[Ecclesia] El tiempo pasa en un suspiro

~Miika~

Master AG
Registrado
24 May 2016
Mensajes
15,570
Ubicación
Por ahí ~

~ [ Annaisha Rush ] ~
[(Nv 03) - ❧ - (Tx01)]



Un pueblo cualquiera entre los límites de Ecclesia y Zatuth, no era relevante, ni un punto que hasta donde yo tuviera en mi cabeza destacara demasiado por algo de historia, por tener alguna cosa específica, bella vista o cualquier índole relevante en otros apartados, estaba entre ese punto medio de un lugar donde podrías encontrar cosas como tabernas simples donde abastecerte y dormir de ser viajero, y aún faltarle para llegar a un sitio real que destacara, pero me era útil, porque solo necesitaba un punto donde descansar, donde sentarme a meditar unos momentos, un lugar donde ganarme a beber un poco en lo que meditaba mis propios pasos.

Llevaba meses pupulando por aquí, no me había alejado más que para devolverme a casa una vez a mirar que pasaba, pero fuera de eso nada mas había encontrado, nada que por lo menos me fuera útil, ningun atisbo de la marca que buscaba, si acaso ocasionalmente me había topado a la distancia con mas instancias del conflicto constante que ahora parecía vivir Bersia. -aun si por lo menos estaba siendo algo menos impulsiva para con gente perdida en medio de la nada, no me apetecía perder dinero día si y día también.- no había algo relevante en mi propia mente sobre el tema, si acaso había logrado recuperar parte del dinero perdido.

Y es que era frustrante, ¿se los habrían llevado siempre a Zatuth he irremediablemente tendría que encontrar las formas de pisar ese lugar ignorando los consejos? ¿O simplemente ya estaban demasiado lejos y sería caso perdido? la esperanza era lo único que me mantenía en pie de seguir, porque me negaba a simplemente aceptar la obvia verdad: el tiempo no era mi aliado en estas circunstancias.

Me había preocupado de entrenar, por lo menos, pero seguía sin ser suficiente, asi que lo único que me quedaba hacer era seguir buscando, porque no se me ocurría que más hacer, más movida por lo que sentía, por la ansias de aspirar a encontrar a mis hijos, a mi esposo, algún día.

Y fue por eso que ahora estaba ahí, sentada en una taberna medio pintoresca en medio del lugar que ya había olvidado su nombre, me había recorrido de cabo a rabo el pueblo nada mas para ver si encontraba algo, pero para cuando el hambre se hizo presente simplemente me resigné a meterme al primer lugar que parecía util, así que simplemente me senté, pidiendo algo de comer que más pronto que tarde me llegó: carne bastante grande con acompañamiento y lo que parecía ser una bebida dulce pero alcoholica que ellos tenían.

Un par de olfateadas de puro instinto fue lo que acompañó mis acciones antes de ponerme a comer y beber ahí sentada mirando a quienes entraban y salían del sitio.


 

Luna

Master AG
Registrado
13 Jul 2020
Mensajes
2,560
Ubicación
Elior Forest


Melissa Minci
❁ Nv 03❁

La verdad es que en los últimos meses he decidido no irme demasiado lejos de Ecclesia, pues con los fanáticos religiosos extendiendo su influencia y los criminales campando sus anchas, por más que quisiera conocer y aprender fuera de mis tierras, no tenía ningún interés de perder todo mi sueldo o peor cada vez que quisiera salir. Así que bien podía llegar a los limites, trataría de no extenderme mucho. Ahora mismo estaba en un pueblo ubicado en Ecclesia, cerca de los límites entre Zatuth, simplemente estaba por aquí de paso, porque venía de un centro urbano más grande camino, con unos cuantos libros de edición limitada que compré, los cuales llevaba guardados en mi bolso, que añadiría luego a mi biblioteca de regreso a mi pequeña aldea, que estaba cerca del centro de Ecclesia. Y aunque este pueblo que esté visitando ahora mismo estaba entre los limites de Zatuth, no se veía ni de cerca tan de bajo mundo como lo era Hispalis por ejemplo, lo cual me daba un poco más de seguridad, al menos esa era la impresión que me daba a primera vista, y era consciente que las apariencias pueden engañar.

