IMPORTANTE: Leed por favor

[P][+13] Historias con la asistente de enfermeria [UA Boku no Hero Academia]

Para compartir tus historias, relatos o fanfics con el resto del foro.
Natch-Reader
Estudiante de la Academia
Estudiante de la Academia


Mensajes: 3
Registrado: Lun Jul 16, 2018 11:25 am
x 2
Sexo: Masculino - Masculino

[P][+13] Historias con la asistente de enfermeria [UA Boku no Hero Academia]

Mensaje #1 por Natch-Reader » Mié Ago 01, 2018 3:37 am

Imagen

Antes que nada, BOKU NO HERO ACADEMIA no me pertenece, esta es solo una historia salida de un epifanía cuando estaba drogado y luchando por vivir.

Ella esta encargada de curar sus heridas y enfermedades, pero la atención que le brinda a la gente sanara muchas cosas mas que su cuerpo, no pudo convertirse en un héroe profesional, pero para muchos ella es la mas hermosa de todas las heroínas. recopilación de historias donde la nueva enfermera de la escuela interactúa con los estudiantes que terminan flechados por ella. Fem!Izuku Multishipp.

-personaje hablando-
*personaje pensando*
"*telepatía*"

Palabras del Autor

Que onda gente de esta comunidad, saben, ya que me invitaron desde FF y la única gracia que tengo es la de escribir (aun que sean cosas sin sentido) les comparto el fic que publico tanto en Fanfiction como en Wattpad y algunas veces la comunidad de amino, esta historia ya cuenta con 7 capítulos que les subiré al completo, tal vez aquí me den concejos y criticas que me ayuden a mejorar, espero que disfruten de la historia y si quieren participar en la votación que hago de vez en cuando para elegir el rumbo del próximo cap, los invito a seguirme en las anteriormente mencionadas paginas, les dejare los links.

FF: https://www.fanfiction.net/u/7344863/Nacht-Reader
WTTP: https://www.wattpad.com/user/Natch-Reader

Tome en cuenta el formato de las otras publicaciones para editar esto, así que pido disculpas si alguien lo tenia como su edición especial.

Aviso, estas historias no tendrán un orden específico, saldrán según lo que se me venga a la mente en lo que quiera contar.
Gracias por pasearse por estos lares.

Nos leemos.


Prologo | +
Prologo


La pequeña niña de risos verdes lloraba en su cuarto observando el monitor que reproducía el mismo video por milésima vez, a sus cuatro años Izuku esperaba con ansias que su Quirk se manifestara, el sueño de todo niño en esta sociedad era llegar a convertirse en un héroe como sus ídolos, pero francamente, sin uno no podrías cumplir tus sueños en esta sociedad.

No heredar los dones de sus padres era un caso extremadamente raro en estos días, solo uno de una gran cantidad de personas poseía una raridad genética que no les permitía poseer uno, ese era el caso de Izuku.

En su habitación ella miraba un video de su ídolo, un video que ya había visto un millón de veces pero que siempre lo inspiraba a seguir su ejemplo.

“-todo está bien… ¿Por qué? ¡Porque estoy aquí!-“

-…¿Por qué solo yo? *snif* solo quería ser como All Might y salvar a la gente... quiero ser un héroe- ella bajo su cabeza y por accidente se estrello con el teclado del computador.

-¡Auch! duele- llevo sus manos a su cabeza por el dolor, abrió los ojos y se dio cuenta de que el golpe había cambiado el video de All Might a otro Random en internet, tal parece que había terminado en un programa de entrevistas.

-..y díganos Recovery Girl ¿el trabajar como héroe no dificulta las responsabilidades de su otra profesión?-

-oooh, bueno, como heroína relacionada con la medicina no es un problema, básicamente mi trabajo como heroína esta para poder usar mi Quirk sin problemas cuando la situación lo requiera-

-entonces según su opinión ¿el trabajo en la medicina es más importante que el trabajo heroico?-

-no, ambos son igual de importantes, los héroes profesionales con los que he trabajado ponen en riesgo sus vidas para salvar a los demás, los profesionales en la medicina curan las heridas y males tanto de héroes como civiles-

-es cierto el trabajo de los médicos y enfermeras ha salvado vidas de la gente antes de la llegada de la sociedad supe heroica, Recovery Girl ha sido un placer que pueda acompañarnos esta noche-

-el placer es mío-

-antes de despedirnos, una última pregunta, si tuviera que elegir entre uno de sus trabajos ¿seguiría siendo una heroína o una enfermera?-

-si tuviera que elegir?... mmmh, creo que dejaría de ser una heroína, simplemente trabajar en la enfermería de una escuela es suficiente para mí, ser un héroe no es el único camino para salvar a la gente-

Izuku había parado sus lágrimas, el dolor que sentía ceso, como si esas palabras fuera todo lo que tuviera que escuchar para saber que aun podía lograr algo, sin importar si era una Quirkless, tal vez no podría pelear contra grandes villanos ni sacar a los heridos de los escombros, pero podía ayudar a quien lo necesitara como una enfermera, ella si podía salvar a la gente.

-¡Mami!- ella corrió fuera de su habitación y salto a los brazos de su madre.

-¡Mama! ¡Seré una enfermera! No importa que no pueda tener un Quirk, curare a la gente y apoyare a los heridos- dijo mientras levantaba su puño en el aire.

Después de unos años ella cumpliría su meta, sin saber que para muchos en el futuro, ella sería una heroína a sus ojos.

Imagen


Izuku Midoriya

Edad: 21

Sexo: femenino

Profesión: enfermera

Quirk: Ninguno

Izuku es la torpe y única hija de la familia Midoriya, ella nació 6 años antes que Katsuki, a los ojos de Kacchan ella es como una hermana mayor que cuidaba de él cuando sus padres no estaban en casa, cuando creció el empezó a tener sentimientos más fuertes por ella y cada vez que se avergonzaba reaccionaba violentamente por los nervios, pero Izuku nunca se dio cuenta de eso, al terminar la preparatoria ingreso a la universidad con una beca para estudiar medicina, se graduó antes de tiempo, recibió múltiples honores y recomendaciones, gracias a eso pudo desempeñar su trabajo en múltiples lugares y actualmente realiza su profesión como la asistente personal de Recovery Girl en la academia U.A.


Capitulo 1 | +
Amigos de la infancia.


Un día común en clases los alumnos conversaban tranquilamente antes de que su profesor entrara al aula.
-¡chicos, escucharon las buenas noticias!- grito Mineta al entrar.

- ooh Mineta, ¿Qué? ¿Qué? Cuéntanos- dijo Kaminari, su único compañero en sus pervertidas aventuras.

-¡me entere que hoy llegaba una nueva enfermera a la escuela, y dicen que es una joven belleza! ¡Lo conversaban Aizawa-sensei y el director en camino hacia acá!- dijo animado.

-¿Recovery Girl tendrá una asistente-gero?- decía Tsuyu-chan sentada junto a Uraraka.

-bueno después de todo ella es un poco mayor ya, alguien que le ayude será menos trabajo para ella- dijo Uraraka.
-¿Qué piensas Bakugou? ¿No quieres ser atendido por una linda enfermera?- dijo Kirishima.

-¡no me molestes imbécil, no me interesa la mierda que digan así que cállate!- dijo mientras estaba sentado con los pies sobre la mesa.

-cállense todos..- dijo Aizawa mientras entraba, todos volvieron a sus lugares rápidamente.

-bueno como tal parece la información de la nueva encargada de enfermería les acaba de llegar sin mi autorización- dijo mirando a Mineta con sus ojos rojos –pero bueno… la noticia completa es que una nueva enfermera estará apoyando a Recovery Girl regularmente a partir de hoy, es una talentosa graduada en medicina ¿alguna pregunta?-

-¡Si sensei! ¿Cómo es ella? ¿Es linda?- dijo Mina animada.

-¿En qué universidad estudio?- pregunto Iida.

-¿Por qué quiso trabajar en una escuela?- pregunto Hagakure .

-¡¿Cuáles son sus medidas?!- dijo mineta emocionado.

-no lo sé, no la he visto, solo conozco su currículo es lo único que me entregaron, ingreso a la universidad de Tokio con una beca de estudios, se graduó en ella un año antes de lo normal por sus excelentes calificaciones además de las recomendaciones de los profesores y profesionales con los que hizo sus prácticas, a pesar de su corta edad y poco tiempo que obtuvo su licencia, ha sido altamente solicitada para trabajar en muchas partes del país, si está trabajando aquí es por el ofrecimiento que le hizo el director, sus razones las desconozco ¿algo más?- dijo sin ánimos.

-sí, ¿Cuál es su nombre?- pregunto Yaoyorozu.

-se llama…- -¡ESTOY AQUÍ!- antes de que pudiera decir algo All Might entro para hacerse cargo de la clase de hoy, por desgracia para ellos el nombre quedo como un misterio que tendrían que enterarse después.

Un par de horas después.

Las pruebas de combate de hoy fueron enfrentamientos uno vs uno entre los estudiantes de la clase, en ellos Katsuki tubo la “suerte” de pelear contra Todoroki frente a frente, como consecuencia de eso, Todoroki cometió un fallo en su ataque y se dejo llevar, el rubio termino con quemaduras por frio en sus brazos. Por consejo de All Might se dirigió a la enfermería para curar sus brazos.

“Tchhh"-maldito mitad y mitad la próxima vez te matare- dijo mientras se acercaba a la entrada de la enfermería.
Abrió la puerta sin llamar adentro y busco a alguien que lo atendiera.

-Aaah, Bienvenido- una voz que el conocía muy bien le hablo.

-¿D-De-Deku?- al mirar, encontró a su amiga de la infancia vestida con un uniforme de enfermera, de inmediato el rubor subió a su cara por la vista que tubo.

Imagen


-¡Kacchan! ¡Estoy feliz de verte!- dijo emocionada.

-¿T-tu que haces aquí?- pregunto mientras le apuntaba con un dedo.

-jeje… desde hoy trabajo aquí- dijo un poco avergonzada.

Katsuki tenía muchas preguntas que hacer pero ninguna salía de su boca por la vergüenza, no esperaba ver a la persona que cuidaba de el cuando era un niño y de la cual se enamoro con el tiempo en su academia, y menos haciendo cossplay de enfermera.
-Kacchan, ¿Por qué estas aquí, te sientes mal?- pregunto para quitar el silencio incomodo que había en la habitación.

-yo… no es nada, son estupideces, me voy de acá- intento abrir la puerta y escapar, pero sus dedos estaban pálidos y rígidos y no lograba abrir la puerta.

-Kacchan, ¿Es probable que estuviste en contacto con algo muy frio por largo tiempo?- dijo mientras tomaba sus manos.

-y-yo, no te interesa así que..-

-¡Kacchan!- dijo interrumpiéndolo y mirándolo con una mezcla de enojó y preocupación.

-…. Si- el no podía con esa mirada, nunca antes pudo ocultarle algo a ella y no creía que pudiera hacerlo.

-tenemos que calentar la zona afectada, ven siéntate- dijo mientras subía un poco el termostato y preparada compresas tibias.
Bakugou solo se limito a hacer lo que le decían y se sentó en la silla más cercana, después de un rato Izuku volvió y aplico las compresas en sus brazos.

-el daño parece ser leve, así que no tendrás problemas a largo plazo, aun así tenemos que evitar que estés en contacto con el frio nuevamente-

-duele… mis brazos comenzaron a doler un poco- dijo.

-esa es buena señal, la sangre vuelve a circular y pronto volverás a recuperar el color y la movilidad normal en tus dedos- dijo con una sonrisa.

-po-porque no me dijiste que trabajarías en U.A.?- le pregunto Katsuki.

-intente decírtelo pero últimamente ignoras mis mensajes y nunca tienes tiempo para verme- dijo un poco decepcionada.
-he estado ocupado- dijo cortante.

-eres malo Kacchan- dijo con una sonrisa triste.

Después de un rato Deku quito las compresas y aplico una crema sobre los brazos y manos de Bakugou.

-¿Qué es esto?- dijo Bakugou

-el aloe vera evitara la formación de ampollas en tu piel, el daño fue bastante leve pero prefería tomar precauciones- dijo mientras envolvía sus brazos en unas vendas.

-a decir verdad Kacchan, estoy feliz-

-¿Eso porque?- pregunto extrañado.

-me alegro que tu hayas sido el primero en venir en mi primer día, me recuerda los días cuando cuidaba de ti y tenía que curarte porque te metías en problemas, en esos días me llamabas One-chan- dijo con una sonrisa mientras vendaba sus brazos.

Bakugou sabía que tenía que evitar el frio, pero ahora mismo el estaba hirviendo de la vergüenza.

-Kacchan estas rojo, si tienes fiebre sería un gran problema- dijo mientras ponía su frente en contacto con la fe Katsuki.

-¡E-e-ee-estoy bien, maldición! ¡No hagas cosas como esas estúpida nerd!-

-¿Dónde está Recovery Girl?- hablo después de calmarse

-aah, ella salió un momento a la oficina del director, así que me dejo a cargo por ahora-

-… estamos solos eh- una idea paso por la mente de Bakugou y como no había mejor momento que este, decidió por fin actuar.

-De-Deku-

-¿si?- dijo mientras lo veía ponerse aun más rojo.

Bakugou odiaba y amaba esa cara de curiosidad que ponía ella.

