitorear nuestras acciones?>> Caigo en la cuenta de que me estoy empezando a poner paranoico, cosa que no casa con mi forma de ser; seriamente me planteo si tendrán algo oculto contra el Uchiha y si éste será de fiar. <<Quizá lo más prudente sería mantenerme alejado y no volver a formar equipo con él>>

Noto una agitación a mi hombro y como Gamakiri se desplaza lentamente y con cuidado por mi hombro en dirección a mi cabeza, siempre oculto por la capa. Cuando llega cerca de mi oído escucho sus susurros, esperando que el resto en la habitación no lo hagan, cosa que no sería descaballeda puesto que están concentrados en lo que sea que hagan y yo estoy situado el más alejado de todos, apoyado en la pared.

—Hanzô-sama, ¿qué está pasando? ¿Se trata de algún tipo de rito de paso para los mamíferos o los humanos? —me pregunta.

—Quizá se trate de un rito de apareamiento
—bromeo, noto que el sapo se agita un poco inquieto. <<Qué literal>>La verdad es que no tengo ni idea, pero ya está empezando a carecer de sentido. Observemos un poco más a ver qué pasa.

Siento como Gamakiri regresa a su posición inicial lentamente.

Vida: 198/200
Chakra: 500/500
PA: 8

Frz 5 Rap 6 Sig 5 Per 6 Def 5 Pre 6 (8)
AaD 4 Tai 7 Inv 6 Gen 2 Sell 1 Barr 1 Nin 4




Gamakiri (Fue 2, Rap 3, Per 6, Sig 7, Def 1, Pre 1. Elemento Fuego)
Vida/Chakra: 45/45
PA: 4 - 1 = 3

- Extra: esconderse en el hombro de Hanzō
 

Rostrevor

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
3,006
La cosa no avanza, ni retrocede. Todo sigue estático. Hasta el estupor inicial por lo que estaba viviendo ha desaparecido. Nimbo bosteza a mis pies, se incorpora y restriega su costado contra mi pierna para llamar mi atención aunque me he percatado de su actividad desde el principio <<A fin de cuentas poco más tengo que hacer>> Captado el mensaje varío el peso del cuerpo para ponerme firme y dejar de estar apoyado contra la pared, luego miro a los consejeros, pongo cara de circunstancias y carraspeo.

—Disculpe... —no reacciona... ¡sí! Eleva ligeramente la ceja derecha y desvía la mirada un instante en mi dirección antes de volver a fijarla en el otro chuunin— creo que no tengo mucho que aportar a esta situación, ¿podría marcharme?

El consejero levanta la vista, me mira y parpadea repetidamente. <<¿Está haciendo a caso hecho como si no se acordase de mi presencia?>> Me pregunto con suspicacia, mirándolo a la par que entorna los ojos; entonces el anciano desvía la mirada hacia el otro consejero y lo observa unos segundos en silencio esperando una reacción que nunca llega. <<Oh, no, ahora que se ha roto el ciclo que no vuelva a empezar>> El joven impasible permanece impertérrito a su espalda, los segundos se alargan, mi temor crece y, cuando comienzo a perder toda esperanza el anciano vuelve a encararme.

—Sí, puede usted marcharse, si necesitamos algo de usted le citaremos más adelante —me dice con voz cansada y suspiro para mi interior, o puede que de forma audible, a estas alturas ya me da igual y lo único que quiero es aprovechar la oportunidad.

—Bien, entonces me despido. Tengan un buen día —hago una referencia y achucho a Nimbo para que se ponga en movimiento—. A más ver Akemi, que te sea leve.

Me despido del Uchiha y huyo de la sala sin esperar contestación.

Vida: 198/200
Chakra: 500/500
PA: 8

Frz 5 Rap 6 Sig 5 Per 6 Def 5 Pre 6 (8)
AaD 4 Tai 7 Inv 6 Gen 2 Sell 1 Barr 1 Nin 4




Gamakiri (Fue 2, Rap 3, Per 6, Sig 7, Def 1, Pre 1. Elemento Fuego)
Vida/Chakra: 45/45
PA: 4 - 1 = 3

- Extra: esconderse en el hombro de Hanzō
 

Rostrevor

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
3,006
Cierro la puerta y sonrío como un niño, a mi lado Nimbo agita la cola endemoniado y mira en todas direcciones deseoso de correr y saltar.