De cierta forma tenía interés en saber como se resolvería todo el asunto que estabamos viviendo, pues aunque he notado que hay personas que aman a los seguidores del Santo Ajora, hay personas que tampoco están tolerando mucho esta situación, sobre todo las personas que están perdiendo dinero. Cierto es que si me llegaba a cruzar con ellos al menos ahora sabía que negarme a darles la cantidad de oro que demanden no era la opción más prudente, aunque tuve la suerte de no encontrarme con los criminales. Cierto es que si me llegaba a cruzar al menos con los que dicen robarle solo a los ricos, no debería tener problemas. Eso claro dependiendo el estándar de rico que tengan, pues para los religiosos de aquella vez quitarle oro a una persona común está bien, pues su objetivo siendo ayudar a los desamparados...

En lo que hacía mi parada, estaba tratando de explorar y ver si escuchaba algo de información interesante sobre las famosas gemas que están en la boca de tantas personas desde que se descubrieron los Durai Papers, mucha gente las quería por dinero, pero yo quería simplemente saber más sobre ellas, qué eran, y qué las hacía tan valiosas. Siempre trataba de estar al tanto sobre las noticias sobre el tema, y ver qué podría tomar de ello.

Así que caminando por el pueblo, decidiendo una buena parada en lo que estaba en mi estadía aquí, terminé por dar una taberna, mi estomago rugía así que pensé que podría aprovechar para comer algo. Al entrar obsevé todo el ambiente, nada fuera de lugar para lo que se esperaba en una taberna, había olor a alcohol, como también a comida, lo cual me abría aún más el apetito.

Iba a buscar una mesa que estuviera libre, y de hecho vi una, que era perfecta, como esperando que me sentara allí, pero mientras caminaba hacia la misma, pude notar entre los comensales una cara que me sonaba de algo, cosa que me hizo llevarme una mano al mentón, estaba tratando de hacer memoria.

No, no era de las personas que me quitaron mi dinero. Cuando viajo me encuentro con diferentes personas, así que podía llegar a olvidarme un poco de tanto en tanto. Era una mujer que parecía de hecho estar mirando a la entrada de la taberna, más que comer lo que tenía allí. ¿Estaría esperando a su cita? Quien sabe. De cualquier manera, su rostro se me hizo lo suficientemente conocido de vista, como para acercarme un poco y llamar su atención --Hey hola-- Le dije despreocupadamente para empezar, pues si no tenía ganas de hablar no tenía problemas en simplemente sentarme en la mesa que estaba más cerca para hacer mi pedido de una vez, pero aún así quería ver si le sacaba conversación -- No sé si te esté interrumpiendo, pero creo que nos conocemos, minimo siento que hemos interactuado hace tiempo-- Y haciendo memoria, creí recordar, muchas personas, mayores que yo -que ella lo parecía al menos- solían darme consejos cuando me aventuraba a hacer algo nuevo. Y creo que ella era una de esas personas, solo necesitaba un poco de interacción para refrescar, las personas con más experiencia eran las que más útiles me eran para aprender, siempre y cuando fueran abiertas a compartir su conocimiento y experiencias.

 

~Miika~

Master AG
Registrado
24 May 2016
Mensajes
15,570
Ubicación
Por ahí ~

~ [ Annaisha Rush ] ~
[(Nv 03) - ❧ - (Tx02)]



Otro bocado iba camino a mi boca mientras seguía en lo mio, pensando entre tanto que a mi pequeña igual le hubiera gustado probar esta carne, tenía cierto toque picante común que a ella siempre le había gustado, y esas ideas -tan simples como pudieran parecerlo- terminaban actuando como un pequeño motor que me hacía querer seguir ahí, efímero, pero completamente sincero.