-veras… yo… tu- no sabía cómo demonios se le hacía tan difícil decir tres palabras

-¿yo?-

-tu… t-tu m-me-me gus…-

-¡volvi!- dijo Recovery Girl.

Katsuki se exalto y callo de su silla, si hubiera sido cualquier otra persona juraba que lo mataría por interrumpir.

Después de las recomendaciones de Izuku sobre los cuidados que tenía que tener para que no empeorara, despidió a su amigo desde la puerta.

Katsuki no dijo nada, simplemente se limito a caminar fuera, pero antes de irse escucho como lo llamaban devuelta y giro hacia atrás.

Izumi le dio un beso en la mejilla y retrocedió un poco.

-q-q-que?-

-eso es para que te mejores- dijo con sus manos en la espalda.

-cuídate Kacchan, vuelve si tienes algún problema- agito su mano en señal de despedida y entro devuelta a la enfermería, Bakugou se quedo un segundo hay con su mano en su mejilla.

Imagen


*joder porque tiene que ser así de linda, como te odio pubertad*

Cuando Izuku volvió donde Recovery Girl esta le hablo.

-pensé que eras algo torpe niña, pero veo que eres audaz por conseguir un novio tan joven-

-K-Kacchan no es mi novio, yo cuidaba de él cuando éramos jóvenes, el es como un hermano menor para mí- dijo algo avergonzada.

Imagen


-enserio?- dijo Recovery Girl

*pobre chico, tengo pena por el* dijo al pensar en los problemas que tendría que pasar por esta despistada chica.

Cuando Katsuki volvió al aula, se sentó en su lugar y se quedo callado.

-Bakugou- Todoroki se acerco a él cuando lo vio, todos en la clase esperaban una escena donde Katsuki gritaría sin control y amenazaría al peliblanco con mucha ira.

-¿Qué quieres?- su tono era más calmado de lo usual.

-quería disculparme, ese último ataque pudo causarte daños severos por mi error, ¿No estás enojado?-

-aaah no, eso no tiene importancia ahora, no te preocupes- la clase estaba completamente atónita de que Bakugou no insultara a muerte a todoroki, quien había calmado a esa bestia y logro amansar a tal demonio.

-¡Bakugou! Viste a la nueva enfermera ¿No? ¿Es linda?- pregunto de inmediato Kaminari.

-¡Callate maldito! No hablare de ella- dijo con su humor usual devuelta.

-dañarse en clases fue una gran idea Bakugou, no se porque no pensé en lo mismo, yo igual quiero que la enfermera cuide de mi, aaah necesito una herida ahora mismo- dijo Mineta.

-si tanto quieres un golpe te lo daré yo mismo- por desgracia para el enano, el golpe lo noqueo durante todo el día y para evitar problemas fue atendido rápidamente por Recovery Girl.

Katsuki no iba a dejar que un pervertido como ese se acercara a su One-chan que tanto quería


Capitulo 2 | +
Celos


Iida se encuentra preparando para ir después del término de clase cuando fue interrumpido por Uraraka, Tsuyu y Mina.

-Iida-kun ¿tienes un momento? -

-Uraraka-kun ¿Qué sucede? - pregunto mientras miraba al trió.

-tenerse en conocer a la asistente de Recovery Girl, pero Aizawa-sensei nos advirtió que si no era necesario, no fuéramos molestar- dijo Uraraka con una sonrisa triste.

-¡Así que pensamos que el presidente de clase intercediera por nosotros no sufrirmos problemas! - dijo Mina.

-sé que es una petición egoísta ¿pero podrías acompañarnos Iida-kun? Gero-

Iida lo un poco, aunque efectivamente estarían interrumpiendo los trabajos del personal que trabaja en la escuela por motivos vánales al final acepto.

-¡permiso! - ¡al abrir la puerta!

Adentro se puede ver una Chica de Recuperación que está organizando unos papeles y una chica de pelo verde que está organizando algunos medicamentos en un armario mientras se equilibra en un banquillo.

-ooh chicos ¿Qué sucede? ¿Tienes algún problema?

-Recovery Girl, no está nada solo estamos aquí porque queríamos saber a su ayudante- Uraraka.

-ya veo, Midoriya, baja un segundo aquí hay algunos estudiantes que quieren conocerte-

-si, de inme ... ¡KYAA! - cuando quiso bajar, realizo un mal movimiento y comenzó a caer.

Antes de que pudiera caer y lastimarse, Iida se movió lo más rápido que pudo y la trampa en sus brazos cargándola como a una princesa.

-¿All Right?-

-sí, eso me asusto, muchas gracias- dijo mirándolo desde muy cerca con una sonrisa.

-n-no pr-p-problema-

Imagen


Iida se sonrojo y no pudo decir una sola palabra sin trabarse.

-esto ... podrías bajarme por favor- la situación ya estaba empezando a incomodar un poco.

Iida se disculpo y la dejo en el suelo, luego preparaon una mesa y comenzaron a conversar mientras tomaban un poco del té que Izuku había servido.

-bueno, ¿En qué puedo ayudarlos chicos? - dijo mientras se sentaba junto a las chicas.

-teniéndose de saber cómo era, así que quisimos visitar después de clases ¿No estamos siendo una molestia? -dijo dijo Uraraka.

-para nada, acabo de terminar el trabajo de inventario así que llegan en buena hora-

-¡Genial, yo primero! ¡Ashido Mina, una place! - dijo tan enérgica como siempre.

-Asui Tsuyu, pero mis amigos me llaman Tsuyu-chan- Tsuyu dio una sonrisa mientras se presentaba.

-soy Uraraka Ochako un gusto- dijo amigablemente.

- ... ..-

Todos en la mesa miraron al único hombre presente, que parecía estar congelado mirando fijamente a la peli verde.

-yuju ¿hay alguien ahí?- Dijo Mina mientras movía sus manos frente a sus ojos.

-ahh, disculpen solo estaba… yo… soy Iida Tenya, presidente de la clase 1A, gracias por recibirnos-

-un placer chicos, soy Midoriya Izuku, estaré trabajando como asistente de enfermería a partir de ahora, espero que podamos llevarnos bien- su presentación fue natural y perfecta, lo suficiente para acabar con la tensión que había entre todos.

-Midoriya-sensei ¿Por qué decidiste trabajar como enfermera en esta escuela?- pregunto Tsuyu.

-bueno… es algo vergonzoso pero cuando era mas joven yo también quería ser un héroe, así que haber recibido una oferta para entrar a U.A. fue emocionante para mi-

-Midoriya-sensei se ve muy joven para ser una graduada, casi parece de nuestra edad ¿Cuántos años tienes?- pregunto Uraraka.

-me suelen decir eso, tengo 21, estuve dentro de la Universidad por casi cuatro años, pero me gradué antes-

-sorprendente, entonces eras mas lista que los demás estudiantes ¿Cierto?-

-eso decían los maestros- contesto mientras se rascaba la cabeza.

-¡yo tengo una pregunta! Midoriya-san ¿Tienes novio?- como se cabía esperar de Mina, una pregunta personal y vergonzosa para prender un poquito la atmosfera.

-pffff…. ¡Ashido-kun, no debés invadir la vida privada de las demás personas!- le recriminó Iida mientras paso a escupir el te por accidente, como delegado tenia que detener cualquier acto no correspondiente, pero algo dentro de el también quería conocer la respuesta aunque fuera indebido.

-calma Iida-kun, no es gran cosa, no estoy saliendo con nadie y no creo tener interés de una relación actualmente- contesto algo incomoda.

-eeeh? A pesar de que es tan linda- dijo Mina.

-jeje gracias… además ¿Podrian no llamarme "sensei" por favor? No estoy acostumbrada a los honoríficos como esos-

-bueno entonces ¿Cómo deberíamos llamarla?- pregunto Uraraka.

-¿Puedo llamarte Izuku-chan?- pregunto Mina.

-si Recovery Girl lo permite, esta bien para mi-

-no tengo ningún problema si tu lo quieres- dijo mientras tomaba su te tranquila.

Las cuatro chicas seguían teniendo una conversación alegre mientras tomaban el te y reían, Iida se sentía un poco fuera de lugar ya que en ningún momento pudo participar activamente de la plática.

-eeh ¿Trabajo en cuatro hospitales distintos antes de entrar acá?-

-si mal no recuerdo, tres de ellos fueron por mis practicas y el ultimo como enfermera regular después de graduarme, aunque no fue mucho tiempo antes de empezar a trabajar aquí-

-increíble, usted tiene una dedicación increíble Midoriya-sensei- dijo Iida cuando por fin salió de su mudismo.

-no es tan impresionante, Iida-kun tengo una pregunta, ¿es mi imaginación o tienes parentesco con el "Turbo Hero" Ingenium?- pregunto la peli verde.

-es muy lista sensei, en efecto el es mi hermano mayor-

-lo sabia, yo era su fan hace mucho tiempo, tu don se parece mucho al de el, es un héroe increíble, debe estar orgulloso de tener un hermano menor tan talentoso-

-eeh?.. no, es cierto que es un héroe increíble y mi modelo a seguir, pero a mi aun me falta mucho por aprender-

-yo creo que tu en verdad tienes mucho potencial, como me ayudaste hace rato, pienso que podrías ser un héroe prometedor en el futuro, yo estaré apoyándote-

Iida no pudo resistir poner una sonrisa mientras la sangre subía hasta sus mejillas, estaba cautivado por las palabras de su enfermera tanto que su corazón bombeaba mas rápido de lo que su motor podía alcanzar.

Imagen


-¡Muchas gracias!-

*genial, otro mas que cae flechado, esta chica es buena conquistando a los hombres sin darse cuenta* pensó Recovery Girl

Después de que el grupo se despidiera, cada uno se dirigió devuelta a su hogar.

-regrese- dijo Tenya mientras se quitaba sus zapatos en la entrada.

-Bienvenido- dijo su hermano acercándose a el.

-Nii-san, estas en casa temprano-

-hoy tuve poco trabajo de patrullaje que hacer, y el papeleo tampoco me llevo mucho tiempo ¿Cómo estas? ¿Ocurrió algo interesante en la escuela hoy?-

-a si estu….- estuvo a punto de responder cuando recordó.

"yo era su fan hace mucho tiempo"

"es un héroe increíble"

-¿Mmmh? ¿Tenya?- dijo al ver el repentino congelamiento de su hermano.

-…. No paso nada, buenas noches- dijo fríamente, de inmediato paso a su lado y fue directo a su cuarto.

-¿Ehh, esta enojado? ¿Hice algo malo?- Tensei estaba confundido del raro comportamiento de su hermano menor, Tenya nunca había estado celoso de su hermano, pero parece que una pecosa joven de cabello verde era el motivo que necesitaba para estarlo.


Capitulo 3 | +
Solo Shota


El día de hoy los profesores de la academia habían salido ya de sus labores, y aprovechando el día de paga, Nemuri, Kayama, Toshinori y Aizawa se dirigieron a pasar un momento por unos tragos.

-hace tiempo que no me relajaba he iba por una copa, bendito sea el salario de un Héroe-

-cada mes es lo mismo, deberías dejar de gastar tu presupuesto en alcohol cada vez que puedes- dijo Aizawa.

-no seas tan serio, así nunca sentaras cabeza Eraser- le contesto Midnight

-no creí que usted aceptara venir All Might- dijo Kayama alias Present Mic.

-bueno, siempre es un placer compartir con compañeros de trabajo Kayama-kun- dijo All Might en su forma esbelta mientras caminaban en las calles en dirección a un restaurante nocturno al que iban regularmente.

Cuando llegaron al local se sentaron en una de las mesas desocupadas y pidieron un par de tragos y comestibles.

-"fuaaa" esta es una buena cerveza fría- dijo Nemuri al tomar el contenido de su vaso.

-Jaja… Nemuri-kun realmente es una persona peculiar eh- dijo All Might.

-siempre a sido así, actúa descuidadamente sin preocuparse por su entorno- dijo Aizawa.

-siempre es bueno disfrutar del descanso del trabajo, ¡Yeah!- dijo mientras tomaba un vaso de jugo en vez de alcohol.

-Kayama eres aburrido, no tiene gracia si lo único que tomas es jugo- dijo Nemuri.

-necesito que mi voz este lista para el próximo show, el alcohol daña mi garganta mujer-

Ellos siguieron conversando durante un rato mas, los chistes iban y venían de parte del par mas animado, mientras los otros dos participaban de la conversación para asegurarse que no hicieran alguna locura.

-oi Aizawa, ¿Tus estudiantes no han estado yendo a enfermería mas seguido de lo usual?-

-no lo se, Bakugou e Iida se han estado emocionando mas de lo usual y las chicas han estado yendo por iniciativa propia-

-no tendrá eso algo que ver con respecto a la belleza que se instalo hay hace un mes?-

-jejeje, los apuestos chicos de preparatoria atraídos por una linda chica de enfermería, Ahh la juventud- dijo Midnight excitada.

-no me interesa la razón- dijo tomando otro sorbo de su vaso.

-bueno… podemos preguntarle directamente- dijo Kayama dando una sonrisa.

Antes de que Aizawa pudiera preguntar el significado de esas palabras, el sonido de la entrada atrajo su atención, un gran mechón de cabello verde entro por la puerta buscando a alguien.

Imagen


-por aquí Nurse-san- dijo Mic.

