[Entrenamiento/evento B] En una taberna de Konoha [ABIERTO]

jamyneitor

NUser
Registrado
29 May 2016
Mensajes
3,191
Ubicación
Viviendo como genin para mantener la integridad
La pregunta de Hana no era algo que quisiera contestar aun - No es que ocupe beber, para decirte algo… - dije evadiendo el tema, pero sabía que tarde o temprano debería decir algo – No puedo decirlo aquí, alguien más podría oír, más tarde te lo diré –

Deje caer mi cara sobre la mesa algo molesto, no con Hana si no con toda la situación, realmente no quería hablar de momento de ello. – Ya no beberé más – negué haciendo la bebida a un lado, no había logrado que ella me acompañase y por tanto no quería seguir bebiendo solo. – Imagino que ya haz visto esos efectos en alguien – sonreí levemente a la Uchiha y vi como llegaba su comida lanzando una mirada de sorpresa.

- No, no he mirado porque crea raro que comas eso – intente explicarme – Es solo que he olvidado pedir algo para mí - tras eso simplemente ordene lo mismo que la Uchiha – No creo que importe mucho lo que comas, si te da energías suficientes y mantienes tu cuerpo en buenas condiciones, eso es lo importante – pese a lo serio que sonaban mis palabras y que era algo que decía a mis estudiantes en el gimnasio, mi actuación golpeando de nuevo la mesa con mi cara dejaba claro que no estaba bien – creo me afecto más dejar de beber, que seguir haciéndolo – reí, pues era como que necesitaba seguir tomando, pero a la vez no deseaba hacerlo más si no lo haría en compañía.

- Me gustaría que más tarde me acompañases a casa – solté lo más serio posible – No te preocupes, no tendrás que cargar conmigo, iremos cuando me recupere un poco – tras aquello decidí ir al servicio, me tambaleaba un poco, pero gracias a mi entrenamiento y a que muchos de mis jutsus consistían en dar vueltas y evitar marearme logre sobrevivir al viaje disimulando bastante bien que me costaba caminar.
 

Silver_Tiger

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
4,897
Ubicación
Ni yo lo sé
Hanzo explicó muy bien la situación política que tuvimos y seguimos atravesando, inclusive no le agradaba Satsujin. Sin duda nuestras ideas eran bastante afines a las mías. Había mordido el anzuelo y me contó las versiones que tenia, versiones que jamás había oído. ((Spoilers has creado una paradoja temporal X_D)) sin duda la versión del culto y todo lo que me contaba de ellos no me cayó muy bien y me daba desconfianza ((El Raiden del futuro cumplió con su palabra, no le gusta el culto de cristal, pero lo siento Rost. el culto de cristal vendrá a destruir konoha. no lo pude impedir TT.TT)) ha dado una gran información así que le dije.

¡Claro que no le creí al pie a la letra! Sino hay forma de comprobarlo solo son palabras contra palabras - Le dije de forma categórica, sino había una forma de comprobar. Ninguna de las versiones que podíamos darle veracidad y a máximo que podía aspirar era hipótesis. Pero di paso a lo que prometí.

Los seres de la niebla se creen ser la policía de la moral o al menos el que me encontré por eso entabló conversación conmigo y era uno de los secuestradores de Kurowashi, si te encuentras con un encapuchado con elemental de hielo es muy probable que se trate de él. - Le dije como era el morador de la niebla para que pudiera identificarlo y actuar si llevaba a encontrarse. La versión que me comentó es muy similar a la versión del culto. La niebla se originó por la mala decisiones de los humanos.

Luego el preguntó rubio si entre todas las facciones habia uno que podía entablar amistad. Asi que le contesté.

Solo monteadentro es que tenemos una posibilidad de hacer una alianza. Pero el exterior es demasiado hostil así que no te confíes en el exterior.

A escuchar las aspiraciones de Hanzo irse de la villa y estar tan cerca del loco depravado, alguien de tan poca confianza, le di una mirada seria y que debía tapar lo que había dicho. No podía contar esas ideas estando frente a ese idiota, al parecer tomar demasiado cerveza ya le estaba afectado.
 

Rostrevor

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
2,884
Me sigue pareciendo extraño que los seres de la niebla hubiesen entablado conversación con Raiden, hasta el momento y que yo sepa habían fracasado todas los intentos de comunicación y los protagonistas se referían a ellos como susurros desconcertantes y sonidos guturales que bien podrían ser palabras. <<Esto me recuerda a las abducciones de extraterrestres y de Moradores de la Bruma, siempre le pasan a granjeros a los que practican toda clase de sondas pero nunca a alguien importante>> Me quedo pensativo mientras los demás conversan, hasta observo como Tareni habla de la vida humana y el sufrimiento con ligereza. Reconozco que empieza a causarme desagrado.

▬Es como dice Raiden, hasta el momento y que yo sepa Monteadentro es nuestra mejor opción de alianza. Ellos también son descendientes de los supervivientes de Neokonoha, así que tenemos un pasado en común ▬guardo silencio un instante▬. Me atrevería a decir que también sería posible una alianza con los tritones; son muy diferentes a nosotros y eso da un poco de miedo, su forma de expresarse también es extraña pero creo que tan solo desean proteger su territorio y han demostrado signos de inteligencia por lo que sería posible establecer algún tipo de relación. La última vez que me crucé con ellos llegamos a una especie de entendimiento por lo que a lo mejor el primer paso ya está dado.

Omito algunos descubrimientos que había realizado durante mi última misión. <<Todavía es pronto, las autoridades decidirán cuando es el momento apropiado>>. Raiden no ha contestado mi otra pregunta, no obstante Takawa sí se ha interesado.