—Vamos, no ha sido tanto tiempo... sólo nos ha parecido una eternidad —le digo y el can resopla a modo de protesta.

Miro a ambos lados y emprendo a caminar por la dirección que me llevará a la salida, hago una mueca, el pasillo está desierto, su decoración es espartana y la iluminación no es precisamente la mejor. <<Va, cualquier cosa mejor que volver a aquella sala>> Continúo y bajo las escaleras hasta llegar a la planta principal, allí ya diviso a un par de funcionarios con rostro cansado que ultiman las tareas pendientes antes de marcharse a casa. <<¿Por qué pondrían la reunión a esta hora?>> Con las manos en los bolsillos sigo mi camino y, justo cuando me despido del shinobi que ocupa el puesto en recepción una kunoichi de pelo rubio y figura esbelta sale del edificio a la par que yo. No es espectacular pero sí agradable a la vista y, a pesar de la hora y el cansancio conserva un deje burlón en la comisura de los labios que más que intimidarme me anima.

—¿Día duro? El mío lo ha sido y me vendría bien una cerveza, me gustaría probar el establecimiento nuevo que han abierto en el distrito comercial pero me da palo ir solo, te apuntas?

—Paso, si no tienes valor para ir solo por qué debería interesarme a mí ir contig*... espera, ¿has dicho cerveza? —me regala una sonrisa pícara con la que se le ilumina el rostro y, para mi sorpresa, hace brillar mi corazón.

—Me parece que eso es un sí —respondo, sonriendo a mi vez pero no precisamente con la gallardía y seguridad que me gustaría. Ella asiente y empieza a caminar a mi lado. <<Pues no está mal eso de ser vulnerable de vez en cuando>>

Vida: 198/200
Chakra: 500/500
PA: 8

Frz 5 Rap 6 Sig 5 Per 6 Def 5 Pre 6 (8)
AaD 4 Tai 7 Inv 6 Gen 2 Sell 1 Barr 1 Nin 4




Gamakiri (Fue 2, Rap 3, Per 6, Sig 7, Def 1, Pre 1. Elemento Fuego)
Vida/Chakra: 45/45
PA: 4 - 1 = 3

- Extra: esconderse en el hombro de Hanzō
 

Rostrevor

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
3,006
Caminamos con las farolas y la luna como iluminación, ella es alta, con el pelo ligeramente ondulado y cortado a media melena. Me fijo en que su color es rubio tirando a castaño pero la plateada luz del astro hace ver su melena más clara de lo que realmente es.

—¿Estabas esperando a que saliese con intención de tropezar "accidentalmente" conmigo? —me pregunta con descaro y sorna.

—Ja, no. Estaba en una reunión con los consejeros —contesto y medito al respecto <<aunque la verdad es que por patético que pareciese casi que hubiese preferido haber estado haciendo lo que ella insinúa>>.

—¿Te has metido en líos?

—Sinceramente no lo sé. Ha sido... raro. Cada vez entiendo menos como funcionan las cosas en la villa —la miro de reojo—. ¿Y tú, qué hacías tan tarde por aquí?

—Ah, papeleo. Yo sí que me había metido en líos... puede que no sea una buena influencia —me responde, esgrimiendo una mirada pícara.

—Genial, me gustan los líos —respondo a mi vez, hace rato que la sonrisa se instaló en mi rostro y no parece querer desaparecer— Por cierto, soy Inuzuka Hanzō y éste es Nimbo —el perro emite un ladrido corto a modo de saludo, ella le rasca la cocorota y él menea la colita con satisfacción. Me sorprendo de que el muy arisco no haya reaccionado con sus habituales gruñidos y no sé si tomar la situación como una buena o mala señal. Ella me mira.

—Lo sé, te he visto por las asambleas. Título de mejor de la promoción y todo eso...

—Je, ¿entonces eras tú la que estaba esperando en la puerta de los cuarteles para "cruzarse" conmigo? —me dedica una mirada elocuente pero divertida por respuesta—. Veo que mi fama me precede —fanfarroneo.