-ahh, lo lamento, tuve que arreglar unas cosas de ultimo minuto y me atrase un poco ¿Llego muy tarde?-

-para nada, la fiesta recién empieza- dijo Nemuri.

Izuku llego a su mesa y se sentó junto a All Might.

-no nos conocemos, Toshinori Yagi, un placer-

-Izuku Midoriya, el placer es mío- dijo contestando al saludo sin sospechar de la identidad de este.

-no sabia que la chica vendría también-

-jijiji, la invite yo misma- dijo Midnight.

-¿Y eso?-

-no soportaba que solo los estudiantes tuvieran la atención de esta linda enfermera, quería hablar con ella yo también-

Después de que ella llegara la pequeña junta se animo un poco mas, Aizawa se encontraba con su usual cara que no expresaba muchas emociones, pero sus ojos estaban fijos en otros mas verdes.

Midoriya reía mientras conversaba con Nemuri animada, ambas estaban pasando un momento agradable mientras bebían un poco, obvio la mayor bebía mucho mas, mientras su compañera intentaba no llevar mucho su vaso a su boca.

-Eraser, llevas un rato mirando a nuestra pequeña invitada, acaso su look logro cautivarte my friend?- dijo Mic asegurándose de que solo ellos dos escucharan.

-no digas incoherencias, no es lo que te imaginas-

-me vas a negar que no te atrae Nurse-san?-

-es casi una niña, es imposible que la vea con otros ojos-

-tiene 21, es mayor de edad-

-aun así es muy joven, es solo una niña para mi-

-Oigan Oigan, ustedes dos, ¿Qué hablan tan secretamente a escondidas?, Kayama, bebe algo es aburrido si no tomar por lo menos una- dijo intentando que tomara un vaso de alcohol.

-imposible, tengo que cuidar mi voz y no soporto el sabor del alcohol, aleja eso de mi-

Imagen


-Midoriya-kun, ¿Cómo ha estado tu trabajo con Recovery Girl?- le pregunto All Might.

-ella ha sido amable conmigo, y los estudiantes también me han recibido bien, he disfrutado trabajar en la escuela estos días- contesto animada.

-oooh verdad, Midoriya-chan dime ¿Cuál es tu favorito?- pregunto Nemuri.

-¿Mi favorito?- Pregunto confundida.

-de todos los estudiantes que has seducido, ¿Cuál es con quien mejor te llevas?- la pregunta de Midnight estaba cargada con cierto aire lujurioso.

-Y-yo.. se e-equivoca, no he seducido a ninguno de los estudiantes o algo parecido-

-vamos dime, de chica a chica ¿Cuál de ellos es mas delicioso? ¿O acaso te van las chicas? En ese caso yo no tengo prob..-

-¡Midnight! ¡Deja de acosarla con tus preguntas!- dijo Aizawa, Izuku agradeció por dentro la intervención del maestro, su cara ya estaba en un rojo brillante y Nemuri estaba empezando a asustarla.

-mmhh, que aburrido eres- dijo en un puchero.

Una hora después

Despues de que Midnight terminara bebiendo mas de la cuenta y obligara a Mic a beber con ella, All Might llamo a un taxi y se encargo de ellos, aunque Izuku había llegado tarde, bebió tanto o mas que ella, pero por alguna razón no parecía mareada o ebria.

-acompañare a Kayama-kun y Nemuri-kun hasta sus casas ¿Ustedes dos estarán bien?- pregunto Toshinori.

Ambos asintieron y entonces All Might subió al taxi dejándolos solos.

-¿Vas a tu casa Midoriya?- le pregunto Eraser.

-si, ya es algo tarde y mi madre podría estar preocupada- contesto.

-ya veo…. Entonces, nos vemos-

-tenga buena noche Aizawa-sensei-

Izuku se inclino y dio media vuelta para retirarse, Aizawa la vio marcharse, una molestia apareció en su mente, tan molesto que le causaba un nudo en la garganta, aun si la razón de este malestar fuera el alcohol o algo mas, el ya sabia cono arreglar esto.

Deku sintió como una mano tomaba la suya desde atrás para detener su camino.

-Midoriya-

-ehh? Aizawa-sensei-

-¿te molesta si te acompaño? Es mas seguro así-

-¿Esta seguro? No quiero ser una molestia para usted sensei-

Después de que le negara eso ambos caminaron en dirección a la casa de la peliverde, no sin antes EraserHead pasara un poco de vergüenza cuando le pidieron que soltara su mano.

-Midoriya ¿Vives con tus padres?-

-si, mi papa esta en el extranjero por el trabajo así que solo somos mama y yo en casa ¿Y usted Aizawa-sensei?-

-¿Yo?-

-¿Vive con alguien?-

-… no, solo con un par de gatos- contesto algo avergonzado.

-aah sensei le gustan los gatos, que lindo, a mi también me gustan- Izuku le dio una sonrisa mientras Aizawa se sonrojaba.

Siguieron conversando un tiempo, la primera impresión de Aizawa era de una chica algo torpe y tímida, no la veía muy diferente a las estudiantes de la academia, pero mientras mas tiempo veia su sonrisa y sus ojos, mas encantadora y deslumbrante le parecia de las demas chicas.

-Midoriya bebiste mucho esta noche, ¿no te sientes un poco mareada?-

-bueno... tengo una resistencia al alcohol un poco alta, así que no tengo problemas para beber, aun así Nemuri-sensei me asusto un poco, muchas gracias por ayudarme sensei-

-no hay de que, Midnight estaba siendo muy entrometida así que detenerla no era ningún problema, aun así tu cara avergonzada era graciosa- dijo con una sonrisa, algo bastante extraño en el, no recordaba la ultima vez que reía por voluntad propia y no por medio del Quirk de Fukukado (Ms. Joke)

Imagen


-que malo Sensei- dijo mientras reía de igual forma, cualquier persona que pasara junto a ellos pensaría que son una pareja que paseaba juntos en la noche.

-Aizawa-sensei, usted estuvo presente el día del ataque a U.S.J. ¿Cierto?- pregunto quitando un poco el cómodo ambiente que tenían.

-… si, ese dia estuve ahí-

-yo… tengo un amigo muy importante para mi en su clase y los alumnos que he conocido estos días se han vuelto muy especiales, se que para usted solo estaba cumpliendo con su trabajo, pero realmente le agradezco mucho haberlos salvado aun cuando termino herido y me alegra que se haya recuperado… gracias- al decir esto se detuvo un momento y le dijo mientras lo miraba a sus ojos.

Las luces nocturnas de la calles adornaban el entorno como diademas doradas, un par de esmeraldas lo miraban con un sentimiento puro de agradecimiento y el se sentía atraído por esos ojos, en su mente no encontraba paisaje, persona o joya que sea mas hermoso que la joven frente a el, nunca quiso galardones ni recompensas por su trabajo, pero si su premio era la sonrisa de una jovencita el se daba por pagado, si continuaba así se volvería adicto a tal expresión.

-es un placer-

Después de unos minutos llegaron a los departamentos de Izuku y su placentero paseo había terminado.

-gracias por acompañarme, realmente disfrute la noche-

-yo también, espero que puedas acompañarnos otra vez en el futuro-

-¡Si, definitivamente! Nos vemos Aiza…-

-Shota-

-¿Eeh?-

-no es necesario que seas tan formal todo el tiempo, estaremos trabajando juntos en el futuro, cuento contigo, Izuku-

-S-si, demos lo mejor Shota-san-

Después de eso se despidieron el uno del otro y Aizawa volvió a casa.

Días después

EraserHead estaba dando clases normales, su usual actitud no se vio afectado mientras daba las lecciones a la Clase A, bueno… al menos el no noto cambio alguno, cuando el timbre de receso sonó el se fue del aula.

-oigan, es mi idea o últimamente Aizawa-sensei se ve mas animado que de costumbre- pregunto Mina

-¿En serio? Yo lo veo igual que siempre- dijo Kaminari.

-¡Por supuesto! Es leve pero si te fijas se nota que su tono es mas amable y hasta pareciera que estuviera menos desarreglado-

-debió de pasarle algo bueno recientemente ¿No creen? Quizás haya tenido una cita- dijo Hagakure.

-¿Una cita? Si fuera así ¿Por quién creen que sea la persona por la que anda "tan feliz"?- preguntó Uraraka.

-mmh.. no se ocurre nadie en especial-gero-

-si me preguntan a mi, el único que se me viene a la mente es Present Mic- dijo Mineta completamente seguro de si, hasta que Tsuyu lo golpeo con su lengua.

En el pasillo Aizawa caminaba en dirección a la sala de profesores cuando unos ojos verdes que el reconocido de inmediato aparecieron frente a el.

-ah, Shota-san, buenos días-

-Buenos días, ¿Vas en dirección a la enfermería Izuku?- inmediatamente se formó una sonrisa en su rostro sin darse cuenta.

-si, llevo un par de cosas para Recovery Girl- dijo mostrando la caja con vendas y botellas plásticas.

-¿Necesitas ayuda?- le pregunto.

Aizawa tomo las cosas y caminaron juntos hasta la enfermería, sin saber que otras dos personas los veían escondidos desde una esquina.

-eso fue una…-

-¡Smile!-

Dijeron Nemuri y Kayama al ver a su compañero.

Cuando Aizawa e Izuku llegaron a la enfermería Recovery Girl los miro un poco sorprendida, Aizawa dejo las cosas y después de despedirse empezó a retirarse, hasta que la heroína juvenil del lugar lo detuvo un segundo.

-no me digas que tu también, eso si es una sorpresa gigante-

-¿Mmh? ¿De que hablas?-

Recovery Girl solo le dijo que era algo sin importancia y Eraser confundido se fue.

*si esto sigue así tendré que escribir una lista de las personas que esta chica ha conquistado, o sino perderé la cuenta en el futuro*


Capitulo 4 | +
A la luz azul de las velas


Izuku se encontraba trabajando normalmente en la enfermería de la escuela, Recovery Girl y ella organizaban el papeleo que hacían normalmente al final del dia.

-¡permiso!- la puerta se abrió y entraron Mina, Hagakure, Uraraka y Tsuyu, ellas habían estado visitando frecuentemente ese lugar para conversar con la peli verde.

-oh chicas, que bueno es verlas de vuelta- dijo Izuku.

-¡IZUKU-CHAN!- dijo Mina mientras corría a abrazarla

-Mina-chan eres demasiado cariñosa con Midoriya-san, ella podría molestarse-gero- dijo Tsuyu.

-pero… no la hemos visto estos días por nuestras clases adicionales y quería venir a hablar con ella-

-lamentamos eso Midoriya-sensei- dijo Uraraka.

-no importa, se que Mina-san es un poco impulsiva, ya me he acostumbrado-

Después de quitarle a Mina de encima a Izuku, ella sirvió el té como de costumbre y comenzaron a hablar.

-chhhii, Aizawa-sensei nos ha tenido estudiando bastante últimamente, no he podido relajarme ni salir de los dormitorios- dijo Mina mientras tenía su cabeza apoyada en la mesa.

-estamos cerca de las vacaciones de verano así que estamos en la parte donde nos saturan con el estudio- dijo Uraraka.

-Izuku-chan, por favor haz que Aizawa-sensei no nos exija tanto- dijo Mina mientras volvía a apegarse a Deku junto a ella.

-lo siento, pero no puedo hacer eso, no tengo poder sobre los asuntos académicos de la escuela, depende de sus esfuerzos chicas-

-mmhh, ¡No quiero, odio el estudio, simplemente quiero salir y divertirme! ¡Quiero una cita con algún chico lindo!- dijo en una rabieta infantil.

-je… los panoramas de Mina-chan siempre son muy extravagantes- dijo Uraraka.

-estos chicos cada vez más precoces ¿están interesadas en alguien de su clase?- pregunto Recovery Girl.

-no creo que haya nadie… al menos para mí- contesto Ochako.

-bueno… nuestra clase no es exactamente el mejor lugar para buscar pareja, no es que quiera decir que hay malos chicos o algo así… pero las opciones son algo escasos- dijo Mina.

-Todokoki-kun es lindo pero es algo reservado, Bakugou-kun podría estar bien, pero su actitud lo descalifica totalmente- dijo Toru.

-¿qué me dices de de Hojiro-kun Toru-chan? Por lo que he visto ustedes dos han estado muy cercanos últimamente- dijo Mina.

-Awawawawa ¡Mina-chan prometiste no hablar de eso!- dijo mientras movía sus manos para callar a su rosada amiga.

-jeje lo siento, a todo esto ¿Izuku-chan que hay de usted?-

-¿yo?- pregunto confundida.

-¿No tiene alguna historia romántica de sus días como estudiante?-

-bueno… nunca fui muy popular en la primaria ni en la secundaria, así que lamento decir que no tengo nada interesante que contar en realidad-

-¿y en la universidad Midoriya-san? gero-

*en la universidad….* cuando Izuku busco en sus recuerdos algo le llego a la cabeza que provoco que su cara se pusiera mas roja de lo normal, cosa de lo que se percataron todas las chicas en la habitación.

Imagen


-así que si ay algo ¿eh chica?- dijo Recovery Girl.

-n-no es algo de importancia no creo que les interese- dijo intentando quitar la atención sobre ella.

-¡Queremos escucharlo! ¡Definitivamente queremos!- dijo Toru.

Izuku intento convencerlas de lo contrario pero la insistencia de las dos más emocionadas y la curiosidad del resto la obligo a contar la historia contra su voluntad.

¡Advertencia!

