[+18] Beginning of a Magical Journey Across the Stars

Estado
No está abierto para más respuestas.

Kahomi

Moderador
Registrado
24 May 2016
Mensajes
15,776




(6) [ Cyrene City ] (Ciudad Cyrene - Exteriores)
La primera gran ciudad de Stella que, en sus primeras décadas, fue llamada "Altair" al momento, lo cual poco a poco pasaría a ser la capital actual de Stella, pasando a tomar el nombre actual de Cyrene. Una arquitectura bastante robusta y de edificios construidos para durar siglos y siglos, además de aguantar mejor cualquier ataque que durara, fue el bastión para la expansión hacia Alakitasia, pero más importante hacia Stella. Una ciudad que hoy en día es bastante conservadora, muchos mercaderes se mantienen en ella, pero más que nada soporta cualquier tipo de proyecto o expansión sin requerir nada más que su pedido, una ciudad amada por todos en Stella y símbolo de la expansión y esfuerzo que se hizo en aquella época.

En el pasado, como se podría esperar de una gran ciudad en un terreno todavía no controlado, era un núcleo de todo tipo de personas, de trabajos y de negocios, todos y cada uno de los que querían un pedazo de Stella y de Alakitasia estaban aquí, y como obviamente se esperaba, incluso magos se hospedaban en este lugar en búsqueda de trabajo o simplemente para ayudar, pues a lo largo de su historia desde la Gran Fiesta de Inauguración o como se le conoció en aquella época, "El Festival del Sol", ha habido varios ataques, ya sea por magos que apoyaban el bando de Alakitasia, hasta demonios, dragones y otras criaturas que simplemente vagaban por un lugar por el que tantos años fue su hogar.

La gran ciudad de Cyrene fue fundada en medio de un oasis, como se esperaría de un lugar como Stella, por lo cual todo su alrededor es un gran desierto, y si no hay arena para molestar con sus tormentas, habrá largas extensiones de terreno de piedra y tierra completamente seca, con tal vez un poco de vegetación que sobrevive en estos lugares, así como unos pequeños animales que no causan más problemas que un tigre o león básico. Hoy en día, aquellas murallas y la gigantesca puerta que servía para proteger la ciudad siguen encontrándose en mantenimiento, aunque poco a poco algunas porciones quedan "dañadas" como una muestra de historia antigua por los famosos ataques a Cyrene.

Por los usos que se le dieron, su arquitectura es de una ciudad espaciosa, con grandes edificios donde todos los hogares y negocios llegaron a estar, pues trataban de evitar por sobre todas las cosas tener varios edificios pequeños en un núcleo, preferían mantener todos en un solo lugar, pero ese lugar fuera suficiente resistente, y de ahí nacieron las grandes torres que se ven por encima de las grandes murallas. Mágicamente, este lugar fue uno de los primeros lugares donde las personas empezaron a usar el Stellanium para mejorar la protección de Stella, lo cual ocasiona que algunas veces, magos, especialmente los más cercanos al poder mágico, reportaran que los días y semanas siguientes después de pasar un tiempo en Cyrene sintieran su poder mágico elevarse, aunque todo volvía a la normalidad luego de ese tiempo.


[Características Especiales] (Elemento: Tierra) [Campo: Desierto (Interior: Oasis)]
• [Base -- Clima Desértico] Reduce tú resistencia física; anula la maestría [J117]
• Otorga un aumento de [(0:0.2)xLvl] a [PH] para el control de (Tierra) y (Fuego)
• Ocasiona una rebaja de [(0:0.2)xLvl] a [PH] para el control de (Agua) únicamente
• Al dar por finalizado el combate, todos los que lucharon pierden [(08)xLvl] t de crítico
• Neutraliza hasta [(02%)xLvl] de regeneración de vitalidad y aguante; no de magia
• [Ciudad Altair] El núcleo de todo Stella; cualquier cosa se puede encontrar, y cualquier cosa puede que te encuentre
• [Interpretación] Núcleo del Stellanium; hacer (10 t) otorga oportunidad de recibir [(10%)xLvl] de regeneración mágica (CD: 00 de 100 t)



♚ Yozora Verum Rex (Lvl. 10) ♚


Miré a mi alrededor esta ciudad, había llegado aquí por las noticias de que precisamente iba a haber una especie de festejo por el desarrollo que había llegado a tener una ciudad en las tierras de Alakitasia, había muchos asentamientos, unas pocas villas y apenas unas contadas aldeas, pero nada más que eso, que la gran ciudad de Altair fuera a llegar a ser eso, una ciudad, era realmente un avance importante en todo esto, y para celebrar tal reconocimiento, se iba a inaugurar con un festejo, y según lo que había escuchado y la hoja del aviso que tenía en la mano lo iban a llamar "El Festival del Sol", mirar hacia el cielo me dio la respuesta del por qué demonios lo llamarían así, esta ciudad parecía estar hecha para secar toda vida, y a pesar de eso, mirar a mi alrededor me negaba eso.

Música y adornos eran lo que dejaba ver todas las anchas calles del lugar, y donde viera había puestos improvisados para no tener que entrar a las grandes torres y gigantescos edificios de departamentos que habían creado, ver la ciudad era como ver una gigantesca fortaleza hecha para las personas, lo cual me dejaba claro el porqué habían llegado a sobrevivir tanto, no es que fuera precisamente bueno en entender eso, pero era obvio a la vista que estos edificios parecían murallas, y luego de voltear hacia atrás, ver que la muralla era igual de ancha o incluso más me hizo ver que, quien sea que haya pagado por todo esto y fuera la mente detrás de todo lo había pensado para que durara, y me preguntaría si eso iba a pasar, al final del día por eso estaba aquí.

No por el gran festival, para encontrar personas o algo similar, estaba aquí por el miedo de que tanta gente reunida y... tan abiertamente, podría atraer atención a lo que realmente me atrajo aquí, no vine para socializar, vine para asegurarme de que esto pudiera seguir adelante, de que si algo pasara, yo pudiera estar para salvar a las personas y evitar que algo malo pasara, así que con eso en mente, guardé el volantín del festejo entre mi pantalón y solamente me llegué a mover entre el río de gente al lugar más alejado y oscuro de todo esto, no queriendo acercarme a nada ni nadie, tal vez luego para comer algo y buscar un lugar donde hospedarme, que considerando que casi todo estaba señalado con "emblemas", también tenía que averiguar cual demonios era le que significaba un hotel.

Y así fue que me fui abriendo paso, casi toda la ciudad estaba viva, la muralla principal por donde había entrado estaba abarrotada de guardias y por lo que pude ver, otros magos que no sabía si vinieron por las fiestas, por la misma razón que yo, vivían aquí o fueron contratados, pero al menos me dejaba un poco más de seguridad de que al menos hubieran entendido el peligro de hacer un festejo en tierras de Alakitasia, las últimas veces que estuve aquí solo recordaba terror, miedo, esperanza y algo de luz, pero eso fue hace ya tantos años, precisamente cuando iba en el ejercito que marchaba a Era.

La calles, que comúnmente no permitían negocios o edificios pequeños e individuales ahora estaban permitiendo eso, claramente temporal por ser negocios hechos rápidamente y de madera simple, las mesas de misma forma, y las sillas eran solo banquillos de misma calidad, que seguramente se romperían a los días de uso, pero que era lo que querían, un gran festival, un gran día para festejar la expansión, y no los culpaba, luego de todo lo que habíamos hecho para empujar hasta acá, días como estos me dejaban claro que al menos todo había servido para algo, y que todavía tenía una razón por la cual luchar.

Encontré el lugar donde me sentaría, un negocio de mariscos, pues me había cansado de buscar un callejón o algo así, por donde buscara esta ciudad estaba en contra de tener calles pequeñas, todas y cada una eran gigantescas, más de veinte metros entre un edificio y otro, claramente pensado para que si había un derrumbe las calles no se quedaran atascadas tan fácil, permitir que una gran cantidad de gente se moviera sin quedar atrapada, todo en la ciudad era gigantesco, edificios gigantescos, calles gigantescas, lo que me sorprendía de todo esto es que a pesar de ese pensamiento, por el festival, las calles parecían pequeñas por la cantidad de gente tan junta.


 

~Miika~

Master AG
Registrado
24 May 2016
Mensajes
13,125

Post: Naomi
※ - [01 Turno Inter] - ※

Recorrer un lugar como este bajo mi propio pie en vez de enterarme sobre en qué consistía a través de los libros que dejaron atrás mis padres era una experiencia por demás nueva, más aún si consideraba la impresión que me causaba como estaba todo construido en si, lo único que veía negativo era la sensación de estar quizá abrumada por la cantidad de personas que en mis tantos años de alfar no me había topado encontrar así, tan tan directamente.