Fue en una de tantas, cuando dejé de mirar a las personas que entraban y salían, que una voz femenina me hizo tragar mi trozo de comida para cuando giraba un poco la cara en esa dirección, mi mano derecha se alzó un poco, como pidiendo una pausa a su saludo en lo que agarraba un poco de la jarra que tenía para tragar mi comida.

No había que hablar con comida en la boca después de todo.

Así, cuando acabé, fue que te miré. -Hola pequeña, ¿Que necesitas?- pura inercia al expresarme ante alguien que me parecía joven, más lo que dijo a continuación fue suficiente como para que mi cara mostrara algo de confusión, que hasta te miré más detenidamente, notando tus rasgos, tus ropas.

Pero lamentablemente nada me vino a la mente, y eso que personalmente me consideraba buena con los rostros, pero al final del día absolutamente nadie era infalible en todo, y siendo justos mi mente estaba tan metida en lo mío y mis circunstancias, que ignorar a cualquiera que no implicara lo que me importaba no era precisamente algo que me fuera a sorprender completamente.

-Disculpame pero no logro recordarte- admití sincera, aun si con un tono que intentó tener cierto tacto y no sonar borde o algo por el estilo, más la preocupación estaba un poco en mi cabeza por lo que ya pasó... pero ella se veía tan inocente y simplemente curiosa que me costó pensar otra cosa. (mi esposo ya hubiera hecho hincapie en que hasta la cosa mas pequeña puede ser peligro si está bien entrenada).

-Dime, ¿Que necesitas?-

 

Luna

Master AG
Registrado
13 Jul 2020
Mensajes
2,560
Ubicación
Elior Forest


Melissa Minci
❁ Nv 03❁

Cuando la mujer dijo que no me recordaba me hizo pensar que, evidentemente la estaba confundiendo con alguien más, pues si bien se me hacía conocida, tampoco podía decir con certeza absoluta quien era. Solo que me parecía que es una cara que se me hacía algo conocida, como si hubiera sido un poco más que un simple hola y adiós, pero evidentemente no tan influyente como para que la recordara con claridad.

Eso me hizo pensar si con Divination que era la escuela que mi difunta maestra dominaba, podría algún día mejorar mis capacidades y saber con certeza cuando vi a alguien o no, no sabía del todo los limites de esa escuela, pero averiguar este tipo de cosas sin tener que hacer mucho esfuerzo cognitivo era algo que quizás podría lograr. Era una meta interesante a lograr con mi magia, y de hecho serviría bastante no solo si recordara para mi, sino el propio entorno, saber la historia de algo solo con la magia ¿Se podría hacer algo así? Sería algo así como leer un libro de historia, pero poder verlo en primera mano, eso sería hermoso sin duda, casi como viajar en el tiempo ¿Se podrá viajar en el tiempo? Realmente me gustaría saber cuales son limites que tiene la magia y las dimensiones.

Pero finalmente me terminé por encoger de hombros --Oh disculpa, estaba sola de paso por aquí y vine a comer algo, pero cuando vi tu cara me recordaste a alguien que creo que me crucé en un viaje cerca de Laxa hace casi medio año, la primera vez que me había aventurado fuera de Ecclesia-- Y la única, si no contaba a Hispalis, pero eso era similar a esto, entre los limites, no es que me hubiera adentrado directamente a Zatuth, eso sería un suicidio, pero lo que más recordaba de aquél viaje a las cercanías de Laxa, no fue la partida, sino el regreso, pues me quitaron mucho dinero esos religiosos, fue bastante molesto, no lo iba a negar, pues eso impidió que saliera tanto, aunque estaba considerando volver a intentarlo en algún punto, averiguar algún camino más seguro o tratar de ir con alguna caravana o algo así para estar más segura, pues si bien los religiosos no me han dañado, no sabía lo que podían llegar a hacerme criminales de verdad. --Se ve que te he confundido con alguien más-- Quizás la estaba molestando, pues no es que estuviera esperando al mesero o mesera de turno para que le trajera su comida, como era mi caso que ni siquiera había hecho mi pedido aún. Si notaba que quería que la dejara en paz o algo así, o agregara algo para dar conversación, o tal vez incluso llegara a recordar algo más, pero vería como respondía a eso antes de decidir qué hacer.