▬Sería muy complicado, por supuesto. Aunque la zona que rodea Konoha y Monteadentro es relativamente segura desde que eliminamos los nidos de monstruos está el problema de la niebla y algún mutante suelto que pueda quedar, por descontado de todas esas organizaciones malignas que nos acechan, claro que es posible que un asentamiento pequeño y pacífico no despertase su interés ▬sonrío, es un sueño bonito pero casi una utopía▬. Luego hay otra clase de problemas mucho más mundanos. ¿Quién construye las viviendas? ¿La ropa? ¿Alguien sabe de medicina o agricultura? Sería un proceso de aprendizaje arduo y mucha miseria hasta adquirir este tipo de conocimientos, aunque también se podrían obtener algunos mediante el comercio, lo que nos lleva al tercer problema: sería preferible hacerlo con el beneplácito o de Konoha o de Monteadentro para poder negociar con ellos e incluso pedir ayuda. Eso seguramente conllevaría pagar algún tipo de tributo o estar directamente bajo control de alguno de ellos, como si fuésemos una colonia; aunque supongo que es preferible a que nos tachen de renegados o incluso nos persigan. Si llega el momento es mejor llegar a algún tipo de acuerdo o abandonar de buenas la villa antes que ser tachados como traidores.

Termino la jarra de cerveza y llamo a la camarera para pagar, descubro que mi padre ya había pasado por aquí antes y dejado la cuenta pagada. <<Bueno, el día acaba de mejorar>> Me encuentro de buen humor, así que digo a los que me rodean.

▬La verdad es que tengo el que podría ser un buen sitio para fundar una colonia, en realidad tú ya lo conoces Raiden. Si queréis os lo enseño, no está lejos y podríamos estar de vuelta antes del anochecer.

El sable quebrado en este momento se encuentra en su máximo apogeo y los clientes comienzan a agolparse, incluso algunos de los que están esperando mesa miran a los que las ocupan y no beben o comen al ritmo que deberían. Ha llegado el momento de que desocupe mi mesa, así que me preparo para salir.


Vida: 198/200
Chakra: 500/500

Frz 5 Rap 6 Sig 5 Per 6 Def 5 Pre 5 (7)
AaD 4 Tai 7 Inv 6 Gen 2 Sell 1 Barr 1 Nin 4
 

_cassiel_

NUser
Registrado
25 May 2016
Mensajes
1,550
Debió tener razones para abandonar la misión, no me explico por qué lo haría si no. —acotaría a la historia de Hanzô, demostrando una falsa intención de excusar la acción de Takeshi, pero en realidad no le culpaba, podría haber optado por lo mismo en su posición, dependiendo de las circunstancias que lo llevaran a decidir retirarse. El criterio de Takeshi no estaba alejado del mío propio. — ¡Oh! deberías darle más atención, dominar el ninjutsu médico podría terminar salvándote la vida algún día. —por algún motivo, no sentía apropiado hablarle con honoríficos al Inuzuka, era evidente que era un chūnin, pero lo había conocido en una taberna y hablarle con demasiado respeto estaba fuera de contexto.

La plática estaba tornándose más densa e interesante, los dos Inuzuka compartían información relevante para cualquier ninja que entendiera la importancia de aquella información, que no perdería por estar pendiente del recién llegado Tareni. Kenji también aportaba a la conversación, no era muy útil lo que decía, pero servía para que los demás siguieran enfocados en el tema. Dharna, moradores de la bruma, monteadentro, culto del cristal sagrado y Kurowashi, eran temas que el dúo manejaba muy bien, incluso Raiden había entablado directamente un diálogo con uno de los moradores, aquello sería relevante para cualquiera. Mi aportación era innecesaria, aquellos tópicos solo eran conceptos abstractos para mí.

Dejaría que la conversación fluyera entre los dos y me mantendría atento a su conversación.

Claro que sí, inclusive hablé de él hace un momento, les dije la utilidad de ninjas de su tipo, pensé que había quedado claro. Mi comentario no tendría valides si no lo conociera. —respondería a Raiden con una sonrisa despreocupada.

Habilidades de mujer JAJAJAJAA interesante concepción. —Observaba como Tareni actuaba con libertad aprovechando la ocasión para hurtar lo que quedaba de mi comida, lo que no era mucho, la había estado comiendo con fervor mientras este era intimidado por la Uchiha. —Útil, pienso lo mismo de ti. Todo tuyo. —dije apartando el plato frente a mí, empujándolo hasta su posición. El jarro de cerveza era diferente, no le iba a dar la oportunidad de tomarlo. Lo vaciaría de un trago. —Lástima, ya que no queda. —diría divertido.

Qué desafió hay en matar por matar, no hay emoción. —contestaría al genin, esbozando una sonrisa. Prefería las muertes con más significado, a mayor reto, más satisfacción, más allá de un burdo apremio por quitar vidas, pero estaríamos de acuerdo en algo. —No más cucarachas. —era una experiencia que no quería repetir.
 

Pretoriano

NUser
Registrado
14 Ene 2017
Mensajes
823
Tareni masticó con desgano las sobras. El Hyuga se había comido los mejores trozos. Poco a poco se fue disociando más de la conversación. Aunque se mantuvo atento a medias. Debía recordar claramente a aquellos traidores. Tal vez ganara puntos con Niall si los entregaba.

No, no deseo ver cucarachas nunca más. Bichos asquerosos. Tiró los restos de comida sobre la mesa y se paró. Te espero dentro de tres días para la próxima misión Hyuga.

Se levantó de un salto y se dirigió a la mesa de sus conocidos. A medio camino se detuvo.