Ahora, si tenía completa sinceridad conmigo misma mi interés de este sitio no era solo por el panfleto que sostenía con mi mano, que de hecho era un alicante, bien había escuchado historias suyas de cuando se celebraran lo que se consideraba pequeñas victorias, y una parte de mi misma deseaba estar aquí, en este sitio, y sentir que al final del día si yo andaba aquí era una forma de que ambos pudieran el estar en uno de los lugares que me gusta pensar su esfuerzo y sacrificio ayudó a que se pudiera al final del día fundar, quien sabía si de estar vivos no me hubiesen convencido de venir, por muy lejos que estuviera y considerando en qué territorios estaba.

Pero más allá de eso lo que me motivaba era el hecho de que aquí había de todo.

Mi otra mano metida entre uno de los bolsillos de mis ropas sujetó firmemente las llaves de bronce que cargaba y sonreí tenuemente, tal vez aún no fuese nada, ni diferente a lo que ellos lograron anotar, pero por lo menos haber conseguido más llaves de aquí a acá y tener más nociones de qué iba la magia me hacía sentir aquella chispa de alegría interna, y por eso también estaba aquí, considerando la cantidad de puestos ambulantes, la cantidad de personas que había, todo, las probabilidades de encontrar algo más de mi magia eran suficiente como para que me motivara a andar aquí metida, si la fortuna me sonreía, tal vez encontraría algo más interesante, tal vez llaves de plata, ¿o quizá incluso más avanzadas? no lo sabía, y la emoción de ese desconocimiento bajo las probabilidades de que tuviera suerte hacían que esa parte optimista de mi misma brincara por dentro.

Aún no podía invocar mucho, no más allá de unos pocos espíritus que incluso en su simpleza me habían dejado maravillada de verlos de verdad y no solo como esos dibujos vagos sobre de qué iban los de conocimiento más general, pero algún día tenía que poder más.

Pero ese pensamiento fue el que me hizo girar la cabeza ahora hacia un lado, donde una criatura blanca y pequeña, con una nariz muy rara y cara de estar completamente espantado, se sujetaba a mi pierna con insistencia, evitándome andar tan bien como me gustaría, y aquello provocó que me hincara a su lado, de cuclillas. -Perdón por hacerte venir así- susurré en su dirección, captando su atención. -Pero estar sola entre tantas personas se siente raro- le expliqué, aún si sabía que él seguiría temblando y no me respondería, tal vez había... bueno, desperdiciado una llave en invocarlo en algo tan mundano como acompañarme en esto, pero al final del día no era una mentira, en medio de tanta persona, quería algo que reconociera, y a estas alturas, siendo él lo primero que aprendí a invocar, irónicamente era lo que más tranquilidad me daba, además, no es como si Nikora fuese la primera opción a invocar en un combate, ya había visto que realmente a él le daba miedo eso.

Extendí mi mano, dándole la oportunidad de llevarlo en brazos. -Busquemos algo de comer- mencioné, con una sonrisa amistosa, y para cuando la pequeña criatura aceptó que la cargara, simplemente eché a andar hasta que algo captara lo suficiente mi atención como para que terminara por detenerme.

Y aquello se vio reflejado en un puesto simple de mariscos que apareció en mi visión para cuando mi estómago gruñó.

Miré a Nikora, que simplemente hizo un gesto que yo misma asocié a asentir, y ante eso acabé por mover mi cabeza también, como si quisiera decirle que estaba de acuerdo con él, marchando en esa dirección para ver donde poder sentarme, permitiendo que él igual se sentara en mis piernas, dejando que mi magia suministrara su estadía aquí, una de las cosas que me hacía más cómodo era que al final del día traerlo conmigo, traerlo aquí, no me suponía una carga mágica lo suficientemente grande como para que fuese realmente molesta, y ayudaba a que no me sintiera sola. ​
 

Naurine

NUser
Registrado
25 May 2016
Mensajes
5,949


Elendris Lunastre
❆ 1 ❆

Tras despedirme de mis padres en el distrito donde nos alojabamos, emprendí un largo viaje hasta este territorio desertico, clima que la verdad no era mucho de mi agrado, pero era donde estaba el Festival del Sol, en la ciudad Altair. Saber que nuestro bando había se había expandido tanto, al punto de establecer una ciudad en el territorio de Alakitasia era alentador, pues favorecía nuestra posición en el continente, y era un paso más para que nuestra gente pudiera tener un futuro digno, y quería celebrar eso, me encantan las festividades, y si son para algo tan importante, aún mejor.

De cierta forma esperaba que eventualmente todo Alakitasia desapareciera, y así nuestra tierra pueda ser completamente segura, para ello debo mejorar en mis hechizos, para poder ser ayuda real, claro que hacer algo así implicaba que podría terminar como mi hermano, pero daría lo que fuera por garantizar el futuro.

Entre las multitudes había algunas tiendas improvisadas, las cuales de tanto en tanto me detenía a ver que cosas vendían en este lugar, entre una de ellas terminé por comprar un pequeño souvenir para llevarle a mi familia cuando regresara, el cual guardé entre mis pertenencias. Ciertamente era de esperarse que cuando entré al lugar, hubiera tantos guardias en la muralla, pues seguía siendo un territorio de Alakitasia después de todo.

En cierta forma desearía que algún primo, o mis padres me hubieran acompañado al festival, pues me sentía algo sola, lo cual era ironico considerando la enorme cantidad de personas que había en esta ciudad. Aunque aún así estaba alegre, la música, y la emoción general era algo que me animaba. De cierta forma también me preguntaba como reaccionaría mi magia en un clima como este ¿Se derretirán mis creaciones de hielo rápidamente?, quien sabe, sea como sea tenía algo de sed, así que empecé a buscar entre las diversas tiendas.

Terminé comprando un refresco para hidratarme, y como también tenía algo de hambre, antes de unirme a observar algún espectaculo de la celebración pasaría a por alguna tienda de comida, y así terminé dando con un puesto de mariscos, en donde había otras personas. Esperaria a que me atendieran, para pedir algo de comer, pero entre las personas, noté que cerca de mi, había una mujer con una especie de... criatura extraña sobre sus piernas.

Terminé por mirar a esa cosa detenidamente, preguntandome si era un perro, un gato o una criatura más, pues se veía bastante raro y tenía como una zanahoria, o algo en forma de cono en su nariz, como si fuera un muñeco de nieve. Me daba algo de pena preguntar directamente, pues nunca había visto algo así, y quizás podría ser algo grosero hacerlo si resulta ser una raza inteligente, así que cada tanto lo miraba de reojo, pero también estaba hambrienta y cuando fuera mi turno para pedir, terminaría por ordenar una cazuela de diversos mariscos, con pulpo si es que había.
 
Última edición:

Shiki

NUser
Registrado
10 Sep 2017
Mensajes
2,658
N A B E

•|• x1 ( 1,575 EXP | 3,150 D ) •|•

• Si bien había conocido bastantes sitios durante mi vida, aun si fueran de manera superficial al solo parar momentáneamente de un lugar a otro conforme nuestra caravana avanzaba a su ritmo, no tenia en mi memoria algún sitio como este en el que ahora me encontraba para el festival que se daría en este sitio, una ciudad autentica en el que se celebraría un festival, que realmente no me pensaba perder pese a mi actitud en la que muchas veces prefería volverme reservada por mas de una razón, en primer caso era que podría ver realmente como seria aquello con lo que llegaba a soñar, como se había logrado realmente empezar a abrir paso a lo largo de este continente tan salvaje y creado bases de una sociedad en esta ciudad, nada mas me podría interesar mas que esto que estaba viendo ahora se pudiera extender mucho mas lejos, el hecho que ya se empezaran a crear edificaciones de tal magnitud, altos edificios que llegaban a tener un tamaño tan inmenso, estructuras con una apariencia realmente solida y fuerte, y todo creado en un lugar que de buenas a primeras parecería demasiado hostil como para realmente poder ser posible vivir, solo me llenaba de una especie de sentimiento de inspiración, y un respeto profundo hacia todos aquellos que lucharon por que esto fuera posible. Y la verdad sea dicha ¿Cómo no sentir respeto ante personas que mostraron su valentía, valor y determinación por lograr mantener a raya a los males que azotaban a todos? Si mis padres no confiaban realmente que esto pudiera seguir, yo si, yo creía profundamente que era posible, pero no esperaría a solo mirar.