—Menos lobos, no es precisamente la mejor —hace una pausa y me sonríe ladeando la cabeza ligeramente—. Amaya, del clan Komatsuna; rama secundaria —me dice por fin su nombre.

—¿Rama secundaria? ¿Hay mala sangre dentro de tu clan?

—En el pasado se produjo la escisión, pero no duró mucho, las acciones del shinobi más famoso de nuestro clan y antepasado mío propiciaron que el clan perdonase la transgresión de su padre... aunque él mismo no llegó a saberlo en vida. Tampoco es que estas tonterías debiesen importar mucho cuando se produjo el apocalipsis y llegó la niebla.

Por sus palabras me percato de que el cisma se remonta a más de seiscientos años atrás, quizá próximo o coincidente con el fin del mundo como lo conocíamos.

—Bueno, ya estamos. "La jarra sin fin" me parece un buen augurio —el cartel con el nombre del local se balancea cuando un grupo de gente sale por la puerta, el interior se ve bien iluminado y las siluetas, música y jolgorio prometen un jueves noche cargado de diversión.

—Hanzō-sama, acaba de regresar de una misión importante que puede marcar su futuro profesional como shinobi. Todo sapo precavido sabe que en tiempos trascendentales es mejor no relajarse y... —comienza a decir Gamakiri a mi hombro.

—¡Ostras, una rana! ¡Vuelve a tu charca, batracio! —exclamo, haciéndome el sorprendido a la par que cojo a la rana y la lanzo al callejón antes de que tenga oportunidad de completar su sermón.

—¡Cabrooooooon, esto no quedará asíiii!

—Idiota, no engañas a nadie, si hasta lleva una bandana de Konoha.

—Corre, entra antes de que vuelva —le digo, instándole a traspasar el umbral del local.

—Vale, pero ahora me cuentas.

Nos adentramos entre risas. Lo que prosigue es una noche en la que conversaciones y gestos fluyen por si solos con naturalidad, incluso con más facilidad de lo que corre la cerveza por nuestros gaznates. Una velada en la que me olvido del porvenir, agentes encubiertos, Monteadentro, enviados de Dharna o las armas que guardo en la cartuchera o mi cuarto y que no echo de menos. La noche termina como todas y al mismo tiempo como pocas: con un amanecer, pero uno especial.

Vida: 198/200
Chakra: 500/500
PA: 8

Frz 5 Rap 6 Sig 5 Per 6 Def 5 Pre 6 (8)
AaD 4 Tai 7 Inv 6 Gen 2 Sell 1 Barr 1 Nin 4




Gamakiri (Fue 2, Rap 3, Per 6, Sig 7, Def 1, Pre 1. Elemento Fuego)
Vida/Chakra: 45/45
PA: 4 - 1 = 3

- Extra: "volar"

FDI: pues fin. Estuve esperando a Sombrero pero ya me informó de que debido a las circunstancias no iba a postear con lo que sólo ha hecho dos posts y el evento no ha transcurrido como estaba planeado. La idea era que yo hiciese preguntas sobre la misión que compartimos a su pj a través de un pnj y él a mi pj con el otro pero como no ha podido ser he preferido reducir al mínimo el uso de pnjs, que a fin de cuentas y como norma general no son controlados por usuarios; sin embargo me he permitido más licencias en los últimos posts para finalizar con una nota positiva.

Un saludo y gracias a quien cierre y puntúe, @Sombrero de paja, espero que las cosas vayan mejor en tus futuros eventos.
 
Última edición:

_cassiel_

NUser
Registrado
25 May 2016
Mensajes
1,994
Cierro y otorgo experiencia.

Entrenamiento/Evento Tipo B
5 exp por participante. (1 participante x 5 exp = 5 exp)

Sombrero de paja, 2 post. [Insuficiente]
Rostrevor, 10 post. 147 exp a 152 exp. [Nimbo, 87 exp a 88 exp]


Actualizaré ficha en breve!!!!

Cualquier inconveniente ya saben donde encontrarme.
 
Estado
No está abierto para más respuestas.
Arriba