Tú también puedes venir un día de estos, Takizaki-san, incluso un niño como tú podrá hacer cosas de hombres se rascó la entrepierna y soltó una carcajada. Un ligero vapor escapó de su cuerpo.

Llegó a la mesa y sin saludar se sentó. Estaban jugando a las cartas. Cogió una de las pintas de cerveza medio llenas y se empinó sin pedir.






FDI: Takizaki se refiere a Kaladin.
 

Kaladin

NUser
Registrado
13 May 2017
Mensajes
161
Ryuuji seguía escuchando atento. Según lo que decían los chuunin, la villa no era tan ideal como él había estado pensando. Muchas facciones, rencillas por el poder y mentiras lo convertían en un ente más del que no fiarse completamente. Desgraciadamente, era la única alternativa viable para todos los aldeanos que no tenían formas de defenderse. Y también para muchos que, como Ryuuji, tenían poca habilidad.

- Me gustaría ver un día Monteadentro - Comentó. Así podría comparar con Konoha. - ¿Y a qué te refieres con tritones? ¿Bichos de agua que hablan...? - El mundo estaba lleno de maravillas, sin duda. Ryuuji cada vez tenía más ganas de poder salir al exterior y contemplar todas las maravillas que habían dicho. Y de descubrir muchas más.

Hanzô apuntó que no sólo tenía la idea de montar una tercera aldea. La había estado ya explorando, e incluso tenía un pequeño trozo de terreno que le parecía correcto. Se ofrecío a enseñarlo. Ryuuji saltó de golpe de la silla. ¡Una oportunidad de salir de la villa! Con todo lo que habían dicho, no iba a decir que no. ¡Era el momento perfecto para ir de aventuras!

- ¡Yo me apunto, Hanzô-san! - Enunció con ilusión. - Aunque lo que comentas parece más un sueño que otra cosa, por lo difícil que sería reunir todo lo que dices... vale la pena ver lo que has pensado. - Se rascó la cabeza durante un momento, pensando. - ¿Quizás una pequeña aldea sólo de ninja, financiada con las misiones que ni Monteadentro ni Konoha pudieran hacer...?

Mientras él elucubraba, Tareni seguía con su retahíla de palabras groseras, mal humor y mala educación. Tras esparcir restos de comida por la mesa, se dirigió a Ryuuji, comentando que podría ir a una misión con él, mientras se rascaba por enésima vez los genitales. - No creo que nos llevaramos bien para una misión, Tareni-chan... - No tenía intención de entrar en su juego, pero sabía perfectamente que no congeniarían en una misión. El carácter que había demostrado no parecía propicio para el trabajo en equipo, y terminar en una misión cada uno por su cuenta era la receta para volver a fallar. No pasaría por ahí de nuevo.

- Y bien... ¿Quién más se viene? - Finalizó. Una vez salieran todos de la taberna, desharía el Henge no jutsu y se presentaría correctamente como Hyuuga Ryuuji. Fuera del bar no tenía sentido seguir con la pantomima, y, si tenían que irse de aventuras, no quería hacerlo bajo un nombre falso.

Rost, si en tu turno haces que salimos de la taberna, feel free de intepretar que Ryuuji deshace el Henge y se presenta correctamente. Así quien postee antes que yo puede reaccionar (si se tercia) como toca.
 

_cassiel_

NUser
Registrado
25 May 2016
Mensajes
1,550
Ajá. —Había respondido escuetamente a Tareni, siguiendo su trayectoria con la mirada mientras se alejaba de la mesa con dirección a otra que estaba en el otro extremo de la taberna. Había quedado dubitativo, observando el desastre que había dejado sobre la mesa. El caos estaba presente en todo, incluso en los detalles más nimios. Y los restos de comida en la mesa me lo recordaban.

Una lámina de papel se desprendió mi mano y comenzaría a plegarse hasta convertirse en una simple grulla. La observé mientras lo hacía, cada dobles era predecible, determinado, lo que resultaba en una misma figura. “JEJEJJEJEJE.” El fuego, en cambio, no lo era. La grulla fue quemada hasta quedar solo cenizas, era algo que se repetía constantemente. La humedad en la lámina de papel era evaporada de inmediato por la intensidad de la flama. La combustión era un proceso curioso, necesitaba del oxígeno presente en el aire que reacciona con una determinada materia que sirve de combustible, necesitando solo de una fuente de calor para iniciarse. Un proceso que un ninja podía emular con la transformación de la naturaleza elemental del chakra. “Mi chakra es el combustible.” La teoría detrás de mi nueva realidad me estaba costando, el fuego no era un elemento que me identificara.

Que interesante, que estamos esperando, no podría quedarme con la curiosidad. Los acompaño. —respondí de pronto saliendo de mi ensimismamiento.

Había escuchado la invitación de Hanzô, moverme sería una buena idea para expulsar el alcohol de mi cuerpo y que mejor hacerlo con un destino en mente. Levanté la mano, llamando a la atractiva camarera. —Quiero la cuenta. —diría cuando estuviera junto a la mesa, mirándola a los ojos, con una sonrisa en el rostro. —Espero me perdones por tirar todo, fue un desafortunado imprevisto. Lo admito. —pagaría mi consumo y agradecería la buena comida y la atención. Los modales hacen al hombre, dirían algunos. Y aunque no me era relevante la impresión tuvieran de mí, prefería mantener mi papel. Había disfrutado indiscutiblemente de la velada, un buen espectáculo, acompañado de una grata comida y bebida. Volvería. Estaba seguro de aquello.

Estoy listo.
 