El cap es visto desde la perspectiva de Dabi, pero las chicas solo escuchan la anécdota desde el punto de vista de Deku, ¿porque lo hice así? Porque cuando lo había terminado vino a mi mente que faltaba la participación de la clase 1A y entonces el inicio fue escrito al final.


2 años antes del ingreso a U.A.

En un desconocido callejón de Tokio, un hombre de aspecto peculiar descansaba su cuerpo sobre un charco de agua del cual no se molestaba en levantarse por los golpes que su cuerpo tenia, podían verse múltiples moretones en su torso, brazos y cara, sangre salía de una cortada en su abdomen y una de sus manos tenia clavado una pequeña navaja que aunque le provocaba gran dolor, no podía sacar por falta de fuerzas.

"tchh" -odio cuando los delincuentes pelean sucio y sacan armas, me obligan a quemarlos antes de tiempo- la respiración de Dabi era estable pero cualquier movimiento que intentaba hacer le dolía enormemente.

Su vida no era igual de común que las demás personas, intentaba pasar desapercibido de la vista de la sociedad y buscaba pleitos con personas peligrosas para volverse más peligroso, el resultado de esto no siempre era favorable para él y terminaba regresando a su escondite herido, pero esta vez ni siquiera pudo lograr volver para tratarse sus heridas cuando cayó al suelo.

Mientras su cabeza se apoyaba en la pared más cercana, miro la herida en su mano, la sangre salía desde el filo que atravesaba toda su mano y esta se mezclaba lentamente con el agua en la que estaba recostando.

-maldición, si no me levanto de aquí seré el almuerzo de las ratas del lugar- intento moverse apoyado en la pared pero solo dio unos cortos pasos antes de caer junto a un contenedor de basura que termino en el suelo ruidosamente junto a él.

Su vista estaba puesta en la calle que daba el final callejón, el sol empezaba a ocultarse y las luces de las calles se encendían, el anaranjado era reemplazado por el negro de la noche y el gris de las nubes que pronosticaban que pronto la lluvia caería sobre él.

-bueno, supongo que yo me lo busque, me resignare a morir- dijo mientras su conciencia se desvanecía, pero antes de caer inconsciente las luces anaranjadas del sol se reemplazaron por unos verdes que atravesaron el sucio pasillo y llego donde el estaba.

El no podía escuchar ni ver decentemente en ese estado, pero pudo entender que le decían que todo estaría bien ahora, Dabi cerró los ojos y en una acción que pudo provocarse por estar moribundo, confió su seguridad a la persona desconocida que fue en su ayuda.

Lo último que quedo en su mente antes de perder todo conocimiento fue la dulce fragancia que adorno ese podrido lugar.

Cuando volvió en si no sentía el ardiente dolor en su cuerpo ni el húmedo tacto del piso mojado, sino calidez y comodidad que lo envolvían junto al aroma que alcanzo a captar, abrió los ojos lentamente y vio que no estaba ya en las calles, ahora a su alrededor había una habitación pequeña y acogedora, se sentó sobre la cama en la que estaba y vio la condición de su cuerpo, sus heridas estaban vendadas y su mano ya no estaba atravesada por la navaja, cerca de la cama había una bandeja llena de gasas manchadas con sangre y el arma que atravesó su cuerpo.

Antes de que pudiera decir algo, sintió como una puerta se abría y desde el pasillo del departamento, apareció una chica de cabello verde alborotado, su cara estaba cubierta de algunas pecas que le daban un aspecto infantil, parecía alguien que no pasaba de los 20 años y traía consigo un bolso que cuidaba fervientemente.

-ahh, estas despierto, me alegro- una sonrisa se dibujo en su rostro y se acerco al lecho donde estaba su invitado.

Actualidad

-así que lo llevo a su casa, pero ¿no habría sido mejor haber buscado ayuda o llamar a una ambulancia?- pregunto Uraraka.

-bueno, el departamento donde estaba quedándome no estaba lejos, así que pensé que era más rápido hacer eso-

De vuelta a la historia

-¿Qué hago aquí?-

-estabas inconsciente en un callejón y te encontré, tenias varias heridas en tu cuerpo y te traje para cuidar de ti, ¿Hay algún lugar que aun te duela?- pregunto mientras dejaba su bolso en la mesa y sacaba una caja y una jeringa envuelta.

-… no todo está bien- dijo mientras se ponía de pie y se dirigía hacia ella mientras esta le daba la espalda.

Izuku saco un frasco de la caja y lleno la jeringa con su contenido, cuando se dirigió en dirección a Dabi este tomo la mano que sujetaba la aguja y puso su otra mano en su cuello.

-¿Qué es esto?- dijo refiriéndose al contenido de la jeringa, aunque Dabi aun no recuperaba todas sus fuerzas, era lo suficientemente capaz de poner a esa chica contra las cuerdas.

-s-suéltame por favor.. d-duele-

-lo hare cuando me contestes-

-…. E-es una vacuna para evitar que tengas una infección por tétanos, la navaja que saqué e-estaba algo oxidada- dijo mientras el agarre en su cuello aumentaba gradualmente.

-no pienses mal, agradezco tu ayuda pero no confió en ti, eso no es algo que una persona normal pueda pedir en una farmacia- los ojos de Dabi apuntaron afilados a los de ella.

-….lo tome d-de la Universidad donde estudió-

Actualidad

-¿Sabes que algo así pudo costarte una expulsión en el peor de los casos?- dijo Recovery Girl enojada.

-lo sabía, pero no podía dejar las cosas así como así- dijo apenada.

-rayos… la próxima solo llama a una ambulancia ¿De acuerdo?-

De vuelta a la historia

La respuesta era inesperada para él, la situación no era común, nadie en su sano juicio hubiera tomado a un desconocido en un callejón, lo hubiera cuidado y robaría algo que pudiera meterlo en problemas.

-… ¿Porqué?-

-…p-porque lo necesitabas- a pesar del miedo que sentía, Izuku lo miro directamente a los ojos y le contesto con determinación.

Dabi se quedo mirando un segundo la cara de la chica buscando algo que lo hiciera desconfiar, pero los sutiles y hermosos rasgos no mostraban algo que le hiciera dudar de lo que decía era verdad.

Soltó su cuello y dio unos pasos atrás para que ella pudiera toser un poco.

-lo lamento-

-… no, supongo que no tenias motivos para no sospechar, no te preocupes- dijo mientras volvía a colocar una pequeña sonrisa.

Izuku le pidió que se sentara en la cama y le inyecto la vacuna en su brazo.

-esto… creo que aun no nos presentamos, mi nombre es Izuku Midoriya-

-… soy Dabi- dijo secamente.

Actualidad

-¿!Cuál era su nombre!?- preguntaron Hagakure y Ashido.

-lo siento pero eso es algo que no diré- negó Deku.

-vamos… necesitamos una forma de referirnos a él- dijo Mina.

*y necesito el nombre para anotarlo* pensó Recovery Girl.

-mmmh… llamémoslo Ao-san-

De vuelta a la historia

-Dabi-san ¿Por qué estabas tirado en la calle en esas condiciones?-

-no tiene importancia, más bien ¿Midoriya vives sola en este lugar?-

-es el departamento que alquiló para ir a la Universidad mi casa está en otro lugar así que por ahora vivo aquí-

-universidad eh, ¿acaso eres una clase de doctora?-

-jeje algo así, estudio enfermería para ser más exactos-

Cuando ella termino de colocar la inyección Dabi quiso prepararse para irse, pero fue detenido por Izuku que insistió en que el debía guardar reposo y no moverse del lugar.

-si fuera posible, preferiría que te quedaras aquí un tiempo hasta que tu cuerpo se sienta mejor-

-ehhh?-

Dabi no sabía que responder, sinceramente él pensaba que esa chica era idiota por querer que un desconocido que hace poco la amenazó estuviera en su casa, y el tampoco quería relacionarse con alguien que creía que sería una molestia.

El definitivamente rechazaría la oferte y se iría del lugar rápidamente.

Una semana después


Después de un fallido rechazo a la propuesta de la ojiverde, el quedo a cargo de los cuidados de la universitaria, esos días habían sido los más pacíficos que tuvo en mucho tiempo, disfruto las conversaciones que poco a poco se volvieron más fluidas entre el par, su actitud cortante y fría, se volvió amable y serena, y su mayor gozo era molestar a la chica con insinuaciones que la ponían nerviosa.

Imagen


-Dabi-san, es hora de hacer un cambio de vendas-

-ahh, adelante-

Ella empezó a desenvolver las vendas de su torso y las remplazaba por unas nuevas.

Mientras ella vendaba su torso no pudo evitar tocar una de las zonas donde su piel estaba aparentemente quemada y unida con perforaciones, ella pudo darse cuenta que la textura de su piel era diferente a la zonas normales y que esa apariencia se debía a quemaduras causadas en el pasado, Dabi solo la miro mientras esta paseaba sus dedos en su cuerpo.

-¿Acaso se divierte señorita enfermera?- dijo en una broma para encender un poco el ambiente.

-l-l-lo siento, no era mi intención, si te dolió en algún momento me disculpó- dijo mientras retiraba su mano y su cara se pintaba de rojo.

-tranquila, mi cuerpo dejo de doler hace mucho tiempo, gracias a ti-

Deku no sabía cómo responder a eso, así que continuó haciendo su trabajo en silencio.

-además, el toque de una linda chica siempre se es bien recibido-

-q-qu..-

-oye tu cara se puso roja, que no una persona como tu debería actuar como profesional?-

-¡tú me molestas demasiado!-

Cuando terminó le recomendó a Dabi que descansará un poco.

-Midoriya, ¿Estas teniendo problemas afuera?- antes de siquiera recostarse le hablo a Deku que preparaba el té en la mesa.

-¿Ehh? ¿Porque lo piensas?- ella se agito un poco y las tazas estuvieron a punto de caerse.

Dabi se acerco a ella y movió un mechón de cabello que ocultaba una marca de un golpe en su mejilla.

-¿Qué paso aquí?- las llamas de Dabi no se mostraron, pero las intenciones asesinas que lanzaba era suficiente para mostrar sus intenciones.

-no es nada, solo un accid…-

-no me mientas Midoriya- el corto de inmediato el intento de engaño que estaba tratando de hacer.

Izuku se asustó un poco pero se calmo de inmediato, apartó la mirada y hablo.

-… solo son unas chicas… no les gusta que alguien como yo comparta clases con ellas-

-¿Alguien como tú? ¿Qué no eres la mejor de tu generación? ¿Quién se demonios se creen para atreverse a atacarte?- su voz empezaba a subir y casi comenzaba a gritar.

-Dabi-san cálmate-

Cuando Dabi estaba a punto de preguntar de quien se trataba, un rayo ilumino las ventanas de la habitación, al irse también se llevó todas las luces del complejo de departamento.

-un apagón- dijo Dabi.

-que susto, ese rayo en verdad me sorprendió- dijo mientras iluminaba el lugar con la linterna de su celular.

-creo que tengo un paquete de velas guardado-

-ten cuidado, puedes terminar sufriendo un accidente de verdad si te descuidas-

Cuando Izuku puso las velas en toda la habitación, intento prenderlas con un encendedor, pero este no cooperaba con ella y por más que lo presionaba no encendía.

Dabi la miro haciendo inútiles y graciosos esfuerzos por iluminar la habitación, una idea paso por su mente y coloco una de sus manos sobre la vela.

Cuando Izuku se continuaba intentando encender una vela en sus manos, desde atrás suyo la habitación empezó a iluminarse con una intensa luz azul.

Al darse vuelta todo el departamento estaba adornado con velas que tenían una pequeña llama azul, Dabi estaba parado en medio y con su mano encendió la ultima vela en manos de Deku.

Imagen


Actualidad

-ahora entiendo porque Ao, gero- dijo Tsuyu

-debió ser una escena muy romántica- dijo Uraraka.

-es cierto, estando los dos solos a la luz de las velas debió ser muy romántico- dijo Toru.

De vuelta a la historia

-qué hermoso-

Ambos se sentaron en la mesa que había y disfrutaron el ambiente que había alrededor suyo, Izuku miraba las llamas que parecían danzar con cada mínima fluctuación de viento, la oscuridad hacia ver las paredes como inexistentes horizontes que eran adornados por estrellas llameantes, y en medio de aquel pequeño espacio de luz en la infinita negrura, ambos chicos solo podían quedarse sonriendo el uno al otro.

-Midoriya… ya es tiempo de que yo me tenga que ir- dijo Dabi, Izuku llevo sus ojos de las velas hacia él.

-¿Estás seguro? Es cierto que tus heridas están mejor pero aún puedes quedarte un poco más si quieres-

-no, ya has hecho suficiente, si no me voy ahora creo que no querré irme después, pero antes de que yo me vaya prométeme una cosa-

-¿Qué?-

Dabi toco su mejilla y con la colorada cara de Izuku frente a el dijo.

-abandona tus estudios-

-… ¿Ehh?-

Actualidad

-¿eehhh?- las cuatro estudiantes al unisonó.

De vuelta a la historia

-si te siguen intimidando como hasta ahora, nada bueno saldrá de eso, puedes buscar otro lugar donde estudiar o otra cosa que quieras hacer, solo ve a otro lugar donde puedas estar tranquila-

Izuku escucho su petición cuidadosamente, en este corto periodo de tiempo había llegado a conocer bien a Dabi, y nunca lo había visto actuar tan seriamente, ella entendía su preocupación pero no era algo que aceptara fácilmente.