Y eso me llevaba a la segunda razón, estaba sola en este momento. Y no, no era como si fuera una una chica que sintiera la necesidad de estar cerca de otras personas para no sentirse solitaria y triste, ni tampoco era que fuera una cobarde que temiera de no poder pelear por su cuenta, pero había una cosa que si bien en su tiempo me costo digerir demasiado, el hecho que veía mas optimo el trabajar con un equipo, siempre habrían situaciones en las que seria mejor poder tener alguien con quien contar, aun si no fueran amigos como tal, compañeros que tuvieran un fin similar, alguien en quien pudieras confiar tu espalda y saber que en caso de necesitarlo, puedes confiarle tu propia seguridad ante una situación que te pueda rebasar, no era tan cabeza dura como para no admitir eso, que aun si no me agradara mucho, era mejor tener ayuda de otros, lo cual me hizo empezar a considerar seriamente el organizar una especie de grupo nuevo, pues la gente con la me separe en su tiempo, si bien, estaba la promesa de que nos ayudaríamos aun después de que cada uno tomara su camino, cada uno había ido por rumbos distintos, y los que pensaban igual que yo a estas alturas ya les había perdido la pista al simplemente tomar cada quien su camino. Por lo que seria hora de probar suerte y buscar reunir gente con quien lograra convencerlos para que se me unieran, ya fuera porque tuvieran una meta similar a la mía y vieran con visto bueno el unirse a un grupo, o que entre sus deseos o ambiciones hubiera la oportunidad que ellos mismos pudieran cumplirlas mientras estuvieran junto conmigo, no buscaba que necesariamente estuvieran de acuerdo con todo lo que pensaba, solo que estuvieran ahí para cuando se les necesitara.

Y finalmente, mi tercer razón por la que llegue a venir, simplemente para celebrar junto a los presentes el logro que llegaron a realizar para que esto fuera posible, el ambiente de fiesta que se podía percibir en ese lugar me llamaba un poco, aun si no fuera tanto de festividades, compartía la sensación de "alegría" con los demás, por lo que no veía mal el querer pasar un poco de tiempo para simplemente disfrutar de todo esto ahora que era posible, mientras hubiera razones para celebrar intentaría hacerlo.

Comenzando a caminar entre aquellas sus calles llenas de pequeños negocios improvisados, gente caminando de aquí para allá, algunos entreteniéndose en los negocios que atestaban sus calles enormes, una ciudad con un esquema que me gustaba bastante, aunque era un tanto pesado moverse de una calle a otra considerando cuanto media cada una de estas, mirando como uno que otro negocio se dedicaba a vender cada uno un articulo distinto, joyería, pieles, ropa, comida, un sin fin de cosas distintas, decidiendo curiosear un poco entre todo ello, mirando un poco de un lado a otro mientras caminaba de manera calmada entre aquella multitud. Que eso era otra cosa que me sorprendió de ver, no había visto hasta apenas en este día un evento que atrajera a tal multitud de gente ahí conglomeradas, además de notar la presencia obvia de algunos magos y algunas fuerzas que aun si no me dedique a analizar su poder a fondo, logre captarlos con mi mirada, pase un poco de mi tiempo dedicando hacia un grupo que tocaba música típica del lugar, una cosa que realmente me gusto escuchar.

Luego de ello dedique a buscar algún que otro negocio para poder comer algo, encontrando un negocio que aparentemente vendía mariscos, una cosa que me costo un poco pues muchos lados estaban en apariencia marcados por algunos "emblemas", pero desconociendo completamente sobre este lugar o su cultura que hubieran desarrollado no me era capaz de saber que significaran, una vez dentro fue que pedí un lugar para poder sentarme a comer unos cuantos mariscos a la par de algo frio para poder beber, aun con mi capa y que me ayudaba un tanto para cubrirme del calor infernal de este sitio, ya me estaba sintiendo un tanto sedienta. Una vez hecho mi pedido me percate que me estaba una chica con una criatura extraña dentro de aquel lugar, no tenia la menor idea de que pudiera ser, aunque rápidamente lo deseche de mi mente cuando una camarera finalmente trajo lo que había pedido, y al girar mi vista fue que por un momento mi mirada se cruzo con la chica que estaba de tez y pelo blancos, con una figura bastante estilizada y de unos ojos morados, destacando entre toda su figura sus orejas puntiagudas que tenia - Saludos - Dije a aquella chica, no era mucho de hablar, pero estábamos en un ambiente de fiesta, además de que pude percibir cierta cantidad de fuerza en ella, no sabia si era una maga o algo similar, pero si era el caso, tampoco hablar me quitaría mucho, si no lo era solo cortaría cortésmente la conversación sin mas, si no, bueno, podría intentar ir creando un ambiente para hacer una de las cosas a las que había venido, por lo que solo espere si esta respondía mi saludo o parecía dispuesta a hablar, si así era continuaría hablando a esta - Mi nombre es nabe, un gusto - Dije presentándome a la chica para luego esperar si esta respondía el saludo, una vez esta lo dijera o no, continúe - ¿Eres de por aquí de casualidad? Si es así me ayudaría bastante para saber ubicarme un poco por el sitio.
 
Última edición:

Jos

NUser
Registrado
24 May 2016
Mensajes
3,093


Chrom Altair

Era impresionante. Llegar a lo que seria esta ciudad, una que de hecho contaba con la poblacion para ser considerada una, llegaba a ser algo interesante, venir por un festejo para celebrarlo llegaba a ser un poco mas irreal pero comprendia por completo el porque mi padre consideraba la importancia de asistir a tal evento y en su compañia y de algunos hombres, habia llegado a ser mas llevadero el camino desde casa. La ciudad por si misma era una fortaleza que no tenia idea de como habian hecho para levantarla en terreno hostil, ya no solo por el terreno desertico que la rodeaba, si no ademas al estar tan al frente de la guerra, ¿Aunque eso mismo servia para marcar un avace importante? Eso debia ser el punto y lo que el sentido comun decia, aunque eso me recordaba el que tenia que mejorar mi estudio sobre las politicas y estrategia.

Tal vez mi carrera militar no llegaba a ser tan extensa como la de mi padre, mucho menos habia participado aun en ninguna batalla realmente importante, pero realmente admiraba la valia con la que los hombres y mujeres luchaban y avanzaban cada vez mas para asegurar una vida mejor para todos y traer estabilidad no solo a su asentamiento, si no a toda Ishgar como tal. Ya en algun momento podria poner mi aporte, para eso estaba ahora entrenando con mayor intensidad, en especial si consideraba el objetivo para el cual mi padre necesitaba que estuvieramos preparados.

De una u otra forma, llegaria a avanzar por las abarrotadas calles con aquel panfleto en mi mano y mirando las imponentes construcciones a cada lado de las amplias calles, mas alla de los muchos puestos que parecian preparados para el festival. En algun punto mi padre llego a ir por su propio lado para atender algunos asuntos sobre los cuales no llego a indagar demasiado y me dejo para que viera el festival e interactuara con la gente por mi propia cuenta, como usualmente me gustaba hacer. Ajuste mi capa para que me cubriera en parte del sol que bañaba el lugar y mire interesado hacia cada lado y cada puesto. Sabia que enn cualquier caso, habia dejado a alguien para verme desde lejos, aun si no podia yo mismo verlo. ¿Frederick? Tal vez podria ser alguien mas, tampoco importaba, al final de todo me dejarian por mi cuenta o yo mismo los perderia, no debia ser tan dificil entre tanta gente.

Si habia algo curioso sobre la ciudad o al menos algo que no todos supieran o realmente les importara, era el nombre de esta y aun si era algo totalmente aislado, era increible que tal ciudad llevara el apellido de mi familia como nombre. Aun si mi padre llego a participar de forma bastante activa en la campaña, era imposible que la ciudad fuera nombrada de esa forma por los esfuerzos de la familia, en especial cuando teniamos nuestro propio estado lo suficientemente lejos en Dragnof. Esa de todas formas llegaba a ser razon suficiente como para mantener mi apellido sin mencionar si llegaba a entablar conversacion con alguien, en especial porque bien podrian tomarlo como una broma.

Eventualmente llegaria a adentrarme aun mas entre lo que era este festival, tan solo enfocandome en lo que ofrecian en varios de los establecimientos, negociando una cosa u otra, comprando al final algo sencillo en la forma de unos guantes y y una bebida para seguir avanzando por las calles, sin algo mas en mente que ver lo que la ciudad tenia para ofrecer, pues dudaba tener la necesidad de intentar buscar hospedaje, pues si consideraba que la ciudad era lo bastante grande y abarrotada como para de seguro perderme al intentarlo, no llegaba a ser una prioridad. Ademas tampoco me sorprenderia el descubrir que ya teniamos uno reservado para el final del dia cuando me fuera a reunir con mi padre y su escolta.