Registrado
2 Mar 2017
Mensajes
1,052
Ya no me encontraba en el bar tomándome mi cerveza, estaba en un lugar tontamente diferente,-¿Como cojones he acabado aquí?¿tan borracho iba?-. No sabia por que me encontraba en la zona montañosa que se encontraba cerca de la cárcel, allí es donde había tenido mi ultima misión con Hana y Akemi a la vez, pero ninguno de los dos estaba allí, solamente yo. -Madre mía, voy a volver al distrito comercial, que como se haga la herrería cerrara-. Concentre chakra en mis pies para salir corriendo a máxima velocidad de allí, pero algo impedía moverme.

Algo extraño pasaba no sabia muy bien lo que era, no podía ni siquiera mover mis manos, es como si estuviese atrapado en aquel lugar sin poder hacer nada. Cuando de repente mire al cielo y vi como caía un gran meteorito hacia mi. -¿Que cojones?¿Esto es el fin del mundo?-. No sabia lo que estaba pasando pero, la situación no pintaba muy bien.

El meteorito impacto de lleno sobre mi. Di un sobresalto de la mesa, derramando un poco de cerveza que tenia aun en la jarra. -¿Que cojones? ¿Ha sido un puto sueño?-. El alcohol estaba empezando a pasarme factura, así que me relajaría un poco y pedir menos cerveza. Menos mal que en la zona donde me había sentado la gente iba peor que yo y a lo mejor no se enteraron de que acababa de tener. Bueno iba a relajarme en la mesa hasta que se me pasase un poco la cogorza y luego ir al baño a mear todo el exceso de alcohol.
 

Silver_Tiger

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
4,897
Ubicación
Ni yo lo sé
Hanzo explicando le rubio del Henge. menciono que también podíamos entablar alianza con unos tritones. Eso sin duda me llamó bastante la atención. No podía desaprovechar así que inmediatamente le dije.

¿Y como pudiste entender con ellos y dar los primeros pasos? - era clave tener este dato por si algún día me topaba con ellos.

Luego de explicar un poco los posibles problemas de Monteadentro. Me invitó a ir un lugar podíamos fundar una nueva colonia y yo ya lo conocía y solo había uno que recordaba.

Chinpoki, ¿Verdad? Me sumo. - Sería muy interesante volver a investigar ese lugar junto con su laboratorio y cárceles que nos había encontrados . Esta vez con más fuerza al que tenia anteriorme.

Mientras terminaba mi comida y mi jugo de naranja, viendo que Eiji había confirmado que conocía el loco depravado, el rubio de henge también se sumo y rechazó la oferta del loco de ir con una misión con él. De lo cuál sin duda demostraba sensatez. Nadie en su sano juicio iría en una misión con él. Así que le dije.

Bien dicho. Créeme no conviene juntarte con mala companias. - Aunque luego mire a Eiji y le dije. Me imagino es que este tipo son los típico que en vez de ayudar en la misión te la lían.

Así que estaba listo para salir, así que pagué mi cuenta, agradeciendo a la camarera y acompañe a Hanzo. Wolght se subirá en mi cabeza y Darguar me seguía a mi lado. Ya afuera, con el espectáculo de origami que había hecho Eiji le pregunté.

Ademas de medico y tener tener domino sobre el papel ¿también sabes usar elemental de fuego?, es una extraña combinación - Me daba un poco de curiosidad saberlo por como había quemado la grulla de origami. .
 

Rostrevor

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
2,884
Takawa y Raiden sienten curiosidad por los tritones, normal, son unos seres muy diferentes.

—Son humanoides anfibios, visten ropas de cuero, usan herramientas y por lo general emplean dominio de suiton y lucha con lanzas y bastones. Que sepamos viven en una colina del río Naka cercana a Neokonoha y bajo las ruinas de la villa —respondo al primero, antes de contestar al Inuzuka me rasco la cabeza buscando la manera de explicar lo que en realidad me sale sin querer—. No sabría decirte, el combate estaba decidido y llegamos a un entendimiento mutuo por señas principalmente; creo que su lenguaje es una mezcla de esos ruidos que emiten, señas manuales y sutiles movimientos corporales pero todavía queda mucho para comprenderlos.

Llega el momento de marcharnos, Raiden se aventura a adivinar, dando en el clavo.

—Efectivamente, tengo una ubicación secundaria pero sería más incómoda y necesitaría de bastante más trabajo para acomodar el lugar. Seguidme.

Salimos del Sable Quebrado y terminamos de recorrer el distrito comercial hasta dar con la avenida que lleva al atestado puente oriental <<Demasiada gente, mejor saltamos la muralla>> Me digo y guío al grupo hasta el distrito Uzumaki, entonces tomamos la avenida y cruzamos el más pequeño de los puentes de Konoha para acceder al distrito B. No hay demasiada gente en la calle aunque los primeros que han terminado de comer ya se dirigen a los puestos de trabajo y los más rezagados que acaban de terminar el turno de mañana vuelven a casa o buscan un sitio donde almorzar. Pasamos de largo de los almacenes y llegamos hasta la esquina donde un gran bloque de viviendas se eleva varios pisos a nuestra izquierda, la avenida continúa un trecho más hasta el cementerio nuevo y algo más al norte se halla Umarekawatta, típico lugar donde los ninjas suelen quedar para retarse a combatir en el coliseo. Ya no hay tanta gente como antes, pues casi toda la actividad laboral queda a nuestras espaldas y no es un distrito saturado de campos de cultivo. Los días todavía son calurosos, aunque el cielo sigue ligeramente encapotado.