-no- dijo sin vacilar.

-…. ¿Por qué?-

-hace mucho renuncie a un sueño, me di por vencida porque no había otra opción y termine dándole la razón a todos aquellos que me dijeron que nunca podría lograrlo… pero ahora, no me rendiré, aun si me atacan y molestan no renunciare a poder ayudar a la gente que puedo salvar, no escapare esta vez-

Sus palabras eran fuertes y valientes, el pelinegro no podía decir nada para convencerla de lo contrario, ya conocía lo testaruda que podía llegar a ser cuando algo se le metía en la cabeza.

-no puedo hacerte cambiar de opinión eh?-

-no, no puedes- dijo con una sonrisa.

-ya que, te apoyare si decides tomar este camino, solo no dejes que te vuelvan a hostigar-

-lo prometo-

A la mañana siguiente, Izuku estaba despidiendo a Dabi en la puerta del departamento.

Actualidad

-¿ehhh? ¿Terminara así sin nada mas?- pregunto Mina.

-bueno… veras…- la cara de Izuku empezó a ponerse roja por lo que diría a continuación.

De vuelta a la historia

-no te metas en problemas nuevamente-

-no puedo prometer eso, pero si los tengo vendré a verte-

-dios, solo espero no encontrarte inconsciente en un callejón otra vez-

Dabi estaba a punto de irse cuando a su mente le llego una idea, una loca y tentativa idea.

-aah cierto, nunca te agradecí todo lo que hiciste por mi estos días- dijo mientras volvía

-eh? No es necesa…- sus palabras fueron cortadas cuando Dabi puso sus labios sobre los suyos.

Actualidad

-¡Kyaaaaaah!-

Toru y Mina gritaron de la emoción mientras Uraraka estaba roja y encogiéndose en su silla, Tsuyu tenía un sonrojo apenas visible en su rostro pero no dejo que las demás lo notaran.

Mientras Izuku cubría su rostro con sus manos por la vergüenza.

-sabía que esto tenía que terminar de buena forma, no me traicionaste Izuku-chan- dijo Mina dándole un pulgar arriba.

-f-fue él quien me b-beso, yo no h-hice nada de eso-

De vuelta a la historia

Por la sorpresa Izuku intento retroceder, pero la puerta de su departamento la dejo acorralada entre la pared y el chico frente suyo, los colores se subían a su cabeza y su mente se nublaba mientras la lengua de Dabi invadía su boca.

Después de unos minutos de un placer sofocante que Dabi disfruto y Midoriya no logro distinguir por la vergüenza, ambos se separaron para tomar un respiro.

-sabía mejor de lo que esperaba, bueno ya que mi regalo fue entregado me voy-

Midoriya solo le asintió mientras tapaba la mitad de su rostro con sus brazos.

-ahora sí, nos vemos Midoriya-

Actualidad

-¿lo volvió a ver? Gero- pregunto Tsuyu.

-no, después de eso nunca mas volví a saber de él-

-que lastima, ¿y qué paso con su problema en la universidad?- pregunto Uraraka.

- intentaron seguir maltratándome pero como le prometí a Ao-san me defendí-

-¿entonces la dejaron tranquila al fin?- pregunto Toru

-bueno, la chica que me odiaba tuvo que retirarse de sus estudios por unos acontecimientos extraños-

-¿Acontecimientos extraños?- dijo Uraraka.

-tal parece que encontraron las cosas de su casillero quemadas más de una vez y en una ocasión su auto termino con todas sus llantas derretidas- dijo con confusión, tal parece que ella ignoraba la conexión que había entre eso y el chico.

Las demás la quedaron mirando confundidas de que no se hubiera dado cuenta de quién era el causante de esas cosas.

*esta chica sí que es despistada* pensó Recovery Girl mientras suspiraba.


Capitulo 5 | +
Corazón de Doncella


Un día normal de clases, Yaoyorozu Momo caminaba por los pasillos de la escuela mientras suspiraba cansada, las vacaciones de verano se acercaban y con ello los exámenes finales, el estudio la mantenía despierta hasta tarde y su papel como vice-presidenta de aula no le dejaba mucho tiempo libre.

Ella llevo su mano a su frente mientras sentía una aguda jaqueca, pero como estudiante destacada no podía permitirse que algo como eso le impida continuar con sus estudios.

Si pudiera elegir estar en cualquier otro lugar, ella estaría descansando en su habitación tomando una deliciosa taza de té y leyéndolas novelas que tanto le gustan.

Momo abrió la puerta de su aula y se dirigió a su asiento, su tez estaba algo pálida, cosa que alarmo a su amiga más cercana.

-Yaoyorozu, no luces bien ¿Te pasa algo malo?- le pregunto Kyoka.

-sólo estoy algo cansada, no tienes que preocuparte Kyoka-san, me sentiré mejor con el tiempo- dijo con una sonrisa algo forzada.

-Yaoyorozu-kun- dijo Iida mientras se acercaba

-necesito que hablemos sobre asuntos que el consejo estudiantil ha informado a los representantes de las clases ¿Tienes tiempo al acabar la jornada?- pregunto mientras realizaba movimientos robóticos con sus manos.

-es verdad… lo lamento Iida-san, lo había olvidado por completo- contesto mientras llevaba la punta de sus dedos a sus cienes.

-oye Iida, ¿Crees que puedan encargarse de eso en otro momento? Yaoyorozu parece sentirse indispuesta- dijo Jiro haciendo que el chico de lentes se diera cuenta de su apariencia.

-ya veo ¡Lo lamento mucho Yaoyorozu-kun! ¡No me di cuenta de tu estado e hice una petición desconsiderada! me hare cargo yo mismo de los deberes-

-¡no! en verdad me sentiría mal si te dejo todo el trabajo que también me corresponde, despues de clases esta bien- contesto Momo ignorando que ellos tenían razón sobre su condición.

Cuando el profesor llego y las clases comenzaron todos comenzaron a prestar atención, pero el estado de Momo le hacia difícil seguir el ritmo de la clase, se encontraba perdida y mareada por todo el ambiente, de un segundo a otro su respiración comenzó a agitarse y no podía distinguir bien la voz de Aizawa-sensei.

-Yaoyorozu ¿Te sientes bien?- cuando Shota se dio cuenta del extraño comportamiento de su alumna detuvo la clase y se acerco a ella.

La vista de Momo comenzó a nublarse cuando veía a su profesor acercarse, y de un segundo a otro, todo se volvió negro.

En algún momento de su inconciencia, pudo captar un delicioso y relajante olor que provenía de las cercanías, en sus sueños ese aroma le trajo una sensación familiar y su conciencia empezaba a descansar tranquila después de un largo tiempo.

Luego de un tiempo durmiendo plácidamente, Momo comenzó a despertar, pudo distinguir que se encontraba recostada en una cama por el suave contacto que tenía en su mejilla, al abrir los ojos pudo ver los rayos del sol aun brillando por las ventanas.

-¡ah! qué bueno que despertaras-dijo una voz serena que escucho frente a ella.

Imagen


Cuando dirigió su vista hacia el otro lado de la habitación, pudo ver a una joven chica peli verde que estaba sentada frente al escritorio que estaba lleno papeles, frascos y lo que más destacaba para YaoMomo, un juego de te elegante y perfectamente conservado.

-¿Te encuentras bien?- pregunto mientras se acercaba a ella.

-yo.. Disculpe, ¿Qué ocurrió?-

-te desmallaste en medio de una clase, tu profesor te trajo a la enfermería y has descansando desde entonces-

-ya veo… - dijo mientras bajaba la cabeza por la decepción de terminar siendo una carga.

-Yaoyorozu-san ¿no es cierto?, tu colapso fue inesperado, tu historial médico no muestra algún registro de algo parecido anteriormente ¿hay algo que te este afectando recientemente?- pregunto mientras veía las hojas que se encontraban sobre la mesa.

-no, a decir verdad también me extraña- respondió Momo con completa honestidad.

-mmmh… si no me equivoco es época de exámenes cierto?-

-si-

-y también eres la vice-presidenta de tu clase- dijo Izuku con toda seguridad.

-¿Cómo sabe eso?- pregunto Momo, este era su primer encuentro con la enfermera así que no sabía como conocía su papel en el aula.

-ah, tus compañeras han estado viniendo a visitarme durante un tiempo, ellas han hablado con afecto de ti varias veces- contesto Izuku.

-Ya veo-

-Yaoyorozu-san es mi suposición, pero creo que has estado bajo mucho estrés últimamente, no me gusta hacer esto en alguien tan joven, pero podría recetarte algunos tranquilizantes para evitar otro colapso-

-se lo agradecería, no quiero retrasarme en mis estudios- dijo Momo

-bien te los daré después, por ahora, veo que has estado viendo el juego de té sobre la mesa ¿te gustaría un poco?- pregunto con una sonrisa.

-sí, me gustaría- dijo con un ánimo renovado que no se parecía a su lúgubre actitud reciente.

Mientras Izuku serbia un poco del delicioso liquido, un poco del aroma escapo hacia YaoMomo, ella intentaba averiguar qué tipo de te era solo por el olor, esa dulce fragancia la había olido antes pero solo cuando el liquido toco sus labios recordó.

-esto es… es Tip Gold Imperial ¿no es así?-

-¡lo reconociste! ¿Te gusto?- dijo mientras ella tomaba una taza para sí misma.

- ¡Esta delicioso! ¡Mi madre dice que es el té negro que solo existe en los sueños! ¡Rara vez tengo oportunidad de probarlo!-

-qué alivio, Mi madre me lo regalo cuando entre a la academia junto con todo el juego de té, solo lo sirvo en ocasiones especiales así que esta es la primera vez que lo preparo-

-¿ehh?... ocasiones especiales… entonces ¿Por qué?- pregunto con algo de confusión y pena de hacerla gastar un te tan preciado para ella.

-en mi opinión, prefiero tomar un buen te a la hora de relajarme que usar medicamentos, esperaba que el te pudiera quitarte un poco el estrés- Yaoyorozu se alegro internamente y de inmediato soltó toda su felicidad sobre la enfermera.

La peliverde no rechazo su emoción, le respondió con toda la amabilidad y tubo una conversación amena con la estudiante, una chica refinada y lista estuvo sorprendida cuando compartió sus gustos y pasatiempos con alguien que era simple y cariñosa.

- ¿Midoriya-sensei también le gusta leer novelas románticas?- pregunto Yaoyorozu.

-bueno… es mi placer culpable, es un poco bochornoso- dijo mientras se rascaba la cabeza.

-por favor hablemos de eso ¿Cuáles ha leído?- Momo mostro los mismos ojos que pondría una niña llena de curiosidad, sinceramente la interacción que estaba pasando con la mayor era el más agradable que tuvo en mucho tiempo.

-pues… ahora mismo antes que despertaras estaba leyendo esto- recogió un libro de su escritorio y le mostro una novela con el nombre de "Los Héroes son mi Debilidad" de Susan Elizabeth Phillips.

-ahh, conozco a esa autora, he leído muchas de sus novelas, mi favorita es "Besar a un Ángel"-

Imagen


-¡la mía también!- de repente, Izuku mostro la misma emoción que la pelinegra.

Una conversación agradable, entre dos chicas lectoras que compartían opiniones muy parecidas sobre te, poesía, comida y moda, los pequeños gestos que las volvían locas y felices, este había sido el encuentro entre dos almas gemelas en el lugar menos esperado.

-entonces Mina-san y las demás han estado viniendo aquí desde antes, ahora que la conozco bien Midoriya-sensei me siento celosa del tiempo que han compartido- dijo Mientras sujetaba la taza ya vacía en sus manos, paseaba sus dedos atreves del elegante diseño que aquella tenia, en su interior moría por tomar otra porción de aquel refinado brebaje, pero su etiqueta de chica elegante le decía que nunca debía pedir otra si es que no se le ofrecía.

-digo lo mismo, ellas son buenas amigas pero nunca he tenido la oportunidad de conversar sobre literatura con ellas, es divertido tenerte aquí para eso- dijo mientras veía las acciones de la estudiante, ella creía adivinar los deseos de Momo.

-Yaoyorozu-san, se que tienes una educación diferente a la mía pero si fuera posible me gustaría que te sientas libres de hablarme con toda confianza, si te cohíbes así otra vez no sería bueno para tu salud… dime ¿Quieres algo más?- Midoriya sabía muy bien que cual era el deseo de YaoMomo, pero necesitaba que las palabras salieran de su propia boca para que se liberara de la tensión.

El corazón de Momo dio un vuelco al sentir la amabilidad de Izuku, sentía como si estuviera frente a una madre cariñosa a la cual podía ser completamente sincera, el calor de los rayos del sol parecían mas como si fueran emitidos por la enfermera frente a ella, un suave calor que derritió poco a poco el peso sobre los hombros que se había acumulado con el tiempo y que la abrazaba dándole el confort de algo más que una buena amiga.

Ese calor llego a las mejillas de Yaoyorozu y bajo su cabeza por la vergüenza, estiro sus manos y puso la porcelana frente a Midoriya.

-¡Un poco más por favor!- sus latidos estaban a toda prisa y los rezos interiores que pedía que Midoriya no la odiara por tomarse la libertad de ser tan osada, llenaban su mente, a pesar de que esta le haya dado la confianza de hacerlo.