-Ah... me preocupo demasiado- negue con la cabeza y acabe lo que tomaba de una sola ultima sentada para poder continuar mi camino, cuando algo llego a captar mi atencion por el rabilo de mi ojo, una chica, no es que me interesara buscar una relacion y mucho menos tan lejos de casa, pero lo que llevaba entre sus brazos y sobre sus piernas me hizo parpadear un par de veces, causando que me detuviera y mirara en su direccion, aun si luego tuve que moverme un poco para no estorbar o que me fueran a empujar en el flujo de personas, aun si aproveche fue para acercarme lo suficiente a ella y si me notaba, sonreiria de forma amable -Es un peluche muy interesante el que tie...- Fue cuando le vi llegar a moverse que me quede callado de inmediato y al final solo pude reir por lo que era. -Lo siento, me corrijo. Que curioso amiguito tienes alli, no se ve todos los dias.- Evalue un poco el puesto en el que estaban, aunque sendo justos tampoco me llegaba a llamar la atencion del todo, considerando que no tenia hambre en este momento, por lo cual si la chica preferia estar por su cuenta con aquella extraña criatura o estaba ahora interrumpiendo su hora de la comida, entonces preferiria seguir mi camino para ver que mas podia llegar a encontrar.

De seguro habian muchas mas cosas curiosas como esas en esta ciudad.​
 

Naurine

NUser
Registrado
25 May 2016
Mensajes
5,949


Elendris Lunastre
❆ 2 ❆

La música, el bullicio seguía en pie, era muy bueno saber que nuestra gente había avanzado tanto, solo esperaba que las cosas no se volvieran a girar en nuestra contra.

Mientras seguía esperando en aquel puesto para pedir mi comida, terminé por escuchar a alguien, lo cual me hizo voltearme, pestañé un par de veces poniendo un dedo apuntando hacia mi, como para estar segura si me estaba hablando, pero quizás eso era algo obvio, se trataba de una mujer, aparentemente una humana. Pero luego que continuó hablando, presentandose, lo cual me hizo esbozar una media sonrisa --El placer es mio, me llamo Elendris Lunastre-- Estiré mi mano para tratar de estrecharla con la tuya, tratando de ser amable, respondiera al gesto o no, escucharía lo demás que me estaba diciendo, me preguntó si era de por aquí, lo cual me hizo suspirar y negué con la cabeza, para luego mirar para adelante, para pedir una cazuela de mariscos y pulpo, aún tenía hambre.

Una vez hice mi pedido, volvería a voltearme hacia ti --Lo siento, resido mucho más al oeste, en Dragonof, solo vine por el Festival del Sol, así que me temo que no puedo guiarte mucho por aquí-- Esperaría a ver si decías algo más, y mirando de reojo a la criatura extraña que estaba con la mujer, me di cuenta que había un hombre de cabello azul hablando con ella, pero mi atención siempre estaba hacia ese pequeño animal, o lo que sea que parecía un pequeño muñeco de nieve.

Cuando mi comida estuviera servida volvería, antes de comer algo, a voltearme para ver a aquella mujer sonriendo --Aunque es un Festival, descubrir las cosas por ti misma puede ser más divertido-- Dije divertida, tras decir eso probaría con el tenedor el pulpo que se me había servido, el cual era realmente delicioso, y siempre estando de reojo, mirando a aquella criatura que tenía esa mujer, solo por mera curiosidad.​
 

Shiki

NUser
Registrado
10 Sep 2017
Mensajes
2,658
N A B E

•|• x2 ( 1,575 EXP | 3,150 D ) •|•

• Bien, aun si al principio la chica pareció confusa ante mis palabras, al asentir tenuemente cuando esta se señalo a si misma con su dedo, adicional a eso mostro una sonrisa ligera que al menos no llegue a percibir como que la hiciera de una manera forzada, así que por ahora parecía ir todo bien. Cuando esta acerco su mano para saludarme solo intente imitar una sonrisa muy tenue, no demasiado exagerada, y quizá poco perceptible si no se miraba con atención, sin embargo mi tono de voz mas relajado y casual intentaba hacer que compensara aquello al tiempo que correspondí su saludo con mi mano - Lindo nombre - Dije mirando con atención como solo suspirabas un poco para luego negar un poco con tu rostro, aun así no llegaste a decir nada de inmediato, por lo que espere a que terminaras tu pedido cuando desviaste tu atención un momento para que te atendieran, acto a lo cual solo tome un poco de mi bebida, simple agua con hielo abundante.

Finalmente cuando volviste tu atención a mi solo deje de regreso el agua junto a mi comida para mantener mi atención en ti, notando que luego de aclararme que realmente no eras de por estos lugares y escuchar de donde provenías ya me daba un poco de cosas para extender la platica, al final del día si, hubiera sido de ayuda si era del lugar, pero por otro lado, eso hubiera sido algo mas secundario, pues mi interés real era con ella como tal de momento, aunque al parecer su interés de momento estaba mas enfocado en aquella criatura un tanto extraña de antes, a saber que era, pero por las dudas no me iba a poner a preguntárselo - Oh, no te preocupes, solo era una ligera curiosidad, no te mortifiques mucho por ello-.

Cuando giraste tu mirada después de ver a aquella pequeña criatura y tu comida llego, retorno tu atención a mi unos momentos, lo cual quise aprovechar para poder continuar mi platica contigo - Bueno, no lo negare, en este ambiente de fiesta también se presta para una pequeña "aventura" de ese tipo - Dije para luego dejarte comer tus mariscos, haciendo igual yo lo propio un momento, comiendo y dejando un espacio de tiempo calmado, luego de lo cual solo gire ligeramente mi rostro para mirarte de reojo - Es bastante sorprendente como todo esto sea posible ¿No? - Dije mirando por un momento al lugar unos segundos, enfatizando mi punto al referirme realmente como un todo, solo para luego voltear mi mirada de regreso a ti - Al menos no dejo de sentir respeto a todos quienes han participado para que esto sea posible, finalmente se esta logrando hacer un avance por el continente - Dije para luego tomar un poco de agua y dar un espacio a mis palabras - Me parece bastante justo que se dedique un día de fiesta para celebrar algo como esto ¿O a ti que te parece? -.
 

Unit X

NUser
Registrado
9 Ene 2017
Mensajes
2,772

~ Samuru Bagashama (Lvl. 05)~

Como ya parte de mi nuevo inicio y tras el viaje realizado por el oasis hasta llegar aqui, no esperaba realmente un contraste de aquello y de como luciera el sitio en su construcción o el hecho de ver a tantas personas con un ambiente como el que pasé donde todo parecía estar vivo en un sitio que claramente representaba lo opuesto, ya era algo con lo que llamar la atención.

Pensaba que quizas y estar demasiado con mis padres me había negado a ver las cosas por mi manera o darme esa libertad de explorar por mi mismo cosas de las que ni había tomado en cuenta hasta ahora mas alla de vivir por mi mismo cuando me largué. Pasaba cada tanto mirando y girando la cabeza para observar a la gente reunida, como si ya pasara de ellos y mientras esperara aquel festival del que había escuchado y por el que vine, aprovechaba de conocer por lo que tanto tiempo parecía que estuve desconectado en saber y ahora hacía que aun si mantuviera una mirada sin expresión, era que en realidad estaba interesado en ver tanto el sitio como si se tratara de una fortaleza por como estaba construída como la cantidad de personas ya aqui reunidas. Era algo que de nuevo mantenía la idea en la cabeza por lo que solo había escuchado, que se mantuviera asi aun por los supuestos ataques, pero llegaba entonces a preguntarme si ademas por eso vine precisamente, como si llegara a pasar algo o tuviera que de nuevo averiguar por cualquier manera para saber con mejor detalle.

No estaba del todo interesado en iniciar una conversación habitual o parecido con alguien a menos de si fuera por algun motivo, pero mirar al resto de personas y las habilidades que podían tener era algo que producía una mueca invisible en mis labios, desde personas de todo tipo que aparentaban ser corrientes, hasta otras con sus propias habilidades o que dejaran llamar con algo que para ellos fuera casual, como aquella chica que lograba distanciar con la mirada con una especie de criatura acompañandola, que hizo que mirara más detenidamente mientras llevaba mi mano al menton. Aun si la espera podría tornarse algo aburrida, con esto ya lograba pasar algo la ocasión, quizas y luego en realidad me acercara a preguntarle sobre aquella criatura con tal de saber más detalles, por ahora ya parecía que tenía la suficiente atención de más gente con la misma idea y prefería algo más tranquilo.