—Bien, aquí tengo espacio. Un momento. —Comienzo a hacer sellos: jabalí, perro, pájaro, mono y carnero; me muerdo el pulgar y apoyo las manos en el suelo—. Kuchiyose no jutsu...

El aire sale repelido por la gran explosión de humo que precede la aparición de un sapo colosal, que sobrepasa la altura de los edificios de Konoha, también el bloque de pisos que se encuentra a nuestro lado. El sapo es verdoso, con patrones oscuros y algunos bultos en su piel; se protege con una coraza laminada en el pecho y los antebrazos además de unas hombreras de cuero y bambú. Porta una katana en su cintura, todo de estilo de los antiguos samurai.

—Gamakyo, necesito que nos lleves a un lugar al noreste, yo te iré guiando.

Le digo, alzando la voz para que no tenga problema en escucharme. El sapo inclina levemente la cabeza y nos mira de reojo, resopla.

—No. ¿Por qué iba a hacer tal cosa? ¿Para eso me has llamado, por qué no puedes ir tú solo? —contesta, su voz ronca rebota por los edificios.

—¡El bosque es oscuro y alberga horrores! —le respondo rápidamente. Gamakyo se queda mirando un instante.

—¡Ja! No me acordaba de que eras gracioso. Está bien, llevaré a todo aquél que me cuente un buen chiste.

—Ehh... —su petición me pilla con la guardia baja, no sé qué contestar así que invento algo—. Una cigarra, una hormiga y un sapo entran a un bar. Se sientan a una mesa y la cigarra pide todo un banquete, la hormiga un vaso de agua y un poco de arroz y el sapo se les queda mirando. La cigarra dice "deberíais aprovechar y disfrutar de la vida, nunca sabéis cuando puede terminar". La hormiga le responde "no, deberías ser previsor y ahorrar, te servirá para afrontar los inviernos que te queden por vivir". ¿Qué dice el sapo? —hago la pausa melodramática de rigor antes de seguir—. Ñaam, ñam, mmmn, ñam —aguardo la sentencia de Gamakyo <<¡Qué malo ha sido! Tengo que tener preparado uno mejor para la próxima vez>>.

—¡JUAA, JAAJAJAJAAJA! —su risa suena tan fuerte que retumba en mis oídos e incluso me da la impresión de que todo tiembla—. ¡Muy bien! Sube.

<<Un público fácil>> Me digo, trepando por la superficie de la rana para llegar a la cabeza.

—¡Vamos, contadle un chiste y venid! No seáis tímidos, ¿qué es lo peor que os podría pasar? —grito a los que todavía están abajo.

Vida: 198/200
Chakra: 372.5/500 (500 - 127.5)
PA: 8 - 4 = 4

Frz 5 Rap 6 Sig 5 Per 6 Def 5 Pre 5 (7)
AaD 4 Tai 7 Inv 6 Gen 2 Sell 1 Barr 1 Nin 4


- Apoyo: Pacto con sapo: Enorme (E) (Equ) [APO] (Pv: 30 + 25 x nivel. Fuerza: 7 + 1t, Defensa: 7, Presencia: 6, Rapidez: 6 + 1t, Percepción: 5 + 1t + 1 cada 3 niveles en invocación, Sigilo: Nivel en invocación - 4. Coste: 150ch - 15% = 127.5. Máximo 1 cada 5 niveles en característica)[Elemento fuego] Invoco a un sapo colosal para combates a gran escala.
Sellos: Jabalí → Perro → Pájaro → Mono → Carnero
- Extra: Negociar con Gamakyo (7 pre)
- Extra: subir a su cabeza concentrando chakra en los pies para no caer (4 nin, sin gasto).

Gamakyo (Fue 8, Rap 7, Per 8, Sig 2, Def 7, Pre 6. Elemento Fuego)
Vida/Chakra: 180/180
PA: 7 - 2 = 5
Coraza: 100

- Extra: exigir un tributo (6 pre)


 
Última edición:

martinilimon

NUser
Registrado
10 Oct 2016
Mensajes
5,284
Ubicación
Un nuevo amanecer
- Bueno, no hace falta ir muy lejos para ver los efectos del alcohol en la gente. - Solo había que mirar alrededor, y como se comportaba la mayoría. - Y si fueses tu uno de esos borrachos que abusan de las chicas, me daría un poco de pena tener que pegarte. - Cogí una patata, y me la comí. - Además. - Seguí hablando tras tragar. - Yo bebí una vez, muy poco, bueno se lo que hace. - Recordaba la primera cita con Jayu, como mis sentidos, sobre todo la vergüenza, habían sido desactivados.

- Realmente a mi no me importa lo que piensen, solo te advertí porque les suele parecer raro. - Me estiré un poco para que Hyoru pudiese ver más de mi cuerpo. - Ya sabes, por eso de que soy pequeña. - Me permitía bromear con él sobre mi tamaño y mi cuerpo, cosa que hacía unos meses sería imposible. - Esta bastante bueno. - Le pegué un buen bocado.

- ¿Ir a tu casa? No se... - Dudaba de aquello. - Bueno te puedo acompañar pero sería raro entrar. - No estaba costumbrada a ir a casas de hombres, aunque tampoco estaba acostumbrada a tener amigos masculinos. - Bueno esta bien . -Terminé convenciéndome. Tras eso, decidió levantarse, no había dado unos pasos cuando... - No te equivoques de baño. - Le gasté la broma. No quería tener que sacarle del baño del chicas.
 