-¡Sí! Por favor disfruta- ese dulce tono calmo su inseguridad y lleno su interior de alegría.

Imagen


Estaba decidido, Yaoyorozu Momo había perdido completamente ante la amabilidad de la mayor, toda mascara de elegancia había caído frente a la gentil sonrisa de la doncella de risos verdes y cara adornada de adorables pecas.

Tiempo después

Luego de que Yaoyorozu descansara por completo su cuerpo y mente, decidió regresar a sus clases regulares antes que terminara el descanso.

-muchas gracias Midoriya-sensei, pase un rato agradable gracias a usted- dijo mientras daba una reverencia frente a la joven mujer.

-no es nada, solo estaba haciendo mi trabajo, yo también disfrute mucho todo esto, recuerda no excederte demasiado con el estudio, aun los mejores estudiantes sufren de exceso de estrés si se exigen constantemente- después le dijo que le daría una receta para los calmantes que le había prometido, pero Yaoyorozu la detuvo antes de eso.

-esto… no creo que necesite medicamentos ahora… en cambio ¿podría volver y tomar otra taza de té debes en cuando?- Momo dijo eso mientras tapaba su sonrojo con la chaqueta de la academia, la tez de su cara la hacía parecer del mismo color que un melocotón, dándole honor a su nombre.

Midoriya se sorprendió un poco, pero se alegro por escuchar el deseo de Momo sobre volver.

-¡Sí! Tendré listo el té para cuando vuelvas a visitarme- dijo con esa sonrisa que cautivo el corazón de Creati una vez mas y después de una invitación a volver, fue directo a su aula de clases.

Al salir no noto la presencia de Recovery Girl que estaba de camino a volver a la enfermería cuando vio a la pelinegra, esta vio como la estudiante de elite volvía trotando a su clase mientras llevaba un sonrojo muy notable en su cara.

*Esta chica… incluso puede hacer que alguien dude de su sexualidad eh? Gracias a dios que estoy vieja para esto* dijo mientras entraba al aula y pedía a su asistente una taza del delicioso te que olio al entrar

Cuando Momo abrió la puerta, sus compañeros la vieron entrar y los más preocupados se acercaron a ella.

-¡Yaoyorozu! ¿Ya te sientes bien?- pregunto Kyouka mientras caminaba hasta llegar a su lado.

-YaoMomo, todos estábamos preocupados por ti- dijo Mina

-sí, lamento haberlos preocupado a todos, pero después del descanso ya me siento mucho mejor- dijo con un ánimo que calmo a su clase.

-¡Yaoyorozu-kun! ¡Lamento que hayas tenido que pasar por esto por culpa de mi inconsciencia! ¡Por favor perdóname!- dijo Iida dramáticamente.

- no tienes que disculparte presidente, fue mi culpa por exigirme más de lo que debía e ignorar el descanso que mi cuerpo me pedía-

-bueno ahora está mejor, como era de esperar de Izuku-chan, no hay nada ni nadie que no pueda curar, estoy segura de que YaoMomo mejoro gracias a ella- dijo Mina como si estuviera enormemente orgullosa de su querida amiga.

Desde lejos se pudo notar cierto enojo de Bakugou por escuchar cómo se tomaban tanta confianza con Deku, para su suerte, todos estaban concentrados en su vice-presidenta y nadie pudo notar su frustración.

Por su parte, cuando Yaouyorozu escucho de nuevo el nombre de Midoriya, su corazón dio un brinco y los colores volvieron a subir a su cabeza, ella no entendía muy bien porque reaccionaba así al pensar en ella, no sospechaba que lo que sentía era lo que había leído múltiples veces en los libros que tanto gozaba leer.

Cuando el día termino, Momo volvió a su habitación en el internado, estuvo en la cama mirando el techo por mucho tiempo pensando en el día que había pasado hoy, se recostó sobre su costado y juntando sus manos creó una pequeña muñeca Matryoshka con la apariencia de Izuku, esta solo sonrió y rio felizmente mientras admiraba el juguete que le recordaba su nueva amiga.

Tal vez el destino no la juntaría con el joven y apuesto príncipe o el rebelde y seductor chico que la cautivaría, como pensaba al leer sus novelas, pero ante la sonrisa del dulce y cálido sol que brillaba en un verde intenso, ella se sentía como una damisela maravillada por su primer amor.


capitulo 6 | +
Manos que dan Vida


El centro de la ciudad era tan transitado como de costumbre, el bullicio de la era moderna estaba en su apogeo, los habitantes repletaban las calles, y los héroes ya sea caminando entre el publico o vigilando en los tejados, resguardaban la paz y cuidaban a la gente de los peligros.

Cada particular ciudadano caminaban tranquilos dirigiéndose a su destino mientras admiraban todas las coas que las tiendas departamentales tenían para ofrecer, las tiendas de ropa estaban repletas de parejas que pasaban sus citas haciendo que las novias disfrutaran de los atuendos y decoraciones llamativos para las mujeres, aunque eso significara que el aburrimiento aumentaría con cada minuto.

Los pasos de una chica quito su atención del modelaje de ropa protagonizada por las chicas de preparatoria, y sus ojos apuntaron hacia la peli verde que vestía casualmente por la calle, el infantil rostro y la silueta adulta de su cuerpo les resultaba mas cautivador, las personas que transitaban junto a ella se tomaban su tiempo para girar y observarla antes de chocar con alguien que también se distraía por su presencia.

Imagen


Izuku se dirigía hacia una cafetería que visitaba regularmente cuando se reunía con una de sus amigas, ella era inconsciente de toda la atención que recibía en su alrededor, las únicas veces que volteaba por algo, era cuando las chicas recriminaban a sus novios el haberle puesto atención a la pecosa en medio de sus citas, cosa que paso en todo su camino pero ella no entendió.

Despues de caminar un par de minutos llego a la esquina donde estaba ubicado el café donde había sido citada, el letrero estaba escrito de una manera infantil y acompañado de dibujos de patas de gatos, indicando el estilo de local que era, ella entro mientras empujaba la puerta que tenia escrito "NekoCoffee" y se acerco a la chica de cabello marrón rojizo que reconoció de inmediato.

Imagen


-¡Shino-san!-

-¡Izuku!- cuando la mujer de apariencia felina la vio, dejo de lado el gato que acariciaba y se levanto para abrazarla.

-¡Cuánto tiempo! Parece como si no nos hemos visto hace años- dijo mientras colocaba su cabeza sobre su hombro y sus brazos en su espalda.

-dios, solo han sido 4 meses, desde el cumpleaños de Kouta-kun ¿Recuerdas?- dijo mientras recibía el cariñoso y asfixiante abrazo de la heroína.

-eso es mucho tiempo, te dije que aceptaras trabajar en nuestra agencia como enfermera, ahora que ingresaste a esa escuela no tienes tiempo para vernos- dijo la heroína Mandalay, los gatos cruzaban las piernas de las dos mujeres y acariciaban sus cabezas con los muslos de ellas.

Después de ese saludo ambas se sentaron en uno de los sofás junto a la pared del local, los gatos que se paseaban por el suelo y las camas cercanas se dirigieron directamente a las amigas como si estuvieran acostumbrados a ello.

-esos chicos son tan cariñosos contigo como de costumbre- dijo Sosaki.

-despues de todo a mi me gustan los gatos y yo a ellos- dijo mientras dejaba que uno de los negros felinos se acostara sobre sus piernas.

Cuando terminaron de acomodarse toda la manada de gatos, la imagen que quedo fue de dos chicas rodeadas por una docena de pequeños animales que ronroneaban y dormían alrededor de ellas, el verde y el rojizo destacaban entre la multitud de pelajes.

La chica que los atendía tomo su orden y se alejo mientras esquivaba a los animales en el camino.

-así que… Cuéntame ¿Qué tal el trabajo? ¿La U.A. te esta gustando?-

-¡Si! Tengo mucho que hacer y es un trabajo exigente, pero es divertido y todos allá son amables-

-me alegro por ti, esperaba que los niños y profesores no te hayan dado muchos problemas, pero parece que no tenia de que preocuparme-

-¿Cómo han estado las demás Pussycats?

-las demás están bien, estarán aquí en unos pocos minutos, vienen desde nuestra agencia, la mayoría estamos pasando todo nuestro tiempo ahí, pero últimamente Ryuko ha estado actuando desesperada, era divertido al principio pero ahora es algo molesto-

-¿desesperadamente?- pregunto Izuku inclinando un poco la cabeza de lado mientras los gatos a su lado la imitaban.

-tiene un complejo con su edad, así que está ansiosa en buscar a un marido- dijo con una sonrisa algo forzada.

-jeje supongo que Ryuko-san se preocupa mucho por eso-

Después de que su orden llegara disfrutaron del delicioso café y de las galletas con formas de gatos.

-mhmh, como siempre este lugar tiene un buen Capuchino- Dijo Mandalay mientras sobre sus labios quedaba un bigote hecho de espuma dulce.

-la cimida aquí se ve tan linda como siempre, apuesto a que Shota-san le gustaría este lugar-

-Ooooh, así que ya conociste a Erased ¿eh?- a Shisuku le llamo la atención volver a escuchar de su amigo, pero más aun como Izuku se refirió a el por su nombre.

-sí, Midnight me invito a tomar un par de tragos con ellos después de trabajo y el estaba ahí- dijo de manera natural.

-mhmh ya veo ¿no fue algo grosero? El suele ser una persona difícil con la cual relacionarse-

-no, fue sorprendentemente amable, cuando Midnight me estaba empezando a asustar Shota-san la detuvo, hasta me acompaño en el camino a casa en la noche- dijo totalmente feliz mientras hablaba de su amigo.

-¿Y que hay de los estudiantes? ¿Los famosos estudiantes de la U.A. no te causan problemas?-

-No, eh estado hablando mucho con ellos en especial con la clase de Shota-san-

Sosaki Continuo escuchando como la peli verde había interactuado con los chicos, chicas y profesores, dentro de la cabeza de la heroína los pensamientos sobrelas historias de Izuku significaban para ella que la pecosa le había tomado ventaja a su rubia amiga.

-fufufufu imaginarte vestida de enfermera, me hace recordar muchas cosas sabes- la felina chica llevo a su boca la transparente taza de café y tomo un poco despues de decir eso.

-¿A si? ¿Cómo que?-

-… como el día que nos conocimos- la mirada de Mandalay estaba puesta en la mesa, el sonido de la cristalina taza le llevo aquel recuerdo a la mente de Izuku.

Dos años antes

En un hospital de la ciudad,el ambiente pacífico cruzaba por los blancos pasillos y la risas de algunos de los pacientes se escuchaban mientras los enfermeros y doctores caminaban fuera de sus puertas, el sol de la tarde cruzaba las ventanas que daban hacia el escritorio de la recepcionista y la bañaban con su calor.

Una mujer de aspecto maduro se encontraba hablando por teléfono mientras tecleaba rápidamente en el ordenador frente a ella, su cabello de color amarillo brillante se destacaba de todo su aspecto al verse como si el color que lo pintaba fluyera de las raíceshasta las puntas.

-ahh, otro relajante día que disfrutar- dijo la recepcionista mientras colgaba uno de los teléfonos ubicados en su escritorio, la computadora frente a ella pasaba lista de todas las personas ingresadas y el papeleo junto a ella listo para la entrega antes de tiempo.

-¡es increíble Yui-senpai! Termino el papeleo bastante temprano- dijo una chica de jóvenes rasgos en su rostro que estaba adornado con pecas y una sedosa melena verde.

-¡Por supuesto Midoriya-chan! Una senpai tiene que enseñarle como hacer bien las cosas a su querida practicante- dijo en un gesto de orgullo a si misma, eso también se vio visto en su cabello que se volvía de color dorado que casi parecía tener luz propia.

-aquí esta los inventarios de limpieza en cada piso como me lo pidió senpai- dijo mientras le entregaba una pila de papeles que recibió la chica de recepción.

-muchas gracias, siempre eres de gran ayuda, pero realmente lamento hacerte tener que trabajar en algo tan aburrido durante tu tiempo aquí-

-¡No! Me gusta ayudar a senpai así que no en ningún problema- dijo mientras agitaba sus manos en señal de negación.

-no entiendes Midoriya, alguien tan talentosa como tú tendría que estar trabajando en algo más interesante, no perdiendo el tiempo en el papeleo-

-bueno… despues de todo mi supervisor no se encuentra, así que no ahí nada que pueda hacer-

Imagen


-a todo esto ¿Dónde esta ese doctorbueno para nada? No lo he visto en todo el día- dijo mientras pasaba su cabeza sobre el escritorio y buscaba con su vista hacia los pasillos.

-no lo se, dijo que tenia cosas que hacer fuera y entonces se llevo a todo su equipo consigo, así que me ordeno que por hoy podría hacer lo que quisiera-

-¿!QUEEEE!?- cuando Yui grito al oír eso, su cabellera cambio de un rubio alegre a un rojo intenso, si se veía de cerca podías notar las flamas que flotaban cerca de su cabeza, tal parecía que su color cambiaba con relación a sus emociones.

-¡Esto es el colmo! ¡No cumple sus horas en el consultorio, se burla de sus pacientes, es egocéntrico, entra a las habitaciones de la gente en coma solo para ver televisión, una vez le disparo a un cadáver y hace una semana el y el doctor de Oncología metieron gallinas a la clínica por una estúpida apuesta, no sabes cuantos problemas me trae ese maldito cojo!-

-Yui-senpai por favor no grites, no puede ser tan malo- dijo Izuku tratando de calmarla.