Tras ese instante, fue que solo decidí por algo simple y buscar algo para comer, lo necesitaba tras el viaje que tuve que realizar para llegar aqui, asi que solo seguí mi paso hasta encontrar algun sitio.​
 

Musashi_Fog

NUser
Registrado
19 Oct 2017
Mensajes
6,742

⚙ ~ 01 ~ ⚙

¿Un festival?, aquello era algo que habia llegado a sus oidos hace relativamente poco y, si bien la gran mayoria del tiempo lo pasaba en su pequeña forja, lo cierto es que un descanzo no iba a estar mal, teniendo los pedidos completados bastante antes de tiempo, este simplemente decidio ir, poniendo un letrero que indicaba que el local estaria cerrado durante algo de tiempo, dejando a un conocido de por ahi a cargo de entregar las ordenes si las personas pasaban por alli, pues no todos iban a ir a ese festival ya fuese por alguno u otro motivo. Fue dejando todo eso preparado que este se encamino hacia aquel sitio, contando siempre con su fiel martillo de forja, pues si bien era una herramienta, como arma le daba seguridad tenerla por cualquier inconveniente que pudiese ocurrir por el camino o donde fuese que estuviese.

Fue tras la llegada que este de cierta forma se sinto asombrado y maravillado por el lugar, teniendo en cuenta las historias y el tiempo que habia estado alli, realmente no se imaginaba que pudiese haber una ciduad tan grande establecida de forma tan firme en esas tierras, ¿como lo habian logrado?, no lo sabia exactamente, pero por el momento lo que preferia era no perderse en esos pensamientos y adentrarse en aquel lugar, decidiendo principalmente relajarse un poco despues de todo lo que habia estado ocurriendo en aquel sitio y, mas aun, de todo el trabajo que habia tenido que hacer durante incontables horas todos los dias cosa que, si bien no le molestaba, tampoco le molestaba aquella pequeña pausa en su labor. Con aquello en mente lo que este hizo fue simplemente pasearse por las calles, observando los negocios y, en mas de una ocasion pensando si debia llevarse algun recuerdo o algo por el estilo, cosa que no llegaba a hacer pues a pesar de que se veian bien este sentia que muchas cosas las podia hacer por su cuenta... aunque lo importante era que habian sido fabricados en esa ciudad, ¿no?. Fue aquello lo que lo impulso a comprar un pequeño pisapapeles ne forma de martillo el cual tenia el nombre de la ciudad cosa que, si bien no era algo que le resultase de utilidad, tampoco habia sido muy caro y como minimo algo se llevaba de ahi.

Caminando y caminando este pudo apreciar distintos negocios, algunos restaurantes, otras tiendas de ropa, incluso vendian algunos animales como mascotas y, como no, hasta tiendas de armas y armaduras habia, cosa que le daba curiosidad, ¿serian mejores esas que las que hacia?, aquel pensamiento lo descarto rapidamente, que no estaba alli por trabajo o para analizar a la competencia, estaba ahi para descanzar un rato de lo que ocurria normalmente, fue asi como, tras varios minutos y con algo de hambre este termino entrando a un restaurante donde, ademas de la gente que hablaba ahi, lo que le llamo la atencion fue ver a una mujer con una criatura algo rara, desde luego no habia visto algo similar, pero no era lo que mas le importaba en ese momento. Quiza el destacaba un poco por su estatura y por llevar aquel martillo colgando con una correa en uno de sus hombros, aun asi este ignoro este hecho y lo unico que hizo fue tomar una mesa vacia y pedir el menu, antes de elegir algo de comer y una bebida.
 

Naurine

NUser
Registrado
25 May 2016
Mensajes
5,949


Elendris Lunastre
❆ 3 ❆
Cuando ella respondió a mi saludo mi media sonrisa se volvió más una sonrisa completa, cuando ella mencionó que le gustó mi nombre --Gracias-- Y asentí a lo que dijiste a continuación, al parecer solo buscaba iniciar una platica con alguien, teniendo en cuenta que no parece acompañada, puede que se trate de la misma situación.

Ella también estaba comiendo, y bebiendo, y de tanto en tanto teníamos los espacios entre que charlabamos y comíamos, me detuve cuando dijiste que era sorprendente que era posible, lo cual hizo que dejara mi tenedor apoyado sobre el plato y suspiré--Claro, que la humanidad haya logrado construir semejante ciudad en tierras de Alakitasia es una buena señal de progreso-- Comenté con una media sonrisa, aunque lo que dijo era solo lo que esperaba, nunca sabíamos cuando se podía inclinar la balanza en nuestra contra, pero para eso debíamos luchar y esforzarnos, para evitar que eso ocurra.

Cuando mencionaste que sentías respeto a quienes hacían que esto fuera posible, me hizo recordar a mi hermano, que se había alistado al ejercito y murió en uno de los frentes, al igual que muchos. En esta guerra se ha derramado mucha sangre, pero era un precio que se debía pagar si queríamos hacer este un lugar seguro --Yo también siento un profundo respeto por ellos, nuestra gente merece un futuro digno, así que por supuesto que es justo hacer esta celebración--Respondí a tu pregunta sobre qué me parecía lo que dijo, sobre el hecho de una celebración, o los avances que habíamos tenido en la colonización del continente. Que no sea de aquí me hizo pensar que tal vez sea de Dragonof también, ahora de que parte era dificil saberlo, pues Dragonof era realmente extenso.

Bebí algo de agua y comí algunos mariscos que había en mi plato, los cuales me hacían sentir bien, siempre apreciaba la buena comida, quizás luego de esto podría ver si había algún espectaculo --La verdad, me gustaria poder ser de esas personas que puedan ayudar a que el futuro del continente sea seguro para todos, pero aún me queda bastante por mejorar-- Lo cierto es que yo aún no tenía hechizos muy poderosos, me limitaba a trabajos menores en los que una maga se podría limitar, y mi hermano, que era mucho más experimentado que yo, murió muy facilmente en uno de los frentes, esa noticia fue bastante triste la verdad.

Mientras esperaba tu respuesta terminé por mirar de reojo nuevamente a aquella criatura, para luego mirarte a ti de nuevo, y así mismo a las personas que iban y venían por todos lados. Luego le hice una seña con mi mano --Nabe-- Te dije para que te acercaras, esperaba que entendieras la señal, tratando de que llegaras al rango que me esucharas murmurar --¿Viste esa criatura que parece un muñeco de nieve que está sobre las piernas de esa mujer?, ¿Por casualidad tienes idea de qué se trate?-- Te pregunté murmurando a ti, solo por si casualidad lo sabías, pues realmente pensaba que podía ser de mala educación si lo decía delante de la criatura, pues si llegaba a ser una criatura inteligente y la trataba como un animal podía ser bastante grosero.

 

Shiki

NUser
Registrado
10 Sep 2017
Mensajes
2,658
N A B E

•|• x3 ( 1,575 EXP | 3,150 D ) •|•

• Parecía un poco a tender a distraerse, pero no miraba problema de momento en ello, si era una actitud mas motivada por el hecho que justo en este momento estaba en un ambiente mas ameno y de festividades no es que me incomodara como tal, si eso se reflejaba en misiones o algo así, quizá si debería pensar un poco las cosas, pero de momento lo deje como una nota mental para mi misma - Muchos apoyamos a esa causa, de alguna forma creo necesario el tener que mantenernos unidos para afrontar todo esto que esta pasando, aun si no tienes la suficiente fuerza de momento, siempre puedes mejorar, además, yo creo firmemente que la fuerza de todo viene de la unión de todos como una fuerza unificada, dudo que una sola persona pudiera lograr tanto sin la ayuda de mas personas que le siguieran - Al final del día, incluso con los soldados y magos por mas poderosos que fueran, no eran absolutamente toda la fuerza que se disponía, si, eran necesarias personas fuertes, pero esas igualmente no se podía negar el hecho de que esto era por un trabajo de conjunto al final del día.