 

~Miika~

Master AG
Registrado
24 May 2016
Mensajes
15,570
Ubicación
Por ahí ~

~ [ Annaisha Rush ] ~
[(Nv 03) - ❧ - (Tx03)]



Ella fue bastante detallada del punto donde le parecí familiar, que sí recordaba pasear por ahí, pero como había recorrido suficientes lugares buscando algo no podía dar con concreto fechas, siendo justos hasta me sorprendía que lo tuviera con tanto cuidado mental, o tenía muy buena memoria, o no se encontraba a demasiadas personas. -o por lo menos no suficientes que fuera relevante cruzarse-.

La chica se veía interesada, pero también como si solo fuese algo puntual, aún si seguía viendola inofensiva dentro de mi propia perspectiva, más, mientras veía de reojo como todas las mesas ya estaban prácticamente llenándose, fue que acabé por señalar la silla frente mio vacia, de la misma mesa.

-No hay problema- añadí a lo de confundir. -Creo por venir te quedaste sin mesa, así que sientate comoda, no me molesta- llevé un poco de más liquido a mi boca, dándome el tiempo de comer lo mio con calma, ser amable con la chica y que tenga donde sentarse no me quitaría el sueño.

-¿Que tal fue tu aventura fuera de Ecclesia?-

 

Luna

Master AG
Registrado
13 Jul 2020
Mensajes
2,560
Ubicación
Elior Forest


Melissa Minci
❁ Nv 03❁

Ella le explicaba en un punto noté que ella me señalaba su silla como para que me sentara, cosa que bien llegó a confundirme, pero cuando dijo que no había problema y que me había quedado sin mesa terminé por asentir. --Oh cielos, menos mal no te molesta, sino tendría que pedir algo que se pueda comer de pie-- Algo así como un sandwich, tampoco es que me molestara comer eso, pero por suerte no parecía molestarle que me sentara en la misma mesa, así que tomaría una silla, y ya que le interesaba hablar, llamaría la atención de algún mesero, el cual si llegaba pediría una orden, algo liviano, solo un poco de pasta con camarones y tomates. Aunque realmente no me apetecía beber alcohol, que si bien me gustaba, prefería no beber nada que pueda alterar mi mente fuera de la privacidad de mi casa, por lo que simplemente pediría agua con mi comida.

Pero ante su pregunta, se la respondería, me divertía contar mis experiencias por el mundo, así como escuchar las de otras personas --Pues bien, te comentaba que hace unos meses había salido a explorar más allá de Ecclesia-- Fue bastante coincidencial que justo pasara en medio de todo esto, aunque tampoco debía extrañarme, siempre pasaban cosas, no es que el mundo fuera a quedarse quieto, simplemente estuve viviendo en una pequeña burbuja podría decirse. --En el viaje he conocido lugares de los que antes había solo leído, visualizar cosas que anteriormente solo las imaginas es algo bastante satisfactorio, como que completas algo que te hace falta, pues aunque puede servir tener conocimiento teorico, conocer las cosas en primera mano es otra sensación-- Y eso era algo que aspiraba, conocer las cosas tanto teoricamente, como poder vislumbrarlas, poder realizar algunas cosas, por eso me interesaba estudiar incluso el mismo mana, pero también ver qué tanto se puede lograr con él. Quizás no tanto en el apartado de combate, pero me interesaba saber hasta qué limite se podría controlar la propia realidad, eso era un tema que a mi me fascinaba.