-es malo, no sabes cuantas veces me han llegado quejas desde el consultorio solo por que su pregunta mas común es si les duele el pene-

-ta-tal vez quiere ser precavido y tomar todos los síntomas-

-pero no a una señora de 84 años, aah es una lástima que te asignaran trabajar con alguien como el-

-pero despues de todo es buena señal, según el historial solo ah aceptado a una practicante antes, así que supongo que estoy haciendo las cosas bien-

-solo me gustaría que la directora del hospital lo controlase un poco mas, si el no esta aquí significa que ella lo debe estar buscando ¿No?- cuando Yui pregunto, Izuku asintió positivamente.

-dios, si ocurre una emergencia ahora estamos perdidos- Yui no sabía que esas palabras serian como un conjuro que atraería la desgracia al lugar.

Cuando Izuku al fin logro calmarla las puertas de el hospital se abrieron agresivamente por los enfermeros que empujaban dos camillas hacia el interior del lugar.

El tranquilo ambiente y el armonioso momento se tiño de inmediato en un lúgubre blanco y negro, el único color que era fácil de distinguir era el de la sangre que caía por los bordes de la camilla mientras estas eran empujadas rápidamente.

-¡Necesitamos a los cirujanos! ¡Tenemos a dos héroes en estado crítico y con múltiples hemorragias internas! ¡Preparen un quirófano inmediatamente!- gritaban los hombres que empujabanlas camillas atreves de los pasillos.

-¿!donde están los doctores!?- pregunto uno de ellos que se acercaba a la recepción.

-no lo se, ninguno de los doctores capacitados esta aquí- contesto Yui, su cabello comenzó a cambiar lentamente a un azul pálido indicando lo asustada y nerviosa que estaba. A su lado Izuku se sentía de la misma forma, no tenía un Quirk que cambiara con sus emociones pero su rostro reflejaba el pánico que la situación le provocaba.

-¡La directora! Ella puede hacerlo ¿No es cierto?-

-t-tampoco esta aquí…-

-¡Entonces búsquenla maldición! ¡Si no nos damos prisa estos dos morirán!- los conductores de la ambulancia se quedaron a hablar con Yui en la recepción mientras otros enfermeros se encargaron de llevar a los héroes a una habitación donde atenderlos, pero… sin alguien que los opere de emergencia, ambos morirían.

Izuku solo se quedo en su lugar observando toda la situación, los gritos tras ella de ambos hombres por la desesperación eran inaudibles, su atención estaba puesta en el moribundo y sangrante matrimonio, la vestimenta de los héroes que era idéntica entre si, la sangre que parecía correr por cada poro de la piel y las magulladuras que estaban presentes en gran parte de sus cuerpos se iba alejando mientras mas pasaba el tiempo, la carrera que llevaban hizo caer algo que iba sujeto dentro del traje de la mujer, y aun manchado de sangre logro llegar hasta los pies de Izuku.

Esta la levanto y observo la imagen impresa en el pedazo delgado de plástico, una fotografía que mostraba a la feliz pareja, no como héroes, sino vestidos con ropas casuales que los hacia ver como cualquier persona, sus rostros mostraban una sonrisa de alegría tan intensa combinada con unos ojos que apuntaban con amor a lo que mas querían…

Imagen


Su hijo

.

.

.

-¡Senpai!- el grito de Izuku cayó al trió tras de ella, su mirada firme mientras tomaba la fotografía era algo que Yui no había visto en su estadía aquí.

-¡Llama a las enfermeras, que preparen el quirófano!- ordeno mientras se quitaba su bata de enfermera y se la daba a su Senpai.

-espe… ¡Midoriya! ¿Qué planeas hacer?- dijo mientras recibía la ropa de su amiga.

-¡Voy a operarlos!-

Despues de unos pocos minutos, Midoriya estaba vestida con un uniforme azul que la cubría casi por completo, sus manos estaban esterilizadas y cubiertas con guantes, junto a ella Yui revisaba el ritmo cardiaco del hombre, ya que estaba en un peor estado que la mujer decidieron comenzar con él mientras los demás enfermeros les hacían una transfusión de sangre e intentaban estabilizarla el mayor tiempo posible con la ayuda de maquinas.

-sigo diciendo que esto es una locura, no perderé mi trabajo solo porque una niña quiere jugar al cirujano sin entender lo que esta en juego- dijo uno de los que cuidaban de la mujer a regañadientes.

-si se lo que esta en juego, la vida de una madre y un padre, la felicidad de un hijo que espera que sus padres vuelvan sanos a casa, lo que esta en juego aquí es una familia-

-Midoriya ¿estás segura de esto? Si ellos mueren la familia podría realizar una demanda, toda tu carrera estará acabada-

-…. Comencemos-

La sangre del hombre lleno las manos de Izuku mientras más pasaban los minutos, las graves heridas dentro de su cuerpo tenían que ser reparadas una por una y evitar tocar las partes que no habían sido lastimadas, las bolsas de sangre que se vaciaban iban aumentando cada vez mas pero el trabajo parecía incrementar con el paso del tiempo, los instrumentos llenos de sangre iban y venían de las manos de la pecosa, el sudor de su frente era recogido por la enfermera junto a ella mientras Izuku se concentraba.

Su estado era grave, la mayoría de órganos importantes estaban casi aplastados, la única comparación que podía hacer era con accidentes de tráfico a alta velocidad, ya que parecía que todo su cuerpo había sido dañado por una fuerza descomunal, los huesos de sus brazos estaban rotos y algunas de sus costillas también, partes de su carne tenían fracturas abiertas que dejaban los huesos expuestos al aire… era difícil saber donde comenzar, todo su cuerpo estaba extremadamente frágil y perder el tiempo en alguna parte puede causar que otra lo mate.

-¡Midoriya! El ritmo cardiaco está bajando, el oxigeno del respirador no está llegando a los pulmones- dijo Yui con desesperación mientras su cabello tomaba un color violeta pálido casi blanco por el miedo.

-bisturí, apliquen alcohol en el espacio inflamado entre las costillas- Izuku rápidamente sin perder la compostura, cuando recibió el pequeño filo en sus manos aplico suficiente fuerza para perforar y abrió un pequeño espacio en su carne, después de eso conecto el oxigeno con el agujero en sus costillas atreves de un tubo, su pecho volvió a subir y bajar normalmente, con eso, Izuku pudo volver a encargarse de las heridas y sangrado interno.

Después de que los minutos se trasformaran en horas Izuku pudo lograr estabilizar al padre y cerrar sus herida, las fracturas fueron desinfectadas y curadas, el sangrado fue detenido, sus latidos en un ritmo constante y estable.

-manténganlo dormido y aplíquenle antibióticos, preparen a la mujer, voy a desinfectarme otra vez- dijo mientras se quitaba sus guantes y lavaba nuevamente sus manos.

-¡ya no hay tiempo! ¡En este minuto el estado de ella es peor que cuando llego, es imposible que en este momento no tenga daño cerebral!- dijo el enfermero que la cuido durante todo este tiempo.

Midoriya no presto atención y solamente insistió en que la preparasen en el lugar del padre, la transfusión de sangre continua evito que tuviera un choque hemorrágico y hasta ahora los órganos no se habían comprimido por un exceso, las heridas eran menor en la mujer pero el tiempo que estuvo sin tratamiento haba puesto su estado mucho más serio.

Izuku continuo operando a la mujer tratando frenar a la muerte que parecía cargar a la mujer sobre sus brazos, cada gota de sangre que fluía de la aguja hacia el interior de su cuerpo era un intento por mantenerla con vida.

La sombra que reflejaban sus parpados casi parecía la de un cadáver, los labios decolorados de ella daban la impresión de que la muerte ya la tenía en su reino, el único signo de vida que provenía de ella era el latir de un débil corazón que se esforzaba por no apagarse, los ojos verdes de Izuku parecían iluminarse y sin motivos para no seguir brillando hasta acabar con su cometido.

El tiempo que tardo en ayudar al padre parecía fugaz comparado en el tiempo que Midoriya estuvo ayudando a la castaña mujer, en todas las conciencias de los presentes en la sala parecía que habían pasado una eternidad, Yui se encontraba rezando mientras veía a Izuku, el resto imploraba que la tensión de este momento terminara, ver los movimientos precisos y sin errores en las manos de Izuku eran casi hipnóticos, sus dedos danzaban un baile de vida al zonas del latido de un corazón, su contrincante tenía sus esqueléticas manos alrededor de la cintura de una madre, llevándola a la oscuridad en una coreografía de sangre, lo único que la mantenía con los pies en la luz eran los rizos verdes que ataban sus manos, y desde lo que parecía ser el sol, el recuerdo de su hijo la iluminaba mientras ella trataba de alcanzarlo.

Izuku podía ver como sus esfuerzos más grandes se transformaban en inútiles con el paso del tiempo, ella empezaba a perder la fe en sí misma, sus manos se resistían fervientemente a temblar, su mente empezaba a dudar de como continuar, el ritmo de su corazón comenzaba a aumentar y llenar su mente, la iris de sus ojos temblaban y estaban a punto de soltar las lagrimas.

Estando en el momento más tenso de la cirugía Izuku pudo escuchar un sonido diferente del bip de la maquina, los golpes de pequeñas manos contra un vidrio sobre ella se hacían presentes y el grito que cruzaba en un volumen, bajo en dirección a la sala llorando por su madre y por su padre, los ojos de Izuku miraron en un corto momento hacia el área de observación sobre ella, el pequeño niño que compartía los rasgos de sus padres lloraba mientras veía la situación, un abrazo sujetándolo por detrás viniendo de una mujer de cabello rojizo evitaban que el niño quebrara el vidrio, el tiempo se pauso para Izuku, la cara del niño le recordó porque hacia lo que hacía, porque ponía en peligro su carrera y se disponía a hacer lo imposible por salvar a esta mujer, sus ojos se volvieron a afilar y sus manos a moverse firmemente.

Hemorragia tras hemorragia, eventos críticos que hacían peligrar su vida ocurrieron cada vez con más frecuencia, Izuku continuaba en su cometido mientras los otros perdían el recordatorio de siquiera como respirar, poco a poco todo volvía a funcionar perfectamente en su lugar.

Cuando el último hilo cerró las heridas de su carne, Izuku pudo dar un respiro de alivio, escucho el reporte del estado de la mujer y le regalo una sonrisa satisfecha a Yui casi empezaba a llorar de la emoción al escuchar el continuo bip de la maquina tan regular como el del padre.

Bip

Bip

Bip

Bip

Bip

Bip

Bip

Bip

….

Imagen


Y entonces su corazón se detuvo abruptamente dejando un silbido tétrico viniendo de la maquina, el silente pánico de la sala había vuelto y los ojos de todos estaban mirando asustados a la mujer en el más corto de los momentos eternos.

-¡Resucitador!- dijo Izuku mientras la enfermera reaccionaba y movía la maquina hacia ella, la peli verde preparo y cargo la maquina lo más rápido que pudo.

Libero una carga en el cuerpo inerte que la convulsiono por un segundo, el monitor no mostro reacción e Izuku volvió a cargar la maquina, el movimiento del cuerpo no hizo latir su corazón y la desesperación comenzaba a llenar la mente de Izuku, en un momento abandono la maquina lejos de ella y comenzó intentar darle ritmo por medio de sus propios esfuerzos.

-I-Izuku, es suficiente, e-ella ya no…- Yui intentaba hacer entrar en razón a la practicante, los intentos por volverla a la vida ya parecían completamente inútiles a la vista de los demás, las manos de Izuku no se detuvieron aun sus ojos comenzaba a soltar las lagrimas que intentaba contener, su mirada estaba puesta en sus manos llenas de sangre de aquella madre que intento salvar, sus piernas ya no pudieron aguantar más y cayó al suelo arrodillada, solo uno de los corazones que ella intento salvar estaba latiendo, mientras el otro frente a él no respondió aun cuando más se esforzó en hacer correr.

-por favor, no te vayas… tu hijo está aquí, vuelve por el-

"Por favor"

.

.

.

.

.

.

… Bip

Un sutil sonido que comenzó a volverse cada vez más fuerte y regular llamo la atención de Izuku, se levanto y coloco su mano sobre el pecho de la mujer, el fuerte latido de su corazón llegaba hasta la mano de la niña de ojos verdes casi como si su rezo fuera escuchado, la vida comenzó a fluir en el cuerpo de la lastimada castaña frente a ella.

Imagen


El sonido de la maquina conectada a la mujer se unió al de su esposo y como si de un milagro se tratara, la gente comenzó a celebrar y llorar de alegría en la sala, Yui solo abrazaba a Izuku desde la espalda mientras su cabello comenzaba a soltar un brillo plateado que iluminaba la sala por la felicidad.

La pecosa solo se encontraba viendo como el color volvía a la cara de la mujer, el pecho del matrimonio subía y bajaba al mismo tiempo y esta por fin pudo soltar su alegría completamente.

Cuando toda la operación término ya habían pasado cinco horas desde el inicio de esta, Izuku salió de la sala aun con su uniforme manchado de sangre y se sentó a descansar apoyada en la pared del pasillo, llevo sus rodillas hasta su cara y mientras las abrazaba con unas manos que no paraban de temblar.