Registrado
2 Mar 2017
Mensajes
1,052
Ya me había calmado lo suficiente después del sobresalto que había tenido con la pesadilla o tal vez fue produzco de un genjutsu. No estaba seguro ademas no había hecho nada para que alguien me encerrara en alguna técnica así. La cuestión es que ya se me había pasado un poco, ahora me tocaba ir al baño a vaciar la gran cantidad de orina que tenia en mi vejiga, no había ido a mear a pesar de llevar ya unas 6 o 7 pintas de medio litro encima.

Así que con mucho cuidado me levante de la silla, una vez de pie me puse erguido y aguante el equilibrio para no caerme por la borrachera. Una vez que mi cuerpo se podía mantener de pie por si solo fue a la barra a preguntar donde estaba el cuarto de baño. La camarera muy amable me contesto muy amablemente que estaba al fondo a la izquierda.-¿QuE cOjOnEs?¿PoR qUe EstArAn TodOs Los AsEOs al FoNdO a La IZquIErDa?-. Incluso a la hora de pensar tenia una entonación aun de borracho, lo bueno que tenia mi cuerpo es que desde que nací siempre he absorbido muy bien los líquidos.

Entre al cuarto de baño para vaciar todo aquel tanque de meado y cerveza. El baño era el típico de una taberna aunque se notaba que hoy había movimiento y había mas de un borracho como yo, por que se olía a meada por todo el baño, pero como iba borracho me sudaba un poco la polla. Empece a mear y parecía que en vez de una vejiga normal, tenia un bidón de 50 litros, por mucho que apretara el chorro no paraba de salir. Conforme salia el chorro la chispear se me iba pasando, parecía que mi cuerpo podía echar tanto el liquido como el alcohol.

Vaya mierda voy a tener que beberme otras dos pintas para recuperar el alcohol perdido en la meada, así que salí rápidamente pedí una cerveza en la barra a la misma camarera de siempre y me volví a sentar en mi mesa con una bolsita de patatas con olivas y mi póntica de la cerveza artesanal del bar.
 

Pretoriano

NUser
Registrado
14 Ene 2017
Mensajes
823
La noche avanzó un poco más. Tareni intentó integrarse a la conversación de la mesa, pero entre el alcohol y la falta de interés cayó en un estado de sopor intermitente. Cada cierto tiempo abría los ojos, veía otro trago de alguna jarra cercana y volvía a dormitar.

No había estado consciente del nivel de cansancio que acumulaba su cuerpo. Había estado haciendo misiones y trabajos uno detrás de otro y al final su cuerpo se había resentido. Además de esto sus participaciones en el coliseo era otro tema cargante. No en el estado físico, si no emocional. Las sucesivas derrotas contra los chunins lo afectaban. Obvio, no esperaba derrotar a un chunin, pero las humillantes derrotas contra Kira y especialmente Akemi lo volvían loco.

Abrió los ojos de pronto, al sentir un ligero toque en el hombro. Alguien soltó un quejido de dolor. Había dejado escapar algo de vapor inconscientemente.

¿Mirin? Reconoció los hermosos ojos de la mujer.

Sabía que estarías aquí . dijo ella. Vamos, te llevo .

Él agarró la mano que ella le ofrecía y la apretó con fuerza hasta sacarle una mueca de dolor. Entonces se relajó y dejó que ella lo levantara.

Me voy cabrones
 

Kaladin

NUser
Registrado
13 May 2017
Mensajes
161
Después de la invitación de Hanzô, además de Ryuuji, también se añadieron Raiden y Eiji. Raiden felicitó al joven Hyuuga por rehusar la invitación de Tareni de realizar misiones juntos. Estaba claro que serían como agua y aceite, y no habrían mezclado bien para superar con éxito una misión.
Aunque aún faltaba ver a Ryuuji mezclando bien en un equipo, así que tampoco es que la culpa fuera exclusiva de Tareni.
Hanzô, por su parte, explicó la localización de los misteriosos tritones, y que se estuvieron comunicando mediante señas y gruñidos. Habría pensado que mediante alguna técnica de chakra habrían podido hablar de alguna forma, pero había sido mucho más rudimentario.

Al salir de la taberna, el genin finalmente no se acordó de deshacer el henge, y estuvo siguiendo al Inuzuka durante unos minutos, aun con la apariencia del inventado Takawa, en la excursión hacía el desconocido lugar en el que querían fundar una nueva aldea. Después de cruzar un puente y llegar a un descampado bastante ancho, el chunin se arremangó, y tras unos sellos, murmurar algo, y una enorme explosión de humo...

- ¡ME CAGO EN LA MADRE DEL TANO! - Exclamó Ryuuji, cayendo de culo de la sorpresa. Nuna había visto un ser tan grande como el sapo que acababa de convocar el Inuzuka. Trató de levantarse disimulando el ridículo. ¿Para qué demonios quería un bicho tan grande?

La explicación llegó pronto. Parecía que la localización estaba lejos, y cruzaba un bosque peligroso. Encima del bicho lo tendrían más fácil para llegar ilesos. Pero el sapo, que se llamaba Gamakyo, no estaba por la labor. ¡Quería que le contaran un puñetero chiste para poderse subir a su chepa!

Ryuuji pensó que finalmente había llegado el momento. Con un pequeño ademán y una explosión de humo mucho menor a la de Gamakyo, canceló el henge. En el lugar del rubio y atractivo Takawa, un delgado y bajito shinobi de ojos blancos apareció en su lugar. Tenía el pelo corto y oscuro, con un corto flequillo engominado hacia arriba, y lo más destacable que tenía era un curioso tatuaje rojo y negro, mostrando unas llamas, que empezaba en la comisura de sus ojos y se internaba por su cuello hacia su espalda, sin que los presentes supieran donde acababa.