Mientras acabe de hablar note que nuevamente desviabas ligeramente tu vista hacia otros lados, mirando aparentemente de nuevo a esa criaturita de hace unos momentos, al igual que a la gente que iba ingresando, algo que por mera curiosidad hice igualmente, mirando entre ellos una figura que destaco ante mi mirada, al un enano que podía percibir igualmente en el cierta fuerza, y si bien traía lo que parecía un martillo, realmente al desconocer cualquier cosa sobre las armas a un nivel mas profundo, no pude saber si era especial o no solo con mirarlo, aunque si repare mi vista en ese enano unos pocos momentos con curiosidad, mis pensamientos se rompieron cuando escuche la voz de Elendris llamándome, a lo que solo gire de regreso mi mirada hacia ti con un ligero ademan como preguntando silenciosamente que sucedía, notando sus ademanes solo me acerque a esta un poco para escuchar su pregunta, no desvié mi vista de nuevo hacia aquel pequeño ser, no buscaba que fuera demasiado obvia, además que entendía a que se refería con su duda - Realmente no ubico que podría ser, pareciera una especie de criatura hecha con magia, pero no creo sea el caso, se ve bastante "vivo" como para solo ser eso - Respondí con el mismo tono para que solo tu escucharas manteniendo ese toque de confidencialidad que buscabas, era curioso cuando menos esa criatura que estaba por ese lugar, pues cuando gire viendo a la gente que entraba hace momentos, pude notar que algunas miradas de estos igualmente se dirigían hacia la chica que tenia esa criatura, pero al tampoco ser algo que me despertara tanto mi curiosidad solo deje pasar eso, con todo ello me sentía bastante satisfecha mirando que cuando menos esta chica estaba hablando de forma natural conmigo, no iba a soltar mis ideas de golpe, si ella estaba dispuesta me gustaría primero crear un ambiente aun mejor entre ambas antes de proponerle mi idea que tenia en mente, tampoco le diría de golpe todo.
 

Ace

NUser
Registrado
25 May 2016
Mensajes
6,667

Armand Sharm (x1)

Después de un verdaderamente fastidioso viaje por el desierto logre alcanzar el dichoso oasis donde se ubicaba aquella ciudad en la que se celebraría el festejo por el Festival del Sol, al menos eso según el volante que había llegado a mis manos tiempo atrás y que ahora mantenia en uno de los bolsillos de mi ropa. Internarme en Alakitasia no era precisamente lo que llamaria un buen plan aun si la situación en general se consideraba calmada pero esta clase de eventos suelen tener lo que buscaba, trabajos rápidos para ganar buen dinero y poder mantenerme un tiempo mas, así que elegí lanzarme el viaje.

La ciudad estaba llena con demasiada gente para mi propio gusto, aunque nadie realmente llamativo o resaltante, no mas allá de lo que parecian
guardias patrullando u otros portando armas, quizás magos o solo luchadores con algún arma anormalmente gigante, sin mucho interes en esas personas seguí explorando las distintas tiendas improvisadas que habían armado, en su mayoría vendian un monton de utencilios inutiles y otras cuando menos ofrecian comida.

El trayecto por el desierto me había agotado así que termine entrando a uno de ellos por algún bocadillo rápido, siendo una vara de madera atravesando distintos tipos de carne asados, fácil de llevar y de consumir. Ya con comida en mano continue mi recorrido prestando un poco mas de atención a las personas y detallando a un grupo por demás raro, una chica que portaba en brazos a una criatura blanca que en mi vida había visto, aunque al parecia amaestrado, o muy asustado, como para causar problemas junto a otros que mas o menos destacaban de la gente promedio.

Como eran lo mas cercano a algo interesante me mantuve cerca, apoyando mi espalda contra una estructura mientras terminaba de comer aquellos pedazos de carne, pasando de camino a ver un rubio con una cara de pocos amigos que superaba incluso mi seriedad habitual pero que parecia estar en lo suyo.
 

Kahomi

Moderador
Registrado
24 May 2016
Mensajes
15,776


♚ Yozora Verum Rex (Lvl. 10) ♚


Había conseguido un poco de jugo de naranja, y un coctel mediano de camarones que estaba comiendo bastante rápido, no tenía nada que hacer, y tampoco es que me interesara comer lento, no era algo que acostumbraba para nada, más siendo nómada, momentos donde disfrutar de las cosas tan básicas no ayudaba. Y aparte, el interés de quedarme en el lugar se fue marchando cuando cada vez más y más personas iban apareciendo en el lugar, lo cual significaba que las probabilidades de que me incomodara aumentaran, así que tomando el último trago de jugo, y dejando el dinero en la mesa luego de señalar a una camarera que ya había terminado, me paré, caminando por el margen del lugar para pasar por todos y empezar a caminar lejos de aquél lugar, y a pesar de que en esencia estaba huyendo de aquél lugar, ver tantas personas tan diferentes fue como una medicina para mi cabeza, todo se veía tan normal que era lo que lo hacía tan especial en donde estaba, al final todo iría bien, al final todos los sacrificios habían sido útiles, solo quedaba un último cabo que atar, una última tarea que realizar, y una vez la terminara, podría reunirse con los demás.

Esos pensamientos eran precisamente la razón del porqué siempre terminaba solo, un solo empuje y terminaba por recordar todas las cosas que siempre llegaban a hacer que me perdiera en mi propio mundo interior, pensar en los amigos que perdí, pensar en la aldea que terminó siendo destruida, el hogar que perdí, a mi padre muriendo para protegerme, a mi madre desapareciendo para ayudar y nunca más volver a verla, el deseo de que mi propia magia pudiera crear un cañón entre esos pensamientos y yo era demasiado grande como para que sacudiera la cabeza, cerrando los ojos para espantar todas las memorias, y eso probó ser algo malo para cuando caminaba en medio de calles llenas de gente.

Terminaría por estar tan distraído que mi camino iría directo a un hombre de cabello rubio y mirada seria que parecía estar buscando un lugar en donde comer, si terminaba por no moverse, chocaría con él y terminaría por casi caerme, aunque me aguantaría lo mejor, lo miraría y simplemente le pediría perdón, agachando levemente la cabeza, antes de pasar por su lado y evitar algún problema. Si me evitaba, ni siquiera me daría cuenta de eso y seguiría caminando para perderme entre las calles de Altair.


 

Naurine

NUser
Registrado
25 May 2016
Mensajes
5,949


Elendris Lunastre
❆ 4 ❆

Cuando hablabas escuchaba atentamente lo que decías, y miraba hacia tus ojos, asentía a lo que decíás, en efecto, eramos muchos los que apoyaban la causa de colonizar. Sobre todo lo de que había que mantenerse unidos, pues era algo que era verdad, ir a una batalla en solitario sería tirarse al muere. --Por supuesto, necesitamos la colaboración de todos para hacer estas cosas posibles, la unión hace la fuerza, y con la experiencia se puede mejorar, es bueno saber que piensas así-- Comenté sincera, para luego mirar de nuevo de reojo al animal, que tanta curiosidad me causaba, en lo que bebía y hacía mi llamado para murmurarte.

Ella me respondió a mi llamado, y me respondió diciendo que parecía hecho con magia, lo cual me hizo alzar una ceja, pues no sabía como podría percatarse de eso, a menos, claro, que fuera una maga experimentada y notara esas cosas, pero luego ella misma confirmó que se veía demasiado vivo para ser una creación mágica --Eso pensaba, yo puedo crear cosas de hielo animadas con mi magia, pero es bastante notorio que son solo eso, esculturas de hielo, en cambio esa criatura parece tener vida propia-- Comenté murmurando, y la verdad eso era lo que parecía, pero al parecer ella también estaba confundida por lo que fuera, aún así en este mundo hay tantas criaturas que quizás sea algo normal, solo que nunca lo había visto.

Seguí comiendo, y entre tanto pensaba seguirte la conversación --¿Y a qué te dedicas Nabe?, como comenté antes, yo soy una maga, y trato de apoyar como pueda a nuestra sociedad, así sea con trabajos pequeños o lo que sea que requiera, pues para cosas mayores aún no sé si estoy preparada-- Pregunté ahora hablando de manera más fuerte y alegre, al mismo tiempo te confirmé lo que yo era, quizás lo sabías, quizás no, pero yo no era buena detectando poder, o saber si una persona estaba entrenada, pero quien sabe, los civiles de todas formas son indispensables para una sociedad. Entre tanto iba llegando gente, y uno de los hombres que estaban sentados en una de las mesa terminó por irse, y así como era todo, la gente iba y venía.


 

Shiki

NUser
Registrado
10 Sep 2017
Mensajes
2,658
N A B E

•|• x4 ( 1,575 EXP | 3,150 D ) •|•

• Nada de relevancia llegó a pasar luego de mirar hacia aquella criatura, aunque ahora sabía un dato extra sobre ella, ahora sabía que se enfocaba en una magia elemental como la mía, y además me dió indicios de que podía hacer con su magia, como fuera, una vez que terminaste de decir aquello solo continue hablando, manteniendo el tono bajo que ella estaba usando – Entonces a saber que pueda ser, al menos no e visto una criatura así en mi vida, aunque parece que te a encantado bastante considerando la forma en que te le quedas viendo – Dije manteniendo ese tono de susurro hacia tu persona, no parecía molesta o que me burlara, solo dije aquello de forma sincera por lo que había visto que tanto tu mirada se había desviado unos momentos, luego de eso no paso gran cosa por un espacio corto de tiempo, pues una persona salió a lo mucho, nada destacable.