-Izuku- Yui que había salido de la sala, estaba frente a ella mientras se arrodillaba para hablarle.

-Izuku, estas llena de sangre, tienes que cambiarte la ropa e ir a la sala de descanso, ya hiciste suficiente linda, eres asombrosa-

Izuku no pudo responderle, pero hiso caso a su senpai y camino hasta los vestidores con ayuda de ella.

Unas horas después

La pareja de Héroes Water Horse estaban en una de las habitaciones mientras se recuperaban, las vendas cubrían gran parte de su cuerpo en ambos, todo en esa habitación era completamente pacifico, hasta que las puertas de la habitación se abrieron.

-¡Papa! ¡Mama!- el niño pequeño entro en la habitación y se dirigió directamente hacia las camas de sus padres.

Este se puso junto a su madre y la veía mientras esta dormía.

-mama, despierta- el pelinegro tomo la mano de su madre mientras lloraba y pedía que despertara.

Los ojos de la madre empezaron a abrirse lentamente mientras miraba a su hijo, y sus labios formaron una sonrisa que podía verse atreves de la máscara de oxigeno.

-Kota- el susurro que libero fue suficiente para que la sonrisa apareciera en la cara de su hijo, su madre acompaño a su hijo y lloro de felicidad al verlo otra vez, y desde la puerta de la habitación la mujer de cabello rojizo miraba la tierna escena mientras soltaba algunas lágrimas de alegría.

En otro lugar

Izuku estaba en la oficina de la directora del hospital, esta había llegado después de recibir la llamada de lo sucedido, tuvo que tomar un avión desde donde estaba y para cuando llego todo había terminado.

-te das cuenta del peligro que corriste al hacer algo así, pusiste en juego toda tu carrera y las vidas de esos héroes al realizar la cirugía, si ellos hubieran muerto todo el caos hubiera caído sobre ti- dijo la directora mientras le hablaba tras su escritorio, Izuku solo escuchaba con atención el sermón de su jefa mientras ella

-su estado era critico, si cometías un fallo todo se hubiera venido abajo, pusiste en jaque la credibilidad de este hospital y…-

-y aun así ella los salvo, no le importo los riesgos, salió haya y gano, que gran historia ¿No?- dijo un hombre adulto mientras cerraba la puerta de la oficina con su bastón.

-tu cállate, si no fuera por ti, que tuve que volar 4 horas en avión ida y vuelta porque estabas en el otro lado de Japón esto no hubiera pasado-

-había escuchado que en Kagoshima tenían buena comida tailandesa- dijo con un tono sarcástico que parecía acompañar cada palabra que salía de el.

-pero en fin ¿Leíste esto?, la cantidad de suero precisa, el flujo de sangre perfecto, las laceraciones externas e internas en recuperación, me atrevo decir que no abría podido haberlo hecho mejor… nah es mentira- dijo mientras enseñaba el informe sobre la operación que Izuku había realizado.

-no lo entiendes, es el hecho de que realizo una operación sin licencia, si la familia se entera pondrán el grito en el cielo y puede que ella pierda todo-

-yo tomare la responsabilidad-

-¿Qué?- dijeron Izuku y la directora al mismo tiempo

-¿Acaso pondrás tu reputación en peligro por alguien más que no seas tú?-

-bueno puse sus cualidades en una balanza, y por primera vez una linda cara le gana a tu gran trasero ¿Sera acaso las pecas? Esa variable nunca la había tomado- dijo mientras asía un gesto de observar de cerca a Izuku.

-directora… se que hice algo que pudo perjudicar al hospital, y lo lamento, pero en verdad no podía dejar que ellos murieran, no podía dejar que un hijo quedara sin sus padres- dijo mientras lloraba frente a los dos doctores.

-no es el hospital lo que mas importa, estaba preocupada que si algo malo pasaba tu talento seria desperdiciado, no quería hacerte llorar niña, solo quería decirte gracias-

Sus palabras lograron calmar las lagrimas de Izuku, esta miro a su jefa que solo le sonreía amablemente, el teléfono de su escritorio sonó y despues de contestar hablo con el par frente a ella.

-el familiar quiere hablar contigo, ve a verlo y despues tomate el día libre, y tu, la próxima vez que hagas algo así te despido-

-entendido, la próxima vez que quiera comer un platillo extranjero me asegurare de llamar a una prostituta- dijo mientras cerraba la puerta después de que Izuku había salido.

Cuando la peli verde salió se dispuso a ir donde la familia de los héroes, pero fue detenida por su supervisor que quería decirle unas palabras antes de eso.

-lo que hiciste, fue físicamente imposible, esos héroes estaban condenados a morir desde esta mañana, ya era sorprendente que llegaran vivos al hospital, pero haberlos salvado es un milagro ¿Es cierto que no tienes ningún quirk verdad?-

-es verdad, no tengo ninguno doctor-

-mmmh, tal vez si tienes uno despues de todo, tal vez tu puedes cambiar un futuro trágico y oscuro a uno mas brillante- dijo mientras le tocaba la frente con el mango de su bastón.

-lo que puede ser mas útil que los dones de la gente de mi equipo, que se limitan a ser negro, ser guapo y ser mujer… por cierto yo soy el guapo el otro tampoco tiene don-

-doctor ¿Por qué tomaría la responsabilidad por mí?-

-¿No lo recuerdas? Te dije que podías hacer lo que quisieras, podías quedarte en casa viendo televisión, haber ido de compras como una adolecente normal, o seducir a algún doctor divorciado que tenga la cartera llena, por supuesto incluido el hecho de intervenir en la remota posibilidad de que dos héroes moribundos cruzaran esta puerta, me alegra que tu sentido de la responsabilidad te haya hecho venir hoy, salvaste dos vidas que nadie mas pudo haber salvado-

-aun que… yo hubiera elegido la tercera opción, se de alguien en Oncología que esta viudo y necesitado- dijo sacando una sonrisa en la cara de la peli verde.

-ahora, creo que la directora del hospital me a dado mas horas de castigo en la clínica que "TU" tienes que terminar, así que termina con la sexi castaña rojiza y ve a casa, mañana puedes hacer tu trabajo- dijo mientras se retiraba en la dirección contraria mientras le ocultaba una sonrisa de satisfacción a la pecosa.

Izuku camino hasta llegar a la habitación donde estaban internados los WaterHorse, al tocar de inmediato salió la mujer que abrazaba al niño mientras Izuku realizaba la cirugía.

-e-esto… soy Midoriya Izuku, la directora me dijo que quería verme- dijo con nerviosismo y sin poder mirarla a los ojos.

Izuku tenía miedo de que le reclamen el haber realizado una operación a pesar de ser solo una practicante, el tiempo se le hizo eterno hasta que en ves de duras palabras recibió un abrazo de parte de la mujer frente a ella.

-mu-muchas gracias, en ve-verdad, se lo agradecemos muchísimo, no sabia que hacer si Kota se quedaba solo, gracias por salvarlos, gracias, gracias, gracias- Izuku solo recibió el abrazo y consoló a la joven mujer frente a ella.

En el presente

-Despues de eso continuaste cuidando de ellos y así nos volvimos amigas- dijo Mandalay terminando de recordar ese día hace dos años.

-con el tiempo me presentarse a las demás Pussycats y terminamos conviviendo mas de lo esperado-

-Izuku, realmente siento que no importa cuantas veces lo diga, nunca será suficiente, pero agradezco mucho el que hayas salvado a los padres de Kota, gracias-

-Shino-san eso es algo de hace mucho tiempo, no hay necesidad de decir eso otra vez-

-no, es cierto, me gustaría hacer algo para poder pagarte- dijo mientras miraba directamente los verdes ojos de Izuku de forma seductora.

-S-Shino-san- la mirada afilada de Mandalay comenzaba a ponerla nerviosa, los gatos a su lado alrededor comenzaban a gruñir y erizar su pelaje de forma amenazante contra la mayor, sus instintos decían que sus intenciones hacia la joven señorita no eran normales, las demás personas dentro del café se dieron cuenta de sus acciones, pero aun así miraban expectantes la conclusión.

*" Si no actuó ahora puede que Eraser o algún otro se me adelante, oye Izuku, qué te parece si llamo a los otros y les digo que fuimos a un lugar más privado juntas"* escucho Izuku en su cabeza mientras su felina amiga se acercaba casa vez mas a su rostro.

-¡Stop!- dijo una voz tras Mandalay mientras golpeaba su cabeza.

Cuando miro en dirección del golpe pudo ver a Ragdoll, Pixie-bob y, Tiger detrás ella, la otra peliverde había golpeado su cabeza mientras ella estaba concentrada en Midoriya.

-¡Gata mala! No puedes actuar así con Izuku-chan mientras están solas, tu cara era idéntica a un gato en celo Mandalay- dijo Ragdoll.

-Moou, era una broma, era una broma, no sean tan serios jaja- dijo mientras volvía a su actitud normal y hacían espacio a las demás Pussycats que llegaron.

-tiempo sin verte Izuku, has crecido mucho desde la última vez que nos vimos- dijo Ryoku que saludaba a su amiga.

-escuchamos las noticias, me alegro por ti que estés trabajando en la U.A. Izuku-chan- dijo Tiger.

-estoy feliz de verlos a todos otra vez- dijo Izuku mientras respondía los saludos de sus amigos.

Imagen


Cuando estos llegaron la chica que los atendió volvió a tomar la orden de los recién llegados y llevo las bebidas que estos pidieron hasta su mesa, mientras estos hablaban.

-¡HAHAHAHAHA! entonces Ryoku fue rechazada inmediatamente mientras se declaraba a un completo desconocido- dijo Ragdoll mientras soltaba sus carcajadas sin vergüenza alguna, un gato acostado en sus rodillas jugaba dando zarpazos a los mechones de cabello que se balanceaban cuando ella se movía.

-¡Tomoko cállate! ¡No es mi culpa, estaba ebria y no pensaba en lo que hacía!- dijo Pixie-bob mientras su cara estaba completamente roja por la vergüenza.

-pero eso no evito que tuviéramos que llevarte a tu casa cargando mientras llorabas toda la noche- dijo Mandalay.

-¡AAAAHHH!-

-ustedes no hagan tanto escándalo, molestan a la demás clientela- dijo Tiger.

"sniff"-es que… es tan difícil conseguir un hombre bueno a esta edad-

-además…. Por lo que me conto Izuku ella ya te lleva mucha ventaja- dijo Mandalay.

-¿ehh? Shino ¿de qué hablas?- dijo Pixie-bob mientras las palabras de su líder llamaron su atención.

-espe... Shino-san ¿Qué vas a…-

-profesores ya le tienen puesto el ojo a Izuku y algunos estudiantes también quieren algo más con ella-

-¡AAAAH! Maldición, no puedo competir contra la belleza juvenil de Izuku- dijo mientras la pecosa intentaba calmar su desesperación.

-¡silencio!- Dijo Tiger intentando controlar un poco el estruendoso escenario.

Después de unas horas de risa y alegría en el café mientras todos conversaban felices, el equipo de héroes despedía a la enfermera mientras salían del área comercial de la ciudad.

-Izuku-chan, esfuérzate en tu trabajo, no dudes en venir con nosotros si algo llegara a pasar, te recibiremos con los brazos abiertos- dijo Tiger mientras veía como las chicas la abrazaban al despedirse.

-¡pronto llegaran las vacaciones, la U.A. nos pidió colaborar con ellos para enseñarles a los de primer año, así que nos veremos muy pronto!- dijo Ragdoll mientras estaba completamente apegada a la chica que compartía un color de cabello parecido.

-vamos vamos Tomoko, no es como si no la volvieras a ver nunca más, nos vemos entonces Izuku- dijo Ryoku.

-¡sí! Nos vemos pronto- dijo mientras agitaba su mano.

-Izuku… - la única que faltaba por despedirse de ella se volvió a acercarlo a ella y la abrazo de modo que su cara frente a la oreja de Izuku.

"*espero que la próxima vez podamos salir solo las dos juntas, para que nadie nos interrumpa y pueda convencerte de aceptar mi propuesta*" le dijo con su telepatía mientras soplaba la oreja de Izuku que se volvió roja por la vergüenza.

-¿e-eh?- Izuku retrocedió un poco mientras cubría su oreja con sus manos.

-nos vemos Izuku, cuídate- dijo mientras se retiraba con sus compañeros dejando a una roja peliverde atrás.

Después de avanzar y dejar fuera de vista a su amiga, la líder de las Pussycats recibió una llamada a su celular.

-¿diga? ¡Primo! Que sorpresa, ¿Por qué me llamas?, Aah, solo estaba con los chicos mientras pasábamos la tarde con una amiga, si la conoces pero te lo contare después cuando vaya a tu casa, estoy segura de que Kota querrá escuchar esto también, salúdame a tu esposa de mi parte, bye-

Al colgar su celular, Mandalay sintió un agudo dolor en su brazo que la obligo a mirar a su amiga otra vez.

-¡gata mala!- dijo Ragdoll mientras la veía con unos ojos acusadores.

-¿eh? ¿Hablas de Izuku? No le dije na…-

-tus labios no se movieron, pero tus ojos lo dijeron todo ¿sabes?- dijo su rubia amiga.

-¿tienes algo que decir afavor?- pregunto Tiger dándole una oportunidad para defenderse.

-… ¡Miau!-

Imagen
0 x

Volver a “Fanfics”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 17 invitados