- Jejeje... Hola. En realidad me llamo Hyuuga Ryuuji.- Se rascó la cabeza mientras se le enrojecían un poco las mejillas. Quedaba bastante disimulado por los tatuajes de su cara. - Soy genin de Konoha y tengo casi trece años. Sólo entré en la taberna para echar un ojo, no penséis mal - Volvió a sonreir con su tétrica sonrisa. Con suerte, si no daba demasiadas excusas, tampoco le pedirían más explicaciones.

Por último, se dirigió a la enorme e intimidante invocación.

- Oh, enorme Gamakyu-sama, ¡escuche mi chiste! - No era demasiado bueno en chistes, y aún menos en chistes malos orientados a animales, como el que había comentado Hanzô. Se rascó de nuevo la testa. No es que tuviera piojos, sinó que era una manía que había adquirido, que se mostraba cuando estaba pensando- ¿Sabe qué le dice un pez a otro? - Dejó unos momentos de tensa pausa.

- ¡NADA!, ¡JAJAJAJJAJA!

Si el gran sapo no decidía aplastar al genin bajo su enorme anca, y le permitía subirse a su espalda, concentraría el chakra en sus pies para subir y no pegarse un testarazo. Nunca había ido encima de un animal, así que podría ser una experiencia interesante.

-Esto de invocar mola mucho, pero creo que en mi clan no se lleva demasiado... - Comentaría.

PV: 140/150
ch: 105/130
Ext: cancelar Henge
Ext: contar un chiste al sapo (pre: 0)
Ext (si me deja): subir al sapo concentrando chakra en los pies para adhesión (nin 3 --> ch -5).

PV: 140/150
CH: 100?/130
 

jamyneitor

NUser
Registrado
29 May 2016
Mensajes
3,191
Ubicación
Viviendo como genin para mantener la integridad
El alcohol había ayudado a desinhibirme, por lo que cuando Hana me permitió ver mejor su cuerpo, no perdí la oportunidad, no era que tuviese intenciones de llegar más allá con ella, no se me cruzaba para nada eso por la cabeza, pero no planeaba perder la oportunidad que me brindaba, después de todo no dejaba de ser ella una Kunoichi bastante sexy.

Tras eso fui al servicio sin mayores, problemas y al volver pude notar como un grupo de shinobis empezaba a retirarse del lugar. – Parece que varios se están retirando – comente al volver a la mesa con Hana para luego esperar mi comida. Me daba algo de curiosidad el saber a dónde iban los demás, pero no planeaba irme sin Hana, no después de haberle pedido que me acompañase a casa donde le diría todo lo ocurrido.

Tome una servilleta y la extendí hacia Hana - Tienes una mancha en tu mejilla – acerque más la servilleta hacia ella esperando la tomase. Aunque de no hacerlo, intentaría yo mismo dejar su mejilla limpia. Aunque no esperaba que me lo permitiese.

Tras un momento llego mi plato y a diferencia de como normalmente lo hacía, comencé a devorarlo a gran velocidad, nada más ver el plato sentí un enorme hueco en el estómago y no pude evitar devorar la hamburguesa – Lo siento, creo que beber me dejo un hueco en el estómago – dije tras casi atragantarme con un gran pedazo del pan y entonces comencé a comer un poco más lento, porque no quería que aquello pasase de nuevo.

Mire de reojo hacia donde los demás salían, pero no dije nada, si Hana quería seguirlos podría decirlo, de lo contrario podríamos seguir hablando un poco antes de irnos a casa.
 

martinilimon

NUser
Registrado
10 Oct 2016
Mensajes
5,284
Ubicación
Un nuevo amanecer
Quizás había cometido un error al adoptar aquella posición. No hice ningún movimiento brusco, sin embargo Hyoru podría notar que estaba incomoda ante su exhaustiva mirada; fui adoptando de nuevo la postura anterior, cubriéndome un poco tras la mesa y la comida. Hyoru no tardó demasiado en volver del baño. - Que rápido. - Aún estaba por la mitad de mi hamburguesa, cuando finalmente trajeron la suya. - La verdad es que no me importa donde se vayan. - Pegué otro bocado. - Por mi como si se mueren. - Hablaba con sinceridad, ninguno de los allí presentes suponía nada para mi.

- Supongo que ahora me toca ir a mi. Vigila mi comida. - Aprovecharía la escusa de lavarme la cara, para hacer pis, pues no quería darle tanta información a Hyoru. Tardé unos minutos en completar ambas tareas, algo más de tiempo que Hyoru. Aproveché el tiempo en el espejo para ordenar también mi cabello. - Esto de llevarlo suelto. - Suspiré, lo tenía muy largo. Salí del baño, sacudiendo las manos mojadas por el agua, hasta que llegué a la mesa. - ¿Me has echado de menos?. - Bromeé mientras me sentaba.

- ¿Estas conmigo o con ellos? Si quieres irte solo dilo, pero deja de mirar. A mi no me molesta. Pero creí que querías ir a casa. - Si se marchaba con ellos no me opondría, yo me quedaría allí, aunque prefería no tener que comer sola.
 

jamyneitor

NUser
Registrado
29 May 2016
Mensajes
3,191
Ubicación
Viviendo como genin para mantener la integridad
Hana decidió ir al baño a lavarse y mientras tanto seguí con lo mío, mientras vigilaba su comida o fingía hacerlo. – Lo cierto es que no me diste tiempo de comerme lo de ambos – fingí una falsa tristeza mientras miraba de reojo a los que se iban – No me iré sin ti, te dije que te diría todo – tras eso di un gran bocado que me impediría hablar por un rato, no era que no quisiera hablar con la Uchiha, pero no deseaba decir más del tema en la taberna.