Y entre eso, tampoco quería hacerlo demasiado largo y aburrirla, pero lo más importante no era la ida, el conocer los lugares, a menos claro que le interesara que le hablara de los lugares que había visto a más detalle, después de todo no es que estuviera apresurada para algo, tenía tiempo para estar aquí, pensaba pasar la noche en este pueblo antes de seguir mi camino de regreso por la mañana. --Pero el viaje no fue todo color de rosas, pues como fue hace casi medio año, cerca de donde empezaron a pasar esos incidentes, ya sabes, el aumento de criminales, y ese grupo de religiosos seguidores Santo Ajora, que asumo debes haber escuchado sobre ellos ¿No? Y si es así ¿Tienes alguna opinión sobre estos grupos?-- No creía que no estuviera al tanto de la situación a menos que literal viviera debajo de una roca, o sea de esas personas que viven en su propio mundo. Aunque no creía que fuera una persona así a primera vista, pues parecía tener interés en hablar o escuchar las aventuras de alguien fuera de Ecclesia, pero de cualquier forma querría ver cual era la opinión sobre ella en ese asunto... y eso me hizo dar cuenta de algo --Oh-- Solté una pequeña risilla poniendo una mano en mi frente -- Y qué modales los mios, soy Melissa ¿Y tú?-- Quizás era un poco raro mencionarlo después de intercambiar más que un simple saludo, sobre todo cuando te ofrecen compartir su mesa para que te sientes, pero la verdad es que igual no me importaba tanto, solo lo mencionaba con incluso un poco de gracia, pues me pareció una simple torpeza de mi parte, que esperaba que no le molestara, pues hay personas que sí son más histericas con las etiquetas y esas cosas.

 

~Miika~

Master AG
Registrado
24 May 2016
Mensajes
15,570
Ubicación
Por ahí ~

~ [ Annaisha Rush ] ~
[(Nv 03) - ❧ - (Tx04)]



Me quedé comiendo, dejando que hablaras y mencionaras sobre tus aventuras, hasta cierto punto me agradaba escuchar, siempre estaba bien conocer las vivencias de otras personas, eso, y que por el hecho de que mi propia cabeza te veía como una niña, se me hizo dificil no asociarte a mis propios hijos, que siempre correteaban y contaban sus aventuras con toda la emoción que solo un niño podría tener.

Y precisamente te veía emocionada contando lo que viviste y viste, aunque todo cambió un poco cuando pasaste a la religión, que pestañee un par de veces antes de simplemente llevar otro poco de liquido a mis labios y alzar un poco los hombros. -No comparto su religión, pero los prefiero sobre los bandidos- mencioné sincera, por lo menos el argumento de ellos era el velar por un bien mayor, ningun extremo estaba bien, claro, y eso era relativo a que tanto nos cegáramos como personas, pero al final del día.... bueno, ¿como decia mi esposo? -A veces es bueno ver por el menor de los males- o algo así.

-No tengo problemas en ayudar al prójimo si es por una buena causa- finalicé, sin saber mucho más que ahondar, al final del día siendo justos lo mio con los bandidos era bastante más especifico, considerando que hasta donde entendía una banda era la que arruinó todo.

Y claro, ahí mucho me cegaba el propio amor maternal, era bastante dificil no ser directamente parcial.

-Mi nombre es Annaisha- añadí, con algo de diversión, honestamente iba a mencionarselo por pura costumbre (¿cuantas veces no le dije a mi hija que lo importante era saludar primero?) pero como ella misma lo añadió, no se me hizo necesario decir algo al respecto, tampoco iba a exagerar ese lado de mamá. -No te preocupes, creo ya pasamos la parte de los modales cuando directamente comemos juntas de golpe- reí.

 
Arriba