Una vez nos separamos saciada tu curiosidad solo comí mis mariscos una vez más, tomándome mi tiempo, solo comiendo dejando mi plato a punto de terminarse, y cuando me hablaste de nueva cuenta solo hice un ademán esperando para que me esperas un poco a que pasará mi bocado, una vez hecho eso y tomado un poco de agua para continuar nuestra plática solo comencé a hablar en el mismo tono que cuando comenzamos a hablar, uno bastante casual y ameno – Estoy en proceso de buscar trabajar como maga, hasta ahora vivía como una nómada viajando junto a mi familia y unos cuantos más, pero ahora que escuche del avance que empezó a tenerse decidí dejar el grupo que estaba para buscar apoyar aquí, y dicho de paso, ando buscando realmente algunos compañeros con quiénes poder trabajar – Dije aquello como si fuera normal, solo dedicar una mirada con un claro interés mayor a tu persona mientras te observaba con atención – Por cierto Elendris ¿Ya tienes algún equipo con quién tú trabajes? Al menos yo no por el momento, así que ando buscando a algunas personas que busquen unirse a mi para poder apoyarnos – Dije aquello para luego mirarte con mayor atención a ti mientras continue hablando, buscando no sofocante demasiado – Si no andas en algún equipo ya, o no estás en algún grupo que te ate ¿Crees que podrías considerar la opción de unirte conmigo en un equipo? Claro, si llegarás a aceptar, daría todo cuanto esté en mi alcance para ayudarte a fortalecer también, mi única meta es lograr a formar un equipo con quién pueda confiar mi espalda, y que sepan que pueden confiarme la suya – Dicho ello solo mire a ti unos pocos momentos para terminar de tomar mi agua y mi comida, solo para hablar un poco más antes de que pudieras responder – Se que es una decisión que no se puede tomar a la ligera, así que toma tu tiempo considerandolo, independiente de eso ¿Saldrás acabando de comer para pasear un poco más cierto? Si es así y no te causo molestias, podríamos pasear juntas un poco para irnos conociendo mejor ¿Que dices? – Dije para mirar tu respuesta, no buscaba realmente que aceptarás tan rápido a unirte a una desconocida, sabía que debía ganar un poco su confianza posiblemente, así que al menos deje en claro mis puntos, además del hecho que sinceramente no me preocupaba ayudarle si sentía que su fuerza era poca, lo que podía ofrecer por ahora era eso, alguien con quién pudiera entrenar de forma constante y una aliada que le ayudaría de manera sincera si aceptaba que unieramos fuerzas, pero buscando no presionarle tanto ofrecí eso, hacer algo juntas para que pudiera pensar mejor las cosas, y ayudarme a mostrar una mejor impresión para con esta.
 
Última edición:

~Miika~

Master AG
Registrado
24 May 2016
Mensajes
13,125

Post: Naomi
※ - [02 Turno Inter] - ※

No tenía la mejor percepción del universo, casi nada, pero si me di cuenta de que algunos miraron a Nikora nada mas porque él mismo reaccionaba, como siempre, asustado sobre mis piernas ante los ojos sobre él, y aquello me llamó la atención solo porque de momento había creído que se consideraba algo... normal, entre magos que usaban lo que yo, y más de una vez simplemente se le consideró una criatura de compañía, pero no dije mucho de eso, ni reparé en alguien en especial inicialmente ante ese hecho, la verdad del asunto es que incluso mi atención se fue en él, y palmee su cabeza, tratando de calmarlo, el mundo era más grande de lo que yo había leído, habrían personas que sabrían de él, así como otros que no, así como yo no sabía de tantas cosas aún. -No te preocupes, que estamos juntos en esto- le prometería bajito, solo para ambos, era tonto quizá, pero aquella pequeña criatura hasta la podía considerar un amigo.

Uno en mi poderosa lista que contaba con la cantidad de.... uno.

Bien, debía quizá ir mejorando esa lista.

Después de haber pedido yo misma algo para mi, que no era más que una especie de caldo pequeño raro que traía un surtido de mariscos que incluso acabé compartiendo con Nikora luego de pedir una cuchara para él, terminé por distraerme mentalmente en eso hasta que el pequeño temblor de parte de él por alguien aproximándose demasiado me hizo girar la cabeza en la dirección de su espanto.

Un hombre de cabello azulado con una sonrisa amable que correspondí por inercia y porque quizá yo era demasiado ingenua por creer que la decía con sinceridad -siendo justos no se me daba muy bien eso de saber cuando alguien mentía- fue suficiente para que, al escucharlo decirle peluche, acabé por reír un poco, no era una risa escandalosa, quizá simplemente eso que alguien mundano catalogaría como simplemente linda, o meramente sincera.

Y al escuchar lo que añadió luego de corregirse, acabé por mirar a Nikora que de por si andaba acabándose ya el caldo por su propia cuenta aprovechando mi distracción: tal vez el pobre no fuese el mejor luchando, pero bien que se le daba el andar comiendo.

-Es Nikora, un espíritu celestial- expliqué, sin mucho conflicto en ese hecho, Nikora era básicamente lo más básico de mi magia, lo más... que en teoría, cualquier mago que quisiera saber sabría de su existencia, había sido lo primero que vi podía intentar invocar y hacer algún tipo de trato básico para traerlo conmigo, mencionarlo no pensaba tuviera mucho problema.-él simplemente me está acompañando... aprovechando de comer todo lo que puede en el proceso- mencioné, viendo como terminaba por tocar su barriga luego de dejar el plato vacío, olvidando por un segundo el tener miedo ante el extraño.

-Noemi, mucho gusto.- me presenté, incluso extendí mi mano en su dirección, reparando precisamente en eso, que era un extraño aún.

Y esperé su respuesta, mientras pagaba mi comida, considerando las cosas esto no era más que una pasada temporal, pues al final del día aún debía ver donde demonios me quedaría luego de, y ante ese hecho esperé ver que decía el extraño, aún si luego me levantaría dispuesta a darle mi puesto a alguien más que quisiera sentarse, considerando la naturaleza de los puestos y la cantidad de gente que había, avanzar y dar algo de camino no debía ser tan raro, y yo no tenía mucho problema en caminar, incluso si él quería seguir hablando.

Y eso quedó muy obvio cuando primero me quedé de pie, dejando dicho con gestos medio obvios que no tenía mucho problema en hablar más, aunque al final tuve que bajar a Nikora de mis brazos, simplemente porque este parecía querer avanzar por su propia cuenta, considerando que echó a andar con algo más de... ¿confianza?, no, entrecerré los ojos, su intención me quedó obvia cuando vi como parecía estar siguiendo algo, y podía apostar que era aroma de otra cosa que quería comer, aún si yo no tenía la menor idea de qué era, tal vez algún dulce, si algo había aprendido a estas alturas de él, es que le gustaban mucho tres cosas: comer, bailar y que lo cargara, pero los primeros dos superaban al tercero, por mucho.

Quizá acabar en medio de muchos puestos de comida no fue el mejor plan inicial para mi bolsillo.

Pero a sabiendas de que no iba a solo dejarlo solo, y que cuando él mismo reparara en que se había alejado más allá de lo que su propia percepción le decía que debía alejarse y me buscara, se espantaría entre tantas personas, y ante ese hecho no pude más que hacerle gestos a aquel chico, algo apenada por el hecho. -Si quieres ver como se comporta el pequeño peluche, no tengo problema- bromee, haciendole luego gestos para que viera mi punto de que no tenía problema en platicar, pero habría que movernos, de todas formas si lo hice venir aquí para no estar completamente sola lo dejaría disfrutar de la festividad.