Tras pasar un rato y haberme pasado el bocado decidí seguir la conversación – Ellos solo me daban curiosidad, habían dicho algo de un asentamiento, pero no importa demasiado, incluso si quisiera seguirlos, podría hacerlo otro día, un grupo tan grande siempre deja pistas – dije recordando que mi mayor talento era justamente el rastreo y un grupo como ese solo facilitaba mi labor - Ahora mismo estoy con una amiga y eso es mucho más importante – sonreí de forma genuina pese a que por dentro seguía lleno de dolor.

- Disfrutemos un poco antes de tener que irnos – mi mirada se volvió algo sombría, pero pronto se recompuso y me dirigí a la camarera para pedir un jugo.
 
Registrado
2 Mar 2017
Mensajes
1,052
-Me cago en la pelos... como he sido tan tonto de mear tanto, ahora tengo que reponerme de las cervezas que he meado-. Pensé algo disgustado al ver como tenia que volver a beber cerveza para recuperar ese punto de borracho. Ya estaba nuevamente sentado en mi mesa con mis patatas con olivas y mi pinta de medio litro de cerveza artesanal. Aproveché que mi borrachera se había bajado para ver si veía alguna cara conocida, pero en realidad conocía muy poca gente. Se me daba muy mal empezar una conversación y solamente conocía a Hana, Akemi y Spuder, que me había derrotado no hace mucho en el coliseo.

Ese combate me había enseñado bastantes cosas que tenia que mejorar, siempre había sido bueno ocultándome de la gente normal, pero ocultarse de los ninjas era otro cantar, ellos tenían mas experiencia en combates que y sabían como abordar mejor la situación, por el contrario yo era aun un polluelo recién salido del cascaron, solo llevaba un par de misiones hechas y la mayoría había sido con ayuda de Akemi que era un chunin conocido en la villa.

No quería seguir calentándome la cabeza por el combate perdido con Spuder, era hora de pasar pagina y hacerme mas fuerte y con experiencia, tenia que seguir dando todo lo que tenia en mis misiones y con el tiempo me convertiría en un buen ninja, en el que la gente pudiera confiar; pero el camino hasta eso era largo y duro. Me termine mi cerveza y mis patatas y levantando mi mano nuevamente pedí otra cerveza a la camarera tan simpática que me esta sirviendo.
 

Pretoriano

NUser
Registrado
14 Ene 2017
Mensajes
823
El joven genin permitió que la mujer lo ayudara y juntos salieron a paso lento del Sable Quebrado. Con paso tambaleante, Tareni intentaba reconocer los objetos.

Un momento, un momento pidió apresurado.

El vómito salió de pronto. Asco había trozos de carne, pero también del pan que había comido hacía algunas horas.

Recorrieron las calles semi oscuras en silencio. Él sólo quería llegar a casa y dormir. Estaba físicamente y mentalmente agotado. Recordó a duras penas la conversación de los otros shinobis sobre el exterior. Uno de sus deseos. Explorar el mundo exterior y descubrir poderes más allá de aquellas paredes.

Debo mejorar mucho todavía, Mirin las palabras salían con dificultad y le costaba enhebrar las ideas. De pronto estaba despierto, de pronto dormía Necesito poder

Abrió los ojos cuando cayó sobre la cama a medio tender. Escuchó un sonido seco a su lado y el colchón se movió. La oscuridad soporífera del alcohol lo envolvió.


FDI: Si la cuenta no me sale mal, este es mi último post.
 

Silver_Tiger

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
4,897
Ubicación
Ni yo lo sé
Al tener información de los Tritones, Su apariencia, su ubicación y como intentar interactuar con ellos. Así que son los habitantes de las ruinas de Neokonoha. Y nos iriamos a chinpoki, aunque sería una parte secundaria. Con ellos nos fuimos hasta el distrito B, donde había amplio espacio por los cultivos y no había concentración de gente.

Donde Hanzo invocó un sapo colosal sumamente genial llamado Gamakyo, me quede bastante impresionado por su gran tamaño y nos pidió contar un chiste para poder montarlo. Enserio tenia que hacer tal cosa. No era bueno contando chistes. Solo podía mi cara de agobio y sudor frió.


En primero en contar fue Hanzo y fue muy malo pero funcionó para hacerle reír a Gamakyo. En parte me pude tranquilizarme porque me dio esperanza que pudiera lograrlo. Luego el rubio de henge rebeló su verdadera identidad y se presento como Ryujiii Hyuga con chico de trece años, sin duda era todo un loquillo y aprovechado lo que había hecho en la taberna. Solo con una risa maliciosa le dije.

Ahora todo tiene sentido. Te recomendaría que la próxima no te juegues tanto. - Le había salido bien por esta vez pero la próxima no había garantía. Contó su chiste que también era muy malo. Luego comento que el clan Hyuga no le iba a bien el tema de invocar, aunque le había gustado la idea. De lo cuál le dije. Cada uno tiene sus habilidades, hay disciplinas que tampoco soy muy bueno.

Pero el momento de la verdad había llegado. Ahora me tocaba el hacer un chiste. Esto parece ser un concurso de chistes malos. Pensé un poco, tome un poco de aire y le dije con una voz animada y divertida a Gamakyo.

¿Cuál es el colmo de los colmos? - mantuve unos minutos de silencio para mantener la expectativas Que un mudo le diga a un sordo que un ciego les esta mirando. - Lo dije mientras mantenía una risa ridícula.

Wolght se había divertido de cada cada chiste malo que escuchó. Pero Darguar solo pudo poner su pata en su cara y decir.

Cada uno es peor que el otro
 
Arriba