Y si él se movía conmigo, o incluso si yo iba sola, echaría a andar, esperando para responderle lo que me preguntara de todas formas si venía conmigo, con mis ojos medio fijos en el punto blanco que era Nikora siguiendo su comida, y aquello estuvo bien, hasta que por un segundo entre personas lo perdí de vista, obligándome a andar más rápido, solo para encontrármelo de pie, temblando como una hoja, cerca de dos personas: un hombre rubio y un hombre de cabello azulado, estando Nikora frente a las piernas del segundo mirándolo, presumiblemente por que chocó y recién estaba reparando en lo que hizo, como quien está un poco hipnotizado. ​
 

Musashi_Fog

NUser
Registrado
19 Oct 2017
Mensajes
6,742

⚙ ~ 02 ~ ⚙

Mientras aun le traian la comida fue que este se puso observar a su alrededor, desde luego que se veia bastante diferente a los edificios de la zona por la que el pasaba, pues nunca solian estar tan llenos de gente, aun asi entre aquello termino notando a una chica en particular, no por que captase su interes ni nada, si no por que la misma le estaba viendo y, en ello, pudo notar que tambien le habia puesto atencion al martillo que traia, ¿acaso le interesaban esas cosas?, si bien realmente no era su intencion podria servir para promocionar su negocio y, aun si no lo hacia, hablar con alguien un rato no estaba mal aun si era de forma temporal, pues era un festival despues de todo. Fue con ello que, dado que lo primero que llego fue su bebida, este tomo un poco de la misma y se acerco a aquella tipa, la cual parecia estar hablando con otra en lo cual escucho algo curioso, ¿un equipo?, aquello era algo interesante aunque, de cierta forma, no estaba tan interesado de primeras en algo asi, pues despues de todo era un herrero, no un guerrero.

—Disculpne por entrometerme, pero no pude evitar notar que puso cierta atencion en el martillo que llevo, ¿le interesan ese tipo de armas?— Pregunto este, cosa que si bien no era la mejor forma de entablar conversacion, ciertamente era algo que dejaba entrever el tipo de cosas que este tenia en mente, sobretodo por su raza. Fuera de ello y, tras darle algo de tiempo para responder este volveria a tomar la palabra, —Disculpen mis modales, soy Orizir, un gusto— Dijo este, siendo algo dirigio tanto a la pelinegra como a la peliblanca, siendo una presentacion mas bien "improvisada", para que aquello fuese un poco mas normal y no simplemente una intromision al azar.
 

Naurine

NUser
Registrado
25 May 2016
Mensajes
5,949


Elendris Lunastre
❆ 5 ❆

La comida estaba realmente deliciosa, y ya casi estaba por acabarla, así que estaba disfrutando lo poco de pulpo que me quedaba, era de mis mariscos favoritos. Además, el resto de la cazuela era de lo más exquisita.

Tras hacer mi pregunta, escuché tu respuesta, y te miraba con atención, sobre el hecho que fueras nomada, y que buscabas compañeros de trabajo. Me quedé pensativa por un momento ante tu pregunta --¿Equipo?, podría decirse que no tengo uno, a veces estoy con mi familia, y pensaba tal vez ayudar al ejercito de una forma directa cuando fuera más poderosa-- No entendía muy bien a qué se refería con un equipo, pero por lo que decía era algo así como compañeros de trabajo,

Pero ella procedió a preguntarme directamente si consideraba unirme a ella en un equipo, lo cual me pareció algo repentino, o quizás extraño considerando que a penas nos estabamos presentando, aunque si era para algo de trabajo, podía ser interesante si eso me ayudaba a mejorar y alcanzar mis metas, además ella parece tener ideales similares a los mios, al menos eso supongo con lo que mencionó antes sobre este lugar.

Cuando dijo que lo quería para confiar en alguien para cuidar su espalda, sonreí. Iba a responder algo pero antes que pudiera hacerlo ella continuó hablando, diciendo que me lo pensara, y asentí a su pregunta, y cuando dijo que si quería salir a pasear con ella me pareció una idea divertida, pues después de todo me sentía algo sola cuando llegué aquí, así que tener a alguien con quien charlar podría ser entretenido, además siempre me agradaba conocer nuevas personas. --Oh, claro, así podemos conocernos mejor, además recorrer este enorme festival acompañada con alguien puede ser más divertido-- Comenté sonriendo y alegre, luego hice una pausa para beber de mi refresco, ya no quedaba nada de comida en mi plato, así que estaba contando mis Jewels para pagar la cuenta. --Sobre lo de confiar la espalda del otro, pienso que es algo primordial si estamos en el mismo bando-- Fueramos un equipo o no, no veía sentido a permitir que un compañero fuera atacado o abandonarlo a su suerte. --Y sobre tu propuesta, debería pensarlo con calma, sí, ya que a penas nos estamos conociendo, pero mientras paseamos, podría ir viendo que tal, así mismo saber que tanta formalidad tiene tu idea, si tendríamos algún punto de encuentro, los objetivos especificos, entre otras cosas-- Si era solo un grupo de magos que se ayudara para trabajar solamente, como ella proponía, no me parecía realmente.

Fue entonces que se acercó un enano de la nada a donde estabamos, que al prestar atención a eso me di cuenta que la mujer y la criatura extraña se estaban yendo, lo cual me terminó dejando con la duda sobre que sería aquella criatura. Pero volví a mirar rapidamente al enano, que estaba hablando de Nabe y que vio que si le interesaban esas armas, lo cual me hizo pensar que era probable que sea un vendedor ambulante, o algo similar. Viendo a Nabe para ver si decía algo respecto a eso, luego vi que el enano terminó por presentarse --Elendris Lunastre, el placer es mío Orizir-- Comenté de forma amigable, preguntandome si realmente vino a hacer lo que creía e intentar vender esa arma.



 
Última edición:

Unit X

NUser
Registrado
9 Ene 2017
Mensajes
2,772

~ Samuru Bagashama (Lvl. 05)~

Por un lado, aun de si me fue bueno la idea de venir a este sitio, explorar cosas al ya estar viviendo por mi mismo y conocer a la gente con tal de ver las capacidades que pudieran mostrar era una idea que me interesaba, pero solo una idea, ya que a medida que estaba alli, buscando un sitio al cual acomodarme para comer algo, fue que buscando y haciendo un espacio entre el resto que de repente sin lelgar a curzar la mirada de frente, había chocado con algo. No, alguien que pasó de enfrente mio, me pareció un poco raro yaa que hacía lo que pudiera para si bien no chocar con alguien o distnaciarme del resto, no porque asi fuera por cortesía, nada más prefería evitar una situación mundana o algo como esto.

Al fijarme bien, irme un poco hacia atras por el choque, detenerme y ver a quien tenía, era alguien de cabello azul, a solo un vistazo simple, parecía tener la misma altura que yo, o almenos eso creía, quizas y fuera similar en unos centimetros de diferencia, no importaba tanto ni como la situación pero, me pareció raro que asi no prestara atención hacía adelante. Me le quedé mirando un momento, como si intentara intuir algo de él aparte del choque una vez lo observara, ya que no había dicho nada y pretendía solo seguir a un lado. - Oye ¿no crees que deberías tener más cuidado de ver por donde vas?- Le dije con la misma expresión que presentaba antes y tocando su hombro con mi mano para que se detuviera o si tuviera algo que decir. No porque estuviera realmente enojado o algo parecido, más solo quería ver si era algo en particular que chocara. -Sobretodo entre toda esta gente amontonada que veo casi tropiesas. -​
 
Última edición:

Kahomi

Moderador
Registrado
24 May 2016
Mensajes
15,776


♚ Yozora Verum Rex (Lvl. 10) ♚


Al final choqué, y en vez de poder huir rápido, el hombre terminó por detenerme para hablarme, lo cual hizo que solo bajara levemente la cabeza con pena, y para salir rápido de la situación, sobre todo cuando sentí su mano sobre mi hombro, la cual vi antes de llegar a voltear a ver a sus ojos por un segundo -- Lo sé, perdón por la molestia, evitaré esto de nuevo, estaba distraido. -- Me di un paso para atrás para salir del alcance de su mano y así dejara de tocarme, pero al hacer eso sentí algo bastante cerca de mis piernas, y al voltear levemente hacia atrás observé una criatura rara mirando mi persona, lo cual hizo que yo mismo me sintiera más raro, y volteara de nuevo hacia el hombre rubio -- Perdón, enserio. -- Dicho eso intentaría, una vez más, zafarme de este problema lo más rápido posible sin tampoco hacer un escenario, así que dando un paso en lateral para no terminar por chocar con la cosa rara de atrás, y de ahí simplemente pasar por el lado del hombre rubio lo más rápido posible.

Incluso estaba pensando realmente si esto lo terminaría por intentar zafar dando algo de dinero, eso siempre funcionaba, pero por ahora el hombre no parecía estar precisamente enojado u ofendido por lo que pasó, hasta por su pregunta más parecía estar preocupado de que algo llegara a pasar, pero por mi simple desconfianza no confiaba ni en eso, prefería evitar esto a toda costa y buscar el callejón no callejón mejor escondido de la ciudad para pasar el rato, de ahí esperar hasta la noche para ir a acampar en las proximidades de la ciudad.


 
Estado
No está abierto para más respuestas.
Arriba